Últimos temas
» ♫ Pirate's life is the best life
Hoy a las 8:19 por Storm Queen

» Petición cambio de nick
Hoy a las 8:07 por Storm Queen

» The moment when all the smiles died.
Hoy a las 5:38 por Lichtgestalt

» I. Merry Christmas! | TRAMA GRUPAL | BRYMPTON HOUSE
Hoy a las 2:07 por Lichtgestalt

» bloodlines
Hoy a las 1:59 por Nocte

» Dados de la suerte
Hoy a las 1:08 por Dice Master

» Music inflames temperament
Hoy a las 1:02 por Nocte

» Let's Rock, baby! [Tres y Wica] [Tardis+Thyra]
Hoy a las 1:01 por Thyra

» — Colors of the wind.
Hoy a las 0:48 por Neliam

» ¡No apagues la llama!
Hoy a las 0:30 por Neliam

» ❖ Burning Desire.
Hoy a las 0:17 por Nocte

»  ▬ Que sea cierto el jamás.
Ayer a las 23:23 por Efímera

»  ▬ Invisible a los ojos.
Ayer a las 23:22 por Nightingale

» Ice soldiers.
Ayer a las 23:17 por Novocaine

» III. El ocaso de los dioses
Ayer a las 23:13 por Nyadeh

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

~ You could be loved again

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Lun 24 Abr - 23:04


«It is possible...»
«You could be loved again»

Hacía poco que Sunagakure había encontrado a su nuevo Kazekage. Quizás el más joven que se había visto hasta el momento en ese puesto. Gaara del Desierto, el Jinchūriki que portaba el Bijū de una cola, el temido Shukaku, tenía ese privilegio.

Había logrado alcanzar uno de los sueños que se había propuesto cumplir tras conocer a Naruto durante los Exámenes Chūnin. El joven de grandes ojos azules y cabello rubio alborotado comprendía su dolor, por todo lo que había pasado. Sin embargo, había escogido esforzarse en ser buena persona y hacer ver que podía ser alguien; justo lo contrario a lo que él había hecho: cerrarse sobre sí mismo, perder la esperanza en todo y todos, dejando que el odio le carcomiese por dentro, consumiéndole. Pero le había abierto los ojos con su amabilidad y el esfuerzo, con esa sonrisa que le mostró incluso después del enfrentamiento que los había dejado a ambos agotados y casi destrozados. Le debía mucho… Pero no solo a él. Sino a todas aquellas personas a las que había causado dolor y agonía cuando no era capaz de controlar a Shukaku en su interior.

Por supuesto, aún quedaban personas reticente a ese cambio. No les gustaba que alguien que albergaba a un poderoso Bijū estuviera al mando, que fuera el responsable de su seguridad. De hecho, mucho de los ninjas que conformaban el cuerpo de Sunagakure también dudaban de que aquello hubiera sido la elección acertada. Gaara era consciente de que, a pesar de haberse convertido en Kazekage, aún debía ganarse la confianza de su pueblo. Y lo haría.

No aspiraba más que a la aceptación. No esperaba tampoco que pudiera llegar a interesarle a nadie de otra forma diferente a una relación laboral… O fraternal. Ni siquiera creía que el mismo pudiera desarrollar sentimientos por otra persona más lejos de eso. Sin embargo, se sorprendería de ello cuando Misao, la hija de uno de los miembros del Consejo, que se encontraría reunido, irrumpiese repentinamente con el único objetivo de traerle unos documentos a su padre. El resto de miembros vería aquello con malos ojos pero el joven pelirrojo, sencillamente, le quitaría importancia.

Avergonzada por lo sucedido, la joven se presentaría después en su despacho para pedir disculpas educadamente, momento en el que esta curiosa historia daría comienzo.

«PERSONAJES»
«17 años の Kazekage の Carrie_B»
«Gaara del Desierto»

«17 años の Ninja の SapphireDragon»
«Ichijō Misao»


の CS の Naruto Shippuden の 1X1 の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Miér 26 Abr - 19:33


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


—La información todavía no es precisa. No sabemos qué buscan, pero hay rumores no confirmados de que una de ellos llevaba el emblema de la Aldea Oculta de la Roca.

—Entonces deberíamos aumentar la seguridad en el perímetro que rodea la villa antes de que puedan regresar.

—No sería la primera vez que intentan desestabilizar la villa. Recuerden lo sucedido con Pakura...

—Ese condenado de Ōnoki lo seguirá negando hasta la tumba, pero el Cuarto siempre afirmó que se habían encontrado indicios clave para suponer que la Villa Oculta de la Niebla actuaba en colaboración directa con el Tsuchikage...

—Quizás sería conveniente infiltrar a uno de nuestros ninjas de élite en Iwa para seguir investigando. Si vienen a por Shukaku...

No.

Pese al tiempo que llevaba en silencio, la voz de Gaara resonó tan firme y clara que todos los miembros del Consejo enmudecieron por unos instantes.

—Pero... maestro Kazekage...

Un rumor no confirmado no justifica romper el tratado de paz entre la Villa de la Arena y la Villa de la Roca.

Ignoró los murmullos que acababa de desatar su afirmación, entrecruzando los dedos frente a su rostro. No era la primera vez que su opinión rivalizaba con la forma de proceder de los altos cargos, pero no podía culparles. La mayoría de sus miembros lo triplicaban en edad, y el pensamiento de muchos de ellos todavía abrazaba las antiguas costumbres de la Villa de la Arena.

—El Kazekage tiene razón. Enviar a un grupo no oficial al País de la Tierra podría ser interpretado como una amenaza por nuestra parte —afirmó Baki, tras meditarlo unos instantes—. No ganaríamos nada declarando otra guerra entre naciones.

—Pero no podemos ignorar el hecho de que la seguridad de...

—Doblaremos la vigilancia en todos los desfiladeros de entrada a la villa, y se apostarán nuevos centinelas para garantizar la seguridad aérea hasta que podamos contar con más información al respecto.

Yuura asintió a las palabras de su compañero, consultando la hoja que tenía delante.

—El cuerpo de élite está preparado para detectar cualquier... —comenzó a decir, aunque se vio interrumpido por unos suaves golpes que provenían del otro lado de la puerta.


の Con Misao の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




Última edición por Carrie_B el Sáb 29 Abr - 23:19, editado 2 veces


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Jue 27 Abr - 0:21


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


El pequeño pero bien conocido restaurante de los Ichijō estaba a rebosar. Las demandas no dejaban de llegar a la cocina y hubo un momento en el que Misao pensó que no iban a ser capaces de cumplirlas todas sin demorarse en algunas. Escuchó la voz de su madre alzarse sobre todo el ruido del cacharrería para dar instrucciones a los otros dos cocineros que conformaban el equipo, y al par de pinches que, como ella, iban y venían para ayudar en todo lo que fuese necesario.

El aire estaba impregnado del delicioso aroma de las especialidades de su familia y entraba cruelmente a sus fosas nasales, aumentando ese agujero que tenía en el estómago a causa del hambre. Trató de ignorar el último quejido que su estómago profesó, entre otras razones porque aún le quedaba hora y media para el descanso… Se le iba a hacer bastante largo, la verdad.

Si al menos su padre estuviera allí para echarles una mano como otras veces... Pero en esos instantes estaría a punto de dar comienzo la importante reunión a la que debía asistir. O al menos eso dedujo cuando echó una mirada al reloj.

El padre de Misao era uno de los miembros del Consejo de Suna, el cuerpo que ayudaba al Kazekage a la toma de las decisiones más importantes y concernientes a la Villa Oculta de la Arena. Era un ninja excepcional y, desde que la joven tenía memoria, siempre le había visto contribuir a la protección de todos los habitantes. Ella sabía que deseaba seguir sus pasos, poner su granito de arena a fin de mejorar la vida y seguridad de sus iguales, incluso ayudar en esos cambios que estaban teniendo lugar desde que Gaara del Desierto se había convertido en el nuevo Kazekage.

La muchacha se permitió un par de minutos de descanso, en los que tomó aire y bebió un poco de agua. Sus grandes ojos volvieron a posarse en las manecillas del reloj. Tan solo habían pasado quince minutos desde que lo había mirado la última vez. Dejó escapar un pequeño suspiro entonces, que prácticamente quedó cortado por la voz de su madre, llamándola con urgencia. Por un momento, temió que hubiera habido algún accidente mientras cocinaba, razón por la que acudió rápidamente a su lado.

Sin embargo, esa no era la emergencia.

̶ Tu padre se ha dejado esto, Misao… Y lo necesita para la reunión –dijo la mujer algo apurada, mordisqueándose nerviosa el labio, con un sobre marrón entre las manos.

̶ No te preocupes, mamá… voy a llevárselo ahora mismo –aseguró la joven ninja mientras se deshacía del delantal que cubría sus ropas para después tomar el paquete con sus manos y salir corriendo por la puerta trasera del local.

Aquel día el viento soplaba con cierta fuerza, levantando la arena y formando los remolinos que caracterizaban las calles de Sunagakure, mientras un radiante sol lucía en el cielo. Deslumbrada, Misao entrecerró ligeramente los ojos, para después echar a correr en dirección al edificio del Kage.

No requirió más de diez minutos para llegar y atravesar el vestíbulo. Con la respiración ligeramente agitada, subió a la planta correspondiente y allí, frente a la puerta cerrada, numerosas voces masculinas se escuchaban opinando de un tema que le era completamente ajeno. Se quedó paralizada por unos segundos antes de tocar un par de veces la puerta con los nudillos.

