Últimos temas
» The North Remembers
Hoy a las 12:46 por Red

» Dark arrow
Hoy a las 8:10 por Bastet

» Confieso que...
Hoy a las 5:23 por Bastet

» Why don't we find out?
Hoy a las 3:29 por Party Poison

» I knew you. I know you
Hoy a las 2:27 por SapphireDragon

» ─I feel it coming
Hoy a las 2:19 por Momo

» ~ Silver was a rarer metal than gold
Hoy a las 2:14 por SapphireDragon

» Save me from the Dark (+18)
Hoy a las 1:51 por SapphireDragon

» ➤ A drop in the ocean
Hoy a las 1:42 por SapphireDragon

» Seeing yu smile, make me feel so happily, too.
Hoy a las 1:14 por SapphireDragon

» The Courage To Say I Love You
Hoy a las 1:00 por SapphireDragon

» ¡No apagues la llama!
Hoy a las 0:38 por SapphireDragon

» Pigs must be killed
Hoy a las 0:26 por Songbird

» ~ We could be heroes
Hoy a las 0:10 por SapphireDragon

» Plastic Love
Ayer a las 21:19 por Seishiro

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

~ You could be loved again

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Lun 24 Abr - 23:04

Recuerdo del primer mensaje :


«It is possible...»
«You could be loved again»


Hacía poco que Sunagakure había encontrado a su nuevo Kazekage. Quizás el más joven que se había visto hasta el momento en ese puesto. Gaara del Desierto, el Jinchūriki que portaba el Bijū de una cola, el temido Shukaku, tenía ese privilegio.

Había logrado alcanzar uno de los sueños que se había propuesto cumplir tras conocer a Naruto durante los Exámenes Chūnin. El joven de grandes ojos azules y cabello rubio alborotado comprendía su dolor, por todo lo que había pasado. Sin embargo, había escogido esforzarse en ser buena persona y hacer ver que podía ser alguien; justo lo contrario a lo que él había hecho: cerrarse sobre sí mismo, perder la esperanza en todo y todos, dejando que el odio le carcomiese por dentro, consumiéndole. Pero le había abierto los ojos con su amabilidad y el esfuerzo, con esa sonrisa que le mostró incluso después del enfrentamiento que los había dejado a ambos agotados y casi destrozados. Le debía mucho… Pero no solo a él. Sino a todas aquellas personas a las que había causado dolor y agonía cuando no era capaz de controlar a Shukaku en su interior.

Por supuesto, aún quedaban personas reticente a ese cambio. No les gustaba que alguien que albergaba a un poderoso Bijū estuviera al mando, que fuera el responsable de su seguridad. De hecho, mucho de los ninjas que conformaban el cuerpo de Sunagakure también dudaban de que aquello hubiera sido la elección acertada. Gaara era consciente de que, a pesar de haberse convertido en Kazekage, aún debía ganarse la confianza de su pueblo. Y lo haría.

No aspiraba más que a la aceptación. No esperaba tampoco que pudiera llegar a interesarle a nadie de otra forma diferente a una relación laboral… O fraternal. Ni siquiera creía que el mismo pudiera desarrollar sentimientos por otra persona más lejos de eso. Sin embargo, se sorprendería de ello cuando Misao, la hija de uno de los miembros del Consejo, que se encontraría reunido, irrumpiese repentinamente con el único objetivo de traerle unos documentos a su padre. El resto de miembros vería aquello con malos ojos pero el joven pelirrojo, sencillamente, le quitaría importancia.

Avergonzada por lo sucedido, la joven se presentaría después en su despacho para pedir disculpas educadamente, momento en el que esta curiosa historia daría comienzo.


«PERSONAJES»
«17 años の Kazekage の Carrie_B»
«Gaara del Desierto»

«17 años の Ninja の SapphireDragon»
«Ichijō Misao»


の CS の Naruto Shippuden の 1X1 の
phoenix ⚓




Última edición por SapphireDragon el Mar 29 Ago - 17:46, editado 2 veces


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Mar 27 Jun - 19:42


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


Cuando el brazo de arena se cerró en torno al cuerpo de Misao, se escuchó un leve estallido y, donde antes había estado la chica, apareció de pronto una gastada muñeca de trapo. Gaara entrecerró los ojos, aunque su expresión continuó tan invariable como las de las estatuas de piedra de la sala del consejo. La técnica del cambiazo. No era nada que no hubiese visto o hecho antes.

Si ya no está ahí, entonces... Desvió la vista hacia su izquierda, justo en el preciso instante en el que Misao se abalanzaba sobre él con un kunai en la mano. Sus miradas se encontraron durante unos brevísimos segundos, al mismo tiempo que las gradas se llenaban de gritos de ánimo. Las dos eran bastante rápidas, debía admitirlo, pero...

En el transcurso que dura un parpadeo, una gigantesca pared de arena se erigió entre ellos, tan gruesa como el tronco de un árbol.

La arena lo es más.

Aunque... había algo enterrado en la cara interior. Algo que no había estado ahí en un primer momento, y que se mecía pacíficamente a los lados mientras sus extremos comenzaban a chisporrotear.

Boom. La arena del suelo y la del muro salieron disparadas en todas direcciones, mezcladas con el humo y la polvareda provocados por la explosión. Se escucharon chillidos asombrados desde las gradas, y muchos de los presentes se pusieron en pie para tratar de ver mejor. Hayami también se acercó hasta Misao con cautela, llevándose las manos al rostro para evitar que el polvo la cegara.

—¿Crees... que hemos conseguido darle? —susurró, sin dejar de mirar a su alrededor. No había ni rastro de Gaara, y lo único que parecía mover la arena era la brisa que se colaba desde el techo abierto—. No puede haber... desaparecido sin más, ¿verdad?


の Con Misao の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓️




Última edición por Carrie_B el Vie 13 Oct - 15:35, editado 1 vez


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Mar 27 Jun - 20:44


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades



Escuchó el pequeño estallido que finalmente reveló la naturaleza de ese cuerpo que había tratado de inmovilizar el Kazekage. La distracción del clon fue más que suficiente para darle a la joven Ichijo unos segundos de ventaja en las que la mirada analítica y crítica del pelirrojo no estuviera fija en ella y en todos sus movimientos. Segundos de libertad para correr hacia él empuñando el kunai.

Pero su rival era inteligente y no tardó en descubrirla; por ello, mientras su cuerpo se inclinaba hacia delante en un intento de alcanzarle de forma directa y física, sus ojos se encontraron. Incluso habiendo conseguido que cayese en esa sencilla técnica de distracción, su rostro no mostraba expresión alguno, mantenía la calma, la cabeza fría. Era increíble… O eso creía Misao. Tal y como había sucedido anteriormente, una nueva pared de arena los separó a ambos, protegiendo a su usuario.

La ninja de cabellos dorados se apresuró a retroceder cuando sus ojos claros vieron una señal que su compañera le hacía… Había logrado poner algún papel explosivo y no tardaría en activarse. Cuando lo hizo, ella también se apresuró a protegerse los ojos con el brazo.

Fue inevitable una expresión de perplejidad por parte de ambas cuando, al volver a mirar en dirección a la polvareda que se había formado por la pequeña explosión, se percataron que su contrincante se había evaporado… ¿Dónde narices se había metido?

No lo sé… –contestó la joven aferrando aún el kunai de su mano con cierta fuerza, poniéndose en guardia, espalda contra espalda con su amiga–. No, no ha desaparecido… –su instinto le decía que estaba esperando para dar el siguiente golpe. ¿Pero desde dónde? En sus alrededores no estaba… ¿Y arriba? Misao alzó la mirada sobre sus cabezas, sin saber si ahí lo encontraría. Porque de no estar, el subsuelo era la única opción que quedaba.



の Con Gaara の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Mar 27 Jun - 23:37


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


Desde su lado del campo, Kankurō sonrió entre dientes mientras las observaba. Lo habían hecho bien hasta el momento, pero habría sido francamente sorprendente que hubiesen conseguido detectar esa técnica de Gaara a la primera. De hecho, habría resultado casi imposible incluso para él si no fuese por el número de veces que le había visto ejecutarla. Por eso, en lugar de buscarle a él como estaban haciendo las dos ninjas, el marionetista se centró en localizar otra cosa.

Y, en efecto, allí estaba, al cobijo de una de las pequeñas dunas que había formado la explosión anterior. El tercer ojo. Siempre que lo necesitaba, Gaara podía conectar su nervio óptico a un ojo hecho de arena y controlar así todo lo que sucedía a su alrededor, incluso aquello que quedaba fuera de su campo de visión.

Un control absoluto a gran distancia, sin poner para ello en peligro su integridad física. La técnica de espionaje perfecta. Solo necesitaba esperar al momento adecuado, y entonces...

"Ahora", pensó el jōnin, al ver cómo Misao alzaba la vista hacia el cielo. Y, casi de inmediato, cuatro brazos de arena surgieron del suelo de repente, enroscándose alrededor de las piernas de las dos chicas e inmovilizándolas de cintura para abajo. Entonces, la suave brisa que había estado meciendo la arena hasta el momento comenzó a soplar con más fuerza,  formando una silueta humana acuclillada, cuyos rasgos se iban perfilando poco a poco.

Para cuando el viento dejó de soplar, el cuerpo de Gaara volvía a ser tan sólido como el de cualquiera. Su palma aún seguía extendida sobre la suave arena del suelo, la que había utilizado para atrapar a las dos chunnin.


の Con Misao の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Miér 28 Jun - 1:13


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades



Tenía un mal presentimiento. Algo le decía que tan pronto como volvieran la mista hacia cualquier lado, el joven Kazekage atacaría por el punto muerto que ninguna de las dos tenían cubierto con su visión. Y así fue tal y como sucedió. Tan pronto la primogénita del clan Ichijo alzó la mirada hacia el aire que cubría sus cabezas, el sonido de la arena moverse rápida y ágilmente le advirtió de su error.

Para cuando se quisieron dar cuenta, ambas chicas estaban inmovilizadas cada una por dos brazos arenosos, que las aferraban con fuerza. Tratar de causar daño alguno a la arena no serviría de nada, lograrían hacer algún agujero, pero no sería lo suficientemente impactante ni ellas lo suficientemente rápidas como para librarse de ellos así, sin más.

