Últimos temas
Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Página 15 de 16. Precedente  1 ... 9 ... 14, 15, 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Jue 12 Ene - 20:21

Recuerdo del primer mensaje :

"She is dead. Oh. I bet she isn't dead. I bet he saved her"

Sherlock ciertamente la salvó. Un viaje a Karachi. Arriesgando su vida por una mujer. Mala idea pero ¿Cuándo había tenido él alguna buena idea relacionada con La Mujer? Irene Adler es todo lo que Sherlock Holmes no debería desear y que, sin embargo, desea. Ella lo sabe. Él lo sabe. Y durante mucho tiempo trata de ignorar aquel sonido que siempre le recuerda a ella.

“People text. Even I text. Her, I mean. Woman. Bad idea. Try not to, but you know, sometimes..”

Sometimes... A veces, cae en la tentación. La primera vez aquel fin de año. La segunda no estando en sus cabales. Las demás, no tienen justificación. Los mensajes de ella son más continuos. Aquel aviso de SMS que le molesta y agrada a partes iguales. Y que siempre terminan con una invitación ignorada.

"Let's have dinner"
"I'm not hungry."
"Good."

1x1 — Crackship — Sherlock BBC — Adlock/+18
Sherlock H.
Benedict C. | Mrs. Scotty
Irene A.
Lara Pulver | Hellcat

CRONOLOGÍA
1. I Bet He Saved Her | Karachi | +18
2. Even I Text | Varios lugares
3. Breath me Back to Life | Montenegro | +18
4. To touch, to move, to inspire | Atenas
5. Beaten | Bielorrusia


Última edición por Mrs. Scotty el Sáb 27 Mayo - 16:11, editado 11 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 27 Mayo - 16:09


together we'll never be
beaten

Pain. Shattered bones, copper taste, just a single broken word and then darkness.

Como ya le he dicho, Señora Norton. Su mercancía será entregada mañana.  — Musitó Maskim Cress, el jefe de la organización criminal más peligrosa en Bielorrusia, con una sonrisa calmada y más que contento con aquel supuesto contratiempo ¿Quién no querría tener a aquella mujer más tiempo de la cuenta en sus instalaciones?  — Así que gusta, está invitada a pasar la noche aquí.  — Sugirió. Cierto era que donde se encontraban no era precisamente un hotel de cinco estrellas a los que imaginaba ella estaba acostumbrada. De hecho tenían más celdas que habitaciones, pero algo se podría acomodar. Y justo fue a invitarla, al menos, a cenar aquella noche fuera del almacén abandonado donde se encontraban cuando dos de sus matones irrumpieron sin llamar y comenzaron a hablar en ruso.

Creemos que es francés, sir.
¿Creéis?
Sí. Le hemos golpeado hasta que se ha desmayado y justo antes ha dicho una palabra... S'il vous plait. Eso es francés ¿no?
Si, si ¿Pero cómo sabéis que no está fingiendo, idiotas? — Cress bufó y se levantó. Había pensado que aquel infiltrado sería fácil de romper, pero al parecer tendría que usar otros métodos. — Discúlpeme, pero me temo que debo atender a otros asuntos. — Le dijo a la mujer antes de abandonar la habitación con sus dos trabajadores sin molestarse en cerrar la puerta tras de sí. Los fuertes pasos lo llevaron frente al cuerpo inconsciente del supuesto espía francés, Maskim soltó un nuevo bufido e hizo un par de gesto para que le tirasen un cubo de agua fría al hombre que sirvió para despertarlo un poco. — Cogerlo. — Se limitó a exigir tras ésto y sus hombres no tardaron en tomar el cuerpo apaleado del hombre y obligarlo a arrodillarse frente a su jefe que chasqueó los dedos frente a su sangrante rostro. — Vamos, despierte... Será mejor para todos. — Dijo tomando su barbilla y obligándolo a alzar el rostro. Solo un ojo fue capaz de abrir el supuesto espía. Iris azul rodeado de blanco enrojecido, desenfocado. Despierto pero al borde de caer desmayado de nuevo.

S'il vous plait... Je n'ai rien fait, monsieur. — Jadeó entre labios inflamados y sanguinolentos. Cress gruñó, no comprendiendo del todo lo que el hombre le decía.

¡¿Alguien de aquí habla francés?!
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 27 Mayo - 16:50


together we'll never be
beaten

Bielorrusia. No era su lugar predilecto. Hacía frío y no era partidaria del vodka precisamente. Lo único a su favor es que podía lucir sus abrigos de piel sobre vestidos ligeros, el calor sofocante de la calefacción de los hoteles o cualquier recinto público era alarmante. De una temperatura bajo cero al ecuador. Definitivamente los países del este y sus horribles temperaturas invernales no le agradaban. Aún menos si terminaba a las afueras de la ciudad, en un almacén aparentemente abandonado que había sido habilitado, y menos mal, para dar la apariencia de habitable en su interior. Una parte al menos.

Irene torció los labios ante la noticia, no especialmente contenta con tener que alojarse allí pero tampoco tenía más remedio. Sus negocios seguían en marcha, los cabos de Atenas habían quedado bien atados, pero Irene era demasiado inquieta para dedicarse a vivir de sus rentas. Favores, pequeños trabajos y facilidad para moverse entre fronteras. Habitualmente la mensajera de manos limpias, metida en todo y en nada a la vez. Era lo suficiente inteligente para no abarcar nada que llamase la atención, pequeñas cuantías aquí y allá.

No le dio tiempo a protestar. La atención de su anfitrión osciló hacía un par de hombres que hablaban en bielorruso y, por desgracia para ella, apenas entendió un par de palabras. Su curiosidad jugó en su contra aquella vez. Despacio se acercó a la puerta abierta y, cuál fue su sorpresa al reconocer al pobre desgraciado. Entre la sangre y las gotas de agua, los rizos oscuros y los golpes Sherlock Holmes logró que algo se encogiese en su interior. Sus ojos se abrieron más de la cuenta unos segundos y tuvo que apartar la mirada, fingió asco cuando la preocupación y la angustia jugaron a morder sus costillas.

Grotesco —Protestó chasqueando la lengua.— Yo hablo francés, pero no sé si eso aún es capaz de hablar tal y como le han dejado señor Cress —No se movió del umbral de la puerta, temiendo que las rodillas le fallasen si trataba de dar un paso. No sabía cómo Sherlock había llegado hasta allí, pero sabía que lo último que deseaba era verlo así.—¿Qué haces aquí? —Preguntó en perfecto francés aprovechando que quedaría encubierto por la ignorancia de sus captores.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 27 Mayo - 17:35


together we'll never be
beaten

Era difícil mantenerse despierto después de la paliza que le acababan de dar. Su cabeza palpitaba y le era imposible concentrarse, ni siquiera sabía si había pasado mucho tiempo o si seguía siendo por la mañana. De lo único que era consciente era del dolor y del frío, pero aún recordaba su misión, aún era capaz de mantener el personaje, de fingir ser francés para poder confundir a sus enemigos. Su francés era impecable, pero había supuesto que ninguno de aquellos orcos sería capaz de comprenderlo, había contado con que la ineptitud de Cress le ganaría tiempo para buscar una salida a aquel repentino embrollo en el que se había visto envuelto.

