Últimos temas
» Quarantined left alone
Hoy a las 14:51 por Schadenfreude

» —The mighty fall.
Hoy a las 14:26 por Snicket

» ♠ You left me in the dark
Hoy a las 14:20 por Nightingale

» ›› The crimson stray dog & the white moon princess
Hoy a las 12:30 por Sheena

» Flügel der Freiheit!
Hoy a las 10:01 por Hiroine

» Do you believe in Magik?
Hoy a las 6:41 por Magik

» - The price of life.
Hoy a las 6:38 por Magik

» The ghost of Christmas present
Hoy a las 4:51 por Magik

» You can save the future.
Hoy a las 4:24 por Magik

» Pedido de afiliaciones Normales
Hoy a las 2:13 por Invitado

» Friction.
Hoy a las 0:32 por Snicket

» ~ Distance is no excuse if we feel the same
Ayer a las 23:43 por Sheena

» ~ Accept who you are
Ayer a las 23:10 por Sheena

» I ought to stay against you
Ayer a las 23:09 por Nevani

» I will follow you
Ayer a las 22:01 por Nevani

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

No rest for the wicked

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No rest for the wicked

Mensaje por Nyadeh el Vie 17 Mar - 1:49

No rest for the wicked
CS. BLACK SAILS. PRE SERIES

But the wicked are like the tossing sea, which cannot rest, whose waves cast up mire and mud.

Isaiah 57:20.


Nassau, New Providence.
Hogar de tiranos, de saqueadores, de farsantes con lengua de plata y monedas de oro en los remiendos de los bolsillos. Hogar sin ley, perdido en el océano donde la realidad de la corona resulta ajena, remota. Erigida sobre botines sangrientos y sostenida por el mercado negro, Nassau es la única tregua que los señores del mar se conceden.

La guerra por el control de esa población es una contienda diaria, desde las costas ocupadas por marineros hasta el último agujero corrompido por la indecencia de aquellos que se creen libres, pero se doblan bajo el yugo del azar. La invulnerabilidad no es más que un espejismo cuando se vive al margen de la legalidad.

¿Quiénes gozan de mayor dominio, aquellos que buscan fortuna en los navíos de sus presas o los que negocian con dichas riquezas?


Charles Vane
Pirata - Zach McGowan - Kerouac
Eleanor Guthrie
Comerciante - Hannah New - Nyadeh




Última edición por Nyadeh el Miér 28 Jun - 17:18, editado 2 veces



«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No rest for the wicked

Mensaje por Kerouac el Sáb 25 Mar - 23:33

1. Lover's instinct

Más allá del crepitar de la chimenea, podía oír un violín sonando en la taberna, no lejos de allí. Una canción tan rítmica como lenta que parecía vaticinar una catástrofe. Charles se removió en su sitio, con partes de su cuerpo aún sudando. La mano que rodeaba los hombros de Eleanor juguetearon con varios de sus mechones poco antes de sentarse en el borde del colchón. Se frotó los ojos y se puso en pie, acercándose hasta la ventana.

Oteó el puerto, la taberna y las luces de algunas casas particulares que aún seguían encendidas. Se preguntó dónde estaría Teach, si estaría preguntándose por él. Por supuesto, mantenía su romance con Eleanor en secreto. Colaboraba con ellos, pero no sabía hasta qué punto se suponía que los piratas podían acercarse a ella.

Sigo fascinado por cómo consigues mantener el control —confesó girándose hacia ella antes de volver a la cama, quedándose sentado. No tenía sueño. Se cubrió hasta la cintura y apoyó la espalda en el frío cabecero, fijando ahora la vista en el fuego—. Seguro que tramas algo más, ¿verdad? No pareces el tipo de hija que simplemente sigue los pasos de su padre, completando el camino que él ha empezado —bufó con diversión. Intuía que en la vida real era igual que en la cama, luego era imposible que fuese igual que su padre. Y le intrigaba como al que más; tal vez ese lado aún inexplorado por Vane era lo que le había atraído de ella, y no su mera apariencia.
con ELEANOR en SU DORMITORIO PRIVADO por LA NOCHE






We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
868

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No rest for the wicked

Mensaje por Nyadeh el Mar 28 Mar - 20:27

1. Lover's instinct

Ya no era la intocable hija del comerciante. Si acaso hubo un tiempo en el que algo luciera inmaculado en esa isla infernal bañada en aguas de sangre, el corazón más corrompido del océano. Nunca antes había tenido un amante. La gente afirmaría que era demasiado joven mas la verdad encubierta resultaba discrepante; Eleanor sabía lo que valía la virtud de una mujer, su cuerpo, había observado a las prostitutas en el callejón de la taberna desde que era una chiquilla.