No se atrevió a entrar hasta que una voz le dio permiso para ello. Fue entonces cuando todos los miembros del Consejo se giraron y posaron sus miradas reprobatorias sobre ella, a excepción de su padre, que se mostró claramente perplejo, y del Kage.

̶ Y-Yo… Siento haber interrumpido pero… Venía a entregar unos papeles a mi padre –musitó sintiendo como sus mejillas se encendían notablemente a la par que las quejas por parte del resto de miembros comenzaban.


の Con Gaara の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Jue 27 Abr - 23:50


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


Las reuniones del Consejo de la villa tenían lugar una vez al mes sin excepción, y aunque se celebraban de forma pública en el edificio del Kazekage, el contenido de las mismas se consideraba secreto incluso para los propios jōnin de Suna. Ni siquiera Temari y Kankurō, los hermanos de Gaara, tenían potestad para asistir a las mismas. La única razón por la cual se permitía que alguien ajeno al Consejo irrumpiese en una de ellas era para avisar de algo verdaderamente grave.

Por eso, cuando la puerta se abrió y dejó paso a una muchacha rubia que aplastaba un sobre marrón contra su pecho, todos se volvieron hacia ella expectantes.

—Y-Yo… Siento haber interrumpido pero… Venía a entregar unos papeles a mi padre.

Nada más verla entrar, uno de los consejeros se levantó de inmediato, visiblemente nervioso. Gaara desvió la mirada hacia él, inquisitivo, pero tuvo que apartarla de nuevo cuando el aluvión de críticas cayó sobre la chica, que no se había atrevido aún a cruzar el marco de la puerta.

—Esto es inaudito. ¿Es tu hija, Akira?

—Deberías enseñarle modales.

—Comportarse así delante del Kazekage, interrumpiendo una reunión privada del Consejo...

—Mis más sinceras disculpas. —El hombre se inclinó hacia delante, fijando la vista en el suelo y entrecruzando las manos con fuerza frente a su regazo—. Misao no... no pretendía... No tenía mala intención. Ha sido todo culpa mía. He debido de olvidar los papeles esta mañana encima de mi mesa y ella...

—Es una falta de respeto. Si mi hijo hubiese hecho lo mismo, yo no...

Está bien. —Por segunda vez en el mismo día, la sala volvió a quedar en completo silencio, y la atención que habían estado depositando sobre Akira y su hija pasó a recaer directamente en Gaara. Algunos lo observaban expectantes, a la espera de ver su reacción, y otros mantenían el gesto contrariado. Procuró ignorarlos—. ¿Esos papeles son importantes?

Al comprender que se estaba refiriendo directamente a él, el padre de Misao levantó poco a poco la cabeza y asintió. No había tenido demasiado contacto con él, pero sabía que ayudaba de vez en cuando a Temari y a Kankurō en la Academia.

—Son las nuevas directrices de entrenamiento enviadas por la Villa Oculta de la Hoja... El equipo de desencriptadores me las entregó anoche.

Gaara se mantuvo en silencio durante unos instantes más, y después clavó sus ojos claros en la joven chūnin, que se mantenía inmóvil en su posición. Al hacerlo, notó que Akira contenía el aliento sin necesidad de mirarlo.

Está bien —repitió—. Puedes entregárselos.  


の Con Misao の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Dom 30 Abr - 13:12


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


Escuchó avergonzada los comentarios enfadados e indignados de los presentes. Sabía que había hecho mal nada más percibió todas sus miradas sobre ella. Tragó saliva con dificultad mientras su mirada se deslizaba hacia al suelo. Sentía su rostro arder de la vergüenza y sabía que acababa de poner a su propio padre en un compromiso. Pero… Los papeles… Realmente no sabía de qué eran. No había abierto el sobre en ningún momento del trayecto para comprobar si de verdad eran urgentes para aquella reunión.

Permaneció en completo silencio dejando que todos los presentes se desahogasen. No sabía cómo iba a terminar aquello, pero la verdad era que solo deseaba entregarle el sobre a su padre y marcharse de allí, para permitir que la reunión continuase su curso. Pero no parecía que aquello fuese a cesar pronto… Hasta que el Kazekage habló por primera vez desde que ella había interrumpido. El silencio fue absoluto. Fue entonces cuando Misao se atrevió a alzar la mirada.

Pudo apreciar así el ceño fruncido y las expresiones de indignación y molestia de los miembros del Consejo. Se mordió el labio inferior con nerviosismo, mientras desviaba la mirada a su padre cuando fue directamente preguntado acerca de la naturaleza de los documentos que ella había traído.

Lo peor después de la respuesta de Ichijō Akira fue el nuevo silencio que se estableció, momento en el que su ojos grisáceos amables con una clara expresión de agobio se encontraron con los azules del joven Kage. Sentía que había estado manteniendo la respiración hasta que le fue concedido el permiso para entrar y finalizar la tarea que había ido a cumplir.

Tardó quizás un par de segundos en verse capaz de reaccionar. Asintió lentamente antes de acercarse al sitio de su padre con pasos rápidos y ligeros. Le entregó el arrugado sobre sin más demora y sintió que él le daba un apretón a su mano en un intento de tranquilizarla. Misao trató de pedirle perdón con la mirada antes de regresar a la puerta.

̶ Pe-Perdonenme por la interrupción… –se inclinó en un gesto de disculpa–. No volverá a suceder… –musitó preguntándose si había hablado demasiado bajo y si los presentes le habían escuchado.

Sin embargo, no se atrevió a comprobarlo. En cuanto volvió a incorporarse, Misao atravesó el umbral por el que había entrado, cerrando tras de sí la puerta, devolviendo el aire confidencial a la reunión mensual del Consejo de Suna.

Necesitó un par de segundos apoyada en la pared del pasillo para recuperarse. Le temblaban las piernas y sentía el pulso acelerado de los nervios que había sufrido ahí dentro, frente a las figuras más importantes e influyentes de toda la Villa Oculta de la Arena.


の Con Gaara の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Dom 30 Abr - 23:38


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


La chica lo observó durante unos pocos segundos antes de atreverse a entregarle el sobre a su padre. Después, se volvió rápidamente hacia la puerta y se inclinó hacia delante, murmurando algo en voz baja. Una disculpa, posiblemente, aunque se marchó tan rápido que no dio opción a que nadie pudiese averiguarlo.

Una vez se hubo cerrado la puerta, el tenso silencio se extendió durante unos breves instantes más mientras se observaban unos a otros. Si no intervenía ahora, ya sabía lo que iba a suceder.

Comandante Yuura —murmuró, cediéndole de nuevo la palabra y obligando así al resto a concentrarse en sus explicaciones.

No pensaba dejar que aquella absurda guerra de reproches continuase. No serviría más que para perder el tiempo, y aún había demasiados temas pendientes que tratar.


[...]


Después de las largas y tediosas reuniones, le gustaba poder subir a la azotea circular que coronaba el edificio del Kazekage. Era un sitio poco transitado, casi siempre azotado por el viento, pero también mucho menos agobiante que el despacho o la sala de reuniones. Hacía ya tiempo que se había convertido en su lugar favorito, de modo que no le extrañó ver allí a Kankurō, esperándole apoyado contra la barandilla.

—¿Ya te han liberado los viejos? —preguntó, guiñándole con sorna un ojo—. La verdad es que no te envidio nada. A mí todas esas reuniones tan aburridas habrían acabado matándome...

¿No deberías estar en la Academia? —inquirió, antes de acercarse a donde esperaba su hermano. El viento soplaba hoy con tanta fuerza que la arena apenas permitía ver más allá de las casas más cercanas.

—Bueno, sí... —Kankurō se rascó la barbilla, cruzando los brazos detrás de su nuca—, pero Temari quería saber cómo te había ido en la reunión, y...

¿Y por qué no ha venido ella a preguntar?

—Oye, no me pidas que entienda a las mujeres —se rió, dándose la vuelta y perdiendo la vista en el nubloso horizonte. En algún punto de las montañas, el sonido de un pájaro se entremezcló con el continuo ulular del viento—. Además, me venía bien pasar por aquí. Necesitaba recoger unas cuantas piezas del taller para Karasu.

Durante unos cuantos minutos, los dos se dedicaron a observar el angosto paisaje en silencio.

—Escucha, Gaara... —Kankurō meditó sus palabras unos instantes, sin saber muy bien cómo abordar el asunto. Si se equivocaba y Gaara se cerraba en banda, no conseguiría sacarle ni una sola palabra. Y estaba preocupado. Los dos lo estaban—. Sobre lo que hablamos del Consejo... Es decir, si necesitas que Temari y yo entremos a formar parte, al menos hasta que pase un tiempo... Ya sabes que no tienes más que decírnoslo. A lo mejor te sentirías un poco más apoyado si nosotros...

Lo sé. —Sus ojos claros se mantuvieron fijos en las espesas nubes de arena que surcaban el cielo, tiñéndolo todo de un apagado color marrón—, pero eso no solucionará el problema. Tengo que...

Sin embargo, no continuó. Había alguien más en aquella azotea aparte de su hermano, aunque su chakra no era precisamente amenazador. Aún así, ambos dos se giraron a la vez en dirección a la puerta que daba acceso al enorme balcón, justo cuando ésta se abría.  


の Con Misao の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Lun 1 Mayo - 10:08


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


Tras aquellos breves instantes apoyada en la pared, una vez se hubo repuesto, Misao emprendió el camino a la planta inferior, a la entrada del edificio. Allí había habilitado un pequeño espacio con sillones y sofás, seguramente para la espera. Tomo asiente en un pequeño y rojizo sillón, muy recta y con la mirada perdida. Aún sentía el calor en sus mejillas… Probablemente pasase un rato hasta que su rubor desapareciese.