Con lo que no había contado era con ayuda y menos aún que esa ayuda perteneciese precisamente a Ella. El ojo que hasta entonces había estado cerrado por la inflamaciónse abrió levemente al verla, sorprendido, aunque su rostro estaba demasiado inflamado para delatarlo.

— Disculpe, Señora Norton. Pero mis chicos solo estaban defendiendo nuestra seguridad... y la suya.
— Le recordó el bieloruso con una sonrisa nada arrepentida.  — Pregúntele entonces quién es y a qué agencia pertenece. — Le ordenó girando el rostro del detective hacia ella.

Sus ojos agotados se posaron en ella y a punto estuvo de sonreír de forma engreída al responderle.  — Cazando dragones.  — Dijo con voz raspada y un parpadeo que duró más de lo normal. No duraría mucho despierto y era una pena ahora que ella estaba allí.

¿Qué ha dicho?
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia


Última edición por Mrs. Scotty el Sáb 27 Mayo - 19:03, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 27 Mayo - 18:25


together we'll never be
beaten

Nada le habría gustado más a La Mujer que sacar al detective de aquella triste agonía. Si alguien podía hacerle daño era ella misma ¿Quién les había dado permiso para destrozar de aquella forma su cara? Una parte posesiva, y completamente irracional, reclamó aquellas mejillas de pendientes infinitas como de su única propiedad. Abofetearlas o cubrirlas de besos era su decisión, ahora tenía que contemplar como manos más toscas habían abierto heridas y derramado su sangre. Al menos han evitado la nariz y los dientes se dijo a sí misma, eco de las primeras palabras que le había dedicado al detective.

Por supuesto, y se lo agradezco, pero no espere que una mujer como yo esté demasiado acostumbrada a tanta sangre. —Respondió. El acento extranjero a oídos de su anfitrión disimulando el desdén, el veneno corrosivo en cada palabra. Ella no necesitaba que nadie la protegiese, se bastaba y sobraba por sí misma. Sin embargo, tenía un papel que representar que terminó por romperse. Ceja enarcada, desafío en la mirada y una mueca que concluyó pasándose la lengua por el labio superior. Más le valía a Maskim no acostumbrarse a emplear ese tono con ella si no quería ver el otro lado de la moneda.

No esperes que te ayude a salir de esta cazador —Le respondió a Sherlock con retintín oculto en el asco. Ella misma le habría abofeteado en aquel instante, en su lugar tomó aire y volvió a apartar la mirada a riesgo de quemarse las retinas.— Me temo señor Cress que solo es un pobre idiota en el peor momento y en el peor lugar. —Comentó haciendo un gesto aburrido con una mano. Era lo máximo que podía hacer, por el momento, para mantenerlo lejos de otra paliza.— Quizás le sirva para algo, pero dudo que para contar secretos —Añadió.— ¿Además, qué clase de agente piensa que tendría esa complexión tan endeble? —Irene se preguntó cuánto llevaba sin comer debidamente, siempre olvidándose de lo importante y de que era humano.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 27 Mayo - 19:11


together we'll never be
beaten

La compensaré, no se preocupe. — Respondió Cress con aquella mirada melosa que todo hombre tenía cuando observaba a La Mujer y eso que ni consciente era de su pasado como dominatrix. La veía como una mujer hermosa, deseable y buen bocado que llevarse a la boca entre tanta violencia. Y encima le había servido de ayuda para la traducción ¿Podía pedir más?

De nuevo a punto estuvo de sonreír, de decirle que la había echado de menos durante aquellos meses, que los escasos mensajes que se habían intercambiado solo había hecho peores las ganas de cruzar países para verla. — No lo esperaba. — Respondió antes de decidir dejar de luchar contra sus párpados y cerrando los ojos. Seguía consciente, lo suficiente como para escuchar lo que ella le dijo al mafioso, consciente de que sin saberlo lo había sentenciado al mismo final que todas las víctimas que caían en manos de Maskim Cress.

— Hmm... Tiene razón.
— Dijo el bieloruso examinando la apaleada figura del detective, delgada, pero había aguantado con bastante resistencia una paliza de sus chicos. Perfecto para los negocios. — Llevarlo al sótano. Al menos nos servirá para el combate de mañana. — Dijo con cierto orgullo. Podría dar juego con los demás contrincantes y, con suerte, si salía vivo podía cautivar a alguno de los apostantes. — ¿Me acepta una cena en el centro, Señora Norton? Tómelo como disculpa por esta grotesca escena. — Dijo girándose hacia ella mientras sus matones arrastraban el cuerpo de Holmes escaleras abajo.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 27 Mayo - 20:04


together we'll never be
beaten

No había nada que pudiese compensar el horror que ya no podría olvidar. Recordó Montenegro, recordó el miedo de perderle y tuvo que recordarse seguir respirando, pausadamente. No podía delatarse, ni siquiera dejar aquella arrogancia de lado para prometerle que lo sacaría de allí. Irene esperaba que, en el fondo, Sherlock supiese que no iba a dejar que le hicieran daño, incluso entre sus siseos petulantes estaba preocupada. Intranquila de aquella forma vulnerable que detestaba. El corazón latiendo contra sus oídos, un miedo irracional con el que no estaba familiarizaba. Le odiaba, por hacerla sentir así y por tener que estar siempre en medio. Jugaba con su mente y corazón, los retorcía demasiado para el gusto de La Mujer.

Y, para colmo, tuvo que aguantar su angustia con una enorme sonrisa despreocupada en aquella cena. Vino y comida que no lograban sacar al detective de sus retinas, grabado. Tan a fuego que Irene se encontró torpe en su actuación, dedos más nerviosos y sonrisas más tímidas. Por suerte, Maskim lo tomó como la timidez propia de una mujer casada que no quiere dejarse llevar por los cumplidos, pero lo desea. Tan estúpido como engreído. La noche llegó a su fin con un beso sobre su mejilla y una habitación que, si bien no era una suit, Irene no encontró excesivas quejas.

