Últimos temas
» We are doomed to repeat our history
Hoy a las 3:36 por Magik

» > Song of the seven seas
Hoy a las 0:00 por Sheena

» ~ You could be loved again
Ayer a las 23:04 por SapphireDragon

» 35. Innocent
Ayer a las 22:29 por Nightingale

» 34. This place is haunted
Ayer a las 22:24 por Nightingale

» Death is equal
Ayer a las 20:59 por Arson

» Petición de Grupos
Ayer a las 19:41 por Carrie_B

» Petición de acciones Admin
Ayer a las 19:39 por Carrie_B

» Luz, Fuego, Destrucción
Ayer a las 17:54 por Arson

» ❝ Burning Desires.
Ayer a las 14:19 por Epoch

» Wizengarts University | Borrador
Ayer a las 14:08 por Cuatro

» ~ Distance is no excuse if we feel the same
Ayer a las 13:05 por Sheena

» Life is passion (+18)
Ayer a las 8:52 por Harley

» 29. Gravedad
Ayer a las 7:33 por Seishiro

» Why don't we find out?
Ayer a las 6:56 por Party Poison

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Fate War / The Last Crusade (+18)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Tardis_In_Blue el Dom 28 Mayo - 15:54


Fate War / The Last Crusade
Guerra Santo Grial * Fuyuki * Alternative Universe
Fuyuki, la Ciudad que ha sido escenario de incontables guerras ancestrales... Las Guerras por el Santo Grial.

Una competencia a muerte entre siete magos, conocidos como "Masters" que pelean entre sí con el único fin de hacerse vencedores y pedir su deseo al Grial. Sin embargo para llevar a cabo dicha empresa, los Masters obtienen ayuda que viene desde un plano espiritual. Mediante un ritual de invocación los Masters materializan Espiritus Heroicos de otros tiempos, leyendas que murieron, heroes cuyos nombres quedaron en el olvido... Conocidos como Servants, estos avatares son los encargados de librar las batallas entre ellos en el nombre de sus Masters.
El único que quede en pie será el merecedor del poder del Santo Grial.

Sin embargo no todos los Magos pueden entrar en esta ardua competencia. Es el mismo Grial quien elige a siete Master, y a cada uno de ellos se le otorga la oportunidad de invocar a un Servant mediante una reliquia perteneciente al heroe.

Ahora, los siete se han reunido en la ciudad de la Guerra. Los siete invocarán a sus sirvientes y pronto la batalla dará comienzo, para dejar tras de sí un macabro escenario de muerte...


Lista de Capitulos
01: The Arrival- Kevin con Mesalina
Capitulo 2
Capitulo 3

Kevin, de 26 años,  es estudiante Universitario de Filología Japonesa. Desde siempre este tímido pelirrojo ha tenido una vida dura. Son varias ya las veces que ha tenido que dejar sus estudios para trabajar y seguir costeandose la Universidad. Sin embargo eso no ha minado nunca su buen humor y su actitud positiva ante todo. Kevin es la personificación de la paciencia, del resultado de la perseverancia y la constancia. Sin embargo también guarda secretos, como todo el mundo. Y para él, su mayor secreto es su familia, con la que apenas tiene contacto. Su cuna es de una antigua adinerada familia de burgueses que representa en realidad todo lo contrario a lo que Kevin es, motivo por el cual no mantine relación con ellos. Dados al lujo, al despilfarro y al dinero, Kevin decidió que se ganaría la vida el mismo, por sus meritos, no por un apellido, titulo nobiliario o una cuenta bancaria interminable.
Sin embargo, lo más extrafalario de su familia no es que se tratase de una de las familias más conocidas de toda Inglaterra, sino el hecho de que creyeran firmemente en algo que ya habían mencionado varias veces en su presencia. El Santo Grial y la guerra que desataba.

Kevin había decidido enterrar esa parte de su familia antes de saber incluso el largo linaje de magia que guardaba a sus espaldas. Y es que eran ya varios antepasados los que habían participado en la Guerra por el Santo Grial, un artefacto con el poder de conceder deseos al vencedor de dicha guerra.

Por supuesto, Kevin es un chico, o más bien ya un hombre casi por la edad, que no cree en la magia. Para él las historias de magia son para dormir a los niños. Historias bonitas de leer pero en las que no se puede creer.
Sin embargo su familia ha sido la que ha estado guiando sus pasos, siempre desde las sombras. No es casualidad que Kevin se decidiera por la Filología Japonesa. Desde muy temprana edad se le sujestionó para que se dedicase a ello, para que el país nipón llamase extrañamente su atención, ya que esperaban que en la próxima Guerra fuera él quien se convirtiera en Master. Y para ello tendría que hacerlo en la ciudad donde siempre se desarrollaba la batalla, en Fuyuki.

Ahora, bajo una falsa beca creada por su familia, Kevin ha viajado a Japón con la esperanza de terminar ahí sus estudios para la carrera, sin saber que lo que le espera es algo para lo que no está nada preparado.

KEVIN BLAKE
EDDIE REDMAINE - MASTER - UNIVERSITARIO
Cuando en la historia se habla sobre Mesalina o incluso se pronuncia su nombre, suele asociarse automáticamente en un solo tipo de persona. El concepto de Mesalina se puede utilizar perfectamente como lo harías al decir, por ejemplo: Meretriz, ramera, prostituta, entre otras palabras semejantes. En efecto, esta mujer fue conocida como una completa adicta al sexo.

Muchos libros cuentan sobre su lascivia y cómo incitó al gremio de prostitutas de Roma para competir mientras su esposo, Claudio, no se encontraba en palacio, para ver quien lograba atender a más hombres durante una noche entera. Las prostitutas mandaron a una sola representante y ésta, terminó fracasando ante la insaciable Mesalina que llegó a la cifra de 200 hombres en una noche.

Insaciable. Así la recordaban todos aquellos que la conocían. Sin embargo, aquel no fue su mayor pecado y el que la llevó a la muerte y es que a pesar de ser una adicta al sexo, Mesalina siempre había sentido un amor incondicional e irracional por el cónsul Cayo Silio, siendo su amor platónico desde la adolescencia.

