Últimos temas
» Do you believe in Magik?
Hoy a las 6:41 por Magik

» - The price of life.
Hoy a las 6:38 por Magik

» The ghost of Christmas present
Hoy a las 4:51 por Magik

» You can save the future.
Hoy a las 4:24 por Magik

» Pedido de afiliaciones Normales
Hoy a las 2:13 por Invitado

» Friction.
Hoy a las 0:32 por Snicket

» ~ Distance is no excuse if we feel the same
Ayer a las 23:43 por Sheena

» ~ Accept who you are
Ayer a las 23:10 por Sheena

» I ought to stay against you
Ayer a las 23:09 por Nevani

» I will follow you
Ayer a las 22:01 por Nevani

» Burning Bridges
Ayer a las 20:47 por Shadows Takes All

» A penny for a missery
Ayer a las 19:04 por Shadows Takes All

» ♠ You left me in the dark
Ayer a las 18:48 por Sonder

» ~We do it for her~
Ayer a las 18:41 por Aversiteespabilas

» × Pennywise lives
Ayer a las 18:38 por Snicket

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Nothing happens in contradiction to nature

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nothing happens in contradiction to nature

Mensaje por Nyadeh el Miér 12 Abr - 21:11

only in contradiction to what we know of it
CS | Twin Peaks + The X-Files | AU

Extraordinarios sucesos acontecen al oeste del estado de Washington, entre frondosas arboledas y la neblina persistente que no permite el paso de la luz. La abertura de una ratonera para forasteros que osan buscar aquella verdad que se remonta siglos atrás, red de engaños e infortunios de la que solo se puede escapar gracias a la muerte o aún peor, la demencia.

Tras ser hospitalizado en uno de los casos más siniestros de su trayectoria, perpetrado por su compañero y mentor, el agente Cooper regresa a la Oficina Federal de Investigación capacitado para recuperar su carrera —varias cicatrices en el torso y una en el corazón—. Sin embargo, su primer caso lo aleja de la ciudad, relegado a un pueblo peculiar que ha sufrido su primera desgracia, el asesinato de una joven de la localidad tan solo un año después de la tragedia de Teresa Banks.

La soledad no es una alternativa pues pronto le es asignada una agente natural de Twin Peaks, Audrey Horne, quien se ha graduado recientemente y ha sido designada, por primera vez, al trabajo de campo.

Dale Cooper
Agente del FBI | Kyle MacLachlan | Nyadeh
Audrey Horne
Agente del FBI | Sherilyn Fenn | Quimera
Cronología

Chapter 01. Isn't it too dreamy?

© by Farah.


Última edición por Nyadeh el Sáb 17 Jun - 19:37, editado 2 veces



«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing happens in contradiction to nature

Mensaje por Songbird el Jue 13 Abr - 18:13

Isn’t it too dreamy?
Gran Hotel del Norte | con el Agente Especial

El rocío condensaba el ambiente con cielos blanquecinos recortados a ambos lados de la carretera por altas sierras de pinos y esqueletos invernales de abedules desnudos. Ni el largo vuelo que atravesó transversalmente el país desde Virginia hasta Washington, ni las escasas horas de sueño que su euforia le habían permitido disfrutar en el hotel cuyo pago corría a cuenta del FBI, habían agotado a la agente nobel que antes de la hora programada, escapándose aún con las estrellas sobre su cabeza, le hiciera tomar la carretera hasta el destino final. ¿Quién le habría dicho que tan rápido se adentraría en su primera investigación como agente? Y, aún más curioso, ¿quién hubiera esperado que fuera en Twin Peaks?  

Twin Peaks, Twin Peaks… de la que había volado para cumplir su sueño.
Y este, por fin, se había hecho realidad.

El cartel de bienvenida captó su atención desprendiéndose la vista de la carretera para desviarse a este, recorriéndola una sensación entre la nostalgia y el pavor. Cerró un instante los ojos, respiró profundamente moviendo los dedos en el volante para mantener la calma y pronto los establecimientos tal y como los recordaba se fueron sucediendo a lo largo de la avenida presidida en lo alto por el Gran Hotel del Norte perteneciente a su familia.

En la recepción una vez que la reconocieron el trato pareció trascender al pasado como si el tiempo no hubiera hecho mención de transcurrir ni la primogénita de los Horne hubiera estado fuera. Ese trato entre tenso y respetuoso rozando la forzada devoción de ídolos antiguos. Mas estaba allí, no como Audrey Horne, hija del gran magnate Benjamin Horne, sino como la agente del FBI Audrey Horne, y debía ser profesional por lo que por mucho que estuviera en su tierra natal ni se le pasaba por la cabeza asentarse en casa.