A altas horas de la noche La Mujer abandonó sus dependencias, vestida de negro y en inusual zapato plano para no hacer ruido. Recorrió los largos y desolados pasillos hasta que encontró algunas de las celdas, todas mal iluminadas. Un guardia adormilado en una silla custodiaba la de Sherlock, y pronto cayó rendido ante la amenaza de dormirse. Certera, Irene clavó una aguja en su cuello. Dormiría durante largas horas, ni siquiera recordaría sentir la presencia de alguien más allí abajo. Rápida, le quitó las llaves y abrió la celda del detective, arrojando ambas rodillas al suelo cerca de él.— Sherlock, Sherlock —Lo llamó tratando de contener la urgencia y necesidad de su voz. No podía sacarlo de allí, no llegarían muy lejos, pero necesitaba asegurarse de que estaba bien.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 27 Mayo - 21:15


together we'll never be
beaten

Debía admitir que había esperado peores condiciones. Había esperado más frío del que tenía y no había esperado un colchón, por muy sucio y desgastado que estuviese. Pero tampoco había caído en la cuenta de que no lo querían muerto, lo querían usar como habían hecho con tantos otros seres humanos que habían capturado, como mera moneda de cambio. Holmes nunca había planeado que todo acabase de aquella manera, menos aún estando tan cerca de exterminar de una vez aquel virus que había causado Moriarty en el mundo criminal. Solo le quedaba Bielorrusia y Serbia, y entonces podría descansar. Con suerte su nombre quedaría limpio de cargos de fraude y podría volver a Londres.

Era difícil dormir con frío, pero cuando uno estaba tan agotado como estaba el detective, las condiciones no importaban demasiado. Fue despertado tan solo por un tipo que le dejó dos cuencos con agua y algo parecido al porridge pero hecho con leche cortada que prefirió no comer porque lo último que le faltaba era acabar vomitando. Tras la austera cena, volvió a recostarse en el raído colchón y no tardó ni un minuto completo en caer dormido.

La segunda vez que fue despertado, fue bastante mejor. No podía verla en la oscuridad pero pudo distinguir su voz, su particular fragancia.  No se molestó en incorporarse, sabiendo que su cuerpo estaba aún demasiado dolorido para hacerlo. — Pensé que no tenías intención de salvarme.  — Musitó en su idioma natal. Suponía que Adler había tomado las medidas necesarias para no ser pillada in frangati, así que no veía necesario seguir con la falsa de pretender ser francés.  — No deberías estar aquí.  — Debía ser ella la preocupada, pero Sherlock no podía evitarlo. Le preocupaba que la capturasen también, que pensasen que trabajaba para él o cualquier otra chorrada. Si lo que le hacían a los hombres era horrible, lo que aquella mafia hacía a las mujeres era inhumano.
Noche | Almacén Abandonado | Bielorrusia


Última edición por Mrs. Scotty el Lun 29 Mayo - 14:21, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 27 Mayo - 23:32


together we'll never be
beaten

La oscuridad no ayudaba a evitar sus heridas e Irene temió hacerle daño, así que sacó el móvil del bolsillo de sus pantalones y activó la linterna dejándola en el suelo. Tenue luz azulada mal reflejada contra las paredes, al menos ayudaba a distinguir contornos y siluetas. La sangre seca en la camiseta del detective y la inflamación de su rostro. Esta vez no pudo contener la expresión de horror, la forma en la que sus ojos se aclararon y tuvo que llevarse una mano a los labios para ocultar la mueca.

Tu no deberías estar aquí. —Puntualizó. Por desgracia no podía hacer absolutamente nada por él, si limpiaba o cerraba sus heridas sabrían que alguien había estado ahí, tampoco podía darle una manta o algo mejor para cubrirse del frío. Impotencia golpeando su estómago con muchos de acero, doblegándola hasta que su frente se apoyó contra su mecho y su brazo cubrió su cintura en la penumbra. Trató de no llorar, y lo consiguió, aunque le costó varios minutos controlar su respiración y el miedo. Su afilada mente solo buscaba la manera más efectiva de sacarlo de allí, rogaba en silencio que Sherlock tuviese ya un plan. Y no tan en silencio.

Dime que ya has pensado cómo salir de aquí. —Murmuró alzando la cabeza lo justo, apenas era capaz de verle y casi que era mejor. La sangre en sombras azules tenía mejor aspecto que cuando lo había visto varias horas antes. Irguiéndose de nuevo, Irene buscó entre los bolsillos de su chaqueta hasta dar con una barrita energética que abrió y le tendió.— Come —Junto a la barrita sacó una botellita de vodka.— Esto te mantendrá caliente durante la noche. —Lo mínimo que podía hacer era mantenerlo con vida de la manera más práctica que se le había ocurrido.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Dom 28 Mayo - 0:04


together we'll never be
beaten

El repentino flash de luz, aunque tenue, cegó sus sensibles ojos que no habían visto la luz del día desde que aquella mañana había decidido confiar en quien no debía e ir a husmear en el almacén donde ahora mismo se encontraba secuestrado. Nunca habría pensado que aquel plan le conduciría directamente al dragón que había tenido intención de matar en su viaje a Bielorrusia.  — Admito que la parte de la paliza y el calabozo no estaba en los planes. — Pero por lo general, debía estar ahí. Era su deber como único devoto a destruir el caos que Moriarty había causado. Podría haber huido cuando se dieron cuenta de su presencia allí, pero eso habría sido dar marcha atrás, habría sido hacerles consciente de que alguien estaba tras sus huellas, que sabían de su sitio secreto. Convertirse en uno de sus 'playthings' había sido el único plan viable. Muy a su pesar.

Se incorporó levemente al ver cómo apenas era capaz de mirarle. Imaginaba que no era precisamente atractivo en aquel momento, no después de semejante paliza, pero había supuesto que ella había visto situaciones peores. Al menos estaba vivo.  — Por supuesto.  — Respondió con arrogancia. Una mentira que podían considerar 'piadosa', porque lo último que quería era preocuparla más y porque técnicamente no era una mentira al completo. Tuviese o no un plan de salida, alguien lo buscaría. Mycroft podía haber perdido el contacto por ahora, pero sería capaz de encontrarlo tarde o temprano.

