Últimos temas
» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Hoy a las 14:17 por Knocker

» 36. Invasion
Hoy a las 14:09 por Nightingale

» 35. Innocent
Hoy a las 14:02 por Nightingale

» 34. This place is haunted
Hoy a las 13:56 por Nightingale

» Why don't we find out?
Hoy a las 6:50 por Party Poison

» ~ You could be loved again
Hoy a las 0:52 por SapphireDragon

» Death is equal
Ayer a las 23:43 por Arson

» >> We stand for each other.
Ayer a las 19:55 por MissChief

» Burning Bridges
Ayer a las 18:43 por Shadows Takes All

» ☮ I can't save you unless you save me, too
Ayer a las 17:23 por Red

» Petición de Grupos
Ayer a las 16:26 por Nat Xavier

» Confieso que...
Ayer a las 13:55 por Mrs. Sarcasm

» We are doomed to repeat our history
Ayer a las 3:36 por Magik

» > Song of the seven seas
Ayer a las 0:00 por Sheena

» Petición de acciones Admin
Mar 17 Oct - 19:39 por Carrie_B

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

-Set me free.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

-Set me free.

Mensaje por Nott el Vie 3 Feb - 20:02

Set me free
1x1 / Crackship (libros-HP)
I Guerra mágica. Los magos saben que el conflicto ha acabado, que vuelven a estar a salvo después de una fatídica noche en la que el matrimonio de los Potter falleció, asesinados por Lord Voldemort. Sin embargo, nadie sabe cómo pudo saberse su ubicación. ¿Una traición? Sirius Black lo tiene muy claro y no duda en señalar al culpable lo que acaba finalmente con su encierro en Azkaban.
12 años han pasado desde aquello sin que se resolviera realmente quién fue el culpable. Sin embargo, la huída de la prisión mágica de Sirius ha hecho que se abran nuevas puertas a la verdad. ¿Se reencontrará con Daisy Avery, con quien compartiera algo más que amistad durante los últimos años de libertad? ¿Cómo reaccionará ella? Las cosas no parecen tan fáciles cuando se es un exconvicto. Y de ella, ¿qué habrá sido? 
Daisy Avery
Eva Green
22/34
Snow
Sirius O. Black
Gary Oldman
22/34
Nott

 
Roanoke


«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Sáb 4 Feb - 23:37

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

Desde que había recibido la llamada de James, Daisy había salido volando hacia San Mungo. Lily estaba a punto de dar a luz y quería estar con ella y sus amigos, pero de todos ellos faltaba el mejor amigo del padre, quien no sabía donde se encontraba esa noche y le había sido imposible comunicarse con él. Resopló en el pasillo del hospital donde Remus vigilaba la entrada por si le daba por aparecer antes de que su ahijado naciera, aunque iba a tener suerte pues parecía no querer salir y casi que le entendía ¿quién quería vivir en un mundo que se estaba volviendo cada vez más oscuro? Suspiró y apoyó su espalda cerca de donde estaba Remus quien veía como perdía sus uñas por mordisquearse los dedos, en ese momento Daisy sonrió y se acercó más a él para apoyar su cabeza en  uno de sus hombros, la Luna Llena estaba cerca y se podía notar en él el cansancio previo de su transformación.

Sigo sin poder localizar a Sirius — Murmuró aún estando a solas como si quisiera que quedase entre ellos la conversación. Se pasó una de sus manos por el rostro cansado, apenas había dormido en dos días entre las guardias del hospital, eran tiempos difíciles y prefería mantenerse ocupada a estar mano sobre mano en el sofá de su casa. Que Sirius no apareciera en un momento como ese era demasiado extraño como para no pensar en que algo le había sucedido, sintió un escalofrío pues sabía de las misiones casi suicidas en las que Sirius se enfrascaba sin importarle las consecuencias.

Al escuchar unos pasos acercándose irguió su espalda y doblo su mirada para ver si se acercaba alguien hacia ellos, por el pasillo aparecían Sirius y Peter a paso acelerado, Daisy y Remus se acercaron a ellos y la morena se quedó frente al que era su pareja — Llegas tarde ¿sabes como se sentiría James si saliera y no te hubiera visto? — Le preguntó visiblemente molesta con su retraso, pero con un suspiro se acercó a él para acariciar su mejilla y besar sus labios con suavidad, pues después de todo, se alegraba de verle al fin ahí con ella.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Nott el Dom 5 Feb - 17:33

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

Antes de abrir los ojos había sentido una terrible punzada en el estómago. Le había tocado ir de misión aquella noche y tocaba pagar las consecuencias. Había conseguido levantarse y ver que estaba en medio de un bosque. Tanto daba, en realidad. Sólo necesitaba aparecerse en casa y volvería a estar en un lugar conocido. Eso había hecho incluso antes de mirarse el cuerpo y comprobar en qué estado se encontraba. El silencio le recibió con un abrazo cálido casi reconfortante. Debería ir a San Mugo a que le miraran aquella herida que tenía un aspecto bastante preocupante; sin embargo, recurrió a su propia magia y a un par de pociones que tenían a mano él y Daisy para aquellas ocasiones. Nunca se podía estar del todo seguro acerca de la posición en la guerra del medi-mago que te estaba atendiendo. Por suerte, además, podría pedirle a la chica que le echara un vistazo cuando volvieran a casa.

Recordaba vagamente que el nacimiento de su ahijado estaba a las puertas cuando se había marchado la mañana del día anterior para organizar a su cuadrilla, así que la ausencia de Daisy le confirmó que debía ir al hospital mago pero por otras razones. Se lavó y adecentó. No quería preocupar a nadie en un día como aquel. Se apareció a unos metros de la entrada principal y se fumó un cigarro rápido. Vaya si lo necesitaba, dijo mentalmente mientras dejaba que el humo llenara sus pulmones para después salir lentamente por su boca. Dando la última calada vio a Peter entrando en el hospital, así que corriendo un poco le alcanzó. Según le comentó su amigo Lily ya estaba en quirófano, así que llegaban relativamente a tiempo.

Se detuvo frente a Remus y Daisy con una sonrisa. La herida le estaba molestando, pero no era momento ni lugar para mencionarlo. Alzó una ceja ante las palabras de su chica y chascó la lengua.-¿Acaso crees que me perdería el nacimiento de mi ahijado? Me conoces entonces poco.-Acercó sus labios a los suyos, correspondiendo.-¿Cómo van las cosas por allí dentro? No parece que nuestra pelirroja esté gritando demasiado, si no la oiríamos, dijo bromeando, tratando de aquella manera de acabar con el mosqueo de Daisy. Estaban todos nerviosos, en realidad, y la reacción de la chica se le antojaba más fruto de la preocupación que de otra cosa, así que no se lo tomó como algo personal. El embarazo de Lily les había pillados a todos por sorpresa. No sólo porque hacía muy poco que se habían casado y que habían empezado a forjar una vida juntos sino que además el ambiente general no era el más idóneo para traer criaturas al mundo. Estaban metidos en una guerra; sin embargo, a Sirius le había hecho gracia. Le encantaba la idea, de hecho.