La intención de la joven ninja era esperar a su padre, poder verle antes de regresar a casa. Sentía un nudo horrible en la garganta de culpabilidad, necesitaba disculparse por el bochorno y los problemas le había causado. ¿Cuánto tendría que esperar? La verdad es que no lo sabía, pero tampoco le importaba. Ya no recordaba el creciente hambre que había sentido en el restaurante, antes de todo aquello. Sencillamente se quedó ahí, esperando pacientemente.

Probablemente, hora y media después (o incluso más) fuese cuando los primeros miembros del Consejo de Suna aparecieron por las escaleras, hablando con el ceño ligeramente fruncido y un tono claramente serio. No les pasó desapercibida la presencia de la hija de los Ichijō. Nuevamente le lanzaron miradas reprobatorias e indignadas.

No sé cómo el Kage ha permitido semejante intromisión y nada menos que en una reunión del Consejo…

Misao cerró los puños entorno a la tela de su ropa, permaneciendo en silencio tras haber escuchado ese y otros comentarios más. Se mordió el interior de la mejilla mientras buscaba con la mirada la figura de su padre, que no tardó en aparecer. Presurosa, se incorporó y corrió hacia él. Akira envolvió con cariño a su hija entre sus brazos y besó su pelo.

̶ Gracias por traerme los documentos, pequeña. Habría sido un desastre de no haberlos tenido –dijo con una sonrisa
̶ Pero, papá… Te he puesto en evidencia delante de todo el Consejo, de tus compañeros. He hecho mal en interrumpir así. Lo siento –bajó la cabeza mientras se disculpaba, incapaz de sostenerle la mirada.
̶ No te preocupes, Misao… Pero no creo que sea conmigo con quien realmente debas disculparte. Sino con el Kazekage. Ha sido muy considerado… Debes de darle también las gracias –el hombre tomó la barbilla de su hija, haciendo que alzase la mirada–. Sube a la azotea. Creo que lo encontrarás allí. Yo voy a regresar a casa ya… Tu madre me prometió uno de sus platos estrella

Dicho aquello último, Ichijō Akira dejó un último beso en su frente y desapareció por las puertas del edificio. Su hija permaneció unos segundos parada. Nuevamente los nervios y la timidez iba a hacer de las suyas. Sobre todo, ahora que iba a presentarse a solas frente a la figura más importante de toda la Villa.

Unos minutos después se encontraba ascendiendo el último tramo de escaleras para llegar a la puerta que llevaba a la azotea. Se podía escuchar el viento colarse por las rendijas, acompañado de un gran número de granos de arena. Tomó aire despacio, antes de empujar con suavidad la puerta.

Necesitó entrecerrar los ojos, por la fuerza que el viento tenía aquel día, protegiéndose también de la arena. Logró discernir dos figuras: a Gaara del Desierto y –si no se equivocaba– a Kankurō, su hermano mayor. No podía ser… ¿otra vez había interrumpido? En un gesto nervioso, Misao se llevó la mano a la pulsera que siempre la acompañaba, rozándola ligeramente, en un intento de encontrar algo de valor para hablar.

̶ Y-yo... Siento mucho interrumpir… Otra vez –dijo alzando ligeramente la voz, para que sus palabras no se las llevase el viento–. Deseaba hablar con el Kazekage, pero puedo regresar en otro momento cuando… no esté ocupado –aseguró apresuradamente, alternando la mirada entre ambos jóvenes, antes de desviarla de nuevo al suelo.


の Con Gaara の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Lun 1 Mayo - 14:49


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


A ambos les sorprendió ver que se trataba de una chica joven, y que no era Temari. Los jōnin sólo frecuentaban el edificio del Kazekage para recoger las misiones y reportar los informes de las mismas, exactamente igual que los chūnin. No era habitual verlos rondando por la azotea.

Kankurō frunció el ceño, desconcertado, pero antes de que pudiese preguntarle qué hacía allí, la voz temblorosa de la muchacha les llegó entremezclada con el aullido constante del viento.

—Y-yo... Siento mucho interrumpir… Otra vez. Deseaba hablar con el Kazekage, pero puedo regresar en otro momento cuando… no esté ocupado.

Era la misma chica de antes, la que había interrumpido la reunión del Consejo. Gaara notó que la mirada de su hermano se desviaba hacia él en busca de su aprobación, de modo que asintió levemente con la cabeza para darle a entender que podía marcharse. Ya hablarían en otro momento.  

—Da lo mismo, yo ya me iba —aseguró entonces el moreno, en voz lo suficientemente alta como para que la recién llegada pudiese escucharle. Después recuperó los dos rollos que había dejado apoyados en el suelo y se los colocó en los soportes de la espalda, acomodándolos hasta que se escucharon los clic de los cierres de seguridad—. Al menos, prométeme que lo pensarás, ¿eh? Nos dejarías más tranquilos —le susurró al incorporarse, apoyando una mano en su hombro y presionándolo suavemente con los dedos.

Las comisuras de Gaara se curvaron en una sonrisa casi imperceptible.

... de acuerdo.

—Genial. Nos vemos —se despidió, haciendo un breve gesto con la mano antes de hundir las manos en los bolsillos y echar a andar hacia la puerta. Poco antes de llegar a la altura de Misao, se detuvo de nuevo—. Ah, y Gaara...

¿...?

—A ver cuando te pasas por la Academia para ver a los chicos. Están progresando un montón para los próximos exámenes de ascenso. Podrías supervisar uno de sus entrenamientos. Venga, no pongas esa cara —añadió, al ver la expresión de sorpresa en el rostro de su hermano menor—. Les encantará tener la atención del mismísimo Maestro Kazekage. Bueno, hasta pronto.

Lo observó sobrepasar la puerta y comenzar a descender las escaleras. Supervisar un entrenamiento en la Academia... ¿de verdad eso les gustaría? Ya había entrenado a algún genin antes, cuando aún era jōnin, pero habían sido los menos. La mayoría de ellos había preferido entrenar con sus hermanos antes que con él. Respiró hondo, antes de centrar su atención en la chica rubia que esperaba para hablar con él.

¿Qué ocurre?


の Con Misao の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Lun 1 Mayo - 15:42


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


La verdad era que Misao estaba a punto de regresar por donde había llegado a penas un minuto antes. Creía que los hermanos tendrían cosas de las que hablar después de una reunión de semejante calibre. Por esa misma razón, cuando la voz de Kankurō se proyectó por encima del susurro incesante del viento, sus ojos se abrieron ligeramente por la sorpresa. Asintió sin decir nada más y esperó paciente a que ambos se despidiesen, sin atreverse a acercarse aún.

Tampoco es que tuviera muy claro hasta donde podría avanzar. No era que le tuviera miedo por ser el Jinchūriki o que el Kazekage no fuese una persona como el resto de los habitantes, sino que a Misao le imponía tal respeto que se sentía algo pequeña e infantil estando cerca de él.

Jugueteó de forma inconsciente con su largo cabello dorado, completamente alborotado por el rebelde tiempo, propio de Sunagakure. Escuchó los pasos del mayor de ellos acercarse hacia ella, en dirección a la puerta para poder dejarles a solas. Esbozó una minúscula sonrisa sin poder evitarlo al escuchar la propuesta de que el Kazekage fuese a la Academia. Era posible que el propio Gaara no lo supiera, pero su presencia aquella primera y única vez levantó pasiones de muchas chicas de la clase de Misao. Ella estaba segura de que el joven Kage no tenía idea de los muchos apoyos que realmente tenía entre la gente de su edad, que tenía una nueva visión de futuro para la Villa… Aunque, por supuesto, también estaban los que se dejaban influenciar por los prejuicios que sus padres transmitía.

Finalmente, escuchó como la portezuela por donde había llegado se cerró tras Kankurō. Se acababan de quedar solos. Bueno… Ahora le tocaba mostrar el arrepentimiento que realmente sentía por lo sucedido unas horas antes, dejando ver que era consciente de su error y que Ichijō Akira era tan buen padre como ninja, que le había enseñado correctamente. Inspiró profundamente antes de acercarse con lentitud a Gaara, parándose a unos pocos metros de él –tampoco quería invadir su espacio personal–.

̶ De-Deseaba… –comenzó a decir en un nervioso tartamudeo. Compórtate, Misao. Vas a quedar como una tonta delante de él, se reprochó a si misma mentalmente, antes de continuar hablando, sin dejar de toquetear la pulsera que conseguía darle coraje–. Deseaba disculparme, maestro Kazekage, por la interrupción que he causado durante vuestra reunión. Debí haber pedido a uno de los ninja de rango superior que entregase los documentos por mi... Pero… n-no lo pensé. No quería que mi padre quedase en mal lugar al verse sin ellos y mucho menos deseaba provocar un conflicto con sus iguales… ¡Lo siento muchísimo! –se inclinó frente a él, en un gesto educado y de respeto, con los ojos cerrados con fuerza, temiendo un reproche o regaño por respuesta.


の Con Gaara の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Lun 1 Mayo - 18:11


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


La joven cogió aire antes de avanzar unos cuantos pasos vacilantes en su dirección. El fuerte viento le agitaba la melena de lado a lado, haciendo que los mechones claros revoloteasen en todas direcciones.

—De-Deseaba… —comenzó, acariciándose con nerviosismo la pulsera que le adornaba una de las muñecas.

