Últimos temas
» ♫ Pirate's life is the best life
Hoy a las 8:19 por Storm Queen

» Petición cambio de nick
Hoy a las 8:07 por Storm Queen

» The moment when all the smiles died.
Hoy a las 5:38 por Lichtgestalt

» I. Merry Christmas! | TRAMA GRUPAL | BRYMPTON HOUSE
Hoy a las 2:07 por Lichtgestalt

» bloodlines
Hoy a las 1:59 por Nocte

» Dados de la suerte
Hoy a las 1:08 por Dice Master

» Music inflames temperament
Hoy a las 1:02 por Nocte

» Let's Rock, baby! [Tres y Wica] [Tardis+Thyra]
Hoy a las 1:01 por Thyra

» — Colors of the wind.
Hoy a las 0:48 por Neliam

» ¡No apagues la llama!
Hoy a las 0:30 por Neliam

» ❖ Burning Desire.
Hoy a las 0:17 por Nocte

»  ▬ Que sea cierto el jamás.
Ayer a las 23:23 por Efímera

»  ▬ Invisible a los ojos.
Ayer a las 23:22 por Nightingale

» Ice soldiers.
Ayer a las 23:17 por Novocaine

» III. El ocaso de los dioses
Ayer a las 23:13 por Nyadeh

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

For The Greater Good.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

For The Greater Good.

Mensaje por Poseidon el Jue 30 Mar - 19:47

For The Greater Good.
1x1 — Harry Potter CS, Winter Wiccan x Poseidon.
Hacía siete años que los Chudley Cannons habían ganado la Copa de la Liga Británica e Irlandesa de Quidditch por vigésima primera y última vez. El centenario Ministro de Magia Faris Spavin sería recordado por la historia mágica por haber sido atacado por un centauro tras una maldita broma y por haber implantado Decreto para la Razonable Restricción de la Brujería en los Menores de Edad en 1875. El actual director de Hogwarts, la escuela de magia más aclamada del mundo,  Phineas Nigellus Black se mostraba ferozmente en contra de este drecto, pues aseguraba la necesidad del uso de la magia, incluso a los ojos de los muggles (imponiéndose así, también, al Estatuto Internacional del Secreto Mágico). Considerado el peor director de Hogwarts de la historia, también trataba de poner trabas al acceso educativo a los nacidos de muggles, conocidos como sangre sucias.  

El Valle de Godric era un pequeño pueblo situado al oeste de Inglaterra y en él convivían magos, brujas y muggles (que vivían al margen del conocimiento de la existencia de la magia). Dentro de los límites del pueblo se encontraba una iglesia junto a un cementerio, una oficina de correos y un pub entre otros pocos negocios. El nombre del pueblo es en honor de uno de los famosos fundadores de Hogwarts, Godric Gryffindor, quién vivió allí.


Albus Dumbledore.
18 — Toby Regbo — Winter Wiccan.

Poderoso, joven y astuto mago de sangre mestiza fruto de la unión marital de Percival y Kendra Dumbledore. Durante la infancia en su pueblo natal Mould-on-the-Wold, su hermana pequeña Ariana fue atacada por unos asustados niños muggles cuando esta realizaba magia. La joven bruja quedó crónicamente perturbada por aquellos sucesos, perdiendo el dominio de sus capacidades magias. En raras ocasione sería capaz de realizar el más simple de los Alohomora. Sin embargo, en muy pocos momentos de exagerada alteración puntual, podría convertirse en un arma destructora debido a su poder. El patriarca de la familia Dumbledore fue tras los niños que habían atacado a su hija y jamás volvieron a verlo pues terminó encerrado en Azkaban hasta la muerte por haber querido vengar a su hija, aunque nadie jamás sabría lo que les habría hecho a los muggles. La devastada familia se mudó al Valle de Godric, donde empezarían una vida sin inmiscuirse demasiado en la vida social. La familia, allí, tan solo tenía una amiga: Bathilda Baghsot.