Hizo un gesto con la mano señalando los asientos de la sala de espera. No sabían cuánto iban a tener que esperar al momento en que las puertas se abrieran y salieran James y el nuevo miembro de la familia Potter así que mejor hacerlo sentados. Cogió de la mano a Daisy en el corto trayecto y cuando tuvo un asiento lo suficientemente cerca se sentó atrayéndola para que se sentara sobre él.-¿Lleváis mucho tiempo aquí?-La pregunta era para los dos, aunque especialmente para su novia, de quien no sabía nada desde hacía más de 24 horas.



«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Lun 6 Feb - 19:53

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

Le miró fingiendo con cierta duda sobre su pregunta, aunque la respuesta para todo aquel que conociera un mínimo a Sirius sabría que contestarle — Entonces creo que el me conoces poco eres tú pensando esa pregunta — Bromeó picando con su dedo utilizando uno de sus dedos índices. Muchas veces le sacaba de quicio con sus bromas pero en momentos como aquellos agradecía su sentido del humor, podía notar la tensión en ese pasillo y era lógico: el nacimiento de alguien tan importante como el hijo de tu mejor amiga no era para estar tranquila — No lo sé, James sale pocas veces y apenas nos han dejado verla unos minutos — Suspiró, a pesar de trabajar en ese mismo hospital su superior le había pedido que no interfiriera en un caso tan personal, la suerte era que tenían información de primera mano cada vez que alguno de sus compañeros salían de la sala de partos.

Como si aun fueran adolescente, Daisy hizo caso a Sirius y se sentó en uno de sus muslo, llevaba sentada toda la noche en esas sillas incómodas de plástico y así además se sentía más protegida. Tampoco pasaba nada por saltarse las normas porque a parte de Peter y Remus no había nadie — Desde la medianoche, he mandado a descansar un par de veces a Remus pero no da su brazo a torcer — Comentó sabiendo que con unos chasquidos del ex Gryffindor, el aspirante a profesor aceptaría su invitación de ir a descansar, es más, deberían estar haciendo turnos en vez de estar perdiendo el tiempo en esa sala de espera.

¿Ha salido todo bien? — Daisy suponía que el retraso de ambos amigos era por culpa de una de sus misiones que empezaban a ser cada vez más peligrosa. Una de las normas era no dar demasiados datos sobre esta, pero solo quería asegurarse de que no estaba herido, le conocía de sobra y no se dejaría curar en esos momentos aprovechando que estaban en un hospital — No me mientas — Inquirió alzando ambas cejas para apaciguar el tono preocupado de su voz, no iba a pelearse con él por sus casos, en eso había desistido una vez aclaradas las cosas cuando salieron de Hogwarts: iban a hacer todo lo posible para una vida mejor y más aún sabiendo que una de aquellas vidas era el hijo de Lily y de James..





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Nott el Mar 7 Feb - 13:27

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

La respuesta conseguida hizo que Sirius sonriera para sí. Sabía que las esperas podían llegar a ser terriblemente insoportables, sobre todo si eran en un hospital. La incertidumbre, la angustia, la esperanza ante la llegada de una nueva vida... Todo aquello se juntaba con los nervios y podían llegar a provocar explosiones. Así que era mucho mejor relajar los ánimos, especialmente si la información estaba siendo tan escasa como Daisy había dicho.-Seguro que están intentando reanimarle. James no es que haya sido nunca un valiente frente a la sangre-, bromeó, metiéndose con su amigo aprovechando su ausencia. Sabía, sin necesidad de verle, que seguramente estuviera al lado de Lily, dándole la mano con fuerza y siendo parte de un equipo perfecto. Porque eso era lo que realmente formaban aquellos dos atolondrados.

Si había decidido iniciar aquel camino hacia la sala de espera era porque estaba convencido de que aquella pareja no había descansado desde que llegaran al hospital. Sirius no quería restarle importancia al acontecimiento pero no era necesario llegar a la extenuación por un parto. Abrazó a Daisy por la cintura en cuanto notó que se sentaba sobre él. Miró a Remus, negando. Era parte de su esencia el hacer caso omiso a los consejos, puesto que ponía siempre a los demás por encima suyo. Sin embargo, sabía que acabaría claudicando. Eran tres voces frente a una.-Deberíais descansar los dos, en realidad. Tú también llevas mucha carga encima, y encima querrán que mañana vuelvas al trabajo, Daisy.-Lo cierto era la suerte les había sonreído. La posición de la chica en San Mugo era una gran ventaja para la Orden, pero le exigía un gran esfuerzo físico, más estando como estaban, en medio de una guerra.

Apoyó la barbilla sobre el hombro de ella, entrecerrando los ojos. No había pensado en la herida desde que había llegado al hospital; sin embargo, la pregunta hizo que se despertara aquel dolor punzante. No podía darle información y tendría que esperar a llegar a casa para curarse aquello pero cuando respondió lo hizo con una sonrisa.-Cumplimos el objetivo con algunas complicaciones, pero nada de lo que preocuparse.-Nadie había salido muy mal parado, aquello era cierto. Pese a todo no estaba dispuesto a inculcar una preocupación más en el grupo. Ese momento era para James y Lily y su ya no muy lejano, nuevo hijo. Por mucho que le gustara ser el protagonista de las cosas, era consciente de que no podía arruinar aquel momento con batallitas. Apenas había terminado de hablar cuando Remus se levantó y dijo que se iba a descansar un rato. Se le notaban las ojeras (propias de su rostro, en realidad) más marcadas de lo habitual. Sirius asintió a su petición y le observó salir de la sala. Había una zona reservada, con camas para quienes tenían que pasar la noche por allí, así que supuso que se dirigiría allí.



«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Miér 8 Feb - 23:45

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

En sus labios apareció una diminuta sonrisa, Sirius bromeaba con razón, James solía ser muy aprensivo, recordaba los partidos de quidditch y como gimoteaba cuando tenía un simple corte en alguna de sus manos. Peró pensó en como se convertían cuando salían por la noche y volvían llenos de rasguños, suspiró cansada y apoyó su cabeza en el hombro más cercano del moreno, su nerviosismo había bajado considerablemente y él era el culpable de su tranquilidad, tenía ese don de relajarla con tan solo una sonrisa — Al menos sabemos que estará bien atendido — Contestó cerrando los ojos por unos segundos, pensaba que podía quedarse ahí dormida si se quedaba así por unos instantes, pero abrió los ojos de golpe intentando mantenerse despierte. Pronto necesitaría otro café.

He pedido un par de días libres. Aunque me los pase aquí con Lily podré ir a casa a dormir — Daisy había pensando en esa opción, hacer turnos con James hasta que dirían el alta a la pelirroja, no tardarían mucho en mandarla a casa pues no debía haber complicaciones ya que gozaba de buena salud, además ella se aseguraría de que su recuperación en casa fuera óptima — ¿Y tú, podrás descansar aunque fueran dos días? — Besó la punta de su nariz, estaban en una guerra próxima,  si, pero necesitaba un respiro, no pensar en nada. Dormir hasta tarde y desayunar en la cama, para algunos parecería demasiado cotidiano pero para ellos dos sería un logro — Prometo no salir de casa si tu también lo haces — Estarían en alerta como siempre, pero al menos pasarían un tiempo justo.

