Últimos temas
» IV. «In somnis veritas».
Hoy a las 12:18 por Merigold

» Hunt season
Hoy a las 7:00 por Natzabel

» ━ You sound like heaven but you look like a sin. »
Hoy a las 4:25 por Mistletoe

» What we wanna be
Hoy a las 3:00 por Jissa

» ❃ An Algorithm for Dating
Hoy a las 0:56 por Snow

» 7. So close and so far.
Hoy a las 0:55 por Magik

»  And what did you find?
Hoy a las 0:32 por Snow

» The Most Wonderful Time of the Year
Ayer a las 23:55 por Magik

» Petición cambio de nick
Ayer a las 23:05 por Kingsglaive

» Across the time
Ayer a las 21:03 por Magik

» — War.
Ayer a las 20:38 por FireFly

» Seeing yu smile, make me feel so happily, too.
Ayer a las 20:30 por FireFly

» ➤Love between the apocalypse
Ayer a las 19:45 por Magik

» Complications of love [Priv +18]
Ayer a las 18:31 por Veintisiete

» One shot, one death
Ayer a las 18:23 por Veintisiete

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

IV. «In somnis veritas».

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

IV. «In somnis veritas».

Mensaje por Merigold el Lun 19 Jun - 22:33

IV. «In somnis veritas».
Aquella noche, Ronan soñó.


Había algo que molestaba a Ronan hasta más no poder. Más bien, un conjunto de todas las cosas que más odiaba. Un fuerte olor a incienso le azotó el olfato de mala manera, incapaz de identificar cualquier otro olor. Arriba, un cielo negruzco del que llovían cortinas pesadas, espesas. El mero hecho de verlas le asfixiaba, a pesar de encontrarse a una distancia considerable de ellas. Quería irse. Él no había elegido estar ahí. Al contrario, quería sentir la libertad que le brindaba Cabeswater. No aquello.

Puedo ver un amor tan puro, capaz de conmover el mismísimo cielo.

Alguien al otro lado de la mesa había hablado, con una voz tan grave que había estremecido unas llamas a su alrededor. Gracias a las velas pudo verle. Una silueta dibujada con sombras, un claroscuro horripilante. El horror nocturno, le alertó el corazón. No, no era el horror nocturno. Tenía el enorme pico que le caracterizaba, pero sus garras se habían convertido en manos humanas. Unas manos que no tardó en reconocer.

¿Adam? —Se encaró al enmascarado. Eran sus manos, no cabía duda. Frunció el ceño, impaciente. Sin respuesta. En su lugar, el enmascarado colocó una segunda carta sobre la mesa ante Ronan. Aquella voz se parecería a la de Adam de no ser por lo distorsionada que sonaba. Desagradable, áspera.

Le estaba leyendo el futuro.

Un amor verdadero que jamás flaqueará.

En un arrebato de ira, confusión y quizás algo de miedo por saber sus próximas palabras, se alzó. El chirrido que emitió la silla no alarmó al desconocido y continuó desplegando las cartas. Ronan comenzó a sudar. El incienso no le ayudaba a pensar con claridad y las cortinas le paralizaban. No le gustaban las cartas. No le gustaba que le analizaran. ¿Por qué no podía irse de una vez?

También puedo ver algo interfiriéndose en este amor.

¡Adam! —gritó a pleno pulmón, desgarrando sus cuerdas vocales. Se dirigía al techo de sombras. Tenía que sacarle de ahí.

Era una pesadilla.



see the devil in I
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
62

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: IV. «In somnis veritas».

Mensaje por Heartrender el Mar 20 Jun - 14:11

IV. «In somnis veritas».
Aquella noche, Adam también soñó.

Lejos de tener el poder del Greywaren, Adam no soñaba a todo detalle. Sucesiones de imágenes oscurecidas, escenas que se retorcían en vórtices incomprensibles, le acompañaron durante la primera parte del sueño. No sacaría ningún objeto porque tampoco era capaz de idealizarlos con exactitud, pero a medida que Adam percibía el rumor espeluznante de los únicos árboles que se acudían al sol de una brisa, supo a dónde se dirigían sus pasos. Nada sería como Cabeswater, nada tan sumamente mágico como tal lugar idílico creado por un soñador. Pero el mago había hecho un pacto con la naturaleza asentada en la línea ley, y se llevó un pedazo de su esencia.