Albus fue entró en la casa Gryffindor a la edad de 11 años y, durante los primeros cursos, tuvo que lidiar con los pecados contra los muggles que había llevado a cabo, pues el primogénito se convertiría en el objetivo de dimes y diretes de sus compañeros de clase. En su trayectoria académica, sin embargo, destacó de forma muy notable, granando grandes premios y honores tales como la insignia de prefecto y de Premio Anual, el Premio Barnabus Finkley de Hechizos Excepcionales, se convirtió en representante de las juventudes británicas en el Wizengamot, y recibió una medalla de oro por su innovadora contribución al Congreso Internacional de Alquimia en El Cairo. Realmente se convirtió en el alumno más brillante que el colegio había conocido.

El sueño de Albus era aprender aun más y poner en práctica todo el conocimiento que había adquirido en Hogwarts. Por ello, tenía preparado un gran viaje alrededor del mundo con su mejor amigo Elphias Doge justo al graduarse. Desgraciadamente, una accidental explosión provocada por incontrolable magia de Ariana terminó con la vida de Kendra, la matriarca de la familia. Albus, entonces, se vio obligado a abandonar sus tan anhelados planes para encargarse de su familia y cuidar a sus hermanos menores: Aberforth y Ariana.
Gellert Grindelwald.
17 — Jamie Campbell Bower — Poseidon.
Descendiente de sangre pura, hijo único de Seraphine y Kostas Grindelwald vivió la mayor parte de su infancia en Bulgaria, estudiando en el Instituto Durmstrang. Desde pequeño había sido considerado como un mago sumamente inteligente, perseverante, ambicioso y encantador. Su madre murió dando a luz, mientras que su padre murió cuando él cumplió los doce años, en forma de accidente provocado por el propio Gellert, cuando practicaba un inocente hechizo Incendio. Durmstrang, entonces, se convirtió un hogar. Traumatizado por la volatilidad de la vida decidió utilizar sus jóvenes años de estudio para encontrar cualquier forma posible para esconderse de la vieja muerte. Para ello utilizaba su excepcional magia para realizar experimentos de magia oscura. Antes de terminar su séptimo año, los profesores quedaron alarmados ante sus macabros experimentos y decidieron expulsarlo antes de poder incluso graduarse. Antes de abandonar Durmstrang, que había sido para él, su hogar, talló mágicamente en una de las paredes un símbolo que jamás podría ser borrado: las Reliquias de la Muerte.

Toda su ambiciosa esperanza por convertirse en el Señor de la Muerte y, por lo tanto, inmortal, se basó en un cuento infantil. No tuvo ninguna duda, por lo tanto, en viajar a Inglaterra, dónde su único familiar vivo (su tía Bathilda) residía casualmente en el pueblo dónde yacían los restos de uno de los tres protagonistas de dicho cuento. Gellert dirigió sus objetivos al Valle de Godric y a la búsqueda de las tres Reliquias de la Muerte, y sería capaz de hacer cualquier cosa por conseguirlas.



Última edición por Poseidon el Vie 31 Mar - 0:49, editado 1 vez



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
58

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For The Greater Good.

Mensaje por Poseidon el Vie 31 Mar - 0:44

01. For The Greater Good.
Una tenue luz de color grisáceo decoraba, no solo el firmamento exterior, sino también el corazón de aquel sobrio y mundano dúplex aquella mañana que significaba para la mayoría de niños, el comienzo de un tan anhelado verano. El cielo, sin embargo, había decidido no acompañar la alegría de los adolescentes, sino mostrarles unos nubarrones densos. Bathilda Bagshot, con tan solo 39 años era una prometedora y trabajadora que contaba con la encantadora compañía del nieto de su ya fallecida hermana mayor. Geller Grindelwald, que había morado en el extranjero durante la mayor parte de su consciente vida, había llegado al hospitalario pueblecito del Valle de Godric justo la noche anterior. La bruja, que había dedicado toda su vida al estudio de la magia y de su antigua historia, se encontraba en una nube al poder compartir su hogar con el único familiar que le quedaba con vida. Apenas se conocían, pero ambos parecían llevarse de maravilla. Era algo sencillo pues el chico, de complexión delgada y estatura medio-alta, parecía ser todo un caballero, a la par que un noble, excepcional y galán mago-. Tía Batty, no te comas las pastas, porr favorr -le dijo aquella mañana el chico, haciéndola reír con su acento búlgaro.

