Últimos temas
» Death is equal
Hoy a las 5:28 pm por Arson

» Etherial's Dreams
Hoy a las 4:07 pm por Ladie

» ♠ Never find another.
Hoy a las 3:27 pm por Hellcat

» ♠ Don't let me go.
Hoy a las 3:08 pm por Hellcat

» 38. Fire from the tongues of liars
Hoy a las 1:52 pm por Nightingale

» 37. Suspect
Hoy a las 1:51 pm por Nightingale

» 36. Invasion
Hoy a las 1:50 pm por Nightingale

» Time flows like a river.
Hoy a las 11:24 am por Heartrender

» Confieso que...
Hoy a las 11:03 am por Heartrender

» ~ You could be loved again
Ayer a las 11:06 pm por SapphireDragon

» Pirate's song
Ayer a las 10:34 pm por Ghawazee

» I'm free to be the greatest
Ayer a las 9:56 pm por Magik

» —Evento: Trama Halloween. Highway to hell.
Ayer a las 9:13 pm por Winter Wiccan

» ☼ Baptized in fire
Ayer a las 9:08 pm por Carrie_B

» Misión I: La granja.
Ayer a las 9:05 pm por Winter Wiccan

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

~ Every human heart is chained by love

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Sáb Feb 25, 2017 12:58 am

Every human heart is chained by love
1x1 / Cazadores de Sombras / TDA
Mark Blackthorn
Niclas Gillis
21 años
Heartrender

Todo había cambiado en muy poco tiempo: los extraños asesinatos que ocultaban un objetivo escalofriante, la visita de la Cacería Salvaje con la vuelta de Mark, la traición de Malcolm por una obsesión del pasado con los Blackthorn y… la maldición de los parabatai.

Dos guerreros nefilims unidos por el vínculo parabatai, que compartiesen la runa y tuvieran esa conexión tan especial no podía enamorarse. Estaba terminantemente prohibido por la Ley de la Claver, del gobierno de los Nefilim. Sin embargo, a Emma y a Julian no les había importado arriesgarse… O al menos, hasta que la joven Carstairs, hablando con su único y lejano pariente vivo, descubrió la razón de aquella prohibición y comprendió que debía proteger a Julian a toda costa, aunque eso implicase destrozarse a sí misma y causarle un daño irreparable a él. Pero era necesario, debía evitar a toda costa que ese fatídico destino les llegase a cualquiera de los dos.

Fue por esa razón que Emma acudió al hermano mayor de los Blackthorn, a Mark. Le rogó que le ayudase a proteger a Jules de la única manera que podía: haciéndose pasar por novios, haciéndole creer que las palabras que le había dicho en la playa eran ciertas.

Con su aceptación, ambos jóvenes comenzarían una relación basada en el teatro pero que… pudiera ser que terminara desarrollándose y los sentimientos, tan simples como una amistad, pudieran llegar a evolucionar a algo mucho más intenso y real.

Emma Carstairs
Scarlett Leithold
17 años
SapphireDragon
Roanoke


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Dom Feb 26, 2017 6:46 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Una de las ventajas que le aportaba la sangre del Ángel era que, a pesar de ser también mitad hada, podía mentir. Tantos años tratándose de engañar, de subsistir entre hadas de sangre pura, que había olvidado esa cruz que pendía sobre él. La estirpe de las hadas había desarrollado una habilidad que contrarrestaba la incapacidad de mentir: el don de la palabra. Un pico de oro del que Mark había sentido verdadera envidia. Cuántas veces se habría ahorrado las miradas desdeñosas y los reproches. Desde que volvió junto a su familia, los Blackthorn, Mark había sufrido un proceso de cambios a la inversa: volver a rendirse a la sangre del Ángel y ser menos un hada salvaje. No se podía decir que fuese fácil, pero sus hermanos y Emma Carstairs, además de Cristina Rosales, le habían tendido ambas manos.  

Sin embargo, la picardía innata de las hadas se confundía con su propio carácter y a estas alturas, a Mark le costaba discernir qué era lo correcto moralmente, qué modales estaban mejor vistos entre los nefilim. Cuando aceptó la oferta de Emma, prevaleció la atracción hacia la rubia. Le debía una, por haber salvado a Julian y todos sabían que su relación con él pendía de un hilo muy delgado. Fingir que tenia algo con ella supondría olvidar a Kieran, descubrir por qué estaría haciéndole bien a Julian a base de celos... Su atractivo físico y su capacidad por mentir eran motivos cruciales, pero no todos ellos para enterarse de la verdad. Mark escuchaba el oleaje desde la ventana de su habitación, pero fue cuando interceptó a Emma en la playa, que olía su perfume personal y no el sudor o la sal del mar.

— Empiezo a entender tus rituales matutinos —comentó, situándose junto a ella de pie en la orilla. Llevaba una temporada en Los Ángeles como para saber que la nefilim se evadía por las mañanas y corría a lo ancho y largo de la playa, ejercitándose. La suerte fue encontrarla descansando. — A lo mejor podría unirme a ti —y aprovechar esa "mentira" para hacer creer que la inminente pareja quería estar a solas.
Playa | 9:30 | con Emma






pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Dom Feb 26, 2017 10:55 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Las últimas noches apenas había pegado ojo. Permanecía sentada junto a su ventana, mirando a través del cristal el movimiento de las olas en la oscuridad, con el reflejo de la luna creciente sobre el agua. No era para nada raro que la joven Carstairs se desvelase a altas horas de la madrugada, al menos, no desde la Guerra Oscura, hacía ya casi cinco años.

Pero en estas últimas ocasiones, no era por los terribles recuerdos que muchas veces reemergían de lo más profundo de su mente, no. Esta vez se debía a algo mucho más reciente y que hacía que se encogiese del dolor que le causaba en el pecho.

Debes hacerlo, Emma. Debes alejarlo de ti, tienes que salvarle… Eres la única que puede hacerlo. Aunque ello conlleve un gran sacrificio. Debes darlo todo por Julian y evitar que la maldición os destruya a ambos

Esas eran las palabras que se repetía una y otra vez, hora tras hora en el día a día. Pero eso no lo hacía más fácil, ni mucho menos. De hecho, si continuaba así, las palabras perderían su propio significado. A veces pensaba que se iba a romper en mil pedazos… Y el único que siempre había conseguido disipar esa sensación era su parabatai, al que ya no podía acudir, al que trataba de evitar de mil formas distintas.

Lo único que le consolaba era que al menos, en parte, no estaba sola. Mark había accedido a su petición aún sin saber exactamente el porqué de hacerse pasar por novios, contentado con solo tener presente que de esa forma ayudaría a su hermano menor del peligro que Emma aún no le había desvelado y, que probablemente, no llegase a hacerlo si podía evitarlo.

Un largo suspiro escapó de sus labios y dirigió sus ojos color café al reloj de la mesilla. A penas eran las siete y media de  la mañana. Tenía claro que, ni intentándolo conseguiría echar una cabezadita, por lo que se puso su ropa de deporte y salió sigilosamente de su habitación, para dirigirse a la puerta principal del Instituto y de ahí a la playa. Nuevo día, misma rutina matutina.

En cuanto puso un solo pie en la fina y blanca arena, Emma echó a correr. Se recorrió la playa de un lado a otro a una marcha considerablemente alta, para después, con la respiración entrecortada, repetir el recorrido tan solo andando. A la vuelta del más tranquilo paseo, sencillamente se paró frente al mar y lo contempló mientras jugueteaba con la trenza que se había hecho (como de costumbre).

¿Mis rituales matutinos? –respondió en un susurro, esbozando una débil sonrisa, sin llegar a girarse hacia el rubio hasta varios segundos después–. Hoy he empezado más pronto de lo habitual… No podía dormir –le informó dejando escapar un suspiro y mordiéndose el labio–. Pero supongo que puedo echarme otra carrera por la playa… La cuestión es, ¿estarás a la altura y podrás seguirme el ritmo?

Las palabras de la rubia eran un claro reto hacia su acompañante, con un tono juguetón que era más típico en ella. Alzó un ceja esperando su respuesta.
Playa | 9:30  | con Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Lun Feb 27, 2017 5:26 pm

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
De todas las personas que habitaban el Instituto de Los Ángeles, Emma era la que sabía mejor que nadie qué le convenía a Julian. No pretendería subestimar a sus otros hermanos menores, pero la parabatai de Julian estaba entrenada para entenderle, construida a prueba de balas para ser un pilar fundamental. Desde que Mark fue cautivo por la Cacería Salvaje, esos años tortuosos para él crearon un abismo entre su familia y el cazador de sombras que en su día fue. A medida se habia ido adaptando, comprendiendo que Emma había cuidado de Julian en demasía.

Mark progresaba día tras día, pero a menudo le asaltaban dudas que le llevaban a cuestionarse lo siguiente: ¿qué sangre saldría vencedora, la de ángel o la de hada? Habia causado bastantes problemas a su llegada por la falta de modales, la dificultad por integrarse... Tal vez podría expiarse haciéndole ese favor tanto a Emma como al ignorante Julian. Pero él no sabe más que yo. ¿O tal vez sí? La petición fue tan extraña como insólita, pero no sería Mark el tonto de turno que la rechazaría.

Los ojos bicolor del rubio se posaron sin miramientos en la chica, desde su trenza matutina hasta el cansancio dibujado bajo sus ojos. Lo que fuera que hubiese ocurrido para que Emma le pidiera ''salir'', ahora dependía del mestizo. Iba siendo hora de aceptar las responsabilidades, tal y como Ty le había sugerido días atrás. No la manera que su hermano pequeño pretendía, todo había que decirlo. Un comienzo era un comienzo, al fin y al cabo.


— No me retarías con tanta facilidad si me hubieras visto correr a la velocidad de mi corcel. —La competitividad la tenía más que entrenada y la lengua avispada de Mark reaccionaba con avidez a esas "provocaciones". Al instante, entornó los ojos. Fue consciente de que, técnicamente, pensaba en el caballo que nunca había sido suyo sino de Kieran. — Caballo —se corrigió, de modo que sus pensamientos no se reflejaran en sus facciones. Habia una playa que recorrer y una carrera que ganar, de modo que Emma le aceptaría como compañero en esos supuestos rituales matutinos.