En ello estaba pensando cuando un remolino comenzó a formarse frente a ella. Un remolino de aire y arena que comenzó a tomar forma humana acuclillada y una vasija inconfundible sostenida de su espalda. Era impresionante… Gaara se había fundido con la arena del suelo y había reaparecido sin más frente a ellas. Misao estaba maravillada por sus habilidades y le miraba en aquellos instantes con admiración. Nuevamente, sus miradas se encontraron durante varios segundos, lo que consiguió que la chica se ruborizase inevitablemente mientras se obligaba a centrarse nuevamente en la batalla.

Ahora su mirada estaba posada en la arena que las retenía. Poco a poco estaba ascendiendo, más allá de su cintura. Aún les quedaban las manos libres y escuchó a Hayami ejecutar una serie de sellos que daban lugar a un jutsu de naturaleza Aire. Logró con eso deshacerse de parte de uno de los brazos, pero éste rápidamente se regeneró… Tenían que hacer algo. No podían acabar las cosas así, sin más. Sabían que aquello era justo lo que sucedería al fin y al cabo, pues no eran unas ninjas tan excepcionales como para derrotar a Gaara… Pero pensó que quizás durarían más, que podrían hacerle frente y demostrarle que la nueva generación era digna de proteger la Villa de Sunagakure.

Apretó con fuera los puños y los ojos, a la par que sus labios se convertían en una fina línea, mientras trataba de pensar alguna forma de deshacerse de tanta arena… Al viento y el aire no eran efectivas contra ella. ¿Y el agua? Sí… El agua podría valer, la convertiría en barro, más pesada y quedaría inutilizada. La cuestión era, ¿de dónde iban a sacar ellas una cantidad suficiente para aquello? Estaba tan desesperada pensando en ello que no se dio cuenta como sus deseos se cumplían. La arena antes suelta y liviana, se había humedecido y apelmazado.

El grito de sorpresa de Hayami fue lo que le hizo abrir los ojos preocupada, quedándose paralizada y perpleja ya que unas graciosas columnas de agua, como si de serpientes se trataran, se estaban encargando de la arena que las mantenía presas.



の Con Gaara の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Miér 28 Jun - 20:43


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


Lentamente, Gaara se puso de nuevo en pie. Las gradas aún contenían el aliento, y lo único que se escuchaba en el campo eran los jadeos de ambas kunoichis y el sutil sonido de la arena al trepar por sus cuerpos. Pronto serían totalmente incapaces de mover ni un solo músculo, y entonces el combate habría terminado definitivamente. No había necesidad de prolongarlo durante más tiempo. Hayami parecía realmente aterrada por la situación, confeccionando un sello inútil tras otro. Si se hubiese tratado de arena normal del desierto, un jutsu de viento bien ejecutado habría bastado para mantenerla a raya durante un tiempo. Sin embargo, resultaban ineficaces contra su arena impregnada en chakra, que era capaz de reagruparse en cuestión de milésimas de segundo.  En esas circunstancias era imposible que pudiese pensar con la suficiente claridad como para liberarse de la arena. Y en cuanto a Misao... Sus miradas coincidieron de nuevo durante unos breves instantes.

No está asustada, pensó, deshaciendo el Tercer Ojo con un simple gesto de los dedos índice y anular. Sin embargo, tampoco trataba de escapar. ¿Por qué? ¿Acaso iba a rendirse sin más? La vio apartar de golpe la vista, centrándola de nuevo en la arena, que ya le sobrepasaba la cintura. En pocos segundos le cubriría el pecho y los antebrazos, y ya no habría nada que...

Pero qué... Sus divagaciones se vieron de pronto interrumpidas al ver que, en lugar de seguir ascendiendo, la arena se detenía en seco. ¿Está retrocediendo?

Kankuro también era incapaz de articular palabra. ¿Pero qué demonios estaba ocurriendo? Nadie, absolutamente nadie era capaz de liberarse de la arena de Gaara una vez que ya había apresado a su objetivo. Y, sin embargo, ahora se estaba cayendo a pedazos como si se tratase de barro cocido, desmoronándose bajo la influencia de las tres lenguas de agua que se agitaban frente a ellos como si estuviesen vivas.

¿Chakra del elemento agua? El jonin tragó saliva, totalmente incrédulo. El tipo de naturaleza dominante en Suna era la de tipo viento, y solo aquellos pocos que poseían un Kekkei Genkai, como su padre o como Gaara, eran capaces de unir simultáneamente dos tipos distintos de chakra. ¿Acaso esta chica...?

... —Sin previo aviso, Gaara extendió los brazos hacia delante y, bajo su orden silenciosa, un nuevo e inmenso torrente de arena se levantó del suelo y comenzó a crecer hacia arriba, tomando la forma de una cascada gigante—. El chakra de tipo agua no es muy común aquí —comentó, lo suficientemente alto como para que Misao pudiese escucharle incluso a pesar de la distancia—. Veamos si sabes utilizarlo.

Y, nada más decir aquello, el torrente de arena se precipitó de lleno contra Misao.


の Con Misao の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Miér 28 Jun - 22:54


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades



Incluso cuando la arena había perdido su fuerza y se desmenuzaba liberándolas y devolviéndoles la libertad de moverse, Misao continuaba paralizada en su sitio. Sus ojos se habían abierto desmesuradamente, reflejando de aquella forma la gran sorpresa que estaba experimentando frente a aquel suceso. ¿Qué estaba pasando? ¿De dónde habían salido esas serpientes de agua? ¿Sería cosa de alguien que estaba tratando de ayudarlas? Ni que le hubieran leído el pensamiento… Aquello último hizo que reflexionase y comprendiese en seguida la situación. No… No era posible. ¿Era… cosa suya? ¿Acaso el agua estaba obedeciendo a su voluntad, a su deseo?

Su cuerpo entero tembló momentáneamente mientras se mordía con cierta fuerza el labio inferior. Si hasta ese último instante había logrado mantener medianamente la calma, ahora la había perdido por completo. ¿Cómo era posible que ella fuese la que las controlase? Sus ojos claros continuaban posados en el líquido cristalino, tratando de comprender todo aquello, aún sin creérselo.

Sin embargo, las palabras de Gaara llegaron hasta ella, lo que hizo que alzase la mirada hacia él. Pero no logró verle. Una enorme pared de arena se había alzado frente a ella con intenciones más que claras. Tenía que ser una broma… –aunque lo cierto era que el Kage no parecía ser mucho de bromas…–. Las dudas se evaporaron tan pronto como el pelirrojo sentenció que iba a ponerla a prueba. ¡¿Pero qué quería comprobar?! Si ni ella sabía que poseía esa habilidad… ¿cómo iba a utilizarla para parar aquello?

¡NO! —Gritó en acto reflejo, alzando ambos brazos frente a su rostro, cruzados. Giró el rostro también como queriendo protegerse, preparándose para recibir el azote de la arena cuando se chocase contra ella.

No obstante, los segundos pasaron y nada sucedió. Lentamente, la joven de largos cabellos dorados abrió los ojos que había cerrado como reflejo, para encontrarse con una barrera de agua, como una semiesfera, protegiéndola a Hayami y ella. Tras que la primera impresión de nueva sorpresa pasara, una enorme fatiga comenzó a invadirla. El principio de control sobre el elemento del agua era el mismo que el de la arena de Gaara: el uso del chakra. Hasta el momento nunca había utilizado tal cantidad de chakra en una fracción tan corta de tiempo… tampoco sabía medir cuánto era necesario para movilizarlo, por lo que estaba malgastándolo claramente.

Por esa misma razón, la burbuja de agua no duró más que unos diez segundos. Pero aquel torrente de arena no parecía tener fin y la que no había sido afectada sorteó el barro y se abalanzó definitivamente sobre ella, que estaba cayendo de rodillas al suelo.



の Con Gaara の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Jue 29 Jun - 20:59


«You could be loved again»
II. Muéstrame tus habilidades


—¡NO!

El grito desesperado de Misao retumbó en las paredes de piedra, pero ya era demasiado tarde. La arena se abalanzó sobre ella como un caudal imparable, con la suficiente fuerza como para sepultarla.

—¡Cuidado!

—¡La va a matar!

Kankurō frunció el ceño, con la vista clavada en su hermano. Parecía demasiado tranquilo, como si ya supiese el desenlace que iba a tener todo aquello. Gaara... ¿qué te traes entre manos?

—¡Mirad! —chilló un chico desde las gradas, señalando un punto concreto del campo.

Algo había contenido la arena. Una especie de esfera brillante y transparente que se alzaba unos pocos metros del suelo, justo delante de las dos jóvenes. La arena que estaba en contacto con él había comenzado a oscurecerse de nuevo y a deshacerse en una masa pesada y grumosa. Así que es verdad...

—¡Qué pasada, Misao! ¡Un escudo de agua!

—¡¡¡Ánimo, Misao!!!

Entonces, sin previo aviso, la burbuja explotó y el torrente de arena se liberó de nuevo igual que un furioso alud, yendo directamente contra ellas. Hayami saltó hacia delante, cogiendo a Misao en el aire, pero sabía que no iba a ser lo suficientemente rápida como para conseguir escapar. La arena estaba prácticamente encima de ellas, se las iba a tragar por completo y morirían asfixiadas. Cerró los ojos con fuerza, al borde del llanto. Estaba a punto de suceder, iba a ocurrir ya, en ese mismo...

Sin embargo, pasaron los segundos y seguía sin notar el embiste de la arena. ¿Habría podido Misao levantar otra barrera de agua? Hayami abrió muy lentamente los ojos, pero su amiga seguía inmóvil entre sus brazos. Era imposible que ella las hubiese salvado, como había sucedido antes. Entonces, ¿cómo...?

Se ha acabado.

La voz grave y seria de Gaara la sobresaltó, y cuando alzó la cabeza no vio ningún torrente de arena asesino. Solo estaba él, y la miraba tan fijamente que se le secó la boca. Su mirada se detuvo después en Misao, que estaba pálida y parecía haberse desmayado. Lo vio agacharse junto a ella y tocar un punto concreto de su estómago con el dedo índice y el anular, pero no fue capaz de moverse ni de decir ni una sola palabra.

Está bien, pero ha agotado casi todo su chakra. Debería verla un ninja médico —dijo, antes de ponerse de nuevo en pie.

—S-si, maestro Gaara.

Gaara ladeó la cabeza en dirección a Kankurō, que asintió sin decir nada y se aproximó hasta ellos, tomando a Misao de los brazos de su amiga.

—Yo me encargo. Tú tienes que quedarte aquí. El entrenamiento no ha terminado. No te preocupes —añadió, guiñándole un ojo antes de desaparecer junto con las dos chicas.