¿Quién iba a decir que una mujer así podía sentir amor? Finalmente, Mesalina logró casarse a escondidas de Claudio con el Cónsul y entre los dos, tramaron una conjuración en contra del emperador. Ésta quería acabar con él para que Cayo Silio lo sustituyera y fueran formalmente una pareja bajo ninguna sospecha de nadie. Una acción arriesgada que terminó pasándole factura...

El liberto Narciso de Claudio advirtió de la trama que urdía contra él y los condenó al suicidio, pero era obvio que Mesalina no podría hacerlo, al fin y al cabo, ¿había alguien capaz de suicidarse cuando lo que más deseaba era vivir? Tan solo alcanzó a rasguñarse con un puñal y terminó siendo decapitada a espada por un centurión.

Aquella escena final se repetía una y otra vez, atormentándola sin fin. Cada vez dolía más que la anterior. Quería regresar a su vida. No se arrepentía de nada, no cambiaría jamás de parecer, nadie ni nada sería capaz de hacerle cambiar de parecer nunca. Ni aunque regresara a la vida...

Solo ansiaba una sola cosa, bueno, tal vez dos... venganza y fornicar como si no hubiera un mañana. ¿Quién le iba a decir que iba a poder ambas cosas cuando sus ojos volvieran a abrirse ante un nuevo mundo?

Un joven que podía darle horas de diversión la había invocado y la posibilidad de vengarse de la misma muerte, aparecía ante sus ojos.

"Oh...~ ¿un yogurín?... Dadle la bienvenida a la nueva y renovada Mesalina"
MESALINA
EVA GREEN- SERVANT - ASSASIN
La familia de los Rusell traía a sus espaldas varias generaciones de fuertes magos. Participantes todos ellos en la guerra del Santo Grial. Un sin fin de hombres y mujeres poderosos que alcanzaron en alguna ocasión la victoria y se colmaron de todo aquello que deseaban. No obstante, en aquella ocasión la guerra del Santo Grial traía consigo un castigo para ésta familia, pero todavía no eran conscientes de ello.

Como toda familia adinerada, los Rusell tenían varias mansiones alrededor de todo el mundo. Al fin y al cabo participar en una guerra de tal calibre tenía como consecuencia viajar bastante ya que la celebración nunca se realizaba en el mismo lugar, o al menos, no solía. Aquel año, los Rusell debían desplazarse a Japón.

Alexander Rusell había sido escogido como la joven promesa que participaría en la Guerra por el Santo Grial en nombre de su familia. Un joven estudiante que además de hablar varios idiomas y ser un estudiante de diez, poseía una cantidad de maná ideal para transmitir a su futuro Servant. Esa fue una de las razones por la cual los Rusell lo escogieron a él.

Sin embargo, aquel chico pecaba de arrogante y para qué negarlo, sus padres lo habían mimado demasiado. Siendo de los más jóvenes de su familia se le subía a la cabeza su título y en muchas ocasiones había realizado actos que sobrepasaban los límites de una simple travesura. Estaba claro, Alexander era un chico desatado, rico y extremadamente egocéntrico.

Por eso, la invocación del que sería su Servant en aquella guerra por el Santo Grial iba a cambiar seriamente su vida
ALEXANDER RUSELL
IAN SOMERHALDER - MASTER - ESTUDIANTE
Átropos. También conocida como Aisa, era la mayor de las tres Moiras en la mitología Griega, Hijas de Zeus, consideradas unas diosas de lo más terribles y peligrosas.

Ha sido representada a lo largo de la historia como una mujer anciana, vestida de negro, empuñando unas tijeras y el ovillo de hilo. También solía ser vista con un libro donde registraba su cosecha de asesinatos.

Según las leyendas, Átropos escogía el mecanismo de la muerte y terminaba con la vida de cada uno de los mortales cortando su hilo de la vida con sus aborrecibles tijeras. Muchos se preguntaban si Zeus y el resto de los Dioses estaban sujetos a sus normas, como los otros humanos.
Aparte de eso, Átropos tiene el control sobre el destino y el tiempo, además de ser inmortal, como buena hija de dioses.

Átropos era considerada la hermana más cruel de las tres, dado que disfrutaba de cada una de las muertes que causaba. No había nada que le gustase más que escuchar los gritos de dolor y sufrimiento que causaba en las familias de los seres fallecidos.


Este espíritu Heroico ha participado ya en varias Guerras por el Santo Grial, incluso llegó a ganar una hace ya muchas décadas, bajo el mandato de un poderoso Master que le suministraba el maná necesario para su juego. El deseo que pidió para sí  era poder seguir participando en las venideras Guerras ella misma, puesto que al ser regresar al Trono de los Heroes todos sus recuerdos se borraban, nunca recordaba todo lo que había vivido. Así pues el Grial le concedió aquel deseo de poder preservar sus recuerdos aunque volviera Trono de Heroes.

Algo que siempre ha caracterizado a este Espíruto Heroico es la facilidad con la que mata. Nunca tiene remordimientos, ni siente pena por arrebatar una vida, ya sea humana o inmortal. Para ella la batalla por el Grial es un campo donde poder jugar sus mejores piezas. No necesita de armas, ni ser buena en el combate cuerpo a cuerpo. Se vale únicamente del maná que su Master le otorgue, pues al pertenecer a la familia Caster es lo único que necesita, por eso es importante que sea invocado por un Master que posea buenas cualidades en lo referible a la magia.
Siempre ha aparecido en el campo de batalla bajo el aspecto de una mujer entrada en edad, pero callada, reservada y letal. De pelo largo y blanquecino que viste oscuros tonos, una capa y una capucha bajo la que ocultar su rostro.

Sin embargo las tornas han cambiado esta vez. Átropos no ha sido invocada por un Master con una gran reserva de maná y eso ha repercutido mucho en su invocación, en sus poderes y en la manera en que las cosas van a salir en esta batalla.
ÁTROPOS
ANDREW SCOTT - SERVANT - CASTER
"Ada, mi pequeñina, ¿por qué lloras?"

"No es justo mami... ¡no es justo! ¿Por qué en los cuentos siempre muere el malo?"

"Cariño... eso es porque han hecho mucho daño. Es el precio que deben pagar por tanto sufrimiento..."

La pequeña Ada no entendía la explicación que su madre le dio ni la iba a llegar a entender jamás. Sin embargo, en ese momento, era demasiado pronto para entender hasta qué punto podía llegar la fe de aquella niña.

