Últimos temas
» Watashi wa anata to koi ni ochite shimatta
Hoy a las 8:17 por Natzabel

» Sometimes you get the best light from a burning bridge.
Hoy a las 5:51 por Sagittarius

» Petición de acciones Admin
Hoy a las 3:45 por Liemind

» Petición de Subforos.
Hoy a las 2:42 por Nevani

» The Mercenary Brotherhood
Hoy a las 2:17 por Sagittarius

» The Past of the magic
Hoy a las 1:43 por Sagittarius

» 5. You can't take the skies from me
Hoy a las 0:24 por Mrs. Bones

» First Floor - Group III - Fontaine Futuristics
Ayer a las 23:48 por Magik

» ~ Blind Heart
Ayer a las 23:45 por Sheena

» ~ You could be loved again
Ayer a las 23:20 por SapphireDragon

» Akō jiken
Ayer a las 22:20 por Sheena

» 15. Rush
Ayer a las 22:04 por Sonder

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 21:27 por Sheena

» Evento 1: Falling Star.
Ayer a las 21:18 por Mrs. Scotty

» We kinda like the drama
Ayer a las 21:12 por Fenrir

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

~ Blind Heart

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~ Blind Heart

Mensaje por SapphireDragon el Miér 28 Jun - 15:07

Crackship | 1x1 | Free! | Momotori.

Otro año más había llegado a su fin. Las clases habían terminado y, de igual forma, los entrenamientos del Club de natación. Pero aquel final de curso era especial pues Matsuoka Rin, un nadador excepcional y que había sido un gran capitán aquel año, se marchaba definitivamente de la Academia Samezuka a la universidad, a Australia. Y debía nombrar al capitán para el siguiente año… Fue una verdadera sorpresa para Nitori Aiichiro que su senpai le confiase tal cargo. Era un verdadero honor, no iba a negarlo y le hacía mucha ilusión. Se esforzaría al máximo por estar a la altura.

Sin embargo, tras los meses de vacaciones, con una vuelta bastante dura a las clases y la ausencia de los que habían sido sus amigos el curso anterior, Nitori descubriría que ser el capitán resultaba ser más complicado de lo que había esperado. Había estado mentalizándose, incluso planeando ya algunos entrenamientos, también las pruebas de acceso… Pero siendo como era, un joven tímido y modoso, las primeras semanas resultaron ser de lo más difíciles. De hecho, en más de una ocasión se le pasaría por la mente el renunciar y nombrar a otro capitán más capacitado que él.

Sin embargo, su compañero y amigo Momotarou, el hermano menor de uno de los antiguos capitanes, sería su gran apoyo. Conseguiría hacerle ver que si Rin le había dado el puesto a él, era por algo; le levantaría el ánimo en los días en que peor se encontraba, gracias a esa forma de ser tan suya, extrovertida y animada, aunque también algo aniñada.

La amistad entre ambos continuaría creciendo, evolucionando… E incluso el pelirrojo de los dos comenzaría a ver que aquellos sentimientos que tenía hacia su senpai iban más allá. Se preguntaría si solo a él le estaría sucediendo o quizás a Aiichiro también. Por precaución, poco a poco iría dejándole ver sus sentimientos, aunque sin llegar a confesárselos propiamente por el momento.

Personajes
Aiichiro Nitori | 17 años | Sheena.
Mikoshiba Momotarou| 16 años| SapphireDragon


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
939

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Sheena el Vie 30 Jun - 23:44

Help is on the way




Espero que conviertas a este equipo en el mejor que existe, que los sueños que tienen sigan creciendo. ¡Sigan avanzando! Te lo encargo, Ai.

Las palabras de su senpai se repetían como un eco una y otra vez en la cabeza de Aiichiro Nitori. Un par de meses atrás, la persona que más admiraba le había confiado el futuro del equipo de natación. En ese momento se había sentido enormemente honrado y más contento que nunca en su vida. Ser reconocido por Rin era una meta que ni siquiera aspiraba a lograr. No obstante, había pasado: todos sus compañeros aceptaron su liderazgo de forma unánime. El primero en felicitarle había sido su actual compañero de cuarto, Momotaro Mikoshiba.

Pero ahora, a Aiichiro ese regocijo se le antojaba muy lejano. Había aceptado la tarea con responsabilidad y se la tomaba con la seriedad que merecía. Pero no imaginaba que iba a ser tan duro. Ya no era que entre las clases, los deberes y los entrenamientos casi no le quedara tiempo ni para respirar; encima debía diseñar los programas y otro sinfín de cosas que nunca imaginó que fueran asociadas al trabajo de un capitán. ¿Cómo lo habían logrado sus predecesores? Bueno, la respuesta a esa pregunta no era muy difícil: tanto Rin como el hermano de Momotaro eran increíbles, mucho mejores que él.

