Últimos temas
» Dark arrow
Hoy a las 8:10 am por Bastet

» Confieso que...
Hoy a las 5:23 am por Bastet

» Why don't we find out?
Hoy a las 3:29 am por Party Poison

» I knew you. I know you
Hoy a las 2:27 am por SapphireDragon

» ─I feel it coming
Hoy a las 2:19 am por Momo

» ~ Silver was a rarer metal than gold
Hoy a las 2:14 am por SapphireDragon

» Save me from the Dark (+18)
Hoy a las 1:51 am por SapphireDragon

» ➤ A drop in the ocean
Hoy a las 1:42 am por SapphireDragon

» Seeing yu smile, make me feel so happily, too.
Hoy a las 1:14 am por SapphireDragon

» The Courage To Say I Love You
Hoy a las 1:00 am por SapphireDragon

» ¡No apagues la llama!
Hoy a las 12:38 am por SapphireDragon

» Pigs must be killed
Hoy a las 12:26 am por Songbird

» ~ We could be heroes
Hoy a las 12:10 am por SapphireDragon

» Plastic Love
Ayer a las 9:19 pm por Seishiro

» • Reaching out in this mourning air •
Ayer a las 8:02 pm por King Buzz

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Le Petit Chaperon rouge

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Panther el Dom Abr 09, 2017 7:18 pm


Le Petit Chaperon rouge


Lilith se siente sola y una completa extraña entre sus familiares y vecinos. Viviendo en un pequeño pueblo rodeado de bosque siempre sintió una atracción hacia este, haciendo que más de una vez fuese a hurtadillas a pesar de las advertencias de su madre...

-Cuidado Lilith, el bosque es peligroso para los niños y los adultos. Se dice que en este habita un lobo feroz hambriento de carne humana que no deja escapar a ninguno que se atreve a adentrarse en su bosque. No pises nunca el bosque Lilith, y menos sola

Cuando una madre avisa, es mejor hacerle caso Lilith, pues, ¿que harás si el feroz lobo pone los ojos en ti? Solo tendrías una opción cuerda que seguir... Correr antes de que te atrape...
Lilith
18 años — humana —Mimikuma
Lobo
Edad desconocida — Animal— Panther
Hellcat


Última edición por Panther el Vie Abr 14, 2017 8:06 pm, editado 1 vez



Panther










Vamos a divertirnos juntos
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
21

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Mimikuma el Dom Abr 09, 2017 10:40 pm

Le Petit Chaperon Rouge
Bosque — 00:00 AM —  Invierno — Flashback
Eran apenas las diez de la noche cuando la pequeña Lilith planeó su escapada al bosque. Había estado llorando todo el día por culpa de aquellos dichosos insultos hacia su "extraño" cabello. Las habladurías decían que cuando su madre estuvo en cinta de ella, ésta hizo algo terrible y fue maldita por un poderoso brujo y que por eso, la pequeña había nacido con una parte de su melena de color negro y otra blanca como la nieve en señal de pureza y el lado contrario en referencia al pecado que su madre cometió antaño.

Por supuesto, ella no se creía nada de aquello. Su madre a pesar de cansada por tener que llevar el hogar ella sola y alimentarla como podía, no era una mala mujer. Era triste porque la mayor parte que conocía de ella era la de una mujer malhumorada y a veces carente de energía. Por eso... debía hacerlo. Por el bien de ella, por el bien del mundo. Si desaparecía... todo terminaría.

La pequeña de apenas 9 años saltó por la ventana de su habitación la cual daba casi directamente al exterior y no había peligro de caída y corrió. Corrió sin querer echar la vista atrás. Y era obvio que no iba a llegar muy lejos.

Pronto el frío comenzó a apoderarse de ella y terminó cayendo al sucio suelo del bosque temblando y hecha un ovillo. Tenía la carita manchada de barro y los viejos harapos apenas servían para calentar su frágil y pequeño cuerpo.

Si tan solo... tuviera una mantita calentita... o... una caperuza... seguro que sería capaz de buscar alimento con más tranquilidad.

