Últimos temas
» Part Of Your World | (PRIV) +18
Hoy a las 0:24 por Quisso

» ~We do it for her~
Hoy a las 0:18 por Sassdonyx

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 23:52 por SapphireDragon

» ›› The crimson stray dog & the white moon princess
Ayer a las 23:47 por Sheena

» It had to be you
Ayer a las 23:31 por Snow

» ~ Distance is no excuse if we feel the same
Ayer a las 23:14 por SapphireDragon

» I AM ELIZA
Ayer a las 22:31 por Hermosodehuerta

» Quidditch in the game
Ayer a las 22:11 por Hermosodehuerta

» The Fox and the Mercenary
Ayer a las 21:31 por Little Ball of Psycho

» Forbidden
Ayer a las 20:34 por Quisso

»  Ten years of Labyrinth
Ayer a las 19:36 por Shadows Takes All

» You and me...here
Ayer a las 19:22 por Winter Wiccan

» ~ Accept who you are
Ayer a las 18:54 por SapphireDragon

» ~ Holding hands for the rest of the eternity
Ayer a las 18:27 por SapphireDragon

» ~ Destined to fall
Ayer a las 17:55 por SapphireDragon

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

━ Don't fall in love with an artist. »

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

━ Don't fall in love with an artist. »

Mensaje por Zoldyck el Sáb 25 Feb - 12:08


   
Don't fall in love with an artist

Juliette es una estudiante de arte que sabe perfectamente lo que quiere; conseguir la beca más deseada por todos los estudiantes de arte, la cual ofrecía una estadía de seis meses en la casa del artista más reconocido de Francia y, actualmente, el mundo. Fue toda una sorpresa para la joven cuando le llegó aquella carta escrita por el mismo artista donde la invitaba formalmente a quedarse con él.

No lo dudó, y al cabo de tres horas ya tenía todo pronto para partir a su destino: Francia. A pesar de haber vivido sus primeros años en dicho país, Juliette nunca lo había visitado y secretamente, también guardaba mucha ilusión por recorrer sus calles. Pero, al llegar se encontró con algo que no esperaba. El artista no era un hombre mayor como ella se esperaba, era joven y más precisamente, de su edad. Maillard nunca había aparecido en público ni en ningún evento; mantenía su identidad en secreto. Era un chico sencillo, que vestía con ropa corriente y tenía costumbres extrañas, tales como no llevar jamás reloj o tecnología encima. No comer en restaurantes, o simplemente negarse a dormir ocho horas por día. Hábitos que, según ella, podrían llevarlo directo a la locura.

A medida que la joven lo conoce, se da cuenta de que él en realidad no está loco, él vive de forma diferente a los demás. No sigue las normas ni las convenciones sociales; vive a su manera, simplemente vive. Jacques, quien llevaba observándola desde que había llegado, un día le hace una propuesta de lo más tentadora para él, pero extraña y vergonzosa para ella; pintarla.

   
Juliette Selignac
Estudiante de arte — A.B.F — Kingsglaive
Jacques Maillard
Famoso artista — S.C — Winter Wiccan
Hellcat




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2235

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Don't fall in love with an artist. »

Mensaje por Winter Wiccan el Sáb 25 Feb - 23:13


Don't fall in love with an artist.
 El cielo de París saludaba de forma tímida a través de la ventana del apartamento. Jacques dejó que el suave brillo que entraba en forma de rayos de ángel chocara contra sus párpados antes de abrirlos y desperezarse en su cama, que carecía de somier y se encontraba en el suelo de la habitación más pequeña. Se vistió con lo primero que pillaba en las distintas cajas, combinando la informalidad con una cierta cohesión en el color.

Salió al pequeño salón del piso, donde descansaban todos sus materiales en la esquina aventanada. Olisqueó varias de las macetas que colgaban del techo, captando cada una de las esencias. Para ver algo, debía sentirlo de todas las maneras diferentes y las hierbas aromáticas que desprendían sus aceites le permitían moverse a la campaña del suroeste sin moverse de la Isla de Francia.

Se acercó a la cocina y vertió varias bayas en la batidora, quedando con un saludable batido como resultado. Dejó parte en un vaso y parte en otro. Ahora tenía compañía en su pequeño rincón sagrado y, como tal, debía ser cortés.