Todo esto rondaba por la cabeza del joven mientras, a solas en la piscina, tomaba notas en una libreta. Tenía los pantalones del chándal arremangados por encima de las rodillas y las piernas dentro del agua, meciéndolas suavemente, provocando que unas ligeras ondas desdibujaran la tranquila superficie de la misma. Intentaba crear una tabla de ejercicios en función de las necesidades de los miembros antiguos y los nuevos, pero su cerebro parecía haberse ido de vacaciones. Ni siquiera se había dado cuenta de lo tarde que era: las clases y las actividades de los clubes habían terminado hacía mucho y, probablemente, hasta la hora de la cena habría pasado ya. Pero él, enfrascado en la tarea que no conseguía terminar, no prestaba atención alguna al paso del tiempo. Hasta que el sonido chirriante de la suela de goma de unas chanclas sobre el suelo de la piscina le sacó de sus pensamientos. Alguien se acercaba. Lo que le faltaba, que viniera un profesor a echarle la bronca, para terminar de arreglar el día.

Sin embargo, cuando una voz pronunció su nombre con un timbre muy particular, supo que no se trataba de ningún maestro. Alzó la cabeza de su cuaderno, solo para encontrarse con un alborotado cabello pelirrojo y un par de ojos ambarinos contemplándolo con curiosidad.

- ¿Momo? ¿Qué estás haciendo aquí?
Academia Samezuka — Por la noche — Con Momotaro
Storm Queen


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por SapphireDragon el Lun 17 Jul - 11:37

Help is on the way





Tras un par de meses de absoluta libertad, estando en casa con sus padres y su hermano mayor, regresar a la rutina era algo que indudablemente le costaba horrores a Momotaro. No era que la Academia Samezuka no le gustase… Pero como a todo adolescente de dieciséis años después de unas largas vacaciones, iba a echar en falta el despertarse tarde, disfrutar de la comida de sus padres, pasarse el día tirado en la cama sin hacer nada o justo lo contrario, pasarse el día fuera de casa con los amigos… O sencillamente, haciendo lo que más le gustaba: nadar.

Ese amor por la natación era lo que le había llevado a hacer, nada más ingresar en la Academia, las pruebas para poder entrar al Club en el que su hermano había sido capitán. Fue la forma más rápida y directa de conocer a sus compañeros y hacer amigos de todos los cursos y edades. Entre ellos, se encontraba el chico con quien compartía habitación: Aiichiro Nitori.

Resultaba curioso que, después de un año, ambos se llevasen tan bien, puesto que eran prácticamente polos opuestos: Nitori-senpai era tímido, callado, educado y algo introvertido; mientras que Momo era lanzado, ruidoso, graciosillo y considerablemente más extrovertido. Quizás por esas diferencias, se llevaban tan bien… Y aprendían uno del otro.

Aquella noche, después de la cena, el menor de los Mikoshiba regresó al dormitorio, el cual encontró completa y absolutamente vacío. Frunció ligeramente el entrecejo. ¿Dónde diantres se había metido su senpai? No había ido a cenar… Y si no estaba ahí… Solo se le ocurría otro lugar donde el chico pudiera estar. Se deshizo rápidamente de las deportivas que llevaba y se colocó bajo el pantalón uno de sus bañadores. Con las chanclas ya calzadas y un paquete de patatas fritas y una botella de agua en la mano, el pelirrojo no dudó en poner rumbo al edificio del polideportivo donde se encontraba la piscina. Y como era de esperar, allí encontró a Nitori, sentado en el borde de la piscina.

¡Nitori-senpaaaaaai! –le llamó cuando ya le quedan unos pocos metros para llegar hasta él. Una vez a su lado, el chico echó las manos a la espalda y se inclinó para poder curiosear lo que su compañero había estado escribiendo–. Eso mismo podría preguntarte yo. No has venido a cenar… Y la cena es una de las comidas más importantes –argumentó de forma natural, mientras se descalzaba y  se sentaba a su lado, mostrándole entonces la bolsa que traía junto a la bebida–. Te he traído algo… De saber que no te iba a encontrar en la habitación, hubiera robado algo del comedor.
Academia Samezuka — Por la noche — Con Nitori
Storm Queen


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
939

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Sheena el Vie 28 Jul - 23:38

Help is on the way




Como siempre, Aiichiro quedaba perplejo ante la vitalidad de Momotaro. A esas horas de la noche él casi no podía ni con su alma, mientras que su compañero parecía tan fresco como si fuera media mañana. No podía menos que admirar (casi envidiar) la energía ilimitada que le recorría el cuerpo.

- ¡Chss! – le chistó, preocupado de que pudiera escucharles algún profesor. Estaba más que prohibido permanecer fuera de las habitaciones a esas horas. Por no mencionar la ligereza con la que Momotaro hablaba de robar comida – Creo que te refieres al desayuno – suspiró mientras ponía el capuchón al boli, consciente de que por ese día no haría nada más – Te lo agradezco, aunque me gustaría que no hicieras nada que vaya contra las reglas por mí.