Pensó que huir y buscar una vida ella sola le iba a dar esa felicidad que tanto ansiaba y sin embargo... se sentía igual o peor que cuando se metían con ella. Por eso... utilizó un truco que usaba cada vez que quería llorar.

De los labios de la pequeña comenzaron a salir notas musicales que entonadas formaban una canción hermosa pero con un deje de tristeza. Había algo que no dejaba brillar a aquella canción... algo que perturbaba el corazón de la pequeña. Y si ese temor se esfumara de su interior... seguramente aquella canción sería la más hermosa sinfonía escuchada jamás en aquel bosque.

-Brilla... brilla el sol... que calor abrasador... brilla... brilla el sol... ahora me siento mejor... brilla... brilla la luna... la más hermosa dama... brilla... brilla la luna... me sonríe y me a... a... a...

La voz de la pequeña se quebró de tal manera que solo se escuchó el castañeo de los pequeños dientes de la niña en reacción al inmenso frío que impactaba su cuerpecito cada vez más... y más... y más...
Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Panther el Lun Abr 10, 2017 8:13 pm

LE PETIT CHAPERON ROUGE
Bosque — 00:00 am —  invierno — flashback
Había una cosa que el lobo amaba mucho más que la luna llena, el olor a sangre. Por eso, esa noche, cuando fue a cazar y dio con una joven que parecía querer pasear o huir de algún lado, él no tardó en acecharla.

Olía tan bien, y esa caperuza color escarlata le incitaban a manchar los alrededores con la sangre de la joven. Esta andaba por el sendero tranquila y pausadamente, era una clara forastera por esas zonas, pues, si viviese por aquí, jamás hubiese entrado al bosque, de noche, y menos andar tan tranquila.

- Disfruta de tus últimos segundos de vida, muchacha- con aquel pensamiento en mente, el lobo salió de entre los arbustos directo hacía ella, quien apenas tuvo tiempo de girar el rostro levemente y ver a través de la gran capucha de la caperuza antes de que sus ojos se agrandasen y dilatasen de puro terror.

Sus gritos se oyeron a una distancia considerable de dónde ocurría el asesinato, los árboles y la quietud del bosque ayudaban a esto, pero el lobo estaba demasiado ocupado desgarrando carne y comiéndosela a grandes bocados mientras la hierba se teñía de sangre y los troncos más próximos tenían salpicaduras de esta. La caperuza le molestaba, y la lanzó lejos antes de seguir con su cena y quedar saciado.

La luna estaba en lo más alto del cielo, iluminando tenuemente la zona y el frío empezaba a ser hasta demasiado para él, con su gordo pelaje, como una doble protección, se colocó la caperuza antes de emprender el camino de vuelta a casa con una sonrisa torcida que reflejaba el buen humor del lobo.

Pero, a mitad de camino, un cantar tenue y quebradizo hizo que detuviese su camino y se quedase allí, de pie, oliendo el aire. Otro humano había entrado en su territorio y, aunque ya estaba lleno, no iba a permitir que un humano entrase a su bosque y saliese impune por el simple hecho de que él ya había cenado.

Siguió el sonido de la canción hasta que este se detuvo, pero estaba cerca, pues podía olerlo. El frío empezaba a ser más insoportable y el lobo apretaba los dientes para evitar que castañeasen. En mitad del sendero, un pequeño ovillo que tiritaba llegó a su punto periférico, parecía vivo, pero por poco tiempo.

- Es una niña… - su pequeño cuerpo le ayudó a aquello, en realidad, el lobo no necesitaba hacer nada, pues esa niña iba a morir congelada de un momento a otro, sin un abrigo que le abrigase, las noches de invierno en el bosque podían ser tu propia tumba. Pensó en darse la vuelta e irse, pero se quedó allí clavado ¿por qué? Quien sabe, tal vez se debía al hecho de que hacía mucho que no veía un niño por esos lares, menos aún a aquella hora. ¿Qué haría allí? ¿Huir de su pueblo?- Mocosa estúpida

El lobo se acercó, sin temor a que esta huyese, pues sabía que no podría ni aunque quisiese, estaba a su merced en aquellos momentos, y él podría hacer cuanto desease. Cuando estuvo a su lado pudo vislumbrar su pelo de dos colores distintos, algo extraño y  que él no había visto nunca en ningún humano. Su caperuza se movió de entre sus hombros por una fría brisa y calló encima de la muchacha, lo que le hizo gruñir mosqueado.

