Últimos temas
» Donde hubo fuego, cenizas quedan
Hoy a las 4:37 por Uko

» ¿Quién quiere rolear X? [Ideas]
Hoy a las 2:52 por Schadenfreude

» Etherial's Dreams
Hoy a las 2:50 por jibriel

» First Floor - Group II - Atracciones Ryan
Hoy a las 2:49 por Schadenfreude

» Misión I: La granja.
Hoy a las 2:40 por Schadenfreude

» —ℬut first we'll live
Hoy a las 2:27 por Schadenfreude

» Identifying Marks
Hoy a las 2:10 por Magik

» A place called home
Hoy a las 1:43 por Magik

»  It ain't no life to live like you're on the run
Hoy a las 1:42 por Red Panda

» Darling [Afrodita]
Hoy a las 1:09 por Haydn

» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Hoy a las 0:21 por Thyra

» Dont Run Away (Caronte)
Hoy a las 0:20 por Haydn

» ♠ Don't let me go.
Hoy a las 0:07 por Hellcat

» Meant to be?
Hoy a las 0:03 por Harley

» ➹ This is no longer an era of swords and spears
Ayer a las 23:46 por Sheena

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

I'ts Human Nature.

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Mar 28 Mar - 0:25

Recuerdo del primer mensaje :

It's Human Nature
Crackship | 1x1 | X-Men

Resumen de Plot. Hombre, mosquito, elefante. El mayor de los mamíferos, el menor de los peces, la más rapaz de las aves. Especies dispares y de similitudes nimias, prácticamente inexistentes. Unos asesinan brutalmente con tal de alimentarse y sobrevivir. Otros succionan cálida sangre de otras especias cual sediento vampiro. Todos ellos, de una forma u otra, están diseñados para perpetuar el ciclo de la vida. Sin embargo, eso no es lo único que los asemeja, no. Todas y cada una de las especies que habitan la Tierra se han visto obligados a evolucionar a través de los milenios. Algunos lo llaman Selección Natural o indefinible y arbitrario progreso. Otros, menos abiertos, definen la evolución de las especies como una aberración de la naturaleza. El hombre es hombre por poseer unas características tan simples como la capacidad de andar de forma erguida y poseer un dedo pulgar. Homo Sapiens (Sapiens), especie humana catalogada como el último escalafón de la evolución desde hace más de ciento treinta mil años. O eso creen algunos.

Sin embargo, un oculto secreto habitaba las afueras de Nueva York durante la segunda mitad de la década de los ochenta del siglo XX. La centenaria residencia de una familia adinerada empezaba a albergar en su interior al siguiente escalafón de la evolución del hombre. Los mutantes. Seres con capacidades particulares y espectaculares que se veían obligados a ocultarse entre las sombras para no ser catalogados como bichos raros peligrosos. Lo cierto es que eran peligrosos. Buenos o malos. Pero peligrosos. Hacía tan solo unos pocos años que En Sabah Nur (también conocido como Apocalipsis), un antiguo y titánico mutante, había estado apunto de convertirse en una viva deidad gracias a sus apoteósicos poderes y a su reducido, aunque brillante, ejercito: los cuatro Jinetes del Apocalipsis. El profesor Charles Xavier, un sabio y poderoso telépata había ganado con su brigada de los llamados X-Men. Aunque estos fueran principalmente niños adolescentes cuyos poderes estaban tan solo floreciendo, habían demostrado lo suficientemente poderosos como para derrocar al mal resucitado y encarnado.

La Mansion X (o Instituto Xavier para Jóvenes Talentos) abría oficialmente sus puertas unos años más tarde con el objetivo de educar y amaestrar a aquellos jóvenes mutantes cuyas peculiares capacidades debían florecer de forma controlada, para darle un buen uso. E indirectamente, dirigir a estos por el sendero de la rectitud moral, algo completamente imposible teniendo en cuenta la ambición del hombre desde el inicio de los tiempos. El Profesor X y el resto de sus profesores lo tendrían muy difícil. Seamos sinceros, se habían propuesto unos objetivos, como poco, utópicos.

Enoc
27 | Jumper | Jake Hold | TARDIS_IN_BLUE
Hijo bastardo (como todos) de Azazel (y por tanto, de los Neyaphem), aunque con aspecto humano y no demoníaco salvo por unos colmillos prominentes y afilados y unas orejas puntiagudas. Tiene la capacidad para teletransportarse a lugares en los que ya haya estado, siempre y cuando no se encuentren a una distancia excesiva. De la misma forma, puede teleportarse acompañado de otras personas, siempre y cuando esté en contacto con estas.
Warren Kenneth Worthington III
25 | Arc(Ángel) | Ben Hardy | Poseidon
Nacido en el seno de una familia neoyorquina acomodada (y supuesto descendente de los Cheyarafim), descubrió a los diez años que le empezaban a florecer en los omoplatos unas blancas alas. Su padre, resignado y cruel, trató de mutilar a su propio hijo con tal de que no fuera un bicho raro. A pesar de aquello, al estar en edad de crecimiento y desarrollo, unas alas aun más robustas remplazaron lo que quedaban de las otras (cortos muñones). Al igual que su padre, Ángel creía que era un esperpento ser antinatural. Se odiaba por ello. Un día, sin embargo, poco después de descubrir que tenía la capaz de volar batiendo las alas, salvó a una familia del incendio. Desde entonces se esforzaría por ser un superheroe.

No fue otro sino el profesor Xavier el que lo introdujo poco a poco en el mundo de los mutantes y los X-Men. Se convirtió en uno de los primeros "alumnos" originales de la escuela que no se abriría hasta una década más tarde. Tras el ataque de Rondador Nocturno, perdió parte de su poder. Apocalipsis se aprovechó de ello y lo hizo sucumbir al lado oscuro, otorgándole unas alas metálicas.

Tras haber luchado fielmente en el bando de los antagonistas, bajo el mandato que le otorgaba el pseudónimo Muerte, volvió a ser reclutado por Xavier para convertirse en reclutador y tutor para su academia, además del instructor de la clase de lucha. Sin embargo, no todo sería tan sencillo. Tendría que lidiar cada día con los demonios de su pasado, así como las miradas de superioridad que le regalarían sus antiguos compañeros de X-Factor (Quicksilver, Cíclope, Fénix, Tormenta y Bestia).
Cronología

Chapter 01. NEW HOPE.
Chapter 02. COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY.
© by Farah.


Última edición por Poseidon el Vie 7 Abr - 1:38, editado 2 veces



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Miér 5 Abr - 11:32

New Hope
CHAPTER 01| Por la mañana | Mansión X


Más que un esclavo prehistórico pareces un DJ del futuro... Entre los tatuajes y el pelo, das el pego...-la comisura de sus labios se torció hacia arriba en una sincera sonrisa y bajo la vista a sus manos, las cuales temblaban ligeramente tras haberse atrevido a tocarle las alas. Eran frías y suaves, pero no tenían la textura lisa y pulida que esperaba de ese metal. Todavía sentía en las yemas el tacto rugoso como si de plumas reales se tratasen. Una pequeña vibración casi imperceptible que parecía dotarlas de vida propia. -No se parecen a nada que haya imaginado jamas...-susurró casi a la noche. Por un momento dudaba si le había oído. Y si no lo había hecho era casi mejor. Parecía un friki obsesionado y no quería dar esa imagen.

Pensó en darle las gracias por haber compartido esa historia con él, historia que se quedaría fuertemente marcada en su memoria, pero habiendo cambiado de tema no quería volver a meter el dedo en la herida. Sería impropio y acabaría molestandose. Aún de todos modos, Warren era una buena persona, muy diferente de los chicos que conoció en el orfanato, o en el instituto. Suponía que se debía a la forma en la que el chico había madurado. Cargar con tantas muertes de un apocalipsis sobre las espaldas de uno propio no debía ser fácil, y seguramente le quitaría el sueño muchas noches. Culpable o no, no era algo fácil con lo que convivir.

Sus ojos vagaron unos segundos sin rumbo, como perdidos, hasta que escuchó lo de sus propios tatuajes. Volvió a alzarlos para dejarlos fijos en la mirada del rubio, mientras se remangaba aquel viejo jersey, mostrando sus antebrazos.
-Verás... hay algo que no sé muy bien cómo explicar. Tampoco sé si me ocurre tan solo a mi o.. es algo que todos son capaces de hacer, aunque lo dudo, la verdad... - tragó saliva unos segundos y buscó con la mirada el tatuaje del relog de su brazo izquierdo. -Cuando tengo un recuerdo muy vivido... o cuando alguien me cuenta una historia detallada... Puedo verla como si estuviera allí... Sé que mi cuerpo está aquí, o donde quiera que sea en ese momento, pero mi cabeza se va a ese recuerdo. Puedo ver cosas que no recordaba, palabras que había olvidado... o detalles de los que no tenía idea alguna...- vaciló unos segundos, cerrando los ojos. -Como si de verdad estuviera allí... solo mi mente...- extendió una mano de nuevo y alcanzó la pluma más afilada, apenas rozándola. -No funciona si no lo oigo de la boca de quien lo ha vivido o si yo no quiero grabar ese momento, pero... es como si me abriera una puerta a sus recuerdos... - deslizó el dedo por aquel agradable tacto. Una nube de humo naranja se expandió por su mente, como la niebla de la noche, devorándolo todo y creando una silueta de un ángel caído... -Una vieja fábrica abandonada... una botella de vodka rota...- su ceño se crispó unos segundos cuando aquel ángel de humo aterrizó tambaleante, con unas alas blancas chamuscadas. Apartó sus dedos como si hubiera sentido un escalofrío y se echó hacia atrás, abriendo unos ojos entristecidos ante aquella revelación. -Es como si mi mente retrocediera para encontrar el momento.... Tengo que tener algo que asociar a un recuerdo, o una historia que quiero volver a ver. Por eso los tatuajes... Los asocio a ciertos momentos... El reloj es por todos los años del orfanato.. Me gustaría olvidar aquello pero no quiero... A menudo me sorprendo navegando en esos recuerdos, buscando un buen gesto de mis compañeros...- su sonrisa se torció amargamente por unos instantes.- Pero me cuesta encontrarlos. No quiero pensar que todos aquellos años fueron malos.. Me gusta creer que todos tienen algo bueno que ofrecer... -encogió los hombros con ligereza y ladeó el rostro hacia el costado, señalando hacia atrás. -En la espalda llevo el único recuerdo que tengo de mi madre... Cuando tenía nueve años me colé en el despacho de la Madre Superiora y rebusqué en sus archivos... Encontré una vieja fotografía de una mujer pelirroja en mi expediente. No tenía certeza de que fuera ella pero supe que era ella... No tengo nada más, solo el recuerdo de encontrar su fotografía...- sonrió a la nada unos instantes, rememorando aquellas horas que había pasado, escondido bajo el escritorio, contemplando aquel rostro. -Pero es suficiente... Al menos por ahora... - aferró la copa, vaciándola de dos tragos, cosa a la que no estaba nada acostumbrado y le hizo marearse casi al instante. -Tengo varios más... dedicados a gente que ha pasado por mi vida.. Gente que no tenía porqué hacer nada por mi, pero me ayudaron y... no quería perderlos. Es una manera de conservar siempre el recuerdo.

© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Miér 5 Abr - 23:10

New Hope
CHAPTER 01| Por la mañana | Mansión X

Dibujó una entretenida sonrisa al ser comprado con un disc-jockey futurista. No acababa de formar en su mente aquella imagen, pero le pareció bastante divertido.  Lo miraba fijamente, de forma concentrada cuando le tocaba las alas, como si estuviera viendo la más entretenida de las películas por primera vez. Aquello era nuevo, sin duda. Lo nuevo, al compañero alado, por supuesto, le parecía aterrador, pero de ninguna manera aquello se sentía aterradora. Por lo contrario, aquello le permitía sentir una aterradora calidez que lo llenaba por dentro. Tal vez debía culpar al exquisito vino francés. Escuchó, por supuesto, sus palabras y no dijo nada. Tan solo volvió a sonreír débilmente. Se mojó un poco los labios con su copa de vino, dándoles un tono más rojizo de lo que ya de por sí eran. Removió las piernas para colocarse un poco mejor junto al otro y estiró una de las alas, dejando que una pluma metálica se saliera de estas y se dirigiera a una velocidad astronómica hacia la orilla del río. La pluma, que volaba de forma prácticamente horizontal, rebotó en la superficie del agua un par de veces, dejando a su paso pequeñas ondas que difuminaban momentaneamente la clara luz de la luna.