Un ovillo tembloroso entre las sábanas, incapaz de comprender si el estremecimiento en su espinazo y el aliento sofocado en la delicadeza de sus propias manos había sido engendrado de la frialdad impasible de la noche, o era fruto del placer. Le dolían los muslos, piel encendida de rubor carmesí bajo las delgadas estrías que la madera de su cama había arañado y la sangre en los labios era palpable bajo el roce de sus yemas.

Había aprendido que los aliados se ganaban con monedas y promesas, no con piel sudada y una lengua audaz; mas Eleanor no era la heredera deseada de Richard Guthrie y el respeto que su progenitor jamás le mostró era un eco sordo que se había propagado por cada travesía que cruzaba Nassau. Bebía con sus hombres, maldecía como ellos pero ninguno olvidaba lo que guardaba entre sus piernas.

¿Quién dice que tengo el control? —El mentón alzado, casi desafiante y el resplandor altanero de su mirada, imposible de ocultar, la delataron. Sabía cuánto dominio ejercía sobre la población, sobre él. Feroz e indómito, mas los dedos salvajes se suavizaban al acariciar los tirabuzones de su nuca, la curva de su cintura.

Tan solo existía un puñado de verdades que podías revelar a los demás, porque si osabas exponerte por entero, sabrían cómo dañarte, entenderían cuál sería la mayor traición y Charles ya conocía suficiente de ella. —Solo quiero un futuro, para todos nosotros. —Una realidad difuminada, una certeza imprecisa—. Una ciudad.

El reflejo de las llamas describía sombras titilantes en su rostro. No la creía. Eleanor había logrado avivar su deseo, la necesidad de poseerla, inclusive, pero no había ganado su confianza.

Y sin embargo, había algo diferente en él cuando la miraba, algo insondable y sobrecogedor que no sabía si deseaba admitir o era demasiado, demasiado que soportar. De modo que hundió las uñas en su torso y buscó con los labios una verdad menos aterradora.
con CHARLES en SU DORMITORIO PRIVADO por LA NOCHE





«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No rest for the wicked

Mensaje por Kerouac el Dom 2 Abr - 15:40

1. Lover's instinct

Uno de sus brazos no tardó en rodear a la rubia, asegurándose de que se acurrucaba contra él, en cuanto notó sus manos, sus uñas, sus labios. Se fundió en un beso con ella, ejerciendo presión con las yemas de los dedos en su hombro para contener las ganas que tenía de voltear a la rubia y volver a demostrarle que no sólo era fiera en el campo de batalla. Pero Eleanor no era como esas prostitutas que paseaban por cualquier ciudad. Al menos para Charles.

Se apartó de sus labios, no sin antes ofrecerle un pequeño mordisco. —¿Y no lo tenemos ya? ¿No somos ya una ciudad libre? —dejó de rodear sus hombros para quitarle varios mechones rubios del rostro. Quería observarlo en su plenitud a la luz de las llamas—. Oh, ya veo... lo que quieres es mandar. Incluso sobre Teach, ¿verdad?

Dejó escapar una carcajada que pareció resonar en la alcoba. Cortó todo contacto con Eleanor para tumbarse, boca arriba, con un brazo flexionado para colocarlo bajo su propia nuca. —Quieres ir más allá de lo que ha ido tu querido padre. ¿Y quién crees que va a respaldarte? ¿Ese esclavo tuyo? —. Sus ojos no dejaban de escudriñar a Eleanor, buscando en ella algún tick que la delatase mientras hablaba. Sería curioso y divertido ver cómo la rubia intentaba hacerse con Násau, tenerla sobre sus hombros y a la vez bajo sus órdenes, mientras se defendía de las espadas de decenas de piratas que veían a las mujeres como agujeros para su propio placer. Él, por supuesto, sería el escudo de Teach.
con ELEANOR en SU DORMITORIO PRIVADO por LA NOCHE






We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
868

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No rest for the wicked

Mensaje por Nyadeh el Vie 7 Abr - 16:55

1. Lover's instinct

Los dedos de Eleanor nunca habían sabido cómo temblar, no por temor, no por cobardía; demasiada soberbia la había hecho invidente al peligro, insolente a lo familiar y osada ante lo desconocido. En ocasiones Charles lograba que se sintiera vulnerable, desnuda sin poder ocultar su mirada. Despreocupada al alzar las faldas de su vestido con puños firmes, inquieta cuando lo que él buscaba era su rostro indefenso, aún arrebolado. Eleanor se lo permitía y se odiaba por ello, por dejarse desarmar al amparo de su propio dormitorio.

Algo le decía que sabía más de libertad que ella. Ella, a quien su propio padre había abandonado en esa isla con la única compañía de un amigo que era poco menos que su siervo, ella que creía no responder ante nadie y jugaba a mecerse en la cuerda floja en territorio de piratas. Ella que levantaba castillos en la arena y deseaba hacer de Nassau un imperio.