"¿Y por qué se vuelven malos mami? Les han hecho daño, tan solo intentan protegerse de la única manera que saben. No es justo... si pudiera... desearía cambiar sus destinos... ¡quiero reescribir todos los cuentos y darles un final feliz!"

"Ada... cielo... ven, dale un abrazo a mamá. Prométeme que nunca dejarás de ser como eres. Tan buena y dulce, capaz de otorgarle un nuevo corazón al ser más cruel del mundo."

Ada jamás cambiaría, pero su vida dio un inesperado giro de 180 grados que la dejó sola, huérfana y con tan solo una libretita de cuentos que ella misma había escrito entre sus brazos. Aquellas historias relataban como los villanos se reformaban y se volvían en completos héroes, pero sin duda alguna, su favorita era la que tenía relación con el malvado pirata que poseía un garfio en una de sus manos al que todos llamaban: "Capitán Hook". Un pirata que había pasado a ser un completo príncipe que navegaba por los siete mares dispuesto a ayudar a quienes más lo necesitaban y perseguía el amor de una pequeña niña perdida llamada Ada.

El deseo de la pequeña huérfana por tener a aquel pirata a su lado era tan fuerte que marcó un antes y un después en la historia de la humanidad sin darse cuenta. Pero todavía era pronto para aquello. Ahora, Ada residía en un orfanato con muchos niños que como ella, habían perdido a sus padres o simplemente los habían abandonado. Al ser tan imaginativa, todos se reunían a su alrededor para escuchar sus historias. Así pasaron los días hasta que finalmente, ocurrió el milagro que todos los niños esperaban. Allí, frente a ella, se presentó una mujer hermosa que la escogió a ella.

Desde un primer momento lo supo, Aoi además de ser su tutora legal, era como aquellos personajes de cuento a los cuales les había cambiado su destino. Por eso, la llegada de Ada a la familia Sakurai fue al principio, lo que Aoi necesitaba y en efecto, la hizo cambiar. De pronto, aquellas dos chicas se tenían la una a la otra para apoyarse y aportar lo que necesitaban a sus vidas. La que ahora era como una hermana mayor para Ada, le enseñó incluso un gran secreto de la familia y es que en realidad, Aoi era una maga excelente. El solo hecho de descubrir que la magia existía, avivó el deseo de la pequeña de encontrar la solución para que esos villanos de cuento no sufrieran más el destino que les habían obligado a tener.

¿Y quién le iba a decir a Ada que su destino estaba relacionado con uno de esos personajes a quienes les había cambiado la vida tanto para bien como para mal?
ADA SAKURAI
MACKENZIE FOY - MASTER- NIÑA
La vida de un pirata era lo mejor del mundo, pero mejor era poder salvar a los niños perdidos de vivir una vida terrible. Su barco mágico, flotaba y le permitía navegar no tan solo por Neverland, sino también por el mundo humano. Su aspecto bien podía asustar a los niños con tan solo verlo, pero su carácter abierto y cargado de buen humor era lo que convencía a aquellos pequeños desolados en la perdición.

Una de aquellas ocasiones en las que su barco navegaba por el mundo humano, el Capitán Hook encontró una pequeña florecilla que embriagó su corazón. Un rosa todavía por abrirse. La pureza que todo pirata necesitaba a su lado para mantener su corazón cuerdo.

Aquella pequeña dama huérfana se llamaba Ada y a diferencia de los demás, se quedó en la tripulación junto a Hook. Con el tiempo, sus corazones latían con más fuerza con la cercanía del otro, pero, ¿qué iba a hacer el Capitán del Jolly Roger con una niña de apenas nueve años o diez años? Era totalmente inconcebible, así que ambos llegaron a un acuerdo; cuando la pequeña niña perdida cumpliera una edad decente, ambos culminarían su amor para siempre.

Pero el destino les guardaba una sorpresa desagradable... un día, Ada desapareció para jamás regresar. Hook, desesperado por la desaparición de su pequeña dama, entró en cólera y asesinó a toda su tripulación pensando que tal vez alguno de ellos había osado llevársela lejos de él por los celos. No obstante, la realidad no era así. Ada jamás continuó escribiendo aquel cuento y por consiguiente, no volvió a aparecer en él.

Solo y rodeado de cadáveres, Hook clavó su garfio en su pecho y sacó su corazón el cual todavía bombeaba sangre. Estuviera donde estuviera la pequeña dama llamada Ada, aquel pirata había hecho su última declaración de amor. Su corazón le pertenecía a ella y si algún día regresaba al Jolly Roger, quería que fuera ella misma quien lo tomara y lo regresara a su interior, solo así querría seguir viviendo, junto a ella
CAPTAIN HOOK
COLIN O'DONOGHUE - SERVANT - SABER
Pese a su aspecto occidental, Aoi es hija de una japonesa nativa y un frances que desapareció en cuanto supo que iba a ser padre. Sin embargo aquello no fue un impedimento para la joven, puesto que en su familia la predominancia de las mujeres era absoluta. La criaron para que desarrollase un caracter fuerte, infranqueable. Para que no se dejase pisotear por nadie y para que fuera, siempre, superior a cualquiera que se interpusiera en su camino.

Como todas las mujeres de la familia Sakurai, Aoi era sensible a la magia y practicante de la hechicería. Aprendió desde muy temprana edad a usar el prana y el maná para los hechizos. Su educación y sus entrenamientos eran intensos, lo cual la ayudó a fortalecer el caracter y la resistencia. Aoi no se daba nunca por satisfecha. La palabra rendirse no entraba en su vocabulario.  

Así es como Aoi fue preparada para la Guerra por el Grial, como todas las mujeres de la familia Sakurai que habían vivido en la época propicia para la Guerra.

Con el tiempo, y mientras esperaba, Aoi creció y se buscó una profesión en la que entretenerse, puesto que podría haber vivido tres vidas con la herencia de la familia Sakurai sin necesidad de mover un pelo. Sin embargo necesitaba mantener su mente ocupada y se decantó por el diseño de moda. A dia de hoy, con 32 años, Aoi es muy conocida en Japón por su linea de ropa. Con los años sus familiares sucumbieron al tiempo y ella se quedó sola, motivo por el cual adoptó una niña con la que entretenerse y tal vez reblandecer su frío caracter.