Los diminutos granos de arena se filtraban en los huecos de los dedos de Mark. Iba descalzo, como la mayoría de las veces, en una costumbre que jugaba a su favor dado que el Instituto se encontraba a pie de playa y el clima acompañaba. Su pantalón de deporte le permitiría correr, por suerte. Mark estiró el brazo y atrapó el extremo de la trenza de Emma. Sin un motivo aparente y sin mirarla tan siquiera a los ojos; ocultó su verdadera intención que era arrebatarle la goma y desmontarle el peinado. No es que fuese hábil desordenando el cabello de las muchachas, pero le había resultado necesario hacerlo con ella. — En marcha, Emma Carstairs. —Él ya jugaría con ventaja al haberla desconcertado. Su risa salvaje tras pronunciar su nombre completo se sumó al oleaje, que lamía la arena con viveza, a la que arrancaba a correr por la vasta extensión.
Playa | 9:30 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Jue Mar 02, 2017 10:29 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
La joven Carstairs esperaba quizás con algo de impaciencia una respuesta por parte de Mark. Sentía su mirada sobre ella, sentía como la recorría despacio, analizándola. Se apresuró en desviar la mirada a cualquier otro punto del mar azul que frente a ellos estaba. No quería que le preguntase por el aspecto tan horrible que tenía esa mañana. Sí, era completamente consciente de él, pero no sabía cómo remediarlo; el maquillaje no era algo que le gustase utilizar precisamente.

Con los ojos clavados en el horizonte, Emma no pudo evitar recordar que fue ahí, en esa misma playa donde destrozó el corazón del chico al que siempre había amado, al que se había entregado, al que era su Parabatai. Desde entonces, su vínculo se había debilitado, sentía a Julian al otro lado de él, pero con menos intensidad. Y aún de esa forma, era capaz de percibir todo el dolor que le había causado con sus palabras, no muy lejano al que se había causado a sí misma por mentir.

Creía ser una persona horrible. Pero si serlo llevaba a la salvación del Blackthorn, lo haría sin lugar a dudas, aunque tuviera que hacer que la odiase con todo su ser. Por esa misma razón, había acudido a Mark.

El mayor de los hermanos había renunciado a su parte de hada para poder quedarse allí, con ellos. Había renunciado a Kieran, al que decía no querer y sí odiar por permitir que los torturasen de esa forma tan cruel frente a sus ojos. Y ahora estaba en eso con ella. Probablemente si estuviera sola, enloquecería.

Perdida en esos pensamientos que la consumían desde hacía días, se sobresaltó al escuchar finalmente la voz de su acompañante. Agradeció enormemente que no preguntase cómo se encontraba. Sencillamente, enarcó una ceja y volvió a sonreír.

Pero ahora mismo no puedes correr con él. Además, la gracia es que corras tú, Mark –contestó antes de sonreír por la propia corrección que se acababa de hacer a sí mismo–. Estás mejorando mucho en muy poco tiempo… Te estás esforzando –dijo entonces repentinamente, dedicándole una sonrisa sincera.

Sin embargo, esa sonrisa no tardó en desaparecer para transformarse en una mueca de sorpresa. Parpadeó un par de veces, al comprender que estaba sucediendo, ya cuando su trenza se estaba deshaciendo por completo. Reaccionó con menos rapidez que de costumbre por la falta de descanso y finalmente echó a correr tras él, dejando escapar una carcajada.

¡Eso no es justo! –replicó de una forma muy poco convincente, dando grandes zancadas con las que trataba de acortar la distancia que le separaba del chico.

Sus largos cabellos rubios, terminaron por desordenarse del todo. Los mechones iban y venían sin ton ni son, reflejando la luz matutina del sol recién alzado por el horizonte.
Playa | 9:30  | con Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Dom Mar 05, 2017 6:04 pm

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Los entrenamientos de los cazadores de sombras poco tenían que ver con la rutina de los jinetes de la Cacería Salvaje. La naturaleza preparaba a los jinetes para el día a día, mientras que los cazadores de sombras se valían de runas y de gimnasios para endurecerse cuando llegaba la hora de patrullar. Sin embargo, Emma se abastecía con la playa que los Blackthorn tenian a su disposición y Mark comprobó en esa carrera, cómo de bien le habia surtido. Recorrer el suelo arenoso suponía imprimir más brío a las zancadas, practicamente no estancarse en el mismo sitio. Algunas olas más insolentes alcazarian sus tobillos, barrerían los granos de arena adheridos a sus pies... y volverían al océano hasta nuevo aviso. La única vez que estuvo en sincronía con la naturaleza era a lomos de Windspear, disparando flechas bajo la atenta mirada de Kieran. ¿Cómo podía había podido experimentar qué era ser libre en la Cacería cuando había estado recluido contra su voluntad? Kieran le habia abierto los ojos y le había mostrado las maravillas del Reino de las Hadas y las costumbres más apacibles, para que las más macabras le parecieran minucias. A decir verdad, cuando Mark se empezaba a sentir más libre fue cuando tuvo la oportunidad de vivir sin ataduras, junto a una familia que le quería y que lo necesitaba. La presión de vivir en la sociedad nefilim era real, un bloque de yeso sobre los hombros de por sí cargados del mestizo, pero su duro trabajo daba frutos y Emma Carstairs los había podido ver.

Con mucha probabilidad, los ánimos de la rubia calaron en Mark. Desplegó la carrera haciendo trampas, algo de lo que no podía despegarse por el momento. Si algo había aprendido de las hadas era la capacidad de ganar ventaja y sin tan siquiera poner sus palabras en un compromiso. Pero era una carrera inocente, una prueba tanto para él de poner su velocidad en manifiesto y para ella, de recomponerse de un truco barato. Mark no dudaba de que Emma le acabaría alcanzando, que la muchacha no entraba como el resto de cazadores de sombras sino que estiraba sus posibilidades hasta el límite... No tardaría en tenerla pisandole los talones, y Mark apreció su silueta al otro lado de la propia, su larga cabellera haciendo aguas como el oleaje.

— ¿Y qué lo es? —no supo con certeza a qué le respondió así. Ni por qué. Sus días de rencor hacia su familia habían quedado atrás. Ya no era Mark, el mestizo abandonado. Ahora era Mark Blackthorn, que se había compinchado con su fiel hermana postiza, Emma Carstairs, para sacar de un futuro apuro a Julian. Tienes que ser tú. A Mark le seguía divirtiendo la idea de "salvar" a su hermano con semejante teatro. Y, si embargo, conociendo a los cuerpos adolescentes y a sus correspondientes hormonas, ¿por qué deberían mentir?

La meta no estaba clara y lo único que tenía en mente era correr y correr, ganar y ser válido para ella. Pero no pudo esperar a llegar a un punto definido y miró por encima de su hombro para ver a Emma darlo todo en la carrera. Estaba en forma, se había entrenado a su propia manera y Mark le sonrió cuando sus mechones desordenados se entorpecían en su camino; pero la velocidad que alcanzaba la cazadora de sombras los mantendría a raya. Era extraño volver a correr junto a alguien, casi tanto como mentalizarse de que habian de tener un engaño basado en una relación sentimental hueca. Mark no había formalizado una relación con nadie, si es que con Kieran podría llamarse así al romance furtivo que compartían. Sin embargo, no le costaba imaginarse cruzando los límites íntimos con Emma y aquello le llenaba de un salvaje júbilo. Extendió una mano, procurando que Emma se fijara en su proposición. Días atrás ya se la había tendido así, medio ofreciéndose. Podían ser un todo en la playa si podían correr a la misma velocidad.

Playa | 9:30 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Vie Mar 10, 2017 8:12 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Aunque fuese su rutina diaria el salir a correr por esa interminable playa de arenas blancas junto a la que se situaba el Instituto de Los Ángeles, aquella experiencia le resultaba completamente nueva. El correr junto a otra persona, en un intento de alcanzarla y sobrepasarla para ganar una insignificante carrera a la que había sido retada; no controlar la respiración de forma regular, sino reír a carcajadas como hacía días que no hacía y sentir su cabello completamente alborotado. Todo aquello era esa nueva experiencia.

Alguna vez se imaginó que un día conseguiría convencer a su parabatai para que se uniese a ella alguna mañana, sin embargo, bien sabía que el los Blackthorn más jóvenes dependían de él para todo; además de que muchas veces, Julian pasaba las noches en vela junto a Tavvy, encargándose de que el pequeño no fuese atormentado por las pesadillas que le generaban los recuerdos de la Guerra Oscura.

Pero ahí estaba Mark, haciendo por voluntad propia lo que muchas veces Emma le había rogado al moreno. Además, había conseguido arrancarle una risa sincera, que hacía días que no era capaz de proferir, que le hizo olvidar también todos los pensamientos que le habían mantenido despierta esos últimos días.

Apenas había recorrido veinte metros que la joven Carstairs alcanzó al rubio. Le dedicó una de sus sonrisas, de esas tan creídas suyas antes de percatarse de que le tendía la mano. Se humedeció los labios y el recuerdo en la habitación del Instituto asaltó su mente. Al menos estuvo dos segundos observándola, antes de estirar su brazo y tomarla. Fue entonces cuando Emma volvió a sonreír ladina y pícara, para después acelerar el ritmo y tirar del muchacho.

Eres un lentorro, Mark Blackthorn –dijo entonces, con la respiración acelerada y la voz entrecortada.

Sin embargo, llegó un momento en que el cuerpo de Emma no podía con tanto esfuerzo. Llevaba más de treinta y seis horas despierta, apenas había comido y se estaba pidiendo más a sí misma de lo que podía soportar. Por esa misma razón, una de sus zancadas falló, se desequilibró y terminó cayendo sobre la mullida arena, arrastrando a Mark con ella.

Playa | 9:30  | con Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Miér Mar 15, 2017 11:18 pm

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Sí, todo habia empezado con una provocación al más puro estilo de Emma Carstairs. Y Mark, que apenas podía contener sus instintos primarios, picaba el anzuelo sin demorarse ni atenerse las consecuencias. Pero, ¿qué habia de malo en competir con la cazadora de sombras más experimentada de su generación? Mark no predecia una derrota en esa carrera por la playa, sino una clara victoria y la oportunidad de presumir a su manera. Correr a la altura de Emma Carstairs también suponía un desafío que no estaba dispuesto a considerarlo como tal, pero que le llenaba el pecho de gozo a la que ella aceptaba su mano y procuraban avanzar los metros restantes a la par... Sin embargo, fallaron estrepitosamente en el intento. ¿Le había llamado lentorro? La faceta más aniñada del mestizo le hizo fruncir el ceño, una réplica a punto de hacerse notar cuando lo que se suponía que debía ser la carrera del siglo, se vio truncada por un juego de piernas y otros tantos factores que Mark no se atrevería a cuestionar.