Respiró hondo, podría descifrar las palabras de Sirius con tan solo mirar a sus ojos grises, seguro que había tenido problemas, pero conocía que aquél lugar no era el apropiado para hablar, pues las paredes tenían oídos — Estamos en un hospital, si necesitas que vayamos a descansar, también podemos hacerlo — Y de paso, se aseguraría ella misma de hacerle un pequeño examen médico por si necesitaba algo que no podía ver a simple vista. Aquel era su trabajo y su vida: cuidar y vigilar que tods a su alrededor estuvieran sanos y a salvo.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Nott el Miér 15 Feb - 17:41

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

Le habría gustado convencer a Daisy de que se fuera a descansar. Que él haría el siguiente turno de espera no era cuestión abierta a debate, pero prefería que ella estuviera descansada. No le pasó desapercibido el hecho de que se le estaban cerrando los ojos, le acarició la espalda suavemente.-Estoy más que seguro de que tus compañeros me lo van a cuidar bien. Se me haría muy difícil encargarme de Lily y el niño, y de ti, que te me cuidas más bien poco.-Apoyó la frente sobre la espalda de la chica, atrayéndola hacia él. Sería capaz de estar mil noches sin dormir con tal de saber que Daisy vivía en un mundo que nunca podría lastimarla, en un mundo seguro. Y no es que dudara de la capacidad de ella para protegerse ante lo más mínimo. Pero es que le parecía que era alguien que no se merecía sufrir.


"Aunque me los pase aquí con Lily". ¿Por qué no se había esperado aquella respuesta? No servía de nada que Daisy tuviera un par de días libres, ella siempre encontraba la forma de llenarlos. Y sí, de acuerdo. En aquella ocasión eran para ayudar a una amiga; a su mejor amiga, para ser exactos. Pero si no tenía el más mínimo descanso no serviría de nada que hubiera tenido aquellos días-Creo que me dejarán unos días de descanso, sí. Aunque ya sabes que tampoco puedo estar mucho tiempo desaparecido.-Tiempos difíciles requerían sacrificios. Lo cierto era que toda aquella actividad le llenaba las venas de adrenalina y se sentía muy vivo; mucho más de lo que se había llegado a sentir cuando, con 16 años, se fue de casa de sus padres. Era una sensación única y casi se podría decir que se había enganchado a ella. Lo disfrutaba como un niño aunque a veces tuviera... Un pinchazo en el costado le recordó que no todo era tan bonito, que los riesgos existían y que, desde luego, estaba en juego algo mucho más importante que una copa de quidditch.-Prometo estar en casa todo lo que pueda. Lo cual seguramente sea bastante, al menos hasta que sienta que puedo irme un par de noches sin echarte de menos.-Dejó un suave beso en su espalda al terminar la frase. A veces era mucha la presión que sentía al salir allí fuera y no saber si volvería a verla o no.

-Descansar suena muy bien... Pero igual nos dicen algo si descubren que hemos dejado desatendida la sala de espera. Creo que James no nos perdonaría haber dormido mientras su hijo estaba naciendo.-Ya se estaba medio riendo de nuevo. Pero sin duda aceptó la oferta y lo mostró levantándose con cierto cuidado para no tirarla al suelo en el movimiento.-¿Y dónde dices que podemos ir para estar solos? Igual me apetece disfrutarte un poquito.-Le interesaba más que Daisy le mirara la herida en vista de que existía la posibilidad, pero había que disimular por si había algún curioso dispuesto a identificarles como miembros de la Orden.




«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Jue 16 Feb - 0:35

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

Cerró los ojos al sentir las caricias de Sirius en su espalda, si continuaba así, juraría que podía quedarse ahí dormida, pero no podía por dos razones: Estaba pendiente de todo lo que sucediera a su alrededor y otro, no sería buena imagen ver a un médico del personal durmiendo en el pasillo, ya era suficiente estar sentada encima de su novio como para llamar aún más la atención — Aún me acuerdo de lo quejica que se ponía cuando se lesionaba en algún partido — Recordó las visitas a la enfermería, sobre todo cuando jugaban contra Slytherin que solían volverse más violentos — Pero se esta portando, las veces que ha salido a sido para tomarse un café y no estaba ni pálido — Igual el nacimiento de su hizo le daba la valentía que le faltaba contra la sangre, el único punto débil que conocía de James.

Asintió con su cabeza, tal y como decía Ojoloco, siempre debían estar en alerta permanente, una llamada, un aviso era más que suficiente para salir en la búsqueda del peligro, odiaba que Sirius fuera tan fiel a esas llamadas, odiaba cuando se iba y no sabía si iba a volver a verle con vida - Lo sé, pero al menos un día... necesito desconectar de todo esto, contigo - Confesó abriendo sus ojos y girando su cabeza para mirarlo, le echaba de menos, podían pasar semanas sin saber de él y era cuanto más temía su ímpetu de valentía. Esperaba que con el nacimiento del hijo de James y de Lily, cambiara un poco, aunque dudaba que cambiara de opinión — Entonces no te vayas, o al menos no te vayas todos los días. Te echo de menos ¿Sabes que siento cuando me voy a dormir y veo que no estás? — Preguntó cerrando los ojos, era un poco cruel aquella confesión, no quería hacerle sentir culpable por algo que debía de hacer, pero si que tuviera dos dedos de frente al tomar sus decisiones. 

Rió con suavidad, estaban los dos solos en el pasillo porque finalmente Peter también se había ido a descansar con Remus, debían quedarse por si James le necesitaba en algún momento y en eso tuvo que darle la razón a Sirius — Podría avisarles de que estas aquí y que vamos a tomarnos un café, así también le daríamos uno a James a la vuelta — Se puso de pie estirándose un poco, busco la mano del animago y entrelazo sus dedos con los suyos, le miró suspirando, sabiendo que lo que acababa de decir era más grave de lo que un oído ajeno podía captar — Anda vamos, no digas nada más.

Justo al irse, se encontraron que Remus estaba de vuelta y pudieron decirle que se iban unos cinco minutos, solo bastó una mirada entre los dos amigos para saber que ocurría y en silencio Daisy guió a Sirius hasta un pequeño despacho de enfermería que abrió murmurando la contraseña a la cerradura, le dejo pasar y tras cerrar la puerta se puso ambas manos en la cintura — ¿Es grave? — Preguntó intentando mantener la calmar, no hacía falta más datos y tampoco quería saber como se lo había hecho, pero se encargaría de que sanase lo mejor y más rápido posible para que volviera a estar al cien por cien.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Nott el Mar 21 Feb - 13:19

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980


Hablar de Hogwarts siempre le provocaba sentimientos contradictorios. Por un lado se sentía feliz de haber acabado la época de estudiantes, de "ser demasiado joven para...", de depender de un adulto que lo hiciera todo. Por otro lado, había sido el lugar donde había conocido a los merodeadores, a Lily y a Daisy; había sido allí donde tantas travesuras habían hecho... Y era la época en la que se había librado del yugo opresor de su madre y su familia. Había crecido mucho desde que se fuera de casa a los 16 años, arrastrando el baúl con una mano y la escoba en la otra. Apoyó la frente en la espalda de Daisy, ocultando una suave sonrisa.-Tienes que reconocer que yo tenía más estilo que él en cuanto a lesiones-bromeó, sabiendo que en realidad, por sus posiciones en el equipo él mismo siempre había estado en una posición de mayor riesgo Es lo que tienen los golpeadores.