¿Él se había sentido profundo al relatarle a Enoc su historia? El pelirrojo estaba resultando ser mucho más profundo que cualquier otra persona que Warren hubiera conocido. Lo escuchaba embobado, hipnotizado ante sus palabras mientras las guardaba una a una en su cabeza. Aquel poder que le estaba describiendo era nuevo y bastante interesante, tal vez especial y con un potencial enorme. Warren era experto en percibir habilidades poderosas y con potencial, y aquello se lo parecía con creces. Frunció el ceño al ver que cerraba los ojos y volvía a tocarlo de aquella forma tan extrañamente sutil. Tragó saliva al escuchar que mencionaba una fábrica abandonada y lo de la botella de vodka rota. La saliva quedó enquistada en su garganta y para cuando había conseguido digerirla, su pecho se agitaba con fuerza y arrítmicamente, haciéndole respirar de forma entrecortada. Lo había visto: el nuevo había visto el momento de mayor zozobra y decadencia de Warren, que se estaba esforzando por no dejar que sus ojos se empaparan de lágrimas-. Tú… tú me has tocado y… y has visto… - balbuceó atónito, como si no pudiera encontrarle un sentido a aquello. Aquel tipo de visiones eran muy extrañas para aquellos que no fueran los típicos videntes que se escuchaban en la radio durante las bajas horas de la madrugada. Necesitaba saber como era capaz de hacer aquello.

Warren contempló los tatuajes ajenos, buscando conocer su origen y el significado de cada uno de ellos. Ahí estaba de nuevo, el “orfanato”. Se entristeció al percibir la triste infancia que había podido vivir Enoc, siendo la diana de las burlas de sus compañeros por tener una hábil cola pegada al trasero que tan especial y diferente lo hacía. Sabía lo que era pasar por aquello. Lo miraba con los ojos tristes y abiertos escuchando el relato de la Madre Superiora y como había encontrado la fotografía de su madre-. Pero… tu madre… ¿Sigue con vida? -preguntó tras vacilar durante unos instantes. Las palabras ajenas le habían hecho entender que necesitaba saber de ella, buscarla… De ser así, Ángel quería ser quien lo ayudara a conseguir su meta. Quería ayudarlo a toda costa. El rubio jamás se había sentido tan estúpido como en aquel momento. No podría explicar con palabras lo que sentía o lo que pensaba. Lo único que sabía era que quería ser uno de esos tatuajes que marcaban la piel del pelirrojo. Quería ser una de esas personas que lo habían ayudado y que se habían impreso en su piel como algo memorable... Como algo bueno que jamás se borraría.

Tal vez todo era culpa del aterciopelado vino que acompañaba tan dulcemente aquella extraña y sincera velada. Siendo o no el culpable, Warren agarró la botella y le dio un trago profundo, dejando sonar un aliviado suspiro, cerrando los ojos al sentir su paladar tan embelesado por aquel manjar y al sentir un leve cosquilleo a la altura de las piernas, pues se le estaban quedando un poco dormidas.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Jue 6 Abr - 12:54

New Hope
CHAPTER 01| Por la mañana | Mansión X


Por un momento se alarmó al escuchar ese tono roto en su voz. Alzó la mirada casi con brusquedad, encontrándose con unos húmedos ojos, presa de un temor que Enoc no acertaba a imaginar. -Te he visto porque tu me lo has contado... Tampoco soy capaz de ver si aliguen no me lo ha contado antes.. Y sin pedir permiso... Es algo privado y personal.. Demasiado...-su lánguida sonrisa se iluminó por un segundo y se inclinó hacia él, acercando su rostro ligeramente al del ángel, susurrando tan solo para Warren, aunque no había nadie mas a su alrededor. -¿Y sabes que...? -sus ojos relucieron por momentos y se fijaron en aquella expresión triste expresión. -Eres increíble... Antes, ahora... Lo que he visto... - sonrió de medio lado, guardando en su mente, para sí mismo, esa silueta de alas blancas chamuscadas. -Y nunca había visto nada mas hermoso...- por un momento se arrepintió de  susurras esas palabras en voz alta. Era algo que pensaba, pero que por culpa de aquel embriagador vino había dicho en alto. Tragó saliva, volviendo a acomodarse en su posición, alejándose ese palmo que había acortado.

-La verdad es que no sé nada de ella. Ni su nombre, ni edad...- desvió su mirada a aquellas ondas que había creado la pluma lanzada. Iban a morir en la orilla, con un leve susurro que rompía la lisa superficie. -La ficha no contenía ningún dato de contacto, pero... tampoco es que lo necesitase.. creo... - su voz fue bajando de tono levemente. -Cuando era un crío sí que añoraba eso, pero ahora... He aprendido a convivir con esa falta, con ese hueco...- Su vida no había sido un cuento de hadas. Su adolescencia fue cruel en el colegio, más dolorosa que cuando estaba en el orfanato. Llegado a cierta edad el orfanato tuvo que deshacerse de los chicos más mayores, y uno de ellos era Enoc. Vivir en la calle no era tan desesperante como creía. Había muchos sitios donde dormir y siempre había pequeños trabajos con los que sacarse un dinero para comer.-Cuando te acostumbras a no tener algo no lo echas en falta...  Pero tampoco sería sincero si te dijera que nunca he querido buscarla... Por la simple curiosidad de saber de donde provengo... - aquello era algo que nunca había contado. No había tenido nadie con quien sincerarse. Nadie a quien contarle sus penas, o lo que quería realmente...

-Nunca había hecho esto... ¿Sabes? Este es el primer lugar donde puedo encontrar a gente común a mí, con quien me siento identificado... Alguien con quien puedo hablar sin miedo..-le dedicó una sonrisa lánguida y familiar, alargando la mano para quitarle la botella, bebiendo de ella unos segundos, tal como había hecho él. -Es algo nuevo para mí.. pero me hace sentir tranquilo..



© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Jue 6 Abr - 14:22

New Hope
CHAPTER 01| Por la mañana | Mansión X

Desvió la mirada hacia las aun perseverantes ondas que decoraban efímeramente la cristalina superficie del inmenso lago en lo que escuchaba la explicación de como Enoc era capaz de visualizar mentalmente situaciones pasadas que le hubieran contado detalladamente. El escaso y rubio vello que tenía en los antebrazos se erizó al sentir como el mayor se aproximaba a su posición, de nuevo esta vez para susurrarle al oído. Sus metalizadas defensas, normalmente inquebrantables se vieron mermadas por las palabras producidas por los labios ajenos. Sintió como una fugaz lágrima decoró su mejilla por un instante, apartándosela rudamente al pasarse el dorso de la mano por el rostro. Nunca le habían dicho algo como aquello. Ororo solía esforzarse en hacer que se sintiera mejor, pero nunca había conseguido arremeter su ego como lo acababa de hacer él. Estaba sin palabras, confuso. El vino, tal vez, no había sido tan buena idea. Se había gastado mil doscientos dólares en él y por su culpa acababa de llorar, aunque poco, ante un prácticamente desconocido.

Decidió olvidarse momentáneamente de aquello para prestar atención a las necesidades de Enoc, que zozobraba ante él sobre su necesidad o no necesidad de conocer a su madre biológica-. Te entiendo. Mis padres están ya muertos y la verdad es que no los necesito -dijo en un tono que demostraba la falta de afecto que había tenido hacia sus progenitores-. Pero si quieres podría intentar ayudarte a buscarla. Solo si tú quieres, claro. -Aquel lugar era diestro para realizar búsquedas y rastreos gracias a la avanzada tecnología de McCoy y al grandioso poder del profesor Xavier. Tal vez podrían reducir el ratio de búsqueda con la información que el pelirrojo tuviera de ella, gracias a Bestia. Sin embargo, suponía que el nuevo preferiría mantenerlo en secreto, por lo que Warren podría utilizar su gran poder en el mundo normal al ser el propietario de Worthington Industries, una enorme empresa de desarrollo tecnológico, tecnologías de la información y muchos otros ámbitos progresivos. Conocía a muchos personajes famosos, desde artistas y periodistas hasta políticos, por lo que no le resultaba difícil encontrar a quien quisiera.

Sonrió, sinceramente, al escuchar los últimos comentarios del pelirrojo-. Me alegro mucho, Edmund -dijo riendo un poco al inventarse otro nombre masculino empezado por e-. Yo hacía mucho tiempo que no conectaba así con nadie… Y bueno, que me abría de esta manera… Creo que no lo había hecho nunca -explicó de forma honesta, observando como el otro bebía a pelo de la botella, estando esta ya medio vacía, sonriendo como respuesta a aquella acción-. Me… Me alegro de que estés aquí, Enoc.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Jue 6 Abr - 15:42

New Hope
CHAPTER 01| Por la mañana | Mansión X


El detalle de que sus padres habían muerto le dejó trastocado por unos segundos, anonadado, sopesando qué decir, qué palabras escoger sin tratar de hacerle daño. -No tenía ni idea... Siento oírlo. No deber ser fácil tampoco tener algo y perderlo... Acostumbrarse a que algo que tenías ya no está... debe de ser muy duro.. - le pasó de nuevo la botella, siendo ya incapaz de beber más. Su organismo no podía aceptar más bebida en ese momento. El alcohol estaba haciendo demasiada mella en él. Se soltaba demasiado, lo cual no era malo, pero no estaba acostumbrado. -Agradezco que quieras ayudarme a encontrarla... De verdad.. Aunque no creo que esté preparado todavía.. Son muchos cambios de golpe.. Quiero acostumbrarme primero a esto.. A lo que hay aquí, lo que puedo ser aquí... y dejar que todo pase cuando tenga que pasar... - realmente agradecía que Warren le prestase su ayuda con aquello. Era un buen tipo que había estado allí desde el primer momento que había llegado. Le había presentado a otros compañeros de la Mansión y ahora le había otorgado unas horas de su tiempo, agradable y sin duda, tranquilo.

-Conectar con alguien...- saboreó aquellas palabras unos segundos. Eran cálidas y sinceras, cosa que agradeció de verdad. -Creo que no me había pasado nunca...  -trató de incorporarse, casi tambaleante. Sin duda había bebido más de lo que debería. Usó su cola como apoyo al ver que las rodillas le fallaron y buscó con las manos un agarre invisible al que aferrarse. -U-uoo... creo que.. creo que me estoy mareando.. - se le escapó una risa tonta e infantil y se incorporó como un niño pequeño dando sus primeros pasos.

-Gracias a ti por ayudarme con todo... -se estiró, tratando de desentumecer aquellos temblorosos músculos que amenazaban con volver a dormirse. -Por todo el día de hoy y por estar aquí.. - le ofreció una mano para ayudarle a levantarse, aunque no sabía muy bien si podría con los dos, ya que no podía casi ni con su propio peso. -¿Te importa si volvemos...? Hoy ha sido un día largo.. Has tenido un montón de clases y debes estar agotado, y yo tampoco estoy muy fino...- se guardó las manos en los bolsillos, balanceándose sobre los pies descalzos, aunque manteniendo la cola apoyada en la tierra, como punto de apoyo, aunque si se caía aquello le servía de poco.
A decir verdad no le hubiera importado pasarse toda la noche allí, charlando con Warren, pero se empezaba a caer de sueño y añoraba dormir sobre un colchón mullido.


© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Jue 6 Abr - 16:40

New Hope
CHAPTER 01| Por la mañana | Mansión X

Realmente no le importaba que sus padres hubieran fallecido ya. Nunca los había querido, de la misma forma que ellos no lo habían querido nunca. No derramó una sola lágrima cuando ambos murieron en un accidente de tráfico. Su madre había sido una mujer florero propensa a desequilibrios mentales como la depresión crónica o la bipolaridad. Su padre, por su parte, un señor de negocios multimillonario, no había hecho caso alguno a su hijo salvo para tratar de mutilarlo, cortándole en dos ocasiones las alas, que volvieron a resurgir en sus omoplatos pues se encontraba en una época de crecimiento y desarrollo. A Warren le divertía pensar que su padre debía estar retorciéndose en su tumba sabiendo que el engendro de su hijo descuidaba la empresa familiar, delegando a desconocidos y tan solo haciendo uso de ella para su propio uso y disfrute, sin importarle lo más mínimo el futuro de su herencia familiar-. Tranquilo, no perdí nada cuando murieron. Y claro, solo te ofrecía mi ayuda desinteresada, no quería presionarte ni mucho menos.