Un poco más allá, la arena empapada todavía permanecía inservible sobre la capa de arena seca. Gaara la observó largamente antes de volverse hacia las gradas, que esperaban sus indicaciones conteniendo el aliento. Aquella sí que había sido una pelea digna de verse, y la mayoría de los alumnos parecían entusiasmados por haber podido presenciarla, ahora que sabían que su compañera estaba bien.

Misao Ichijō, pensó, antes de centrarse en el siguiente grupo, qué interesante...


の Con Misao の Academia Ninja ~ Sunagakure の Por el mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Vie 30 Jun - 12:29


«You could be loved again»
III. El secreto de las habilidades ocultas


La joven Ichijō, con los largos cabellos dorados revueltos, el rostro perlado de sudor y algo sucio de polvo y arena por el enfrentamiento contra el Kazekage, fue atendida de inmediato en la enfermería de la Academia. No tenía apenas heridas, quizás algunos unos arañazos pues la pelea no había llegado a un extremo tan peligroso; pero lo que más se había visto afectado había sido su chakra. Era un milagro que aún quedase algo en su cuerpo, por lo que la principal misión el ninja médico que la atendió, antes de trasladarla al Hospital de Suna para su reposo, fue restaurarlo. También se ocupó de su amiga Hayami, que aún parecía estar procesando todo lo que había sucedido en el campo de entrenamiento.

El hermano mayor de Gaara, Kankurō, mandó a la muchacha de vuelta con el resto de su clase, mientras que él acompañó a Misao al Hospital, asegurándose que el traslado iba bien. También se encargó de relatar nuevamente lo sucedido a los ninjas que cuidarían de ella. Le informaron que lo más probable era que despertase dos días más tarde por la mañana, habiendo recobrado gran parte de su fuerza. Sin embargo, la mantendrían en observación hasta la tarde-noche, para asegurarse de que la recuperación era adecuada. Por último, antes de regresar a los entrenamientos con sus hermanos, el marionetista mandó un mensajero a la residencia de los Ichijō, para informarles.

Tal y como habían previsto, Misao no despertó hasta pasado el mediodía del día siguiente. El descanso reparador había durado más de 24 horas. Se sintió verdaderamente confusa y desorientada en un principio. Aquello no era su habitación, no eran sus cosas. ¿Qué había sucedido? Sintió un ligero agobio en lo que hacía memoria, y soltó un largo suspiro, mientras se miraba las manos temblorosas. Lo último que recordaba era el enfrentamiento contra el maestro Kazekage… Una enorme pared de arena alzándose antes de que se abalanzase a velocidad vertiginosa contra ella… Recordaba haber estado pensando en que el agua sería lo que lograría parar la arena cuando ésta las tenía prisioneras y que a los pocos segundos, tres columnas de agua serpenteaban a su lado para ayudarla… También el agua le había protegido del último ataque…

No… No puede ser… No puedo controlar el agua.

Se negaba a ver la realidad de primeras. ¿Cómo habiendo entrenado durante tanto tiempo… No lo hubiera averiguado antes? ¿Cómo era posible? Además, el chakra de naturaleza agua en Sunagakure era una rareza excepcional. ¿Cómo ella, una ninja de lo más normal, iba a poseer la habilidad de controlar el agua?

Comenzó a dolerle la cabeza de tanto pensar en ello, cuando una ninja médico apareció para hacerle un chequeo. Recibió la visita de sus padres en cuanto ésta abandonó la habitación y después de casi ahogarse en el abrazo de oso que ambos le dieron, el cabeza de familia habló.

Tuvimos ayer una reunión con el Kage… Al terminar, me pidió que me quedase para hablar. Preguntó por tu estado… Y desea que vayas a verle en cuanto te den el alta, Misao

La joven asintió despacio a las palabras de su padre, con la mirada gacha, acariciando su larga melena suelta. Antes de volver a quedarse sola tras la visita de sus padres, la mujer con rostro dulce pero preocupado sacó unas tarteras con algo de comida casera, argumentando que seguramente se estaría muriendo de hambre y que la comida del hospital no era la mejor del mundo.

Era ya media tarde cuando le dieron el alta médica y le llevaron la ropa para que se cambiase. La comida de su madre había aplacado indudablemente el hambre que había sentido en cuanto volvió a quedarse sola y había conseguido que la debilidad que había sentido en su cuerpo también desapareciese.

Con un suspiro y ya preparada, Misao agradeció los cuidados a la ninja que la había atendido esos días y puso rumbo directo al edificio del Kazekage, a cumplir la petición que éste le había trasmitido a través de su padre.

Una vez frente a la puerta cerrada de su despacho, permaneció paralizada unos segundos. Estaba nerviosa… más que la vez que comprendió el error que había cometido al interrumpir la reunión del Consejo. Tragó saliva despacio y, como siempre hacía cuando los nervios se adueñaban de ella, tocó la pulsera de su muñeca izquierda, con cariño, justo antes de tocar con los nudillos, esperando al permiso para pasar.



の Con Gaara の Hospital/Edificio del Kazekage ~ Sunagakure の Por la tarde の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Vie 30 Jun - 18:06


«You could be loved again»
III. El secreto de las habilidades ocultas


La montaña de papeleo parecía no mermar nunca, a pesar de que el reloj indicaba que ya habían pasado por lo menos cinco horas desde que se habían sentado frente al escritorio. Misiones que aprobar y distribuir, peticiones de otras aldeas próximas que dependían directamente de Suna, acuerdos diplomáticos con el señor feudal del País del Viento, comunicados de la Villa de la Hoja informando de las últimas novedades...

En realidad, Gaara tenía la sensación de que pasaba más tiempo encerrado en ese despacho que haciendo cualquier otra cosa, y en esos momentos de tedio total no podía evitar imaginarse a Naruto en su misma situación, rodeado de libros y pergaminos y ancianos del Consejo que no cesaban de pedir favores personales. Imposible, pensó para sí, sonriendo quedamente antes de continuar con la lectura. El asentamiento del clan Sakyuu, un pequeño oasis fronterizo alimentado por un manantial subterráneo proveniente del País del Río, se había visto gravemente afectado por la construcción de una presa que había cortado de lleno el suministro de agua del manantial.

Gaara suspiró. El País del Río no era uno de los más colaborativos en ese aspecto, y el hecho de que el manantial tuviese su origen en fuera de los límites del País del Viento complicaba bastante más las cosas. Sin derechos tácitos sobre la fuente de agua, la única oportunidad que le quedaba a Suna era remitir un comunicado solicitando su favor para reabrir la presa. Y Gaara tenía muy claro lo que el Consejo iba a pensar al respecto.

Toc, toc, toc.

Adelante —murmuró, anotando un par de cosas sobre el informe antes de devolverlo a la pila de "temas revisables".

Temari siempre solía acudir a su despacho a última hora de la tarde, cuando el sol ya se había vuelto casi rojo y comenzaba a ocultarse entre las formas irregulares del horizonte. A veces era para llevarle más papeles, otras para hablar sobre la Academia y otras tantas solo porque, al parecer, Gaara era un oyente mucho más paciente que Kankurō.

Sin embargo, cuando levantó la vista hacia la puerta no encontró a su hermana, si no a Misao Ichijō. Al parecer, ya había recibido el alta médica y presentaba mucho mejor aspecto que la última vez que se habían visto. Se preguntó si tal vez debería hacerle algún comentario al respecto, aunque no se le ocurrió nada que le pareciese adecuado para ese momento. Temari y Kankurō se empeñaban en decir que había mejorado mucho sus dotes comunicativas desde que era Kazekage, pero en el fondo Gaara seguía sintiéndose un poco absurdo en aquellas situaciones. Así que, en lugar de decir algo de lo que ni siquiera estaba seguro, se limitó a indicarle que podía pasar y tomar asiento.

Cuando la joven se hubo sentado frente a él, Gaara abrió uno de los cajones del viejo escritorio y extrajo un pequeño rectángulo de papel. Después, lo dejó sobre la superficie de la mesa y lo empujó levemente hasta dejarlo frente a Misao.

Quiero que sostengas este trozo de papel entre los dedos y concentres tu chakra sobre él —le explicó, al ver su cara de desconcierto—. Con una mínima cantidad será suficiente.

Si lo que Kakashi Hatake le había escrito era cierto, aquello aclararía todas las dudas.



の Con Misao の Edificio del Kazekage ~ Sunagakure の Por la tarde の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Vie 30 Jun - 20:24


«You could be loved again»
III. El secreto de las habilidades ocultas


El tiempo de espera en el pasillo frente a la doble puerta de madera fue de apenas unos segundos tras que la tocara tres veces con los nudillos. Sin embargo, fue tiempo más que suficiente para que todo lo que las neuronas de Misao no habían trabajado y pensado en ese día y medio de sueño reparador, lo hicieran. ¿Qué desearía decirle? ¿Se habría decepcionado de que se desmayase tan repentinamente? El combate no había sido tampoco demasiado largo: Cinco minutos, quizás un poco más… Estaba avergonzada sin motivo alguno, creyendo que tenía alguno para ello, creyendo que el hecho de haber agotado su chakra tan rápidamente era uno. Cerró los ojos apenas medio segundo, sin dejar de acariciar su pulsera, cuando finalmente escuchó la voz del Kage al otro lado de la puerta. Tragó saliva y abrió la puerta lentamente, cruzando el umbral de ésta y cerrándola despacio y silenciosamente tras de sí.

Dio dos pasos hasta quedar en el centro del despacho, sin atreverse a caminar hasta el escritorio y las sillas que frente a él había. No sin su permiso. Ante todo, quería seguir siendo educada. Sus miradas se encontraron por primera vez en casi tres días… Se le hacía tan raro estar viendo a la figura más importante de la Villa en plazos de tiempo tan cortos últimamente. Más importante y a la que más admiraba también (aparte de a su padre).

Cuando finalmente el pelirrojo alzó la mirada de todo el papeleo entre el que parecía estar pasando la tarde, se encontró con la de ella, algo vergonzosa, aunque tratase de ocultarlo. Permaneció completamente callada, sin saber muy bien si debía decir algo o simplemente esperar a que él le informase de la razón por la que le había hecho llamar. Fue entonces cuando captó el educado gesto con el que le pedía que tomase asiento, cosa que hizo casi de inmediato.