Gaara esperó en silencio a que continuase, mientras ella parecía hacer grandes esfuerzos por encontrar las palabras adecuadas. No era la primera. Incluso ahora que era el Kazekage, algunas gentes de Suna todavía tenían bastante cuidado con lo que decían cuando estaban delante de él, probablemente por lo que muchos aún seguían murmurando a sus espaldas: ése es Gaara del Desierto. Si le haces enfadar, puede aniquilarte con un solo parpadeo.

—Deseaba disculparme, maestro Kazekage, por la interrupción que he causado durante vuestra reunión. Debí haber pedido a uno de los ninja de rango superior que entregase los documentos por mi... Pero… n-no lo pensé. No quería que mi padre quedase en mal lugar al verse sin ellos y mucho menos deseaba provocar un conflicto con sus iguales… ¡Lo siento muchísimo! —finalizó, cerrando los ojos con fuerza e inclinándose en una exagerada reverencia.

Debía admitir que aquello no se lo esperaba. ¿Había subido hasta allí para pedirle perdón por haber interrumpido la reunión? Ciertamente, los documentos confidenciales que le había llevado a su padre no deberían haber llegado nunca a sus manos, pero... el sobre había llegado con el sello del cuerpo de desencriptadores intacto, así que no podía conocer su contenido. Y, ¿se podía culpar a alguien por tratar de ayudar a su familia?

Lo entiendo —asintió, antes de cruzarse de brazos y ladear la cabeza de nuevo hacia la villa.

Por encima de la neblina que causaba la arena, las nubes se movían a tal velocidad que desplegaban sombras extrañas sobre la azotea, enrareciendo el ambiente. Siempre que el viento soplaba a esa velocidad, por las noches se desataban tormentas de arena que, en muchas ocasiones, incluso conseguían bloquear los accesos a la villa.

Entrecerró los ojos. Aquella noche sería una de ésas, sin duda.

Akira Ichijō tiene mucha suerte de contar con una persona que se preocupa de esa forma por él.


の Con Misao の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Lun 1 Mayo - 22:09


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


¿Cuánto pasó exactamente desde su última palabra y la inclinación hasta que la voz profunda y calmada de Gaara llegó hasta sus oídos? La verdad es que no lo tenía claro… Fue una percepción un tanto ambigua por culpa de los nervios. Lo que realmente fueron segundos se le antojaron como un minuto.

Parpadeó perpleja ante la contestación. ¿Qué se suponía que esperaba del Kazekage? En un principio, lo que todos los miembros del Consejo le habían exigido a su padre, un castigo… o un reproche severo por sus acciones. Sin embargo, ninguna de las dos cosas fueron lo que expresaron sus palabras. Simplemente… comprensión. Misao tardó un poco más en incorporarse nuevamente. Tomó una de sus manos con la otra, por delante de su cuerpo. Sentía sus mejillas aún enrojecidas y tragó nuevamente saliva. Se atrevió a alzar entonces la mirada hacia el joven de su misma edad.

16 años tenían ambos. Y a pesar de ello, las diferencias entre ambos eran abismales: él había hecho historia llegando al puesto en el que se encontraba con menos de 20; su porte, su mirada, su forma de comportarse y de hablar eran claramente de una persona madura y segura, que sabía lo que se debía hacer en cada momento, que no perdía los nervios en situaciones críticas; además era un excelente ninja, con unas habilidades excepcionales. Misao, por su parte, carecía de esa seguridad que Gaara desprendía; los nervios frente a superiores eran algo casi innato en su persona; su forma de pensar podía ser distinta a la del resto: más abierta e innovadora… No era una mala ninja tampoco, pero por supuesto sus habilidades no tenían ni punto de comparación con las de él.

Pensar en todo ello no le dio oportunidad de contestar antes de que el pelirrojo volviese a hablar. Se mordió con fuerza el labio inferior mientras se sonrojaba más intensamente que el resto de veces.

̶ Muchísimas gracias, maestro… –musitó mientras desviaba también la mirada hacia el resto de la Villa. Nunca había estado allí. Las vistas eran espectaculares, no podía negarlo, a pesar de que ese mediodía fueran prácticamente imposibles de apreciar–. Le debo lo que soy a él… y a mi madre –comentó sin darse cuenta, esbozando una pequeña sonrisa. Aunque poco después cayó en la cuenta de que probablemente él no quisiera saber nada de su vida… Y mucho menos de su familia. Tendría cosas más importantes que escucharla a ella–. De-Debería irme… No quiero robaros más de vuestro preciado tiempo –aseguró haciendo una ligera inclinación.

A penas había dado dos pasos hacia la puerta, que recordó en lo que había escuchado antes. Kankurō había hablado acerca de la Academia… Y el Kage se había mostrado claramente dubitativo al respecto. Sabía que no era de su incumbencia pero quería poder ayudarle… incluso sin haber preguntado. Se giró nuevamente hacia él.

̶ A-antes de dejarle solo… Debe saber que nos encantaría poder volverle a ver por la Academia… –por un momento se vio incapaz de continuar hablando, pues era necesario añadir algo más, una razón por la que hubiera dicho aquello. Solo necesitaba, pensarla con detenimiento… No quería utilizar las palabras inadecuadas para hacerle ver el ejemplo que era para la gran mayoría de los ninjas de su edad.


の Con Gaara の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Mar 2 Mayo - 18:23


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


—Muchísimas gracias, maestro… —la escuchó decir en voz baja—. Le debo lo que soy a él… y a mi madre.

Su voz estaba tan llena de cariño que casi dolía. Sí, de hecho, dolía. No era un dolor tan lacerante como el de antes, que parecía que en cualquier momento conseguiría partirle en dos el pecho, si no uno mucho más sutil, más sordo... Pero ahí estaba, igual que un aguijón desgastado por los años, remarcando las grandes diferencias que existían entre ambos.

«Le debo lo que soy a él... y a mi madre». Resultaba extraño pensar que, en el fondo, él también se lo debió una vez. A padre y a madre. Y, de alguna forma, mientras el Shukaku permaneciese en su interior, seguiría haciéndolo durante toda su vida.

"Creo que la voluntad de mi hermana quedó imbuida en esa arena".

"El nombre de este niño será Gaara. Significa el sanguinario que se ama a sí mismo".

"Os llamó así para que sobrevivierais... ¡y fueseis una prueba viva de su rencor en el mundo que maldijo al morir!".

"El espíritu de la arena que está en vos desde que nacísteis... fue un experimento que estuvo observando hasta ahora."

Tras unos segundos, apartó la vista del cúmulo de remolinos que había comenzado a formar la arena en los amplios pasillos de acceso al edificio. Hacía ya bastante que no pensaba tanto en él... y aún así todavía recordaba sus palabras con una claridad aplastante. El tono de voz, el olor a sangre en la ropa, el vómito trepándole por la garganta...

Suficiente.

—A-antes de dejarle solo… Debe saber que nos encantaría poder volverle a ver por la Academia…

Por segunda vez en el mismo día, fue incapaz de ocultar la mueca de desconcierto. ¿Ella también? ¿Por qué? ¿Por qué todos parecían tan seguros de que eso era lo correcto? La última vez, hacía ya varios años, la mayoría de los alumnos se habían mostrado aterrados cuando había tratado de dirigirse a ellos. ¿Sería distinto ahora por ser el Maestro Kazekage? Se había esforzado mucho para llegar hasta allí, y había aprendido a vivir con las continuas críticas a sus espaldas, pero aún así... aún así había mucha gente que seguía viendo a Gaara del Desierto, no a Gaara el Kazekage. Y eso solo podía curarse con el tiempo, como ya le habían dicho en una ocasión. Por eso no alcanzaba a comprender...

Porque, si no iba a serles de utilidad... ¿qué sentido tenía?

¿... por qué? —fue lo único que acertó a decir.


の Con Misao の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Jue 4 Mayo - 14:41


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


El silencio que se dio entre su agradecimiento y su opinión acerca de su presencia en la Academia le resultó incómodo e intenso. El joven Kage continuaba con la mirada clavada en algún punto lejano de entre los edificios de su Villa. Desde su posición, Misao no podía apreciar bien la expresión de su rostro, quizás solo de refilón. Se le encogió ligeramente el corazón, creyendo ver una expresión de melancolía y tristeza en su mirada. Pero no podía estar segura… Quizás solo eran imaginaciones suyas.

Necesitó unos segundos para comprender que sus palabras podrían haber causado ese efecto. Al hablar de su padre y de su madre. Se llevó una mano al pecho, bajando la mirada antes de disculparse para marcharse. Debía haber pensado antes de hablar. Todos en la Villa sabían de la historia de Gaara del Desierto, no todos los detalles: Su madre falleció poco después de traerle al mundo y su padre… Su padre, uno de los anteriores Kazekages de Sunagakure, no había mostrado amor alguno por él… Ella misma lo había podido comprobar alguna vez, cuando era pequeña. Le despreciaba frente a todos los habitantes, frente a sus propios hijos. ¿Por qué? ¿Por qué había sido elegido portador del Bijū de una cola? ¿Acaso él había tenido elección? No. Y no había sido justo. Por esa misma razón, el joven pelirrojo creció solo y dolido, entre la oscuridad…

Sin embargo, había conseguido cambiar, ser una persona completamente diferente. Se había convertido en un claro ejemplo a seguir para muchos jóvenes de su edad, incluso de los más pequeños. Un ejemplo para ella, igual que lo era su padre. Por esa misma razón, la joven Ichijō se armó de valor y comentó aquello. Parpadeó perpleja cuando Gaara le preguntó las razones.