-Sabes que tengo que hacerlo... Pero igual puedo hablar con Kingsley y que del turno de estos días se encarguen él y Weasley. Alice y Frank están igual que James y Lily así que no creo que puedan salir aún en ninguna misión.-Un suspiro salió de su boca, huyendo de la preocupación que contenían aquellas palabras..-Somos muy pocos, Daisy. ¿Cómo se supone que vamos a vencer?-La verdad era que no quería darse por vencido ni perder la esperanza pero necesitaban un pequeño milagro. Les había sorprendido a todos y la menor de las ayudas parecía un mundo. Las palabras de su chica le desanimaros inclusive un poco más. Se estaban jugando la vida cada vez que salían y no tenían nunca plena confianza de volver. Ya no sólo era el miedo que podían sentir ellos mismos, es que era el de sus familiares que vivían con la incertidumbre de si les verían regresar. Era bastante injusto. Sin embargo... -Tengo que hacerlo... Pero prometo intentar volver siempre lo más rápido posible o al menos ir dando señales de vida. Podríamos inventar un código, como los que usaban los muggles hace años, en la guerra mundial.-Le había parecido más que curioso cómo suplían la carencia de magia con inventos geniales. No tenia muy claro cómo podían hacerlos funcionar, pero sí que sabía que igual podrían llegar a resultarles útiles.

Sabía que Daisy había entendido la seriedad del asunto sólo con aquellas palabras. Era algo que le gustaba mucho de ella, la capacidad que tenía de ver más allá de las meras palabras, la capacidad de adivinar y leer gestos y miradas. Era única. Agradeciendo la aparición de Remus con una generosa sonrisa y una más que merecida salida a tomar unas cervezas para celebrar el esfuerzo que habían hecho para que todo aquello saliera bien (incluyendo a los padres y al resto del grupo, por supuesto), marchó en silencio siguiendo a Daisy. El dolor había aumentado, así que supuso que lo que se había echado en casa no había funcionado a la perfección. Una vez solos se levantó la camisa, dejando a la luz el costado. La herida había empezado a sangrar de nuevo, haciendo que finas hebras de la tela quedaran adheridas a ella. El aspecto desde luego no era nada prometedor pero al alzar la vista hacia la chica le dirigió una sonrisa brillante en labios y ojos.-Sabes que la sangre no me da apuro, pero creo que está saliendo más de la que debería. Y no duele tanto como pudiera parecer.-Necesitaba quitarle hierro al asunto o encontraría la manera de dejarle allí ingresado, con mil tubos conectados a su cuerpo y un vigilante al lado de la cama para que no intentara huir.




«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Lun 27 Feb - 0:47

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

Rió con suavidad, no podía contar con los dedos de la manos las veces que había ido a la enfermería a reñirle por su mala conducta, sobre todo cuando jugaban contra Slytherin que se volvían realmente tan salvajes como unas bestias del Bosque Oscuro - Oh si, seguro que hasta te parecería cómoda la cama de la enfermería de las veces que has pasado la noche allí - Bromeó rodando sus ojos en blanco, ahora no era tan distinto, solo cambiando el campo de quidditch por la vida real - Al menos ahora me alegro de que me dejes curarte - No sería la primera vez que Daisy le curaba a él o alguno miembro de la orden, prefería hacerlo ella en la Mansión Black a que fueran a San Mungo y fueran descubiertos.

- Lo, lo sé pero... - Ladeó su cabeza, añoraba tener una vida normal, una rutina de llegada a casa y de casa al trabajo. Estando en la orden, nunca sabía si ibas a volver a tus seres queridos, embarcarse como habían hecho tanto Lily y James y Alice y Frank, le parecía una completa locura, aunque también añoraba estar unida a Sirius más que unas simples palabras - Pero a mi no me dejáis ir a las misiones, con el rollo que soy más útil en San Mungo no he salido a las calles todavía. Aunque tampoco creo que fuera muy buena compañera - Daisy no era muy buena con los duelos, su boggart era la oscuridad y ya había tenido algún que otro encontronazo con las serpientes estando en el colegio - ¿Te refieres al morse? No es mala idea, aunque tendríamos que informarlos a todo - Suspiró y rozó su nariz contra la mejilla del chico - Yo solo quiero que vuelvas a casa - Murmuró cerrando los ojos por un momento, como intentando desvanecerse por unos segundos de aquel lugar.

Aquella habitación pequeña podía parecer desapercibida para cualquiera ajeno al personal del hospital, eso fue algo que contentó a Daisy cuando Sirius se subió la camisa y vio el tajo que acariciaba su costado, ahogo un suspiro y lo miró molesta por sus palabras - Deberías habérmelo dicho antes - Protesto acercándose a él e inclinándose para examinar la herida, era profunda y un mal sitio, debía cortar la hemorragia antes de tratarla con más detenimiento - Túmbate, anda - Ordeno dándole la espalda para abrir un armario repleto de botes de cristal con líquidos de colores, pero su atención fue puesta en coger una palangana de porcelana y un buen puñado de gasas para taponar la herida





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Nott el Sáb 11 Mar - 19:04

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980


Sabía que no habían sido pocas las veces que había tenido que visitar la enfermería por haberse sobreexcitado en algún partido de quidditch. Tal vez ahora, de "adulto" no se dejara llevar tan a menudo y fuera mucho más consciente de los peligros que había en la vida cotidiana, más estando en guerra; sin embargo, a la hora de preparar una escaramuza, algún ataque y demás, era el primero en apuntarse y el que se dejaba llevar por la situación, arriesgándose a veces demasiado.-Hay que reconocer que eres mucho más guapa de Mme. Pomfrey. Aunque sus métodos resultaban de lo más efectivos.-Ninguna de las dos se tenía algo que envidiar. Eran perfectas enfermeras y Daisy, además, se había convertido en una medimaga imprescindible en San Mugo. Había ido a dar con una persona maravillosa que despuntaba en todo lo que hacía. Tenía que reconocer que la vida de Sirius desde que dejara la Mansión Black había mejorado considerablemente.

