Últimos temas
» 3. Say you won't let go
Hoy a las 12:09 por Storm Queen

» That 20s show
Hoy a las 11:06 por Mint

» VI. In light of the seven
Hoy a las 7:09 por Elric

» Shot through the heart
Hoy a las 5:04 por Nébula

» 2. New toy, new game.
Hoy a las 2:31 por Storm Queen

» 4. I'd lose somebody like you.
Hoy a las 2:11 por Hellcat

» 1. Who is in control?
Hoy a las 2:11 por Storm Queen

» 5. Set fire in my head.
Hoy a las 0:01 por Storm Queen

» ♠ Tear me to pieces.
Hoy a las 0:01 por Magik

» Death is equal
Ayer a las 23:34 por Arson

» — Personajes.
Ayer a las 23:02 por Snicket

» A Thousand Years
Ayer a las 22:58 por Shadows Takes All

» ♠ You're always here to me.
Ayer a las 22:54 por Hellcat

» 01. We're controlled by an evil insanity
Ayer a las 18:29 por Python Labubie

» 01. Just a beer with a bear
Ayer a las 16:39 por Python Labubie

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

━ Again he feels the moon rising on the sky,

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

━ Again he feels the moon rising on the sky,

Mensaje por Zoldyck el Mar 30 Mayo - 14:29

Recuerdo del primer mensaje :


but he has a paradise on earth
Existen muchas historias que nadie conoce; ocultas en la noche, silenciosas y peligrosas.

En plena Edad Media, Alexander intenta llevar una vida normal en la pequeña ciudad donde se ha instalado recientemente. Trabaja como médico durante el día, y se relaja como cualquier otro hombre en la noche. Sin embargo, no es un hombre normal, ni siquiera es humanos, al menos desde hace un par de siglos. Alexander fue mordido por un licántropo cuando era joven, quedando irremediablemente convertido en uno también, envejeciendo más lento de lo normal y adquiriendo una fuerza que realmente nunca había deseado.

Él que siempre había sido una persona que quería ayudar a los demás, curarlos, se encontraba en las noches de luna llena sin control, comiéndose los ganados y esperando no atacar a nadie.

Por esto es que Alexander nunca pasa demasiado tiempo en el mismo lugar, puesto que podrían sospechar de él. Sin embargo, esta vez se encuentra incapaz de marcharse de esa ciudad, puesto que en una de las tabernas hay una chica, Charlotte, de la cual hay caído irracionalmente enamorado. No es un enamoramiento cualquiera; los licántropos son capaces de imprimarse, una acción que no controlan y que solamente ocurre. Que hace que el mundo se vuelva del revés, que cambie y se centre solo en esa persona. Sólo puedes verla a ella, y viceversa.

Ella no sabe nada de ese mundo, del resto de peligros que se esconden en la oscuridad. Pero él quiere protegerla a toda costa porque sin ella, no podría seguir viviendo.
PLOT | Fantasía/Sobrenatural | 1x1
personajes
Alexander McCane | 27/254 | Licántropo | Kingsglaive
Charlotte Spencer | 22 | Humana | Veintisiete
phoenix ⚓




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2288

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: ━ Again he feels the moon rising on the sky,

Mensaje por Veintisiete el Mar 17 Oct - 0:36


Black moon
Que él le dijera que no era su dueño, la hizo sonreír, demostrando que Alexander era un buen hombre y que no iba a maltratarla como su esposo. Eso le permitía poder ser ella misma, sin miedo a golpizas a su cuerpo. Asintió con una sonrisa y le besó la mejilla. Luego él se puso serio y ella lo escuchó.

—No se me ocurriría hacer eso, Alexander.—dijo con suavidad.—Sé que lo de recién fue a petición mía y que supiste controlarte, pero eso no significa que será así la mayoría de veces.—continuó hablando.—Yo me limitaré a esperar y rezar porque no te pase absolutamente nada.—añadió, besándolo suavemente, para tranquilizarlo. Sabía que él tenía miedo de hacerle daño, pero Charlotte confiaba bastante en que no iba a pasar ello.