De todos modos, tomó la botella de agua para dar un largo trago, ya que acababa de darse cuenta de lo sediento que estaba. ¿Cuánto había estado ahí, enfrascado en su tarea sin moverse? Se fijó en que Momotaro miraba el cuaderno con curiosidad por encima de su hombro y por un momento pensó en decirle que no podía verlo, que no podía haber desigualdades entre los miembros del equipo. Pero luego pensó que de todos modos no había hecho casi nada que fuera válido, tanto daba que lo viese o no. Aiichiro desvió la mirada de la dichosa página, sin poder soportarlo. Solo le recordaba su nula capacidad de liderazgo.

- N-No está terminado –
fue todo lo que logró balbucear, con la voz temblorosa – Pero no te preocupes, lo acabaré aunque tenga que quedarme despierto toda la noche - si bien sus intenciones eran buenas, no sabía si lograba engañar a Momotaro diciendo eso. A sí mismo no, desde luego – Ahora deberíamos volver, como nos encuentren aquí nos caerá una bronca tremenda y seguramente también un castigo – y tal como estaban las cosas, Aiichiro no podía permitirse el lujo de perder su valioso tiempo haciendo limpieza o ejercicios extra por desobedecer las normas. Sin embargo, no hizo ademán de moverse en un primer momento – Siento haberte preocupado – murmuró.
Academia Samezuka — Por la noche — Con Momotaro
Storm Queen


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por SapphireDragon el Jue 10 Ago - 11:52

Help is on the way





Desde bien canijo, el menor de los hermanos Mikoshiba había sido un culo inquieto, un niño lleno de vitalidad que parecía no tener fin nunca. Tanta energía parecía tener, que pocas eran las veces que a esas horas se mostraba verdaderamente agotado (aunque luego en cuanto se tiraba en la cama y su mejilla quedaba apoyada contra la almohada, se quedase frito prácticamente de inmediato.

Una pequeña mueca traviesa y divertida se dibujó en sus labios al ver como el contrario le chistaba con tanto apuro para que callase. Momo sabía tan bien como su senpai las normas, que no les estaba permitido permanecer fuera de las habitaciones, vagando por las instalaciones de la Academia tras una determinada hora. Pero al pelirrojo no le importaba. ¿Qué era una vida sin un poco de emoción y riesgo? Además, robar comida tampoco era algo muy complicado, no ponían tanta atención en ella. Nitori siempre se preocupaba demasiado por todo...

No, no. El desayuno es una comida muy importante sí, pero tanto o más lo es la cena —dijo alzando un dedo, poniendo una expresión muy solemne al decirlo, tratando de sonar serio. Pero seguido a eso, una pequeña risita escapó de sus labios—. No me importa romper las reglas por ti, senpai... Sobretodo cuando se trata de tu salud. Tienes que comer, que últimamente apenas lo haces... —al decir aquello, sin importarle el espacio personal, Momo se acerco a su rostro—. ¿Cómo vas a pensar en nada si no tienes fuerzas? ¿Eh?

Ya sentado en el borde de la piscina, moviendo las piernas despacio mientras formaban esas pequeñas ondas en la superficie del agua, el chico de ojos dorados continuó escrutando la página que estaba medias escrita en el cuaderno del mayor. Cuando éste habló para explicarse, la voz le temblaba y tartamudeaba... Algo muy propio de él cuando se sentía inseguro. Y sí, Momo lo sabía perfectamente, pues aunque fuese algo alocado e hiperactivo, si se volvía cercano a una persona, le gustaba poder conocerla bien.

No servirá de nada quedarse despierto toda la noche si te has atascado. Lo mejor sería dormir tranquilamente y mañana continuar. —le aconsejó el joven. Él no tenía mucha idea al respecto, pero era algo que solía decir su hermano muchas veces, cuando parecía atascarse también en las cosas que estaba haciendo—. Sí, será mejor que volvamos ya... Aunque me guste la aventur y el riesgo, no quiero un castigo en la primera semana de clase —dijo sonriendo ampliamente, antes de levantarse. Al ver que el contrario no lo hacía, le ofreció su mano para ayudarle—. No te disculpes, Nitori-senpai. Tú también te preocupas por mi, ¿no? Es lo que hacen los amigos.
Academia Samezuka — Por la noche — Con Nitori
Storm Queen


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
939

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Sheena el Dom 20 Ago - 21:52

Help is on the way




Aiichiro se echó inconscientemente hacia atrás cuando el pelirrojo invadió su espacio personal de esa forma tan repentina. Era algo muy propio de él pero el recién nombrado capitán también era muy suyo. Siempre le había costado conectar con las personas, en el colegio y el instituto tenía dificultad para hacer amigos a causa de su timidez y, aunque algo había mejorado, eso se quedó impregnado de alguna forma en su personalidad.

- No ha sido aposta… es que estoy ocupado, casi no tengo tiempo y se me pasa – se excusó ante la acusación de su mala alimentación en los últimos tiempos, como si fuera un niño regañado por su madre.