Habría dejado que su frente reposara sobre la de su chica si no hubiera cosas importantes de las que tratar. Sabía que estaba cansada de aquella guerra; casi tan cansado estaba él, en realidad. Pero había crecido rodeado de esos ideales por los que ahora se luchaba y sabía lo mortecinos que podían llegar a ser quienes los defendían. Estaba dentro de ese mundo quisiera o no desde el primer momento de su vida y ahora le tocaba luchar contra aquellos con los que había crecido jugando. Le cogió una mano, dulce, y dirigió su mirada a los ojos de Daisy.-No quiero que vengas porque es demasiado peligroso. No me perdonaría jamás que te pasara algo. Y aquí eres de un valor incalculable. No podríamos reemplazarte. Estás siendo de una gran ayuda aquí, en San Mugo.-Jamás habría pensado en llevarla, pese a que sabía del interés de la chica. Ya no sólo eran los problemas que tenía a la hora de afrontar las misiones. Es que sentía que debía proteger su vida. Era el primero de una lista de motivos por los que estaba entregando su vida en cada batalla.-Siempre vuelvo. Sabes que es una promesa que me repito cada día.-

Vio el reproche en su mirada nada más descubrir la herida. Sabía que tenía el mejor aspecto del mundo y, teniendo en cuenta que le estaba doliendo bastante, no las tenía todas con él a la hora de quitarle importancia. Hizo caso sin decir ni pío, tumbándose de lado, lo que hizo que Daisy tapara con su cuerpo las manos y el campo de acción. Sirius no podía hacer otra cosa más que esperar y tratar de relajarse.-Siento no habértelo dicho... Es que no quería preocuparte y parecía menos, de verdad...-Se mordió el labio inferior. No era ni de lejos la peor herida que se había hecho y sabía que había sufrido mucho más dolor en épocas anteriores pero ver la preocupación en los ojos de Daisy le había preocupado un poco.




«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Dom 12 Mar - 22:04

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

- Bueno, tienes que admitir que he mejorado con el tiempo - Admitió alzando una de sus cejas. Recordaba como pasaba tiempo en la enfermería del colegio por el simple hecho de ayudar a la enfermera, así también tenía carta blanca cuando alguno de sus amigos llegaban con heridas leves producidas por emboscadas de Slytherin, duelos o partidos de Quidditch extra oficiales - Echo de menos esos tiempos - Murmuró esbozando una pequeña sonrisa, no tenían nada que hacer salvo preocuparse por sacar buenas notas y no meterse en problemas tan tontos como un duelo a medianoche en la Torre de Astronomía. Daisy suspiró, ya nada era igual y las preocupaciones inundaban su vida al igual que las malas noticias, salvo ese día en que James y Lily iban a traer una nueva vida al mundo.

Daisy dejó los medicamentos sobre una pequeña mesa móvil de metal, justo al darse la vuelta sonrió al notar como Sirius tomaba su mano. Suspiró, algunas veces se sentía enjaulada pero ella no era buena en los duelos, era buena en runas o medicina, algo que en el campo de batalla  no servía de mucho - Lo sé, pero también tienes que saber que llegará un momento en el que hasta yo tenga que defender el fuerte, no me refiero solo a nosotros si no a nuestros amigos también - Y más también que habían decidido tener un bebé, al igual que Frank y Alice, necesitaban máxima protección para los pequeños. En alguna ocasión sentía envidia de ellos pues Sirius ni siquiera le había pedido que se casara con él, eran tiempos difíciles pero no dudaría ni un segundo en unir su vida a la suya. Soltó su mano y acaricio ambas mejillas para después besarle con suavidad - Y espero que nunca la rompas - Cada vez que salía del cuartel en una nueva misión Daisy sufría por él más que los demás, estaba sola en el mundo,  solo le tenía a él y si alguna vez no volviera no quería pensar en qué demonios haría al respecto ¿estaría preparada para vengar su muerte?

- Es una herida ¿Tengo que recordarte que pasa si se infecta o si no parase la hemorragia? - Bufó vertiendo un par de contenidos de las pócimas para hacer la mezcla en un cuenco de madera, se transformo en una pasta espesa de color verde que dejaba mucho que desear, pero cortaría todo peligro y ayudaría a su cicatrización - Puede que la sientas fría - Advirtió sentándose en un taburete para extender mejor la pasta sobre la piel herida de Sirius, por suerte era superficial y no necesitaba más que unos cuidados básicos - Deberías decirme siempre todas las heridas que tengas, puedo curarte en casa y más rápido que aquí - En el cuartel tenía un pequeño arsenal que les ayudaba a cubrir un mes si no había muchos heridos, esa vez por suerte había usado el material del hospital - ¿Cómo a sido? - Pregunto levantándose para lavarse las manos bajo el agua fría de un grifo. No sabía si querría saberlo o prefería vivir en la ignorancia, pero al menos se alegraba de que Sirius estuviera ahí con ella. Una vez secas sus manos, volvió a sentarse para colocar un vendaje sobre la pasta medicinal para proteger la herida de posibles infecciones.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Nott el Jue 23 Mar - 13:24

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980


En realidad, cualquiera echaría de menos esa época en la que todo era fácil, nadie te exigía más que lo necesario y no tenías que arriesgar tu vida ni la de tus seres queridos por unos ideales. Podía entender perfectamente a Daisy. Además, muchas veces no podía evitar ver en ella a alguien completamente fuera de lugar. Sí, les ayudaba y mucho. Pero no encajaba en el mundo gris que desde hacía tiempo se venía forjando. Era una flor en medio de una carretera. No era su ambiente natural y lo sabía. No era cómodo para nadie estar en guerra, pero mucho menos para alguien tan jovial y alegre como era su novia. Y que se encontrara en medio de todo aquello era injusto. Sin embargo, James y Lily se las habían apañado para traer un poco de esperanza y felicidad en aquel día, así que tocaba disfrutarlo.

"Defende el fuerte".  No pudo evitar una sonrisa al escucharla decir aquello. Sólo ella podía  usar esas palabras en tiempos tan complejos. Pero sabía que tenía razón y ocultó tras el gesto un sentimiento de miedo. Miedo porque realmente era consciente de que el día llegaría pero no pensaba dejar que pasara. Daría hasta la última gota de vida de su cuerpo con tal de que Daisy no tuviera que luchar en aquella guerra. El enemigo era fuerte e impredecible. No. Definitivamente no podía hacerlo, por mucho que ella fuera consciente del peligro que se alzaba sobre sus cabezas.-No esperes que me quede tan tranquilo si tienes que salir ahí fuera. Pienso ser tu sombra el día que te manden de misión. Es demasiado peligroso y no me perdonaría que te pasara algo.-La mirada de Sirius destilaba seriedad y gravedad, como el asunto que estaban tratando. Eran conscientes los dos de que sus amigos tendrían a partir de ese día mayores responsabilidades. Tendrían una nueva generación que proteger y eso los dejaba como principal defensa. Y tendrían que dar lo mejor para que no pasara ninguna desgracia en las nuevas familias. Era consciente, además, de que tenía una responsabilidad con Daisy. Eran novios desde hacía muchos años y ella soñaba con una unión. La había visto tan emocionada el día de la boda de James y Lily... Pero darle su apellido en aquellas circunstancias era una irresponsabilidad y suponía ponerla en peligro innecesariamente. Si se casaban sería después de acabar la guerra.

El beso de Daisy bloqueó su mente y correspondió, profundamente enamorado de ella. La quería tanto que estaba dispuesto a sacrificar lo que fuera por ella.-Sabes que jamás lo haría. Las promesas son sagradas.-Y era una afirmación totalmente seria. Nunca había roto una promesa y no pensaba empezar a hacerlo ahora.