Lo primero que cogió, por motivos evidentes, fue la botella de vodka. La abrió con la boca y bebió de ésta con ansia, tanta que el fuerte licor se metió donde no debía y le dio un ataque de tos. — Muy buen vodka. — Jadeó sintiendo su garganta quejarse en el proceso. El detective guardó la botella bajo el colchón y mordisqueó la barrita sin cogerla de su mano, no muy hambriento en realidad.
Noche | Almacén Abandonado | Bielorrusia


Última edición por Mrs. Scotty el Lun 29 Mayo - 14:20, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Dom 28 Mayo - 0:39


together we'll never be
beaten

La preocupación estaba alojada entre sus costillas, comprimiendo sus pulmones y su corazón. Quería negarse a ser tan débil, a sentir esa angustia corriendo bajo su piel y revolviendo la cena que, prácticamente, había ingerido por mera obligación. El actor siempre continuaba con su guión, como aquella canción de Queen decía: The show must go on. Y jamás había sido más acertado en el caso de Sherlock e Irene, incapaces de frenar sus vidas para permitirse algo tan humano como el amor o la preocupación. En el fondo lo sabían, lo sospechaban. Había un vínculo que no pronunciaban en voz alta, pero que quedaba implícito en cada gesto y mirada. Él no la había dejado marchitarse entre manos extrañas en Atenas y, por supuesto, ella no le dejaría morir en las frías manos de aquella mafia.

Quiso decirle que no le creía, que no podía engañarla con esa falsa petulancia que otras veces había arrancado sonrisas de los labios encarnados. Ahora no había palabras que hicieran a su armadura volver a alzarse, todo quedaba tan oscuro como aquella celda húmeda y fría. Pocas veces Irene se había visto en tal encrucijada, en tal situación de la que no encontraba una salida rápida, ni lenta.— Come. —Repitió casi como una orden, aterciopelado el tono de voz porque no se atrevía a ser más duras. Sus condiciones, los puños que le habían destrozado ya habían sido de hierro.

¿Sabes lo que van a hacer contigo? Porque me han invitado a verlo, a pesar de mi reticencia a la violencia. —Musitó pasando los dedos distraída por los mechones pegajosos, no le importó. Al igual que no le importó tratar de encontrar sus ojos entre la piel inflamada.— Al parecer mañana vas a pelear, y tendrás que ganar Sherlock. —No le agradaba, pero aún menos la idea de verlo perder ante sus ojos. Tenía claro que su papel podía quebrarse.— Porque te juro que tendrás un castigo ejemplar si me obligas a verte morir ¿Me has oído? —Apostilló tomando su cabello con algo más de fuerza, ni siquiera tiró. Ya había sufrido suficiente, demasiado. Y ella seguiría sufriendo con él, más de lo que se atrevía a admitir en voz alta.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Dom 28 Mayo - 1:26


together we'll never be
beaten

Realmente Holmes tenía esperanzas en salir vivo y pronto de aquel contratiempo. No era la primera vez que acababa en un calabozo, siendo la primera en Panamá donde había acabado escapando del lugar gracias a su prodigiosa mente. Pero aquello sería más complicado, por no añadir más peligroso. La banda de delincuentes estaba desesperada, viéndose venir el final como otras mafias en todo el mundo habían caído frente a la espada invisible del detective. La gente desesperada era peligrosa y no haberlos tomado en serio desde un inicio había sido su principal error. Pero confiaba en su cabeza, confiaba que Irene no se metería por medio a riesgo de acabar peor que él.

Yes, muuum.  — Se quejó cogiendo la barrita y tumbándose de malas maneras en el colchón como el niño caprichoso que siempre era. Un niño jugando a ser cazador de dragones, a falta de una fantasía que incluyese piratas.

Como polilla atraída por la luz, Sherlock se acercó más al calor que ella expulsaba, a la relajación que siempre causaban sus dedos en su cabello. Clara señal de que no solo su cuerpo estaba débil, sino su mente. Buscando el comfort que ella le prometía, por mucho que sus frases sonasen indiferentes, aquello le estaba afectando.  — Yo siempre gano.  — Respondió insolente, un nuevo mordisco a la horrenda barrita y una mueca de desagrado al tragar.  — No puedo morir dos veces, woman.  — Dijo con una sonrisa, o al menos un intento de ésta, labios doloridos e inflamados que poco consiguieron expresar.
Noche | Almacén Abandonado | Bielorrusia


Última edición por Mrs. Scotty el Lun 29 Mayo - 14:20, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Dom 28 Mayo - 2:03


together we'll never be
beaten

Su falsa seguridad, esa que nacía de su arrogancia, no tranquilizaba la inquietud de La Mujer. Solo esperaba que no cayese en su propia trampa, era más listo que eso.

Al menos logró que comiera, algo más decente que lo que sea que le hubiesen dado. Necesitaba la energía y las fuerzas para afrontar los golpes que estaban por caerle. Irene estaba segura de que no quería verlo, tan segura como de que no tendría que haber bajado. Temeraria, no era el miedo a su propio bienestar lo que agarrotaba sus músculos, sino el terror de tener que dejarlo de nuevo solo en aquella celda oscura. Lo odiaba más que nunca en aquel instante, y era incapaz de demostrarlo debidamente.

Es una amenaza seria señor Holmes —Replicó moviendo los dedos de su otra mano por su labio inferior, tanteando la piel magullada y la sangre seca sobre el mismo. Resopló, molesta por ese sentimiento de posesividad completamente irracional que no podía evitar.— ¿Cómo se atreven a castigarte por una mano que no es la mía? —Protestó. Pensaba en voz alta, cualquier cosa por hacerle olvidar dónde estaba.

La soga se enredaba a su cuello, nudos cada vez más fuertes que Irene no estaba segura de poder cortar. Se dejaría las uñas y la piel contra la cuerda, eso seguro, pero no sabía si sería suficiente. Los superaban en número y armas, si bien la fuerza bruta no debía ser rival para dos mentes tan brillantes. Quizás, solo por esta vez, estaban un poco superados.

Te odio Sherlock Holmes —Su frente terminó apoyada contra la del detective, parcialmente sobre él esperaba darle algo más de calor.— Siempre tienes que inmiscuirte. —En su vida, en su mente y en aquel esquivo corazón bajo sus costillas. Lo odiaba, y tanto que lo odiaba.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Dom 28 Mayo - 23:01


together we'll never be
beaten

La seca y horrenda barrita quedó devorada en un par de bocados más que bajó por su garganta con varios tragos del agua que le habían dejado anteriormente los guardias. Tenía el vodka, pero prefería reservarlo para momentos en los que realmente le hiciese falta. Como cuando ella se marchase y el frío y la soledad de la celda lo consumiesen. Nunca había sido muy fan del alcohol, prefería drogas más duras, pero en aquel momento era lo único que tenía y tampoco le haría un feo. Al menos ayudaría con el dolor y, temporalmente, con el frío.