Warren bebió un último sorbo de la botella que el otro le había pasado y la guardó dentro del botillero junto a las dos copas de cristal. Sonrió levemente, ocultando la mirada cuando el pelirrojo dijo que nunca le había pasado. No pudo evitar soltar una leve carcajada cuando se incorporó en un estado de mayor ebriedad de lo esperado. Observaba, distraído, como utilizaba aquella cola mutante que volvió a recordarle a Rondador Nocturno. Parpadeó intensivamente para que la imagen del mutante azul no lo perturbara psicológicamente.

-No tienes nada que agradecerme, Enid -aseguró rechazando amablemente la ayuda para levantarse. Desplegó más las alas y de una sola batida, su cuerpo se alzó apenas sin moverse, posando los pies sobre la fresca hierba, húmeda por el relente nocturno-. Claro, ha sido un día muy largo para ambos -aseguró con tranquilidad. Por supuesto, él estaba mucho más acostumbrado a beber, por lo que no se encontraba especialmente mal a pesar del sorprendente y rápido punto desequilibrado que caracterizaba aquel manjar tinto. Volvió a reír que le costaba mantener el equilibrio-. Ahora a dormir la mona -Puso una mano en la espalda ajena para ir empujándolo muy suavemente y controlando que no se cayera, hasta llegar a la dormida mansión y al piso en el que dormía el pelirrojo-. Buenas noches -dijo en forma de despedida, sonriendo dulcemente.[/b]
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Vie 7 Abr - 0:19

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


Los dias transcurrieron con una calma y tranquilidad a la que Enoc no estaba acostumbrado. Podía dormir hasta tarde todas las mañanas, aunque la ilusión nerviosa de estar allí apenas se lo permitía. Despertaba pocos minutos después de que el sol se colase molestamente a través de las rendijas de las cortinas y se pelease con sus pesados párpados para arrancarle de los brazos de Morfeo. Se acostumbró a una ducha fría para quitarse los últimos rastros de sueño pegados a su piel y antes que nada, antes de desayunar siquiera, se teleportaba a la azotea con un crujido que se perdía en la solitaria habitación.

Aquella mañana, como de costumbre, el viento despeinó su pelo húmedo, asomado al borde de la azotea. Si había algo que le gustaba más que nada por las mañanas, antes que las tortitas con sirope, antes de su cigarrillo o cualquier otra cosa mencionable, era lanzarse al vacío. Abrió los brazos, recibiendo una ráfaga de aire y se dejó caer de cabeza, contemplando como el suelo se acercaba peligrosamente a una gran velocidad. Pocos metros antes del césped se volatilizó para reaparecer todavía más alto desde donde se había lanzado, y así sucesivamente, hasta que el último salto lo llevó a caer directamente en la cama con una enorme sonrisa dibujada en la cara. El aire en su rostro, el saltar más y más arriba en el cielo, luchando por llegar cada vez más alto y caer con más fuerza... Adoraba esos segundos de caída libre, de no pensar en nada más...

Dejo que la adrenalina se desvaneciera de sus venas y bajo a desayunar, aunque se acerco unos segundos por el tercer piso, donde residían, salvo Xavier,  el resto del equipo docente. Sabia que puerta era la del rubio porque alguna vez, desde los jardines, lo habia visto merodear por la ventana. No tenía la certeza de si estaba allí o si había salido, puesto que no conocía sus rutinas los fines de semana. Pero de todos modos se agachó y pasó por debajo de la puerta una figurita de origami algo arrugada. Estaba plegada por sitios de más, lo cual denotaba los fallidos intentos y las dobleces que había tenido que deshacer, pero aún así se captaba una figura sutil de un ángel.
Hacía años que había aprendido a hacer aquellas figuritas y disfrutaba del tiempo que le llevaba crearlas. Aunque la mayoría de ellas acababa en una papelera porque no le gustaban, o el papel estaba tan doblado que acababa agrietándose.

Se quedó unos instantes, contemplando las vetas de la madera de la puerta, rememorando aquella semana en la que había compartido pequeños momentos con el ángel. Nunca tanto rato como el primer día, puesto que tenía cosas mucho más importantes que hacerse cargo del nuevo. Pero aún así recordó con cariño aquellos momentos, por pequeños que fueran. Se había acostumbrado, sin querer, a buscarle de reojo con la mirada, a escrutar el cielo en busca del resplandor metálico de sus alas, o la sombra que estas provocaban. Extrañamente, Warren había entrado en la burbuja de su mundo con una facilidad que sorprendía a Enoc. él nunca negaba una sonrisa a nadie, y trataba de no desconfiar, pero siempre había un tiempo para todo... Pero con aquel ángel no. Era esa conexión que mencionó la primera noche. Como si hubiera estado buscando toda su vida a esa persona. Familiar, extraño, cercano, cálido...

Aprovechó que la mansión todavía dormía a pierna suelta aquella mañana del sábado y bajó a la cocina. Lo bueno de aquel lugar era que se podía usar la cocina con total libertad y quien quisiera, y tuviera algo de cuidado, podía ponerse a cocinar. Enoc no tenía mucha idea de ello, pero al menos sabía preparar desayunos, así que tarareando una vieja canción entre los labios se dispuso a preparar una torre de tortitas, desayuno por excelencia de los sábados.

© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Vie 7 Abr - 1:24

COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X
Los días transcurrían prácticamente con una normalidad aplastante y sofocante. En especial, debido al buen clima que teñía las mañanas, tanto el equipo docente como los mutantes alumnos parecían más abochornados y perezosos a realizar cualquier tipo de esfuerzo físico o mental. War, por su parte (y sin contar con la típica borrachera que volvería a aparecer el martes siguiente), trataba de espabilar a todo ser que viviera en la mansión. Los alumnos le gruñían malhumorados cada vez que los obligaba a dar una vuelta más durante el calentamiento previo y ordinario de cada una de sus clases físicas. Por su parte, el grupo de Marlene, John y Kristie se mostraba entusiasmado a nivel general respecto al proyecto sobre el traje de combate. Muchos tenían unas ideas brillantes, algunas prácticamente inalcanzables incluso para McCoy. El grupo de los más pequeños, que rondaban entre los cinco y siete años, estaban empezando a practicar sus habilidades, tanto mutantes como físicas y corrientes. Para muchos de ellos era como un sueño estar allí. Otros, por desgracias, sentían un pesar de dejadez y nostalgia al estar lejos de su familia. Su instructor alado, no obstante, disfrutaba de darles clase debido a su imponente energía, algo que con, la edad y la adolescencia, parecía que iba difuminándose.

Ororo, por su parte, seguía tan especial, única y chispeante como siempre. Sus clases solían ser más tediosas que las de Ángel. El podía ordenar a sus alumnos a dar cincuenta vueltas al jardín, mientras que ella, impartiéndoles ciencias, tan solo podía obligarlos a copiar cincuenta veces la tabla periódica. Tormenta, aun así, nunca solía quejarse. A diferencia del rubio, nunca le faltaba una sonrisa en la boca o, en su contra, una agresiva y tosca ironía. Bestia, tan ocupado como siempre, trabajaba día y noche en cientos de proyectos (la mayoría secretos, por el momento), como en los trajes de sus alumnos, rebuscando materiales y conexiones que pudieran servir para mejorar ideas. Cíclope, el martirio de Warren, parecía más martirizado de lo normal. Cada vez estaba más distanciados de todos, tanto de Henry, como de Ororo, incluso de Jean. Cabe decir que desde la derrota de Apocalipsis, el gatitas y la pelirroja apenas habían intercambiado tres palabras seguidas. A Warren le parecía normal, teniendo en cuenta lo aburridas que debían ser las clases de geometría de Scott. Cada vez parecía más introvertido. A Ángel empezaba a darle un poco de pena.

Aquel sábado el rubio se permitió la licencia de despertarse pronto. Pasaba tanto tiempo instruyendo a sus alumnos que apenas se daba la licencia de entrenar por si mismo. Hacía mucho que no volaba por el mero hecho de hacerlo. Ya no salía tanto a correr (desde que Marlene se había propuesto perseguirlo, babeando por ir con el pecho al descubierto, y había sufrido una lipotímcia), no hacía musculatura, nada… Tal vez incluso trataría de despertar bruscamente a Ororo con tal de ajustar cuentas, pues ella siempre lo despertaba a calabazos. Warren temía acabar sufriendo una parada cardíaca con tantas descargas. Al despertarse, entonces, decidió abrir las ventanas y dejar que el sol iluminara su desordenada habitación, haciendo que las paredes de estas, forradas con algunos pósters de grupos de música rock, se vieran deslumbradas por los reflejos arbitrarios de sus alas (que no dudó en estirar, como el resto de su cuerpo). Se dio una fría y extensa ducha y, al salir, con una toalla que rodeaba su cintura, se percató de la presencia de un papel doblado en el suelo junto la puerta. Lo cogió y sonrió ampliamente al descubrir un currado origami con forma de ángel. El rubio se mordió el labio inferior, temiendo haberse quedado colorado. No estaba seguro de quien podía ser el autor de tal obra y, tras meditarlo (mientras lo descifraba con cautela), se quedó con dos opciones: Marlene y Enoc. Rezaba para que no fuera de Marlene. Rezaba para que fuera del pelirrojo. Hacía menos de una semana que lo conocía y tenía la sensación que no sería capaz de pegar ojo en toda la noche si no lo veía, al menos, una vez al día. Prefería verlo a él mil veces más que a Marlene, sin duda.

Como al abrir la puerta, no había nadie, se vistió con un ajustado traje de colores oscuros (pudiendo ir con el torso tapado, pues tenía una cremallera en la espalda, pensada expresamente para él y sus endemoniadas alas). Dejó el origami en su mesita de noche, cogió una bolsa de papel que ya tenía preparada y dejó atrás la habitación, para adentrarse en las aun silenciosos (aunque ya iluminados) pasillos del tercer piso-. Buenos días, Pitor -le dijo al profesor de arte cuando se lo encontró bajando por las escaleras de madera. Saludó a la bibliotecaria al llegar al comedor, pero no se detuvo. Ordenó a sus pies famélicos que se dirigieran a la cocina, dónde por fin se detuvo, tratando de resultar silencioso al ver una cabellera pelirroja de lo más reconocible-. Vas a acabar rodando si sigues desayunando eso -dijo sentándose en una encimara junto a Enoc, tratando de no tirar nada con sus gigantescas alas, aun con la bolsa en las manos-. ¿Sabías que alguien me ha dejado un regalillo bajo la puerta esta mañana? -murmuró cogiendo una manzana fresca que había en un bol cercano y dándole un gran mordisco.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Vie 7 Abr - 15:45

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


La cocina se inundó muy pronto del dulce aroma de las tortitas. La masa se calentaba con rapidez en la sartén y, con un brusco movimiento de muñeca, Enoc le daba la vuelta en el aire. Realizar ese vistoso movimiento había requerido muchos intentos en la casa de Alex, una vieja amiga de su adolescencia. Intentos fallidos que se convertían en manchas imborrables en el techo de la cocina.

Pero por suerte, la práctica había hecho al maestro, así que fue apilando tortita tras tortita hasta generar un plato de tortitas que luego cubrió con un dado de mantequilla y un generoso chorro de sirope de arce. No estaba acostumbrado a semejantes lujos y manjares, pero aquello era algo que podía cambiar ahora. No es que fuera a zamparse todo cuanto había en la despensa, pero nadie iba a decirle nada porque se tomara un buen desayuno un día... Además había hablado con Charles, quien le aseguró que si estaba a gusto allí y se esforzaba, estudiando y entrenado sus habilidades, podría llegar a plantearse ofrecerle un puesto junto a los demás profesores.
Así que ahí estaba él, con la ilusión hecha miel en la boca, concentrado toda la semana en la tarea que el ángel les había impuesto de diseñar un traje y devorando libros de la biblioteca, noche tras noche. Porque aquel se había convertido en su nuevo sueño. Ser alguien ahí, hacerse un hueco en aquella perfecta sociedad. Que confiasen en él y que pudiera ser de utilidad para los demás, no solo una carga pesada que soportar.