Ocurrió tan rápido que los reflejos del chico medio hada no dieron mucho de sí. La arena amortiguaría la inevitable caída dado que sus manos enlazadas no se habían soltado en ningún momento... Hasta tal punto se extendía la metáfora que cuando Emma quedó tendida en la arena, Mark se las apañó para no salir despedido demasiado lejos. Uno de sus codos frenó el desliz y la otra mano anexa a la de la rubia, garantizaba una posición para nada incómoda. No cuando Emma le había pedido que crearan el bulo del siglo entre los dos: fingir una relación o, en su defecto, una cercanía que unos meros amigos no tendrían. Mark recordaba su petición como si fuera ayer, cuando de hecho habían transcurrido unos cuantos días. Pero no podía quitarse de la cabeza el halago implícito en sus palabras: no le consideraba horroroso en absoluto, y tenía que ser él, de entre todos los tipos que hubiese por los paseos marítimos de Los Ángeles.

Mentiría si dijera que había superado la decepción de Kieran, pero como Mark podía permitirse enrevesar las palabras sin ser juzgado (ya no se encontraba en el Reino de las Hadas), también  podía permitirse pasar página. Emma quedó sepultada bajo el peso de Mark, que había subido un tanto desde que se había alimentado copiosamente al volver de la Cacería, y sus músculos habían ganado solidez por los entrenamientos. — Esto ha sido inesperado... —reconoció con una sonrisa impresa en la mirada bicolor, pero no en sus labios. Bajo su cuerpo podía notar el de Emma, cuya anatomía difería de la propia por razones evidentes, pero estaba igual o más tonificada que la propia. Allá donde sus pieles se tocaban, como podía ser el abdomen al levantarse las camisetas, aceleró el de por sí agitado pulso de Mark. Si aquella era la meta, el rubio se podía dar por satisfecho. — ¿Crees que me tomo las cosas con calma? —Estuvo muy tentado a añadir la muletilla por excelencia, a recitar el nombre completo de la cazadora de sombras por el mero hecho de paladear cada sílaba. En su lugar, inspiró por la nariz para recuperar el oxígeno, impregnado de sal marina, y lo exhaló para retirarle un mechón rubio del rostro.

Emma era atractiva hasta decir basta y Mark no solo quiso evaluarla con la mirada, sino con los labios. Como si de una fresa se tratara —una de sus frutas silvestres favoritas—, la boca de Emma llamó su atención para catar su labio inferior en un mordisco. Después sus labios le pedían una cata completa, un beso que necesitaba con urgencia. Los granos de arena se filtraban entre los dedos de sus pies a la que esperaba que su atrevimiento no se viese cortado por un arrebato de la rubia. ¿Acaso consideraría que el rubio Blackthorn no se lo tomaría realmente en serio? El calificativo "lentorro" había perdido vigencia una vez había terminado la carrera, pero su significado no tenía por qué trascender esos límites... ¿verdad? Los labios de Mark aseguraban otra cosa.

Playa | 9:30 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Dom Mar 26, 2017 11:14 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
De haber ocurrido en otro momento, cuando el cansancio no le estuviera pasando factura, cuando realmente hubiera estado en su plena forma, aquel desliz no habría sido un impedimento en la carrera. Probablemente hubiera dominado su cuerpo incluso en la caída, de forma que la fuerza obtenida por ella la habría invertido en realizar una voltereta para después incorporarse como si nada y seguir corriendo. Pero había que tener en cuenta otro factor más: De haber seguido cogida de la mano del rubiales, también habría sido difícil llevar a cabo esa idea.

Ahora la última Carstairs estaba tumbada sobre la mullida y blanca arena de la playa. Su pelo estaba revuelto y desparramado, con múltiples granos colándose entre ellos. Los rayos del sol al incidir sobre sus mechones, reflejaron las distintas tonalidades rubias que poseían. Tenía sus grandes ojos azules cerrados, las mejillas arreboladas por el esfuerzo y el corazón latiendo en su pecho de forma acelerada por el esfuerzo. ¿Cómo podía haber ocurrido aquello? Resultaba frustrante… Porque realmente sabía la respuesta, pero trataba de obviarla. Por mucho que necesitase descansar, no encontraba forma alguna de hacerlo.

No fue consciente, hasta segundos después, del peso del cuerpo ajeno. Emma abrió los ojos y se encontró directamente con la heterocromía que caracterizaba al medio hada. Se humedeció los labios a la par que le devolvía la mirada. Sus primeras palabras lograron que una pequeña sonrisa asomase por sus labios e iluminase su agotado rostro, que claramente, reflejaba la falta de descanso.

Conforme los segundos pasaban, Emma era cada vez más consciente de la situación. Sintió la calidez de la piel ajena sobre la propia; se percató de que solo unos centímetros separaban sus rostros, que compartían ese aire entre ellos. Y algo muy poco propio de ella ocurrió: un leve sonrojo iluminó sus mejillas. Pero no apartó la mirada, no. De hecho, inevitablemente alzó una ceja ante su pregunta.

¿Tú? ¿Las cosas con calma? –repitió la joven ladeando la cabeza a un lado. El mechón rebelde que le molestaba cayó a un lado con el resoplido de Mark. ¿Qué podía contestarle a aquello? Trataba de encontrar una respuesta mientras continuaba mirándole.

Pero por esa misma razón, se olvidó de aquello y recordó que cuando era una canija, Mark siempre había sido el chico mayor que le gustaba. Habían jugado juntos muchas veces, entrenado también. Antes de que la Cacería Salvaje se lo llevase lejos de su familia.

Pero ahí volvían a estar. Juntos, los dos, disfrutando de un buen momento que se había hecho extrañamente íntimo y en el que se dio cuenta que no podía dejar de mirarle… Y de pensar que seguía siendo tan atractivo como una vez le pareció.

La mano de la cazadora de sombras consiguió moverse y ascender hasta el rostro ajeno, para acariciar su mejilla con lentitud.

Creo… Que sabes ir a la velocidad necesaria en cada momento, Mark Blackthorn –susurró finalmente, junto al murmullo de las olas. No sabía muy bien lo que estaba haciendo ni lo que decía.

De hecho, se quedó sin aliento cuando sintió su labio inferior entre los dientes ajenos un par de segundos. Parpadeó despacio un par de veces, antes de que sus ojos se posasen en la boca de Mark. Maldita sea… Era tan atrayente… Pero Julian…

Su nombre le atravesó el pecho. No había ni pero ni Julian ya. Debía protegerle. Debía hacer aquello por su parabatai y también por ella. Además, definitivamente, si en esos instantes hacía lo que iba a hacer… Era más por un deseo interno, no por todo lo anterior.

Así fue como Emma Carstairs alzó ligeramente el rostro y provocó un roce entre sus labios, para dar lugar al beso que sin duda ambos estaban ansiando.

Playa | 9:30  | con Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Lun Mar 27, 2017 7:42 pm

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Y... ¿era así como se esperaba sentir al besar a Emma Carstairs? Para ser sinceros, Mark no habia sopesado la idea de invadir el espacio personal de la rubia hasta que ella se lo hubo pedido. Tanto Kieran y Cristina habian traido de cabeza al mestizo; uno suponía el amor afectuoso, el que le habia arropado su solitario corazón las noches de caza mientras que el otro era puramente carnal. O eso fue lo que ella le dijo. Mark habia perdido años de su vida como para ganar experiencia en asuntos del corazón de un joven adulto. Se movía por impulsos y acataba las ordenes que sus instintos le dictaban. No tenía filtro ni consideración. Y hasta donde sabía, Emma se habia mantenido fuera de sus posibilidades. Fue una sorpresa volcarse de pleno en la farsa con una Emma ya crecidita. A lo mejor se trataba de eso, de que Mark había concebido a la Carstairs como una hermana pequeña (como si le faltaran) y no la mujer que podría despertar un apetito sexual, nada fraternal.

Cuántas cosas tenía por aprender. Seguiría preguntandose el propósito de semejante embrollo en el que se había metido de pleno, pero Mark no era realmente estúpido y más le valía confiar en el criterio de Emma. Ella se sabía lo que hacía. Su hermano ya era un tema de por sí serio como para bromear. Y bien sabía el Ángel que Emma Carstairs complementaba a Julian. Sin embargo, ¿quién les iba a decir que incluso las mismísimas leyes mundanas estarían de su parte? ¿Que sus cuerpos podrían encajar y acomodarse al otro sin que un escalofrío de remordimientos les instara a separarse? El alma salvaje de Mark necesitaba ocupar el vacío que Kieran y Cristina habían ocasionado, aunque lo cierto era que necesitaba a Emma y no a ninguno de sus anteriores amantes. Necesitaba que Emma le diese vía libre, que se planteara que mentir era todo un arte, pero actuar con naturalidad era el mayor logro de todos. El mar se llevaría la vergüenza de la cazadora de sombras por haber fallado a su sagrada carrera por la playa, como también la oportunidad del chico medio hada de seguir enroscándose en las corrientes marinas. Él, que podía ser veloz a lomos de un corcel, disparando flechas y realizando piruetas aéreas... a su vez, Emma había reconocido que el momento era perfecto para seguir su curso. Ni inquietantemente pausado, ni excesivamente rápido. Era todo lo que necesitaba saber.

El aleteo de las pestañas femeninas simuló el despliegue de una mariposa. Mark no se había sentido tan en sintonía como cuando era uno con el pulso de la vida en la tierra de las hadas. La mano de Emma era receptiva, envolviendo la mejilla del mestizo mientras que su boca le ofrecía una invitación total. El ángulo de sus barbillas permitía que se desencadenara un beso tras otro, si que habia un fin o estaban siendo presos de una unión insondable. No reprimió un jadeo que nació de su garganta, totalmente cautivo por el sabor de su boca. No se equiparaba a nada que hubiese probado antes. Y entre sus dientes era cuando más podía exprimirlo.

Sus caderas habían terminado alineandose, la mano libre del rubio sosteniendo un puñado de arena a la que cavaba bajo la espalda ajena y la atraía hacia sí. Le persuadió con su cuerpo, el que no podía ocultar sus sensaciones: el vello crispado, la piel ardiendo y no por el sol luminoso y costero de Los Ángeles.Emma Carstairs era una caja de sorpresas, un extraordinario descubrimiento y Mark pensó remotamente, que si por cada beso que deseaba seguir dandole a Emma podía salvar a Julian, entonces su hermano tendría un seguro de vida factible.