Hellcat



Panther










Vamos a divertirnos juntos
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
21

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Mimikuma el Mar Abr 11, 2017 12:23 pm

Le Petit Chaperon Rouge
Bosque — 00:00 AM —  Invierno — Flashback
El último aliento estaba por llegar. El momento en que perdería la consciencia o en el peor de los casos: moriría. Pero... algo ocurrió. ¿Un milagro? A pesar de que hubiesen pasado los años, Lilith recordaba aquel día de manera mágica y especial. El momento en que la capa roja rozó su cuerpo y la cubrió justo cuando más la deseó. Y por eso, con miedo de que se escapara y no volviera jamás, se aferró a ella usando sus últimas fuerzas hasta que calmó un poco el cruel frío invernal.

Por supuesto, la pequeña Lilith no había visto que alguien la estaba acompañando en esos momentos o al menos no se percató hasta que entró un poco en calor y recuperó un poco sus sentidos. Cualquiera se asustaría ante un ser así. Daba miedo... MUCHO miedo. O eso es lo que pensaría una niña normal. Lilith estaba acostumbrada a ser la "rarita", el "monstruo". Por eso... el poder conocer a alguien como ella... la hizo sonreír de felicidad.

Y no fue mucho después de esbozar aquella sonrisita que entendió quién la había salvado de estar al borde de la muerte.

-¡Me has salvado! Mamá dice que los desconocidos no son de fiar pero... ¡me ha salvado un desconocido! -Gritó sorbiendo la naricita al notar que se le comenzaban a concentrar algunos mocos debido al frío.

Al estar un poco mejor, se levantó sintiéndose todavía un poco torpe por culpa del congelamiento de su cuerpo y se acercó al lobo mirándolo con curiosidad. La curiosidad inocente de una niña que había descubierto algo muy interesante. Probablemente las preguntas no tardarían en llegar, pero Lilith aunque no dejaba de ser una niña, su vida la había hecho madurar demasiado deprisa.

-¿Tienes frío? Cabemos los dos dentro de la capa. -Le dijo con los ojitos iluminados por haber conocido a alguien tan raro como ella y volviendo a sorber los moquitos de su nariz dándole un aspecto muy gracioso y tierno.
Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Panther el Miér Abr 12, 2017 9:26 pm

LE PETIT CHAPERON ROUGE
Bosque — 00:00 am —  invierno — flashback
Lobo se quedó mirándola como si estuviese loca o algo por el estilo, se suponía que debía huir, gritar, o al menos llorar pidiendo piedad. Pero no, le estaba mirando como si fuese lo más asombroso e increíble que había visto en su vida. Dio un paso atrás, aturdido y listo para atacar en cualquier momento que él viese necesario, esa niña no podía salir ilesa del bosque.

Salvarla, ja, se permitió incluso el capricho de reírse con desdén delante de ella. Aquella mocosa sí que era ilusa si pensaba que ÉL, le había salvado. Su instinto fue el de arrebatarle la caperuza para colocársela de nuevo, demostrándole así que no le había salvado, sino que había tenido suerte. Pero se quedó parado mirando sus ojos, que le observaban como si él fuese increíble.

-No he hecho nada… -murmuró esperando que, al ver que podía hablar su idioma, empezase a temerle, o al menos, a que dejase de verle de aquella manera- Y deja de verme así…

Gruñó molesto, enseñando sus colmillos y soltando un bufido animal que se convirtió en vapor por el frío que empezaba a hacer. La niña volvió a hacer algo que no esperaba, ofrecerle cobijo bajo la caperuza, ¿es que acaso no sabía lo que era el miedo? ¿o no sabía quien era él? Estúpido, ¿cómo no saberlo con su aspecto?