Frunció ligeramente el entrecejo al ver que echaba mano a uno de los cajones y no pudo evitar que una ligera expresión de sorpresa se reflejase en su rostro al ver que le acercaba un papel rectangular. Alzó la mirada de éste a Gaara y asintió, justo antes de tomarlo entre los dedos de su mano izquierda. Se concentró en el papel, y en comunicarle una pequeña porción de su chakra.

El resultado de aquello fue inmediato. El papel se empapó… pero no solo eso. También se partió en dos mitades perfectas. Parpadeó perpleja, sin comprender que era lo que acababa de suceder.

Y-Yo… No entiendo. ¿Por qué… Por qué le ha sucedido esto al papel? —preguntó algo confusa casi en un susurro, aún contemplando lo sucedido.



の Con Gaara の Hospital/Edificio del Kazekage ~ Sunagakure の Por la tarde の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Vie 30 Jun - 23:34


«You could be loved again»
III. El secreto de las habilidades ocultas


Tras unos pocos segundos entre sus dedos, el papel se rasgó en dos mitades exactas que, poco después, se curvaron hacia los lados al quedar completamente empapados.

Así que tiene los dos...

—Y-Yo… —la escuchó tartamudear, con los ojos abiertos como platos—. No entiendo. ¿Por qué… Por qué le ha sucedido esto al papel?

Se llama papel de chakra. —Aunque llevó de nuevo la mano al cajón del escritorio, sus ojos claros no se apartaron ni un segundo de los dos trozos de papel que aún permanecían pegados a los dedos de Misao—. Está fabricado a partir de árboles de chakra que solo crecen en el País del Fuego, y es capaz de detectar la naturaleza del chakra de una persona.

Cuando terminó de hablar, había otra pequeña cuartilla entre sus dedos, igual a que le había entregado a Misao segundos antes. Y, de pronto, el papel se rasgó por la mitad como por arte de magia y, antes de poder llegar a separarse en dos mitades, se desintegró en un fino polvo de color ceniza. Gaara lo observó caer sobre la superficie de la mesa, meditabundo, antes de continuar.

Hay cinco naturalezas básicas de chakra, y el papel de chakra reacciona de una forma diferente para cada una de ellas —le explicó, cruzando los brazos sobre el pecho y ladeando la silla—. Lo más habitual es que cada ninja posea una única naturaleza básica, aunque con un entrenamiento adecuado se pueden llegar a dominar más de dos naturalezas. Pero que un ninja sin un entrenamiento previo posea habilidades para dominar dos naturalezas distintas no es tan habitual.

Por lo que le había contado Akira el día anterior, nadie en el clan Ichijō había poseído nunca un Kekkei Genkai. De hecho, le había asegurado que desconocía por completo que Misao tuviese otra naturaleza distinta a la de viento, puesto que hasta el momento todos sus jutsus estaban vinculados únicamente al viento. No había entrenado para dominarla, y a pesar de todo... Desvió la vista unos instantes hacia la ventana en forma circular. La arena del aire había apagado el tono anaranjado del sol, ciñendo sobre Suna una especie de extraña neblina dorada.

El elemento viento y el elemento agua son naturalezas esenciales, pero combinadas pueden generar un tipo de naturaleza avanzada conocida como el elemento hielo. Aunque es algo muy complejo de obtener —especificó, ladeando la cabeza para mirarla de nuevo, sin vacilar—. Normalmente, la mayoría de los Kekkei Genkai se consideran habilidades genéticas heredadas. Pero alguien que domina naturalmente dos tipos de chakra esencial también podría ser capaz de convertirse en usuario de un Genkai sin necesidad de habilidades de sangre.



の Con Misao の Edificio del Kazekage ~ Sunagakure の Por la tarde の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Mar 4 Jul - 8:55


«You could be loved again»
III. El secreto de las habilidades ocultas


La primogénita de los Ichijō continuaba sosteniendo los dos pequeños fragmentos de papel, que prácticamente se estaban deshaciendo entre sus dedos al estar completamente empapados. Sus ojos claros, fijados aún en él, temblaban ligeramente observándolo con fijeza, en lo que esperaba que el chico al otro lado del escritorio contestase a su confusa y tímida pregunta.

Finalmente, la grave pero tranquila e inmutable voz de Gaara contestó. De esa forma, alzó la mirada hacia el rostro ajeno, pero no se encontró con la de él.

¿Papel de chakra? Repitió mentalmente, frunciendo ligera e inevitablemente el entrecejo. ¿En el País del Fuego? Allí era donde se ubicaba la Villa Oculta de la Hoja, Konoha… Si mal no recordaba. No sabía que ellos hacían crecer ese tipo de árboles para esas cosas, pero había que admitir que podrían resultar muy útiles para ayudar a algunos ninjas a averiguar la naturaleza del chakra… O sencillamente confirmar una sospecha, como el propio Gaara había hecho con el de Misao.

Un sonidito de sorpresa escapó de los labios de la muchacha al ver lo que le sucedía al pedazo de papel que el Kage sostenía. Sucedía lo mismo que en el suyo: se había rasgado por la mitad. Sin embargo, seguidamente, el papel comenzó a deshacerse en una especie de polvo que se acumuló sobre la superficie del escritorio. Misao parpadeó un par de veces seguidas en lo que el Kage retomaba su explicación.

Tragó saliva y asintió despacio. Recordaba bien las lecciones acerca del chakra y las naturalezas básicas que existían: Agua, Tierra, Rayo, Viento y Fuego. La predominante en los ninjas de Suna era la de Viento… Y conocía amigos de sus padres, incluso su propio padre, que habían logrado dominar una naturaleza más aparte de la innata.

Entonces, el silencio entre ambos se hizo. El joven Kazekage miraba por la ventana, claramente pensativo. Misao no tenía muy claro qué decir, aun trataba de asimilar que poseía la rara habilidad de manipular dos naturalezas esenciales de chakra sin esfuerzo alguno… Aunque no tuviera la más mínima idea acerca de la segunda: el agua. Trató de recordar el nombre de ese fenómeno en el que podían combinarse ambas naturalezas…

¡Eso! Kekkei Genkai, exclamó mentalmente cuando Gaara lo mencionó. Pero lo dejó de lado, entrecerrando ligeramente los ojos y volviendo a desviar la mirada hacia su pape. Elemento hielo. Parecía una ironía, la verdad… En un sitio tan caluroso como Suna, en pleno desierto, que alguien tenga la capacidad de manejar el agua, un elemento escaso y llegar a convertirlo en hielo…

Se mordió nuevamente el labio inferior, con cierta fuerza. ¿Ella… Podría llegar a ser capaz de controlar el elemento hielo? Pero el propio Kage le estaba diciendo que era algo bastante complejo, ¿cómo ella, una ninja que no tenía nada de especial, iba a conseguir semejante logro? Necesitaría ayuda, un maestro que comprendiese los secretos de esas habilidades, que las poseyese también…

Necesitó varios segundos para caer en la cuenta del significado oculto en sus palabras, aunque no es que estuviese muy segura, había sido tan sutil... Pero, a fin de cuentas, Gaara también era usuario de Kekkei Genkai, del elemento imán. ¿Acaso…?

Maestro… ¿M-Me… Me entrenaríais para llegar a… dominarlas? —preguntó sintiéndose algo tonta, esperándose no haber metido la pata. Quizás quisiera asignarla a alguien con menos obligaciones que él, un adulto de su confianza y ella solo acababa de hacer el completo ridículo al preguntarle aquello. Sintió el violento sonrojo que acudió a sus mejillas y orejas, ocultas parcialmente por su cabello rubio, mientras trataba de ser educada y le devolvía la mirada.



の Con Gaara の Edificio del Kazekage ~ Sunagakure の Por la tarde の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Jue 20 Jul - 22:06


«You could be loved again»
III. El secreto de las habilidades ocultas


Misao volvió a mirar su papel empapado, mordiéndose los labios, como si tratase a toda costa de asimilar lo que Gaara acababa de explicarle. Obviamente, no podía obligarla a hacer nada que ella no quisiese, pero su misión como Kazekage pasaba por asegurarse de proteger a todos los ninjas de la Villa de la Arena. Y un usuario de una técnica barrera de sangre sin posibilidad de defensa era, lo mirase por donde lo mirase, un peligro tanto para la villa como para la propia Misao.

Porque, desgraciadamente, que un Kekkei Genkai no pudiese ser copiado ni aprendido sin poseer la genética necesaria para su control no significaba que no hubiese otras formas de obtenerlo por la fuerza. Y si eso sucedía...

—Maestro… —lo llamó entonces Misao, sacándolo de sus pensamientos—. ¿M-Me… Me entrenaríais para llegar a… dominarlas?

Gaara se permitió reflexionar durante unos breves instantes. Lo más adecuado sería que alguien con sus mismas habilidades diseñase y supervisase su entrenamiento puesto que, aunque él también poseía una barrera de sangre, su caso seguramente no era el ejemplo más ilustrativo. Cierto es que había mejorado y desarrollado nuevas técnicas durante todos esos años, pero el dominio sobre la arena había sido algo innato desde su nacimiento. Y el control sobre su arena especial... Es como tratar de explicarle a alguien cómo hacer que su corazón lata.

Lamentablemente, los pocos clanes del País del Viento que poseían técnicas genéticas se encontraban a miles de kilómetros de Suna, y enviar allí a Misao, aunque fuese mediante una escolta, no era una buena solución. Sobre todo cuando ni siquiera sabía si dichos clanes estarían dispuestos a colaborar con ella, o si por el contrario lo interpretarían como que la Villa de la Arena estaba tratando de hacerse con sus secretos ancestrales.

No, no había más opciones.

Puedo entrenarte para ayudarte a dominar ambas naturalezas —asintió. No le gustaba engañar a la gente. No se llegaba a ninguna parte—, pero no puedo enseñarte a crear técnicas que no soy capaz de ejecutar ni controlar. Debes ser tú quién encuentre la forma más adecuada de hacerlo. Si estás de acuerdo con eso... entonces comenzaremos dentro de un mes.

Sabía que demorar tanto el inicio era arriesgado —a diferencia de la Villa de la Hoja, Suna no podía permitirse retener chunnin en simples misiones de rango D solo para evitar ponerlos en peligro—, pero intentar dominar el elemento hielo en los campos de entrenamiento de un desierto era, cuanto menos, impensable. Ni siquiera él mismo era capaz de crear arena de la nada sin partir de rocas o minerales ya existentes, y aunque aún no tenía muy claro cómo se las había arreglado Misao para invocar esas serpientes de agua, la cantidad de chakra que había tenido que utilizar no era sostenible. Necesitaba encontrar el lugar idóneo, y para eso también necesitaba encontrar tiempo.