Asintió, pues debía descansar y no iba a contradecir al médico. Por lo tanto, preparó la cena y la llevó a la mesa, donde ambos se sentaron a comer en silencio, cada uno sumido en sus pensamientos. Cuando Charlotte finalizó, levantó la mesa y se puso a lavar. Tras dejar todo limpio, tomó la mano de Alexander y lo llevó hasta el cuarto.

—Duerme conmigo.—pidió, mientras se metía entre las sábanas, con suavidad por sus heridas. Se recostó, mirándolo con una sonrisa y esperando que se metiera en la cama junto a ella. Era la primera vez que dormía con un hombre, y tenía los típicos nervios primerizos, pero se encontraba más tranquila de lo habitual.
Alexander, Casa, Noche
phoenix ⚓️




«Despite the forecast»
live like it's spring.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1079

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Again he feels the moon rising on the sky,

Mensaje por Zoldyck el Dom 5 Nov - 22:07


Black moon
Alexander agradecía que su mente no relacionara conceptos. Que sólo creyera que eso era para no dañarla, para no hacerle daño. Pero la realidad es que había otro motivo por el que la quería lejos; con solo un rasguño de sus garras o colmillos ella se convertiría irremediablemente en algo como él. No podía permitirlo y se alegraba de que Charlotte no se diera cuenta de esas intenciones.—Gracias, Charlotte.— Susurró sobre sus labios, con cariño, besándola de nuevo. Su palabra era todo lo que necesitaba para sentirse tranquilo. Después de prometerle que a la noche siguiente irían a por sus cosas y a comunicarle a su padre su marcha, prepararon juntos la cena y comieron en la misma mesa. De alguna manera se sentía extraño y agradable a la vez. Hacía siglos, literalmente, que Alexander no comía alrededor de una mesa con alguien más, de forma tan familiar, de forma tan hogareña. Charlotte no sólo había trastocado su corazón, sino que le estaba dando una familia que cuidar.

Hablaron de ciertos temas sin importancia, compartiendo opiniones y riendo por ellas. Se sintió cómodo. Y al terminar, la ayudó a recoger porque no le parecía bien que alguien herido desempeñara esa clase de tareas; además, él estaba más que acostumbrado a sobrevivir por sí mismo, sin depender de nadie y sin cargarle ese trabajo injusto a una mujer. Sin embargo, se sorprendió cuando la mujer tomó su mano, dirigiéndolo a través de la casa hasta su propia habitación, que esos días había estado ocupando ella. Alexander siempre había dormido en el sofá del salón por respeto a Charlotte y por el bien del descanso de sus heridas, pero no se esperó que ella le pidiera que durmiera con él. Por un momento se quedó mirándola, pensativo, sin saber si se refería a dormir realmente o ese verbo tenía otro tipo de connotación para ella. La observó metiéndose con cuidado entre las sábanas, haciendo leves gestos de dolor y suspiró.

Está bien.— Aceptó él, sentándose en la cama para quitarse las botas y meterse con ella entre las suaves sábanas. No pretendía hacer nada hasta que ella estuviera sana, y en principio, hasta que se casaran. Porque así se hacían las cosas, aunque él nunca había acatado las órdenes. Había yacido con mujeres sin casarse con ellas y nadie lo había maldecido, pero sentía que con Charlotte quería hacer las cosas bien. A pesar de sus pensamientos, no pudo evitar centrar su mirada en la ajena, con sus cabellos sueltos desparramados por su almohada, que siempre le había parecido tan vacía. Acarició su rostro con cariño y besó sus labios con la misma suavidad y calidez, como si temiera romperla si la tocaba de más. Queriendo protegerla por encima de todo lo demás.

