Últimos temas
» ♫ This isn't my idea of fun
Hoy a las 12:15 por Storm Queen

» ♫ The most human of us all
Hoy a las 11:42 por Storm Queen

» 1-She is beauty shes grace she will punch you in the face
Hoy a las 11:25 por Storm Queen

» Petición de Subforos.
Hoy a las 11:09 por Storm Queen

» ~We do it for her~
Hoy a las 7:04 por Sassdonyx

» ♠ So we stay in this mess.
Hoy a las 3:13 por Hellcat

» Pasado, Presente y Futuro [Borrador]
Hoy a las 0:07 por Aversiteespabilas

» 04. A pinch of sugar
Ayer a las 23:22 por Sonder

» 03. Please
Ayer a las 23:19 por Sonder

» ♠ Say it louder.
Ayer a las 23:15 por Nyadeh

» 05. Been there, done that, messed around
Ayer a las 23:11 por Sonder

» 02. I can fly
Ayer a las 22:59 por Sonder

» 04. We could be inmortals
Ayer a las 22:53 por Sonder

» 01. Genius
Ayer a las 22:29 por Sonder

» 1. Say something.
Ayer a las 22:16 por Hellcat

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Rest for the Wicked

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rest for the Wicked

Mensaje por Magik el Dom 7 Mayo - 0:20

Rest for the Wicked
American Horror Story † 1x1 † AU † Series † Oc x Oc
Los fantasmas, las brujas... Todos aquellos monstruos que únicamente se plasmaban en la ficción, realmente existen. Sin embargo, no tienen porqué estar a la vista de los humanos, es más, pocos son conscientes de este hecho, incluso entre ellos mismos. Es por eso que hay una academia, muchos lo consideran como un lugar seguro donde pueden ir aquellos que son denominados como monstruos, una academia que oculta una historia tras sus paredes. Incluso los propios miembros de la zona desconocen la historia que se entrelaza con ellos.

En un lugar donde las brujas enseñan a las aprendices a controlar sus poderes y a usarlos, ¿quién podría sospechar que los fantasmas rondan entre ellas?

Characters
Jessalyn Horns † Taissa Farmiga †  Bruja † Nevani
Oliver Winnick † Evan Peters † Fantasma † Magik




Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1669

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rest for the Wicked

Mensaje por Nevani el Miér 28 Jun - 21:55

The darkest place

En el sótano - Con ¿¿??

Sinceramente, no entendía por qué Becca me había pedido ayuda a mí. A penas habíamos hablado, aunque de hecho, yo a penas había hablado con nadie. Parecía que el resto de chicas estaban en una competición constante y sin pausa para ver quién tenía los mejores poderes y quién podía liarla más con ellos, así que yo pasaba bastante de las demás porque no quería meterme en eso. Y por eso no lo entendía, al parecer ni si quiera sabía ser discreta, que era lo que había intentado hasta aquél momento, y aún así...había aceptado ayudarla.

Cruzamos un largo pasillo que separaba las diferentes alas del edificio y detuve a Becca al ver la puerta a la que se encaminaba. -Espera,-dije poniendo mi mano en su hombro para pararla-¿no se supone que tenemos prohibida la entrada ahí?- continué, haciendo un gesto con la cabeza hacia la puerta. -¿Por qué te piensas que no le he dicho a una profesora que he perdido las cartas?- fue su respuesta antes de abrir. Según decían las leyendas -o más posiblemente rumores inventados-, aquella había sido el último ala del edificio en arder cuando se quemó. Donde toda la gente que había en el edificio en aquél momento, se intentó refugiar, y por lo tanto, también el lugar donde murieron, junto a su supuesto asesino. Pero una vez comprobamos que no nos seguía nadie y entramos, no parecía que allí hubiera pasado nada de eso. No habían paredes quemadas, ni cenizas, ni nada que diera a pensar que aquello había sido real, así que simplemente serían eso, leyendas sin importancia.

Mientras yo observaba todo al ser la primera vez que entraba allí, parecía que Becca se conocía el lugar como la palma de su mano por la decisión que tenía al caminar, hasta que paró en seco y choqué contra ella por estar mirando a mi alrededor y no hacia adelante. Estábamos delante de una puerta de madera bastante vieja -si no la más vieja que había visto en el internado hasta el momento- que chirrió cuando Becca la abrió. Se inclinó un poco hacia adelante y tras darle a un interruptor, una única bombilla nos dejó ver unas escaleras -también de madera vieja- de las que se veían el principio, pero no su final. Al verlas, hubo un detalle que no me pasó desapercibido, y es que estaban llenas de polvo. Literalmente llenas, sin pisada alguna. -¿Cómo se te han caído las cartas ahí abajo sin pisar nada?- Le pregunté mirándola extrañada. Aquello comenzaba a darme mala espina. -¿Has venido a ayudarme o a hacer preguntas?- hizo una pausa, pero no me dio tiempo a responder nada. -Vamos, entra.- Hice un gesto para que pasara ella primero, y vi como suspiraba y rodaba los ojos. -Esto no tendría por qué haber sido así, ¿sabes? Yo quería hacerlo por las buenas, pero haces demasiadas preguntas y no me has dejado otra opción.- Siguió hablando, mientras yo cada vez entendía menos cosas de las que decía. Fue entonces cuando me agarró del brazo con fuerza y una vez estuve delante me empujó y caí por las escaleras, hasta el final de ellas. En cuanto fui consciente de lo que había pasado, lo primero que noté fue que lo que más me dolía era la cabeza. -Una rival menos.- Escuché a lo lejos mientras me llevaba una mano a las sien por el dolor. -¿Sabes que dicen que aquí murió el asesino por el que hicieron cerrar el internado? Y también se rumorea que sigue por aquí, así que disfrútalo.- Y tras una carcajada, vi como la puerta se cerraba sin que yo pudiera hacer nada para evitarlo.