Un tiempo que, desde que era Kazekage, brillaba por su ausencia.



の Con Misao の Edificio del Kazekage ~ Sunagakure の Por la tarde の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Sáb 29 Jul - 21:03


«You could be loved again»
III. El secreto de las habilidades ocultas


Después de varios minutos, aún con el papel aquel que había demostrado la doble naturaleza que poseía su chakra, Misao lo dobló cuidadosamente y lo dejó sobre la palma de una de sus manos. Aún seguía preguntándose cómo, después de todos aquellos años, no podía haber sabido aquello. La naturaleza viento era la común en Suna, y hasta el momento era también la que había manifestado. Cierto era que nunca antes se había visto tan apurada como en ese enfrentamiento contra el joven pelirrojo. Había ido en misiones, habían tenido enfrentamientos con otras Villas... Pero nada como aquello, aunque bien sabía que Gaara no había tenido pretensión alguna de matarla.

Formular aquella pregunta dio paso a unos segundos de absoluto silencio, en el que tan solo se escuchaba el susurro del viento en el exterior, levantando en pequeños y característicos remolinos la arena que corría por las calles y flotaba en el aire. Misao trataba de mantener la cabeza antes, la mirada en el rostro del Kage. Aunque no tenía muy claro si aquello lo vería como una acción altanera o como un gesto de respeto. Ella lo hacía por el segundo motivo; cierto era que se sentía nerviosa, que sus mejillas continuaban completamente encendidas y que probablemente, si hubiera estado frente a alguno de los amigos de su padre, sus grandes ojos grises hubiesen alternado la mirada entre el suelo (o cualquier otra ubicación) y el rostro ajeno. Trataba de no ser maleducada... Pero en ciertas ocasiones y con ciertas personas no podía evitarlo. Sin embargo, se estaba esforzando por comportarse con el mayor respeto frente a la persona que más la había estado inspirando a esforzarse por ser mejor persona y ninja, por mejorar en el día a día.

Tragó saliva una última vez, mientras compartían esa larga mirada, hasta que el joven Kazekage volvió a hablar. Cualquiera diría que había estado conteniendo la respiración, pues soltó una discreta bocanada de aire cuando finalmente se confirmó que no se había equivocado en lo que había intuido respecto a sus palabras. Continuó completamente callada, asintiendo despacio, comprendiendo lo que Gaara le decía. Sabía acerca de los Kekkei Genkai gracias a las lecciones de la Academia y algunas cosas que su padre le había contado también. Los usuarios eran realmente habilidosos, y poseían unas capacidades que mucha gente podía no haber imaginado. Se mordió graciosamente el interior de una de sus mejillas. Misao bien sabía que nadie podía enseñar algo que no se comprende o no se controla...

Sus ojos se abrieron un poco más al escuchar. Comenzaremos dentro de un mes. ¿Un mes? Un plazo considerablemente razonable, teniendo en cuenta todas las obligaciones que debía de tener... Y ahora sumaba esa. Se sentía algo culpable por robarle el tiempo a l figura más importante de toda la Villa Oculta de la Arena.

Y-Yo... —comenzó a decir, bajando finalmente la mirada a su propio regazo. Sus mejillas nuevamente se habían encendido con un gracioso rubor. Era afortunada. Era muy afortunada. Y no sabía cómo iba a poder agradecerle al joven lo que iba a hacer por ella—. Mu-Muchísimas gracias, maestro. Muchísimas gracias por todo, de verdad... —le agradeció esbozando una sincera sonrisa en la comisura de sus labios. Estaré preparada para dentro de un mes.

La joven Ichijo tenía intención de investigar más acerca de las técnicas barrera de sangre de las que se había escrito. Quería ser conocedora de esa nueva parte de ella...



の Con Gaara の Edificio del Kazekage ~ Sunagakure の Por la tarde の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Miér 23 Ago - 14:37


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


Le había costado bastante dar con un lugar apropiado para el entrenamiento que tenía en mente. El País del Viento contaba con escasas corrientes de agua natural, generalmente controladas por los Clanes del desierto, y casi todas ellas se encontraban a varios días de camino de Suna. Casi todas, exceptuando la que colindaba con la frontera del País del Río. Solo está a medio día de camino de aquí, y mataríamos dos pájaros de un tiro. De hecho, era eso mismo lo que había vendido al Consejo cuando había solicitado permiso para ausentarse de la Villa: el Clan Sakyuu había demandado ayuda, y según el pacto establecido con los Siete Clanes del Desierto, Suna debía responder. Aquella parecía la única alternativa viable para no entrar en conflicto inmediato con los intereses del País del Río, así que incluso los más reacios —que insistían en remarcar que aquello era un asunto del cuerpo diplomático— tuvieron que acabar aceptando su propuesta. Perder a uno de los principales clanes guardianes de una de las fronteras más importantes del país no era algo que Suna pudiese permitirse en aquellos momentos.

Al final, habían partido de madrugada a condición de que los acompañase un mínimo destacamento de seguridad. El jefe del Clan Sakyuu, Tora, los había recibido junto a sus dos hijos mayores y después les había mostrado el oasis de Kyuu: efectivamente, el agua había mermado hasta cuatro palmos, y las rocas sumergidas al fondo asomaban sus cabezas grises como enormes gigantes calvos.

—Puede que dure hasta final de año si tenemos la suerte de que alguna tormenta fortuita descargue unos cuantos litros, pero la mayoría se habrá evaporado en unos pocos meses. Procuramos guardar tanta como podemos —había añadido, señalando un montón de tinajas de barro que guardaban dentro de una de las tiendas—, pero a este paso esos malnacidos nos van a matar de sed.

Gaara sabía por propia experiencia que negociaciones como aquella podrían llevar hasta un año completo, así que más valía que las cosas sucediesen como esperaba. Por el bien de los Sakyuu y por el bien de Suna.

Empezaremos aquí —decretó, después de examinar cuidadosamente el oasis. Tora y los suyos habían esparcido su campamento en la orilla más septentrional, de modo que Gaara y Misao habían ido a la opuesta. Solo por si acaso—. Métete en el agua.

En primera instancia, estar rodeada del elemento que debía controlar parecía lo más sensato. Le aportaría más facilidad a la hora de comprender cómo debía manejarlo, y además esa orilla colindaba directamente con el desierto, con apenas un par de palmeras de por medio. En caso de que las cosas se descontrolasen, Gaara contaba con el suficiente espacio de maniobra como para que no hubiese nada que lamentar.


の Con Misao の Oasis ~ Sunagakure の Mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Miér 23 Ago - 19:19


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


La noticia de que la primogénita de los Ichijō era una usuaria de un Kekkei Genkai corrió como la arena lo hacía de forma diaria por Suna. Era inevitable, pues a fin de cuentas, había habido muchos testigos durante la peleaba entre el Kazekage y ella. En más de una ocasión, la gente que acudía al restaurante mientras ella ejercía como camarera, le paraba únicamente para preguntarle. La única duda que tenían todos es como, después de dieciséis años, aquella habilidad no había sido descubierta. Todos estaban desconcertados, pero ninguno lo iba a estar tanto como la propia Misao y sus padres.

El mes de tiempo que habían acordado antes de comenzar con los entrenamientos había transcurrido demasiado deprisa, pero también demasiado despacio. Lo primero porque sentía que no había investigado suficiente acerca de sus nuevas habilidades, siempre encontraba algo nuevo entre los libros de la biblioteca e incluso le pidió a uno de los poquísimos individuos en la Aldea que poseía también una técnica barrera de sangre si podía hablarle acerca de ella (¿de qué trataba? ¿Si en su caso, había sido algo heredado o un caso extraño como el suyo? ¿Cuándo se manifestó por primera vez?). Y lo segundo porque se moría de ganas por comenzar ese entrenamiento con el Kage, de aprender de él lo que pudiera e intentar no defraudarle.

Finalmente el día señalado llegó. La noche anterior tuvo que ponerse más de un despertador, porque supo que por partes de los nervios y la emoción, no sería capaz de pegar ojo hasta tarde y si encima tenía que madrugar… Probablemente el primero no lo escuchase y se le pegasen las sábanas… El segundo y tercero garantizarían que se despertaría sí o sí. Se negaba en redondo a llegar tarde. Tras unirse al grupo de ninjas que conformaban el equipo de seguridad del Kazekage, partieron hacia su destino.

Realmente aquello era una misión diplomática, según le había explicado su padre la noche anterior. Parecía que uno de los Clanes del Desierto estaba quedándose sin agua y habían entrado en conflicto con el País del Río. Como Kazekage, Gaara debía intervenir para lograr un acuerdo que contentase a todos. Se preguntaba cuál sería el plan.

Rozando el mediodía, el grupo llegó al pequeño oasis que era su destino. Misao se quedó algo rezagada, a un lado, no queriendo entrometerse en la charla que estaban manteniendo el jefe del Clan y el joven Kage. De hecho, no se acercó hasta que escuchó que la llamaba. Juntos se encaminaron entonces al lado contrario de donde todos habían montado el campamento.

Después de un mes sin verse, la joven ninja se sentía algo nerviosa de volver a estar en presencia del pelirrojo. Miró el agua. Nunca había estado ahí antes, pero se podía ver en la erosión de las rocas el nivel que había antes y la verdad, era preocupante lo mucho que había disminuido.

Fue entonces cuando su orden la sacó de sus cavilaciones. Asintió y no dudó en poner un pie en el agua. Tenía sentido que su primera lección fuese rodeada de ella… Al fin y al cabo, era el nuevo elemento que debía aprender a dominar. Acarició suavemente la superficie de ésta, sonriendo levemente mientras caminaba un poco más adentro, hasta que le llegó por las rodillas. Se giró entonces hacia Gaara.

Estoy lista, maestro –aseguró con convicción. Se iba a esforzar al máximo.


の Con Gaara の Oasis ~ Sunagakure の Mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Lun 4 Sep - 23:35


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


—Estoy lista, maestro —le aseguró la muchacha, una vez hubo obedecido su orden.

Gaara asintió. Había reflexionado largamente sobre la clase de ejercicios que podrían ayudar a Misao a mejorar el control sobre su propio chakra y, aunque en verdad él no había tenido precedentes —Baki había sido su único maestro, si es que se le podía llamar así, porque el jonin solo cumplía una misión de infiltración y nunca había llegado a entrenar con ellos realmente—, al final había conseguido reunir algunas ideas interesantes como punto de partida.