A primera vista, Aoi es el modelo que toda mujer quiere llegar a ser. Elegante, adinerada, talentosa e independiente. Todas cuanto la conocen la adoran. Pocos conocen sin embargo su personalidad calculadora y retorcida, sus ansias de conseguir el Grial que ofrece la nueva Guerra. No por el deseo que este le pueda conceder, sino para demostrar a todo el mundo que ella es la mejor, por si sola. Y es que aunque posea la apariencia de una delicada flor, Aoi entrena tanto su magia como su cuerpo. Ha conseguido convertirse en una gran luchadora cuerpo a cuerpo y es capaz de asestar un buen golpe a cualquiera que se le cruce en su camino.
AOI SAKURAI
EMMA WATSON - MASTER - DISEÑADORA DE MODA

Elizabeth Báthory de Ecsed. Erzsébeth Báthory. También conocida también como la Condesa Sangrienta.

Aristócrata húngara, perteneciente a una de las familias más poderosas  y adineradas de Transilvania, los Erdély. Debido a que sus padres eran parientes sanguineos la pequeña Erszébeth llegó a padecer ataques de lo que se puede considerar hoy en día epilepsia antes de cumplir los seis años.  

Tenía tan solo once años cuando fue prometida a su primo Ferenc Nádasdy, conde de dieciseis años. Un año más tarde pasó a residir en el Castillo de su prometido. Erzsébeth tuvo una muy buena educación y su cultura sobrepasaba a la de la mayoría de los hombres de entonces. Era considerada una mujer excepcional para su época. Hablaba perfectamente húngaro, latín y alemán.
Contrajo matrimonio con Feren a los 15 años y se trasladaron a vivir al Castillo de Čachtice en compañía de su suegra Úrsula y de otros miembros de la familia. Con el tiempo él y su mujer intercabiaban información sobre las maneras más apropiadas de castigar a sus sirvientes, sin embargo Ferenc no pasaba mucho tiempo por casa pues normalmente estaba combatiendo en alguna de las incontables guerras.
Debido a esto su primera hija, Ana, no nació hasta diez años más tarde. Más tarde llegaron Úrsula y Catalina y Pablo, el único varón.

Ferenc muere de enfermedad, dejándo a Erzsébeth viuda con 44 años, edad a la que comienzan a escucharse malas habladurías de ella. Echó a su suegra y a todo familiar de Ferenc de su castilla y encerró a las sirvientas en los sotanos, donde fueron cruelmente castigadas.  

Así comienzan a escucharse siniestros rumores sobre la Condesa, afirmaciones de que practica la magia roja y que usa la sandre de muchachas jóvenes. Tras una investigación que Erzsébeth no pudo frenar ya que carecía de fuerza militar, fueron halladas numerosas muchachas torturadas en su castillo. Muchas de ellas en estado de desangrado e incontables cadáveres en los alrededores.

Fue juzgada y aunque ella se negó a confesar sí lo hicieron sus  colaboradores. Su mayordomo aseguró haber estado presente en mínimo 37 asesinatos de jovenes solteras.
Todos sus seguidores y colaboradores acusados de brujeria fueron decapitados o torturados. Sin embargo la ley prohibía que Erzésbeth, noble de cuna, fuera procesada. Fue encerrada en su castillo, a puertas y ventanas selladas. Tras cuatro años encerrada sin poder ver el sol, Erzsébeth fue encontrada muerta a los 54 ños.

Esto fue lo que se dijo de ella, la realidad. Pero la realidad se acerca más al mito de la asesina en serie que a la que se cuenta como real. Poseida por la furia la mujer no dudaba en castigar a sus sirvientas y apalizarlas hasta romper todos los huesos de su cuerpo. Los cuerpos desangrados decoraban el interior de su castillo como si de obras de arte se tratasen. Su diario, perdido ahora, narraba con exquisito detalle las crueldades acometidas a sus 612 victimas en los últimos años. La Condesa vivía en un castillo cuyas paredes rezumaban sangre y cuerpos vaciados, pendidos de cadenas. En incontables ocasiones mantenía relaciones con sus sirvientes. Sus tendencias psicópatas hacía que duracte el acto llegase a morder salvajemente a sus sirvientes, hasta el punto de desangrarlos entre sus labios. Acostumbraba a bañarse desnuda en la sangre de las sirvientas degolladas, pues según las brujas que tenía bajo su servicio, aquello la mantendría joven y bella durante años. Tomó bajo su tutela a numerosas jóvenes de buenas familias para educarlas, sin embargo todas ellas morían en extrañas circustancias. Fue gracias a este descuido que sus prácticas fueron descubiertas.

Una vez fallecida, su historia fue tan conocida por el mundo que su espiritu abandonó la tierra para buscar cobijo en algún lugar inmortal. Y así llegó al Trono de los Heroes, donde su espiritu pudo conservarse joven y bello, tal como los profetas le habían vaticinado.



erzebeth bathory
JESSICA CHASTAIN ? SERVANT - BERSERKER







Última edición por Tardis_In_Blue el Mar 30 Mayo - 21:53, editado 6 veces



Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥️ Corvëlia ♥️:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
650

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Tardis_In_Blue el Dom 28 Mayo - 16:53


01: the arrival
Kevin & Mesalina Por la noche Apartamento de Kevin
El tiempo había pasado muy deprisa en el último mes. Más deprisa de lo que a Kevin le hubiera gustado. Un tiempo que no le había dado siquiera una pausa para respirar, para salir o para pensar siquiera en sí mismo.
La llegada al país nipón había supuesto para el joven un completo cambio de ritmo y de vida al que no estaba acostumbrado, pero que tardó muy poco en aceptar.

Encontró un piso pequeño a buen precio, pero más que suficiente para él puesto que no tenía pensado pasar mucho tiempo encerrado allí. Sus tardes y la mayoría de sus noches consistían en acudir a la biblioteca del barrio, que tenía la suerte de permanecer abierta las 24 horas al día. Aquello era algo común ahí, cosa que agradecía pues encontraba más calma y ambiente entre libros que entre cuatro diminutas paredes. El olor de los libros, el silencio de las pisadas... incluso el rápido tecleo de los dedos de japones que se sentaba a su lado era silencioso. Adoraba esa calma, ese ambiente, esa quietud.