Tras unos segundos, o minutos, no lo tenía muy claro, me levanté como pude y mientras me dirigía a la puerta, supe que al día siguiente tendría más de un moratón. -Becca, abre la puerta- dije una vez llegué, pero no obtuve respuesta del otro lado. -No me está haciendo gracia, abre la puerta- continué, esta vez pegando un par de golpes. Entonces escuché un par de ruidos al fondo del sótano, y lo primero que me vino a la mente fue la leyenda. Pero no, aquello no era real, me lo habría imaginado y ya está. Me intentaba convencer de eso cuando escuché varios ruidos más y de repente éstos se volvieron pasos acercándose. Los fantasmas no existían, aquello era completamente imposible... pero técnicamente las brujas tampoco, y esa posibilidad comenzó a asustarme. -¡Abre la puerta!- Insistí de nuevo con más golpes. Me giré hacia las escaleras, y me quedé helada al ver una figura al final de éstas. No podía distinguir más porque la luz no era suficiente, pero estaba claro que no estaba sola allí. Me giré para seguir golpeando la puerta -inútilmente- cuando escuché como un escalón crujía. Lo que sea que fuera aquello había puesto el pie ahí, y se estaba acercando. -¡ABRE LA PUERTA! ¡AYUDA!- Grité con la esperanza de que alguien me oyera, cada vez más nerviosa. Me giré hacia las escaleras porque los escalones seguían crujiendo, y vi entonces como el cristal de la bombilla estaba en rojo vivo por el calor que había comenzado a desprender. Por mi culpa. -¡NO! ¡AHORA NO!- Pero más bien fue un "ahora sí" porque entonces estalló, dejándome completamente a oscuras. Volví a golpear la puerta con toda la puerta que pude, pero siguió sin abrirse y lo único que podía hacer con algo acercándose por el único camino, era pegarme a ella todo lo que pudiera.




[/b]




: :

Roy & Thea  Abracito  Abracito




Wonderland is a superheroe!

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
457

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rest for the Wicked

Mensaje por Magik el Dom 6 Ago - 1:25

The darkest place

En el sótano - Con Jess

Como siempre, nada había cambiado. Nunca lo hacía, siempre era exactamente lo mismo. Las cosas permanecían donde las había dejado, había incluso desistido a intentar entretenerse cambiadolas de lugar para ver cómo el polvo se iba haciendo con el hueco vacío poco a poco. Podía parecer lo menos interesante del mundo y, de hecho, lo era, pero cuando se era un espíritu atrapado en ese lugar, poco podía hacer más allá de ver pasar los días y días sin hacer nada más que estar sentado mirando la pared.

Al final, había llegado a la conclusión de que ese era su castigo. Tenía que ser así por todo lo que había hecho cuando estaba con vida. Al principio se había enfadado, sin embargo, ahora estaba resignado a aceptar su castigo hasta que aquellos que le habían condenado tuvieran a bien buscarle algo aún peor por su comportamiento. Desde luego, no buscaba nada de paz o un atisbo de felicidad para él. No se lo merecía, no después de todo.

Así que, cuando algo cambió de ese estado de nada en el que se encontraba, no tardó en agudizar sus sentidos para poder comprobar lo que estaba pasando. Al parecer, eran dos voces femeninas a las que siguió un golpe que se asimilaba al de alguien que caía por las escaleras.

Se quedó al margen, contemplando toda la escena como u espectador silencioso, que solo se movió cuando la joven golpeaba la puerta llamando a aquella que le había empujado.

Era tan extraño volver a ver a alguien que hasta estaba algo nervioso. No sabía cómo afrontar aquello, así como tampoco la excusa que le daría cuando esta le preguntase sobre qué cuernos hacía allí. Pero lo que sí sabía era que necesitaba hablar con alguien, o hacer algo que no fuera ver pasar su eternidad en un sótano que creía abandonado.