Se mordió el labio inferior suavemente, colocándose a la par un mechón de su cabello dorado tras la oreja mientras buscaba las palabras más adecuadas para hacerle comprender lo que ella pensaba. Quizás no marcase diferencia alguna lo que fuese a decir.

̶— Maestro, habéis conseguido lo que ninguna otra persona en todo Sunagakure ha llegado a lograr. Sois, como ya sabéis, el Kazekage más joven que ha conocido la Villa –hizo una pequeña pausa. Temía que hablar muy de seguido le traicionase y la voz le temblara–. Pero… Quizás no importa tanto el título que ostentéis ni que hayáis hecho historia. Habéis… habéis pasado por mucho. Y… también habéis evolucionado. Qu-quiero decir… A pesar de todo, habéis demostrado que no sois quien erais antes –comenzó a jugar con su cabello una vez más. Se estaba metiendo en donde no le llamaban, quizás demasiado. Pero ya no podía desdecir lo dicho–. Sois un ninja excepcional con unas habilidades excepcionales. También tenéis buen juicio y sois un gran estratega –se sonrojó diciendo todo aquello. No quería parecer pelota–. Mi padre os halaga a menudo. Cree que sois lo que Sunagakure necesita para evolucionar. Yo también lo creo y muchos de mis compañeros –decir aquello hacía referencia claramente a las medidas que se habían tomado hasta el momento, a los cambios que no habían hecho gracia a casi nadie de los adultos, que permanecía aferrados a las tradiciones que durante mucho habían existido y que ya no podían perdurar en el tiempo presente–. Sois un modelo a seguir para muchos de nosotros. Representáis el esfuerzo, el cambio y-y… el futuro…

Sentía que no había cogido aire al decir todo aquello. Por esa misma razón tomó una gran bocanada de aire al finalizar. Sentía sus mejillas arder por todo lo que había dicho. Pero esa era la verdad. En más de una ocasión, se habían dado riñas en la Academia: gente de su edad que había heredado el pensamiento cerrado y anticuado de sus padres, que preferían temerle a ver que ya no era aquel niño peligroso, muchas veces hablaban mal de él. Misao y sus amigos no lo permitían, lo defendían. La discusión nunca llegaba a su fin porque sus monitores intervenían.


の Con Gaara の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




Última edición por SapphireDragon el Dom 11 Jun - 19:58, editado 1 vez


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Vie 5 Mayo - 22:29


«You could be loved again»
I. Lo que no se debe hacer


Debía admitir que la explicación de Misao Ichijō le estaba sorprendiendo aún más, si eso era posible. Desde que había tomado el cargo, Temari y Kankurō habían sido los únicos que habían expresado abiertamente su apoyo hacia él. Ni siquiera Baki, su principal apoyo en el consejo, terminaba de fiarse por completo de su control sobre la bestia de una cola. A menudo lo encontraba observándole en silencio, evaluando sus reacciones, listo para intervenir si consideraba que la situación podía llegar a volverse peligrosa. Y tampoco podía culparle por ello... no después de haber permitido que el Shukaku se manifestase frente a un estadio repleto de gente, durante su pelea con Sasuke Uchiha.

Las cosas habían cambiado mucho desde entonces, pero aún así... "Los estigmas como ése no se borran tan fácilmente, Gaara... La Villa todavía tiene demasiado miedo", le había dicho Temari hacía ya bastante tiempo, después de que regresase de una misión con el nuevo escuadrón. En el último segundo, sus dos compañeros habían dudado de él y la misión se había visto comprometida. "¿De verdad estás seguro... de querer pasar por esto, Gaara? No tienes ninguna obligación que...".

Le había dicho que sí, igual que meses antes se lo había dicho a Kankurō. Y se había hecho más que a la idea de que el proceso iba a ser lento, y que a pesar de poner todo su empeño ni siquiera había garantías de que algún día consiguiese de verdad llegar a ser como él. Lo tenía asumido.

Pero ahora, esa chica le estaba diciendo que aquel cambio ya había comenzado a producirse, y la persona que estaba describiendo... La persona que contaba con todos esos atributos admirables, que resultaba útil y necesaria por sí misma... ¿Soy yo? Me recuerda... tanto a él...

¿Por fin estaba empezando a parecerse un poco a Naruto Uzumaki? Si ella lo veía de verdad así, si creía que podía representar al futuro de una forma muy distinta a como había sido concebido en un inicio...

"Quiero trabajar duro para que los demás acepten mi existencia. Algún día, quiero ser útil para los demás. No como un arma que deba ser temida, si no como el Kazekage de la Villa Oculta de la Arena".  

Creo que lo entiendo —asintió despacio, cerrando los ojos durante un instante. Después volvió a abrirlos, y cuando lo hizo, se percató que ella seguía mirándolo, con las mejillas arreboladas—. Gracias.

Con una nueva inclinación, la ninja se despidió de él y abandonó la azotea con rapidez, todavía toqueteándose la muñeca. Gaara se giró de nuevo hacia la barandilla, mientras las furiosas corrientes hacían aletear su túnica en todas direcciones. Allí arriba, planeando por encima de las nubes de polvo y arena, vislumbró al águila que habían escuchado antes.

Sonrió para sí.

Naruto Uzumaki... Ahora que yo también tengo muchas personas que son importantes para mí... creo que de verdad empiezo a entenderlo.
.



の Con Misao の Villa Oculta de la Arena の Por la mañana の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Sáb 6 Mayo - 19:35


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


Varios días pasaron desde el breve encuentro de Misao y Gaara en el balcón del edificio del Kazekage. Su padre, nada más regresar a casa, le preguntó qué tal había ido todo. No fue capaz de extenderse: admitió haber vuelto a interrumpir al joven con su hermano mayor, lo que hizo reír al matrimonio sin poder evitarlo; también aseguró haber expresado su arrepentimiento y la aceptación por parte del pelirrojo. Sin embargo, no fue capaz de explicar lo que le dijo acerca de la Academia después. De hecho, solo de pensar que se había armado de valor para decir todo aquello volvía a sonrojarse.

El comienzo de cada semana siempre resultaba duro. Tras un par de días sin madrugar demasiado, costaba mucho despegarse de las sábanas para ir a las clases de la Academia. Y no había excepción, ni siquiera Misao. Su madre tuvo que llamarla tres veces y, considerando que se le había echado el tiempo encima, la joven se tomó el bollito que era su desayuno de camino hacia clase.

Fue un milagro que traspasase el umbral de la puerta del aula antes de que lo hiciera el profesor. De hecho, apenas un minuto después de que hubiera tomado asiento junto a sus amigos, el tutor apareció dando los buenos días y comenzando la lección de aquel día. Hicieron un breve repaso de lo que los últimos días habían estudiado, explicando posteriormente en qué iba a consistir la práctica de aquella mañana.

No obstante, cuando se encontraban finalizando, unos toques en la puerta sonaron. No era extraño que de vez en cuando se produjese alguna interrupción, o incluso que se cancelasen las clases pues se requería de la presencia de todos los ninjas en alguna reunión de emergencia. Sin embargo, vieron aparecer por el umbral a los dos hermanos mayores del Kazekage: Temari y Kankurō. Ambos estaban al frente de la Academia. Más de una vez habían hecho acto de presencia en sus entrenamientos, incluso habían intervenido y les habían enseñado técnicas impresionantes.

A pesar de que su presencia fuera habitual por el edificio, su presencia conseguía acallar hasta el más leve murmullo y muchos de los estudiantes los miraban con admiración.

̶ Temari, Kankurō… ¿Qué ocurre? -preguntó el profesor, ignorante de que al otro lado de la puerta, esperando se encontraba el mismísimo Kage.


の Con Gaara の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Dom 7 Mayo - 22:02


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


—Sabía que al final vendría. No es por nada, pero... la verdad es que tengo un don para convencer a la gente.  

—Deja de ser tan prepotente —lo riñó Temari, sacudiendo la cabeza—. Si Gaara ha venido hoy es porque él lo ha considerado apropiado. Dudo mucho que tú hayas tenido algo que ver.

La Academia era uno de los edificios más altos de Suna y, como todo el resto de la arquitectura de la Villa, parecía estar hecho de arena. En su interior se hallaban dispuestos multitud de patios cubiertos y salas de entrenamiento, además de las aulas de conferencias que utilizaban los profesores. La última planta estaba destinada enteramente al Grupo de Exploración, encargado de vigilar los alrededores de la villa en busca de intrusos, y era precisamente de allí de donde venían los tres hermanos.

—Yo no soy prepotente. Lo que pasa es que te molesta que siempre le dé mejores consejos que tú —se burló Kankurō, mientras recorrían los largos e intrincados pasillos que llevaban al segundo piso, donde ahora mismo los grupos de chūnin estaban recibiendo una clase especial—. ¿Verdad, Gaara?

...

—¡No metas a Gaara en tus absurdas peleas de crío!

Kankurō la observó de reojo, esbozando una sonrisita gamberra. En ocasiones, Temari era tan fácil de provocar que casi resultaba irresistible.

—Estas mujeres... —suspiró adrede, encogiéndose de hombros y golpeando levemente a su hermano con el codo—. No se les puede decir nada...

Para cuando llegaron frente a la puerta del aula 125, Kankurō ya lucía un bonito chichón debajo de su gorro negro.

—Espera un momento aquí, Gaara —pidió Temari, antes de esbozar una dulce sonrisa—. Queremos que sea una sorpresa. Te avisaremos cuando puedas entrar, ¿vale?

Sí. De acuerdo.