La miró hacer, poniendo caras de asco y rechazo. Nadie negaba los métodos curativos del menjunje que tenía la chica entre las manos pero ni tenía buen aspecto ni olor. Pero no cabía la menor duda de que sabía lo que hacía, por lo concentrada que parecía. Tuvo un impulso de moverse al sentir el frío de la pasta y de las manos de Daisy, pero pudo controlar su cuerpo a tiempo, dejando que la extendiera por la superficie herida.-Espero, de verdad, que no se infecte. Porque esto es un asco, Daisy. Si parece vómito de elfo doméstico.-Era habitual que las cremas y mezclas no tuvieran buen color pero nadie dudaba de los buenos resultados. Además, solían evitar la presencia de cicatrices, lo cual era de agradecer o sino Sirius, por ejemplo, llevaría ya más marcas que metros de piel en el cuerpo.-He tenido que ir al rescate de uno de los nuevos durante el encuentro. No tengo muy claro quién era porque ya sabes que todos van con máscara. Pero juraría que ha sido mi prim... Lucius. Ha sido ese repulsivo Malfoy, ahí se pudra en algún lado.-Suspiró al hablar, dándose por derrotado.-No he conseguido ni rozarle, y encima ha muerto McMurdo. No sé qué decirle a Mary, la verdad.-Ian McMurdo era novio de Mary MacDonald desde hacía un año escaso, pero ya se habían prometido. No tenía muy claro cómo iba a darle la noticia a la escocesa. No estaba seguro de tener el valor suficiente como para dar semejante noticia.




«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Dom 26 Mar - 20:31

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

Se concentró en tapar la venda con un par de gasas y esparadrapos que al menos aguantarían aquella plasta en el costado de Sirius y este se podría mover con normalidad lo que quedaba de noche, eso le hizo mirad el reloj de pared y ver como alcanzaban ya las tres de la madrugada sin duda estaba siendo una noche bastante larga. Miró a Sirius escuchándole atentamente: le amaba, en un principio de su relación siempre estaban presente las dudas pero desde que eran adultos medianamente responsables, Sirius había resultado ser un buen compañero de viaje, tenía planes para con él cuando terminaran aquella guerra y entre ellos estaban irse a vivir juntos, tener algo de intimidad y poder vivir tranquilos, así que no se sorprendió de su sobre protección — No esperaba menos de ti, pero sabes que no podemos trabajar juntos, llamaríamos demasiado la atención— Sabía que su familia iba a por ella, todos los que vivían a su alrededor corrían peligro pero sobre todo ella por compartir su vida con él, pero no le importaba, ni tenía miedo pues nunca se iba a separar de su lado porque un puñado de chiflados lo ordenase.

Lo sé — Suspiró sobre sus labios antes de separarse de él, momentos como aquel eran grabados en su memoria para cuando tardaba en volver en una de sus misiones, sobre si tenía que viajar en varios días — No te quejes tanto ¿Acaso dudas de que mis remedios no sean efectivos? — Chasqueó su lengua, ninguno en la Orden se había quejado de sus curaciones en casa de los Black, sobre todo cuando era demasiado peligroso para ir a San Mungo temiendo las preguntas de rigor que hacían nada más empezar a tratar a un paciente — Puedes levantarte, pero con cuidado — Le advirtió poniéndose ella misma de pie y apartando el banquito para que le fuera más fácil bajar de la camilla, recogió el instrumental y se fue a la pila para lavarlos y no dejar huella de que habían sido utilizados.

Se giró un poco un poco, siempre que hablaba de su familia Sirius se sentía culpable de haber pertenecido a ellos. Respiró hondo porque nunca había sabido como tratar ese tema con él pues Daisy había tenido la suerte de tener unos padres que le comprendían y le querían. También sabía como era Lucius, un ser sin duda despreciable, que le daba igual quien moría sin importarle la sangre que los unía, temía cuando Sirius se enfrentaba a él pues sabía que nunca siempre podía acabar bien.

La palangana que estaba fregando en esos instante se le escurrió haciendo un ruido sordo contra el fregadero, con las manos mojadas se apoyo en el borde del lavabo tras conocer la noticia del fallecido, Mary era su amiga desde que habían empezado sus estudios y sabía que aquella noticia iba a destruirla — Déjame que se lo diga, supongo que si querrá llorar no estará del todo cómoda contigo — Le pidió volviendo a reaccionar y terminando su tarea, pero se quedo un momento de espaldas a Sirius, pensando en que al menos ellos dos estaban prometidos y se iban a casar en un meses. Él ni siquiera se lo había propuesto.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Nott el Sáb 1 Abr - 20:48

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980


Era perfectamente consciente de las consecuencias que tendría para todos que Daisy y él salieran juntos. Era un riesgo porque estaban comprometidos emocionalmente y eso podía poner en riesgo cualquier misión e intento de ataque. Estaba también el hecho de que su familia suponía una amenaza realmente comprometedora. Aún no había llegado el día en el que se había cruzado con su hermano Regulus y confiaba plenamente en que eso no ocurriera. ¿Le podría atacar? ¿Podría llevar a cabo fuera cual fuera la misión sabiendo que el pequeño Reggie estaba en medio? Ni siquiera sabía qué era de él. Se había unido a los mortífagos un par de años después de que se fuera de Grimmauld Place. Ya esta. Esa era toda la información que tenía a su alcance de quien había sido su compañero de juegos durante años.-No me lo voy a plantear porque sabes que tu papel está aquí y es aquí donde te necesitamos. Daisy, prométeme que nunca te vas a exponer al riesgo sin que pueda estar para protegerte. Prométeme que nunca irás sola en una misión.--Necesitaba todas esas promesas porque lo era todo. Ella, James, Lily, Remus, Peter... Eran su familia y jamás podría permitirse el perder dos familias en la misma vida.

Esperó a que terminara de colocar todos los vendajes y emplastes para atraerla a ella y abrazarse cual niño a su cuerpo. Era mucho lo que podía perder en aquella guerra y eso lo hacía débil. Cerró los ojos notando el corazón de su chica bombear cada mililitro de sangre a lo largo de su cuerpo. Signo de vida, signo de esperanza. Sabía que la chica quería formalizar su relación. Sabía que había muchas opciones de que eso no llegara a pasar, al menos mientras durara la guerra. Si él caía ahí fuera no dejaría una viuda que le llorara. Si le pasaba algo tenía claro que Daisy tenía que vivir y disfrutar. Por eso tenía que asegurar un futuro para ella. Se mareó levemente al pensar que el resultado de la guerra no fuera aquel con el que todos soñaban. ¿Qué pasaría con todos ellos? Seguramente les torturarían hasta la muerte. Conocía a la perfección los métodos de los mortífagos. Se acarició una pequeña cicatriz en la muñeca. Su "querida" familia encajaba demasiado bien en aquel grupito.