Sin embargo aquellas ideas se esfumaron ese día de su mente cuando alguien (alguien muy especial, de hecho) se sentó en la encimera, justo al lado de donde él estaba fregando los cacharros usados. Miró el plato de tortitas que el rubio mencionaba y mostró una golosa sonrisa, como un niño pequeño al que le ofrecen una tableta de chocolate entera. -Hay terreno de sobra para que salga rodando... Seguro que su luego me empujas hasta el lago quemaré todas las tortitas... - le dedicó una amplia sonrisa, repasando por un fugaz instante el rostro tan conocido ya de aquel chico.
Era increíble como en tan solo una semana Enoc había cogido semejante confianza con Warren. No sol lo consideraba un buen tipo y un buen amigo, sino que sabía que, pese a la edad y que ya no eran términos que se usasen a sus años, era su mejor amigo. Pero sabía que había algo más. Un sentimiento, escondido bajo todo ese buen rollo, que no iba a dejar salir. Ya había aguantado suficientes burlas y maltratos a lo largo de sus años por ser mutante, no iba a sacar a la luz otro motivo por el cual pudieran patearle el trasero.
No, había cosas que era mejor ocultar y no dejar ser vistas. Se conformaba con eso, con esa amistad sincera que el rubio le ofrecía. Había descubierto, gratamente, que Warren era totalmente opuesto al Warren que conoció durante la primera clase. Podía intentar aparentar ante sus alumnos ser alguien fuerte a quien no le tocaba nada, casi rudo. Pero Enoc había descubierto que bajo la endurecida coraza de esas alas de metal había un chico sincero, que sentía como el que más, aunque también lo escondía. Todos tenemos unos secretos que cargar a nuestras espaldas. Unos tienen forma de alas. Otros de sentimientos. Pero secretos, al fin y al cabo.
-¿Regalillo...? - enarcó una ceja unos segundos, haciéndose el inocente hasta que al final acabó por escaparse una pequeña sonrisa. -Aprendí a hacer alguno hace unos años... Hacía mucho que no practicaba y no ha quedado como esperaba pero... - se encogió de hombros y se secó las manos en un trapo de cocina para luego saltar de un bote a la encimera, sentándose junto a su amigo, con el plato de tortitas en una mano. -¿Quieres una...? No te vas a poner como una bola porque comas una... - pinchó el tenedor en la tortita que coronaba la pila y se la llevó a la boca, zampandosela con gana en un par de mordiscos, dejando sus labios cubiertos por una tostada película de sirope que se relamió con gusto. -Hacía años que no preparaba tortitas...
© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Vie 7 Abr - 16:23

COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X
El rubio masticó con firmeza el trozo de la ácida manzana que se había llevado a la boca mientras balanceaba rítmica y contrariamente sus colgantes pies cubiertos por unas imponentes botas negras, similares a las utilizadas por cualquier milicia con los suficientes recursos económicos como para permitirse el uso de un material de buena calidad. Se frotó un poco la nariz, tratando que el dulce hedor de la cocina se evaporara antes de poder olisquear de forma incesante, pero no sirvió de nada. Aquel hedor seguía inundándolo y consumiéndolo. Como es evidente, no era fanático de los manjares dulces. Se tomaba muy enserio su salud física (a falta de una resiliencia psicológica). No lo necesitaba pues comiera lo que comiera o hiciera el ejercicio que hiciera, siempre tendría una apariencia física dentro de los límites del canon estético de la época. Aunque se comiera un gordo jabalí a diario, seguiría teniendo unos pectorales de ensueño y unos abdominales perfectamente marcados. Aun así, le gustaba sentirse cuidado. Lo único que no hacía como es debido era beber bebidas alcohólicas y fumar algún cigarrillo de vez en cuando. No obstante, su cuerpo evaporaba el alcohol con más velocidad de la normal y sus pulmones estarían siempre intactos aunque fumara al estilo Marley.

Warren no sabía aún que tipo de complexión tenía el moreno, aunque parecía mostrar una estatura atlética y con bastante potencial. No le había visto los pectorales aun, pero ni se había planteado que aquello fuera un problema. Había tenido suficiente con escudriñar a diario aquel puntiagudo rostro, aquella llamativa cabellera pelirroja y aquellos hipnotizables ojos verdes que lo llamaban cada vez que Ángel entraba en una habitación. Era verlo, en cualquier momento o en cualquier lugar, y sonreír. Era extraño la forma en la que Enoc se había convertido en una persona imprescindible para Warren en aquel lugar en menos de una semana. De ser cualquier otra persona, a Warren no le importaría lo más mínimo. Es más, War prefería a Enoc mucho más a que algunos otros profesores que habían estado en la mansión tantos años como él-. Y por cierto, deja de tirarte cada mañana desde la azotea por favor. No quiero que algún día un alumno se encuentre con tus sesos esparcidos por el suelo -dijo obviando lo de empujarlo mientras rodaba, aunque le había hecho gracia. War, por supuesto, conocía a todos y cada unos de los habitantes del instituto, a algunos más y a algunos menos. Debía favores y muchos le debían favores a ellos. Por lo tanto, algo vital, para el rubio, era estar informado de todo lo que ocurría a su alrededor, por lo que tenía informantes anónimos que le relataban todo lo que necesitara. Aquello solía ayudar para ganar las apuestas con Ororo sobre las relaciones sentimentales de los alumnos.

Sonrió levemente al ver la expresión de inocencia del mayor, terminando por reír al ver que confesaba sin necesidad de decir nada-. No me lo esperaba. Me ha gustado mucho -dijo dándole otro mordisco. Alzó levemente las manos ante la proposición de comer cortitas y negó con la cabeza múltiples veces, de forma bastante exagerada mientras masticaba la verde manzana-. Enserio, gracias por el angelito, E. Es precioso -dijo sonriendo dulcemente, algo que no duró mucho, pues alguien interrumpió el momento-. Voy a vomitar -anunció Cyclope de forma irónica y prácticamente inexpresiva, pasando de largo en la cocina, tratando de no mirarlos y dirigiéndose a una de las cafeteras. Warren decidió no hacerle caso y volvió a prestar atención al pelirrojo-. Por un momento he pensado que lo había hecho Marlene. Casi me da algo porque lleva como meses tratando de pescarme -dijo riendo, algo que también se ve interrumpido por la incesante amargura del moreno, que trataba de preparar café inútilmente y sin resultado-. Claro, Worthington, porque todo el mundo te va detrás -dijo, de nuevo, con un excesivo toque de ironía-. A diferencia de a ti, Summers, mastica bien esa envidia, no vayas a atragantarte -respondió War, claramente molesto, que se levantó y caminó decididamente hacia Cíclope, apretó un botón de la cafetera, haciendo que de ésta cayera un fino chorro de café-. La amargura te nubla la vista. -concluyó, volviendo sobre sus pasos para volver a sentarse junto al pelirrojo.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Vie 7 Abr - 23:24

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


-Eh... no me prives de uno de mis deportes favoritos... - le propinó un amistoso codazo en el costado, haciendo equilibrios con el plato para que no se le cayera. -Llevo años haciéndolo y todavía estoy aquí... ¿No? Mis sesos están a salvo, no te preocupes... además es una buena manera de despertarme... las duchas frías ayudan pero eso siempre motiva un poco más...- a decir verdad era algo que llevaba años haciendo. No sabía qué límite tenía su poder pero le gustaba probarlo. Ponerse al límite y en situaciones extremas que le ayudasen a forzarse. Pero todavía le quedaban muchas cosas por probar, como si podía teleportar a alguien junto a él. El peso cambiaría y no sabía si sería capaz. Seguro que requeriría muchísima más energía que la que usaba para sus saltos diarios.

-No tienes que dármelas...-mastico un nuevo bocado con tranquilidad, degustandolo y acomodándose ahí, en la encimera junto a Warren, el lugar mas agradable del mundo en ese instante.. De hecho no cambiaría ese momento por nada. La tranquilidad de una cocina silenciosa, la sensación de calma, como un cristalino lago sin una onda que rompa la superficie. -Lo he pasado bien haciéndolo... Me he divertido y tenia ganas...-encogió sus hombros sin querer darle mas importancia de la que tenia, aunque a decir verdad había puesto mucho cariño en aquella figurita, escondido en cada pliegue, oculto en cada recoveco. Le gustaba aquel apodo. "E". Al menos ya no era Elliott, aunque echaba de menos ser Enid. Era un buen nombre y no podía contener una ligera sonrisa cuando Warren se equivocaba, lo cual era muy a menudo, pero le gustaba esa peculiaridad.

Por desgracia aquella apacible tranquilidad duró demasiado poco para el gusto de Enoc. Un amargado Scott hizo acto de presencia, agriando hasta el aire que respiraban. El pelirrojo se había dedicado a conocer al resto de profesores y alumnos durante aquella semana, y Scott era, con diferencia, el que peor le habia caido. Cierto era que la pérdida de su hermano mayor era todavía reciente, una herida que por mucho que pasase no cerraría jamás y se mantendría viva en el recuero. Y entendía (a medio camino) que Scott pudiera llegar a ver a Warren como culpable, en parte, ya que fue algo relacionado con Apocalipsis. Sin embargo no mostraba la misma actitud con Ororo y ella también se encontraba en la misma situación que Warren. Quizá por eso no le caía bien, o quizá esa actitud prepotente que le hacía recordar a los indeseados del orfanato.

Enoc nuca había sido partidario de la violencia, sino más bien al contrario. Las palabras solucionaban todo para él y los puños no llegaban a ningún lado. Sin embargo Scott despertaba un mal humor en el chico que era dificil ocultar.
Su sonrisa se esfumó de su rostro cuando escuchó aquellas ácidas palabras dedicadas a Warren. Le supo mal como le trataba y también le supo mal esa actitud tan derrotista que tenía con la vida. Sin embargo cuando Warren volvió a sentarse a su lado, claramente de un humor que él, le dedicó la mejor sonrisa posible, tratando de que no se hundiese. Que el sábado comenzase mal no significaba que tuviera que nublarse todo el día. -Será mejor que nos vayamos... -engulló en dos bocados las tortitas que quedaban, relamiéndose los dulces rastros de sirope y saltó de la encimera, agarrando a Warren de la muñeca. Había evitado el contacto con él debido a ese extraño cosquilleo que despertaba en él, haciendo que su columna se estirase en un placentero escalofrío. Sin embargo no quería que permaneciera más rato cerca de aquella nube de negatividad que era Scott y le arrastró fuera de allí. -Hoy es un día de descanso, y un día largo... He estado pensando en aquello que me dijiste el primer día... -soltó su muñeca cuando llegaron al pasillo, evitando aquel mal humor y hablando a prisa, animado. -Aquello de... pelear. Bueno, no pelear... defensa. No soy nada dado a las peleas, pero supongo que tenías razón con lo que dijiste de que hay que estar preparado para todo...- se guardó las manos en los bolsillos de la sudadera, cuatro tallas más grandes de la que él usaba. -Quería pedirte... si podrías enseñarme...- preguntó con un deje de timidez en la voz.
© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Sáb 8 Abr - 2:06

COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X
Warren no quería, para nada, privar al pelirrojo de cualquier cosa que lo hiciera sonreír. Cualquier cosa que pudiera significar una sonrisa de Enoc era aprobada e incluso admirada por el ángel, mientras que su vida no estuviera en peligro como aquella práctica tan insalubre y peligrosa y, a ojos de Ángel, innecesaria-. Tus sesos están a salvo ahora, pero enserio, no quiero que te pase nada ni que estés en peligro y haciendo eso todas las mañanas te pones a ti mismo en peligro. No solo por el hecho de que puedas matarte al estrellarte contra el suelo, sino que encima la adrenalina que desprendes en ese acto de forma tan temprana y exabrupta puede significar una continuidad de microinfartos que pueden producirte problemas cardíacos -Warren no se consideraba especialmente inteligente. Él podía caber dentro del estereotipo de hombre atractivo con poco seso. Le daba igual si algunos lo pensaban, sabía que tenía una perfecta capacidad de razonar y almacenar conocimientos como aquellos. Esperaba que con la exagerada pedantería se disimulara un poco su preocupación por el bienestar ajeno.

Había decidido no seguir agradeciéndole al pelirrojo el detalle que había tenido con él, porque por muchas veces que se lo agradeciera, no podría llegar a demostrar con palabras lo que aquello había significado para él. Lo veía como una posibilidad de que alguien tan bueno como Enoc pudiera verlo como un ser bello y especial, y no como un simple monstruo con miles de inocentes muertes cargadas en su exasperante consciencia. Nadie nunca le había hecho un regalo tan sentido y trabajado como aquel simple, aunque complejo al mismo tiempo, papel doblado. Tenía pensado utilizarlo como un talismán para su propia autoestima. Era cierto que algún día que otro podía levantarse, mirarse al espejo y dejarse inundar por un desmesurado sentimiento ególatra, sintiéndose bien consigo mismo. Había días, no obstante, que ver sus perfectamente diseñados músculos no servía para nada, y todo le parecía tan pésimo como se había sentido segundos antes de quedar sepultado por un avión caído. En aquellos momentos utilizaría el origami.