Playa | 9:30 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Lun Mar 27, 2017 11:17 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
El roce entre los labios de ambos jóvenes se convirtió en un beso pausado, calculado y suave. A ese le siguió otro menos premeditado, más rápido y espontáneo. Entre ambos, el jadeo que emergió de la garganta de Mark le tomó completamente por sorpresa. Lo cierto era… que Emma tenía entendido que las hadas tenían unas costumbres muy diferentes en lo que a relaciones físicas se refería. También había presenciado la forma en la que el chico y Kieran se habían mirado en alguna que otra ocasión… E incluso el dolor que el rubio había sentido cuando su compañero de la Cacería no había logrado detener el castigo que le habían infligido ella en un intento de salvar a Julian. Por esa misma razón, estaba segura de que en las noches solitarias, ambos jóvenes habrían compartido más de un momento. Y un beso no sería para nada algo del otro mundo.

Además… Aquel no era su primer beso. Días atrás, en su habitación, había aceptado la mano que le había tendido Mark para poner en marcha toda aquella patomima. Y en un intento de empezar a contar medias verdades… Pues…

Pero ese momento parecía haber sido tan lejano a lo que en esos precisos instantes estaban experimentando. Sintió el cuerpo firme y esbelto de Mark sobre el suyo, acomodándose sin llegar a aplastarla, mientras se encargaba de robarle el aliento.

Hasta el momento, esos segundos que habían durado los primeros besos, la mano de Emma había permanecido en la mejilla contraria. No obstante, ésta se deslizó hacia la nuca del chico, enredando los largos dedos en el cabello de su nuca, ese que se había pegado ligeramente por el sudor, impidiendo que se alejase. La otra, por su parte, agarró con fuerza la parte baja de la camiseta del contrario, como si creyese que se iba a marchar en cualquier momento.

Estaba siendo todo tan… diferente. Nada que ver con los chicos a los que había besado antes. Ni siquiera Jules.

El roce de sus pieles en aquellas zonas donde sus prendas no les cubrían y en donde estaban en contacto directo consiguió que Emma se estremeciese. Y no solamente por eso un escalofrío le recorrió de pies a cabeza, no. También estaba la mano del joven atrayéndola hacia sí y estando como estaban, no se negó en absoluto.

Perdió la cuenta de los besos y también la noción del tiempo. Solo supo que necesitaba respirar y finalmente se separó un poco del rostro ajeno, no sin antes capturar entre sus dientes el labio inferior de Mark y tirar ligeramente de él.

Con la respiración entrecortada, las mejillas sonrojadas, los labios hinchados y brillantes por los besos y sus ojos iluminados, la cazadora de sombras se quedó mirando al contrario. No sabía qué decir en aquellos instantes y eso sí que era raro en ella. Siempre tenía una idea de lo que soltar en cada momento.

Playa | 9:30  | con Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Sáb Abr 01, 2017 1:04 am

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
No se trataba de un solo beso. Eran el acorde de las manos de Mark queriendo arrancar sensaciones a su amiga, las de ella y su lenguaje no verbal atrayéndolo hacia el vórtice de la complacencia. También jugaba un papel muy importante su corazón, que latía desbocado al ritmo de una canción feérica, el compás de los rayos del sol que empezaban a incidir en su espalda, la mente que se le ha quedado completamente en blanco y solo transcurren imágenes tras sus párpados cerrados. Los labios de Emma se recreaban constantemente, como si no bastara con probarlos. Fuera como fuese, ese momento fue elegido por el Ángel para que los jóvenes pudieran experimentar ese despliegue de percepciones. ¿Por qué mentir? No siempre necesito mentir, Carstairs. No lo expresaria verbalmente, pero el en el beso se podían decir tantísimas cosas que uno ni se percataría de lo mucho que se exponía al otro.

El agarre de Emma era firme, tan decidido como el cabeceo en pos de avivar el ritmo del beso, del ardor en el pecho sugiriendo que pusiera una coma en el proceso. Mark iba en crescendo y no es que quisiera detenerse de buenas a primeras. ¡Y ni siquiera eran las doce del mediodía! Algo de sensatez tendría que mostrarse por parte de uno de los dos, y fue Emma quien le hizo volver a jadear al despegar sus bocas... para volver a reclamarlo en la venganza personal de mordiscos. Y todo había empezado así, curiosamente. ¿Acaso cuando se pusieran en pie, no tendría que fingir otro traspié para volver a revolcarse con la rubia? No, nada de mentiras.

— Esto se nos da demasiado bien. —Y no se refería a cualquier ritual labial, ni a hacer creíble una patraña a ojos del resto de la familia Blackthorn. Se refería... a conectar. La brisa marina se había adherido a los cabellos de Emma y su perfume personal junto al inodoro sudor, desprendían un nuevo aroma marino. Apenas se había despegado de su rostros, que dada la longitud de las pestañas femeninas, podría abanicarle las mejillas si lo deseara... Su nariz se alineó con la de ella y entornó los ojos, consciente de haber sido el primero en articular palabra. ¿Por qué resultaba tan difícil? Mark no entendía a las hadas al cien por cien, pero tampoco entendía a los cazadores de sombras. De hecho, no se entendía ni a sí mismo... como para entender qué había silenciado a la rubia.

De pronto, como si le abordara un recuerdo aleatorio, recordó que la misma espalda que había estado acariciando con suma atención hacia unos instantes, había sido castigada por error. Se deslizó hacia un lado y acomodó el costado en la arena. En el proceso, supuso potenciar el roce con Emma. Y, por el Ángel, afirmó su agarre al sostenerla por el codo y abandonar su espalda definitivamente. Se le oscureció la mirada, como si una nube hubiese tapado el Sol brevemente, y presionó su mejilla con de ella. Le ardía cada parte de su cuerpo, y su cara no era una excepción. — Lo siento. —La cercanía le hizo sincerarse. Desde el infortunio del látigo de las hadas abrasando la piel de Emma por su culpa, porque Julian también se disponía a recibir por él, Mark necesitaría más días para disculparse.


Playa | 9:30 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Miér Abr 05, 2017 3:09 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
A pesar de que el beso hubiera cesado, mientras su pecho ascendía y descendía a un ritmo considerablemente rápido por la falta de oxígeno, Emma no se movió de donde estaba. Ni le pidió a Mark que se apartase. De hecho, eso era lo último que deseaba. Las finas manos de la rubia se permitieron el lujo de permanecer donde se encontraban… bueno, quizás se deslizasen para poder dejar algunas caricias: la que había agarrado con firmeza el cabello corto ajeno terminó acariciando su cuello para ascender después a su mejilla y dejar un roce en los labios entreabiertos de Mark. Esos labios que no podía dejar de mirar en ese preciso instante. Por su parte, la otra mano que sujetaba la tela de la camiseta ajena se aflojó y, en un acto algo atrevido, se coló justo por debajo de ella, acariciando la tersa y ardiente piel del chico.

Mentiría si dijera que aquello no le había gustado. Por Raziel… Había sido maravilloso. Y pensar que de pequeña, antes de la Guerra Oscura, había estado completamente pillada por Mark y ahora encontrarse en la playa entre sus brazos… Algo que había sido un enamoramiento infantil, que siempre había visto como algo platónico e imposible de que sucediese por ser unos años menor, se estaba haciendo realidad. Aunque el origen no estuviera siendo lo más sincero del mundo, sino una simple treta, un juego para proteger a su parabatai.

Finalmente, el silencio que tan solo ocupaba el ir y venir del mar en la orilla fue roto por las palabras del joven. Sus ojos azules se encontraron con los bicolores de él antes de que una pequeña carcajada emergiese de sus labios, sincera y divertida.

Sí, la verdad es que se nos da de miedo, Blackthorn… –confirmó mordiéndose el labio inferior, sin perder por un instante esa sonrisa que se había dibujado en su rostro, iluminándolo a pesar del cansancio.

Fue tras aquello que Mark se separó, dejándose caer sobre la arena a su lado, haciendo a su vez que ella se girase y quedase de costado. Frunció ligeramente el entrecejo, intentando comprender el cambio en su mirada, en su rostro completo. Entonces las palabras de disculpa llegaron y Emma se quedó completamente perpleja. ¿Sentir? ¿Qué sentía?

No sé a qué te refieres, Mark… –confesó en un susurro, mientras volvía a acariciar su mejilla, con lentitud–. No recuerdo que hayas hecho nada malo. Aunque si te quieres sentir culpable por besar de maravilla, entonces dejo que te disculpes –bromeó mientras sus labios se curvaban en una minúscula sonrisa.

Playa | 9:30  | con Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Miér Abr 12, 2017 12:06 am

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Todas y cada una de sus terminaciones nerviosas le gritaban, le ordenaban y le obligaban a no alejarse demasiado de Emma. Tras haber descubierto en ella ese horizonte de estridentes emociones, de complicadas reacciones químicas... Supo mejor que nunca que podían seguir con esa farsa sin que pareciera una. Mark tenía tendencia a encapricharse rápido y brevemente. La prueba viviente recaía en la amiga de la familia, Cristina Rosales. Pero, ¿era acaso Emma un simple capricho? Empezó siendo un favor y, ¿continuaría siéndolo? Era evidente que la rubia no le hacía ascos, y que desde que sellaron su pacto en su habitación, la evolución había sido grata. Merecían un premio como la tanda de besos que se habían dado de buena mañana en la playa.

No tenía por qué haber cambiado de tema tan repentinamente. En primer lugar, porque la mente de Mark no estaba conectada a la de Emma por mucho que sus labios sí lo estuvieran. Y en segundo lugar, no seria un tema agradable que sacar a coalición. Prefirió seguir los atajos que Emma dejó caer en forma de piropos. Ella no tenía pelos en la lengua para decir lo que pensaba. El chico medio hada empezaría a enumerar las cosas que más le atraían de ella y, desde este encontronazo, serían sus caricias y el néctar de sus besos.