La casa se encontraba sumida en un estrepitoso desorden. Estaba claro que Bathilda, que le había dicho a su nieto-sobriao que la tuteara, era una mujer pulcra y limpia, mas parecía ser enemiga innata del desorden. Mesas, estanterías, encimaras, incluso el suelo y la chimenea.. Todo se encontraba repleto de pergaminos mal enrollados y libros de historia que Bathilda se encargaba de escudriñar a jornada completa con tal de reunir todo el conocimiento necesario como para agrupar toda la historia de la magia en diferentes tomos, todos unidos entre sí. Gellert estaba convencido de que, debido a su gran perseverancia, lo conseguiría. A Gellert no le molestaba aquel desorden, siempre y cuando Batty no se atreviera en hurgar entre el propio desorden que Gellert tenía pensado crear en su dormitorio. Y es que, a pesar de ser dos personas muy diferentes, tenían muchas cosas en común. Aunque ella no lo supiera, el adolescente llevaba años también buscando información, escudriñando viejos libros y pergarminos de historia antigua con tal de encontrar no el éxito literario, sino el éxito de la vida misma como tal. Quería vivir. Para siempre.

Al salir a la calle, Gellert, bajo una larga trenca de dos hileras de botones, vestía unos pantalones marrones a juego con un chaleco bordado con tonos de bronce. Llevaba su ondulada y dorada melena al viento. Observaba las calles con suma desconfianza. No porque se encontrara en un lugar desconocido, aunque también, sino por el hecho de que se encontraba en una zona en la que residían magos y muggles, cosa que no le hacía ni pizca de gracia-. Recuerda, sé amable. Soy la única amistad que tienen los Dumbledore en el Valle -recordó la mujer, que caminaba a su lado, llevando un casero termo. Gellert llevaba una bandeja con pastas que él mismo había hecho aquella madrugada. Al cruzar por un parque, la señora Bagshot señaló con disimulo a un chico y una chica que se encontraban en un pequeño parque estaba en medio de las casas de Bathilda y los Dumbledore (que se encontraban prácticamente enfrente, aunque dos casas más allá)-. Son Aberfoth y Ariana, los hermanos pequeños de Albus. Deben estar pasándolo fatal -dijo la mujer, dibujando una mueca de pesar en el rostro, llegando ya a una parcela, en la que entraron, por una especie de jardín delantero tras una valla. Subieron cuatro escalones que conducían a la puerta principal de aquel domicilio.

Según le había contado la señora Bagshot, el funeral de la madre de los niños Dumbledore, Kendra, había tenido lugar justo la tarde anterior, pocas horas antes de que Gellert llegara al pueblo. Había sido una velada bastante íntima, pues ellos tenían poca -prácticamente nula- relación con el vecindario, salvo por Batty, que no había parado de hablarle toda la mañana sobre Albus y sobre lo bien que se llevarían. No paraba de repetir lo mucho que se parecían, ya que ambos eran magos sumamente brillantes-. Además, Albus necesita un buen amigo más que nunca. Elphias Doge, su amigo del colegio se ha ido a dar la vuelta al mundo. Albus ha tenido que quedarse para cuidar de sus hermanos y está solo -le había dicho Bathilda. A Gellert todo aquello no le importaba, aunque se hiciera el interesado. Tal vez, pensaba, podría utilizar a Albus para investigar sobre aquel pueblo y empezar la búsqueda de su principal objetivo de aquel entonces: encontrar la capa de invisibilidad, una de las Tres Reliquias de la Muerte.
Godric's Hollow – 21th June, 11:00.


Última edición por Poseidon el Jue 6 Abr - 11:59, editado 1 vez



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
58

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For The Greater Good.