Cíclope parecía tener una especial habilidad mutante para sacar a Warren de sus casillas. Aquella actitud arrogante y amargada lo enfurecía de sobremanera, deseando arrancarle las gafas y, con ellas, los ojos. Lo conocía bastante bien desde hacía bastante tiempo y era conocedor del motivo por el que lo odiaba y por el que tenía siempre aquella actitud tan grisácea y destructiva. No solo por la muerte de su hermano, Alex, sino también por la pérdida de algo tan importante como la sangre: el amor verdadero. En aquella misión contra Apocalipsis, Jean y Cíclope habían conocido a Lobezno, un mutante bastante mayor que ellos al que habían ayudado a escapar. Este, sin darse cuenta, había conseguido desviar (de forma completamente impremeditada) la atención de la pelirroja desde Cíclope hacia Lobezno. Desde aquel momento, Cíclope resultaba bastante invisible para ella, que estaba siempre sumida en su propia mente y en el estudio de sus poderosas capacidades. Él no lo había superado. No obstante, Warren lo detestaba cada vez que su presencia se topaba con la suya. En aquel momento, sin embargo, no tenía intención de que aquellas desagradables palabras resultaran incordiasteis para tal tranquilo y agradable momento que comparta con Enoc.

Tragó saliva al sentir como el pelirrojo tiraba de su muñeca y no se esforzó por hacer ningún ademán de impedírselo, aunque no veía razón para irse. Cogió la manzana y la bolsa de papel con la misma mano, dejando que el mayor los dirigiera hacia donde quisiera-. Errol, no tienes por qué molestarte por ese cretino. Te acostumbrarás a ignorarle -aseguró con tranquilidad, dándole un nuevo muerdo a la ya casi devorada manzana que tiró a un contenedor cercano. Sonrió ampliamente ante la petición del pelirrojo, como si le hubieran iluminado la cara con un foco fluorescente-. Me alegra que menciones eso, porque yo también tengo algo para ti. -Metió la mano en la bolsa de papel y sacó un mono muy similar al que llevaba puesto. Habiendo sido fabricado expresamente para él, compartía tonalidades oscuras, sobretodo de negro, gris y un azul muy oscuro. Lo expandió para ensebárselo entero. En el pecho se podía apreciar una “E” que él mismo había cosido. Giró el traje y metió dos dedos en un pequeño agujero que tenía a la altura del coxis-. Mira, tiene un agujero para que metas la cola -dijo y frunció el ceño al darse cuenta de lo mal que había sonado aquello-. Osea, para que la saques -corrigió, pero tenía la sensación de que lo había empeorado-. Joder. Para que la metas o la saques, tú ya me entiendes -dijo soltando una pequeña risa jocosa, aunque algo forzada.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Mar 18 Abr - 16:02

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


El pelirrojo obvió el comentario de Warren acerca de sus sesos esparcidos por el suelo. Llevaba años haciendo eso, acostumbrarse a saltar y era una manera eficaz de controlar sus poderes. O saltas o la palmas. Terapia de choque. Aunque a decir verdad, la primera vez estuvo a punto de convertirse en una nueva receta culinaria: puré de Enoc. Saltó demasiado tarde y aterrizó con toda la fuerza de la caída sobre su cama, rompiéndola bajo aquel peso demoledor. Por suerte no tuvo más que un hombro dislocado y la lección de que debía saltar segundos antes.

Pero tampoco quiso preocuparle más, así que se calló y asintió en silencio. Si no le gustaba ese método buscaría algo diferente que hacer que no preocupase a Warren. Bastante hacía ayudándolo a integrarse como para encima acarrearle una preocupación más al pobre chaval.
-No te preocupes.. he aprendido a pasar de él estos días... -suspiró largamente, recorriendo los vacíos pasillos de la planta baja en busca de un estudio que estuviera abierto, hasta que finalmente dio con uno que se usaba como aula y entró en él como Pedro por su casa.  -Entiendo que ha pasado por un duro golpe pero eso no le da derecho a comportarse como un gilipollas integral el resto de su vida... Todo acaba pasando y tenemos que aprender a vivir con nuestras cargas y dolencias... Él parece preferir culpar a todo el mundo y vivir en el rencor...- encogió los hombros y finalmente deshizo el agarre sobre la muñeca de Warren, aunque permitiéndose unos segundos antes de romper aquel suave contacto. -Así que no, no me preocupo. Pero tampoco tengo porqué tratarlo con pinzas... Parece que todos aquí lo hacen, no vaya a ser que el pobre se ofenda... - frunció el cejo pero acompañó ese gesto con una leve sonrisa. -Si todos nos dedicamos a complacer su mal humor acabará siendo peor, no solo para él, sino para todos... Ha sufrido una pérdida, lo sé.. pero eso no justifica que actué así, al menos no para mí...- se acercó a la ventana, abriéndola enseguida, dejando que el aire fresco de la mañana inundase la estancia. -Así que no tengo ningún problema en llamarlo gilipollas integral si se lo merece.. - se aguantó una risa y contempló la expresión que se le quedó en el rostro cuando le pidió que le enseñara. Le gustaba esa sonrisa. Le gustaba mucho. De hecho la buscaba siempre que podía. Buscaba hacerle sonreír, o hacer "ese" comentario que sacaba levemente sus colores y le hacía mirar hacia otro lado. Esa reacción de buenas palabras a la que el otro parecía no estar acostumbrado.

-Bueno... sigo siendo partidario de la no violencia.. a no ser que se trate de Scott... en ese caso creo que podría lanzar un buen derechazo pero... - se pasó la mano por la nuca, rascándose la raíz del pelo como siempre que se ponía nervioso, cosa que ocurría muy a menudo cuando él pululaba a su alrededor. -Nunca he pensado que solucione nada. Pero hay que estar preparado... No todos aceptarán lo que somos y no creo que todo el mundo esté abierto al dialogo... Además... - desvió la mirada por la ventana sin darse cuenta, fijándola en el lago y sonriendo a las invisibles siluetas formadas de humo anaranjado, bebiendo vino y sentadas al borde. -Quiero proteger a las personas que me importan... Y no puedo hacerlo si no se pelear... - volvió a mirar a Warren, deteniéndose por un segundo en esos ojos azules y bajando luego la mirada a sus manos, que sostenían un mono de aspecto similar al del ángel. Alzó una ceja al ver que se trataba de algo para él, pues desde luego ni la E del pecho eran para Warren ni el agujero de la parte de atrás para que sacase las alas.

La boca se le secó por unos instantes mientras contemplaba aquellos tan bien elegidos colores, las formas del mono y cómo se mantenía en las manos de su amigo, ajeno al trabalenguas algo subido de tono con el que parecía estar atragantándose. Enoc contuvo una carcajada limpia tras su mano y se incorporó, acercándose sin poder creérselo. -Es... es increible.... De verdad... - alargó una tímida mano, sin atreverse a tocarlo. -Tiene lo mismos colores con los que lo había imaginado... - sonrió levemente, conteniendo en su interior todo aquel golpe emocional que había recibido. -No sabes cuanto significa para mi...- alzó la mirada, quedándose unos instantes sin palabras, con aquellos claros ojos devolviendole la mirada. -Gracias, Warren.
© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Miér 19 Abr - 23:09

COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X
Warren se encontraba severamente preocupado por aquella manía insalubre y peligrosa con la que el pelirrojo acostumbraba a despejarse por las mañanas. El rubio había hecho cosas mucho peores y con mayor peligrosidad. Pero no le importaba demasiado su propia integridad. Al menos, no tanto como la ajena. Realmente sería duro para él que Enoc se hiciera daño con aquella práctica nociva. Del mismo modo no le gustaba escucharlo hablar de aquella forma sobre Scott. Era la primera vez que le escuchaba decir malas palabras sobre alguien. Aquella era la primera vez que se rompía aquella fantástica y utópica personalidad benevolente y mágicamente inocente del novicio. Por supuesto el menor había dicho cosas impronunciables sobre Summers, cosas que no retiraría, pero no podía negar que escuchar hablar a Enoc de aquella forma lo había entristecido de cierta forma-. Creo que no estás siendo igual de justo con él que conmigo. -Desde el primer momento, el pelirrojo lo había tratado de forma tierna y comprensiva, sin importarle todo lo que había hecho, todo de lo que era culpable. Sin embargo, con Scott parecía ser diferente cuando este no había sido cómplice del asesinato arbitrario de miles de personas relativamente inocentes-. Yo también soy un gilipollas integral… -prosiguió, detenido momentáneamente cuando sintió que el lazo invisible que unía su mano a la de Enoc se rompía por decisión del mayor.

Bajó instintivamente la mirada, mojándose los labios al lamerlos con disimulo, percibiendo la estela ficticia de aquel lazo que los había unido físicamente por primera vez-. Es una persona importante para muchos de aquí, por eso lo tratan con pinzas -aseguró cerrando la puerta de la vacía y espaciosa aula que albergaba un aroma primaveral de lo más cálido, haciéndolo sonreír-. Pero me alegro de que te abras a mi tan sinceramente -concluyó dedicándole una sonrisa infantil y divertida. Lo último que quería era entablar una discusión por algo en lo que coincidían plenamente. Lo observó unos segundos desde la puerta, observando como su perfil quedaba levemente sombreado debido a la soleada mañana del exterior que se colaba en la habitación por aquella ventana.

La violencia no soluciona nada. La violencia era, a la vista del mutante alado, algo tangible e infinito. La violencia siempre habitaría en la sociedad mundana, siempre. La visión utópica de un mundo de paz y sin violencia era tan absurdo como creer que la Tierra era plana. Se podía creer en ello, pero no significaba que pudiera ser real-. Está bien que tu objetivo sea proteger a las personas que te importan. Es un objetivo bastante sano -aseguró acercándose tranquilamente. Estaba acostumbrado a conocer personas que luchaba por dinero, por fama, por poder y por diversión. Todos ellos eran unos cantamañanas. La defensa podía significaba vivir en un mundo de violencia. La fama, el poder y la diversión no eran tan buenas ideas a la hora de pensar en la meta de la supervivencia, siendo tres aspectos inestables y lechos de confusión y desconcentración.

Dejó que el mayor se concentrara en su nuevo regalo. Estaba disfrutando de verlo boquiabierto y sorprendido. Parecía ser lo suficientemente expresivo como para que aquel rostro pareciera real. Estaba muy contento de que le gustara. No era un obsequio especialmente especial, pues todos los integrantes de la mansión, al menos los adultos, tenían su propio traje, pero Warren había pensado que tenerlo cuanto antes podría hacerlo sentir integrado en aquel lugar, hacerlo sentir uno más. Desde aquella cercanía, las palabras de Enoc y sus miradas eran tan atrayentes para el menor que, años atrás, ya le habría comido la boca. En aquel momento comerle la boca no era una opción. Besarlo era una opción. Aun así, decidió no arriesgarse. Ni siquiera sabía porque aquella absurda idea había llegado a su rubia cabeza-. Me alegro de que te guste. Espero que te esté bien -dijo sonriendo con dulzura, tratando de evitar pensar en como se vería su trasero con el traje, elástico y estrecho, puesto. Estaba acostumbrado a tener pensamientos obscenos, como buen playboy. Pero ya no era un adolescente. Ya no era aquella persona lasciva, dispersa y alocada. La muerte lo había cambiado-. Primera norma del arte de la lucha: no hay normas -dijo sonriendo de oreja a oreja. Acto seguido, y de forma veloz, le agarró una muñeca, le dobló el brazo y lo hizo girar, pegando el rostro del mayor, con firmeza y delicadeza, contra el marco de la ventana-. Segunda regla: no fiarse de nada, de nadie, en ningún momento -concluyó de forma pausada en forma de susurro en el oído ajeno.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Jue 20 Abr - 10:32

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


Pese a la ilusión del momento, el agradecimiento y la exaltación de aquel fabuloso regalo, Enoc no pudo evitar pensar que había hecho mal al mostrar a su amigo la opinión que tenia sobre Scott, aunque sabia que el tampoco le tenia aprecio. Su mirada se ensombreció unos segundos, entristecido por haber ocasionado una reacción negativa por sus palabras. -Tú eres diferente... Desde que llegué tu has estado pendiente de mí, me has ayudado y he visto a lo largo de esta semana cómo eres con tus alumnos... Se lo que llevas a las espaldas, aparte de unas alas metálicas... -dejo escapar una leve sonrisa con la que pretendía quitarle algo de hierro al asunto. -Llevas una carga de la que nunca te vas a librar, que te va a seguir allá donde vaya porque no la quieres dejar... Y lo entiendo... Pero aun así te levantas y aunque no te guste, haces lo que debes hacer... Eres amable con la gente... Tratas de que eso que te pesa tanto no condicione ni  dirija tu vida... Ahí está la diferencia, Warren.. Tú haces un esfuerzo por avanzar, mientras que él prefiere arrastrarlo, y arrastrar al resto... -era la primera vez que sentía que hablaba con Warren tan seriamente de algo. Su sonrisa, pese a la ilusión del momento anterior, se había desvanecido ahora. No por enfado, sino porque realmente queria que entendiera que para él no era lo mismo. -Tú nunca te has comportado como un gilipollas conmigo... Podrías haber mirado hacia otro lado, dejar que lo que pasó con Apocalipsis te consumiera y te arrastrase... y no lo hace. Cada día te esfuerzas por hacer las cosas bien. Por enseñar a los nuevos, guiarnos... No considero que un gilipollas hiciera eso...- apartando la mirada Enoc quiso dejar aquel tema de lado. Sabia que no le había sentado bien que hablase así de su compañero, pero había conocido a gente así, gente tóxica que arrastraba a los demás en lugar de buscar una salida del agujero. Warren habia estado en lo mas hondo. Lo había visto, casi vivido en un recuerdo que se había quedado para siempre adherido a su memoria. Y aun así había salido batiendo sus imponentes alas. No era lo mismo, ni de lejos. Había una gran diferencia, un abismo insalvable casi, entre ellos dos.