Tampoco sabía cómo su padre la recibiría. Debía pasar a saludarlo pero se aprovechó de ser temprano, nada más que las ocho de la mañana cuando el reloj del vestíbulo ascendió en su timbre grave y el botones con su equipaje abría la puerta de su habitación cuando, en sincronía, por la puerta de al lado un hombre alto, apuesto y trajeado emergía.

Sorprendentemente, su despierta imaginación, después de leer y escuchar sobre éste, lo había retratado mágicamente fiel al huésped que tenía delante haciendo que se quedara cautivada por unos instantes. Por eso, supo a la perfección de quien se trataba:

¿Es usted el Agente Especial Dale Cooper? —preguntó venciéndole el impulso al adelantar un paso hacia él antes de que se marchase.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
654

Localización :
En mi estudio del Knight's Arms con el Ike arañando los tablones de las ventanas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing happens in contradiction to nature

Mensaje por Nyadeh el Sáb 15 Abr - 18:11

Isn’t it too dreamy?
Gran Hotel del Norte | con Audrey Horne

—Diane…

La grabadora emitía un aparente ronroneo, habituado a la voz abstraída de su propietario. El botón rojo siempre encendido, la cinta de cassette girando, ahogada en testimonios y devaneos producto de investigaciones a cada cual más inusitadas. Diario de un singular agente del FBI, cuaderno de bitácora de los lagos y cascadas de Twin Peaks, a este lado de la frontera.

Son casi las ocho de la mañana y estoy en la habitación 132 del Gran Hotel del Norte. Mi estancia hasta el día de hoy ha resultado agradable, este es un pueblo ciertamente curioso Diane, estaré encantado de conocerlo a fondo. El sheriff Truman es un gran compañero aunque he de admitir que la verdadera sorpresa ha sido el café Double R Diner, la tarta de cerezas de Norma es formidable. Le llevaré un pedazo cuando todo esto acabe, téngalo por seguro, Diane.

El nudo de la corbata impecable bajo sus dedos hábiles, el semblante en el espejo se asemejaba al de un principiante inmerso en su primer caso, el primero tras el crimen de Windom Earle, su propia traición. Las lesiones que dolían eran las que jamás podrían sanar.

Me dispongo a continuar con la investigación de la joven Laura Palmer.

Una despedida más que no sería escuchada a tiempo, tras una puerta cerrada. En el vestíbulo el asombro se apoderó de nuevo de él —qué tenía Twin Peaks, que apresaba a los forasteros en todas sus formas—. Una joven que parecía conocer más de él que lo que el agente Cooper podía vislumbrar en ella, lo cual lo dejaba a él en inferioridad de condiciones. Labios carmesí y pestañas imposibles, su mirada danzaba con una aparente melodía que tan solo pudiera escuchar ella, ensoñadora y anhelante.

Solo después de una buena taza de café. —Sonrisa decidida, giró sobre sus talones para echar un vistazo al comedor y de vuelta a la joven. Tal vez conociera a Laura Palmer, podría ser de su interés ayudarlo y, francamente, en esa búsqueda de preguntas sin respuesta el agente Cooper necesitaba toda colaboración permisible.

Comenzaba a comprender que la víctima quizá fuera un enigma aún mayor que los secretos que parecían alumbrar un crimen del cual todo el pueblo se encontraba conmocionado. Excepto, presumiblemente, su asesino.

Dígame, ¿le gusta el café? Este hotel sirve uno de los mejores cafés que he tomado nunca. Y confíe en mí, he probado una gran cantidad a lo largo de mi vida. ¿Querría acompañarme, señorita…?




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing happens in contradiction to nature

Mensaje por Songbird el Lun 17 Abr - 21:03

Isn’t it too dreamy?
Gran Hotel del Norte | con el Agente Especial

En el momento en que el traje impoluto del agente del FBI desveló las listas de su igual de impecable corbata, la mirada de la joven Horne ascendió hasta su sonriente semblante con la misma estupefacción que le resolvió que fuera real. El hombre, el siempre peculiar hotel incrustado en la montaña, ella como recién estrenada agente en su primer trabajo de campo.

La reciente fama con el último y espinoso caso que manchase una carrera —a juicio de la novata— formidable en aquellos momentos parecía evaporarse del conocimiento para poner en su lugar la imagen del ideal de lo que un agente debía ser. Uno de sus mayores terrores una vez fuera de Quantico, era en primer lugar la clase de compañeros y, más aún, la lucha por demostrar que esa cara bonita con la que siempre había sido etiquetada podía en su independencia, inteligencia y profesionalidad, estar a la altura de la organización.

Me encanta —murmuró sospechando que lo que hubiera oído fueran sus pensamientos. Igualmente, quizá exageraba.

Una emocionante corriente la recorrió debiendo contener la explosión interior para calzar su papel, eso sí, sin dejar de saborear el momento.