— Vaya. No es nada. —Si había aprendido a hablar en verso durante su estancia en el Reino de las Hadas, lo había olvidado por completo al rendirse a las caricias de Emma. — En tal caso, no me importaría cumplir condena. —Eso estaba mucho mejor, tratándose de él y dadas las circunstancias. No había parte del cuerpo que no le ardiera y la arena recalentandose al sol, no beneficiaba en absoluto su estado. Se volvió a incorporar, permitiendo que sus caderas se saludaran de nuevo. Separarse fue un error, pero su mano no volvería a posarse en la espalda de Emma. Habia una cicatriz que le hacía estar reacio a palpar, no con tan poco margen de tiempo desde el accidente. — Entonces, ¿doy la talla para acompañarte en tus proximos entrenamientos?

¿Aquello fue una sonrisa? Los ojos bicolor de Mark captaron una curva en los labios de ella que merecía ser atendida. Presionó sus labios sobre los de ella, contagiándose de esa sonrisa cómplice en el acto. Cuando quiso volver a mirarla a los ojos, un escalofrío le hizo desviar la mirada hacia el Instituto. Fardaría de tener una vista nítida y perspicaz, la de un arquero que jamás malgasta las flechas, pero no logró atisbar quién estaría mirando hacia su dirección. Quien fuera de la familia Blackthorn, ¿habría llegado lo suficientemente pronto como para no perderse el revolcón en la arena? Un rubor le subiría a las mejillas si se tratara de un chico tímido, pero un voyeur solo daría veracidad a su recién estrenada relación.

— Emma, tal vez nos hayan visto —y la idea le divertía.

Playa | 9:30 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Lun Abr 17, 2017 8:53 am


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
La cazadora de sombras continuaba entretenida con el recorrido que sus manos, finas y suaves a pesar de ser de una guerrera, seguían por el cuerpo del contrario, tan diferente del suyo pero no completamente desconocido.  A fin de cuentas, hasta el momento, había experimentado con el cuerpo de Cameron (quizás de una forma algo egoísta, pues sus sentimientos por él eran casi inexistentes. Era guapo y algo de química había entre ellos… Sin embargo, demasiado pesado, siempre tratando de protegerla cuando realmente no necesitaba a nadie para él) y el de Julian… Ay, Jules… Le dolió pensar en él, tendida ahí en la arena de la playa. Su lugar predilecto, donde a pesar del lazo de parabatai que les unía, se entregaron el uno al otro.

Necesitó unos segundos, cerrar los ojos y tragar saliva. Ahora eso ya no iba a repetirse. Debía pasar página. Ese era su pasado y debía velar por el futuro de ambos, por el bienestar del Blackthorn. Y eso con llevaba romperle el corazón en mil pedazos y machacarlo.

Dejó escapar un largo suspiro entonces mientras se obligaba a apartar todos esos malos pensamientos de su mente. Quería centrarse en el joven al que tenía junto a ella tumbado, con el que se había fundido en un apasionado beso. Acababan de descubrir la química tan fuerte que entre ellos había. Era imposible no percatarse de lo bien que parecían encajar juntos.

Finalmente, después de un pequeño silencio tras aquella repentina e incomprensible disculpa por parte del joven con heterocromía, éste se atrevió a volver a hablar. ¿Qué? Obviamente que no era nada era mentira. No le gustaba que la gente dijese algo que la dejaba completamente perpleja y luego no se dignase a explicar a cuento de qué venía eso. Por esa misma razón, frunció de forma pronunciada el entrecejo.

Con sus orbes color caramelo posados en los del contrario, Emma trató de averiguar a qué se refería. Aún era capaz de sentir las gentiles caricias en la parte baja de su espalda que segundos después fueron cesadas con temor. También había procurado que quedase de lado… ¿Por qué tanta preocupación por su espalda…? No necesitó más de un par de segundos en caer en la cuenta.

Mark… –comenzó a decir, pero no tuvo tiempo de continuar, pues él cambio completamente de tema. Se mordió con una sonrisa el labio inferior al escuchar sus palabras–. ¿Condena? ¿Y qué clase de condena no te importaría cumplir? –preguntó con un calro tono juguetón, acercándose a él y haciendo una ligera mueca al sentir la ardiente arena contra su piel. No podían continuar mucho más ahí tumbados, por desgracia, o definitivamente el sol de primera hora los achicharraría.

Así pues, nada más Mark se separó y se incorporó, la joven Carstairs le siguió. Con algo de torpeza, muy impropia de ella, logró ponerse completamente de pie. Se llevó la mano a la larga melena rubia dorada para poder revolver e intentar deshacerse el mayor número de granos de arena adheridos a sus mechones.

¿De verdad quieres venir a correr todas las mañanas conmigo? –preguntó enarcando una de sus cejas, para después añadir–. De acuerdo, pero no vale echarse atrás después de dos días, ¿trato?

Esbozó una sonrisa ladina al mayor que se amplió con cierta sorpresa al sentir ese repentino beso. Los labios de Mark sabían demasiado bien… Y pensó que si tuvieran oportunidad, podría pasarse un día entero deleitándose con ellos.  Tenía intención de alargarlo unos segundos más, sin embargo, el joven medio hada se giró en dirección hacia el Instituto. Sorprendida de ese gesto, siguió su mirada y logró distinguir durante un segundo, una figura alejándose y regresando.

Tragó saliva y se humedeció los labios asintiendo a sus palabras. Sin haber tenido oportunidad de evitarlo, su cuerpo entero se tensó y los nervios afloraron en su interior. Solo un nombre acudió a su mente. Julian. Cruelmente, esperó que hubiera sido él y que su plan comenzase a surtir efecto de forma inmediata… aunque eso le costase su relación con él.

Sí… Es cierto… –contestó en un principio con voz algo apagada. Pero se obligó a reponerse, esbozó nuevamente una sonrisa y dijo con cierta picardía–. Si nos han visto, habrán tenido un buen espectáculo. Anda, volvamos ya. Necesito una ducha con urgencia, la verdad –añadió echando a andar. A penas habían recorrido unos metros cuando Emma se atrevió a sacar el tema nuevamente–. No fue culpa tuya, Mark. Sabía dónde me metía al ponerme en el lugar de Jules. No me arrepiento de las cicatrices que llevo en la espalda. Además… Están prácticamente curadas. No debes preocuparte por ellas, ¿de acuerdo?

Se atrevió entonces a alargar la mano y tomar la ajena. Emma no solía ser muy de gestos cariñosos de ese estilo, pero quería trasmitirle al joven que lo que decía era cierto.

Playa | 9:30  | con Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Miér Abr 26, 2017 4:22 pm

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Era una buena pregunta que merecía una buena respuesta. Igualar el tono juguetón no implicaría un gran esfuerzo porque al fin y al cabo, estaban coqueteando descaradamente. — No me importaría besarte cada día, sin falta. —No sólo porque se les diese de miedo, sino porque quería superar el miedo atroz a sentirse tan vulnerable bajo las carantoñas de la rubia.

Interrumpidos por un agente externo que serviría de mirón —o tal vez no—, descubrió a Emma Carstairs haciendo caso omiso. Una vez más, estaban ellos y nadie más. Hasta donde Mark podía saber sin entrar en la mente femenina, el encontronazo en la playa había reducido una distancia abisal, quizás podría haberse considerado incómoda. Nada como romper el hielo tras una carrera y haberse coronado a ambos como vencedores. En una posición vertical, de nuevo de pie bajo el sol que avanzaba con la mañana, la melena de Emma ondeaba de nuevo libre por la brisa. Mark parpadeó para disipar las diminutas motas de arena que ella se había desprendido del cabello. No serían un obstáculo, ni tampoco la increíble velocidad que podían alcanzar las largas piernas de la cazadora de sombras, para echarle atrás en su decisión.

— Quiero. Por lo visto, esta rutina te sienta fenomenal. —Y para un espíritu libre como Mark, cumplir con sus entrenamientos durante todo el día encerrado en el gimnasio, no le rendía. Compensar la playa con la sala de entrenamientos, sí, con total probabilidad. — Hasta con lluvia y truenos no perdería una carrera. —Eso fue un tanto exagerado, pero no sería la primera vez que entrenaba a la intemperie en condiciones adversas. Para darle más énfasis, hinchó el pecho y también se retiró la pelambrera rubia hacia atrás.

Aquel que había tenido la oportunidad de ver a la recién formada pareja revolcándose, ya no estaba ahí. — Mañana, a esta hora, podrán volverlo a comprobar.... —Y qué creído se lo tenía. Hizo una floritura para darle vía libre a la rubia. La siguió de cerca, porque la idea de una ducha para quitarse de encima los granos de arena y la subida de temperatura corporal, era muy atractiva. Tal vez un día, incluso compartirían la ducha. Pero tenía días por delante para descubrir los límites de Emma, los cuales intuía que estaban lejanos. Por el Ángel, era Emma Carstairs, todos los chicos (ese tal Cameron, el último), querrían su atención. El estirón que había pegado era considerable. Mark deslizó la mirada sin pudor por su figura hasta que ella rescató un tema de conversación que le hacia erguirse. No estaba incómodo, estaba resignado. El pasado era inmutable. En el futuro quedarían las cicatrices de su desliz, que había arrastrado a Julian y a Emma a su paso.

— Eres temeraria. —No la reprendió; musitó. ¿Hubiera sabido a ciencia cierta, la dureza con la que el látigo podría impactar en su carne? Solo en la Cacería Salvaje podían conocer el dolor del latigazo de Gwyn. — Ese mal trago se podía haber evitado. Y no volverá a ocurrir.Por mi culpa. No confundiría las intenciones de Emma en quitarle hierro —irónicamente— al asunto porque él ya sentía ese peso insensato. Sin embargo, admiraba la dedicación de la rubia, el sentido de la fraternidad y el valor. Por eso, cuando acercó su mano a la de él, Mark la estrechó para querer andar junto a ella. Porque era una buena influencia. Era una cazadora de sombras excepcional. Y porque en su corazón, todas y cada una de las intenciones que tuviera en mantener un lazo sentimental fingido —o no— con Mark, eran bondadosas. — Procuraré que se curen. —Porque lo estaban practicamente. Lejos de la Cacería y su influencia, Mark podía convertirse en alguien mejor.

Se llevó la mano de Emma a los labios. Con cicatrices, curtida y arenosa, la besó. Mañana empezaría su nueva rutina en la playa. Pero no podía garantizar que no se preocuparía por ella.
Playa | 9:30 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Dom Abr 30, 2017 8:25 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Mientras echaban a caminar en dirección al Instituto, Emma se sacudía el cabello dorado y revuelto, en un intento de deshacerse del mayor número de granos de arena que habían quedado impregnados a él. Sentía al joven seguirle no muy de lejos e incluso, sin que fuese necesario volverse hacia Mark, sentía sus ojos clavados en su figura.