Sin embargo toda aquella nueva vida que el pelirrojo estaba viviendo no era más que una entramada red de mentiras organizadas por su familia. Una red que se extendía desde Inglaterra hasta allí, a Japón. No existía ninguna beca de formación, ninguna fundación que le hubiera enviado esa carta que cambió su vida. Todo había sido calculado al detalle para que Kevin acabase ahí, en Fuyuki, donde le seguía desde las sombras un sirviente de la familia Blake.

Aquel día había algo extraño en el ambiente. Algo que no sabía definir, pero molesto. Un mal aura, un mal presentimiento pegado a su cogote, como si alguien respirase en su espalda, exhalándole el aliento sobre su nuca.
Una mala suerte que se le impregnó durante el resto del día, haciéndolo tedioso. La máquina de café se estropeó mientras se preparaba su dosis mañanera. La cadena de su bici chirrió de mala gana antes de decidir salirse de sus engranajes, haciendo que llegase tarde a su trabajo. Y es que aunque tuviera una (falsa) beca sin fondo, Kevin había decidido buscar un trabajo con el que poder mantenerse. No le gustaba saber que tenía un colchón de dinero sobre el que caer si algo fallaba. Su estilo de vida se acercaba más al de mantenerse ocupado, al de valerse y hacer las cosas por sí mismo.

Eran las dos de la madrugada cuando, ojeroso y con las gafas medio torcidas, llegó a casa entre bostezos. La luz del diminuto comedor titilaba, mostrando una estancia completamente desordenada, patas arriba, con la mesa volcada y todo revuelto como si un huracán se hubiera desatado en la estancia. - Pero... Que diantres...? - sus pasos tantearon tímidamente aquel espacio y sus ojos se movieron desesperados, buscando un culpable a aquello que no tenía explicación. Sus escasas pertenencias seguían allí, aunque tiradas por el suelo. Nada parecía faltar pero conforme entró en el comedor contempló que alguien había pintarrajeado en el suelo un extraño pentagrama y varios círculos en torno a él. La pintura brillaba con un tono fluorescente en la oscuridad. Dejó caer la mochila lentamente y se agachó al lado del circulo. En el interior del pentagrama, arrebujado como si alguien lo hubiera tirado de cualquier manera, se hayaba una fina tela de color crema, sedosa al tacto en cuanto sus dedos se cerraron en torno a ella. Parecía casi agua líquida que se deslizaba suavemente entre sus manos. Impregnada de un aroma, la tela transmitía en sus yemas un inusual calor que se extendió por todo su cuerpo.

Algo tiró hacia arriba de repente de la boca de su estómago. Una fuerza invisible se desató desde su pecho, haciendo que de su boca saliera un grito de sorpresa impregnado de terror. Su cuerpo, elevado en el aire, quedó suspendido como un muñeco de trapo en el centro del pentagrama. Podía notar ese extraño cosquilleo que se extendía a lo largo de su cuerpo. Recorrió todo su sistema nervioso, se asentó en cada célula, haciendo que un poder dormido y desconocido despertase.
Sus dedos soltaron la tela que había aferrado con desesperación y todo su cuerpo cayó pesadamente al suelo, haciéndole gemir de dolor por el impacto. Por unos instantes, su mente desapareció. Se quedó todo paralizado. El tic-tac del reloj de la mesilla se detuvo entre dos segundos. El aire en sus pulmones comenzó a faltar y la sensación de asfixia hizo que los bordes de su visión se volvieran borrosos. Pero no era el techo de su apartamento lo que se desvanecía. Algo, entre el techo y él, se fragmentó. Una grieta en un espacio que no existía se abrió sobre su cuerpo, dejando ver al otro la luz más brillante que sus ojos hubieran captado jamás. Sus dedos crispados arañaron su cuello, desesperado por librarse de esa asfixia. Una eternidad más tarde, o eso le pareció, la grieta se cerró. Algo pesado cayó sobre él, haciendo que el golpe le devolviera la respiración. Qué...Quién... Quién eres?





Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥️ Corvëlia ♥️:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
650

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Mimikuma el Lun 29 Mayo - 13:18


01: the arrival
Kevin & Mesalina Por la noche Apartamento de Kevin
Los acontecimientos en aquel lugar se repetían una y otra vez atormentando su alma sin parar. La imagen del centurión rebanando su cabeza perturbaba su conciencia hasta dejarla como un muñeco sin vida. No obstante en su interior una sensación que ansiaba venganza se hacía cada vez más fuerte hasta tal punto que deseaba renacer fuera como fuera para llevarla a cabo. Fue así como finalmente por algún tipo de milagro que desconocía, el ciclo que se repetía una y otra vez se cortó mostrándole la luz de un nuevo despertar. Una luz con destellos azulados la cegó para seguidamente ofrecerle nuevos recuerdos, nuevos aprendizajes, nuevas ideas.

Una voz en su cabeza le hablaba. Desconocía de quién se trataba, pero lo que estaba claro es que se dirigía a ella con órdenes bien claras: "Consigue el Santo Grial junto a tu master y hasta el deseo más retorcido podrá hacerse realidad."

Y entonces... cayó. Cayó desde algún punto sobre un cuerpo que desconocía. Al principio seguía confusa, sin saber qué demonios había pasado y entonces, al abrir sus ojos, lo vio. La humanidad, tal y como había avanzado, la tierra, sus errores, sus aciertos, sus avances... y entonces, cuando pudo ver más allá de eso, a la persona que se encontraba debajo de ella. Sonrió con cierta picardía y travesura decidiéndose al fin a hablar, tras analizarlo con la mirada durante unos segundos.

-Oh... ¿pero qué tenemos aquí?... Si es un yogurín... -La mujer que portaba uno de los vestidos más sensuales probablemente de la época romana, no dejaba demasiado a la imaginación, pues la tela blanca que cubría su cuerpo dejaba a la vista un hermoso y voluminoso valle de curvas del que ahora el joven podía deleitarse.

Kevin en aquel momento no sería consciente de lo que se le había caído encima, pero harían falta un par de acciones para que comenzara a pensar que en efecto, algo no iba bien y de entre todas las posibilidades, probablemente le había tocado la peor. La mirada seductora de la mujer de cabellos dorados no podía dejar de admirar a aquel joven y de analizar cada parte de su cuerpo hasta que finalmente... se topó con algo que la entusiasmó de sobremanera.