Audrey Horne. —Extendió con su característica gracia la mano para presentarse. —La agente especial Audrey Horne. Es un placer conocerle por fin, agente Cooper. —La sonrisa que se pinceló en sus labios desbordó cualquier expectativa de satisfacción.

¿Lo sorprendería? Era algo que le encantaría desvelar. Por supuesto, no hizo mención a la parte que la unía a ese hotel y ese viejo café que había elogiado momentos antes. A fin de cuentas, el agente Cooper no iba a ser menos perspicaz. No obstante, no tardó en proseguir:

Estaba programado que llegara en dos horas pero quería incorporarme cuanto antes. —Resbaló su apariencia de serenidad dejando entrever ese remolino de sentimientos en su interior. Un par de dedos de sus manos quedaron enganchados, colgando los brazos cuan largos eran hasta flexionarlos a la altura del pecho aún con ese jugueteo inconsciente y nervioso. —¿Tomamos ese café y me pone al día con el caso de Laura Palmer? —Invitó más retóricamente pues tomó resuelta la delantera aprovechando la familiaridad que la hacía desenvolverse por el rústico ambiente.

Con los humeantes cafés ya servidos nublando el juicio del más adicto, en realidad, Audrey disfrutaba más atendiendo a su interlocutor.

Twin Peaks es un lugar muy tranquilo, nunca antes ha pasado algo así, pero eso… ya lo sabrá. —sonrió convencida.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
654

Localización :
En mi estudio del Knight's Arms con el Ike arañando los tablones de las ventanas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing happens in contradiction to nature

Mensaje por Nyadeh el Vie 21 Abr - 14:38

Isn’t it too dreamy?
Gran Hotel del Norte | con Audrey Horne

Su mano tomó la de la joven, imantada ante la leve opresión de los dedos gráciles, tan inmaculados como lo que había contemplado de su rostro. Cortés, como acostumbraba a serlo, mas ciertamente sorprendido. Ahora reparaba en la identificación sobre su torso, parcialmente oculta bajo la refinada americana que se amoldaba en sus hombros y se ceñía a su cintura esbelta. —Agente especial Audrey Horne. —Los engranajes se desplazaron al sonido de su voz, articulados y encajados entre ellos hasta hacer funcionar su cerebro, que por instantes parecía adormecido. Siempre el observador, advirtió que la delicadeza de sus manos no era mera casualidad, revelaba la falta de experiencia de la joven lejos de las oficinas. Desde Washington le habían enviado a una agente novel.

Va a tener que disculparme, no me informaron de su llegada. De lo contrario yo mismo habría ido a recogerla —las manillas del reloj pasaban las ocho, suficiente tiempo había malgastado que podría haber sido resuelto con una llamada de teléfono—, no me gusta la impuntualidad. En cualquier caso, espero que haya tenido un viaje agradable.

Quizá era su impresión lo que transformaba al atestado comedor del Gran Hotel en un estadio donde cada mesa disfrutaba de su particular espectáculo, mas robaba de cuando en cuando miradas a los dos forasteros que habían tomado asiento junto a la salida. Si no había calculado incorrectamente a esas horas todo el pueblo sabría por qué se encontraban allí, nunca había que subestimar la presteza con la que las nuevas noticias se divulgaban en un lugar como Twin Peaks.

Si me permite la expresión… ¡Maldición, esta sí es una buena taza de café! —Un guiño amable destinado a la camarera tras dos sorbos de la bebida vaporosa, dejó que la investigación se perdiera durante un minuto entre el sabor amargo y la nube de vapor antes de reanudar sus pensamientos.

Eso mismo asegura el sheriff Truman. Un gran hombre, por cierto. Creo que es el primer caso que tiene en años. Pero no estoy seguro de si este es el lugar adecuado para contarle lo que hemos descubierto hasta ahora acerca de Laura Palmer. —Tan solo fragmentos inconexos, pinceladas de un retrato que deberían corresponder a diferentes mujeres pero, en su lugar, pertenecían a la misma víctima, la enigmática reina de Twin Peaks.

Dígame agente Horne, ¿su apellido es únicamente una curiosidad fruto del azar o está relacionada de algún modo con la familia dueña de este hotel? Ayer mismo conocí al director, Benjamin Horne.




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing happens in contradiction to nature

Mensaje por Songbird el Sáb 13 Mayo - 13:57

Isn’t it too dreamy?
Gran Hotel del Norte | con el Agente Especial

La asignación al caso en su localidad de origen había sido tan repentina y sorprendente que aún contenía los deseos de pedir a alguien que la pellizcara para cerciorarse de que no era producto de un sueño engañoso. Por ello intentó no alarmarse por la declaración del agente aunque en su rostro, aún impresionable, se atisbara cierta consternación.

Lo ha sido y, no se preocupe, conozco bien Twin Peaks —resurgió esa sonrisa capaz de eclipsar las dudas.