̶ Perfecto entonces. Mañana si no estás en punto me marcharé sin ti y me tendrás que alcanzar –aseguró con una sonrisa. Cuando vio cómo hinchaba el pecho tras asegurar que no perdería una carrera, Emma terminó riendo a carcajada limpia, sin poder contenerse–. Puede que con lluvia y truenos no… Pero conmigo fijo que la pierdes. Hoy simplemente has tenido suerte, rubiales –Le aseguró guiñándole juguetona un ojo.

Aún le resultaba algo extraña aquella situación. Hacía ya casi dos semanas que Mark estaba de nuevo con ellos en el Instituto –De hecho, en ese corto periodo de tiempo habían sucedido quizás demasiadas cosas juntas–. Después de cinco años con la Cacería Salvaje estaba claro que había cambiado… Había sufrido mucho con su llegada, pero se había esforzado también lo indecible por recuperarse, por volver a ser uno de ellos, el hermano mayor que les había sido arrebatado. Y el amigo que siempre había tratado de ayudarla y protegerla.

Regresar al tema que habían dejado momentáneamente de lado pareció tensarle ligeramente. Emma había sido capaz de apreciarlo las dos veces en las que la mente del medio hada había rememorado lo mismo que ella recordaba en esos instantes. De hecho, inconscientemente se llevó una de sus manos al hombro contrario, acariciándolo suavemente. El dolor prácticamente había desaparecido ya… Aunque algunas noches –en las que sí que era capaz de dormir–, debía tumbarse bocabajo para encontrarse más cómoda

̶ Eso me dice Julian muy a menudo. Soy consciente por ello –comentó con una divertida sonrisa, intentando no darle demasiada importancia a todo aquello–. Mark… no te tortures por ello, ¿de acuerdo? Forma parte del pasado, un pasado que es imposible de cambiar. Recibí los latigazos por Julian y también por ti. Y estoy feliz de haberos podido proteger a los dos. Los más pequeños os necesitan a ambos… –musitó pensando en Livvy, Ty, Dru y el pequeño Tavvy. Entonces, sintió como finalmente aceptaba su mano y tiraba de ella para caminar algo más juntos–. No debes preocuparte, en serio…

Sabía que, por mucho que ella le dijera aquello, iba a ser igual que hablar con una piedra. No iba a hacerle caso alguno. Dejó escapar un largo suspiro antes de pararse y contemplar como, en un gesto anticuado pero de lo más caballeroso, Mark besó el dorso de su mano. Sin poderlo evitar, una sonrisa ladina curvó sus labios.

̶ Todo un caballero, Mark Blackthorn. Anda… vamos que se nos está haciendo tarde y no me quiero quedar sin desayunar. Hoy tocan tortitas de Jules, su especialidad

Un segundo después de decir aquello, retomaron la vuelta al Instituto, al que llegaron cinco minutos después y desde cuya puerta principal ya se podían escuchar las voces de los más pequeños riendo y hablando animadamente.

Playa | 9:30  | con Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Dom Mayo 14, 2017 6:31 pm

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Pasarían cinco días desde que Mark seguiría el duro ritmo de los entrenamientos matutinos con Emma. El anticipo que recibió el primer día no era ni la mitad de lo que le esperaría. Para empezar, no corrían cogidos de la mano ni un solo metro de longitud por la playa. Emma no se detenía hasta que el sol les picaba en la piel y el último de los Blackthorn se hubiera despertado para desayunar en familia. Eso sí: Mark habia tenido más oportunidades de besar a Emma. Agotados y sedientos, el chico medio hada no escatimaba en besos robados y la maravillosa sensación del cabello rubio, sedoso, e impregnado de sal marina entre sus dedos. Después, durante los desayunos, comían con voracidad, para terminar primeros sus respectivos platos y dejar paso a miradas a través de los comensales. ¿Que si sus hermanos indagaban acerca de su relación? Mejor que mejor. Pero si alguno de ellos estaba al tanto de la situación sentimental de Emma y Mark, no lo habían comentado. No todavía.

Que decir que los cazadores de sombras tenían un aguante sobrehumano. Un entrenamiento como el de Emma era el tentempié para las prácticas diarias en el gimnasio del Instituto de Los Ángeles. Aquella tarde le habia tocado dirigir la técnica de su hermana Livvy, con tal de hacerla más pulcra. Ella habia insistido en querer adquirir "la gracia de los seres mágicos", pero Mark habia torcido el gesto, escondiendo lo que de verdad pensaba. Ella era una cazadora de sombras, ¿por qué querría capturar rasgos de las hadas? Ser mestizo nunca habia sido fácil. Mark quiso entender que Livvy quería su ligereza y aprender nuevas técnicas que al rubio le habían salvado el pellejo en la Cacería. Sin embargo, pensar en su vida ahí cada vez le inquietaba menos...

De todas maneras, Livvy habia aprovechado el momento para preguntarle a bocajarro qué se traía entre manos con Emma. Y para Mark nunca fue tan sencillo decir una verdad a medias. — No lo entenderíais —repuso, bloqueando una cometida de su hermana pequeña. Al mismo tiempo, las puertas de la sala de entrenamiento de abrieron y una Emma entró hecha una furia, vestida con el traje de combate. Le hizo flaquear y llevarse un golpe en el codo. — ¡De acuerdo, está bien! Bien aprovechada mi distracción... —Livvy pareció quedarse satisfecha y olvidó la negativa de su hermano a contarle la verdad. Abandonó la sala. — ¿Emma? Habéis llegado muy pronto.

Sala de entrenamiento | 16:00 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Sáb Jun 10, 2017 7:17 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Cada día que pasaba, las cosas en el Instituto de Los Ángeles se sentían un poco más extrañas de lo habitual. O eso creyó notar Emma, y más aún desde que Mark se había unido a ella en sus entrenamientos matutinos por la playa. Las noches seguían siendo inciertas, sus sueños eran extraños y a menudo conseguían despertarla a las tantas de la madrugada, con el sudor perlando su piel y la respiración acelerada. Y una vez que se despertaba… raro era que lograse conciliar el sueño. En otro tiempo, una solución para ello siempre había sido colarse en el dormitorio de Julian, acurrucarse en la cama junto a él mientras escuchaba el latir de su corazón como la única nana que requería para sucumbir de nuevo al sueño. Pero ya no podía acudir a él, acurrucarse junto como antaño estaba vetado, por ella sí, desde que le dijo que no le quería y le rompió el corazón en mil pedazos, igual que rompió el suyo propio. Aún trataba de convencerse de que era por su bien, para salvarle del absoluto horror que conllevaba que dos parabatai se amasen.

Esos días habían sido tranquilos. Parecía que los demonios y los Subterráneos más rebeldes se habían tomado unos días de descanso. Sí, algún percance había habido, pero nada que requiriese a todos ellos. Las misiones se basaban en hacer rondas por la ciudad para asegurarse de que todo estaba bien. Y para ello, Emma no salía con su parabatai. Ninguno de los dos parecía buscar la compañía del otro… Cristina era su acompañante. Hablaban de cosas sin importancia, cosas de chicas, cosas que le hacían olvidarse de todos los problemas con los que lidiaba diariamente en solitario dentro de su cabeza. Aunque también parecía lograr olvidarse de ellos con las carreras matutinas junto al medio hada, con esos besos furtivos y sus bromas, con la sana competitividad que estaban desarrollando entre ambos…

Sin embargo, al quinto día la calma se vio perturbada. Un importante foco de actividad demoniaca fue reportado al Instituto y Cristina, Julian y Emma salieron equipados y dispuestos a enfrentarse a lo que fuera que estuviera sucediendo. Fue en ese momento en el que ambos se dieron cuenta de que todo entre ellos había cambiado: la confianza se había perdido, esa capacidad de leerse mutuamente y saber, sin necesidad de palabras, lo que iba a hacer el otro para poder complementarse. Debido a ello, Cristina resultó herida, no de gravedad, pero si de algo que podría haberse evitado… A raíz de lo que una fuerte discusión de vuelta a casa comenzó. Cada palabra que se reprochaban el uno al otro resultaba como una puñalada verdaderamente dolorosa. Ambos tenían una parte de razón, pero se empecinaban en no admitir que lo otro que decían no era cierto. Además, Emma continuaba dispuesta a alejarle tanto como fuera posible, hacer que la odiase con todas las células de su cuerpo aunque aquello la destrozase por completo, por lo que no dudó en agravar de alguna forma todo.

Todavía se estaban gritando cuando entraron por las grandes puertas del Instituto. La joven de largos cabellos dorados se alejó de Julian y de Cristina con paso firme y rápido, directa a la sala de entrenamiento. Era el único lugar donde podría desahogarse a gusto, arremetiendo contra algún objetivo inmóvil con Cortana o con los cuchillos arrojadizos. Lo que no se esperó fue encontrarse a Mark y Livvy allí entrenando.

Pasó de largo junto a ellos, sin siquiera saludarles y se detuvo frente al arsenal para poder colocar algunas de los cuchillos y demás armas que había cogido aparte de su inseparable espada. No las necesitaba para entrenar y le estorbaban. Fue cuando colocaba de mala manera un cuchillo serafín que escuchó la voz del rubio a sus espaldas.

¿Sí? Vaya, no me había dado cuenta la verdad –soltó con un tono cortante y mordaz que reflejaba claramente el enfado que aún le hacía hervir sus sangre–.

SALA DE ENTRENAMIENTO | 16:00 | CON Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Dom Jul 02, 2017 7:52 pm

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Perdida la cuenta de las misiones a las que Emma había ido y venido, —algunas de ellas él sirviendole de apoyo con el arco y, sobre todo, para familiarizarse con los alrededores— de todas maneras no recordaba en particular alguna donde ella llegara echando chispas. El negro de su traje de combate la hacia parecer una muchacha todavía más dura y sin caer estrepitosamente en el error de subestimarla por su cara de ángel —irónicamente—, Mark sabía que su coleta dorada despejaba el rostro de una guerrera. De todas maneras, la prudencia no iba de la mano del chico medio hada, y aunque Emma estuviera demasiado cerca de las armas y enfadada a más no poder, él indagaría el porqué de su regreso tan exaltado. Ahora entendía la mueca de Livvy al abandonar la sala, y no la asociaba con su derrota al no haberle dado respuesta a su pregunta.