-¡Pero que bien armado vas, cielo! Y eso que todavía no está cargada... ¿qué es lo que temes? ¿o es que necesitas ayuda?

Y sin ningún tipo de permiso del joven estudiante de intercambio, la mujer comenzó a frotar en aquella zona que se encontraba en la entrepierna del chico, a la espera de ver el verdadero "monstruo" que se escondía dentro de él. Mesalina deseaba venganza y le habían entregado aquella nueva oportunidad y sin embargo, antes de eso deseaba sentir de nuevo lo que era yacer con un hombre, haciendo justicia totalmente con quien fue en realidad en el pasado. Pero una pausa indicó que todavía Kevin no iba a sufrir ninguna violación por su parte.

-Ah. Es cierto... me obligan a decirte esto; "¿Eres tú mi Master?", sinceramente, a mi me la trae floja, Yogurín. El festín me lo voy a dar de todas formas seas mi Master o no. -Soltó siendo dueña completamente de sí misma y de su nuevo ser.

Ahora que volvía a estar viva no iba a desaprovechar esa oportunidad convirtiéndose en una buena persona. No... iba a convertirse en una mujer mala y disfrutaría al máximo de su nuevo vida.





There's no place like home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Tardis_In_Blue el Mar 30 Mayo - 15:31


01: the arrival
Kevin & Mesalina Por la noche Apartamento de Kevin
Tras el golpe contra el suelo y exhalar aquellas palabras, Kevin respiró entrecortadamente, de una manera casi exagerada. No estaba acostumbrado a la falta de aire en sus pulmones y eso hacía que su visión todavía estuviera borrosa.

Distinguió unos finos cabellos dorados, más brillantes que aquella fugaz que había invadido la estancia. Podía notar, a través de la ropa, como algo cálido sedoso y suave se pegaba a su piel. Y esa voz, aterciopelada pero cubierta de un deje de lo más peligroso. Esa voz que le hizo deshacerse por un momento, antes de despertar. Antes de volver a la realidad. La realidad  de que alguien, una mujer desconocida, había caido en su piso desde la nada.

-¿Quién...? ¿Quién eres tú y...? ¿Cómo has entrado en mi piso?- Aquello era extraño. De lo más extraño. El cosquilleo seguía ahí, vibrando en las yemas de sus dedos.  Su cuerpo temblaba, por el miedo de aquella extraña situación, por tener a una mujer como ella tan cerca, sobre su cuerpo. Una mujer que era, a sus ojos, la más hermosa que había visto. Tartamudeó nervioso y trató de contener el tembleque de sus dedos.

-¡Pa... Para! ¡Para un momento...! - la agarró de los hombros, apartándole de él con brusquedad y frunciendo el entrecejo. Miles de ideas se arremolinaban en su cabeza dando vueltas, impidiendole que una de ellas se volviera más clara y concisa y destacase por encima de ellas. Se apartó como pudo de aquella mujer y de su toqueteo que, aunque placentero, resultaba extraño.   Se refugió en una esquina de la sala, al lado de la mesa volcada. -N.. No sé quen eres n-ni como has entrado aquí... - el chico no era muy dado a hablar con gente, y menos con mujeres. Las situaciones que escapaban fuera de su control le desconcertaban hasta tal punto que el nerviosismo se apoderaba de él, impidiendole actuar con normalidad. -¿Puedes explicarme cómo has llegado hasta aquí? ¿Qué es eso de que soy tu master? ¿Algún juego de rol? Porque te advierto que no juego desde la universidad... - empujó las gafas con el índice hasta colocárselas de nuevo sobre el puente de la nariz, pues se le habían resbalado por el sudor.

Sus ojos se dedicaron por un momento a lo que harían los ojos de cualquier hombre (y de muchas mujeres seguramente) ante aquella diosa de la belleza. La tela que cubría su cuerpo era fina y realmente tapaba muy poco, dejando que Kevin se deleitara por unos segundos de aquella majestuosa visión. Aquella feme  fatale poseía una fina piel del color de la porcelana y ofrecía el aspecto de ser tan suave como esta. Sus cabellos seguían la forma de un delicado cuello de cisne y su cuerpo... Su cuerpo parecía moldeado por los dioses de la mismísima Afrodita. Tragó saliva, notando como una parte de su cuerpo de la que no tenía control parecía despertarse y desvió la mirada, apurado, con las orejas cubiertas de pecas tan rojas como su pelo. -Esto... ¿Es real? ¿Eres real?-





Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥️ Corvëlia ♥️:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
650

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Mimikuma el Jue 1 Jun - 16:27


01: the arrival
Kevin & Mesalina Por la noche Apartamento de Kevin


Era la primera vez en toda su vida que un hombre la apartaba tal y como lo hizo Kevin. Normalmente todos caían enredados en sus hilos y se arrastraban a ella completamente necesitados de sus atenciones. Sin llegar a creérselo y siendo consciente de la confusión del joven estudiante, llegó a la conclusión de que tal vez eso era lo que no le permitía centrarse en el placer que le estaba ofreciendo. Fue así como finalmente desistió al menos por el momento y se centró en toda la información que se le había dado, la cual, al parecer también tendría que compartir con él, quien sería su Master en esa guerra extraña, o eso creía...

-Si soy real o no, lo dejaré a tu criterio... se que este cuerpo es el de una diosa, lo tomaré como un cumplido. -Dijo guiñándole un ojo, levantándose del suelo y exhibiéndose en todo su esplendor bajo la tela transparente que no dejaba demasiado a la imaginación. Vista así parecía un ángel que había bajado desde los cielos. Un ángel contaminado. Acercándose hasta a él, le tendió la mano y sin esperar que la tomara, tiró de él con fuerza.

Estaba claro, aquel chico no tenía ni idea de nada de lo que ocurría a su alrededor y sin embargo... podía notar una inmensa fuente de maná que salía de él y la alimentaba de manera deliciosa, nutriéndola de poder... el poder que necesitaba para vengarse.

-Bien, Yogurín, por lo que parece alguien te ha metido en un enorme embrollo sin tú saberlo. En esta guerra se reúnen varios magos poderosos que luchan junto a sus invocaciones. -Hizo una reverencia acompañada de una sonrisa. -Una servidora... a los cuales alimentan con su maná. Hay varias clases de Servant, aquellos que como yo, luchan junto a su Master. En este caso, te hayas frente a la clase "Assassin". La verdad es que no me quejo... me gusta sorprender a mis enemigos y apuñalarlos por la espalda.