Quiza era porque se había descentrado, o porque había vuelto a perderse en su propio mundo de recuerdos emborronados que no vio venir ni sus palabras ni ese gesto rápido. Sin apenas darse cuenta se encontró contra el marco de la ventana, presionado con fuerza por su cuerpo. Un tembloroso escalofrío recorrió todo su cuerpo, vértebra a vértebra, erizando cada pelo de su cuerpo ante ese leve susurro que se deslizó por su oído.
Por un instante el mundo se detuvo en ese aula. Enoc buscó por el rabillo del ojo el perfil del rubio, tan cercano a su rostro. Casi podía saborear aquel susurro que le había desarmado más que cualquier movimiento de defensa. Tragó saliva, respirando con dificultad por la situación y busco que sus palabras no sonasen tan secas como tenía la boca. -¿Tampoco puedo confiar en ti...? Porque entonces vamos a tener un problema...- cerró los ojos un segundo, ocultando una sonrisa para si mismo al sentir esa placentera presión que ocasionaba el cuerpo de Warren contra su espalda. -No eres un ejemplo a seguir, no puedo confiar en ti... ¿Realmente quieres que me siga acercando a ti lo que quieres es apartarme...? - susurró segundos antes de teleportarse a las espaldas del ángel, liberándose así de la presión del chico. En otra circunstancia no le habría importado seguir de esa guisa, pero era peligroso. Enoc había comenzado a sentir cosas por Warren, cosas que sabía que no estaban bien vistas y que no iba a dejar que florecieran más allá de lo que ya lo hacían.  -Si me disculpas... voy a probar ese regalo que me has hecho... - le dedicó una amplia sonrisa que dejaba entrever sus colmillos y agarró el traje, buscando con la mirada algún punto donde poder cambiarse. Aunque aquel aula era bastante reducida en cuestión de mobiliarios, al fondo tenía un biombo de madera que le iba de perlas. El exhibicionismo no era lo suyo así que se ocultó tras el biombo, sin darse cuenta de que quedaba completamente reflejado en la cristalera de la ventana.
© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Jue 20 Abr - 13:09

COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X
Las palabras ajenas calaron en lo más hondo de las alas de Ángel. Lo escuchaba hipnotizado por la forma tan diferente con la que lo trataba, como si fuera alguien especial, único y bueno. Lo miraba a los ojos y bajaba a sus labios para contemplar como se movían perfilando cada una de los agradables y sinceros vocablos que le regalaba. Sonreía como un idiota, embobado. Nadie lo trataba así. Nadie le había hablado así nunca. Se sentía comprendido, incluso admirado, y eso lo hacía sentir demasiado bien, en un éxtasis que ni el alcohol ni sus noches de peleas por dinero podían superar. Warren había tratado de comportarse como un idiota con Enoc el primer día que lo había conocido, de forma innata, pero no había sido imposible. Y desde aquel momento se había comportado con él como quería que él lo tratara. Cuando el mayor concluyó, el rubio se atrevió a acercar su mano al cuello ajeno, depositándolo en él, con su dedo pulgar acariciando suavemente su mejilla-. Tus palabras me reconfortan mucho, Enid. No sabes cuanto. Te lo agradezco mucho - admitió en forma de dulce susurro.

Se mordió con fuerza el labio inferior al encontrarse en aquella postura en la que él mismo se había metido. Todo su cuerpo se encontraba apoyado contra el del pelirrojo, aprisionándolo contra el marco de la ventana. Allí, podía sentir el agradable aroma que desprendía su erizado cuello, dulce e hipnotizador- Puedes confiar en mi, mientras no estemos peleando. En ese caso, huye y no mires atrás -aconsejó divertidamente, deseando devorar aquel cuello cuya piel parecía llamarlo. ¿Apartarlo? Quería tenerlo lo más cerca posible. Quería poder encontrarse en aquella posición todo el día. Quería sentirlo cerca siempre. Habría sido capaz de mantenerse en aquella postura durante todo el día. Sin embargo, se acababa de olvidar la habilidad ajena de teletransportarse, dejando tan solo una estela y un sonoro crujido. Como ya se estaba acostumbrando, al desvanecerse, aquel sonido hizo mella en el rubio, mareándolo por unos instantes, volviendo a recordarlo. Había vuelto a recordar a Rondador Nocturno, algo que, aunque trataba de olvidar, parecía querer aferrarse a su vitalidad emocional para siempre.

Se giró mirando al pelirrojo, sonriendo ampliamente, al ver como se había zafado victoriosamente y deseando verlo con el mono puesto. Se sentó en el marco de la puerta, observando el exterior. Sin embargo, unos instantes mas tardes, el propio cristal pareció desvanecerse y convertirse en un espejo, permitiéndole ver la atractiva silueta del mayor oculto tras el biombo del aula. Tragó saliva, concentrándose en aquella imagen, sintiendo como sus pulsaciones aceleraban ante aquella paradisiaca revelación-. Date prisa que me enfrío, Ernest.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Jue 20 Abr - 15:25

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


Mientras se cambiaba, Enoc no pudo evitar recrearse en ese gesto sutil y suave de Warren, acariciando su mejilla. ¿Podía ser que él...?
Negó con la cabeza unos segundos y tiró la amplia sudadera por encima del biombo. Su piel aún estaba caliente ahí donde le había acariciado. Sus dedos repasaron su mejilla, ahí donde había tenido contacto con él. Una estúpida sonrisa se asomó por su rostro aunque trató de esconderla estúpidamente. Allí, tras el biombo es como si se encontrase a salvo, escondido del mundo por tan solo unos minutos... Pensando en lo que Warren era para él, lo que significaba esa amistad que había surgido de la nada, creada de la noche a la mañana. Sin embargo era fuerte, como si lo conociera de toda la vida, como si esa semana fueran largos años en realidad. Años de verse, de crecer juntos, de contarse secretos... Aunque no era así, sentía como si lo fuera. Una familiaridad extraña.

A prisa se sacó también los pantalones y se puso aquel mono que parecía más cómodo que fácil de poner. De hecho introducir la cola por aquel útil orificio le costó más de lo que pensaba. Dio vueltas sobre sí mismo unos segundos hasta que por fin logró esa ardua tarea y pudo terminar de ajustarse el mono sobre los hombros, cerrándolo por la espalda. Sus manos tocaron por un segundo esa fabulosa "E" del pecho, arrancándole otra sonrisa mientras contemplaba cómo se amoldaba a su cuerpo. Sin duda, aunque no se lo había dicho, la "E" era cosa de Warren. Al menos siempre sería "E". Las costuras no eran profesionales, como las que conformaban las diferentes piezas del mono, pero estaban  hechas a mano, a conciencia, lo cual le otorgaba más valor que cualquier cosa que pudiera venirle a la cabeza.
-Ya va... un segundo, que esto no es fácil de poner la primera vez... - . dejó su ropa colgada del borde del biombo y finalmente, con las botas medio desabrochadas, salió para mostrarle a Warren el resultado. -¿Qué te parece? - se giró un segundo en redondo, moviendo la cola con una libertad que no había experimentado hasta ahora.

-Es más cómodo de lo que pensaba.. - ladeó la cabeza, girándose para tratar de verse la espalda, como un niño pequeño al que acaban de vestir por primera vez, incómodo con el traje, o ilusionado, pero extrañado. -Bueno... ahora que ya estoy preparado... ¿Por donde empieza la clase, profe? - no pudo evitar que aquello sonase con un tono de burla, divertido. Había acudido ya a varias clases de Warren, contemplándolo. Sabía cómo actuaba con sus alumnos, como les trataba y cómo era como maestro. Pero también sabía que no iba a ser de esa manera con él. Había algo, en su interior, una pequeña luz que brillaba que le hacía creer la ridícula teoría de que podía haber algo más que amistad. O tal vez es que simplemente quería creerlo.

No pudo evitar hacer el gesto de guardarse la mano en los bolsillos, comprobando que la prenda carecía de estos y no podía, con lo cual ese gesto quedó altamente ridículo, desencadenando un par de risas por parte del pelirrojo. -Siento como si estuviera en parte desnudo... es muy cómodo pero se me hace extraño que sea tan ajustado... -- estaba acostumbrado a las prendas más grandes, a ocultar los tatuajes personajes que portaba. Con el mono también los ocultaba, pero se pegaba tanto a su piel que parecía que cualquiera que le mirase pudiera ver a través de él. ¿Lo hacemos aquí en la clase?- aquella malsonante pregunta le hizo desviar la mirada unos segundos, aunque evidentemente se refería a comenzar con las prácticas de pelea.
© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Jue 20 Abr - 20:29

COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X
Apoyado en la iluminada ventana, Warren batió muy levemente las alas, con tal de articularlas, sin ninguna intención de alzarse ni moverse del sitio en el que se encontraba. Apoyó la cabeza en el marco, sin dejar de mirar el vago reflejo del cristal que tan solo permitía vislumbrar la silueta del pelirroja-. Imagina tener que ponerlo teniendo dos enormes alas incrustadas en la espalda -dijo sonriendo levemente-. Además. El mal no espera -aseguró lamiéndose los labios recordando que él había sido ese mal años atrás. Si aquellos jóvenes, en los que se incluía Scott Summers, hubieran tardado tanto en preparar sus monos para la batalla, Warren aun sería única y exclusivamente Muerte, un villano de pacotilla bajo el mando del mayor conquistador que la historia habría conocido jamás. Sus pensamientos se evaporaron en una nube de humo gris al ver a Enoc con el traje ya perfecto. Sus ojos se iluminaron, bastante abiertos, al ver el resultado. Le quedaba como anillo al dedo, como un guante. Entreabrió la boca tratando de pronunciar unas palabras que jamás se escucharon. No sabía que decir. Las medidas eran perfectas. Se podían apreciar, por primera vez, sus trabajados músculos siendo levemente apretados por la elástica del mono. Su cola se movía con total agilidad.

-Te queda genial -dijo sonriendo levemente, acercándose un poco, con los brazos cruzados, marcando bíceps. No se esperaba que el pelirrojo tuviera un porte tan atlético. No podía estar tan musculoso como él, no lo permitiría. Caminó a ritmo lento pero firme, rodeando el cuerpo ajeno con sus pasos, como solía hacer con sus alumnos-. Tiene que ser cómodo. Tienes que sentirlo como una extensión de tu piel. -Los monos estaban diseñados para ser cómodos y flexibles para que los mutantes pudieran realizar cualquier tipo de movimiento (incluidos sus poderes) como si estuvieran desnudos (aunque sujetos) pero sin estarlo-. Empezaremos por ver cómo atacas y cómo defiendes, pero con tranquilidad. No quiero hacerte daño -dijo de forma provocativa, con una sonrisa pícara. Aquellas sesiones tenían que ser diferentes a las clases con los alumnos ordinario. Enoc no era un alumno más y, por lo tanto, no podría tratarlo igual. No obstante, lo trataría con la misma severidad que a ellos. Tenía que hacerlo para no confundirse-. Tienes que ser siempre consciente de lo que haces para no vacilar. Y tenemos que pensar que armas podrías usar ya que tus poderes no son para nada ofensivos, salvo tu cola, con la que podrías estrangular si puedes ejercer en ella la suficiente fuerza. ¿Crees que podrías?