Era casi gracioso que le estuviera rindiendo cuentas a su propio kouhai, por no hablar de que Momotaro parecía en ese momento el más maduro de los dos. Quién lo diría. Pero era verdad que se notaba con menos fuerzas, algo que también le afectaba a la hora de entrenar. Se preguntó si alguien más aparte de él se habría fijado… solo le faltaba que el entrenador se diera cuenta y le reprendiese. Aunque los tiempos ya hablaban por sí solos.

Tan perdido estaba en sus preocupaciones que no prestó atención al hecho de que Momotaro se había fijado hasta que fue consciente de su presencia a su lado. Con lo despistado que parecía y en el fondo… se preocupaba por los demás. Por él. ¡Pero si no había hecho nada para merecerlo! Encima de ser un desastre como capitán iba por ahí dando dolores de cabeza a sus compañeros. Lo que le faltaba…

Apenas prestó atención a las sugerencias del pelirrojo, atrapado por la voz en su cabeza que le susurraba que todo aquello era demasiado para él. Si bien había sido él quien dijo de regresar a la habitación continuó sin moverse, con los ojos azules clavados en el agua de la piscina. Notaba cómo le escocían y lo detestaba, porque significaba que estaba a punto de llorar y no quería hacerlo. No delante de Momotaro. Solo le mostraría lo débil que era. No obstante ¿en quién más podía confiar? Ya no podía esconder más la ansiedad que le provocaba aquello.

- Momo… no puedo hacerlo – murmuró, con la voz tomada – Esto me queda grande. ¿Por qué Rin me eligió? ¡No soy genial, como él o como tu hermano! Solo soy un nadador mediocre. No puedo hacerme responsable de este equipo. Merecéis más. Merecéis un buen capitán. Alguien mejor que yo.

Detestaba mostrarse así, tan patético. Pero al fin lo había dicho. Lo que llevaba quemándole las entrañas y taladrándole el cerebro desde que tomó el mando del equipo.
Academia Samezuka — Por la noche — Con Momotaro
Storm Queen


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por SapphireDragon el Mar 22 Ago - 11:53

Help is on the way





Incluso después de acercarse tanto a él y de ver su reacción reculando ligeramente hacia atrás, Momo no se separó de inmediato. Le miró frunciendo ligeramente el ceño al escuchar esa respuesta, tan pobre pero tan cierta. Resopló finalmente separándose, devolviéndole ese espacio suyo.

Bueno, pues si tan ocupado estás que ni siquiera te enteras, te obligaré a comer conmigo. Te sacaré a rastras de la habitación aunque sea media hora y así también te despejas. ¿Trato? –le propuso el pelirrojo, tendiéndole una mano como si estrechándolas fueran a cerrar ese plan que le había propuesto de forma resuelta. Sonrió con su típica sonrisa, ladeando la cabeza y cerrando los ojos de forma momentánea.

Si bien se había fijado en lo poco que comía y dormía (porque para algo compartían dormitorio desde hacía ya un año), también se había percatado de ese empeoramiento de sus tiempos. A penas rendía… y era normal teniendo en cuenta todo lo anterior. Y ya no solo eso… Aunque él no lo supiera, Momotaro ya había tenido que enfrentar a un par de sus compañeros de equipo al escucharles hablar de Nitori-senpai de forma despectiva. Sabía que muchos tenían envidia y que pensaban que no se lo merecía, que simplemente había conseguido la capitanía del equipo por la simpatía que había despertado en el capitán Matsuoka. Y todo aquello era algo que le ponía enfermo.

Recordarlo le hizo mirar de reojo a su compañero. ¿Él los habría escuchado? ¿Se habría enterado de las cosas que los más envidiosos decían? También tenía personas que lo apoyaban, como él y otros tantos. Éstos pensaban que quizás necesitase un poco de ayuda, pero que le habían visto mejorar increíblemente de unas semanas a otras y que, si había podido conseguir eso, también lograría hacerse a lo otro… Momo estaba dispuesto a brindarle su ayuda. ¿Cómo? Pues la verdad era que no tenía la más mínima idea, pero seguro que algo encontraría.

Ya estaba a punto de calzarse nuevamente las chanclas, aún con la mano extendida en señal de ayuda, cuando escuchó sus palabras. Hizo una mueca que el contrario no pudo ver al no estar mirándole. Dejó caer la mano que le ofrecía junto a su costado, antes de cerrarla junto a la otra en puños, con fuerza. Se tomó unos segundos para contestar, colocándose en cuclillas junto a Aiichiro, y posando una mano en su hombro.