— Claro que lo es. De hecho me da curiosidad saber cómo se castiga a un cadáver.  
— Se burló en su enésimo intento de quitarle drama a la situación. No estaba acostumbrado a que la gente se preocupase por él, prefería que no lo hiciesen, prefería que Irene centrase sus ideas en marcharse de allí con la cabeza sobre los hombros ahora que podía. Sus labios se curvaron en una sonrisa torcida por la inflamación al escucharla, ojos que se cerraron ante la suavidad de sus caricias.  — A bit possessive, aren't we?  — Aquella posesividad de ella le gustaba más que lo que estaba dispuesto a admitirse a sí mismo. Él, que se enorgullecía de ser dueño de su propio destino y de no estar atado a nadie de forma personal, se dio cuenta cuando sus frentes se unieron, que aquella creencia no era más que una falsa, una mentira.

Su mano se movió por mero instinto, dedos sucios acariciando la fina porcelana que era la piel de su rostro. Tan diferentes y tan idénticos a la vez. Caras de una misma moneda, destinados a estar juntos pero a la vez separados.  — Te he echado de menos, Irene Adler — Musitó sin responder a su declaración de odio. Ambos sabían que no era verdad, que ni siquiera como enemigos habían sido capaces de odiarse.
Noche | Almacén Abandonado | Bielorrusia


Última edición por Mrs. Scotty el Lun 29 Mayo - 14:20, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Dom 28 Mayo - 23:22


together we'll never be
beaten

Toda la vida escondiéndose. Un fantasma entre la humanidad que no paraba de moverse, de cambiar. Inmune a todo, lo intentaba pero al final sangraba igual que todos. Escarlata sobre piel de porcelana, cristal sobre las mejillas de mármol. Fría hasta los huesos, helada como el hielo seco. Poco o nada tenía que ver con la temperatura, todo tenía que ver con aquel estúpido hombre que había fascinado a una nación y arrastrado cada pensamiento de La Mujer. Escapar un imposible, solo caer como Alicia en la madriguera. Temía el momento de impactar contra el suelo, cuando se hiciera astillas y gotease cada estúpido sentimiento sobre el suelo. Un horrible cadáver lleno de esperanzas, inflamada por la ilusión que creía erradicada.

¡Maldito Sherlock Holmes!

A pesar de todo no cambiaría ni un solo día, ni un solo momento. Cada parpadeo era un recuerdo atesorado, un secreto que moría tras labios cerrados.

Se rió, en voz baja. Un sonido nervioso que batallaba con transformarse en llanto, y asintió con firmeza.— Señor Norton. —Murmuró contra sus labios. Promesas, posesión. Una estúpida farsa que había disfrazado de la forma más evidente la realidad. Sin convencionalismos, sin votos o una alianza. En aquel instante supo que cada herida infligida le dolía, le pertenecía.

Cuidadosa, suave. Ignorante de la sangre seca, solo trató de sanar las heridas con su saliva y aliviar el dolor y el frío con su aliento. Las palabras se evaporaron en su garganta, nada sabía decir cuando Sherlock se las apañaba para desnudarla. En la penumbra, agradecía la escasa luz para esconder las astillas y los arañazos. La piel agrietada bajo la armadura.

Encontraremos la manera de sacarte de aquí Sherlock. —Prometió, temblor al final de la frase. Inseguridad impropia de ella, fiel reflejo de aquella derrota en presencia de su hermano muchos meses atrás.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Dom 28 Mayo - 23:48


together we'll never be
beaten

Señor Norton. Un simple nombre, un mero personaje como lo había sido Carlini y otros tantos personajes que se había inventado durante su vida. Pero no era un personaje cualquiera, Godfrey Norton había sido más que eso. Había sido su amante, su marido. Prueba de que ambos podían ser humanos, que ambos podían caer en el embrujo de los sentimientos del que tanto renegaban en su día a día. No les había hecho falta un miembro del clero, ni siquiera una firma sobre un papel lleno de promesas. No les había hecho falta palabras y, sin embargo, se habían prometido la vida juntos. Hasta que la muerte nos separe.

Un beso podía considerarse algo banal, un intercambio de saliva y bacteria entre una boca y otra. Pero en aquel momento, sintió el calor en el centro de su pecho comenzar a arder como la mejor de las hogueras. Un calor irreal, un calor psicológico, pero que se sintió mejor que cualquier otro.

Lo sé. — Respondió buscando sus labios nuevamente, deslizando sus dedos por su rostro hasta que éstos quedaron enredados en su pelo. Por varios segundos se dio el lujo de imaginarse de nuevo en Montenegro, con el sol de la tarde iluminando la piel desnuda de sus cuerpos, dejándose llevar, cediendo el control a La Mujer, Su Mujer.  — Será mejor que te vayas. — Sus palabras fueron acompañadas de un roce de sus labios sobre su frente antes de dejarse caer de vuelta en el colchon, drenado de toda energía.
Noche | Almacén Abandonado | Bielorrusia


Última edición por Mrs. Scotty el Lun 29 Mayo - 14:20, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Lun 29 Mayo - 1:54


together we'll never be
beaten

Los granos de arena se escapaban entre sus dedos, el tiempo incapaz de detenerse. Había muchos milagros que podían realidad, ese no. Su ausencia no podía durar para siempre y, por desgracia, tampoco podía quedarse haciéndole compañía en la fría noche. Los besos sabían a poco, no por necesidad sino porque implicaba dejarlo allí. Perdido, solo. El temor de que no volviese a despertar, de que el frío o la mano del hombre lo durmiesen sobre aquel colchón raído para siempre.

Suspiró, resignada. Sus manos no tanto, se aferraron unos segundos a su camiseta sin querer dejarlo ir. Triste destino el que les tocaba sufrir, camino de espinos a pies descalzos hasta que pudiesen salir de aquello.— Procura llegar a mañana y mantener la boca cerrada, no me hagas amordazarte. —Inquirió besando con cuidado su frente. Un adiós, un buenas noches se le quedó atascado en la garganta así que prefirió no decir absolutamente nada. Despedirse sonaba demasiado duro, quería vivir de la ilusión de que tendrían al menos un día más para solucionar todo aquello.

Tal y como se había colado en aquella celda, Irene apagó la linterna del móvil y se fundió con la oscuridad. Devolvió las llaves al cinturón del guardia que seguía profundamente dormido y subió las escaleras hasta su habitación. Cada paso le pesaba como si sus pies fueran de acero, nada podía hacer por aquella noche. No durmió demasiado, apenas pegó ojo. Tan racional como había sido en sus emociones prácticamente toda su vida, se encontró hecha pedazos sobre aquella cama que habría preferido compartir con el detective.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Lun 29 Mayo - 14:17


together we'll never be
beaten

Si pudiese detener el tiempo, no lo habría hecho en aquel momento, sino hace poco más de un año en Montenegro, donde ambos actuaron como si los problemas del mundo no fuesen con ellos, como si fuesen no más que un matrimonio normal y corriente. Detenerlo en aquel instante era demasiado doloroso y no solo de forma física. Le dolía causarle angustia que no lograba disimular con aquellas falsas amenazas. Estaba sufriendo por él y era su corazón el que guiaba sus acciones como aquella vez que decidió cambiar la contraseña de su móvil a 'SHER'. Aquel día se había sentido victorioso al descubrir que la fría dominatrix sentía algo por él. En esa celda, lo único que sintió fue culpa. No era justo hacerla pasar por aquello una segunda vez.