Su risa escocía igual que una bofetada, se curvaba entre sus costillas y oprimía hasta atravesar la fragilidad de su abdomen. Detestaba ser menospreciada, como una cría con ambiciones inalcanzables y anhelos inútiles, detestaba que la mirase como si fuera menos que él, que todos ellos. —Teach es peligroso para Nassau. —Edward Teach no cedía ante nadie, a Edward Teach no le importaba el mañana—. No cree que la ciudad pueda gobernarse a sí misma.

¿Cuánto tiempo podrían ganar antes de que Inglaterra posara de nuevo sus ojos en esa población que se resistía a ser dominada?

Podrías ser mejor sin él. —Se deshizo de las sábanas, lejos de su figura, de la calidez que aún desprendía la cama. Escondió la piel desnuda bajo su camisa, arrugada y hacía menos de una hora, arrojada sobre el suelo.

No le ofreció una copa, el líquido ambarino rebasó los bordes de su vaso de cristal y se vertió de un sorbo en su boca, abrasando la garganta a su paso. Necesitaba apoyo, ambos lo sabían, nadie abandonaría la tripulación de uno de los capitanes más reconocidos tan solo porque la hija de Richard Guthrie lo ordenara, su apellido no era suficiente, nunca había sido suficiente. —Tengo aliados, Charles.  
con CHARLES en SU DORMITORIO PRIVADO por LA NOCHE





«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No rest for the wicked

Mensaje por Kerouac el Mar 30 Mayo - 18:27

1. Lover's instinct

Siguió con la mirada a Eleanor, que una vez ambos dejaban de estar unidos se mostraba tan estoica como siempre. Chasqueó la lengua ante sus palabras, culpando al licor que acababa de tomar por ellas. Se tomó sus segundos, sus minutos para responder. Separó su cuerpo del cabecero de la cama y se quedó sentado en el borde. —Hablas como una niña. Como lo que eres, en verdad. Y las niñas no consiguen que cambie mis ideas. Soy fiel a Teach, y seguiré fiel a Teach. Me dio y me ha hecho lo que soy.

Se puso en pie y se acercó a ella. Apartó los cabellos rubios de sus hombros y empezó a masajearlos, muy lentamente. —No negaré que eres importante para mí. No todos reciben este trato. Pero tus palabras suenan... vacías —comentó con su habitual sinceridad, cortando el masaje para dejar varios besos en la piel que aún asomaba por la camisa—. Sabes perfectamente por qué tienes aliados. Por el dinero. Deja de comerciar con ellos y mira cuántos te apoyan. En cambio, los que son fieles a Teach lo son por algo más. Ideales, sobre todo.

Rodeó a Eleanor y se apoyó en la mesa en la que reposaba la jarra con el licor. Se sirvió una copa para sí mismo y le dio un trago con el que casi la vació.

Dime, ¿cómo sería mejor sin él?
con ELEANOR en SU DORMITORIO PRIVADO por LA NOCHE






We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
868

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No rest for the wicked

Mensaje por Nyadeh el Miér 28 Jun - 17:19

1. Lover's instinct

Había construido un hogar de un puñado de arena, del oleaje vehemente y el sol que abrasaba en el horizonte de una atmósfera salobre. No consentiría que los granos se perdieran en la brisa cada vez que abriera y cerrase una de sus manos.

No era más que una porción de suelo, apenas firme, que emergía en el mar. Una isla que se sostenía del todo y la nada, de las mentiras y el anhelo salvaje que siempre se unía a la libertad. Tan solo un negocio para su padre pero Eleanor era diferente, Eleanor siempre había tenido sueños más grandes que ella.

Le habían contado que los monstruos habitaban más allá de la bahía, se escondían en los arrecifes y nacían de la espuma del océano feroz. Un mito, como tantos otros, pues la verdadera crueldad de las leyendas residía en Nassau y ella deseaba dominarlas a todas.

Sois piratas. —Su voz se coloreó, un instante, de un matiz similar al desdén, pero qué era ella sino una embustera más. Una que convivía con bandoleros de travesías escritas en el mar y compartía su dormitorio con aquel que se había declarado ingobernable—. ¿Crees que vuestros ideales no se pueden comprar?

De qué servían los ideales cuando el inequívoco desenlace sería dejar de respirar con la soga de Inglaterra alrededor del cuello.

Eleanor no lo temía, aunque quizá debiera hacerlo. Desconfiar de Charles, siempre pero temerlo, eso nunca. Alzaba la mirada y no se permitía amedrentar, no se permitía reconocer que le gustaba la manera que tenía de tocarla, como un tesoro enterrado que pudiera considerar delicado y asimismo debiera profanar. La combinación inesperada lograba hacerla estremecer y en ocasiones le resultaba agotador mantenerse impasible.

Eleanor también podía hacer algo de Charles Vane, algo más que la mano derecha de Edward Teach.

Podrías tener tu propia nave. Podrías tener tu propia tripulación.   
con CHARLES en SU DORMITORIO PRIVADO por LA NOCHE





«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No rest for the wicked

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.