Sí, sí que puedes, senpai –le aseguró Momo con semblante serio, algo poco habitual en él–. El año pasado te propusiste ir al Campeonato con Rin y Sousuke, sí o sí. Y lo lograste. Porque te esforzaste. Esta vez será igual. Además, las mejoras no se notan de la noche a la mañana, ¿verdad? –dijo sonriendo. Que se lo dijeran a él mismo… con lo mal que se le daban algunas asignaturas, esforzándose logró sacarlas aunque al principio catease los exámenes–. ¡No tienes que ser genial como ninguno de ellos, Nitori-senpai! ¡Tú eres tú! ¡Igual que yo soy yo y no mi hermano! Rin… te eligió porque confiaba en ti, porque sabía que el equipo estaría en buenas manos si eran las tuyas –estaba bastante seguro de ello, aunque no conociese a su anterior capitán tan bien como lo hacía Aiichiro–. ¿De verdad vas a tirar la toalla así? ¿Sin más? Rin no querría eso. Ni yo tampoco lo quiero. Quiero que seas mi capitán. Y quiero que demuestres que puedes ser tan bueno como los anteriores, aunque a tu manera. Y ya deberías saber que no estás solo… Y que aunque sea un loco e hiperactivo que se emociona con mucha facilidad, puedes contar conmigo para lo que sea.

Su voz terminó siendo un susurro. Si Nitori decidía ceder el mando no se lo perdonaría. Porque sabía que aún no lo había dado todo y tenía mucho que demostrar.
Academia Samezuka — Por la noche — Con Nitori
Storm Queen


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
939

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Sheena el Lun 28 Ago - 10:17

Help is on the way




- El año pasado solo se trataba de mí, no es lo mismo… Ahora no soy yo solo – contradijo, sin ser capaz de verlo como su compañero – Tengo que encargarme de que este equipo no decaiga y ni siquiera sé cómo – tal como se temía, al final las lágrimas acabaron traicionándole y escaparon de sus ojos, corriendo libremente por sus mejillas sin que le diera tiempo a ocultarlo - ¿Cómo voy a hacerlo si no soy un buen ejemplo para vosotros? Necesitáis a alguien que os inspire, alguien como Rin… no a mí.

Si bien Aiichiro tenía una cierta tendencia a ver el vaso medio vacío en ocasiones, tampoco solía ser tan negativo. Había llegado hasta donde estaba a base de muchísimo esfuerzo y dedicación. Pero ahora sentía que todo aquello le sobrepasaba, que le habían puesto sobre los hombros un peso demasiado grande, uno que nunca pidió. No culpaba a Rin ni estaba enfadado con él, tan solo no lo entendía. Y sabía que muchos en el equipo tampoco lo hacían, que opinaban que había otros de tercer años más aptos que él para el puesto.

No obstante, no quería rendirse; todavía no. Al menos hasta haber agotado todas las opciones, hasta darlo todo de sí mismo. Simplemente, no sabía cómo continuar; no encontraba el camino. Se sentía perdido y ya no tenía a Rin o a Sousuke para guiarle. Estaba solo.

O eso pensaba, hasta que le llegaron las alentadoras palabras de Momotaro. Era la primera vez que el pelirrojo demostraba ser tan maduro y Aiichiro quedó sorprendido, pues desconocía esa faceta suya. Durante un año todo habían sido risas, regañinas, alguna que otra charla informal para conocerse un poco más y ya. Nunca habían tenido un verdadero acercamiento, no hasta ese momento. Que Momo creyera tanto en él era… casi abrumador. “Quiero que seas mi capitán”, había dicho. Esa era una verdadera declaración de intenciones y no estaba seguro de cómo debía tomársela. Además, estaba depositando en él toda su confianza. No podía decepcionarle tampoco.

- No, no quiero dejarlo así – confirmó, después de haberse calmado un poco y reflexionarlo bien – De momento no… pero me da miedo que el equipo se vaya a pique por mi culpa – confesó, dirigiendo una preocupada mirada al rostro aniñado de Momotaro – No podemos bajar el nivel en los campeonatos, eso sería terrible para el nombre de la escuela y traería muy malas consecuencias – explicó – Y, sobre todo, no quiero destrozar el gran trabajo que Rin y tu hermano hicieron. No podría perdonármelo. Tienes razón, tengo que encontrar mi propia manera de hacer las cosas… pero no sé cómo. Es mucho más difícil de lo que pensé. Y siento que no debería pedir ayuda, porque es algo que depende solo de mí. Vaya capitán voy a ser si no soy capaz de resolver los problemas por mí mismo ¿no?
Academia Samezuka — Por la noche — Con Momotaro
Storm Queen


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por SapphireDragon el Mar 29 Ago - 12:37

Help is on the way





De acuerdo. Era malditamente frustrante ver a su senpai de esa forma. Tan decaído y deprimido. Odiaba que alguien como él, que era tan buena persona y era un claro ejemplo de esfuerzo, se derrumbase de aquella forma por el simple hecho de su falta de autoestima. Lo peor de todo es que no tenía mucha idea de qué hacer cuando las lágrimas comenzaron a correr por las mejillas ajenas. Recordaba alguna vez que él mismo había estado mal y Seijuuro le había encontrado… A veces hablaba, pero el resto de veces, sencillamente se acercaba y le daba un abrazo de oso que lo dejaba sin oxígeno. A Momo los abrazos no le importaban en absoluto, de hecho, le encantaban. Pero sabía que a sus compañeros les incomodaba… Y sobre todo, sabía que a Nitori lo haría.