Hacía poco menos de un año que había publicado esa especie de concurso para compartir, con él, una estancia. No se consideraba un maestro, ni mucho menos, pero sabía que el arte debía compartirse y evolucionar dentro del interior de cada persona. Tras mucho deliberar, encontró unos dibujos que le sorprendieron. Quizá no fueron los mejores técnicamente, ni los más realistas, pero, en ellos, podía ver a la persona que había apretado el carboncillo o mezclado las témperas. Un artista no debía ser técnico e impersonal, debía errar y ser él mismo, por eso eligió a la chica que descansaba en la habitación que él, anteriormente, ocupaba.

Volvió al salón, donde acompañó su batido de frutas con un par de piezas de manzana que compró el día anterior y esperó pacientemente que la dulce damisela despertara. Cuando la recogió en el aeropuerto se sintió fresco al ver como ella le trataba como un ayudante o un estudiante de “Maillard” en vez de ser él. No fue hasta que llegaron al apartamento cuando la sorpresa de la muchacha fue máxima. Quizá todo el mundo esperaba que un artista fuera alguien con tablas, no tenía por qué. El mundo del arte estaba lleno de prejuicios y él los erradicaba todos en un silencio que bailaba sutil bajo el cielo de París.
Cuando, tras acabar su desayuno, observó que la muchacha no despertaba, quiso tomar medidas. El sol brillaba y París lucía tan bella como de costumbre, tenía que aprender a ver esa hermosura. Traqueó en un par de ocasiones en la puerta, tarareando un tema de Charles Aznavour, hasta que escuchó movimientos en el interior de la habitación.

Volvió a su sitio en la mesa, frente al vaso de la muchacha. “Bon matin, mademoiselle.” Saludó a la joven, que parecía adormecida. “El sol brilla y, como tal, debe brillar la gente.” Pensó qué podían hacer ese día. La joven iba a pasar ahí seis meses y debía aprender, debían compartir su arte. “Hoy pienso llevaros al Cementerio de Père Lachaise, os va a encantar.”
 
Jacques — Con Juliette — Apartamento en París

Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
454

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Don't fall in love with an artist. »

Mensaje por Zoldyck el Dom 26 Feb - 20:49


Don't fall in love with an artist.
 Juliette había llegado a París el día anterior desde Ginebra y le costaba acostumbrarse. No porque no le gustara el país, cuyos paisajes la habían cautivado aún a través del cristal del coche, sino porque le costaba acomodarse a un nuevo lugar, y a una nueva casa. Aún más cuando no había compartido casa con nadie, y menos con un hombre. Si tenía en cuenta que era un gran artista y que el día anterior lo había confundido con el ayudante de Maillard.. empeoraba aún más. La noche anterior había pasado buenas horas colocando sus cosas, al menos organizando la ropa y sus bártulos para pintar y dibujar a un lado de la habitación. Y aunque estaba cansada, se quedó leyendo hasta altas horas porque no podía conciliar el sueño. Siempre le había costado dormir en lugares extraños para ella o casa ajenas.

Al final, terminó por caer dormida en la madrugada y no se levantó a la hora temprana que siempre acostumbraba. Por eso, cuando escuchó unos leves golpes en la puerta de la habitación, casi se levantó de un salto, alertada por los golpes. Seguramente habría sido Jacques, que viendo que no se levantaba, acudió a llamarla. Que verguenza, pensó, y miró el reloj. No era muy tarde, pero aún así revasaba las horas a las que siempre se había levantado. Juliette se acomodó el pelo en un pequeño espejo y se frotó la cara. No se molestó en cambiarse, porque quería salir lo más rápido posible; de todos modos vestía unos pantalones largos de cuadros y una camiseta a juego, un típico pijama. Nada de que avergonzarse. Acudió primero al baño para refrescarse la cara y no parecer demasiado cansada. Después acudió al salón y lo vio sentado en la mesa, con un vaso lleno de algo parecido a un batido y algo de fruta delante suya.