-Deberías hacer caso a tu madre, mocosa, los desconocidos no son de fíar… ¿Acaso no te ha advertido nunca de este bosque y lo aterrador que es? –a pesar del frío, su pelaje le permitía aguantar bien esas temperaturas, al menos un tiempo. Por tanto no se movió de dónde estaba a pesar del ofrecimiento de ella-

Hellcat



Panther










Vamos a divertirnos juntos
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
21

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Mimikuma el Jue Abr 13, 2017 11:52 am

Le Petit Chaperon Rouge
Bosque — 00:00 AM —  Invierno — Flashback
Lilith contra todo pronóstico no se asustó en ningún momento. Sabía lo que era que los demás te temieran y te juzgaran por tu apariencia así que aunque aquel ser a primera vista pareciera feroz, a ella le transmitió una sensación de... ser un maestro para ella. Justo a quien necesitaba conocer para ayudarla en sus problemas. Y claro... como era pequeña aún para entender ciertas cosas, no pensó en que su idea era demasiado descabellada y que a veces, la apariencia no engaña y la piel de un monstruo esconde a uno de verdad en su interior.

-Sí. Mamá me dijo que el bosque es peligroso. Todas las mamás se lo dicen a sus hijos pero... ese no es mi lugar... no me gusta mi hogar... se ríen de mi porque soy... rara y me llaman monstruo... -Explicó algo tristona mirando de reojo al lobo. -Pero... ¡He encontrado mi hogar! Voy a quedarme aquí contigo porque... los dos somos iguales, ¿a que sí?

Entonces lo recordó... las historias que contaban y las canciones que entonaban sobre un lobo que vivía en el bosque. No podía haber equivocación alguna. Era él...

-¡Eres el lobo! "Quién teme al lobo feroz..." -Canturreó.

La pequeña no podía estar más entusiasmada con la idea. Incluso por su cabeza pasaron mil ideas y... ¿qué pensarían ahora de ella si supieran que el tan temido lobo la había salvado y aceptado? No como ellos... Sin darse cuenta, la pequeña comenzó a pensar como un auténtico monstruo.

-¿Podría pedirte un favor...? Uno chiquitito... -Murmuró volviéndose tímida de repente y frotando sus manitas con nerviosismo. -¿Sería mucha molestia... que te los comieras...?

Por supuesto, se refería a todos aquellos que habían hecho de sus días auténticos infiernos.
Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Panther el Jue Abr 13, 2017 7:38 pm

LE PETIT CHAPERON ROUGE
Bosque — 00:00 am — invierno — flashback
- No digas estúpideces…- bufó el lobo al oír semejante tontería, ¿ese su nuevo hogar? Más bien sería su cementerio, pero no su hogar- No somos iguales ni por asomo mocosa…

Lobo dio otro paso atrás y volvió a gruñir, enseñando nuevamente sus dientes y colmillos, inclinándose ligeramente como si estuviese a punto de saltar encima de ella. Y eso planeaba hacer, incluso sonrió satisfecho al ver que por fin la había reconocido, esperando que por fin, su pequeño cerebro atase cabos y empezase a temerle.

- Canta, canta… Pronto ya nadie volverá a oírte…-pensó moviéndose alrededor de ella pensando desde que punto sería major saltar encima de ella y devorarla.

El franco derecho, lo había decidido, estaba listo para saltar, ya tenia las patas traseras listas par impulsarse hacia delante, su boca empezaba a salivar pensando en su tierna y jugosa carne entre sus dientes, a pesar del banquete que acababa de darse. Internamente hizo la cuenta atrás y, cuando llegó a cero, ya se estaba impulsando hacia delante cuando oyó su pregunta, la cual lo dejó clavado en el sitio e hizo que la mirase confirmando sus sospechas. Esa mocosa no usaba su cerebro.