Todavía no podía atribuir una razón concreta a la súbita nitidez de su sueño en pleno bosque, una copia barata de Cabeswater creada a partir de sus recuerdos. El aire estaba cargado de electricidad, pero ninguna comparada como la que perpetuaba en Cabeswater durante el reinado del demonio. Además, había algo sobrehumano que le llevaría un rato en descubrir qué con exactitud. La incógnita apuntaba hacia la línea ley y su capacidad de regeneración. Mientras, el mago se sentía empujado por el instinto de supervivencia a recorrer el bosque. Atravesaba riachuelos, cuya agua no circulaba hacia abajo, sino en su sentido opuesto. El suelo crujía ahí donde no había hojas. Algunos árboles tienen raíces en el lugar que deberían estar sus frondosas copas de hoja perenne.

Al cruzar un puente formado por un tronco, Adam mantuvo el equilibrio y por poco no se cayó. Había escuchado un grito. Un golpe de voz sin vocablos claros, ni timbre ni intención.

—¿Hay alguien ahí? La nada. Se encogió de hombros y el práctico Adam Parrish siguió avanzando.

Cuando cruzó la otra orilla y oteó el panorama por encima de su hombro, una espesura negra había engullido al bosque.

No volvió a mirar hacia atrás.



good people are
like candles.
they burn themselves up
to give others light.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
141

Localización :
mostly gaming or fangirling over there...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: IV. «In somnis veritas».

Mensaje por Merigold Hoy a las 12:18

IV. «In somnis veritas».
Sin respuesta. Adam no podría ayudarle. Quizá por culpa de la linea ley. Quizá porque su propio subconsciente le había bloqueado cualquier contacto fuera de su sueño. Quizá porque sabía que podía enfrentarse a aquello él solo. Era lo que había estado haciendo toda su vida, ¿por qué no ahora? ¿Por qué...?

Se había acostumbrado a la comodidad tenerle siempre a su lado.

El enmascarado reposaba los brazos sobre la mesa con una serenidad envidiable mientras las cuencas de sus ojos, vacías, le observaban. Era imposible de saber, pero Ronan estaba seguro de que estaba sonriendo y le recorrió un escalofrío por la nuca. Vamos, Ronan, se gruñó a sí mismo. Tú eres más que esto.

Así que retrocedió un paso, dos. Se volvió y se congeló al encontrarse sin salida. —Joder —masculló después de dar unas brazadas hacia la oscuridad. No había absolutamente nada que tocar, nada a lo que agarrarse ni nada que le pudiera tragar. La nada.

Veo...

No sigas —rugió, en vano. El enmascarado ya estaba sacando a la luz una última carta. No quería girarse, algo le decía que no lo hiciera, pero se obligó a hacerlo. Le perforó con la mirada. El ceño tan fruncido que apenas podía ver al misterioso ser. Pero no tuvo afecto alguno en él. El pájaro con manos de humano –de Adam– acarició su carta. La carta.

Veo pesar.

Su voz, a pesar de continuar siendo grave y cavernosa, había adquirido un matiz piadoso. Solo se estaba burlando. Y Ronan desvió la mirada a su presunto destino. Una carta con el dibujo de un hombre con la mirada perdida en un mar de oscuridad. Debajo, el nombre: "La Soledad". Ronan cogió aire, negándose a creerse aquello. La carta estaba invertida. Y lo que no sabía Ronan era que todo podría haber salido bien de haber salido al revés. No entendía a qué venía todo eso.

¿O sí?

De todas formas, no tuvo tiempo para reflexionar en el mensaje. El ser enmascarado desplegó sus manos por encima de las cartas y sentenció:

Las cartas han hablado.

Y el suelo bajo los pies de Ronan se hizo trozos antes de que pudiera lanzarse sobre su cuello –si es que tenía. Intentó agarrarse algo, pero le envolvía la misma oscuridad que antes. El corazón le martilleaba en el pecho, la adrenalina le aceleró el pulso y comenzó a pensar en muchas cosas. Demasiadas. Se centró en una y cerró los ojos. Alas. Sin embargo, antes de que pudiera alzar al vuelo, le tragó una gran masa de agua.



see the devil in I
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
62

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: IV. «In somnis veritas».

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.