Últimos temas
» Sometimes you get the best light from a burning bridge.
Hoy a las 5:51 por Sagittarius

» Watashi wa anata to koi ni ochite shimatta
Hoy a las 4:12 por Liemind

» Petición de acciones Admin
Hoy a las 3:45 por Liemind

» Petición de Subforos.
Hoy a las 2:42 por Nevani

» The Mercenary Brotherhood
Hoy a las 2:17 por Sagittarius

» The Past of the magic
Hoy a las 1:43 por Sagittarius

» 5. You can't take the skies from me
Hoy a las 0:24 por Mrs. Bones

» First Floor - Group III - Fontaine Futuristics
Ayer a las 23:48 por Magik

» ~ Blind Heart
Ayer a las 23:45 por Sheena

» ~ You could be loved again
Ayer a las 23:20 por SapphireDragon

» Akō jiken
Ayer a las 22:20 por Sheena

» 15. Rush
Ayer a las 22:04 por Sonder

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 21:27 por Sheena

» Evento 1: Falling Star.
Ayer a las 21:18 por Mrs. Scotty

» We kinda like the drama
Ayer a las 21:12 por Fenrir

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

I can't help falling in love with you.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I can't help falling in love with you.

Mensaje por Maggie May el Jue 26 Ene - 17:06

I can't help falling in love with you.
crackship • 1x1 • Harry Potter • snk
Jane Potter .•
15, Sasha Kichigina, by Schadenfreude.
No había dos personas más diferentes. Ella, la gamberra, la arrogante, la estrella del equipo de quidditch sinvergüenza con un gusto particular por meterse en líos y gastar bromas pesadas. Él, prefecto, siempre con una sonrisa y dispuesto a ayudar. Con unos valores que rozaban el moralismo excesivo y el sueño de convatir al más puro estilo Lennon: con música, flores y mensajes de paz. Ella sangre pura. Él nacido de muggles. Ambos igual de cabezotas, igual de testarudos... Gryffindor, al fin y al cabo. Probablemente los único que no se daban cuenta que estaban destinados a estar juntos. Que si saltaban chispas era por la tensión y no por las múltiples peleas a las que estaban acostumbrados; y que si se enfadaban era porque en el fondo eran importantes el uno para el otro.

La historia empieza en quinto, cuando si se hablaban era para discutir, para echar pestes el uno del otro. "Porque eres un puto estirado, Evans." "Y tú una maldita inconsciente, Potter". Pero la historia es larga y sobre todo complicada. Y al final el amor lo puede todo, incluso cuando nadie cree que exista.
Liam Evans.•
15, Linus Wordemann, by
Maggie May.


   



My last thought would be of your lips:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
106

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't help falling in love with you.

Mensaje por Maggie May el Lun 30 Ene - 19:24

Just leave me alone•
Piss off.
Los días de invierno en los que la nieve bañaba el valle pero aún así el sol no se dejaba amedrentar por las nubes eran los mejores. La pureza del blanco cargaba de esperanza los corazones marcando un nuevo comienzo. Y por otra parte, que los rayos de sol no se rindiesen a la oscuridad daba vida. Tanta, que los días se hacian menos duros, las clases menos pesadas y todo el mundo estaba deseando que llegase el fin de semana para salir, jugar o pasear tranquilamente. Porque hacía frío, sí, pero había un ambiente distinto lejos de la depresión que solía traer consigo el mal tiempo, la lluvia o el viento tan característicos en Escocia... y sobre todo en esa época del año.

Los pájaros no cantaban porque todos habían emigrado al sur, pero las primeras briznas de hierba comenzaban a abrirse paso a través del manto blanco; y si te fijabas bien, pequeñas flores comenzaban a crecer en las zonas en las que la nieve se estaba derritiendo. Los fríos días de la última estación estaban rozando su fin, y sin duda aquello solo significaba una cosa: que la primavera llegaría dentro de poco, y que pronto se olvidarían de las bufandas, los guantes y gorros, las capas de invierno y las miles de mantas para dormir. Que sí, que sofá y manta siempre era un buen plan. Pero no uno con el que vivir veinticuatro horas al día. Eso se volvía terriblemente cansino.

Liam era uno de esos alumnos que esperaba cualquier momento para salir. Era cierto que disfrutaba en la biblioteca y en la Sala Común siempre era agradable pasar el rato, pero leer, tocar o incluso respirar se hacía mucho más agradable fuera, donde el oxígeno no estaba enrarecido por la ansiedad estudiantil y se colaba en tus pulmones como una dulce brisa que purificaba y que, cuando se soltaba, se llevaba con ella todos los males. El frío residual de aquellos días le despejaba la mente y le aclaraba las ideas y, sin duda, era algo buenísimo cuando tenías los exámenes, los asuntos de prefectos y miles de cosas más en la cabeza. No es que fuese estresante, sabía organizarse, pero permitirte unos minutos para pensar en uno mismo nunca venían de más. De hecho, solía volver con muchísimo ánimo para ponerse mano a la obra con lo que hiciese falta.