Los vio desaparecer en el interior del aula y dejar la puerta entornada, de modo que él también pudiese escucharles hablar. La idea que le habían propuesto era supervisar los dos entrenamientos de ninjutsu y taijutsu que iban a tener lugar después de la conferencia, pero Temari creía que, dado que se trataba del Kazekage, lo más adecuado era hacerle una presentación previa. "No te preocupes, Gaara. Eres el Maestro Kazekage. Cualquier cosa que digas estará bien para ellos" le había dicho Kankurō esa misma mañana, cuando se habían reunido en la Sala de Exploradores. Sí, pero aún así... no podía evitar sentirse algo nervioso.

—... el Maestro Kazekage.

Ése era su turno. Respiró hondo de manera imperceptible y se obligó a cruzar el umbral de la puerta. Al otro lado, la treintena de chicos más o menos de su edad que se encontraban sentados en los bancos semicirculares se levantaron de pronto, como movidos por un resorte. Sabía que era el saludo oficial acorde a su rango, pero aún así seguía resultando algo extraño. Caminó hasta colocarse en el centro de la tarima, entre sus dos hermanos, y asintió a la reverencia que le dedicó el profesor.

—Maestro Kazekage. Es un honor teneros hoy aquí.

Las miradas de sus alumnos seguían clavadas en él. La mayoría todavía mantenían la expresión de sorpresa, y los que no lo hacían se dividían entre la admiración y la suspicacia. No era nada nuevo, nada a lo que no se enfrentase cada mes durante las reuniones del Consejo.

Durante años, la Villa Oculta de la Arena se ha enorgullecido de formar ninjas poderosos e implacables, entrenados para defender el honor y la superioridad militar de la aldea frente al resto de países. Para llamar la atención del señor feudal y conseguir los fondos necesarios para sobrevivir, Suna ha sacrificado su identidad y sus principios. —Se detuvo unos instantes antes de continuar—. Como Jinchūriki de mi aldea, luché bajo la premisa de que la vida humana no era más valiosa que la misión que me había sido encomendada. Luché contra alguien que pensaba distinto a mí, que creía que la cooperación era la máxima expresión de la fortaleza, y por primera vez en toda mi vida fui derrotado.

Sus ojos azules recorrieron el aula de extremo a extremo, encontrándose con un rostro que ya le resultaba conocido.

La Academia se fundó para cambiar ese pensamiento, y que ni un solo ninja más de la Arena vuelva a caer derrotado por ello. Su objetivo es formar shinobis poderosos, entrenados para valorar la vida y ser capaces de tender puentes a otros. Porque un grano de arena, por duro que resulte, no es capaz de hacer gran cosa por sí solo... —Obedeciendo al movimiento de su mano, la arena de su tinaja se deslizó silenciosa por una de las ventanas circulares hasta posarse sobre un gigantesco pico rocoso que sobresalía de la pared del cráter—, pero muchos de ellos unidos pueden hacerlo todo. Igual que vosotros.

Entonces, con una simple presión del puño, el pico de roca se redujo a polvo.


の Con Misao の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Lun 8 Mayo - 23:39


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


Misao permaneció completamente quieta y callada en su asiento. Bueno… como el resto de sus compañeros, la verdad. Estaban atentos a la escena que estaba teniendo lugar justo delante de ellos, preguntándose si algo malo habría ocurrido o, simplemente, si había sucedido algo. Lo que en ningún momento se esperaban es que Temari, tras intercambiar unas palabras cordiales y educadas con el tutor, se volviese hacia ella y anunciase que el programa habitual para aquel día había sido cancelado, puesto que iban a recibir la visita de la figura más importante de la Villa: El Maestro Kazekage.

La muchacha sintió que los colores le subían a las mejillas en cuanto vio aparecer al joven pelirrojo por la puerta entornada. Iba vestido sin la túnica de Kage que llevaba hacía unos días, cuando hablaron brevemente en el balcón; esta vez lucía sus ropas diarias, y su inseparable tinaja iba colgada a su espalda. Su semblante mostraba la expresión de seriedad y templanza tan característica suya. Parecía tan imperturbable…

Su atención se vio interrumpida cuando una de sus amigas se inclinó ligeramente hacia ella. ¿Crees que se acordará de ti? preguntó en apenas un susurro, divertida. La otra chica que se encontraba a su lado se unió a ellas para responder: Imposible que no lo haga. A fin de cuentas, no se interrumpen las reuniones del Consejo de Suna todos los días.

La joven Ichijo se hundió en su asiento queriendo esfumarse de allí en ese preciso instante. La noticia de su desconsiderada interrupción se había propagado de forma inevitable por todos los rincones de la Villa. Algunos adultos la miraban de malas maneras, pues consideraban un sacrilegio lo que había hecho. Otros, sencillamente ignoraban por completo lo sucedido; pero la gente de su edad era la que más interesada estaba: no habían parado de preguntarle acerca de lo que había visto y oído tras esas puertas. Y ella, con toda la sinceridad del mundo, admitía no haber escuchado nada, respuesta que muchos no se creían.

Un murmullo generalizado había surgido también por toda la clase. Se miraban los unos a los otros: un parte lo hacían sorprendidos y completamente emocionados, los demás le miraban con gesto reacio y desconfiado. ¿Cómo podían ser así? ¿Cómo no podían entenderle? Misao apretó la mandíbula fulminándoles con la mirada, aunque estos no se percatasen ni lo más mínimo.

Sin embargo, apenas unos segundos después, sus ojos azules grisáceos se dirigieron directamente a Gaara, pues había comenzado a dar lo que parecía ser un pequeño discurso. Escuchó atenta cada palabra, cada frase. Y su sonrisa, poco a poco, iba curvando sus labios. Entonces, tuvo lugar la demostración de sus últimas palabras. Era increíble el poder que poseía, la facilidad con la que dominaba cada grano de arena… Aquello era lo que más temían los Mayores de Sunagakure.

Muchos de los presentes dejaron escapar una exclamación de sorpresa y admiración ante ello. E incluso se atrevieron a elogiarle sin poder contenerse. Como le había dicho días antes, había gente de su generación que le admiraba y le veía como un ejemplo a seguir… Esperaba que aquello fuese demostración suficiente de sus palabras.

Y pensando en eso último, desvió nuevamente la mirada hacia el Kazekage, deseando averiguar cuál era su reacción frente a ello.


の Con Gaara の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Sáb 13 Mayo - 19:07


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


—Uao... —fue lo primero que se escuchó, después de que la arena hubiese regresado al interior de la vasija tan silenciosamente como había salido de ella. Entonces, una vez roto el hielo, todas las demás voces se alzaron casi a la vez, entremezclándose y formando un batiburrillo ininteligible.

—¿Has visto eso? Ha hecho polvo esa roca tan grande sin ni siquiera moverse... Increíble.

—¡El Maestro Kazekage es el más fuerte de todos!

—Pues claro, idiota... por algo es el Kazekage.

—A mí me da miedo. Mi abuelo dice que hasta el Cuarto Kazekage lo consideraba demasiado impredecible y peligroso para nuestra villa...

—¡Qué pasada!

—Bueno, ya vale. —Kankurō se adelantó un par de pasos, provocando que la mayoría de la clase enmudeciese de inmediato. Hay que ver cómo le gusta lucirse..., pensó con sorna, antes de volver a dirigirse a los alumnos—. Cuando la clase finalice, Gaara supervisará la sesión de entrenamiento que tendrá lugar en el campo número 3. No lleguéis tarde.

En esa ocasión, fue Temari la que avanzó hasta ponerse a la altura de sus hermanos, apoyando el codo sobre su enorme abanico plegado.

—A vuestra llegada, formaremos dos grupos que irán rotando a lo largo de la mañana. De ese modo, todos tendréis la oportunidad de practicar tanto técnicas elementales como físicas. ¿Queda claro?

Tras despedirse del profesor, los tres se dirigieron de nuevo hacia las escaleras. El campo de entrenamiento número 3 era el más grande de toda la Academia, y también el único que se encontraba en el patio bajo del edificio, por lo que el suelo no se había cimentado. Contaba con tres largos postes de madera con los que practicar como objetivo, algunos muñecos de paja y un viejo armario con un buen arsenal de armas de corto, medio y largo alcance. Kankurō solía acudir allí a menudo para entrenar al Escuadrón de Marionetistas, precisamente por la gran cantidad de espacio disponible.

—Ha sido un buen discurso, pero la próxima vez no te lo creas tanto, ¿eh? Que nos dejas mal a los demás...

Gaara ladeó la cabeza hacia su hermano, sin comprender.

¿Que os... dejo mal?

—Ni le escuches, Gaara. Lo has hecho muy bien —le aseguró Temari, mientras descendían los últimos escalones, antes de hundir su dedo índice en la mejilla de Kankurō—. Lo que pasa es que Kankurō tiene celos porque a él las chicas no le hacen ni caso...

—¿Que yo tengo celos? Tú estás fatal... Además, no es verdad que no me hagan ni caso. Tengo que quitármelas a manotazos, para que te enteres.

Oh. Lo siento, no lo sabía. ¿Debería haberte proporcionado una escolta o algo parecido?

Temari abrió mucho los ojos, para después soltar una enorme carcajada que desconcertó todavía más a Gaara.

—E-eh... No, no. —Kankurō había enrojecido tanto que apenas se le podían distinguir las marcas de pintura del rostro—. Es solo una forma de hablar, no es que yo... Da lo mismo, antes solo estaba bromeando... Ya sabes, metiéndome un poco contigo. Es lo que hacen los hermanos mayores con sus hermanos pequeños.