Se estaba poniendo la ropa bien mientras le contaba a Daisy lo que había pasado así que no pudo ver qué había causado aquel ruido ensordecedor. Alzó la vista con presteza y en un par de pasos estaba a su lado. Sabía que era por Mary. Concedió que se lo contara ella con un gesto de cabeza y se agachó a recoger la palangana y lo que se había caído al suelo. Tenían que enfrentarse a muertes de vez en cuando. Era normal dada la situación en la que vivían; pero tener que hacerlo frente a muertes cercanas, de amigos... No estaban preparado para ello.



«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Sáb 8 Abr - 19:47

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

Se secó las manos con un trapo limpio y apoyó sus manos en el lavadero, la idea de darle la noticia a Mary de la muerte de su prometido no se le antojaba agradable, se ponía en su lugar y no sabría como ella misma iba a reaccionar si alguien de la orden le dijera que Sirius había perdido la vida en una de esas misiones que solía hacer a diario, eran necesarias si, pero no quería que la vida de él se perdiera de una forma tan espantosa. Miró a Sirius esbozando una pequeña sonrisa y asintió con su cabeza, en ese sentido, Daisy era más sensata que él, menos impulsiva y más responsable con la vida de los demás que debía de cuidar que la suya misma - ¿Quién te iba a curar si no las heridas, Peter? - Preguntó intentando bromear, pues el pobre se mareaba hasta con una gota de sangre. El hospital era seguro si, pero Sirius no se hacía una idea de la de cosas que oía o veía a lo largo del día: muertes, miembros amputados, personas que se volvían locas después de uno de los ataques de mortifagos y no volvían a recuperar la cordura nunca... aquello también era duro para ella.

Estiró su mano hacia la camisa del animago y la acomodo mejor pues algunos botones no casaban con el ojal, hasta para eso no prestaban atención a esos pequeños detalles debido a la tensión que sufrían a diario - Deberíamos hacer algo Sirius... Lily y James están teniendo suerte, son felices casados y van a tener un bebé. Mary... hasta hoy era feliz ¿qué pasa si alguno de los dos muere? - Tragó salivo, al principio de salir del colegio siempre le insistía en le pidiera matrimonio, una vez hasta Remus le dijo que lo haría él mismo si no se atrevía a dar el gran paso, también solían vivir separados: Sirius cambiaba de vivienda a menudo, pero normalmente podía encontrarlo en casa de Lily y James, su apartamento casi en el centro del Londres muggle era un lugar seguro como para vivir ya que los mortifagos no se atreverían a llegar tan lejos, era pequeño, pero justo para dos y Daisy estaría encantada de tenerle con él todos los días.

Suspiró cansada apoyando su cabeza en el hombro del muchacho, necesitaba dormir más de ocho horas seguidas, pero sabía que eso sería imposible pues siempre ocurría algo - Deberíamos volver a la sala de espera antes de que Lily de a luz o James muera de un ataque de nervios - Musitó rodeando la cintura del chico, intentando alargar más ese momento porque sabía que en cuanto volvieran, solo estarían pendientes de la futura pareja de padres.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Nott el Lun 24 Abr - 13:14

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980


La presión que se había instalado minutos antes en su pecho no desapareció con el comentario de Daisy. Sabía que pretendía ser una broma para aligerar la tensión que se estaba acumulando en la sala pero su mente había decidido que era mucho mejor llevarle a pensar sobre las consecuencias de las guerras, a pensar en las pérdidas humanas. En qué sería de él si alguno de los que estaban aquella noche reunidos fallecía. ¿Y qué sería de ellos si él moría? Estaba convencido de que seguirían adelante sus vidas, les consideraba lo suficientemente fuertes para recomponerse y lograrlo.- Sabes que eso pondría más en riesgo mi vida que las propias heridas.-Lo dijo haciendo una mueca que quiso parecerse a una media sonrisa pero no lo logró. La observó con detenimiento y vio a una mujer increíble teniendo que cargar algo muy pesado ella sola. Las cosas en San Mugo tampoco es que fueran un camino de rosas pero ¿acaso tenían otra opción? Se lamenó de no poder ofrecer a la chica ni un simple consuelo cuando llegaba a casa. A veces le contaba cosas que vivía pero solía callarlo todo.

Agachó los hombros cuando vio que la chica comenzaba a colocarle los botones de la camisa. No estaba siendo consciente del desaguisado que andaba liando. Entonces ella habló de nuevo y sintió las palabras como una bofetada. No fue de esas que te devuelven a la realidad y te hacen reaccionar. No. Fue una de esas que duelen en todo tu ser y que además, tienden a enfadarte.Hacía tiempo que Daisy no mencionaba el tema de casarse y Sirius había dado por ello que había quedado claro que era muy peligroso. Pero, visto lo visto, se había equivocado en sus deducciones.-Daisy, hemos hablado de eso. Y no nos va a pasar nada a ninguno de los dos. Es más, en cuanto acabe la guerra solucionaremos esta situación. Pero por el momento, no te expondré a semejante riesgo.-Quizás debería haberlo dicho con un tono más suave, quizás hasta debería haber empleado otras palabras, más comprensivas con la propia situación de la chica pero, todo lo contrario. Ese tono molesto, casi hiriente que podía llegar a utilizar Sirius cuando salía su esencia Black, tomó la palabra.

Sabía que le  haría daño y que pasaría un largo rato antes de que las aguas volvieran a su cauce. Pero tenía la sensación de que le presionaba a que tomara una decisión y no estaba acostumbrado a sentirse así.-Tienes razón, hay que volver. No me puedo perder a mi ahijado.-Aquella era la noche de James, Lily y el futuro Potter. No tenía intención de estropear el acontecimiento por una discusión sobre matrimonio.



«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Vie 5 Mayo - 20:03

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980

Ignoró la broma sobre el estado de sus heridas si Peter tenía que hacerse cargo de ellas, hablar del matrimonio sabía que tenía consecuencias como esa, el mal humor apoderándose de ella. Más de mil veces le mencionó que aquello no le importaba, estando en una guerra próxima todos estaban en peligro, de cualquier bando y cada uno de ellos podía perder la vida en el momento menos insospechado del día. No era una testarudez de Daisy casarse de él, confiaba plenamente en su lealtad hacía ella y afirmaba que no se iría con otra mujer si tuviera la oportunidad pero... necesitaba saber que alguien estaba con ella hasta el final. Con sus padres fallecidos desde hacía tiempo siempre había tenido esa necesidad de unirse a alguien, el matrimonio Avery siempre fue un ejemplo para ella y lo quería en su misma relación con Sirius y es más ¿No estaban a punto de tener un bebé Lily y James? ¿Es que acaso ellos no se merecían un poco de felicidad también? Suspiró y en un intento de sonrisa asintió con su cabeza.

- Lo sé, tienes razón solo que... con la llegada del nuevo bebé me ha dado cierta envidia de verlos tan bien casado, con un hogar que compartir que pensé en nosotros, esperaremos a que esto termine - Esta vez si sonrió. La guerra aún acababa de comenzar y nadie veía la calma al final del túnel, la enfermera procuraba no sacar el tema a menudo porque conocía la familia de su pareja, Sirius ya estaba amenazado de muerte y era algo que le aterraba y no podía vivir con ello, pero ella también había recibido esas amenazas con las que Sirius luchaba cada día, claro esta en menor cantidad y sin el conocimiento del muchacho. Solo Remus conocía las advertencias de los Black si seguía a su lado y hasta las maldiciones con las que pretendían torturarlas si una vez era atrapada, pero Daisy sentía que no debía cargar más peso sobre sus hombros y se conformaba con seguir las pautas que la Orden impuso si alguna vez alguien sentía que era vigilado.