Seré un buen chico. No te preocupes. — Respondió con voz somnolienta. No sabía si era el cansancio o el vodka lo que lo tenía en aquel estado, o si tal vez aquella barrita asquerosa había cumplido su función de llenarle el estómago. Pero lo cierto es que logró dormirse algo más caliente, apenas siendo consciente de La Mujer marchándose de allí.

Fue despertado por los gritos de los guardias y fue entonces cuando se dio cuenta que no era el único en aquellas pequeñas celdas. La escasa luz le permitió vislumbrar a varios hombres más de diferentes etnias y complexiones. Fue consciente también de cómo le observaban, cómo le evaluaban. Un nuevo contrincante, alguien a quien debían eliminar para poder seguir sobreviviendo una noche más.

Su día pasó entre cuencos de comida que se esforzó en comer y horas en su palacio mental recordando su entrenamiento. Los combates comenzaron pero no fue él el primero, sacaban a dos y volvía uno, ensangrentado, abatido, pero vivo. Algunos con un choker de un color específico en su cuello, objeto que llamó la atención del detective pero el cual no pudo investigar más al ser arrastrado de su celda y colocado frente a su contrincante.

El terreno de combate era rudimentario. Arena bajo sus pies descalzos, vallas de madera delimitándolo. En un final él y en el otro extremo otro de los prisioneros. Alto y fuerte, africano a juzgar por sus rasgos físicos, con una confianza que le indicó que no era su primer combate. Claramente, las apuestas debían estar a su favor y no le sorprendía. Tuvo tiempo, antes de que comenzase la pelea, de mirar a su alrededor. A aquellos rostros desconocidos que lo miraban con avaricia, con desprecio, como mero entretenimiento. Entre esos ojos encontró los de ella y justo entonces sonó la bocina dando comienzo al combate que podría dar por finalizada la vida del Gran Sherlock Holmes.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Lun 29 Mayo - 21:27


together we'll never be
beaten

El día había sido largo y aburrido, a pesar de los grandes intentos del señor Cress por mantenerla distraída sus ojos detonaban el tedio de tener que continuar un minuto más entre aquellas paredes. Vil engaño, trataba de ocultar la aprensión y el disgusto bajo maquillaje y sonrías vacías. Para los incautos solo era una mujer refinada, eficiente en los negocios, pero que prefería el arte a ensuciarse las manos directamente. Sangre y sudor no eran sus pasatiempos predilectos, o eso pensaban. Sangre y sudor, no estaban mal si su mano experta tenía algo que ver en ello. Una vida que había perecido, algo que no llegarían a conocer más que por los rumores del pasado y no llegarían tan lejos.

Cress la volvió a invitar a comer, esta vez más comensales se unieron. Todos invitados, la mayoría europeos y con dinero a juzgar por sus ropas, esperaban con vehemencia los juegos de la tarde. Como un gran mercado o un circo romano, a Irene se le volvió a cerrar el estómago solo de pensarlo. Estaban en el siglo XXI, y se seguían comportando como tiburones que solo quería el olor de la sangre. Jamás había entrado en sus juegos, irónico. Todo el que alguna vez la había alabado como su dueña había sido por voluntad propia ¿Qué gracia tenía comprar en lugar de doblegar?

No ajena del todo, la dominatrix que llevaba dentro se dejó vislumbrar. Nada explícito, algo en su mirada y en la forma de moverse entre los hombres menos afortunados de Crees. Algo que gritaba: Arrodíllate. Y que por alguna razón a Cress llenó de orgullo, incluso prometió darle trato preferente si veía algo que le gustase. Luchadores no era lo suyo, eso lo dejó claro. Recatada hasta la extenuación, estar ausente no fue una opción. Sinceramente, no prestó demasiada atención hasta que Sherlock pisó la arena.

Durante breves segundos el corazón se le detuvo y, cuando sus miradas se encontraron, le guiñó un ojo. Intento de darle ánimos, de darle apoyo.— El francés, esto es una pelea muy desigual. —Comentó a su acompañante de forma casual. Esta vez no pudo apartar los ojos de los dos hombres en la arena peleando por su vida, tensión en cada músculo que trataba de disimular.

Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Jue 1 Jun - 14:19


together we'll never be
beaten

El combate no era justo a ojos de cualquier otra persona que no fuese Holmes, que siempre había considerado que la maña era más poderosa que la fuerza. No quiso prejuzgar a su contrincante, pero en cuanto se le abalanzó nada más sonó la bocina en un intento de golpearle, el detective supo que aquel individuo sí que lo había prejuzgado a él. Esquivó el asalto sin mucho problema y se colocó en la espalda del hombre, analizando su postura, su respiración, allá donde se apoyaba más, sus ojos, su piel. Aquel hombre se convirtió en otro de sus puzzles, uno fácil pero peligroso.

Una vez analizado, esperó el siguiente ataque que no tardó en llegar, lo volvió a esquivar y esta vez si que contraatacó. Lo siguiente que ocurrió, fue demasiado rápido. Su mano impactando contra su costado de lleno en el hígado, que había deducido estaba funcionando mal a juzgar por el tono amarillento de sus escleróticas. Sin dejarle tiempo a recuperarse, golpeó uno de sus hombros, aquel que había notado había sido desencajado más de un par de veces con anterioridad. Pero antes de que pudiese escapar de un posible contraataque, fue agarrado por el pantalón y arrojado al suelo, de cara. Un error de cálculo que le costó un par de costillas rotas por las patadas recibidas y ningún pulmón punzado si tenía suerte. Fue levantado del suelo con suma facilidad, pero antes de que su atacante pudiese hacer nada, el puñado de tierra que había cogido del suelo acabó en los ojos de éste. Cegándolo lo suficiente para que lo soltase. Supo que debía acabar aquello cuanto antes, que si lo alargaba más iba a acabar con más que varias costillas rotas. Así que atacó en su punto más débil. Una patada de lleno en su pecho que dejó sin aire al otro hombre y lo hizo caer de espaldas al terreno de combate, donde quedó quieto, luchando por el poco aire que sus pulmones ya encharcados con anterioridad podían atrapar.