Además, así tenía cierta privacidad para fumarse un cigarrillo sin tener que ocultárselo a nadie. Eso sí que era lo mejor.

Caminando llegó cerca del campo de quidditch donde, gracias al paso continuo de estudiantes, la nieve se había derretido completamente. Con una sonrisa en la que bailaba el cigarro recién liado se sentó a los pies de un árbol y respiró hondo antes de encenderlo y darle la primera calada. Con tranquilidad, abrió el libro que había cogido de la biblioteca y se dispuso a leer sin mayor preocupación, porque su grupo de amigos ya sabía que había ciertos momentos en los que le gustaba estar solo, y porque tampoco esperaba visitas extrañas.
Con Jane en los terrenos.
mozart



   


Última edición por Maggie May el Sáb 25 Feb - 18:20, editado 2 veces



My last thought would be of your lips:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
106

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't help falling in love with you.

Mensaje por Schadenfreude el Dom 19 Feb - 18:34

Just leave me alone•
Wow, the boy bites~
El invierno estaba tocando irremediablemente a su fin, la nieve y el frío se marchaban poco a poco y eso solo significaba una cosa para Jane Potter, en cuya cabeza loca tan solo se debatía una cosa: ¿estaban lo suficientemente preparados para la final de la Copa de Quidditch? Logicamente, la muchacha haría bien en pensar en otro tipo de cosas de más interés para su futuro, como los TIMOS pero, ¿es que acaso tenía tiempo para pensar en eso cuando la final estaba tan terriblemente cerca? Se las arreglaría para superar sus exámenes, como siempre...

La chica de alborotados cabellos dio por finalizado el entrenamiento metida por completo en aquellos pensamientos. Gryffindor tenía el mejor equipo desde que McGonagall jugase como estudiante (o sea, hacía mucho) y no quería perder esa oportunidad para, no solo ganar, sino derrotar a Slytherin de la forma más humillante posible. Así dejarían de reírse de la incompetencia de otros años... Iban a enterarse esas serpientes. Además, probablemente fuera la única forma en que Jane concediera puntos a su casa, en vez de restarlos con sus constantes bromas. Dirigió el palo de su escoba hacia el suelo del campo de Quidditch (el cual estaría blanco casi por completo, a excepción del camino al centro que hacían sus jugadores desde los vestuarios) y se quedaría recogiendo las pelotas y demás enseres mientras sus compañeros y compañeras de equipo se despedían de ella. Ellos estaban más puestos en sus estudios que ella, desde luego.

Incluso sus amigas, las Merodeadoras, parecían haberse centrado aquellos días. ¿Qué demonios les ocurría? Lupin había accedido a dar clases particulares a Pettigrew y Black... Esa capulla había descubierto que podía quedar con muchos estudiantes si se hacía la tonta. La habían pillado en el momento en que se negó a que Rem le ayudase con los deberes de pociones instantes antes de que un Ravenclaw llegara a por ella, precisamente, para hacerlos juntos. ¿Cuánto tiempo llevaba haciendo eso? Era demasiado lista.

"Quizá yo debería pedirle clases a Evans..." Rió entre dientes la muchacha cargando finalmente con su escoba al hombro, lista para desaparecer de allí y volver al castillo. En aquellos mismos instantes, la morena había decidido regresar dando un paseo, pues el tiempo era agradable y al estar seca (últimamente había nevado durante todos sus entrenamientos) no necesitaba ir corriendo al castillo.

No había caminado apenas unos metros que Jane se topó con la pelirroja cabellera del chico en el que se había encontrado pensando minutos antes. No podía ser una casualidad... La muchacha esbozó una amplia sonrisa de medio lado y se acercó saltando hacia él, claramente haciéndose notar antes de decir nada. Desde primer curso, el pelirrojo se resistía diciendo que no quería nada con ella, que antes besaría a un centauro... Pero Jane habría jurado pillarlo mirándola. Nadie podía resistirse a sus encantos.
—¡Hey, Evans! Bonito día para encontrarte conmigo, ¿no crees?

Con Liam en los terrenos.
mozart



   


Long road to ruin
There in your eyes

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
342

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't help falling in love with you.