Cuando sintió que sus besos se intensificaban de más, él mismo fue quien se separó de sus labios, separando incluso un poco su cuerpo del de ella. Frunció el ceño y llenó sus pulmones de aire, con mal resultado ya que aspiró todo el aroma y la calidez de la mujer que yacía a su lado. Intentó tranquilizarse. Sus emociones e instintos eran tan fuertes que le habría gustado hacerla suya en aquel preciso instante, besar cada rincón de su cuerpo, pero ya había decidido que no lo haría. Debía mantenerse firme. Volvió a mirarla a los ojos y le sonrió levemente.

Duerme, debes descansar. Tienes que tener fuerzas para mañana.— Volvió a acariciar su rostro, dejando un leve beso sobre su frente, cariñoso, arropando su cuerpo entre sus brazos, con cuidado, dispuesto a dejarla recuperarse en aquel refugio que pretendía darle para siempre.

Charlotte, Casa, Noche
phoenix ⚓️



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2288

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Again he feels the moon rising on the sky,

Mensaje por Veintisiete el Miér 8 Nov - 18:56


Black moon
Aquella noche durmió abrazada a Alexander, sintiendo un enorme amor por él. Su sueño fue tranquilo y se aferró a él en medio del descanso, pues ni en los sueños quería separarse de él. Durmió hasta entrada la mañana, cuando los primeros rayos de sol aparecieron a través de las ventanas de la habitación. Se desperezó con cuidado, por sus dolores y miró a Alexander con una sonrisa amplia.

—Buenos días.—saludó, ampliando más la sonrisa. Le había gustado dormir con él a su lado, sintiéndose segura y protegida. Aprovechó la cercanía para darle el beso de la mañana, el cual intensificó a gusto. Remoloneó un rato encima de él, antes de separarse y levantarse de la cama. Salió de la habitación, para salir al exterior, donde había un pequeño cubículo que hacía de baño. Hizo sus necesidades, rodeada del aroma del bosque cercano y luego regresó a la casa para cambiarse. Ahí estaba Alexander aún en la cama y Charlotte sonrió, amándolo. Aunque no estuviesen casados, se desnudó delante de él, para cambiarse. En su piel lucían las vendas aplicadas para curarla y algunas habían quedado rosadas.

Antes de poder vestirse, sintió las manos de él sobre su piel y aquello la encendió, pero luego comprendió que la estaba revisando y cambiando las vendas por unas limpias. Se mantuvo quieta, dejándole trabajar, siendo consciente de su desnudez. Cuando él terminó, ella aprovechó para vestirse y cubrir su piel desnuda. Luego fue a la cocina donde preparó el desayuno.

El día se le pasó de forma larga, esperando la noche caer. Había estado sola en la casa, pues Alexander se había marchado a trabajar. Aprovechó ese tiempo para conocer la zona del bosque aledaña a la casa, para leer algún que otro libro y para descansar. Esperó a Alexander, antes de marcharse juntos a la taberna. Los nervios se palpaban en el rostro de Charlotte, asustada de la reacción de su padre. Llegaron a la taberna, que ese día estaba bastante vacía. Charlotte frunció el ceño, antes de ser agarrada con fuerza del brazo.—¿Dónde mierda estabas, puta?—sintió el hedor del aliento de su padre a centímetros de su nariz. Aquello le revolvió el estómago.—Tras la paliza que me diste, me encontraba fuera de combate, padre.—respondió con calma, aunque asustada. Sin embargo, sabía que Alexander estaba allí y que nada malo le iba a pasar.—¿Quien es ese?—bramó su padre, señalando a Alexander.—Mi esposo.—respondió con orgullo.—No te he dado permiso de casarte.—le empinó una bofetada que resonó en toda la taberna.