El control de cualquiera de los elementos, incluidos los de categoría avanzada, está intrínsecamente relacionado con el control del chakra. Sin él, el viento es viento, el agua es agua y el fuego es fuego. Es importante que entiendas la diferencia. —A un leve movimiento de su dedo, un cúmulo de arena ascendió mansamente en el aire hasta colocarse flotando a unos centímetros de su palma abierta—. Cada naturaleza de chakra acepta mejor los jutsus y los elementos directamente asociados a ella, puesto que comparten muchas similitudes. Probablemente, tu chakra del elemento agua sea mucho más fluido y pesado que el de viento, y precisamente por eso debería resultar relativamente sencillo mezclarlo con el agua del oasis.

Su mirada clara recorrió la superficie calmada del oasis con gesto crítico. Por el momento, sería suficiente con la cantidad que le cupiese en la palma de la mano, tal y como había hecho él, así que le indicó que hiciese lo mismo. Al ver su gesto confuso, reflexionó durante unos instantes más.

Akira tiene un restaurante, ¿no es así? —inquirió, buscando un símil que Misao pudiese comprender del todo. Le parecía un poco tonto, pero Kankuro siempre decía que aquello le funcionaba muy bien durante las clases en la Academia—. Para preparar la sopa, el caldo dashi debe estar completamente integrado con la salsa de soja. No debe percibirse dónde comienza uno y dónde acaba el otro. Tu chakra y el agua deben estar exactamente igual que esa sopa. Una vez hayas alcanzado ese punto, controlar esa cantidad de agua será tan sencillo como manejar tu propio chakra.


の Con Misao の Oasis ~ Sunagakure の Mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Miér 6 Sep - 21:34


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


Misao miró sus manos momentáneamente, justo antes de que el pelirrojo comenzase a hablar de forma pausada y profunda. Escuchó atenta, como buena alumna que siempre había sido. Asintió en silencio a lo primero, mientras sus grandes ojos azules volvían a quedarse maravillados por la facilidad con la que Gaara movía la arena, que flotó hasta su mano. ¿Llegaría ella a tener tanta facilidad con el agua? Sin embargo, cuando continuó se sintió algo confusa, ladeando la cabeza y tratando de comprender aquello último frunciendo ligeramente el ceño. Bajó la mirada a la superficie cristalina que la rodeaba. Mezclar el chakra… ¿Cómo narices iba a hacer eso? Sabía concentrarlos en determinados puntos del cuerpo, sabía acumularlo para conseguir que sus jutsus fuesen más poderosos, había traspasado chakra a un objeto inanimado como era un kunai o un shuriken, durante las prácticas que había hecho ese mes. Pero aquello era diferente, pues a fin de cuentas, el agua no era un sólido, sino un líquido dinámico, que no dejaba de moverse. Hizo caso a su gesto, tomando un poco de agua de la superficie entre sus manos, notando como algo de ésta escapaba entre sus dedos y caía de vuelta a su origen.

Parpadeó entonces perpleja al escucharle. No es que fuese raro que supiese aquello la verdad. Pero le sorprendió, sin duda alguna, que conociese uno de sus platos más famosos y solicitados… No recordaba haberle visto allí alguna vez. Aunque también era un plato que se preparaba en todas las casas sin dificultad. Con esa comparativa, Misao sonrió sin poderlo evitar, de forma radiante. Proyectar su chakra al agua en la justa medida, sin pasarse porque sería un desperdicio, y luego mezclarlo hasta el punto en el que se hiciera uno. Lo había entendido perfectamente con ese ejemplo.

¡Entendido! —expresó en una animada exclamación, antes de que su mirada se fijase sobre la poca cantidad de agua que aún almacenaba en sus manos.

Un buen rato fue el que transcurrió desde la explicación hasta que logró el primer avance, pero no uno acertado. Al comunicarle demasiado chakra, el agua sufría un pequeño estallido y se dispersaba en muchas gotas… Vale, entonces sabía que eso era demasiado, ya sabía cuál era el límite superior… Ahora solo tenía que ir administrando poco a poco… Pero era complicado, bastante debía de admitir, porque cuando se quería dar cuenta, le volvía a pasar una y otra vez lo mismo.

Horas más tarde, sin haberse tomado un descanso, notando el sudor perlar su frente y sintiendo como el cansancio comenzaba a hacer mella en ella, lo logró. La pequeña masa de agua que había reposado en sus manos tomó la forma de una esfera que flotaba sobre ellas. Con una sonrisa triunfante, hizo que se deslizase por el aire pero no muy lejos de ella. Se movía a su voluntad, sin oponer resistencia alguna. Miró entonces a Gaara, acercándose hacia él poco a poco, sin deshacer lo que había logrado, esperando algún comentario por su parte. Sabía que eso solo era el primer paso y que lo siguiente, era lograr movilizar una masa de agua bastante más grande.


の Con Gaara の Oasis ~ Sunagakure の Mediodía の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Jue 7 Sep - 8:34


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


La primera parte del entrenamiento era siempre la más compleja. La regulación de la velocidad, la cantidad, la dirección... Cualquier ínfimo error en alguno de ellos descompensaba la técnica por completo, haciendo que la pequeña cantidad de agua que Misao atesoraba entre las manos vibrase hasta dispersarse en todas direcciones. Gaara la observó intentarlo durante horas, mientras el sol brillaba aún en el cielo y las temperaturas se mantenían en su cenit. El oasis no era tan caluroso como el desierto abierto en horas puntas —la evaporación del agua y la sombra de la vegetación humedecían y refrescaban el ambiente—, pero no por ello había que dejar de tomar precauciones.

Por eso, cuando vio que Misao se acercaba al fin dando traspiés, con el rostro congestionado y sudoroso y una pequeña bola de agua siguiendo sus pasos, Gaara decidió que había sido suficiente por el momento.

Bien hecho —la felicitó, sujetándola del brazo para ayudarla a escalar las rocas de la orilla. A juzgar por cómo le temblaba el cuerpo, debía de estar agotada. Ya era más de media tarde y ni siquiera se habían detenido para comer algo—. Descansa un rato, ya has gastado demasiado chakra. Retomaremos esto luego.

Un poco más allá, en la orilla del campamento, varias mujeres se estaban encargando de preparar el banquete para esa noche. En cuanto llegaron hasta allí, rápidamente les ofrecieron un botijo de barro con agua fresca y un plato de dulces de judías. Gaara declinó el suyo con amabilidad y recorrió el campamento con la mirada.

¿Dónde puedo encontrar a Tora? Necesito hablar con él.

Casi de inmediato, una de las muchachas que estaba limpiando un cesto de pescado se levantó y se secó apresuradamente las manos en el delantal que llevaba anudado a la cintura.

—Por aquí, señor Gaara.

La tienda de Tora no estaba muy lejos, pero Gaara jamás habría podido identificarla de haber ido solo. La única diferencia con el resto de tiendas radicaba en un kunai clavado en el extremo superior, con el mango envuelto en hojas secas de palmera y tres conchas vacías a modo de adorno. Cuando Gaara entró al interior, las conchas golpearon entre sí, emitiendo un curioso sonido que sirvió para alertar al jefe del clan de su presencia.


***


Cuando ambos abandonaron la tienda de Tora para regresar al lugar en el que se había quedado Misao, el sol ya casi se había ocultado en el horizonte, bañándolo todo con un resplandor rojizo. Nada más verlos, la muchacha dejó el nabo que estaba ayudando a pelar y se incorporó para unirse a ellos. Caminaron los tres juntos y en silencio por la orilla rocosa hasta alcanzar un punto al sur del campamento, donde la vegetación abundante peleaba con la arena del desierto que rodeaba el oasis.

—El manantial pasa por aquí —les informó Tora, trazando una línea imaginaria desde el horizonte hasta donde ellos se encontraban.

Gaara asintió, volviéndose hacia Misao. Una vez que ella volvió a estar en el agua, le pidió que repitiese de nuevo el ejercicio que había practicado con anterioridad. Eso bastaría para rastrear las profundidades del lago y comprobar si, efectivamente, el punto que había señalado Tora era la única entrada de agua. Si había algún otro manantial oculto bajo las capas de tierra, el chakra de Misao sería capaz de detectarlo y, entonces, solo sería cuestión de abrirse paso hasta él.

Más valía que tuviesen suerte, porque era el único as en la manga que le quedaba...


の Con Misao の Oasis ~ Sunagakure の Mediodía の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Jue 7 Sep - 21:23


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


Fue un milagro que, mientras se acercaba a la orilla donde el chico se encontraba, uno de esos traspiés no terminase llevándola a caerse directamente de cabeza al agua. La verdad… es que habría sido un momento de lo más vergonzoso. Caerse delante del Kazekage. Solo de pensarlo se ponía nerviosa. Mejor tener cuidado dónde ponía los pies, sobre todo al salir del agua.

Las palabras de felicitación con las que el pelirrojo le obsequió al mostrarle el resultado de todas esas horas lograron paliar ese horrible cansancio que se estaba apoderando claramente de su cuerpo, e incluso de su mente. La mano del contrario firme y segura, la tomó por el brazo, en un caballeroso gesto por ayudarla a ascender por las rocas que había dispuestas a la orilla. Se sintió algo tonta pensando que ese era el primer contacto físico que ambos habían tenido… De hecho, nunca se imaginó que pudiera llegar a estar tan cerca de él, a solas y además, siendo su alumna. Se sonrojó ligeramente, deseando que no se notase con el sudor recorriendo su rostro y el probable color que habría adquirido de estar al sol todas esas horas. ¿Qué pensaría si la pillase ruborizándose por un gesto tan simple? Musitó un sencillo muchas gracias acompañado seguidamente de un asentimiento suave con su cabeza. Definitivamente, necesitaba un descanso. Su cuerpo entero lo pedía a gritos con esa temblequera… E incluso su estómago se quejó. No fue demasiado lo que les llevó regresar de vuelta al campamento.

Tímidamente, Misao tomó el botijo de agua y bebió poco a poco, a pesar de que su cuerpo le pedía que lo hiciera con más rapidez. La sed de la que no se había percatado hasta que habían emprendido el camino de vuelta fue desapareciendo poco a poco. Le agradeció su atento comportamiento a la mujer que se lo había traído y se atrevió a coger un poco del plato de comida. Mordisqueaba graciosamente el dulce mientras observaba a Gaara alejarse de ella, acompañado de una chica. Había tipos y tipos de maestros… Misao había comprobado que el Kage era de los que sabían cómo expresarse y explicarse de forma precisa, que era paciente y silencioso (algo que realmente ya sabía) además de estar completamente atento a todos sus intentos y sus avances. No la había dejado sola una sola vez. Definitivamente, aún se preguntaba cómo podía ser tan afortunada.