Mensaje por Maggie May el Sáb 25 Feb - 18:52

Just leave me alone•
Piss off.
La poesía habría la mente y limpiaba el alma. De eso estaba seguro. A cada verso, cada estrofa, cada página leída su corazón se agrandaba un poquito más, las preocupaciones dejaban de pesarle en los hombros y parecía que la luz que bañaba al mundo era más potente, más intensa e invencible. La poesía era la cura a la enfermedad del mundo y Liam estaba convencido de que se estaba perdiendo el romanticismo, la sensibilidad. Pero qué iba a decir él, si era un soñador empedernido que vivía pegado a un libro de Benedetti, Bécquer o Yeats. La poesía era su rehibindicación personal, su grito contra las injusticias. Y era, sin lugar a dudas, lo mejor que había creado el ser humano.

Era su forma de abstraerse del mundo. Y lo lograba con creces.

Desde que se había acomodado en aquel árbol había perdido por completo la noción del tiempo, y si su lectura no hubiese sido interrumpida hubiese seguido hasta que la luz desapareciese del firmamento y le hubiese resultado imposible leer una sola línea. Mario MacDonald y Lenny McKinnon, sus mejores amigos, solían comentar que tenía un puto problema, porque no era normal que se metiese tanto en los libros. Y él no discutía porque, joder, era cierto. Habían tenido que ponerle gafas que no usaba porque de pequeño aprovechaba las luces de las farolas que por la noche se colaban por su ventana de Cokeworth. Y no se lamentaba en absoluto. Al menos él disfrutaba de las cosas sencillas.

Pero como he comentado, el joven Liam Evans fue interrumpido. Y por la persona que menos hubiese deseado que lo hiciera, si he de añadir. Jane Potter: capitana, estrella del equipo e insufrible a partes iguales. A su opinión tenía muchas cualidades... ninguna de ellas buena. Creída, arrogante, narcisista. No soportaba a esa chica, y no tenía ni idea de esa fijación con él, pero que le convirtiese en víctima de sus gilipolleces no le hacía gracia. Ninguna, además. Pero como a un niño pequeño molesto, lo mejor que podía hacer era ignorala, porque solo quería llamar la atención, como en aquel preciso instante: ¿Y te sorprende, Evans?, se dijo, negando suavemente con la cabeza y sin levantar la mirada del libro al responder.

Puede que el quidditch te haya hablandado la cabeza pero si mal no he interpretado la situación eres tú la que ha venido a mí. —Apuntó, manteniendo un tono de voz completamente neutro mientras fingía leer. Habiendo perdido toda la concentración, le habría resultado imposible. Especialmente porque tenía la sensación de que Potter iba a quedarse, desgraciadamente, un buen rato. — Escucha, Potter, no estoy de humor para tus tonterías. Así que me harías un favor si te fueses por donde has venido.

Con Jane en los terrenos.
mozart



 



My last thought would be of your lips:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
106

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't help falling in love with you.

Mensaje por Schadenfreude el Miér 30 Ago - 13:47

Just leave me alone•
Wow, the boy bites~
Rió con socarronería, como no podía hacer de otra forma ante las bienvenidas de Evans, las cuales dejaban mucho que desear últimamente. Demasiado repetitivas. Si continuaba así, iba a terminar por cansarse de él...

Vale, eso no había quien se lo creyera.

Cuando al fin lo alcanzó, lo miró de arriba a abajo, parándose a fisgar el libro que leía el pelirrojo mientras que con cuidado depositaba su escoba sobre el lateral de aquel grueso tronco de árbol en que se apoyaba. No entendía como había gente que se entretenía con aquellas paparruchadas; la sensibilidad y todo eso. Era cosa de blandos... Existiendo el Quidditch, ¿para qué buscar otra forma de entretenimiento?

—Ehm, sí... Lo que sea. —Se remangó los pantalones llenos de barro y sin esperar invitación por su parte --pues podían salire canas si lo hacía-- se sentó a su lado, cruzando las piernas como si fuera una jefa india; la suela de sus botas amenazaban con dejar perdida la túnica de Liam, pero sin llegar a rozarlo.— ¿Quieres que te haga un favor de verdad? —Dijo frunciendo el ceño, casi podría decirse que malhumorada. Acto seguido y con un movimiento rápido y preciso, sus dedos pinzaron el cigarrillo recién encendido del pelirrojo y lo espachurraron contra el suelo.
Le sería imposible fumar ahora, al menos no ese.— De nada. Tus pulmones me lo agradecerán, Evans. Hm. Te creía un chico listo, pero eres igual de tonto que Black.

Con Liam en los terrenos.
mozart



   


Long road to ruin
There in your eyes

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
342

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't help falling in love with you.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.