Ah. Entiendo.

Lo cierto era que no terminaba de comprenderlo del todo, pero no le molestaba verlos reírse de ese modo. De hecho, resultaba bastante agradable...

—Están a punto de salir. Gaara, ¿qué te parece si hago yo los equipos, y Kankurō y tú os encargáis de los dos entrenamientos? Podéis hacer una ronda de combates por parejas antes del entrenamiento individual, para que te hagas una idea del nivel que tienen...

Bien.

—Bueno. Si tengo que pelear contra ti, no pienso cortarme porque seas el Kazekage, ¿eh? —murmuró Kankurō, guiñándole un ojo justo antes de que comenzasen a escuchar los ruidos de numerosas pisadas provenientes del corredor.

Gaara sonrió durante unos breves instantes.

Yo tampoco.


の Con Misao の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Dom 21 Mayo - 0:22


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


Hasta donde la joven pudo escuchar, la mayor parte de los comentarios fueron de emoción y admiración. Quizás un par de ellos aún reflejaban el miedo que los padres y abuelos de las respectivas familias habían infundido en la nueva generación… Pero estaba segura de que el propio Kage sería capaz de hacer cambiar de parecer a sus compañeros. Aunque aquellos que le miraban con el ceño fruncido y se habían ahorrado el decir algo, se les antojaba bastante difícil. Con la mente tan cerrada y retrógrada que tenían.

Tras un minuto o así después de la demostración, el silencio volvió a reinar en el aula, gracias a Kankurō. Esperaron unos segundos, impacientes. Si los tres hermanos de la Arena se encontraban allí con ellos… Algo diferente iba a suceder aquel día en la Academia. ¡Y tanto que diferente! Cuando se les informó del plan, un nuevo murmullo generalizado se extendió por el aula. ¿Iban a entrenar con Gaara? Misao parpadeó claramente perpleja a la par que ilusionada… Aunque se comenzó a poner terriblemente nerviosa después. ¿Y si hacía el completo ridículo? ¿Y si metía la pata frente a todos, incluido ellos? No era una persona que destacase por sus grandes habilidades. Quizás sí por las culinarias (heredadas de su madre) o por su forma tan resuelta de expresarse (si no estaba al borde de un ataque de nervios y vergüenza). Pero  nada más.

Campo número 3. División en dos grupos y prácticas de técnicas elementales y físicas. Esa era la idea final para lo que restaba de mañana. Nada más que Temari les informase de ello, los Hermanos de la Arena desaparecieron por la puerta corrediza del aula. No pasó más de medio minuto de ello que la clase nuevamente estalló en comentarios emocionados y asombrados. Su sensei trató de poner orden, pero ni de lejos imponía tanto como Temari, Gaara o Kankurō, por esa misma razón, mitigar aquel intenso parloteo le costó más de lo esperado.

Unos diez minutos después, la clase se encontraba saliendo por las puertas que daban directamente al amplio espacio donde se ubicaban los campos de entrenamiento. Misao llevaba colgada de uno de sus brazos a una de sus amigas, que no paraba de parlotear de lo impresionante que era el Kazekage y… también lo atractivo que lo encontraba. El comentario ese no pudo más que pillarle por sorpresa. ¿Por qué? Sencillamente había visto a un joven de su edad llegar a la posición más importante de la Villa, con una mente brillante y unas habilidades como aquellas. Lo había admirado desde el cambio tan radical que dio, quizás por eso mismo nunca se planteó si él era atractivo o no.

Esa línea de pensamientos se vio interrumpida nada más llegar al campo acordado. Los experimentados ninjas les esperaban pacientemente y, de hecho, conforme se iban acercando y agrupando, sentía la mirada analítica de Temari sobre ellos. Seguramente ya planeaba como iban a dividirse los grupos.


の Con Gaara の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Lun 5 Jun - 22:32


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


Poco a poco, los jóvenes ninjas fueron apelotonándose unos junto a otros en la entrada del campo. Eran unos dieciocho chunnin, y ninguno parecía atreverse a avanzar demasiado sin permiso. La mayoría balanceaban la vista de Temari a Gaara, sin saber muy bien de quién debían esperar las indicaciones iniciales. Kankurō era el único que pasaba más desapercibido: había hundido las manos en los bolsillos de su traje negro, como si todo aquello no fuese con él, y se dedicaba a observar a los asistentes con un ojo cerrado y el otro abierto.

—Voy a formar los dos grupos para el entrenamiento —anunció Temari, abandonando su posición e integrándose en el grupo de alumnos. Gaara la vio mirar a ambos lados, evaluando a los que tenía más cerca, y finalmente comenzó a tocar a unos y a otros en el hombro sin vacilar—. Tú ahí. Vosotros en ese lado. Tú en aquel. Tú en ése.

Para cuando acabó, había dos grupos de nueve integrantes cada uno colocados uno frente a otro, y seguramente ambos estaban perfectamente equilibrados. A Temari se le daban muy bien esas cosas, casi tanto como a ese amigo de Naruto que se pasaba el día bostezando y quejándose de todo.

—Bien —asintió por fin, satisfecha—. Como ya he dicho, un grupo practicará técnicas físicas y el otro técnicas ocultas. Rotaréis después de que pase una hora —les informó, antes de girarse hacia sus hermanos—. Pero antes, comenzaremos con los combates por parejas.

Aquello pareció despertar a Kankurō, que aprovechó los breves instantes en los que cada cual buscaba una pareja del equipo contrario para aproximarse a Gaara.

—Para el entrenamiento, déjame empezar con el grupo de la derecha —le susurró al oído con disimulo.

Por pura inercia, la mirada de Gaara se desvió hacia dicho grupo, aunque no encontró nada especialmente reseñable. Kankurō también debía de saber que ambos dos contaban con una fuerza similar, ¿no? Y, en cualquier caso, aquello no era una competición. Si quería quedarse el grupo de la derecha por alguna razón que a él se le escapaba, le parecía bien.

Como quieras.

Su hermano asintió, visiblemente contento. Los chunnin los esperaban ya organizados por parejas, cada una perteneciente a un grupo, formando un círculo perfectamente cerrado a su alrededor. Fue entonces cuando se percató de que ahora era de él de quién esperaban las siguientes instrucciones.

Empecemos entonces —dijo simplemente, ladeando la cabeza y clavando en ellos sus ojos azules—. ¿Quiénes van a ser los primeros voluntarios?


の Con Misao の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Dom 11 Jun - 19:58


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


Ahí de pie, en mitad del campo de tierra arenosa, los dieciocho alumnos de la clase chunnin esperaban pacientes a que alguno de los hermanos de la Arena hablase. Todos se miraban entre ellos, entre emocionados y nerviosos, aunque seguían existiendo las claras excepciones que miraban de mala manera al Kazekage. Envidiosos, pensó casi de inmediato Misao con el ceño ligeramente fruncido cuando vio al grupito soltando resoplidos exasperados. No le faltaban ganas de decirles cuatro cosas, pero no se atrevía, no delante de Gaara, Temari y Kankurō… Su amiga estuvo también pendiente de ellos e intercambiaron una significativa mirada al respecto, sin necesidad alguna de pronunciar palabra.

Ya finalmente, Temari se aproximó a ellos, informándoles de la división de grupos y comenzando por el extremo opuesto a donde ellas se encontraban. Cuando sintió el leve toque en su hombro, obediente se dirigió hacia donde le había sido indicado, seguida de su amiga, con la que compartió una sonrisa cómplice. Habían tenido suerte y podrían ponerse las dos juntas en todo momento para darse el apoyo que ambas necesitaban.

Técnicas físicas y técnicas ocultas. Parecía un buen plan. Podrían aprender de unos de los mejores ninjas que había en la Villa. Quizás no los más veteranos, pero sí de los más habilidosos.

Se mordió el labio con ciertos nervios mientras volvía a tocar la pulsera de su mano, gesto con el que siempre trataba de tranquilizarse. Era como un talismán, no había día que no la luciera en su muñeca, que no la acompañase a clase o al restaurante de su madre. Esperaba que sus nervios no le traicionasen y le llevase a meter la pata en esa primra parte del entrenamiento con ellos: combates por parejas. ¿Con quién les tocaría: Gaara o Kankurō? Se sorprendió a sí misma esperando con ganas que fuese el primero… ¿Por qué? Ni ella misma lo tenía claro, lo más probable era la creciente admiración que sentía hacia él por todo lo que había logrado en tan poco tiempo.

Y su esperanza se cumplió. El joven pelirrojo se acercó al grupo de nueve que eran, con su característico caminar seguro pero calmado. La azulada mirada los recorrió rápidamente a todos antes de pedir voluntarios para comenzar el ejercicio. Iban a enfrentarse contra el mismísimo Kazekage… Todos sabían que no tenían posibilidades, igual que sabían que solo era para medir sus habilidades.

Misao se humedeció los labios en lo que miraba de reojo a sus compañeros. Ninguno parecía dispuesto a dar el paso, así que de improviso, y con un arrebato de osadía, la joven ninja alzó la mano.

Nosotras, maestro Kazekage –trató de decir con voz clara y segura, sin que temblase. Ese acto dejó a cuadros a más de uno, entre ellos, a su amiga que tiraba de su mano en un gesto de pedirle que no.

Todos estaban demasiado cohibidos por su presencia… Y eso no ayudaría a que las cosas avanzasen. Y de alguna manera, quería ayudarle, demostrarle que lo que dijo aquel día cuando se disculpó era cierto. Querían aprender de él. Querían poder llegar a ser algún día unos ninjas dignos de la nueva generación.