Dicho todo aquello hizo una pequeña pausa, la cual aprovechó para volver a tomar la mano del chico, entonces, con un movimiento típico de un paso de baile, giró sobre sí misma hasta que terminó enroscando su cuerpo entre el brazo de Kevin, quedando de espaldas a él y con un contacto físico que dejaba sus cuerpos completamente pegados el uno con el otro.

-La guerra por el Santo Grial... quien gane y obtenga su poder podrá pedir el deseo que más ansíe... ¿no te parece tentador? Incluso un chico como tú tendrá sus ambiciones, ¿verdad? No parece tan malo después de todo haber terminado así... además, aunque la apariencia engañe, tu fuente de maná es inmensa... -Dicho aquello se desenroscó del brazo del chico y caminó lentamente de cara a él hasta acariciar una de sus mejillas con su suave mano.- Podemos lograr cosas tan increíbles, Master... tú y yo... seremos imparables...






There's no place like home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Tardis_In_Blue el Jue 1 Jun - 17:35


01: the arrival
Kevin & Mesalina Por la noche Apartamento de Kevin
Ahí, atrapado en la esquina de su destrozado comedor, Kevin absorvía aquella información como si de una esponja de mar se tratase. Una información que se acumulaba sobre su ya apesumbrado cerebro. Palabra a palabra. Cerró los ojos cuando la habitación comenzó a dar vueltas y se apoyó contra la pared, dejando escapar un suspiro de pesadez.
Aquella mujer frente a él era una diosa. Su cuerpo bajo aquella tela revelaba unas curvas de lo más sensuales y atrayentes, de esas que solo se veían en los mejores videos X. Como todo hombre también había acudido a esas páginas y al desestrés que provocaban, pero ella... Ella era más. Irradiaba una extraña luz que invadía el piso. Quizá su pelo, o sus andares.

Dejó que ella hablase, se moviese y se enroscase en sus brazos mientras escuchaba cada palabra salida de aquellos rojizos labios. Sin embargo cada frase que decía le resultaba de lo más extraña. Sin embargo había algo entre toda aquella verborrea verbal que le sonaba familiar. -¿Has dicho... Magos?- parpadeó varias veces, confuso. -Magos... magos.... - de pronto lo recordó. El motivo por el cual se había ido de casa. Las historias de fantasía y magia que sus padres contaban. -Mi familia... - tenía la boca pastosa y le costaba coordinar más de varias palabras seguidas, quizá por el mareo, por el exceso de información. -Ellos decían que eran magos... Era una tontería.. creo...- La mujer pegó su espalda a su pecho y Kevin aspiró su embriagador aroma por unos instantes, mareado por toda aquella información.

-Por favor... ¿Puedes ir un poco más... despacio...? - aprovechó el momento en el que ella se apartó y corrió hacia la cocina, donde llenó un vaso de agua que se bebió en dos segundos, y así uno tras otro hasta que pareció que su cordura regresaba. -No entiendo que es eso de Assassin ni... la guerra de la que hablas..N-ni siquiera sé tu nombre...- se apoyó en la encimera de la cocina, con el vaso entre unos temblorosos dedos y una mirada de terror a través de las gafas. -Deja de llamarme Master o... yogurín... Me llamo Kevin... Kevin Blake. No sé ni siquiera tu nombre ni... - su gesto se torció unos segundos, volviendo a esas palabras. -¿Apuñalar a tus enemigos por la espalda..?  ¿Fuente de maná...? No entiendo la mitad de las cosas de las que me estás hablando, de verdad... Esto es.... Casi ridículo... Me estás hablando de una reliquia que la humanidad lleva siglos buscando... - sin duda no había ni una palabra que tuviera sentido en aquella conversación. Empezaba a creer que todo lo que estaba viviendo tampoco era real. Que se había denucado al caer al suelo y se estaba muriendo en el suelo del comedor, sufriendo una alucinación segundos antes de morir. -





Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥️ Corvëlia ♥️:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
650

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Mimikuma el Jue 1 Jun - 19:22


01: the arrival
Kevin & Mesalina Por la noche Apartamento de Kevin

La inocencia de Kevin era algo nuevo para Mesalina, quien además de observar al chico con atención, en efecto, se percató de que claramente había algo en él que no cuadraba con la historia que le habían contado sobre el Santo Grial y los magos que participaban en él. Al contrario de éstos, Kevin no tenía ni idea de qué hacía allí, por lo que intuía —probablemente de manera acertada— que en efecto, alguien lo había metido en aquel tema sin avisar y ahora mismo, el que podría llegar a ser un participante extraordinario, era un completo fracasado.

Una mueca de fastidio se dibujó en el rostro de Mesalina. Sinceramente, la idea de obtener el Santo Grial la fascinaba. Deseaba la venganza sobre cualquier cosa y la recompensa por ganar la guerra iba a abrirle muchísimas puertas para poder conseguirlo.

Veamos, es solo una teoría, ¿de acuerdo? Dices que en tu familia hay magos, ¿no? Bien... teniendo eso en cuenta, el hecho de que poseyeras tal cantidad de maná sería algo razonable, sin embargo, parece que vives solo... ¡Ya se! ¿Conflictos de algún tipo? Ellos se han vengado y te han metido en esto, fin. —Explicada aquella teoría, tomó asiento sobre el kotatsu y se tumbó dejando que la tela blanca definiera mejor la forma de su cuerpo.

Con un movimiento suave de manos, Mesalina logró apagar las luces del hogar y emitir una especie de proyección en el techo del apartamento. En él, aparecía la misma explicación que había recibido sobre la Guerra del Santo Grial por un deidad que desconocía. En él, se explicaba de dónde procedían los Servant, cual era el deber de los Masters, y de qué ventajas gozaban éstos; como por ejemplo, las tres órdenes que poseían para dominar al Servant y las consecuencias tras hacer esto.

¿Lo entiendes ahora, Master? Soy tu esclava, tu arma, tu peón... Ambos jugamos un papel importante en esta guerra como equipo. —Dicho aquello hizo un nuevo movimiento con sus manos e hizo desaparecer la proyección con una media sonrisa en su rostro. Bajó sus manos y entonces definió sus curvas con éstas de manera muy sensual, dejando caer su mirada en un acto claro de seducción hacia el estudiante.