Mensaje por Winter Wiccan el Sáb 1 Abr - 23:29

01. For The Greater Good.
El día se presentaba tan anodino y triste como los últimos desde que graduó de la Escuela de Magia. El joven Albus, un hechicero prometedor y diestro en todas las artes que había aprendido, se encontraba ahora con la tierra sobre el féretro de su madre caliente, el encierro de su padre, la mirada inquisitorial de Aberforth y los gritos de Ariana por las noches. Durante esa semana, solo vivía para sus hermanos y su madre, para poder darles algo a lo que aferrarse después de esos duros días. No fue capaz de anticipar lo que pasó la tarde previa, que le dejó toda la noche aferrado al borde de su cama mientras lloraba sin parar. Estaba solo. Se durmió, una hora antes de la llegada del sol, a causa del agotamiento.

Nada más levantarse, se fue a la cocina, donde con soltura encadenó una serie de hechizos para que la comida estuviera lista. Con una sonrisa, levantó a los dos pequeños y se los llevó a que desayunaran. Así era Albus, todo corazón, vertiéndose en las dos criaturas frágiles que habían perdido a sus progenitores, mientras que él tiraba la borda su futuro por aquellos a los que le importaban. Tenía muchos sueños, como viajar por el mundo mágico y conocer las grandes maravillas que existían en él, como estaba haciendo Elphias, pero carecía de los medios y de la libertad para hacerlo.

Los Dumbledore no eran una familia al uso en Godric’s Hollow. De hecho, muchos vecinos desconocían quiénes vivían en esa casa a excepción de la agradable señora Bagshot, que se había prestado a echarle una mano con las tareas de la casa mientras aprendía a ser el hombre de la casa. Además, la anciana, historiadora, le advirtió que un familiar de su edad llegaría a su casa desde Bulgaria. El joven mago supuso que vendría de Durmstrang, aunque tampoco le entusiasmó el conocer esa noticia. Después de que todo se cayera como un castillo de naipes tan pronto como puso los pies en su hogar, todo parecía más oscuro de lo habitual, como si la vida ya no fuera de colores, sino de un gris que ni los caramelos de limón podían aguantar.

Escuchó cómo alguien llamaba a la puerta y, dejando su taza de té en el fregadero, se acercó para abrir a la amable hechicera y a un joven que portaba una bandeja de pastas. “Me alegro de verla, señora Bagshot. Por favor, pasen.” Dijo el joven, apartándose para que pasara la dama y su joven familiar. Cabellos rubios largos, ojos azules, porte altivo, sin duda un Slytherin de manual, pensó para sí. “Soy Albus Dumbledore, un placer.” Saludó, tendiéndole la mano al joven de Europa del Este que acompañaba a Bathilda. “Tú tienes que ser su sobrino, me dijo que ibas a pasar el verano aquí.” La hechicera, que se había sentado en el sofá, hizo un leve gesto con la cabeza. “En efecto, es mi querido Gellert.” La señora se giró para centrar su mirada en el joven Albus, que mantenía una sonrisa por obligación social. “Albus, querido, ¿cómo has pasado la noche?” Preguntó, realmente preocupada por lo que intuía en su rostro. “Supongo que bien. Aberforth tardó en dormirse y Ariana pasó una mala noche, pero al final todo salió bien.” Mentía, obviamente, pero no creía que fuera necesario dar tanta pena ante un desconocido y ante la única vecina que les dirigía la palabra.
Godric's Hollow – 21th June, 11:00.


Última edición por Winter Wiccan el Mar 11 Abr - 20:07, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
380

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For The Greater Good.

Mensaje por Poseidon el Jue 6 Abr - 12:24

01. For The Greater Good.
El rubio no podía negar que se había sorprendido al conocer al primogénito de los Dumbledore. Su tía lo había descrito como un joven mago con un poder inimaginable y, como consecuencia, lo había imaginado con una apariencia mayor, más imponente. Sin embargo, parecía un chico totalmente normal y corriente, de complexión delgada y unos dedos más bajos que el búlgaro. Se adentró en la modesta vivienda. Bajo la mirada momentáneamente para estrechar firmemente la mano de Albus, respondiendo al salud:- Gellert Grindelwald, igualmente. -Lo miró a los ojos con una mirada tan firme como había sido su salido, aunque trataba de parecer tan encantador como de costumbre, tal vez más. Era obvio que le faltaban horas de sueño y que le habían sobrado desconsoladas lágrimas-. Lamento mucho tu pérrdida, Albus -introdujo cortesmente-. Es muy durro perrder a un prrogenitorr . -Gellert lo sabía perfectamente: él era huérfano también. Sin embargo, él nunca había sentido la típica carencia de soledad ante la manca de las figuras paternas, porque aun estando su padre en vida, nunca la había tenido. Gellert siempre había sido muy independiente y autosuficiente. Nunca había necesitado a nadie para seguir adelante. Nunca.