Buenos días.— Saludó ella, acorde con el saludo que él le había dado, con una leve sonrisa también. Se sentó frente a él, viendo los platos de su desayuno delante de él, dándose cuenta de que él ya había tomado lo correspondiente. — Siento no haber salido antes, no he dormido demasiado bien.— Le dijo, colocándose el cabello detrás de la oreja, algo nerviosa. Era la primera mañana juntos. Siempre había pensado que tenía que tratarlo como un hombre maduro o incluso mayor, porque su experiencia en sus obras daba a entender muchos años, pero al verlo, todo lo que pensaba hacer se desvaneció.— ¿Esto es para mi?— Preguntó, mirando aquel ligero desayuno que él había preparado. Eso provocó una sincera y tierna sonrisa en el rostro de la mujer, a la que nunca le habían preparado un desayuno.

Gracias.— Agradeció ella, cogiendo el vaso y probando aquel dulce batido, su rostro mostrando que realmente le gustaba. Cuando le mencionó que la llevaría de visita a uno de los cementerios más famosos del mundo, ella se sorprendió.— Oh, genial, tiene que ser precioso.— Aceptó ella, pensando ya en que se llevaría su cuaderno, sus lápices y carboncillos para retratar todo lo que veía. Pasaron un rato más hablando de lo que harían ese día, mientras Juliette desayunaba y cuando terminó, se levantó suavemente, dispuesta a prepararse.—Me cambio en nada.— Le dijo, con una sonrisa, retirando sus propios platos para llevarlos a la cocina, moviéndose después a su habitación para ponerse un vestido negro conuna chaqueta y guardar sus cosas en una mochila que lo pudiera abarcar todo, aunque claramente el cuaderno tendría que llevarlo en sus brazos. Una vez lista, sólo le quedaba salir, esperando no alimentar el tópico de que las mujeres tardaban en arreglarse.

Con Juliette— Jacques — Apartamento en París

Hellcat




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2235

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Don't fall in love with an artist. »

Mensaje por Winter Wiccan el Mar 28 Feb - 23:35


Don't fall in love with an artist.
 Esperó con paciencia, sin moverse de la mesa, a que la joven se aseara y desayunara. Al fin y al cabo, era su invitada, y un buen anfitrión debía esperar a que su huésped hiciera y deshiciera lo oportuno con cada una de las comidas. Cuando la muchacha sugirió que durmió mal, frunció ligeramente su ceño. “¿Te resulta incómoda la cama? Podemos cambiar el colchón si te molesta.” En términos del confort, cada ser humano era un mundo, igual que cuando cogían un lienzo. Quizá un colchón sencillo como el que poseía no era el mejor para las necesidades de su pupila, mejor dicho, su compañera. “Si tienes cualquier otro problema, no dudes en avisarme.” Comentó, dejando claro que, en ese apartamento, ella era la persona más importante. Él podía ser el “maestro”, por muy incorrecto que fuera ese término, pero un buen profesor solo lo era cuando se preocupaba por su alumnado.

“Sí, por supuesto que es para ti, yo ya me he tomado el mío. Los frutos de la madre tierra son lo mejor para empezar el día.” Respondió con una sonrisa, apreciando el comentario de la muchacha. Siguieron hablando durante unos diez minutos antes de que la chica volviera a sus aposentos para cambiarse. En ese instante, a Jacques le dio tiempo a volver a su nueva habitación y coger algunos materiales. No quería excederse, con el lápiz, el carboncillo y una de sus muchas libretas de bocetos y volvió a la estancia central. Llevaba un atuendo sencillo, donde destacaba, como único elemento discordante, un enorme sombrero. Le gustaba, así que, ¿por qué no ponérselo?

No hubo una gran diferencia de tiempo entre su escapada para recoger los materiales y la preparación de la damisela suiza. “¿Estás lista?” Preguntó, conforme esta salía de la habitación. Sin pretenderlo, los dos llevaban prendas negras lo cual, pensando que se dirigían a un cementerio, era lo que debían hacer por educación. “Espero que lleves calzado cómodo, nos espera un buen rato andando.” Podrían utilizar el metro, pero también podían usar un barco para llegar al puerto del Sena y no veía a nadie usarlo. Andando se conocía el mundo, se sentía lo que había bajo cada baldosa, se imaginan mundos y se destruyen cada vez que se levanta la pierna. Quizá Jacques sea el arquetipo de soñador, un hombre que imagina demasiado, pero eso nunca le ha quitado el sueño y le ha mantenido fresco, libre de todas las cadenas a las que se ataban otros artistas, por eso no quería conocerlos.