Termínalo. — Escuchó a sus espaldas, primero en bieloruso y luego en inglés. Sherlock se giró y se encontró con Cress, expresión seria y ofreciéndole una pistola. No dijo nada, cruzándose de brazos en vez de tomar la pistola. — Tienes que matarlo, frenchie. — Insistió el otro hombre. El ruido al rededor de ellos comenzaba a crecer, aquellos ricachones adinerados se alborotaban con nada. Fue forzado a tomar la pistola, pero sus dedos nunca se aferraron a ésta, cabreando al mafioso que acabó por golpear su cabeza con el culo de ésta, haciendo que cayese de rodillas al suelo con un bonito mareo. Cress avanzó hacia allá donde se encontraba agonizando el otro hombre y mientras dos matones se llevaban a Sherlock hacia su celda, escuchó el disparo y el cese de la respiración de aquel hombre del que ni siquiera sabía su nombre.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Jue 1 Jun - 18:40


together we'll never be
beaten

Incapaz de apartar la mirada aunque le quemasen las retinas aguamarina. La respiración se extinguió casi por completo y, en algún punto, sus dedos se cerraron con fuerza sobre el brazo de su acompañante. Cuán fácil los hombres henchidos de orgullo mal interpretaban las acciones de una mujer, incapaces de ver más allá de su ego. No fue a una mujer preocupada por su amante lo que Cress vio, sino una damisela en apuros no acostumbrada a la violencia que estaba teniendo serios problemas con mantenerse impasible. Irene sintió los dedos correr por su brazo demasiado tarde, cuando se quiso dar cuenta ya había atrapado su mentón y la obligó a mirarle.

Tranquila señora Norton, pronto acabará quizás es demasiado para una paloma mensajera ¿eh? —La petulancia casi sacó a La Mujer de su trance, casi la empujó al lugar seguro donde podía arrodillarlo a sus pies y enseñarle quién asustaba a quién.— No se confunda señor Cress, es solo que el francés me parece mono y me aburro mucho aquí por las noches, sería una pena. —Respondió esbozando una amplia sonrisa.

Logró soltarse justo a tiempo para ver al otro hombre caer y su sonrisa se amplió, habría apostado por él desde el principio si no hubiese sido un detonante para delatarse a sí misma. Podía profesar en voz alta cierto apego por su atractivo, en el mercado de carnicería en el que estaban no sería raro, pero más que simple simpatía pondría los clavos en su ataúd. Por un momento se vio a sí misma cogiendo aquella pistola y disparando, nunca había matado a nadie directamente pero sus manos no estaban tan pulcras como las de Sherlock. Ella no era ningún ángel de alas arrancadas, él sí.

El eco del disparo no la inmutó, sus ojos fijos en el detective.— Si sigue golpeándolo en la cara no conseguirá venderlo, con esa constitución le será más fácil colocarlo entre las mujeres que entre los caballeros. —Comentó, perfecta en el papel de quien mira a otros seres humanos como objetos.— ¿Interesada señora Norton? ¿Qué pensaría su esposo? —Eso arrancó una sonrisa maliciosa de los labios de Irene.— Que es una pena que me tenga tanto tiempo alejada de su lado por lo mucho que está tardando en su envío, eso y lo mucho que le gustaría unirse. —El hombre tragó saliva mientras dejaban atrás la arena, una mano en la parte baja de su espalda. Irene era demasiado, para cualquiera.— Déjamelo esta noche, sin sangre a poder ser, y quizás te lo quite de las manos. —Pidió antes de tomar las escaleras hacia su habitación. Sus caderas moviéndose al ritmo de sus tacones, el frío y la angustia no iban a derrocarla.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 2 Jun - 0:18


together we'll never be
beaten

El detective fue arrojado sobre el sucio colchón sin mucho miramiento por sus costillas rotas, pero no le importó demasiado. No era su costado lo que más le dolía sino su cabeza, dolor punzante naciente de allá donde había sido golpeado y donde ahora tenía una bonita herida que aún seguía sangrando. Se habría preocupado más de no ser porque fue en ese momento en el que decidió cerrar los ojos y hacerle caso a su cuerpo por primera vez en décadas. Necesitaba muchas cosas, pero primordialmente necesitaba dormir, y eso hizo.

Fue despertado por uno de los guardias, en un principio pensó que sería la hora de la cena o que quizás habían decidido que no merecía la pena tenerlo vivo e iban a deshacerse de él. Su segunda teoría tomó más fuerza en cuanto lo arrastraron fuera de la celda y lo metieron en una nueva habitación, completa llena de azulejos y con una alcantarilla en medio. Su primer pensamiento fue para lavar mejor la sangre, pero al ver como cogían una manguera del suelo, descubrió que de nuevo se había equivocado. — Desnúdate. — Le ordenaron en bieloruso y, aún dentro de su papel, puso cara confundida y no hizo nada. No tuvo la suerte de salvarse de aquello, porque al verlo quieto, el otro tipo se acercó a él y prácticamente le arrancó la ropa hasta que Holmes decidió colaborar. Tembló de frío, pero eso no era nada comparado con lo que vino después.

Cuando terminaron con él estaba al borde de la hipotermina pero aquello no les importó. Lo arrastraron, sin ropa alguna, hasta un lado del almacén donde no había estado antes. Más cálido, más habitable. De no haber estado preocupado por el punzante dolor en todos sus miembros, habría notado el particular olor del dormitorio donde entraron entre otros tantos detalles. Lo habría hecho de no haber caído dormido en cuanto quedó esposado al cabecero de la cómoda cama donde lo acostaron.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 2 Jun - 22:26


together we'll never be
beaten

Por desgracia, Irene no se había librado de la presencia de su anfitrión. Tampoco es que quedarse encerrada una cantidad indecente de horas en su habitación fuese de su agrado. Sentirse encerrada entre cuatro paredes que trataban de imitar cierto lujo era lo último que deseaba. Paseos, frío y una cena, esta vez, sin la presencia de Cress. Se había excusado con él antes de salir del complejo y cenar con un viejo amigo, siempre tenía conocidos en cualquier rincón del mundo. En realidad, una amiga. Reciente, de las que nunca había oído hablar de Irene Adler o sus alias anteriores.

Fue relajante, una manera de hacer pasar el tiempo más rápido. La preocupación por Sherlock no se disipó en ningún momento, latente en el fondo de su raciocinio entre copas de vino. Ni rastro de su insistente anfitrión al volver, un par de saludos entre el resto de invitados de Cress antes de subir a su habitación. Lo último que esperaba fue lo que encontró.

Su petición había sido clara, dudaba que Cress se negase a una posible venta y engrosar su bolsillo, pero no esperaba aquella presentación en bandeja de plata. No pudo evitarlo, tampoco quiso a decir verdad. Recrearse en la visión sobre la cama, esposado y sin una pieza de ropa. La calefacción hacía de aquella habitación un lugar cálido, uno que la invitó a dejarse los tacones junto a la puerta y caminar lentamente hacia la cama.