Mientras el inglés le contaba a la historiadora como sus hermanos habían pasado aquella noche, el rubio se quedó de pié junto al sofá en el que su tía ya estaba sentada. Gellert, sobre todas las cosas, era sumamente educado y decoroso, no podía tomar asiento hasta que no le dieran expreso permiso. Aun tenía la bandeja de pastas en las manos, pero no les prestaba intención, sino que se entretenía observando detallada, aunque disimuladamente, la humilde estancia en la que se encontraban. Era muy diferente a la de la tía Batty, mucho más limpia y ordenada, con una apariencia más muggle, más gris. Se podía percibir la estela de la pérdida y la miseria.

El rubio aun se encontraba desorientado en Godric’s Hollow, pues detestaba la idea de compartir población con vecinos muggles, cuando él lo que quería era poder andar por la calle varita en mano, sin importarle de que lo descubran. Sin embargo, sus ambiciones y sus aspiraciones iban muy allá y haría todo lo que hiciera necesario para conseguir sus metas. Iba a encontrar la reliquia de la muerte de Ignotus Peverell, cuyo paradero encontraría investigando aquel pueblucho inglés. Proseguiría su camino, buscando las otras dos reliquias y se alzaría como Señor de la Muerte, siendo invencible y obligando a la estirpe mágica a utilizar la magia frente a los muggles. Haría que estos se postraran a la magia. Liberaría al mundo.
Godric's Hollow – 21th June, 11:00.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
58

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For The Greater Good.

Mensaje por Winter Wiccan el Mar 11 Abr - 20:58

01. For The Greater Good.
El acento de Gellert fue algo que le sorprendió en una primera instancia. Lejos de sonar melodioso como la mayoría de los acentos gaélicos, era más mordaz y oscuro, definitivamente del este de Europa. Además, el hecho de que no le hubiese visto por Hogwarts le indicaba que sería de Durmstrang. “Muchas gracias, de verdad.” Dijo, en agradecimiento a las palabras del muchacho de cabellos largos y rubios, como la melena de un unicornio. “Por favor, siéntate.” Le indicó, dándose cuenta de que no había ni dejado esa bandeja de pastas. “No tendríais que haberos molestado en traer nada, Bathilda.” Dijo a la mujer, que mantenía esa sonrisa amable y risueña, marcada por el paso del tiempo.

La señora Bagshot era un encanto de mujer. A pesar de las razones que habían llevado a su familia a ese punto, ella nunca les daba la espalda, al contrario que todo el vecindario que, lógicamente, ya les señalaba a los tres como los hijos del maníaco que había atacado a sus pobres compañeros de pubs. Siempre estaba ahí, la dulce vecina que les invitaba a tarta o cuidaba de la pobre Ariana de vez en cuando. Su pariente, altivo cuanto menos, parecía tener la mente dispersa. Normal, poca gente querría aguantar la charla del mayor de los Dumbledore sobre las miserias que acontecían a su familia desde las últimas semanas. “Albus, cariño, Gellert también es un gran mago y seguro que, en el futuro, trabajáis juntos. Es un portento.” Afirmó la historiadora, con su gesto característico en los labios. Albus se giró para observar al joven, que se mantenía en el sillón. “Perdón si soy indiscreto, pero, entonces no estudiasteis en Hogwarts, ¿me equivoco? Os hubiera reconocido.” Porque, si había algo que tenía ese joven, era un magnetismo impresionante. Albus no podía definir que había en el conjunto que constituía el muchacho de cabellos de platino, pero había algo en su aura que parecía atraer todo lo que había a su alrededor. “Si quieres, un día puedo mostrarte la zona. Hay un montón de fábulas sobre este lugar, sobre todo con el tema de Godric Gryffindor y los hermanos Peverell, los que vencieron a la muerte, ¿verdad, Bathilda?” La anciana hechicera miró al joven, asintiendo. “Así es. Cuentan que aquellos hermanos que vencieron a la muerte vivieron aquí, pero, Albus, querido mío, eso es una fábula.” Albus alzó una ceja, manteniendo una mueca de curiosidad y sinceridad con la señora. “No creo que vencieran a la muerte, señora Bagshot, pero debían ser hechiceros tan poderosos que pudieron desafiar lo que conocemos de hechicería.” Le brillaban los ojos pensando en las maravillas que podía hacer la magia. “Y llegaré más lejos que ellos, ya lo verá.” Afirmó, como si fuera una promesa consigo mismo.