-Yo no acato ódenes de nadie…-bufó con desprecio mirando hacia otro lado, entre los árboles, deseando estar en aquellos momentos en su cueva, no oyendo estupideces de una mocosa- Y los único que yo devoro son aquellos que pisan mi bosque…

Soltó aquello como última baza, para ver si la niña de una vez entendía en la posición en la que se encontraba y él podría, de nuevo, volver a su cueva y seguir su vida como hasta ahora. En paz y asustando a los pueblos cercanos para que no entrasen en su querido bosque.

Hellcat




Panther










Vamos a divertirnos juntos
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
21

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Mimikuma el Vie Abr 14, 2017 11:31 am

Le Petit Chaperon Rouge
Bosque — 00:00 AM —  Invierno — Flashback
La pequeña se agarró la capa roja con fuerza, admirándola con cierto cariño. Era un regalo que le habían hecho. Se podría decir que... Lobo era el primero en acercarse a ella y dirigirle la palabra sin repudiarla en ningún momento.

Sin embargo, la pequeña reaccionó a las últimas palabras del lobo con sorpresa. No es que Lilith fuera tonta, pero había pasado por situaciones tan horribles que encontrarse con un lobo que además a sus ojos la había salvado, era algo maravilloso.

-¿Quieres comerme? -La pequeña Lilith sonrió pilla de repente.

Por fin ahora hablaban el mismo idioma, pero ella seguía sin asustarse. ¿Podría ser que de verdad Lilith no podía llegar a temer al lobo feroz después de todo lo ocurrido en su vida? Golpes, desprecios... y más cosas que hacían la vida de Lilith un auténtico tormento.

-Lobo... si... me hubieses encontrado después de que mis compañeros me golpearan y se rieran de mi... me dejaría comer sin resistirme pero... ¡ya no quiero morir! -Gritó con fuerza haciendo que su vocecita aguda hiciera eco por el enorme lugar.

Eso es... había encontrado una razón para seguir adelante. Un compañero de verdad... uno que no le mintió desde un inicio.

-Me gustaría hacer un trato contigo, Lobo... Yo... ahora mismo tengo poquita carne en mi cuerpo, ¿ves?

Y era cierto. La pequeña le mostró sus bracitos huesudos y no se tenía que ser muy listo como para percatarse de que lo demás estaba igual.

-¿Podrías... ser mi maestro? Es decir... enséñame a ser fuerte y temible... por favor. Y yo... me ocuparé de que nunca te falte alimento. Atraeré aquí a todas las personas que me han hecho daño para que te las comas. A ellos no les falta alimento y tienen mucho dinero... y en cuanto a mi...

La pequeña Lilith se llevó la manita justo donde latía su corazón mirándolo con aquellos ojos que parecían tener un mismo efecto que su pelo y hasta ahora había pasado desapercibido. Parecía que también eran de diferente color...

-Puedes comerme cuando cumpla los 18 años de edad.
Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Panther el Vie Abr 14, 2017 4:23 pm

LE PETIT CHAPERON ROUGE
Bosque — 00:00 am —  invierno — flashback
- Por supuesto que quiero comerte… -Lobo vuelve a bufar, colocándose esta vez a cuatro patas, acercándose lentamente a ella mientras esta hablaba de que no deseaba morir y que era maltratada por sus compañeros. Cosas que a él no le importaban y que no pensaba escuchar- Me da igual que no desees morir, ya es demasiado tarde para ti…

Con aquella sentencia el temible animal estaba más que dispuesto a acabar con su vida, más sus siguientes palabras le hicieron parar de nuevo. Era cierto que era pequeña, estaba prácticamente en los huesos, algo que no saciaría su apetito voraz ni llenaría su gran cuerpo con satisfacción. Sentado en sus cuartos traseros escuchó atentamente su oferta, una, que debía reconocer, era bastante tentadora.