Por eso mismo, necesitó unos segundos para poner lo que él sentía teniéndole de capitán en palabras. Podía aparentar ser algo idiota… Y no ver las cosas por las que pasaban los demás. Pero era justo lo contrario, al menos, con las personas que le importaban. Nitori-senpai era su compañero de habitación, pero también de equipo. Aunque al principio hubiera parecido que solo era una molestia, siempre había querido pensar que tenían una buena relación.

Logró finalmente dar con lo que creía adecuado, sin saber si surtiría el efecto que andaba buscando. Ahora que las palabras de aliento y ánimo habían sido dichas, solo le quedaba esperar a saber si habían logrado su objetivo o no.

Una de sus enormes sonrisas se dibujó en sus labios cuando le escuchó nuevamente hablar. En más de una ocasión quiso interrumpirle, pero se contuvo. Seguramente si lo hacía, él no llegase a expresar todo lo que sentía y parecía que eso era justo lo que necesitaba.

¡No se va a ir a pique, Nitori-senpai! ¡Debes de dejar de pensar eso! –casi le rogó mientras sus ojos se encontraban nuevamente. Dejó escapar un suspiro–. Mi hermano… se esforzó mucho también por ser un buen capitán. Al principio le costó. Incluso el día que le nombraron capitán para el año siguiente, por muy emocionado que estuviera, también estaba nervioso porque nunca había liderado un equipo. Fue aprendiendo, como tú lo harás –le contó ladeando la cabeza, sin dejar de mirarle. Entonces, sin pedir permiso, Momo tomó la mano del contrario e hizo que se levantase del borde de la piscina de una vez. Una vez frente a frente, tomó la manga de la sudadera que llevaba y se las apañó para secarle las lágrimas rápidamente–. Yo no veo mal en que un capitán pida ayuda… ¿Sabes? Podemos investigar en Internet y en libros para que puedas encontrar los ejercicios adecuados para el equipo. Además, seguro que alguno de los que hemos hecho en años anteriores también podemos repetirlos e incluirlos en tu propio entreno. ¿Qué te parece? ¿Nos convertimos en investigadores? –su tono continuaba siendo jovial y animado. Le ayudaría en todo lo que pudiera… Siempre que él se dejase.

Academia Samezuka — Por la noche — Con Nitori
Storm Queen


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
939

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Sheena el Miér 30 Ago - 23:59

Help is on the way




Aiichiro solo había entrenado un año bajo el mando del hermano mayor de Momotaro, pero había sido un año muy duro. El capitán Mikoshiba era un gran entrenador, uno de los nadadores que más admiraba, y le resultaba difícil de creer que él también tuviera dificultades al principio para desarrollar ese puesto. ¡Si parecía que llevaba toda la vida haciéndolo! Él, al igual que Rin, eran personas que estaban muy por encima de su nivel. Por eso le costaba tanto verse en el mismo lugar que ellos ocupaban anteriormente.

Pero de repente, se vio privado de su capacidad para razonar. ¿El motivo? Momo le había agarrado y tiraba de él con fuerza para que se pusiera de pie, cosa que hizo siguiendo el impulso y que casi provocó que cayera encima del pelirrojo. No ocurrió, por suerte, y de la impresión se le olvidó todo a lo que le estaba dando vueltas. Más aún cuando Momotaro utilizó la manga de su sudadera para secar las lágrimas que todavía se paseaban por sus mejillas. Aiichiro se quedó descolocado ante semejante gesto, tan cercano. Era justo lo que necesitaba en ese momento. Y ya no le quedó ninguna duda de que podía contar con él para todo lo que hiciese falta.

- Momo… gracias – dijo, con la voz tomada y los ojos brillantes a causa de las recientes lágrimas. Los iris ambarinos del pelirrojo también eran relucientes, pero a diferencia de él, era por la chispa de vitalidad que guardaba tras ellos. Aiichiro siempre había pensado que ese color era único y particular. Como él – La verdad, escuchar que tu hermano al principio también tuvo dudas me tranquiliza mucho. Aunque nunca me lo hubiera imaginado… tranquilo, no le diré que me lo has contado – probó a esbozar un pequeño atisbo de sonrisa: funcionó. Ya se sentía mucho mejor – Está bien, dejaré que me ayudes… de vez en cuando – se conocía y sabía que si la situación volvía a superarle era capaz de depender demasiado de los demás, le había ocurrido antes y no podía permitirse ese lujo, no cuando el equipo dependía de él – Investigaremos juntos – cedió, siendo consciente de que tampoco tenía muchas más opciones. Cuando a Momotaro se le metía algo entre ceja y ceja podía ser terriblemente insistente (por no decir pesado) hasta que se salía con la suya.