Mark todavía necesitaba pulir sus modales. Las muletillas inoportunas, los saludos en sus momentos adecuados, la educación en su justa medida... Junto a Emma había recuperado gran parte de la jerga mundana para no desentonar en Los Ángeles y con sus hermanos, como Ty y Livvy, había hecho maratones intensivos de películas actuales para remontar. —Una tarde extraña, de veras —respondió sin más, para aliviar la respuesta feroz de Emma. Por supuesto, el proceso se alargaba considerablemente y no todo lo que soltaba Mark encajaba con sus 21 años de edad.

Trazó un arco con el brazo, haciendo que la espada se balanceara ligeramente a medida que avanzaba hacia Emma. Según se acercaba, podía notar las malas maneras de la muchacha con las armas, y antes de sorprenderla por detrás —mala idea— rodeó el armero. A través de los cuchillos, las facciones de Emma estaban más afiladas y Mark se dirigió a ella entornando los ojos. —La verdad es que es inusual que lleguéis tan pronto. —De las veces que los había acompañado, las misiones no terminaban especialmente rápido porque caían en la prudente costumbre de barrer dos, tres veces el perímetro. Por lo menos, con Julian no había un solo minuto de menos en el trabajo. —¿Es que los demonios de por aquí ya no son rivales para ti? —añadió un tono juguetón al asunto, devolviendo la espada que había usado con Livvy en su soporte. Los demás cuchillos y espadas tintinearon cuando cargó con ella. La ausencia de respuestas por parte de la cazadora de sombras no era buen presagio. —Sea lo que sea, cuentame, Emma. —Y se lo pidió como quien no sabe o no le importa cargar con un secreto de tales magnitudes. Como quien no teme enfrentarse a una verdad desastrosas. Y todo con la misma naturalidad con la que le tendió la mano haría unas semanas y le inquirió ¿por qué mentir?


Sala de entrenamiento | 16:00 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Lun Jul 24, 2017 10:53 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
El enfado no era tanto con Julian como lo era consigo misma, esa era la verdad. Porque a fin de cuentas, ella había leído perfectamente las intenciones en el cuerpo de su parabatai, en la mirada que habían intercambiado previamente antes de dar el primer paso para derribar al demonio menor contra el que debían luchar. Sin embargo, actuó como si no hubiera sucedido tal cosa, como si ya ese vínculo que compartían, esa capacidad que tenían de hablarse sin necesidad de palabras incluso desde su más tierna infancia, estuviera comenzando a fallar.

Quizás si fingía eso también, lograría que el joven Blackthorn comenzase a odiarla. No obstante, no había salido como había planeado. Se había arriesgado demasiado, hasta el punto de que Cristina había sido herida. Su mejor amiga había sido herida. No se lo iba a poder perdonar. Todo por el intento de alejar a Julian de ella. Luego iría a verla, se disculparía. Pero por el momento, se refugiaría allí, en la sala de entrenamiento. Hasta que un tiempo prudencial hubiera pasado y no hubiese riesgo de encontrarse con él.


Pensaba en todo ello, apoyada en una de las islas de mármol donde las armas extras se disponían, con los ojos cerrados y la mandíbula tensa, mientras Mark se acercaba despacio. Sus pasos eran ligeros y silenciosos. Por ello, Emma se sobresaltó ligeramente cuando escuchar su voz más próxima  a sí, pero logró disimularlo. Aquello, no hizo que ella volviese a abrir la boca. No deseaba tomarla con Mark, no tenía culpa de aquella imprudencia que había cometido en batalla.

Cuando alzó su mirada color avellana al frente, justo al otro lado de los cuchillos que pendían sobre la reja donde estaban dispuesta, se encontró con los ojos bicolores del muchacho. Sus facciones estaban relajadas a pesar de las malas maneras con que le había tratado desde que se habían quedado solos minutos atrás. Vio de esa forma cómo entornaba los ojos y ante ese obvio comentario, la joven Carstairs no pudo más que resoplar, desviando nuevamente la mirada hacia los puñales que estaba terminando de limpiar, con cierta culpabilidad.

- Hemos despachado al demonio con facilidad. Simplemente eso... Y también teníamos que regresar antes para poder asegurarnos de que Tina no sufría efectos secundarios por la herida... -musitó en voz tan baja que parecía que hablaba para sí misma solo-. Además, no podía seguir estando junto a Jules. Necesitamos... algo de espacio hasta dentro de un rato.

Cuando colocó la corta hoja de puñal negro en sus sitio, volvió a cerrar los ojos, mordiéndose el labio inferior y tragando saliva.

- Ha sido culpa mía... Tina ha salido herida por mi culpa, Mark. Por esto que estoy intentando hacer para alejar a Jules, para mantenerlo a salvo... Sé que somos nephilim, que las heridas son algo de nuestro día a día, somos guerreros que perecen en batalla. Pero esto no habría pasado de no haber hecho lo que hizo -y con esas últimas palabras, pegó un puñetazo al mármol, sintiendo el dolor cosquillear por todo su brazo. Sintiendo también como la sangre comenzaba a brotar de entre sus nudillos.

SALA DE ENTRENAMIENTO | 16:00 | CON Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Sáb Ago 12, 2017 5:53 pm

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Mark habia estado buscando la verdad por parte de Emma, a través de capas de enfado y filos cortantes, sin importar qué. Emma Carstairs sería un sol de muchacha —¿era esa la expresión mundana que se empleaba?— en las buenas, pero en las malas... era una flecha directa al pecho. Tal vez la fascinación que le despertaba la rubia le hacia arriesgarse. Pero, esa era la cruda verdad que pesaba sobre las cabezas de los cazadores de sombras: una misión podía resultar tanto mortal como satisfactoria. Cada enfrentamiento podía ser victorioso como fatal. Sus misiones en la Cacería Salvaje no distaban demasiado de ser como las de los cazadores de sombras. La única diferencia recaía en que allí, Mark solo amaba a una persona —Kieran— por la cual dispararía flechas sin cesar. El mestizo comprendía que a cuantas más personas amase, más se desataría su instinto de protección. Tenía una familia por la que luchar y por la que cambiar.

No era el único que pensaba así. Emma ya había demostrado ofrecerse por él, por Julian, por sus hermanos... y su mejor amiga. Que Cristina estuviese involucrada en la furia de Emma hizo que Mark se deslizara hasta el lado opuesto del estante de armas y la postura de sus hombros se irguiera. Los peligros para el cazador de sombras eran incontables, pero confiaba en que Cristina fuese tratada en la enfermería como debía antes de visitarla.  Fruncía el ceño, ligeramente obcecado con la idea de que Cristina debía mejorarse a cada minuto que pasaban Emma y él en la sala de entrenamientos.

Pero Emma también necesitaba su ayuda. Pedía a gritos una ayuda que se alejaba más del simple teatro que habían montado. Mark se aproximaba más a Emma, imperturbable, salvo por el ceño fruncido que denotaba preocupación, un rasgo más bien mundano y menos hada. Las reglas en batalla que enumeraba Emma no eran excusa para que ella se sintiera culpable. A él le dolía (¿por compasión o cariño?) que se castigara de esa manera. Ahora el mestizo era el más cuerdo de los dos, aunque no siempre se siguiera ese patrón. Colocó sus dos manos en los hombros de ella, un nudo de tensión que pretendía disipar, a la espera de que abriese los ojos y se encontraran.

— Siempre pides más de ti misma. Te exiges. Eso es maravilloso. —Una verdad más grande que un antiguo juramento. — Pero Cristina va a ponerse bien. Está en sus genes luchar contra el veneno. Pero, en cambio, está en los tuyos no darte por vencida —No estaban tan cerca como en otras ocasiones, aunque Mark estaba hablando con la calma propia que se espera de un poema recitado. — Cristina ha salido herida como podía haberlo salido yo de haberos acompañado. —Entornó la mirada— Lo que ha ocurrido hoy es un aviso. Lo solucionas con Julian o lo solucionas contigo misma. —Y deslizó una mano por su cuello, sobre las cicatrices y las runas desvaídas, de camino a su mejilla. — No es culpa tuya. Es culpa de lo que sientes por él. —No había estado tan alejado de la sociedad como para que a Mark se le escapase lo que encerraba el corazón de Emma. — Y al corazón no se le culpa. —Esa frase se la podía haber escuchado decir a Cristina. Mark se había hecho seguidor de esa lección.


Sala de entrenamiento | 16:00 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Lun Ago 21, 2017 1:14 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Daba igual si Emma se encontraba sola o acompañada… Daba igual que solo hubieran pasado veinte minutos desde lo sucedido… No podía quitarse la imagen de Cristina siendo herida por un acto imprudente, pero también premeditado. Un acto que buscaba hacer creer a Julian que la conexión parabatai que siempre habían mantenido, comenzaba a difuminarse, a desaparecer. Era su mejor amiga y había permitido que le pasase eso. ¿De verdad merecía la compasión de Mark, o el perdón de Tina? No, de lo que realmente era merecedora era del enfado de Jules.

Sus labios dibujaron una pequeña mueca en ellos, de dolor. Pero no llegó a proferir sonido alguno de queja. Separó la mano de la sólida superficie, donde habían quedado pequeños restos de su sangre, justo antes de sentir a Mark ya en aquel lado del estante de armas. Se movía con cautela, podía notarlo en su caminar y en la rigidez de su esbelto cuerpo. Y supuso que, probablemente, temiese molestarla más de lo que ya lo estaba. Se mordió con fuerza el labio inferior y cerró los ojos, sintiendo después las dos manos del mestizo sobre sus hombros.

Escuchó sus palabras en completo silencio… Y cuando mencionó el mismo a la joven mexicana, sintió una punzada de dolor en el pecho. Se le había olvidado por completo, en pleno apogeo de rabia y odio hacia sí, que algo había surgido entre Mark y Cristina. Lo había sabido tiempo atrás por cosas que le contaba ella, pero también por las miradas que se dedicaban mutuamente así como la clara preocupación del uno por el otro, más allá de una simple amistad. Y con ese teatro que ambos habían montado, no solo sufría Julian, sino también ellos dos. Los estaba censurando de una posible relación. ¿En qué clase de persona se estaba convirtiendo? Cierto era que también había regresado Diego el Perfecto, pero aún así…

La muchacha de largos cabellos dorados recogidos en una trenza, agachó la cabeza, un gesto muy impropio de ella. El contrario tenía razón… Debía de solucionar las cosas. Tendría que ser con ella misma, porque con Julian… mejor dejarlo todo así, cada vez más roto. Tragó saliva cuando sintió su caricia ascender por la piel de su cuello, directamente a su mejilla. Sin embargo, creyendo que ya había terminado de hablar, Emma separó sus labios para tratar de buscar una contestación… Mas no pudo. Lo último que dijo consiguió que volviese a abrir los ojos, de forma desmesurada, completamente sorprendida a la vez que aterrorizada. ¿Mark… lo sabía? Su cuerpo entero comenzó a temblar ligeramente.