Charlotte cayó hacia atrás, por el golpe y se llevó la mano a su mejilla, completamente turbada. Luego vio como Alexander se ponía delante de ella y enfrentaba a su padre. Temió que se convirtiera en un lobo y lo asesinara. Pero confió en su carácter tranquilo.
Alexander, Casa, Noche
phoenix ⚓️




«Despite the forecast»
live like it's spring.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1079

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Again he feels the moon rising on the sky,

Mensaje por Zoldyck el Dom 12 Nov - 1:03


Black moon
Despertar junto a Charlotte fue una de las mejores cosas que había experimentado nunca. Su sonrisa por la mañana, su saludo, su beso matutino. La rodeó con sus brazos en un fuerte y cariñoso abrazo, acariciando su cabello y aspirando su aroma, perdiéndose en aquellas buenas sensaciones que lo invadían. Cuando ella se levantó, la dejó ir, imaginando que tendría que hacer sus necesidades y cambiarse. Les esperaba un duro día por delante. Alexander tendría que ir a trabajar, y no le gustaba dejarla allí sola; él podría vivir allí solo porque ningún animal salvaje le haría daño, pero con ella era otra cosa distinta. Cuando Charlotte volvió, el rubio aún estaba pensativo en la cama, y para cuando la miró, la vio desnudarse delante de él sin ningún pudor. Sintió algo despertarse dentro de él, algo lujurioso y deseoso, pero lo puso a un lado en su mente. Se levantó de la cama y acudió a ella cuando vio sus vendajes rosados. Quitó las vendas y observó sus heridas, volviendo a vendarla de nuevo tras tratar sus heridas.

Después de tomar juntos el desayuno, Alexander se vistió y cogió la maleta que acostumbraba a llevar al trabajo, se despidió de la joven con un beso cariñoso y le dijo que tuviera cuidado. Su día pasó muy lento, no podía quitarse de la cabeza lo que les esperaba esa noche con el padre de Charlotte. Por eso se dio toda la prisa que pudo en atender a sus clientes, para poder volver pronto a casa junto a la que sería su futura mujer. No perdieron mucho tiempo en comer o hacer otras cosas, Alexander sólo dejó sus cosas allí y se cambió de ropa, esperando a que Charlotte estuviera preparada y salir a la taberna. Se sentía tenso, veía el miedo en los ojos de su mujer y no le gustaba. La taberna aquella noche no tenía más de tres personas, todos borrachos, medio dormidos sobre la mesa; no prestarían atención a la conversación y nadie los creería si contaban algo extraño. O al menos eso esperaba. Hubiera preferido que la taberna estuviera vacía aquella noche, por lo que pudiera pasar.

Alexander decidió por su propio bien no interceder a no ser que el hombre la golpeara de nuevo, cosa que no tardó en volver a ocurrir. Sus malas palabra, su hedor a alcohol, la bofetada que le propinó a Charlotte. Todo eso hizo que se colocara delante de ella y todo su cuerpo se tensara, creando un ambiente aún más tenso e intimidante. — No va a volver a ponerle una mano encima. O la perderá.— Amenazó el lobo, cuyos ojos se habían comenzado a tintar de un peligroso color ambarino, ese color que tenían sus ojos lupinos en su transformación. El rubio se giró por un momento para ayudar a la mujer a levantarse y comprobar su rostro. Fue el suficiente tiempo como para que el hombre cogiera un cuchillo y se dirigiera gritando hacia ellos.

¡No vas a quitármela! Esa mujer es mía para hacer con ella lo que quiera.— Alexander no supo muy bien a quien iba dirigido ese cuchillo, si a su hija o a él mismo, pero apartó a Charlotte lo más rápido que pudo, poniéndolo detrás de él y recibió el cuchillo en su pecho con un leve quejido. A pesar de que regeneraba rápido, de que eso no podía matarlo, dolía igual. Después de unos segundos de dolor, Alexander tomó con fuerza la muñeca del hombre, haciendo presión y retirando su mano, que aún sujetaba el cuchillo, de su pecho, sacando el arma en el proceso. En cuanto el cuchillo salió de su piel la herida se cerró, aunque su ropa quedó irremediablemente manchada de sangre y agujereada.