Se bajo las mangas de la camisa de nuevo para tapar sus brazos y asintió, tomando su mano y saliendo de la pequeña sala de curas, la cual había dejado tan limpia como estaba antes de que ellos dos la usaran para curar su herida - Por cierto, es niño - Comentó con una sonrisa, si por algo era conocida Daisy era por acertar casi al noventa por ciento el sexo de un bebé próximo al nacer, era simplemente intuición pero le gustaba ver el rostro de felicidad de los padres cuando conocían el rasgo del recién nacido. Caminó en silencio a su lado cabizbaja hasta que llegaron de nuevo a la sala de espera, donde Peter dormía sobre las sillas y Remus miraba por la ventana con aire distraído y un café en sus manos, con suspiro, la enfermera se sentó en una de las sillas y frotó sus brazos para quitarse el frío repentino que acababa de recorrer su cuerpo - Algo va mal - Murmuró ignorando a los hombres que estaban ahí con ella y sintiendo como su temperatura se desplomaba a gran velocidad..





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Nott el Lun 19 Jun - 11:17

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980


No habría sabido decir con exactitud cuánto tiempo llevaba con Daisy. No lo podría haber dicho porque los meses parecían años y los años, décadas. Todo era difuso desde que la guerra empezara. No podía negarse a sí mismo que la chica le había demostrado en numerosas ocasiones que podía manejarse sola, que podía ser tan valiente o fuerte como cualquiera de ellos. Además, se encargaba de toda la parte médica y de espionaje. ¿Realmente importaba que su familia, de la que no tenía noticias desde hacía meses, tuviera pensado hacerle algo? Cualquier miembro de la Orden estaba bajo amenaza desde el minuto cero. Y no estaban solos. Estaban dejando vencerse por el miedo, estaban dejándose arrastrar por la propaganda que ellos hacían. Tenían que recuperar sus vidas, eso era lo que más podían temer en el Lado Oscuro. Quizás no era tan arriesgado casarse. No lo sería más que estar juntos.

No quiso contestar al comentario de Daisy. No, porque le había dado la sensación de que únicamente quería casarse porque los de alrededor lo habían hecho y parecían felices. No necesitaban casarse para responder a un modelo social ni tampoco para ser felices, eso ya lo serían si no estuvieran en guerra, ¿no?- Estoy seguro de que serás la novia más bonita de la posguerra.-Le dio un beso en la frente para después terminar de colocar cosas en la pequeña salita. Nadie podía saber que habían andado por allí trasteando o su chica podría encontrarse en problemas. Se llevó la mano al costado al agacharse para coger una gasa caída. Aquella herida le iba a dar problemas, estaba convencido de ello. Por suerte Daisy lo tenía ya todo listo para volver con el resto.

Le apretó la mano con cariño tan pronto como estuvieron ambas entrelazadas. No tuvo muy claro si el gesto había sido para infundirle ánimos a ella o a sí mismo, pero una sonrisa se dibujó en sus labios cuando escuchó las palabras de ella.-Así que niño... Ese Potter lo ha hecho bien. No me lo puedo creer. Un sobrino con el que hacer locura. Espero que James no se me ponga ahora sobreprotector.-Sabía que Daisy no solía equivocarse con esas cosas y realmente deseaba que aquel crío naciera ya para poder compartir tiempo y juegos. Al ser Regulus casi de su misma edad, nunca había tenido esa sensación de tener una criatura pequeña con la que trastear. Pensar en su hermano le provocó cierta tristeza; sin embargo, no duró mucho. Hacía tiempo que le había demostrado que le importaban más sus ideales que su familia.

Se quedó de pie, con cuidado de no maltratar la herida con gestos innecesarios que pudieran volver a abrirla. Sin embargo, tan pronto como vio el gesto preocupado de Daisy se agachó a su lado, cogiéndole las manos.-¿Qué ocurre? ¿Es el niño?.



«Dreams come alone».
catch your dreams and give them a home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Snow el Dom 25 Jun - 1:45

 A new life
San Mungo
31 de julio.1980


No pasó por alto el gesto de molestia en el rostro de Sirius, soltó un pequeño suspiro obviando que aquella herida le molestaría al menos, unos tres días, cuatro si rehusaba tomar medicación, algo de lo que estaba casi segura debido a la testarudez del chico, puesto que no recordaba haberle visto tomar antes algo para aliviar su dolor. Daisy había intentado convencerlo en más de una ocasión pero sin éxito alguno, esta vez dejaría que él mismo fuera quien quisiera calmar su dolor.

Miró sus manos entrelazadas, la del chico siempre fue más grande que la suya y esa tontería le hacía sentirse protegida, rugosa y casi con las uñas al ras de tanto morderlas, las suyas parecían perfectas a simple vista ya que en el hospital la higiene para sus manos era diaria para evitar posibles infecciones innecesarias, eran tan diferentes que aún no sabía que había visto Sirius en ella o como se convirtió en algo rutinario pasar los sábados juntos en el pueblo hasta la hora del almuerzo, que aprovechaban para compartirlo con sus amigos en los últimos años del colegio, como si supieran de antemano que esa tranquilidad esta por acabarse.

- James es tan sobre protector como tú lo eres - Bromeó esbozando una pequeña sonrisa. Pocos sospechaban que la faceta de despreocupado que solía mostrar a la sociedad dejaba esconder a una más cariñosa y protectora con sus amigos más cercano, aquél niño iba a ser criado entre algodones al menos, el tiempo que durase la guerra - Debemos ayudarlos a partir de esta, Lily estará demasiado cansada y James más de lo mismo. Además necesitan protección contra...

Sentir esa punzada en una de sus sien le hizo cerrar los ojos con fuerza, no era la primera vez que le pasaba: un mal presentimiento, un augurio que nunca llegaba a descifrar... llevo un par de dedos al puente de su nariz para presionarlo con fuerza, que sucediera esa misma noche hizo que un escalofrío recorría su espina dorsal: no permitiría que le ocurriese nada a sus amigos. Por eso cuando sintió a Sirius cerca de ella y la presión de su mano contra la suya, se obligo a mirarle.

-Estaré cansada, apenas he dormido nada desde ayer - Miró sus ojos oscuros esperanzada de que no hiciera más preguntas, al menos en la sala de espera donde cualquiera podía oírles. Fue entonces cuando la puerta del paritorio se abrió de par en par y un James enfundado en la bata azul de papel del hospital sonrió a todos, anunciando la llegada de su primogénito - Vamos - Apuró Daisy poniéndose de pie y sosteniendo su mano para que no sintiera molestia en su herida al levantarse para entrar los dos juntos a la sala donde ahora estaban la pelirroja y su nuevo bebé





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2263

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Set me free.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.