¿L-Lo sabes? –preguntó en un susurro, humedeciéndose nerviosa los labios. ¿Tan obvio era? ¿Se les notaba con tanta facilidad? Ahora temía que el resto de los Blackthorn sospecharan de aquello. Y ya no solo eso… Aunque desde el principio Mark había sabido que todo era una pantomima, no esperaba que hubiera llegado a la conclusión correcta de la razón por la que se la había pedido–. Siento… Mucho no haberte contado la verdad, Mark. Es algo prohibido… Y no quería que tuvieras que ocultar nada, ni mentir a nadie si te lo decía –confesó alzando una de sus manos hacia la del contrario, que aún reposaba en su mejilla. Normalmente, Emma no se mostraría así de rota e insegura delante de nadie porque odiaba sentirse así. Pero ya eran varios días de agotamiento, esforzándose por alejar a Julian…–. Entenderé que no quieras seguir con todo esto… Porque no es justo para ti –añadió con un suspiro. De verdad, en algún momento aquellos días, había llegado a pensar que la relación que estaban fingiendo tener Mark y ella, podía convertirse en una de verdad, una con sentimientos reales y no fingidos. Pero si él al final decidía que no quería continuar con aquello…
SALA DE ENTRENAMIENTO | 16:00 | CON Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Heartrender el Lun Ago 28, 2017 12:20 am

EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
No sabía lo cerca que habia estado hasta que lo habia dicho en voz alta a la persona en cuestión. Miles de hipotesis habían revoloteado por su cabeza, desde el mero hecho de jugar a ser "algo" pasando por la excusa de mayor peso que era proteger a Julian. De acuerdo, se habia dicho Mark. Voy a proteger a mi hermano como mejor puedo hacer: confiando en Emma. Y ser un ciego en las manos de la rubia le había costado un interés sexual desorbitante, un deseo que se encendía con fuerza cada mañana en la playa, y el cosquilleo de miles de mariposas transportando néctar en su estómago. La última emoción no tenía desperdicio, y el mestizo disfrutaba de ella. Si pasandolo bien podía proteger a Julian, ¿acaso estaba haciendo algo mal? Al corazón no se le culpaba, una de tantas lecciones que Cristina Rosales impartía en el Instituo de los Ángeles con su santa paciencia y su desbordante bondad. Tal vez Mark tenia que dejarse llevar de una vez por todas, aunque conllevara ser egoísta con su hermano menor.

Los mundanos tenían algo llamado "karma". Los cazadores de sombras, en cambio, tenían la justicia divina del Ángel. Mark se movía en terrenos pantanosos, en el limbo entre varios mundos y todavía no tenía bien claro —por mucho que quisiera que el Ángel le bañara con sus leyes— bajo qué mano iba a ser juzgado. Fuese como fuera, a lo mejor había llegado el momento en el que iba a vivir en sus carnes un rechazo como tal. Una experiencia más que sumar. Él había decepcionado a Cristina, confundiendo el deseo por el amor. Ella había perdonado su desliz. Y él había continuado con su vida, cegado por la luz de Emma Carstairs. Y cuanto más unido se sentía a Emma, más podía llegar a entender que el vínculo de parabatai entre ella y su hermano era peligroso. ¿Cómo no iba a serlo? Si la rubia causaba el mismo efecto que una puñalada con su espada, Cortana. Julian estaria sangrando siendo un espectador frente el teatro de Emma y Mark, pero el mestizo se tendría que limitar a ser un actor. Se lo había tomado como un favor, una diversión y un capricho, muy propio de las hadas. Sin embargo, los efectos secundarios podían hacerle sangrar también.

A Emma le parecía horrible la idea de que Mark lo hubiese descubierto por sí solo. Quería asegurarle que tal vez, él era el único. El resto de sus hermanos estaban ensimismados con la farsa que ni se hubieran percatado que Julian cometería semejante pecado como enamorarse de Emma. Pero Mark era libre de hacerlo... hasta cierto punto. ¿Qué era moral? ¿Qué era más justo para el bienestar de Julian?

— He sido yo durante todo este tiempo —le aseguró, las yemas ardiendo y apretando el pómulo para controlar el tembleque que se apoderaba del cuerpo femenino. Y no, no le respondió en su totalidad, pues no quería su perdón. Quería que esa fuese su oportunidad para expresar el cúmulo de sentimientos, extrañas reacciones químicas que su corazón lleno de espinas había estado acunando. —He sido yo más que nunca. —Sin tapujos, Mark había besado a Emma cuando más lo había necesitado. Le había mirado como si fuese la estrella más brillante, mucho más que la que tenía su nombre cuando la localizaba por las noches en la Cacería Salvaje. Mark había fingido sin saber que no estaba fingiendo en absoluto. —De habermelo contado, lo hubiéramos arruinado. —El shock del momento. La tensión a flor de piel. Sí, tenía que darle la razón, ligeramente ensimismado por la caricia ajena. Se inclinó por esa muestra de afecto y no por el inminente rechazo, ladeando la cabeza y besando los dedos de Emma. ¿Tocaba romper con su farsa o convertirla en verdad? — A veces mentir es la única salida. Mentir para proteger a los que amamos... Podría haberlo hecho. Podría hacerlo. —Aprovecharse bien de ser mestizo era algo que se le daba bien. — Pero no lo he hecho. No he mentido. No quiero —Y la voz le fallaba como cuando era un mocoso y pasaba las noches en vela, recordando a su familia, con las manos temblorosas. Deslizó la mano hasta que se agarró al extremo de la cazadora de cuero ajena. Ser sincero era mucho más complejo que mentir. Y él mentiría para encubrir a su familia, pero no quería fingir que sentía algo por Emma, sino vivirlo.


Sala de entrenamiento | 16:00 | con Emma




pulvis et umbra sumus
''Temper us in fire, and we grow stronger. When we suffer, we survive.''
we are dust and shadows




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por SapphireDragon el Dom Oct 01, 2017 4:04 pm


EVERY HUMAN HEART IS CHAINED BY LOVE
Emma estaba completamente segura de que, confirmada ahora la verdad, una verdad prohibida desde que existía el propio concepto de parabatai, el muchacho de ojos bicolor ya no desearía continuar con ello. A fin de cuentas, eso implicaba sacrificar su propia felicidad y su derecho a estar con otra persona a la que de verdad quisiera. No era justo arrebatarle todo aquello. No quería ser la responsable de su infelicidad. Ya era suficiente lo que el chico de ojos aguamarina y ella estaban sufriendo como para que alguien más lo hiciera a su costa.

Su mirada avellana, esa que reflejaba el miedo, el dolor, la tristeza y el agobio de toda la situación en la que llevaba sumida desde hacía ya más de una semana y media, se terminó desviando del rostro de rasgos feéricos al suelo. Aún sentía la calidez de la mano ajena envolver su mejilla, mientras la suya propia reposaba sobre ésta, impidiendo que la apartase por el momento.

Fue entonces, varios segundos después, que sintió la presión que ejercía sobre su piel aumentar ligeramente, acompañando las primeras palabras que Mark decía desde que se había visto incapaz de negar lo que realmente era cierto. Aquello no era lo que se había esperado. De hecho, se había concienciado de que tendría que buscar cualquier otra forma de separar a Julian de ella… De que la odiase en cuerpo y alma. Pero parecía… que no iba a ser necesario.

Sin poderlo evitar, la expresión de confusión y perplejidad se dibujó en las facciones generalmente impertérritas de Emma. Sus ojos volvieron a alzarse, encontrándose con los del chico. Tragó saliva y parpadeó varias veces seguidas, con rapidez. He sido yo más que nunca, acababa de decirle. ¿Qué le quería decir con aquello? ¿De verdad… no le importaba? Soltó una bocanada de aire, puesto que había estado conteniendo el aliento, antes de llevar la mano al rostro ajeno, en un gesto que dejaba entrever su inseguridad. De hecho, lo estaba haciendo como si tratase de discernir si estaba soñándolo, incluso imaginándolo, o aquello era la realidad.

Repentinamente, los labios de Mark acariciaron las yemas de sus dedos, regalándole un beso en ellos. Sintió que su propio corazón daba un vuelco en su pecho, mientras se mordía con fuerza el labio y le escuchaba. Definitivamente, él comprendía lo que había hecho y estaba dispuesto a continuar con todo… Y decía no haber estado mintiendo todo ese tiempo. Espera… ¿es posible que Mark… sienta algo por mi? preguntó una vocecilla insegura en el interior de Emma.

Mark… —su voz tembló al pronunciar su nombre. ¿Qué podía decir aquello? ¿Qué le podía contestar? Sintió el agarre en su cazadora de cuero y volvió a morderse el labio, antes de atreverse a acortar la distancia entre ambos. La joven Carstairs apoyó las manos sobre el pecho de él, antes de esconder el rostro en su cuello—. Creía que podría hacer esto sola, manteniéndote al margen… Creía que era suficientemente fuerte para encajar todo lo que esto suponía: hacerle daño a Julian, hacérmelo a mi… Encubrirlo todo frente a los mellizos, Dru y Tavvy. Pero no lo soy. —admitir algo como aquello era de todo menos propio de ella… pero ya no podía más—. Te necesito conmigo, Mark. No puedo prometer que te pueda querer de la noche a la mañana… Pero te aseguro que nunca he deseado tanto enamorarme de alguien como quiero hacerlo de ti —susurró contra la piel pálida de su cuello, sin verse capaz de salir de ese escondite—. Las mañanas en la playa, esos besos que hemos compartido… Me encantan… Me hacen desearte. Pero no quiero solo deseo entre nosotros —su voz, finalmente, se fue apagando hasta enmudecer.

En esos instantes, Emma estaba mostrándose como realmente se sentía… Algo que nunca se había atrevido a hacer con nadie que no fuese Jules.
SALA DE ENTRENAMIENTO | 16:00 | CON Mark




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1001

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Every human heart is chained by love

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.