Charlotte, recoge lo que tengas que recoger y vámonos de aquí.— Le dijo a la joven, que tenía el paso libre para acceder a su casa, tras la taberna, ya que él aún sostenía a su padre del brazo. Era casi imposible que se soltara porque su fuerza no era la misma que la de un humano corriente. Su mirada era fría y amenazadora para con el hombre. Le encantaría matarlo. Sólo por lo que decía, sólo por la bofetada que le había visto darle. Y por todo lo que no había visto. Quería lanzarlo contra la pared y que su cráneo se rompiera del impacto. Pero no quería matar a su padre. Así que se conformó con agarrarlo tan fuere que tuvo que soltar el cuchillo, de seguro su muñeca quedaría lastimada después si es que no se la rompía. En sus ojos comenzaba a verse un ligero terror al ver que a pesar de apuñalarlo en el pecho, seguía vivo.— Charlotte no es de tu propiedad, así que olvídala. O si no tendré que matarte.— Sentenció él, una vez la joven se había marchado a por sus cosas. Sólo era un aviso. Pero no habría más.

Charlotte, Casa, Noche
phoenix ⚓️



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2288

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Again he feels the moon rising on the sky,

Mensaje por Veintisiete el Jue 16 Nov - 18:46


Black moon
Charlotte profirió un alarido al ver a su padre clavarle el cuchillo a Alexander. Instantáneamente se movió para comprobar que no le había matado, para su alivio. Quería revisarle, asegurarse de que no estaba herido de gravedad, pero el tono seco de Alexander al ordenarle que recogiera sus cosas, la mantuvo en segunda fila. Asintió de forma temblorosa y corrió hacia la casa que compartía con su padre.

No le extrañó encontrarla hecha un caos, pues debido a su ausencia, su padre ni se distaba a ordenar un ápice. Se dirigió a su dormitorio, el cual se mantenía ordenado. Buscó un bolso para meter sus pocos vestidos y sus pertenencias más personales, como unos pendientes que habían pertenecido a su madre difunta. Cuando hubo terminado, bajó a la taberna, donde Alexander aún mantenía a su padre a distancia. Charlotte se acercó para tomar la mano de su lobo y lo guió hacia afuera. Se aferró a su brazo, un poco conmocionada y regresaron a la casa del bosque.

Una vez allí, Charlotte no perdió tiempo y le abrió la camisa, para notar como la herida había desaparecido, quedando apenas una línea rosa. Con un suspiro, besó aquel lugar, antes de abrazarlo con toda la fuerza que tenía. Había temido perderlo. Se aguantó las lágrimas que pugnaban por salir. Se mantuvo así, abrazándolo hasta que se tranquilizó. Tras eso, se separó para besarlo con ardorosa pasión, necesitando todo de él.

—Creí que te perdía.—musitó entre beso y beso. Sus manos empezaron a acariciar el torso desnudo de su lobo, con timidez mezclada con avidez. El temor de perderlo, había despertado en ella la necesidad de estar con él en un plano más íntimo. Dejó de besarlo en los labios, para proceder a su cuello, bajando sus clavículas y su pecho. Sus manos acariciaban la espalda cubierta por la camisa, hasta que se la quitó. Necesitaba con urgencia que él la hiciera suya.

Decidió desnudarse de forma lenta, quitándose el vestido y luego la camisola, hasta que se vio su cuerpo desnudo, cubierto por las vendas. Luego tomó las manos de él para que la tocara y gimió ante el contacto. Se abrazó a él, deseosa de más.—Te necesito, Alex.—murmuró contra su oído.—Por favor, hazme tuya.—pidió, con súplica. No le importaba que no estuvieran casados, ella ya era suya.
Alexander, Casa, Noche
phoenix ⚓️




«Despite the forecast»
live like it's spring.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1079

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ━ Again he feels the moon rising on the sky,

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.