Se tapó instintivamente la boca con el puño al no poder evitar soltar una carcajada ante el amago ajeno de esconder las manos en los inexistentes bolsillos-. Tiene que ser ajustado. Para confundir -dijo bromeando, aunque con aires serios y realistas-. Para marcar pezones y paquete. Créeme, no serías el primero en morir por mirar dónde no debes, así que tu mirada siempre en tu objetivo y no en sus partes guarras. -No pudo evitar fruncir el ceño divertido ante su pregunta-. Lo hacemos dónde queramos -dijo apartándose un poco, separando las piernas para que estuvieran de forma paralela según sus hombros y flexionándola antes de enseñar los puños apretados en posición de defensa-. Atácame.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Vie 21 Abr - 17:15

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


Enoc apretó los labios, incómodo por unos segundos ante la pregunta de estrangular a alguien con su cola. ¿Realmente iba a ser necesario algo así? ¿Llegar a semejantes extremos? -Si te soy sincero es algo que preferiría evitar... una cosa es aprender a defenderme en caso de un ataque y otra es... ser capaz de estrangular a alguien... No sé si ahora mismo estoy preparado para algo así... sonrió levemente, aunque sabía que en parte aquello iba a decepcionar a Warren.  Quería aprender a defenderse, por ahora, aunque sabía que defenderse implicaba pelear, agredir y hacer daño a la otra persona.

Pero aquel momento pareció quedar apartado tras aquellos comentarios sobre el "donde mirar". No pudo contener una carcajada sonora que resonó en todo el aula, aunque el hecho de que lo dijera hizo que sus ojos, de manera casi natural, le repasaran de arriba a abajo, buscando quedarse con algún detalle de su cuerpo que a esas alturas no hubiera captado ya. -Podría merecer la pena morir mirando a según quien... - susurró casi sin darse cuenta, rezando para que no lo hubiera oido.

Contempló como Warren cambiaba de esa pose relajada y amistosa a una defensiva que por un momento asustó realmente a Enoc. Sin duda él era un experto luchador y Enoc se sentía como un niño enano y despistado que trata de dar puñetazos al aire. De hecho sus puños se cerraron y se alzaron delante suyo como un luchador de boxeo, pero ni siquiera sabía como dejarlos ante sí. Cabe mencionar que a lo largo de su vida Enoc nunca se había peleado con nadie, ni siquiera con los niños del orfanato. Era más bien de los que cerraban los ojos y se protegían de los golpes, pero nada más. Balbuceó unos segundos ante la orden de que le atacase. No sabía como hacerlo. Peor. No quería hacerlo en realidad. Era como si todo su cuerpo se paralizase por completo ante la sola idea de atizarle. Tragó saliva, cerrando los puños con fuerza, incapaz. - No puedo... Es... no quiero hacerlo... Sé que debo pero no puedo... -apartó la mirada unos segundos, sabiendo sin necesidad de verlo en sus ojos,  que iba a decepcionarle. -Es como si se me bloquease todo el cuerpo y... no es algo que me guste.. No encuentro un motivo para hacerlo... Quiero decir, no me estás amenazando, ni vas a hacer daño a alguien que me importa. Es una clase, lo sé pero... - se rascó la nuca unos segundos con fuerza, desesperado, buscando el motivo por el cual no era capaz de atacarle. - Podemos... ¿Podemos probar al revés? Atácame tú y probaré a defenderme... Puede que de ese modo no me bloquee tanto... -estaba haciendo el ridículo. Lo sabía y tenía miedo de lo que pudiera pensar de él.
© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Vie 21 Abr - 19:31

COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X

Lo estaba asustando. En aquel preciso momento, el rubio se di cuenta que sus razonadas y poco pensadas palabras acababan de asustar al mayor. Había defendido su postura de cero violencia y él, estúpido, le había aconsejado que aprendiera a estrangular a alguien con sus propias manos. O bueno, con su propia cola. Así era él: siempre pensando a lo grande, imaginando escenarios de batalla a vida o muerte con un enemigo feroz al que hay que aniquilar, sin pensar si quiera en la posibilidad de crear rehenes o heridos. ¿Cuándo se había convertido en un vil tirano sin escrúpulos? Aquellas palabras lo obligaron a zozobrar, con la mirada gacha y con su labio inferior siendo devorado por sus propios dientes-. Lo siento. Tienes razón. No tendría que haberte dicho lo de la cola -dijo haciendo una pequeña mueca de pesar.

Iluso, no se dio cuenta de las ajenas miradas a su propio cuerpo, ni a su flojo comentario que, de estar concentrado, habría escuchado sin problema alguno. Por ello, no tuvo la oportunidad de reaccionar ni contestar. En cambio, se mantuvo en aquella postura flexional, balanceando su cuerpo de forma casi imperceptible, desde la base de sus rodillas, esperando un derechazo que no llegaría. Al descubrir la nueva negativa del pelirrojo, cesó el experto balanceo y bajó los puños, escuchando con detenimiento los argumentos ajenos por los que se sentía incapaz de tratar de atacarlo. No era la primera vez. Muchos niños, hiperactivos y violentos por naturaleza, adoraban tener clases de combate personal. A otros, no obstante, tímidos y pacifistas, les costaba mucho emprender una práctica en la que se vieran obligados a atacar a otros compañeros, incluso a defenderse. Sin contestar a sus palabras, trató de imaginar un escenario en el que poder atacar al pelirrojo, pudiendo este defenderse. Por lo que estaba comprobando, enseñar al pelirrojo desde aquella premisa, sería totalmente inútil para ambos.

Sonrió tan dulcemente como pudo, para tranquilizarlo y retrocedió hasta volver a apoyarse en el marco de la puerta-. Invítame a un cigarrillo y ven -ordenó de forma tranquila, mirándolo desde la soleada ventana-. Tengo que reconocer que me estás abriendo los ojos, Edmund -dijo encogiéndose de hombros, sabiendo que había vuelto a fallar en su nombre. Algo que se estaba convirtiendo en una necesaria y divertida costumbre-. Algunos de mis maestros sentirían una gran deshonra viendo como imparto mis clases -aseguró desviando a la ventana para observar el magnífico lago que se extendía más allá de la verde pradera del jardín trasero de la mansión-. La mayoría de las artes marciales no buscan el dolor, ni la muerte. Ni “atacar” ni “defender”. Sino conectar la mente, el cuerpo y el espíritu en un tono canal de energía -explicó sabiamente, recordando sus jóvenes años como aprendiz de múltiples artes marciales en diferentes modalidades que habían canalizado durante años sus angustias y sus negativos sentimientos producidos por el malestar de su familia y de su propia autoconcepción en algo positivo y sano. Tal vez aquella vertiente, aquella forma de explicarlo, serviría al mayor para empezar a entrenarse-. Llevo tantos años haciendo el trabajo de calle, luchando por el bien (incluso luchando por el mal), que se me ha olvidado la esencia de lo que hago y de cómo lo hago -concluyó, en aquel aire melancólico, aunque cálido en el que se había sumido-. Eres una buena persona, Ember. Pareces inteligente y observador. Supongo que no habrás tenido una vida especialmente fácil. Y estas clases podrían ayudarte a conectar tus experiencias, tus emociones y tu esencia en un viaje de aprendizaje y evolución -dijo, sin poder evitar reír al sentir que sonaba demasiado espiritual-. Dime, si pudieras enseñar algo como profesor en esta instituto, ¿qué sería? -preguntó con infinita curiosidad, mirándolo directamente a los olivos ojos ajenos.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Sáb 22 Abr - 13:45

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


Por suerte, sus palabras no tuvieron el efecto que creía. Warren se mostró más comprensivo de lo que esperaba. Aunque realmente había dado por sentado que iba a reaccionar como con sus alumnos, de una manera más brusca que le hiciera ver la realidad del asunto. Él conocía la realidad, más o menos, pero no le gustaba del todo. Sin embargo aquella nueva visión que el rubio le estaba ofreciendo le gustaba muchísimo más que la primera en ser planteada.

Se apoyó a su lado, aunque antes tuvo que volver al biombo donde guardaba esa cajetilla de cigarros y un mechero. Le ofreció uno para luego colocarse otro entre sus labios mientras escuchaba atentamente todas y cada una de sus palabras. -Nadie que conozca ha tenido una vida fácil... La vida no lo es para nadie. Es cruel, y dolorosa... Pero merece la pena por algunas personas.. - sin darse cuenta su mirada se desvió hacia él, hacia esos claros ojos. Alguien que había entrado en su vida como un huracán, cambiándolo todo, aunque para bien. -Me gusta ese punto de vista..Conectar experiencias y emociones... Eso suena mejor... mucho mejor... - aspiró una calada para luego dejar que el humo se esfumase en delicadas volutas que parecían crear figuras en el aire.

-¿Enseñar como profesor...?- sus palabras se quedaron colgadas a medio camino, presa de un pánico que no sabía de donde provenía. Él jamás llegaría a impartir clases. No tenía nada que enseñar a la gente. No podría enseñarles a defenderse, ni atacar. No sabía física, ni matemáticas, ni de ciencia o historia... Él solo sabía lo que la vida le había dado, el camino por el cual le había hecho andar, nada más... -No creo que tuviera ningún tipo de cualidad que transmitir a los alumnos, Warren... No he podido hacer nada en mi vida, tengo los estudios básicos y he vivido como he podido, con lo que he podido conseguir... - se encogió de hombros, volviendo a dar una calada a ese suave cigarro. -Pero me gusta pensar que siempre hay algo más que eso... Me gusta creer que hay segundas oportunidades para todos. Que no todo es malo... Hoy en día, con la "guerra" entre los humanos y mutantes parece que todo lo que no sea conocido es malo... Solo por el hecho de que no lo sabemos. No todo es tan malo como queremos verlo... Tan solo diferente. Todos merecen esa duda, esa oportunidad de demostrar que pueden hacer algo.. -su sonrisa se curvó tristemente, hasta desaparecer. Algo que por desgracia él no había tenido. Ni él ni muchos otros, de eso estaba seguro. -Aquí todos cumplís un rol.. Hacéis que nada les falte, que tengan todo lo que han de necesitar y les formáis. Les enseñáis a defenderse, a avanzar, a trabajar en grupo y también en solitario...
© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Sáb 22 Abr - 17:43

COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X

Se puso el cigarrillo entre los labios y lo encendió tranquilamente, prendiendo la primera calada para que sus pulmones se llenaran con aquella toxicidad cancerígena-. Exacto. La vida es una putada que tenemos que sufrir todos. Todos -dijo como si ya estuviera acostumbrado a ello. Era cierto. Todo el mundo sufría, siempre. Sabía que aquella perspectiva que acababa de presentarle sería mucho más eficaz para su entrenamiento y aprendizaje. Sería, además, una forma para conocerse, evaluarse, crecer como persona y mutante. Tal vez, aquella forma de instrucción podría servir al novato para descubrir qué lugar quería tomar en aquel nuevo sitio que habitaba y en el que todos trabajaban codo con codo para el próspero desarrollo no solo de los integrantes, sino también del mundo mutante en general.

-Claro, me dijiste que Xavier te dijo que tal vez podrías unirte a la plantilla como profesor. Hay que averiguar qué podrías hacer -dijo escuchándolo con tranquilidad, depurando aquel suave cigarrillo que consumía con total naturalidad. No era un consumidor habitual, peor había fumado mucho en el transcurso de su vida, sobretodo en la adolescencia-. ¿Crees que Tormenta tiene un doctorado en ciencias? ¿O que Scott es licenciado en geometría? Yo tengo muchos años de experiencia en el mundo de las artes marciales, pero no creo estar oficialmente cualificado para impartir clases -dijo riendo levemente. Aquel, sin duda, era un instituto de lo más particular-. Aquí da igual que tengas mil títulos y hayas asistido a un centenar de conferencias. Aquí lo que importa es poder transmitir tus conocimientos. Claro está que no puedes enseñar a los chicos matemáticas si no sabes resolver una simple ecuación. Todos sabemos lo que hacemos. -Se detuvo a escuchar su emotivo y nostálgico monólogo sobre las segundas oportunidades. Era conmovedor. Era interesante la visión que tenía el pelirrojo sobre aquel tema, por supuesto, muy bondadoso-. Hacemos lo que podemos, pero siempre tendrán carencias. No todo es pelear y conocer la historia del mundo. También es importante divertirse, desarrollar la creatividad. El angelito de papel que me has regalado es fascinante y muy original. Tal vez podrías enseñar algo así: arte, o algo… -propuso adjuntando una optimista sonrisa antes de volver a fumar.