¿Cómodo señor Holmes? —Preguntó dejando el abrigo sobre un sillón, vestido negro entallado a la cintura moviéndose con cada paso. Lento, hasta parecía disfrutar de la situación que habían dibujado sobre su cama prestada. Se acercó, con la misma parsimonia, y dejó que los dedos corrieran desde su cadera hasta su mentón.— ¿Estás bien? —Esta vez se notó la preocupación, la verdad tras sus palabras mientras sus dedos ascendían por su brazo hacia las esposas.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 3 Jun - 1:15


together we'll never be
beaten

La última vez que había dormido en una cama tan cómoda había sido meses atrás en Atenas, cuando sin poder evitar había caído dormido por mucho que había intentado vigilarla mientras dormía. Aquella vez se había despertado en una cama vacía, cruel vendetta por parte de La Mujer que era muy consciente que se había merecido con creces. Era su forma de hacerle pagar el haberla abandonado en Montenegro sin despedirse, haberla tenido meses sin un mensaje de texto si quiera. Al menos, esta vez, si que se habían escrito. Aunque su último SMS había sido aún es Marruecos, había planeado escribirle una vez estuviese asentado en Bielorrusia. De no haber sido conducido a una trampa, habrían podido incluso quedar, verse en un ambiente diferente y tal vez disfrutar de la compañía. Ella era Señora Norton en aquel sitio, quién sabe si habría acabado desmantelando toda la organización colgado del brazo de ésta. Oh, pero el cruel destino siempre les tenía otras ideas preparadas.

Su voz le hizo alzar la cabeza, ojos aún desenfocados que lograron distinguir su figura. Pensó que soñaba hasta que en su intento de moverse las esposas en sus manos lo impidieron. Hizo una mueca de desgrado y miró a las susodichas esposas como quien mira a su mayor enemigo. — Estaría mejor sin esto. — Gruñó sin poder reprimir el escalofrío que cruzó su cuerpo al sentir sus dedos en su piel. La calidez de la habitación había logrado sacarlo de la hipotermia, pero seguía teniendo frío. — Estoy vivo. Al menos un día más. — No sabía cuándo sería el siguiente combate, ni si tendría que pelear o no. Sería capaz de pelear un par más, pero en el estado en el que se encontraba y con la futura malnutrición, dudaba poder aguantar hasta que Mycroft notase su ausencia.

— No has cenado con Cress esta vez.
— Musitó con cierta curiosidad. Las veces que la había visto, había sido evidente que había compartido comida con aquel hombre. Y debía admitir que la idea le disgustaba. Aunque se negaba a proclamar que era por posesividad y no porque el tipo le pareciese un descerebrado con el que no debía perder el tiempo.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 3 Jun - 2:05


together we'll never be
beaten

El último par de días había supuesto una presión constante sobre su pecho, había estado conteniendo la respiración hasta ese instante. Largo suspiro, aliviada. Falsa seguridad, pero seguridad al fin y al cabo. De nuevo el detective podía estar entre sus brazos, donde sus ojos pudieran cerciorarse de que estaría bien en las próximas horas y su corazón dejar de entrar en pánico cada pocos latidos.

Sin la sangre parecía estar mejor, seguía teniendo moratones y partes inflamadas por los golpes pero el aspecto no era tan deplorable.— Yo te encuentro de lo más favorecido con estas, aunque preferiría que fueran las mías. —Tanteó el metal y echó un vistazo a su alrededor: Ni rastro de las llaves. Con un suspiro aburrido La Mujer se llevo una mano al cabello y se quitó una horquilla que rápidamente introdujo en la pequeña cerradura de las esposas.— Ni siquiera son buenas. —Se quejó entre dientes. Mero pensamiento en voz alta.

¿Celoso? —Preguntó sosteniendo sus brazos con cuidado una vez lo liberó de las esposas. Como dominatrix no solo sabía cuando tener una mano firme, sino cuando tener dedos de seda también. Había tenido a gente atada durante horas y, después, había tratado cada músculo y articulación con el mismo cuidado, y cariño en aquel caso, con el que guió los brazos del detective hasta el colchón de nuevo.

¿Has cenado? —Ya ni siquiera intentaba dejar aquella preguntas de lado, esconder la evidencia sería una estupidez para ambos. Él empezaba a ver lo que se escondía en el fondo de cada palabra y a Irene no le quedaba voluntad para ponerle más obstáculos. No en aquella situación al menos. Segura en su papel de cuidar del detective, igual que él había cuidado de ella en Atenas, tiró de la parte de las mantas sobre las que no estaba acostado para cubrirlo con ellas.

Antes de tomar asiento en el borde de la cama, cogió la chocolatina que habían dejado sobre su almohada la noche anterior y el cuenco de fresas que no había tocado, y dejó ambas en su regazo, al perfecto alcance del detective.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Mar 6 Jun - 13:29


together we'll never be
beaten

Por supuesto. — Musitó con un tinte de diversión en sus ojos claros. No se sorprendió en absoluto de verla toquetear su pelo en busca de una llave improvisada. Era de suponer que, con su antiguo trabajo, la dominatrix se había visto en similares situaciones en las que había tenido que deshacerse de unas esposas de un modo menos tradicional. Hasta él mismo sabía hacerlo y más con aquellas esposas baratas que tenía alrededor de sus muñecas.

Una vez libre, su primer intento fue dejar caer los brazos al colchón, pero se encontró con las delicadas manos de ella impidiendo que se hiciese más daño. Se lo agradecía porque, aún con aquel cuidado, sus músculos se quejaron en el camino. — Cress no está a tu altura. — Respondió, tan evasivo como siempre, soltando un suspiro aliviado en cuanto sus manos alcanzaron el edredón donde estaba sentado. — He desayunado. — Que era mucho comparado con los días anteriores. Donde la única comida que había ingerido había sido aquella barrita energética que ella le había regalado.

Aún con frío por la ducha helada que le habían dado, se metió bajo las mantas y se tapó hasta el pecho, cerrando los ojos y tratando de reprimir -sin éxito- un escalofrío que recorrió todo su cuerpo. — Fresas y chocolate... ¿Me está tratando de seducir, Miss Adler? — Bromeó mordiendo una fresa con una sonrisa torcida, más porque aún tenía el labio inflamado que porque hubiese sido su intención, y guiñándole con el ojo que más morado tenía.
Tarde | Almacén Abandonado | Bielorrusia
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1341

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 15 de 16. Precedente  1 ... 9 ... 14, 15, 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.