Abrió la puerta del apartamento y salió, sabiendo que Juliette le seguía. Cuando abrió la puerta del edificio, mostrando a la joven una de las calles del decimonoveno distrito de París, echó a andar en la dirección que le pareció correcta. Tarde o temprano llegarían, independientemente del camino. “Y bien, Juliette. Cuéntame algo de ti. ¿Cuánto tiempo llevas dibujando?” Era lo cordial y lo correcto comenzar la conversación con aquello que les unía y que había traído a la atractiva muchacha de cabellos morenos a la capital de Francia y, más concretamente, a su residencia.

 
Jacques — Con Juliette — Apartamento en París

Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
454

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Don't fall in love with an artist. »

Mensaje por Zoldyck el Sáb 18 Mar - 15:14


Don't fall in love with an artist.
Juliette se sorprendió ligeramente de las palabras del artista, pero se apresuró a negar aquello.

Oh no, no es eso. Es que me cuesta acostumbrarme a nuevos lugares.— Confesó, con una ligera sonrisa avergonzada. No quería que pensara que no estaba cómoda por algo como una cama o la disposición de aquella casa. Era simplemente una cuestión personal, y no quería que él se sintiera responsable por aquello. Juliette sonrió de forma suave y asintió cuando le dijo que le comunicara cualquier problema. Estaba siendo muy atento con ella, teniendo en cuenta que era una extraña que le robaba espacio de su hogar. La mujer no tardó demasiado en arreglarse, y le arregló ver que, más o menos, habían tardado lo mismo.

Si.— Contestó ella, alisándose un poco el vestido y afianzando mejor el bolso con sus materiales a su hombro y su cuaderno en sus brazos. Cuando le comentó lo del calzado, Juliette pensó que ni siquiera se había dado cuenta de los zapatos que se había puesto, pero estaba cómoda con cualquier cosa y además, no era una mujer que utilizara tacones cuando no era estrictamente necesario. ¿Eso la volvía poco femenina? —Estaré bien no me importa andar además, ¿qué mejor manera hay de ver una ciudad nueva?— Le dijo, con una sonrisa emocionada. En Ginebra, cuando no tenía nada que hacer, se sentía melancólica o simplemente quería dibujar, se perdía por rincones desconocidos de la ciudad, encontrando sitios preciosos sin ni siquiera quererlo. Así era la mejor manera de descubrir. Ambos salieron del bloque de pisos y comenzaron a andar en una dirección que a la mujer le parecía totalmente aleatoria. Ella no conocía nada, así que su mirada curiosa se fijaba en cualquier persona, rincón, edificio o paisaje que tenía delante.

Cuando Jaqcues le habló, ella se sintió algo avergonzada por ensimismarse de esa manera y no darle algún tipo de conversación. Pero, ¿qué podía hacer? Aquella ciudad era hermosa en cualquier lugar que posara su vista. La pregunta del hombre le hizo pensar. —Pues.. prácticamente desde que tengo uso de razón. Recuerdo que a la primera persona que dibujé, de una manera más profesional, fue a mi madre.— Comentó, de forma nostálgica. Después de todo ella ya no estaba, había muerto cuando ella tenía unos catorce años. En ese entonces ya le había hecho algún retrato con más habilidad, lejos de los dibujos sencillos, pero talentosos, de la joven Juliette.

¿Y tu?— Preguntó, curiosa, tornando su mirada hacia el rubio. —La verdad es que se sabe poco de tu persona, no era de extrañar que me equivocara de persona, ¿no?— Preguntó, sonriéndole de forma algo divertida. —Lo siento por eso.— Volvió a disculparse. No sabía que había pensado ella de él en aquel momento, pero sin conocer el rostro de alguien, cualquiera podía equivocarse, ¿no era así? No carecía parecer una inculta ante aquel hombre.
Con Juliette— Jacques — Apartamento en París

Hellcat




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2235

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Don't fall in love with an artist. »

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.