Pero aunque aquello fuera una guerra y Mesalina tuviera sus propias metas y ansias de venganza, había pasado años con la ausencia de algo muy importante para ella... Algo por la que se la reconocía en los libros de historia: Su promiscuidad. Estaba ansiosa de mantener sexo y sabía por experiencia que un chico joven como él aguantaría varias rondas. No lo suficiente como para saciarla, pero sí para quitarle aquel mono incesante. Aún así, siendo bien avispada, intuía que un: "¿Tenemos sexo?" no sería suficiente, por eso, con su astucia, inventó la excusa perfecta para lograr su propósito.

La conexión entre el Master y su Servant es importante... así mismo su vínculo debe ser fuerte y por eso, ambos deben intimidar a modo de evitar el desaparecer de este mundo. —Mintió con un tono misterioso y serio. ¡Por favor! Qué bien se lo iba a pasar... —Debemos tener sexo ahora mismo o tanto tu vida como la mía puede peligrar.

Estaba tratando de contener su risa traviesa fuera como fuera pero le estaba costando horrores. "Solo un poco más... se lo creerá... seguro."






There's no place like home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Tardis_In_Blue el Vie 2 Jun - 15:48


01: the arrival
Kevin & Mesalina Por la noche Apartamento de Kevin

Por un momento Kevin se pellizcó el brazo, buscando despertar de aquel irreal sueño que estaba viviendo en el piso. Pero nada se desvanecía. De hecho todo se hizo más real conforme aquella mujer hablaba. Su familia... una trampa que le habían tendido... eso encajaba mucho con todo aquello, sin duda.
Siguió a la chica de nuevo hasta el comedor y se sentó a su lado. Se hallaba en un extraño estado, como en el que se encuentra alguien que ha bebido mucho. Todo daba vueltas a su alrededor y aquel cosquilleo había desaparecido de la punta de sus dedos. Se habían adormecido y no era capaz de percibir las palabras con total claridad.

Elevó la cabeza, contemplando aquella proyección como si de un planetario se tratase. Por un momento volvió a tener doce años, sentado en el observatorio. Las estellas de ese color azulado, brillando sobre su cabeza, latiendo. Solo que esa vez no eran estrellas, sino una serie de imágenes que se grabaron en su retina, haciendole temblar. Las imagenes de guerras pasadas se aferraron a su pecho, casi asfixiandolo con su crueldad.
Alzó su mano, contemplando como un tatuaje de color rojo brillante había aparecido en el dorso. Constaba de tres partes diferenciadas que como atisbó a pensar, correspondían con las tres ordenes.

La voz de la mujer volvió a llegar desde lejos, pese a que estaba sentada a su lado. Ladeó el rostro levemente, confuso. Tenía mil cosas que preguntar pero no asbía por dodne empezar. -No digas eso... No me gusta esa palabra... No eres una esclava, ni un arma... mucho menos un peón... - se giró para quedar frente a ella, suspirando largamente. -Entiendo que esto... es real. Es demasiado rebuscado para ser un sueño pero... -ella volvió  a hablar, con esa aterciopelada voz seductora. Era peligrosa, lo intuía por su voz. --¿Intimar...? No... no creo que sea... - negó con la cabeza y se puso en pie, apresurándose a levantar la mesa y todos los papeles que se habían desperdigado por el suelo. Recogió también esa tela, esa reliquia que había servido para la invocación. -Se supone que todos sois heroes... personas vividas tiempos atrás que llegaron a ser importantes... - se volvió hacia ella con unos cuantos libros descansando en sus brazos y los apiló sobre la mesa que había quedado algo coja de una pata. -¿Quien eres tú? Por tu ropa supongo que perteneces a la antigua Grecia pero... su período es tan grande... - volvió a examinar esa fina tela entre sus dedos, como si aquello le concediera alguna pista de la identidad de la dama.






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥️ Corvëlia ♥️:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
650

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Mimikuma el Miér 7 Jun - 20:55


01: the arrival
Kevin & Mesalina Por la noche Apartamento de Kevin

Aquel chico era endiabladamente listo. Había sido capaz de reconocer su tiempo con tan solo una mirada. En su época, existían hombres listos sí, pero la mayoría con los que se había acostado tan solo pensaban con la herramienta de abajo, ¿para qué quería más? No obstante, estaba claro que si mencionaba su nombre el chico captaría su mentira al instante, así que decidió jugar un poco con él.

El Master escoge que rango darle a su Servant. Algunos los tratan como perros, otros como esclavos, otros los utilizan como armas... incluso como desahogo sexual... —Mencionó aquello último con un tono de voz distinto, como si quisiera hacer hincapié en eso. —Por supuesto yo no tendría ningún problema en resignarme en alguno de esos puestos con tal de ayudar a mi Master a conseguir el Santo Grial...

Bien... seguro que ahora pensaría que era una mujer fiel y leal. Ahora el truquito de engañarlo diciéndole que debían tener sexo seguro que sería más convincente. Así que lentamente se acercó al chico y dejó caer la túnica blanca poco a poco por su hombro, dándole un aspecto de lo más sensual.

¿Eres virgen, Master? ¿Es por eso que temes conectar con tu Servant? —Preguntó de forma inocente. Estaba claro que era virgen, cualquier idiota se daría cuenta de ello, pero formaba parte de su papel. —Si es así... puedo jurar ante los dioses que me encargaré de darte una primera vez inolvidable...

Tal vez había sonado demasiado directa, de hecho podía notarse por la expresión facial del chico, así que rápidamente intentó arreglarlo haciendo una nueva actuación totalmente fingida.

Aunque si prefieres perderla con otra persona... lo entenderé completamente... puedo esperarte si así lo deseas... —Dijo con un tono de voz completamente disgustado. Mesalina se dejó caer sobre una de las sillas que habían quedado derechas y suspiró como lo haría una doncella que espera el amor.

Si Kevin no accedía a "colaborar" con ella, entonces, lo chantajearía hasta obtener su recompensa por tantos años de interminable sufrimiento. Y si terminaba por no mantener sexo con ella, lo violaría a su manera y listo. No necesitaba la aprobación de un Master inútil.






There's no place like home.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fate War / The Last Crusade (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.