Había perdido las pocas habilidades sociales que alguna vez había poseído, por lo que lo único que fue capaz era de asomarse para intentar entablar una conversacion que probablemente sería extraña con ella. Sin embargo, a medida que se iba acercando, esta se iba poniendo más nerviosa hasta que las luces se terminaron por apagar.

Se quedó un rato quieto, esperando a que su mirada se hiciera a la oscuridad del lugar antes de llegar a su altura. —No creo que porque grites puedas salir antes. Créeme, lo he intentado.— No era bueno con las personas, lo sabía, por lo que el simple hecho de haber podido entablar conversación con ella ya era casi un logro. —Y ahora que no hay luz, lo veo más complicado todavía.






Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1669

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rest for the Wicked

Mensaje por Nevani el Sáb 26 Ago - 20:16

The darkest place

En el sótano - Con ¿¿??

Una voz. La figura, sombra, o lo que fuera, me habló. Y eso comenzó a tranquilizarme, haciéndome entender que lo que tenía delante era otra persona, y no un fantasma como yo misma había comenzado a creer. Al fin y al cabo, éstos podían aparecerse, pero hablar...eso ya era demasiado, ¿no? -Dios, lo siento, había creído que...en fin, ya sabes lo que se dice de este sótano.- Le respondí con una risa aún un poco nerviosa, a pesar de que ya comenzaba a calmarme.  -Bueno, lo de la luz... se podría decir que ha sido culpa mía, a pesar de que lo último que quería era apagarla.- A pesar de que en las clases sólo habíamos chicas, sí había visto que parte del personal del internado era masculina, por lo que di por sentado que sabía a lo que nos dedicábamos allí realmente.  Aunque había algo que me daba bastante curiosidad. ¿Cómo había acabado él en el mismo sitio que yo? -Has dicho que ya has intentado salir ¿no? ¿Cuánto tiempo llevas aquí?- Pregunté observando lo poco que podía ver de él. Ahora que ya estaba más tranquila, mis ojos se habían adaptado a la poca luz que entraba por la rendija de la puerta, que no era mucha, y pude ver que también era un chico joven. Quién sabe, quizá a Becca se le había cruzado por cualquier razón, por muy estúpida que pudiera ser. Tal y como había pasado conmigo, vamos.-Dime, ¿tú como has acabado aquí?¿También te ha encerrado Becca?- Teníamos en común el estar encerrados en el mismo sitio, pero quizá también teníamos la razón de ello.

-Si ya estabas aquí desde antes que yo, imagino que será inútil intentar echar la puerta abajo o cosas por el estilo, aunque podríamos intentar hacerlo los dos a la vez.- Fue entonces cuando se me encendió la bombilla, y nunca mejor dicho. Si había conseguido hacer que una bombilla explotara, podía intentar hacer arder una puerta de madera. Al menos por el material de cada una, tenía que ser más fácil, ¿no? -Espera, he tenido otra idea. En la que por cierto, no es necesario dislocarse ningún hombro.- Reí, intentando hacer broma para quitarle hierro al asunto de estar encerrados en un sótano sin luz ni salida. Acerqué una mano a la puerta, y a continuación cerré los ojos para concentrarme con más facilidad. Venga, tenía que poder hacerlo. Debía hacerlo, porque no quería quedarme ahí toda mi vida teniendo en cuenta que estaba prohibido pasar por aquella zona. Poco a poco, noté como la madera de la puerta comenzaba a calentarse, cada vez más y más, ¡sí! Hasta que...se quedó desprendiendo un calorcito agradable, y ya está. Por mucho que intentara calentarla más, no pasaba de eso. -¡Maldita sea!- Exclamé dándole una patada. No me había enfadado con la puerta, si no más bien conmigo misma. -Esto es frustrante.- Le confesé al chico con un suspiro. Cuando no quería calentar ni hacer arder cosas, lo hacía sin esfuerzo, y cuando era eso precisamente lo que necesitaba, no había manera. -Vale, puede que esto te vaya a sonar muy raro pero...- Hice una pausa, sin saber con qué cara mirar al chico por lo que iba a pedirle. Sabía que muy normal no era ir pidiendo cosas así. -Necesito que me pongas nerviosa. Mucho, como has hecho antes sin quererlo.- Cogí aire como si eso me fuera a dar más valor para continuar. Quería que entendiera hasta qué punto tenía que llegar. -No me importa si me insultas, estoy acostumbrada a ello y no te lo voy a tener en cuenta, al fin y al cabo, te lo estoy pidiendo yo. No me importa si me cuentas alguna historia horrible, o si intentas hacerme daño. Pero tienes que hacerlo si tú también quieres salir de aquí.- Si hubiera alguna manera agradable de haber hecho aquello, ya la habría llevado a cabo. Es más, si hubiera alguna manera de salir de ahí que no fuera intentar hacer arder la puerta, estaba segura de que el chico ya no estaría allí, porque lógicamente, la habría utilizado.









: :

Roy & Thea  Abracito  Abracito




Wonderland is a superheroe!

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
457

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rest for the Wicked

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.