No ignoraba la fama que acarreaba el individuo que tenía sentado frente a ella. Peculiar sería un adjetivo muy amable por su parte para resumirlo pero la agente había sabido leer más allá de los últimos acontecimientos en su carrera que habían manchado lo que ella consideraba la esencia del buen miembro del FBI, aunque insistamos en el peculiar. Curiosa, las perfiladas cejas se alzaron. No era una devota del café pero con aquél espíritu y afirmación podría tarde o temprano convertirse en una. Bebió en busca de esos matices que debieran marcar la diferencia de cualquier otro café.

A lo que le supo, ciertamente, era al viejo sabor del hogar. Amargo pero adictivo.

El apellido Truman suponía más de una generación de sheriffs en el lugar, hubo de contener tales reminiscencias mordiéndose el labio inferior: —Tiene razón, no querría estropear su café. —Afortunadamente estaban ocultas sus piernas que no paraban de moverse con el nerviosismo de la primera entrevista.

Evasiva bajó la mirada a la taza a cuyo contorno superior recorrió con el índice viéndose reflejada en el oscuro líquido casi como si en los posos del fondo aguardara a descifrar los designios de su imprevisible destino.

Supongo que las casualidades son más raras de encontrar de lo que podamos pensar —murmuró alzando la mirada.—. Benjamin Horne es mi padre aunque como puede observar mis intereses para el futuro tenían poco que ver con dirigir un hotel. —Aún recordaba la expresión de incredulidad de este cuando confesó sus deseos —e intención— de servir para el Gobierno. Le preocupaba qué semblante sería el que le dedicaría después de estos años fuera. —¿Le importa si le pregunto qué le pareció? Mi padre. A veces puede ser algo excéntrico. —Los dotes de indagación que había desarrollado en la academia parecían querer salir por los lugares más insospechados. Quizá una investigación personal para lo que le esperaba en casa.

He de decir que es un honor poder trabajar juntos, agente Cooper. Prometo dar la talla. —Inspiró hondo irguiéndose, no la abandonaba ese aire de señorita con el que había crecido.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
654

Localización :
En mi estudio del Knight's Arms con el Ike arañando los tablones de las ventanas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing happens in contradiction to nature

Mensaje por Nyadeh el Sáb 17 Jun - 19:36

Isn’t it too dreamy?
Gran Hotel del Norte | con Audrey Horne

Se preguntaba si un lugar como Twin Peaks verdaderamente podría ser algo conocido, incluso para sus convecinos. Parecía poseer la facultad de asombrar a todo individuo, para tratarse de una insignificante localidad que no hubiera alcanzado los oídos de la Oficina Federal de no ser por el brutal asesinato de las dos jóvenes, tan cercanas.

El agente Cooper se había dejado fascinar por el pueblo y sus residentes, sin duda, en las escasas horas que habían pasado desde que se había cruzado con el letrero de bienvenida. Había algo enigmático en aquellas montañas, en aquellos bosques que bañaban el vecindario de aroma a resina, a la explotación de la industria maderera. Inclusive la víctima le resultaba familiar, como si hubiera tenido el placer de encontrarla en otro mundo. Una curiosa ilusión, pues Laura parecía ser irreconocible hasta para su familia. Todos allí decían saber algo de ella, pero no eran más que pequeñas piezas de un confuso acertijo.

Las mejores personas a menudo lo son. —Extravagantes, difíciles de catalogar. Cuanto más se adentraba en la espesura laberíntica que era Twin Peaks, más comprendía que sus lugareños eran individuos pintorescos. Le agradaba, en cierto modo. Casi podría considerar ese pueblo como un lugar en el que afincarse—. Fue un encuentro breve. Daba la sensación de preocuparse más por cómo afectaría a su hotel el asesinato de la joven que el crimen en sí. Pero no suelo juzgar a nadie por una primera impresión. —Era cierto, aunque sí solía ser propenso a perseguir sus corazonadas. De cualquier manera no había razón para preocupar a Audrey. Podía ser ciertamente valiosa si había crecido en aquellos bosques, por experiencia sabía que la gente nunca se acostumbraba a sincerarse con un desconocido. Tal vez por ello la hubieran enviado allí y no como mero propósito de observar su reciente incorporación, tras la decepción que había supuesto su último caso.

Un sorbo más de su café, enfrascado en su sabor excepcional y solicitó a la camarera que rellenara de nuevo su taza, alabando su gusto por la bebida. Verdaderamente se trataba de un buen café. —¿Ha hablado con Gordon Cole? —Su superior era la única persona que imaginaba dentro de los muros del edificio de Edgar Hoover confiaría en él. Lo suficiente para enviarlo al estado de Washington con un cadáver en primera plana y una agente novel bajo su custodia, a pesar del último incidente.




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing happens in contradiction to nature

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.