Lo primero que se le ocurrió al ver la amplia sonrisa de Momo, de esas que serían capaces de despejar un cielo cubierto de nubes, fue que si contaba con su apoyo nada podía salir mal. Antes de que pudiera reflexionar de dónde había salido esta idea, sus emociones, que estaban a flor de piel, tomaron el control de sus acciones. No se le ocurría otro modo de expresar su gratitud, así que abrazó al pelirrojo, sin pedirle permiso siquiera y sin pararse a pensar que aquello podía ser extraño. Tan solo… lo necesitaba. Ocultó el rostro en su sudadera, más por vergüenza que otra cosa, mientras murmuraba nuevamente “gracias, Momo”.

Y por primera vez en esa noche se sintió de nuevo completamente bien.
Academia Samezuka — Por la noche — Con Momotaro
Storm Queen


Última edición por Sheena el Jue 31 Ago - 14:11, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por SapphireDragon el Jue 31 Ago - 14:02

Help is on the way





Quizás fue algo brusco cuando Momotarou tomó la mano ajena para poderle poner en pie. Por poco se vio a ambos en el suelo, él amortiguando la caída de Nitori sobre el suelo o bien ambos de cabeza a la piscina. Aunque no le hubiera importado un chapuzón a esas horas como una travesura de las suyas, meterse completamente vestido tampoco era que le entusiasmase.

Después de haber secado las lágrimas de sus mejillas, los grandes ojos azules de su senpai continuaban brillando cristalinos. Dejó escapar un pequeño suspiro pensando en mil cosas mientras los observaba Quería hacer todo lo que estuviera en su mano para evitar que volviera a sentirse de aquella forma, quería poder hacerle sonreír para que esas lágrimas no volviesen a salir de sus ojos. Quería estar a su lado para ello. Supo que ese gesto recién hecho le había pillado completamente desprevenido cuando vio la expresión en su rostro. Por lo general, el menor de los Mikoshiba no era inseguro… Pero temía haberse tomado demasiadas confianzas incluso en un momento tan… íntimo como el que estaban compartiendo. Tragó saliva y sonrió levemente, nervioso, soltando despacio la mano de su senpai, pero obligándose a no apartar la mirada. ¿Qué diría eso de él?

Entonces escuchó aquel agradecimiento. No necesitó más que eso para que su sonrisa se ampliase y esos pequeños nervios por inseguridad que había tratado de ocultar se esfumasen de golpe por completo. Soltó una pequeña carcajada cuando le aseguró que el secreto estaría a salvo con él.

Sí, mejor será que no sepa que te lo he dicho… Me llevaré un coscorrón de fijo y argumentará que he empañado su imagen –contestó pensando en que eso sería muy de su hermano mayor. Dio un salto victorioso cuando cedió. ¡Bien! Tanto a lo de ayudarle como a lo de investigar juntos. Se esforzaría tanto como lo hacía en los estudios… Pero esta vez no sería por sí mismo y por no defraudar a su familia, sino que sería por su senpai… Por el que ya tenía claro que haría cualquier cosa–. ¡Pues mañana mismo empezarem—!

La frase que Momo había comenzado a decir quedó a medias inevitablemente cuando sintió los brazos de su capitán rodearle con cierta fuerza y necesidad. Aiichiro Nitori le estaba abrazando y transmitiendo de esa forma toda la gratitud que sentía… Momo era capaz de entenderlo. De esa forma, su pulso se aceleró inevitablemente después de que su corazón le diera un vuelco. No dudó apenas un segundo en corresponderlo con fuerza, cerrando los ojos y sin perder esa amplia sonrisa en sus labios. Le hizo gracia la forma en la que el mayor escondió el rostro en su sudadera… Más bien le pareció adorable. Él no sería el primero en separarse, lo abrazaría tanto tiempo como hiciera falta y las veces que fuesen precisas. Solo esperaba que de verdad aquello le animase.

Academia Samezuka — Por la noche — Con Nitori
Storm Queen


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
939

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Sheena el Lun 4 Sep - 0:33

Help is on the way




Ya se sentía muchísimo mejor. Su respiración se fue regularizando hasta calmarse por completo, mientras que Aiichiro reflexionaba que, en ciertas ocasiones, solo un gesto como ese era capaz de hacer lo que las palabras no podían lograr. Pese a que apreciaba todas y cada una de las que le había dirigido Momotaro para tratar de animarle. Y habían funcionado, por cierto. Tener a alguien que creía tanto en él le hacía querer esforzarse al máximo para alcanzar todas las metas que se había propuesto, para que el equipo en el que estaba Momotaro fuera el mejor que podía ofrecerle. Se lo merecía.

No queriendo incomodarle, aunque su kouhai no se había quejado en ningún momento, se separó de él aunque tampoco demasiado, aun rodeando su cuello con los brazos. Entonces se le ocurrió algo que dijo sin pararse a pensarlo, pero que sonaba bien en su cabeza:

- Puedes decirme Ai-senpai, Momo. No me quejaré.

Después de todo, era ya un año el que llevaban nadando y compartiendo cuarto juntos. No sabría decir exactamente si eran amigos, suponía que sí, o al menos así le consideraba él, aunque tal vez no fueran los más cercanos. Aiichiro no tenía mucha experiencia en hacer amigos pero esa sencilla sugerencia podía servir para acercarlos más de alguna manera. Y total, en lo que a Momo respectaba, ya prácticamente daba lo mismo que se cambiase el nombre por “senpai”, ya que escuchaba esa palabra unas cien veces al día, como poco.