————


Había pasado más de una hora desde que la joven Ichijō se había quedado sola en compañía de la escolta de Suna y los integrantes del Clan. Le habían ofrecido algo más de comida que aquellos dulces y, aunque quisiera no parecer muy glotona, su estómago la traicionó, logrando que algunas risas flotasen en el ambiente. Llegado ese punto, no pudo rechazar los platos que le ofrecieron y comió hasta que la saciedad desapareció, pero sin llegar a sentirse muy llena.

Comida y reposada se encontraba ya, con sus fuerzas y su chakra renovado. Estaba sentada sobre un banco, ayudando con los quehaceres culinarios a las demás muchachas cuando  escuchó varias pisadas aproximándose hacia allí. Al levantar la mirada, vio al jefe del Clan y al Kazekage llegando frente a ella. Inmediatamente, se puso en pie, disculpándose con el resto por tener que irse.

Nuevamente, habían regresado a la orilla del enorme lago y el mayor de los tres les informó de la localización del supuesto manantial subterráneo. Sus ojos se pasearon por esa línea imaginaria que había trazado, antes de alzarlos y encontrarse con los de Gaara. Asintió antes su indicación, regresando inmediatamente de vuelta al agua y repitiendo el ejercicio. Cerró los ojos y respiró hondo, permitiendo que su chakra comenzase a fluir lentamente por el agua, sintiendo como penetraba por la arena y descendía.

Los minutos pasaron lentamente, pero ella no se movió. Aún no había alcanzado nada… Pero lo que más temía era no ser capaz de llegar hasta el manantial si se encontraba demasiado profundo. Aquel pensamiento logró que se pusiera ligeramente nerviosa, alterando su concentración. ¡No! No es el momento de ponerse así… ¡Concéntrate, Misao! Esta gente depende de encontrar esa agua… Se reprochó a sí misma.

El tiempo continuaba pasando… Y nada. Pero no iba a darse por vencida. Sentía el sudor recorrer su rostro así como su espalda. Otros tantos minutos más rodeada de ese silencio… Y entonces lo sintió. Fue una extraña sensación, no sabría describirla, pero estaba segura, allí se encontraba el manantial que andaban buscando. Dejó escapar un suspiro, antes de volver a abrir los ojos y mirar a los dos hombres.

No hay duda. Está aquí. Bastantes metros por debajo de la superficie, pero he logrado llegar hasta él y… sentirlo —informó con gesto serio, sin llegar a moverse de su posición.


の Con Gaara の Oasis ~ Sunagakure の Por la tarde の
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Jue 7 Sep - 23:01


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


Conforme los minutos pasaban, la expectación del jefe del Clan Sakyuu crecía y el surco en su ceño se hacía cada vez más profundo. Gaara esperó a su lado, sin hacer ningún comentario, mientras el rostro de Misao se contorsionaba a causa de la concentración. Sabía que quizás, no, con toda seguridad, le había pedido más de lo que cabría esperar de alguien que apenas había recibido una sesión de entrenamiento, pero... No hay mucho tiempo, y no nos quedan más opciones. Era jugársela a un todo o nada.

Misao no habló hasta casi un cuarto de hora después, pero cuando lo hizo sonó tan segura que incluso Tora abrió mucho los ojos, mesándose la calva dorada por el sol.

—¿Eso... eso qué diablos significa?

Que hemos tenido mucha suerte.

Hay un segundo manantial a varios metros de profundidad —corroboró Gaara, adelantándose unos cuantos pasos para examinar mejor la zona que rodeaba a Misao.

El nivel del agua era lo suficientemente bajo como para dejar clarear el fondo rocoso. No serviría de nada enviar la arena de su tinaja para quebrarlo porque, en el momento en el que entrase en contacto con el agua, se empaparía y resultaría demasiado pesada de mover. Habría que provocar una reacción en cadena, y cuando las grietas fuesen lo suficientemente amplias, Misao podría desviar el curso del manantial hacia allí.

A un gesto de su mano, el tapón de la tinaja se disolvió y la arena comenzó a fluir hasta formar dos espesas nubes flotantes a medio metro del suelo. Esperó hasta que ambos dos se encontraron a salvo sobre ellas y, cuando se hubieron alejado lo suficiente, delimitó el perímetro de alcance y la cantidad de chakra a liberar para no llegar a alcanzar el campamento. Luego ejecutó los sellos, unió las palmas de las manos con un golpe seco y, seguidamente, las clavó en la tierra arenosa.

Réquiem del Desierto.

Como si fuese presa de violentos espasmos, la tierra se sacudió hasta quebrarse en pedazos. Parte de las rocas que delimitaban la orilla del lago se hundieron, al mismo tiempo que los crujidos recorrían el fondo, abriendo grietas capaces de tragarse a una persona. Continuó enviando las ondas hacia abajo, hasta los estratos más duros, utilizando la misma arena que desprendían para quebrarlos como si se tratasen de simple cristal.

Cuando hubo horadado lo suficiente como para abrir un camino, se incorporó y se giró hacia Misao.

Ahora hay al menos cincuenta conductos abiertos en diagonal. Si cambias el flujo de la corriente, el agua ascenderá hacia arriba por la presión y el lago volverá a llenarse.



の Con Misao の Oasis ~ Sunagakure の Atardecer の
phoenix ⚓️




Última edición por Carrie_B el Lun 30 Oct - 22:18, editado 1 vez


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Vie 8 Sep - 1:23


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


La joven ninja apreció la reacción que el líder del Clan había experimentado tras sus palabras. Estaba claramente perplejo, quizás por decirle algo que ya sabía. Sin embargo, si lo que querían era lograr extraer agua para reabastecer el lago y evitar un conflicto, lo mejor que podían hacer era asegurarse de que lo que estaban buscando existía y realmente se encontraba en esa ubicación.

Su mirada, que hasta el momento había permanecido posada en ambos hombres ahora solamente seguía a Gaara. Éste se había aproximado a ella, mirando a su alrededor de forma analítica. ¿Qué estaría buscando exactamente? ¿O qué quería comprobar? Por su semblante pensativo, pudo deducir que ya estaba ideando una forma para acceder hasta el manantial. Y después… Estaba claro lo que venía después. Probablemente, de toda Suna, ella era la única que tenía chakra de elemento agua. Por ello, aunque aún estuviera poco desarrollado, tendría que hacer un esfuerzo y, con tan solo un entrenamiento, tratar de movilizar el agua de alguna forma para que emergiese.

Incluso después de haber presenciado la habilidad de Gaara con su arena, Misao era incapaz de evitar el quedarse impresionada a cada vez que tenía oportunidad de verla. A voluntad del chico, dos densas nubes de arena se crearon justo frente al Jefe Toru y ella. Comprendiendo lo que deseaba, ambos se subieron en sus respectivas plataformas arenosas, que comenzaron a ascender y a alejarse del lugar y del Kazekage. La sensación que recorrió su cuerpo conforme se encontraba más lejos del suelo y de él le resultaba extraña así como nada agradable… ¿Qué pretendía hacer…? La joven entrecerró los ojos tratando de afinar la vista, distinguiendo alguno de los sellos que el pelirrojo estaba ejecutando. Seguidamente, sus labios se entreabrieron en una mueca de absoluta sorpresa. Toda la tierra estaba temblando, resquebrajándose bajo ello. Grandes fisuras aparecieron en el fondo del lago y algunas rocas de la orilla, no solo se desplazaban, sino que se escindían de las demás. El Réquiem del Desierto… Un jutsu poderoso que solo alguien como Gaara era capaz de ejecutar de forma impecable.

Cuando éste se giró de nuevo hacia ella y le dio las instrucciones, tardó unos segundos en reaccionar. Se había quedado anonadada por la capacidad del chico para hacer aquello. Él lo había utilizado para facilitar que ella accediese a la bolsa de agua subterránea… Pero de haber sido otro usuario con unas intenciones mucho más oscuras, eso tenía un poder destructivo muy potente. Tragó saliva y se humedeció los labios, antes de sacudir la cabeza para regresar en sí.

Bien. Era su turno. Solo esperaba que con la poca experiencia de aquel día, lograsen lo que se habían propuesto. Atendió a la información que le estaba dando, antes de volver a concentrarse. Esa vez le resultó más sencillo percibir el agua, incluso diferenciar cuál era el flujo de corriente, ese que debía cambiar. El único problema resultaba ser que era bastante fuerte… ¿Su chakra sería suficiente para invertirlo? Sin duda, solo podría averiguarlo si lo intentaba. Así pues, dejó fluir su energía fuera de su cuerpo, sintiendo como se deslizaba por los conductos y se adhería a las millones de moléculas de agua que formaban esa corriente.

Nuevamente, requirió de varios minutos para estar segura de que su chakra se había fusionado con la mayor parte del agua. Era entonces cuando lo complicado comenzaba. Para invertir algo, primero era necesario detenerlo y luego redirigirlo en el sentido contrario. Aunque también podría aprovecharse de uno o varios de esos conductos para hacerlo, crear un flujo contrario al que ya estaba formado y anularlo con él, además de superarlo en fuerza.

Sus manos comenzaron a moverse lentamente, percibiendo cómo el agua la obedecía, aunque algo reticente. No tardó mucho en solucionar ese inconveniente, aplicándole un poco más de chakra. Parecía estar logrando lo que se proponía, pero aún así… Iba a llevar su tiempo y, probablemente, toda su energía. Su cuerpo entero comenzaba a entumecerse, su respiración era entrecortada y el sudor volvía a caer por su rostro, cuello y espalda. Solo un poco más, se animó a sí misma, apretando la mandíbula. Por un momento pensó que el flujo original lograría vencer el inverso que ella había creado. Eso implicaría volver a empezar, si es que tenía una segunda oportunidad. No. ¡Lo tengo que conseguir ahora! Y con un esfuerzo casi titánico, volcando lo que le quedaba de chakra y de fuerza, lo logró.