- ¿Enseñarte a ser temible y fuerte? Eso solo se consigue de una forma muchacha. Entrenando duramente y no teniendo compasión de nadie, solo debe importarte una persona…- volvió a acercarse a ella, quedando frente a frente, dejando que viera sus temibles ojos y sus afilados colmillos bien de cerca- Y esa persona debes ser tú…

El trato era bueno, eso debía reconocerlo. Tan solo debía esperar a que ella fuese más grande y con más carne para devorarla, y, a cambio de dicha espera, ella misma le traería la comida al bosque. Casi se le escapó una sonrisa tétrica y divertida al ver que, fuese la opción que fuese, él saldría ganando.

- Adoro a los niños desesperados… - pensó el animal antes de asentir y tenderle una de sus garras- Trato hecho niña, yo te enseño y tú me traes alimento todos los días… Pero no lo olvides, la noche de tu decimoctavo cumpleaños, vendrás a este bosque, sola, para que yo te devore. No puedes incumplir tu parte, pues iré allí donde estés… Y te mataré.

Serio y firme, le dejó bien claro con su tono de voz que ahora, su vida estaba en sus manos, y que, aunque pensara que era buena idea, nunca debes jugar con fuego con un lobo. Pues acabarás quemada y devorada.

Hellcat



Panther










Vamos a divertirnos juntos
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
21

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Mimikuma el Vie Abr 14, 2017 6:04 pm

Le Petit Chaperon Rouge
Bosque — 00:00 AM —  Invierno — Flashback
Los ojos de la pequeña se iluminaron en un claro rayo de esperanza. Parecía ser totalmente inconsciente de la situación en la que se encontraba. Pero desde luego, para ella era más importante el ser salvada de todo aquel tormento y sobretodo, convertirse en una mujer fuerte para que nadie nunca jamás se metiera con ella. Así mismo y aunque el lobo tal vez no le diera importancia ahora mismo, el hecho de forjar su fortaleza la iba a preparar también para la noche de su decimo octavo cumpleaños. Lilith podía parecer una niña ciega, pero tanto dolor en su día a día la había hecho madurar mentalmente antes de hora para ser una perfecta superviviente.

-¡Oh Lobo, eres genial! Pero eso solo lo sabré yo. -Dijo la pequeña de forma pilla alzando su manita para tocar las garras de aquel ser. Las cosas iban a cambiar de ahora en adelante. Aunque hubo algo en las palabras del lobo que le encantó, el consejo que usaría de ahora en adelante… "Solo debe importarte una persona… y esa persona debes ser tú."

La pequeña Lilith dio dos pasos hacia atrás y observó la luna entre las hojas de los árboles del bosque que cubrían gran parte del cielo. Era momento de regresar a casa… por el momento. Mañana comenzaría a llevar a cabo su promesa con el lobo.

-Lobo… ¿puedo llamarte "maestro" de ahora en adelante? Mañana traeré el primer plato para que veas que puedes confiar en mi. -Dijo casi entusiasmada. -Así que… ¡nos vemos entonces! ¡Gracias de nuevo, gracias maestro!!!

La pequeña salió corriendo dando todo por hecho sin ni siquiera dejar que el Lobo respondiera, haciendo que la capa rojiza se alzara por la velocidad en la que Lilith saltaba y corría por partes iguales. Sin percatarse de ello, se había adueñado de aquel trozo de tela que, aunque todavía no lo supiera, se había convertido en algo muy importante de su vida. Su tesoro… el regalo de un desconocido que le ofreció aquella pequeña luz de esperanza.

~ ~ ~

El día siguiente llegó más rápido de lo que pensaba, pero era mejor así. Si todo iba bien, podría demostrarle a su "maestro" que decía la verdad. Lilith tomó aire y luego lo soltó con una sonrisa de oreja a oreja. Por suerte, su madre había salido temprano a trabajar en la granja de la familia y ella podría salir de casa sin interrogatorio ninguno y sin perder el tiempo. Tomó lo primero que se encontró para desayunar: Una rebanada de pan pequeña y un vaso de leche ordeñado del día anterior.