の Con Gaara の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Jue 22 Jun - 20:19


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


No le sorprendió ver que ninguno de los ninjas parecía ansioso por presentarse voluntario. La primera vez, hacía ya unos dos años, también había comenzado igual. Recordaba perfectamente lo mal que se había sentido con solo despegar los labios y ver cómo el grupo completo se encogía de miedo, pero en esta ocasión no se permitió desanimarse. Había llegado hasta allí para algo, y ahora solo era cuestión de tener un poco más de paciencia.

Solo un poco más.

—Nosotras, maestro Kazekage.

La mano de Misao Ichijō seguía aún apuntando al cielo cuando los ojos de Gaara y del resto de sus compañeros se posaron en ella. Era la misma chica de la otra vez, la que había subido hasta la azotea para pedirle disculpas por su interrupción, aunque en esa ocasión la voz no le había temblado ni un ápice. Gaara la observó largamente antes de desviar la vista brevemente hacia su compañera de equipo, que no parecía ni mucho menos convencida de aquella decisión.

Formáis un equipo. Y un equipo debe tomar las decisiones como tal —señaló simplemente, ladeando la cabeza en dirección a la joven morena que se encontraba junto a Misao y que, al darse por aludida, se inclinó en una atemorizada reverencia—. ¿Cómo te llamas?

La vio apretar con fuerza los puños sobre los muslos y separar los labios, tragando saliva con fuerza. No fue la única. La mayoría de sus compañeros también estaban conteniendo la respiración.

—Ha-Hayami...

¿Estás de acuerdo, Hayami?

La pregunta la pilló por completo por sorpresa. Levantó la cabeza despacio, con los ojos como platos, y buscó la mirada de su amiga sin saber qué decir. Solo entonces, muy poco a poco, su expresión comenzó a mudar hasta esbozar una débil sonrisa insegura.

—Sí...

Fue como si el ambiente se relajase de repente. Las caras de preocupación cambiaron por unas de entusiasmo, y muy pronto la mayoría del grupo se estaba acercando a las dos ninjas para felicitarlas por su valentía y para darles ánimos. Aquello estaba mejor.

—Bien hecho, Gaara —oyó que le susurraba Temari al pasar a su lado, en voz tan baja que únicamente pudo escucharlo él, justo antes de desaparecer por el mismo corredor por el que habían llegado al campo de entrenamiento.

El alboroto duró un par de minutos más, hasta que tanto Misao como Hayami estuvieron listas y en guardia. Incluso aunque solo dispusiesen de la mitad del campo, éste era tan grande como los campos exteriores de entrenamiento de Konoha. Sería más que suficiente. Gaara esperó hasta que el resto de los chunnin aparecieron en las gradas del nivel superior, y solo entonces cruzó los brazos sobre el pecho con su usual gesto impertérrito.

Podéis comenzar.


の Con Misao の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Vie 23 Jun - 23:37


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades



Inevitable fue el vuelco que le dio al corazón cuando la mirada profunda y calmada de Gaara se posó sobre ella. Tragó saliva despacio mientras le devolvía la mirada, armándose de valor para que la vergüenza no pudiera con ella y terminara apartándola. El joven pelirrojo imponía mucho, a pesar de que tuvieran la misma edad. Terminó mordiéndose el labio inferior mientras sentía un leve rubor que encendía suavemente sus mejillas. Entonces, en completo silencio todavía, la mirada azulada del chico pasó a Hayami.



Por precipitarse y por querer ayudar al joven Kazekage a que se sintiera completamente a gusto, Misao había olvidado, por completo, preguntarle primero a su amiga qué era lo que quería ella, si no le importaba que ellas fueran las primeras en ese pequeño grupo. Por esa misma razón, cuando la voz tranquila del Kage apuntó de forma acertada (¿cuándo no tenía razón?) que la decisión no solamente era cosa suya. Ese leve sonrojo que había surgido de la mirada anterior se intensificó muchísimo más. Asintió absolutamente avergonzada por su metedura de pata.



Nerviosa, esperó a que su tímida compañera se presentase, contestando la pregunta que directamente le había sido formulada. Y apenas unos segundos después, ambas se miraron. Quiso transmitirle sus disculpas de esa forma, pero también seguridad y la petición de que aceptase. Además, si no lo hacían en esos instantes, lo tendrían que hacer igualmente más adelante... si es que alguien que no fuesen ellas se atrevía a ser el primero.



Cuando la respuesta afirmativa finalmente llegó, Misao sonrió agradecida y contenta unos instantes. Incluso ambas se dieron momentáneamente la mano, un breve apretón como señal de confianza y apoyo, antes de recibir las felicitaciones de sus compañeros que no tardaron mucho en salir del campo de entrenamiento e instalarse en las gradas como los espectadores que iban a ser durante ese pequeño periodo de tiempo. 



Las dos amigas se aseguraron de estar preparadas. En los numerosos entrenamientos que habían tenido a lo largo de su educación en la Academia, todos los ejercicios por parejas los habían hecho juntas. Conocían el estilo de lucha la una de la otra, aunque a veces fuese inevitable que se cometiesen errores. Pero encajaban bien juntas... Y esperaban poder demostrarlo en esos instantes.



A pesar de encontrarse ya en posición y preparadas para el combate, ninguna de las dos se movió. No lo harían hasta que hubiera una señal de comienzo por parte de Gaara. Entre tanto, Misao trataba de imaginarse alguna forma en la que alcanzarle, pues el Kage era famoso por su habilidad con la arena, con esa defensa definitiva e impenetrable que había ido perfeccionando con el paso de los años. Los ataques de lejos serían repelidos fácilmente, pues los vería venir a una distancia considerable, igual que a ellas... Ahora que lo pensaba... Se le antojaba bastante complicado aquel combate. Aunque teóricamente, estaban allí para mostrar todo lo que podían dar de ellas.



Soltó un largo suspiro y cuando finalmente volvió a escuchar la voz profunda del maestro dándoles la señal, Misao entrecerró los ojos, fijándolos sobre el contrario. Casi un segundo después de ella, ambas jóvenes se armaron cada una con kunai de sus respectivas bolsas y se echaron a correr con pasos ligeros y rápidos, en sentidos contrarios, dibujando de esa forma entre ambas una circunferencia que terminaba finalmente en el punto donde Gaara se hallaba.


の Con Gaara の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Lun 26 Jun - 18:13


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


A su señal, las dos chicas extrajeron un kunai de sus bolsas y, rápidas y silenciosas, echaron a correr en direcciones contrarias. Gaara las observó con calma mientras ambas se aproximaban a él formando un círculo perfecto, casi en completa sincronía. Sabía lo que trataban de hacer —un ataque a dos flancos distintos para asegurar que al menos una de las dos acertaba en el blanco—, y probablemente con cualquier otro ninja les habría funcionado lo suficiente como para bloquearlo, pero en esta ocasión los ataques físicos no les servirían de nada si no conseguían ser más rápidas que su escudo de arena.

Por desgracia, hasta el momento sólo existían dos ninjas que habían logrado superarlo, y no eran ninguna de ellas.

Con un ligero zumbido, los dos kunais rasgaron el aire, uno alto y otro bajo, buscando su frente y sus piernas. Sin embargo, como siempre, la arena llegó antes, surgiendo de la tinaja como una exhalación y creando frente a él dos semi esferas perfectas que inutilizaron ambos lanzamientos, dejando caer los dos kunais a los pies de Gaara. Casi inmediatamente después, el pie de Hayami se enterró en la corteza de arena, dispersándola en todas direcciones durante unos breves instantes.

—¡Ahora, Misao! —chilló, al tiempo que su compañera saltaba hacia él, con varios shurikens asomando entre sus nudillos.

Pero, de nuevo, el brazo de arena emergió de la nada exactamente igual que un látigo gigantesco, dividiéndose en varios brazos similares a garras que repelieron de un solo golpe los shurikens y se retorcieron como serpientes para tratar de inmovilizarla en el aire.


の Con Misao の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
315

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Mar 27 Jun - 18:15


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades



Ambas jóvenes ya sabían que lo más probable era que aquella estrategia no funcionase. Pero no podrían averiguarlo sin probar. Ninguna de las dos era precisamente lenta, de hecho se encontraban entre las más rápidas del grupo de 18 de su clase… Pero distaba, por supuesto, de la velocidad que la arena de Gaara poseía.

Hayami era más menuda y liviana, también más ágil que Misao, razón por la que fue ella la que se impulsó hacia arriba con una potente patada, lanzando poco después el kunai. La joven de largos cabellos dorados no se quedó atrás, lanzó prácticamente al mismo tiempo el suyo propio. Y tan pronto como surcaron el espacio que las separaba del Kage, una barrera en forma semicircular los interceptó, inutilizándolos.

Casi de inmediato, se protegió con uno de sus brazos los ojos, en lo que echaba su otra mano a varios shurikens de su bolsa. Ella también saltó esa vez, y con un rápido movimiento de su brazo los lanzó directa al chico. Fue entonces cuando la masa de arena tomó forma para encargarse de los proyectiles y se dirigió directamente hacia ella, apresándola a tres metros del suelo, comenzando a apretarla poco a poco para… ¡PUF! La joven que segundos antes había estado entre las garras arenosas ya no estaba, en su lugar había una muñeca de trapo.

Misao había logrado hacer un clon en lo que su compañera golpeaba la barrera de arena y la verdadera se encontraba a unos pocos metros del pelirrojo, corriendo directa hacia él, con un nuevo kunai entre sus dedos.



の Con Gaara の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
804

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.