Se mordisqueó el labio inferior, pensativo. Se planteaba qué posibilidades tenía el mayor. Qué podía hacer por aquella comunidad tan especial. Era difícil. La escuela ya albergaba una vasta cantidad de profesores con mucha experiencia en múltiples campos de la enseñanza. Sin embargo, tenía que haber algo que pudiera hacer el pelirrojo. Algo que, además de ayudar, fuera algo que le gustara-. ¿Te has planteado ser abogado? -propuso alzando las cejas-. Eres una buena persona, bastante justa y honrada. Podrías estudiar varias horas al día en la NYU y pillar algún profesor particular para sacarte el título en poco tiempo. Podrías especializarte en casos sobre mutantes -dijo, sorprendido de aquella maravillosa idea que se le acababa de ocurrir-. ¡Sería fantástico! Podrías encabezar una cruzada por la lucha de nuestros derechos desde los tribunales y defender nuestras cagadas -dijo riendo. Él no tenía ningún poder psíquico, pero una imagen en su cabeza se estaba desarrollando en forma de premonición. El pelirrojo, lleno de benevolencia y honradez, defendiendo a una minoría temida. Warren confiaba en él. Sabía que podría conseguir aquello y todo lo que deseara. Él lo apoyaría de todas formas.
© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Jue 6 Jul - 15:42

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


Observó en silencio como prendía el cigarro y siguió aquel movimiento de sus manos, fijándose en como sus labios se amoldaban a la boquilla del cigarrillo. Se quedó prendado un segundo de aquellos sencillos gestos, de sus palabras, suaves..
Estaba de lo más cómodo ahí, no solo en la escuela, sino junto a Warren. Era alguien que se había abierto a él tanto como Enoc lo había hecho. Tenía una sinceridad atrayente, una capacidad de pensamiento  que asompraba al pelirrojo, y le gustaba. Y desde luego visión de futuro, algo de lo que Enoc siempre había carecido. El vivía más en el pasado, en sus recuerdos, a los que se transportaba día sí y día también.

Asintió con la cabeza unos segundos para luego alargar una mano y robarle el cigarrillo, dándole una larga e intensa calada, dejando que sus pulmones se llenasen de un humo que expiró lentamente. Sus labios se impregnaron de un sabor que no era el del tabaco, un sabor agradable que le gustó. -Tengo miedo de quedarme aquí y no saber encajar del todo... No sé que podría hacer como profesor, creo que no tengo ninguna cualidad que sirviera de ayuda para los niños... - se había pasado aquella noche pensando en eso, en qué podía hacer por ellos, o por él, para quedarse ahí, junto a él. Quizá ese era el mayor motivo, tener a alguien como Warren cerca.
- Sé que no todo es pelear, y sin duda creo que hay cosas más importantes que esas.. Como dices la diversión, la amistad... Creo que hay muchos buenos valores para enseñar y que ellos pueden aprender pero.. Tampoco creo estar capacitado para algo así... - se encogió de hombros y dio otra calada antes de pasarle de nuevo el cigarrillo.

Aquella nueva propuesta le pilló completamente por sorpresa. Al principio le pareció de lo más descabellada. ¿Él, abogado? Sin duda era realmente la idea más loca que había escuchado nunca. Pero conforme hablaba, conforme iba mostrando esa convicción, a Enoc se le iba formando una imagen de lo más extraña de él mismo. Pero era una tontería. Alguien como él no sería capaz de lograr algo así.

-Es admirable cuanto crees en mi tan solo conociendome de hace un día, Warren.. - le dedicó una sincera sonrisa y sintió la necesidad de dejar caer una mano sobre su hombro, gesto que se quedó a medias, dejando caer la mano en el aire. -Pero no creo que fuera capaz de hacer algo así, por mucho que quisiera. Sé que necesitamos defendernos nosotros mismos, y que estaría bien que alguien nos apoyase y luchase por nosotros.. Pero que un mutante luche por los mutantes es lo que se espera que hagamos.. No marcaría mucho la diferencia... Sería diferente si un humano apoyase y luchase por los mutantes.. o viceversa... - ladeó la cabeza, centrándose un segundo en esos ojos azules llenos de luz y de ilusión. Por un momento no quiso arrebatarsela. No era una idea loca ni descabellada tampoco. -Pero podría intentarlo... Podría buscar un trabajo que me pagase el curso... - eso sería lo más dificil, sin duda, la NYU era una buena universidad y sus clases no eran precisamente baratas. -Y apuntarme unas horas.. a ver que tal.. aunque supongo que tendría que presentar algunos credenciales de estudios.. Y no tengo ninguno.. - se encogió de hombros ocultando una carcajada. -Supongo que alguien podrá echarme una mano con eso... ¿No?-

.
© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Poseidon el Jue 6 Jul - 16:23

COUNTLESS DECISIONS DEFINE OUR DESTINY
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X

El rubio creía comprender como debía sentirse el novato en aquellos momentos. Se encontraba en un ecosistema completamente diferente, especial, complejo y que pocos eran capaces de asimilar, o si quiera conocer. Se sentía como pez fuera del agua, a pesar de que aquella escuela estaba pensada concretamente como un agua capaz de amparar a aquellos pececillos tan diferentes incapaces de cuajar en el gran océano de la vida mundana. Ahí no eran meras sardinas, sino bellos delfines, astutos y temibles tiburones, mantas... Todos eran diferentes y únicos. Warren deseaba, de pronto, y con todo su corazón, que Enoc fuera capaz de encontrar en aquella escuela, un hogar, y así sentirse finalmente un pez dentro del agua. Todo aquello lo había vivido el menor.

Se quedó mirándoselo, pensativo. No pensaba en sus posibilidades, y el brillante futuro que Warren quería regalarle, sino en el pasado de Enoc que el rubio imaginaba: solitario, nómada y falto de amor. Lo conocía como huérfano, como trotamundos y como solitario. ¿Él veía algo más? Eso creía. De alguna forma sentía la necesidad de ayudarlo a tener una vida mejor. Quería llenar un hueco que él mismo había ideado en el interior ajeno. Negó con la cabeza, pensando que estaba volviéndose loco, viendo fantasmas donde no había más que telarañas. ¿Qué coño le pasaba? Dejó que el pelirrojo le arrebatara el cigarrillo, mostrándole una suave sonrisa.

A pesar de su duro carácter, sus contestaciones irónicas y su remitente negatividad, veía en el mayor, un mundo de posibilidades que quería que se hicieran realidad-. Créeme, encontrarás tu lugar entre estos muros - aseguró con confianza. Yo haré que así sea. Se encogió de hombros-. Yo también pensaba que no serviría para nada. Y mírame ahora, torturo a niños para hacerlos soldados. Ni siquiera me gustan los niños. Pero verlos capaces de defenderlos gracias a mi es algo que me llena.- Todos los profesores de aquel lugar se habían sentido inútiles en algún punto de su crecimientos. Pero todos, incluido Cíclope, aportaban grandes conocimientos y habilidades a aquellos estudiantes tan prometedores y salvajes-. Cuando no puedes ser la niñera. -concluyó riendo.

Escuchó aquellos argumentos que lo obligaron a reflexionar. Tenía razón, toda la razón. Por supuesto, sin embargo, no pensaba darse por vencido-. Querido, nuestros abogados son mundanos, si. Eso puede ayudar mínimamente a nuestra causa. ¿Pero a caso crees que luchan por nuestra causa? Luchan por el dinero que ganan. Son los mejores, pero se limitan a reparar nuestros destrozos, a lavarnos las manos. Necesitamos a alguien capaz de crear empatía con el mundo de ahí fuera. De que nos vean como seres "normales". No concibo a nadie mejor que tu para ese trabajo. - argumentó con énfasis y cierta pasión-. ¿Te preocupas por las tasas de la matrícula? - dijo sin poder evitar riendo-. Charles se ocuparía de ello sin problema si le presentamos bien la idea. Y ni siquiera hace falta. Supongo que sabes que estás hablando no solo con alguien con poder y atractivo, sino con unas arcas con las que podría comprar cualquier universidad entera para tu propio uso y disfrute - dijo divertido, aunque en el interior sabía que sería capaz de hacerlo-. Y por si no te has dado cuenta, estás en una escuela. Aquí puedes abastecerte de cuantas credenciales sean necesarias. Y aun así podría conseguírtelas con facilidad. - Por un segundo se dio cuenta de que tal vez estaba excediéndose bastante-. Pero claro, todo depende de ti y de lo que tú quieras hacer. Si al final crees que no puedes aportar nada a la escuela, tal vez podrías quedarte igualmente. Y sino podría ayudarte a conseguir un pisito coqueto. - Concluyó, sin pronunciar unas últimas palabras que cruzaron su mente: Pero ni se te ocurra marcharte.

© by Farah.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Tardis_In_Blue el Jue 6 Jul - 17:01

Countless decisions define our destiny
CHAPTER 02| Por la mañana | Mansión X


Los argumentos que aportó Warren lo dejaron completamente desarmado. Nunca creyó, ni en sus mejores sueños, que alguien pudiera creer tan ciegamente en él, sin conocerlo, sin saber como era de verdad por dentro. Por unos instantes Enoc se quedó sin habla, escuchando aquellas palabras que le abrían unas puertas, aunque fueran fantasiosas, a un futuro de lo más inesperado. Brillante y... Un futuro en el que poder ayudar a los demás. A aquellos que eran como una familia, aunque deconocida.

Y él... Luego estaba él. Un chico al que conocía desde hacía 24 horas, que parecía estar brindandole todo un futuro sin pedir nada a cambio. Alguien que, como él, tuvo una mala experiencia en el pasado pero que aún así logró salir. Un angel, tal y como lo veía a sus ojos y no un demonio como le quería hacer creer.
Enoc no podía creer que realmente estuviera ofreciendole aquello. Algo tan desinteresado que podría cambiarle la vida, a él y a todos los mutantes a los que podría defender si aquello iba por buen camino.

-Warren... no puedes...- sus labios se torcieron en una sonrisa nerviosa, sin darse cuenta. Desvió lamirada, azorado, notando como en sus mejillas se empezaba a establecer ese calor del sonrojo. Aquel angel despertaba sentimientos completamente nuevos. Podía ponerles nombre, pero los temía. Los temía mucho. Alguien como él no podía ser realmente tan bueno... no podía estar ofreciendole aquello.  -No puedes estar ofreciendome eso... Ni tu.. ni Charles... Hay.. hay cosas que tengo que conseguir por mi mismo... Y si quiero esforzarme y.. defenderos ante el mundo no puedo esperar que todos me lo den hecho... - sus ojos se quedaron fijos en la hierba por unos segundos, temeroso de haberle ofendido por ello. - No eres un arca del que sacar dinero... Ni eres un fondo de pensiones o algo similar...  eres... - ladeó el rostro, buscando sus ojos. La distancia entre ellos se había acortado sin darse cuenta. Enoc podía contemplar tan de cerca sus ojos azules, tan claros como el cielo, salpicados de unas motas de un azul algo más claro, casi brillantes como estrellas. Su aliento se detuvo por un segundo, contemplandolo tan cerca. Podía ver el brillo de la película de saliva que recubría sus labios, o incluso percibía las venas bajo esa piel tan clara. -Eres alguien muy... - no supo porqué pero su cuerpo se inclinó hacia delante. Su nariz rozó la suya y casi podía sentir su aliento sobre sus propios labios. Se sentía como embriagado. Infinitamente agradecido de haber encontrado ese lugar, y en él, a la persona que en escasos minutos se había convertido en lo más importante que tenía. Sin saber más de él que lo que le contaba, o lo que veía.

Pero antes de que sus labios acortaran ese centimetro que los separaba se echó hacia atrás, como sacudido por una descarga. Con unavoluta de humo desapareció con un crujido para reaparecer a dos metros de distancia de él, con la respiración exhaltada y la boca seca. ¿Qué había estado a punto de hacer...? ¿Qué narices se había planteado hacer? Había perdido por completo la consciencia por unos minutos. Había estado tan cerca de echarlo todo a perder.. tan cerca que aún temblaba.
-Disculpa.. - le dió la espalda, con las mejillas a punto de arder y las manos aún temblando. -Perdona de verdad no sé... no sé que me ha pasado... -no, eso no iba a servir, sin duda. Había dado un paso en falso y se había caido de golpe, dándose contra el suelo.

.
© by Farah.



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
651

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'ts Human Nature.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.