Por supuesto, antes de salir, se encargó de limpiar su capa todo lo que pudo para quitar el olor a sangre y las manchas que más se veían pues aunque la sangre y la capa fueran del mismo color, se notaba algo extraño. Cuando por fin la tuvo lista y la secó, se la colocó en señal de mostrar una "nueva" Lilith. Nada podría con ella ya. Con aquella actitud caminaba dando saltos por los caminos que llevaban al pueblo hasta que algo impactó en su frente y provocó que gritara y se retorciera de dolor.

-¡Jajaja, la niña maldita se ha disfrazado para dar todavía más el cante! ¡Jajajajaja! ¡Vamos a quitarle esa capa penosa para dársela de comer a las vacas!

Ahora entendía de dónde provenía aquello que la había golpeado. Eran piedras pequeñas pero afiladas que habían provocado un pequeño hilo de sangre cayendo directamente de su frente. Sabía lo que tenía que hacer a continuación: CORRER y eso era algo que se le daba MUY bien.

-¡No huyas cobarde!!! ¡Las niñas malditas tienen que ser exterminadas! ¡Monstruo!!!!

Las amenazas e insultos ya no le afectaban. Aquellos tres chicos que tenían cuatro años más que ella iban a ser comidos por el lobo feroz. Por eso, los condujo por el camino que llegaba al bosque y una vez allí se quedó parada en la zona en la que el día anterior se encontraron. Sin embargo, allí no había nadie, solo ella y… aquellos tres chicos.

¿Se… había mofado él también de ella?...

Los chicos no tardaron en llegar con unas enormes sonrisas en sus rostros. Gracias a sus sebosos y bien alimentados cuerpos eran más lentos que ella, pero ahora… ahora Lilith se volvía a sentir sola. Y si… ¿se había hecho ilusiones? El miedo se apoderó de ella y eso le cedió la oportunidad a los tres chicos para rodearla y agarrarla con violencia -dos de ellos en concreto-. El tercero y el que parecía el líder se acercó a la pequeña sacando una navaja con una sonrisa maliciosa.

-¿De verdad has decidido huir en dirección al bosque? Idiota… bueno, ¿sabes? Aquí nadie podrá salvarte, aunque tampoco lo habían intentado anteriormente, ¿verdad? ¡JAJAJAJA! Claro, eso es porque eres un jodido monstruo. -Aquel chico desgarró la ropa de Lilith con la daga sin tener cuidado alguno y provocando en ella un fuerte grito de dolor porque claramente, había desgarrado algo más que simplemente la parte superior de su ropa. -Oye… Si hacemos trizas tu ropa y te dejamos aquí sola cuando vuelvas nadie te creerá si dices que hemos sido nosotros… pensarán que ha sido el lobo feroz, ¿no? -El chico comenzó a aullar de forma burlona sin parar de reír. Entonces, sin que se lo esperara, dejó de hacerlo y volvió a rasgar ahora la parte inferior de su ropa, de nuevo sin cuidado alguno de rasgar también su piel. En esta ocasión, Lilith aguantó el grito aunque no pudo evitar comenzar a llorar en silencio. -Y por último esa ridícula capa…

-¡NO LA TOQUES! ¡ES… ES MÍA!!!! -Gritó Lilith de repente haciendo que todos los chicos se sorprendieran por unos segundos, aunque de poco sirvió pues estallaron en carcajadas al instante.

-¿Sabes enana? Las niñas malditas como tú cuando crecen solo sirven para una sola cosa. -Comenzó a hablar aquel chico terminando de romper la ropa de Lilith dejándola a merced de cualquier enturbiado como él. -Para ser carne de hombres como nosotros.

Aquella situación había llegado a su límite al igual que Lilith quien a pesar de haber recibido infinidad de abusos e insultos por su maldición, jamás había llegado a una situación como esa. Solo deseaba que por favor, su maestro apareciera de una vez y los devorara poco a poco, para que sintieran la misma humillación y dolor que ella sentía en esos instantes. Ojalá… ojalá sufrieran… ojalá se murieran…
Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Le Petit Chaperon rouge

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.