Una enorme columna de agua a presión emergió de lo más profundo de la tierra finalmente frente a sus ojos. En sus labios se curvó una sonrisa satisfecha y feliz, pero también cansada. Sus rodillas cedieron y su cuerpo no pudo mantener el equilibrio sobre la pequeña nube arenosa, de forma que comenzó a precipitarse hacia el agua que brotaba, sin tener oportunidad de hacer nada. Sus extremidades no le obedecían ya…


の Con Gaara の Oasis ~ Sunagakure の Por la tarde の
phoenix ⚓




Última edición por SapphireDragon el Dom 17 Sep - 12:59, editado 1 vez


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Vie 8 Sep - 18:47


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


Misao tardó unos cuantos segundos en reaccionar, pero finalmente sacudió la cabeza y asintió, concentrándose de nuevo. Aquel era el verdadero momento crítico de la misión, porque por muchas gritas que abriese en la tierra y muchos seísmos que provocase, el agua no brotaría si no se alteraba su cauce. Quizás podrían intentar extraerla con alguna clase de bomba, siempre y cuando la profundidad lo permitiese, pero... Lo más viable en aquellos momentos era que Misao consiguiese redirigir la corriente hacia los canales que Gaara había creado con su arena.

Mientras tanto, habían comenzado a aparecer pequeñas siluetas al otro lado del lago, recortadas contra la luz del atardecer. Estaban a demasiada distancia como para que Gaara pudiese ver sus expresiones, pero no hizo ninguna falta. Las exclamaciones de horror al ver el lago casi destrozado llegaron hasta ellos en forma de murmullos ahogados. Tora era el único que permanecía completamente mudo, con la vista clavada en Misao y la mano resbalando por su cabeza una y otra vez. Desde fuera podía parecer una locura, pero Gaara había aprendido durante todo ese tiempo que apostar por las personas siempre merecía la pena. De una u otra forma, pero siempre merecía la pena. «Tú creíste en mí cuando nadie más lo hacía, y eso me ha conferido más poder que cualquier técnica que haya podido aprender. Por eso yo también quiero creer en los demás. Quiero que Suna crezca, y que todo el mundo tenga su oportunidad de hacerse valer. Ésa es la clase de Kazekage que me gustaría llegar a ser, Naturo Uzumaki».

De pronto, la tierra comenzó a rugir. Primero fue tan solo el eco de un murmullo, pero pronto comenzó a crecer y, para cuando la amplia columna de agua surgió del suelo como un resorte, el ruido era ensordecedor.

—¡Agua! ¡Es agua! —Poco a poco, los gritos de júbilo fueron inundando el oasis conforme los miembros del Clan rodeaban el lago para acercarse a ellos. Algunos valientes incluso se animaron a meterse en el agua, que recuperaría el nivel habitual en un par de días como mucho—. ¡El Kazekage lo ha conseguido!

«No. Ella lo ha conseguido». Se giró de nuevo para buscar a Misao, y entonces vio cómo la joven chunnin perdía el pie y empezaba a caer, incapaz de reaccionar. Alguien gritó a su espalda, pero Gaara no prestó atención. Extendió la mano con rapidez, apuntando en su dirección, y apenas medio segundo después la nube de arena envolvía suavemente el cuerpo de Misao hasta frenar la caída por completo.

Lo has hecho muy bien —le murmuró, una vez la tuvo a su alcance, antes de que ella perdiese el conocimiento por completo y la muchedumbre comenzase a rodearlos.


***


La cena había sido demasiado larga y extravagante para su gusto, aunque como Kazekage no había podido declinar la invitación de Tora. La comida estaba buena y la música con que la habían amenizado tampoco le disgustó, pero después de un par de horas escuchando el golpeteo de los tambores agradeció poder regresar a la tranquilidad de su tienda. Las fiestas nunca habían sido lo suyo, y además... no se encontraba cómodo disfrutando de todo aquello cuando la verdadera artífice del asunto seguía todavía en cama.

—Maestro Kazekage —lo saludó inmediatamente Ryû, levantándose e inclinándose a modo de respeto. Poco después salió de la tienda, dejándolos a solas.

Misao apenas se había movido desde que la había dejado allí, al cuidado de uno de los escoltas que los habían acompañado desde Suna, pero al menos había recuperado el color. No quería despertarla, de modo que tomó asiento en el improvisado escritorio que le habían preparado y comenzó a redactar un breve mensaje para el Consejo.


の Con Misao の Oasis ~ Sunagakure の Atardecer の
phoenix ⚓️




Última edición por Carrie_B el Vie 13 Oct - 15:31, editado 1 vez


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por SapphireDragon el Vie 8 Sep - 23:44


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


El rugido atronador del agua perforaba los oídos de la muchacha tras comenzar a caer. Sus ojos apenas enfocaban lo que tenía a su alrededor, aunque sí que lograba discernir la enorme columna de agua que a su lado se había alzado, incluso a lo lejos, pequeñas figuras saltando. ¿Serían los miembros del Clan? Esperaba que aquello fuese suficiente para solucionar el problema de la escasez de agua. Pequeñas gotas cayeron sobre su rostro, cabello, piel y prendas, empapándolas ligeramente. Sus ojos amenazaban con cerrarse mientras trataba de mantenerse despierta... Sin embargo, el cansancio era demasiado. Casi ni sintió la arena arropándola, deteniendo su caída y llevándola junto a su Maestro.

Lo has hecho muy bien. Las palabras de Gaara apenas llegaron hasta ella, pero cuando lo hicieron en un suave susurro, Misao no pudo sino esbozar una minúscula sonrisa en sus labios, justo antes de que se desmayase. Su rostro se giró mientras respiraba entrecortadamente, y algunos de sus mechones rubios que se habían soltado de su larga coleta, se pegaron a su rostro sudoroso y empapado por el agua.


————


Las horas pasaron mientras la primogénita de los Ichijo recuperaba fuerzas y restauraba su chakra durmiendo y cobijada en una de las tiendas, concretamente, en la del Kazekage. Un leve rumor de música y voces llegaba hasta ella, pero no logró despertarla por el momento. Ni siquiera cuando el escolta abandonó el lugar una vez el muchacho pelirrojo regresó.

Como había ocurrido la vez anterior que se desmayó, sus ojos se abrieron poco a poco y parpadeó de forma repetida para acostumbrarse a la cálida luz de las velas que iluminaba el interior de la tela. Se estremeció ligeramente, pues la temperatura había bajado considerablemente desde que habían logrado que el manantial emergiese. Hizo un sonidito extraño mientras comenzaba a incorporarse hasta quedar sentada y se apartaba algunos mechones del rostro. Por unos momentos se sintió confusa, desubicada. ¿Dónde se encontraba? ¿Qué había sucedido? Paseó la mirada por lo que le rodeaba, encontrando entonces a Gaara sentado frente al improvisado escritorio, pluma en mano. Entonces recordó todo de golpe... Y que había logrado invertir el flujo del agua hasta hacerla emerger. La verdad era que no se creía que al final lo hubiese logrado...

Sin embargo, aunque aquello fuese todo un logro y debiera sentirse orgullosa de lo que había logrado, Misao solo podía sentir sus mejillas ardiendo al comprobar que el muchacho se encontraba velándola hasta que había despertado. Se humedeció los labios y trató de arreglarse un poco el pelo, colocándoselo a un lado. Estaba segura de que se encontraba completamente despeinado y esperaba haber logrado adecentarse un poco así. ¿Cómo iba a imaginarse que despertaría con él junto a ella?

Ma-Maestro... —tartamudeó algo ronca, sintiendo la boca completamente seca por la sed. Con aquello, el chico se giró hacia ella y sus miradas se encontraron. ¿Qué debía decir entonces? Ante la duda, casi enmudeció, mientras el rubor se hacía más intenso en sus mejillas.


の Con Gaara の Oasis ~ Sunagakure の Por la noche の
phoenix ⚓




Última edición por SapphireDragon el Dom 17 Sep - 13:06, editado 2 veces


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1024

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Carrie_B el Sáb 9 Sep - 13:59


«You could be loved again»
IV. Bailarina de agua y viento


La misiva era corta y concisa, con las explicaciones justas y necesarias. Gaara nunca había sido de los que se extendían con detalles carentes de importancia; y menos ahora que era Kazekage. Había claudicado al extremo control del Consejo por el bien de la Villa —o, al menos, ésa era la versión oficial que se había dado— y, en líneas generales, había cumplido con su parte religiosamente. Pero eso no significaba que estuviese dispuesto a convertirse en una marioneta de sus intereses políticos.

«Ikanago y Tōjūrō se opusieron firmemente a que viniésemos aquí. Pero haber utilizado nuestra superioridad militar para exigir el control del manantial al País de los Ríos habría desembocado en otra guerra». Una guerra que, una vez ganada, habría garantizado a Suna el control de las minas de oro.  «Al menos por el momento». Sería cuestión de meses que el País del Río reclamase ayuda a Konoha, y entonces la alianza que había establecida entre ambos países empezaría a tambalearse.

—Ma-maestro... —se escuchó la voz entrecortada de Misao, justo cuando Gaara acababa de enrollar el diminuto pergamino.

Se alegró de descubrirla ya incorporada y con mejor aspecto, aunque tenía los labios agrietados y las mejillas demasiado coloradas. Gaara nunca había sido un experto en el campo médico —de esas cosas siempre solía encargarse Temari—, pero su hermano también solía ponerse así de rojo cuando tenía fiebre. Quizás a Misao le sucedía lo mismo.

¿Cómo te encuentras? —preguntó, justo antes de que la lona de la tienda se abriese de nuevo para dar paso a la misma muchacha que lo había acompañado horas antes hasta la tienda de Tora. Llevaba un plato de comida humeante en una mano y un pequeño botijo en la otra, aunque estuvo a punto de dejarlo caer debido a la sorpresa.

—Oh, así que ya está despierta —dijo alegremente, acercándose hasta ellos y colocando ambas cosas sobre una rudimentaria mesita tallada a partir de un tronco de palmera. Después tomó asiento junto a Gaara, sin perder la sonrisa—. El maestro Gaara nos ha contado lo que has hecho antes. Te doy las gracias, en nombre de mi padre y de todo el clan Sakyuu. No sé qué habríamos hecho si el oasis hubiese llegado a secarse...

Haruka es la hija menor de Tora —le informó Gaara, antes de levantarse de la silla. Recorrió el pequeño rollo del escritorio y se giró hacia ambas chicas—. Tengo que salir un momento. ¿Seguro que estarás bien? —añadió, en dirección a Misao.


の Con Misao の Oasis ~ Sunagakure の Atardecer の
phoenix ⚓




The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
412

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ You could be loved again

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.