Godric's Hollow – 21th June, 11:00.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
380

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For The Greater Good.

Mensaje por Poseidon el Sáb 15 Abr - 23:26

01. For The Greater Good.
Tal y como le había sido ofrecido, el búlgaro tomó asiento en el mullido sifón, por supuesto, con un elegante movimiento, dejando la bandeja de pastas sobre la mesita que tenía enfrente-. Albus, querido, toda ayuda es poca en estos momentos tan duros -respondió la historiadora, dulce y melosa, dedicándole una compasiva sonrisa al primogénito de los Dumbledore. Gellert sabía que tanto su comentario como su actitud hacia aquella familia distaba mucho de la mera amabilidad política. Ella los apreciaba y les tenía un cariño descomunal. Era una gran persona. El rubio se preguntaba si de verdad compartían genética. El invitado no se consideraba una persona especialmente afectiva, sino todo lo contrario: distante, frío y pensando siempre en sus propios beneficios. Siempre, por supuesto, tras un velo embelesador y encantador capaz de conquistar a cualquiera. Algunos lo llamaban manipulación. Él, sociedad.

Grindelwald cerró momentáneamente los ojos y sonrió muy levemente al escuchar el repentino trato de “usted” por parte de Albus. Su educación cruzaba los límites en cuanto a adolescentes se trataba y, sobretodo, si tenía pensado utilizar a tales adolescentes-. Me temo que no, he estudiado toda mi vida en Durmstrang. Es más, hace tantos años que no visitaba estos distantes larres que apenas me acuerrdo de ella -explicó con un tono nostálgico y regular, cual experto narrador-. Y por favor, tutéame -dijo en forma de súplica, soltando una calculada y sobria carcajada. Se colocó un mechón de pelo tras la oreja y sonrió ampliamente, escuchando el debate entre su tía y su vecino. Estaba dispuesto a hablar cuando se detuvo para posar toda su atención en la ambiciosa conclusión del inglés. Aquello era lo más interesante que había escuchado en meses. De pronto, el hecho de haberse mudado había cobrado todo el sentido del mundo. Aquel era el lugar en el que tenía que estar y Albus, sin duda, era la persona a la que tenía que conocer-. Adorro las fábulas y están lejos de ser meras y absurdas leyendas tía Batty -le dijo con una sonrisa-. Tú mejor que nadie deberría saber que todas ellas están basadas en sucesos reales. Esa realidad las mantiene vivas y las hacen perrdurrar en el tiempo -relató de forma un tanto pedante y dirigió su mirada, un tanto pícara, a Albus-. Y esperro poder conocerrlas y vivirrlas de mano de Albus y si se da la posibilidad, vencer a la muerrte de forrma plausible como lo hicierron los protagonistas de esas fábulas -concluyó de forma magnánima, aunque tratando de sonar, en cierto modo, jocoso. Lo último que quería era poner a Bathilda sobre aviso, ni asustar a Albus haciéndole creer que tenía en él un posible rival.
Godric's Hollow – 21th June, 11:00.



INSANITY

Don't burry me. Don't lay me down. Don't say it's over.


It's Human Nature. Warroc:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
58

Localización :
En el despacho de la profesora McGonagall.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For The Greater Good.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.