Dicho eso ya sí que le dejó libre, algo avergonzado por haber alargado tanto el momento. Aunque Momotaro no parecía incómodo en absoluto. Aiichiro carraspeó, se bajó los pantalones del chándal y recogió su libreta del suelo.

- Venga, volvamos a la habitación. Al final nos va a caer una bronca – y echó a andar junto al pelirrojo, esperando que no se cruzasen por el camino con ningún profesor. Afortunadamente esto no ocurrió y llegaron a salvo a su dormitorio, en el cual no perdió el tiempo en ponerse el pijama y tumbarse en la cama. Solo entonces se dio cuenta de lo agotado que estaba. Sin embargo, antes de dormirse le rondaba algo por la cabeza y, sabiendo que su compañero aún estaba despierto, le habló desde su litera – Oye, Momo… Sobre lo de antes… Está bien, acepto tu ayuda, pero con una condición: no quiero que dejes de lado los estudios ¿eh? Tus notas no pueden bajar. Tu hermano me mataría.

No dudaba de que Momotaro podría con eso y mucho más. Pero sabía que tenía cierta tendencia a distraerse hasta con la cosa más mínima; no quería darle una excusa para ello. Además se sentiría terriblemente culpable si sus notas empeorasen por pasar tiempo ayudándole a él. No lo permitiría. Le debía demasiado.

Tras obtener la promesa del pelirrojo de que eso no pasaría, al fin pudo apagar la luz y dormir en paz. Tal vez no había sido el mejor de los días, pero gracias a él se había arreglado bastante. Y una cosa la tenía clara: lo que había hecho por él, la confianza que le brindaba… no lo olvidaría nunca.
Academia Samezuka — Por la noche — Con Momotaro
Storm Queen


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por SapphireDragon el Miér 6 Sep - 12:45

Help is on the way




Si bien el menor de los Mikoshiba estaba acostumbrado a que sus abrazos fuesen efusivos y de oso, el que acababa de compartir con su compañero era justo todo lo contrario. Sí, le había estrechado contra sí con algo de fuerza, pero no de la misma forma. Era algo tan diferente, tan... íntimo. Algo que había logrado acelerar su corazón de forma inexplicable y que le hacía inmensamente feliz. De hecho, cuando finalmente su senpai se separó ligeramente aunque no del todo, le regaló una de sus sonrisas más sinceras y encantadas, mientras le devolvía la mirada y trataba de averiguar si se encontraba ya mejor.

Fue entonces cuando sus ojos dorados se abrieron algo más de lo normal al escucharle. Puedes decirme Ai-senpai, Momo. Vale. Aquello no se lo había esperado, la verdad. Sabía lo tímido que el chico de ojos azules era y lo mucho que cuidaba sus modales y formas, tratando de ser educado siempre con sus mayores. Aunque a Momo le faltaba algo de modales (que realmente no eran desagradables, sino demasiado efusivos), siempre trataba de mostrarle respeto. De ahí que siempre le dijese Nitori-senpai casi desde el minuto uno. Sus ojos se iluminaron de ilusión como los de un niño pequeño apenas un par de segundos después de escucharle. Sabía además que viniendo de él, eso implicaba que le consideraba bastante más cercano... Amigos, como el mismo se consideraba ya.

¿Lo dices de verdad? —preguntó queriendo asegurarse, aunque sin poder contener la alegría que sentía, mientras aún los brazos ajenos se mantenían rodeando su cuello. Al obtener por respuesta un tímido asentimiento, Momo soltó una suave carcajada—. ¡Genial, Ai-senpai! —dijo entonces, para probarlo y disfrutando algo tan simple como decir el nombre de pila de su amigo. Trató de ocultar una graciosa mueca que esbozó en sus labios cuando Aiichiro se separó de él. Se sentía extraño ahora que estaba lejos... como si no hubiese sido tiempo suficiente. Se sorprendió a sí mismo pensando que le hubiera gustado que aquello durase más, que le gustaba.

Carraspeó y desvió la mirada al agua de la piscina, mientras el contrario tomaba sus cosas para regresar al dormitorio. Trataron de ser lo más sigilosos posibles mientras regresaban por los vacíos pasillos de la residencia hacia su dormitorio. Al pelirrojo le resultaba emocionante el riesgo de ser descubiertos… Convertía aquella excursión en una aventurilla. Aunque por la expresión preocupada de Nitori, lo mejor no era comentarlo si quiera.

Ya en el dormitorio, Momotarō dejó escapar un largo y gracioso suspiro. Ahora sí que ya comenzaba a sentir el cansancio, sin duda alguna. Miró de reojo a su senpai en varias ocasiones mientras ambos se cambiaban para ponerse el pijama. Se tiró en plancha sobre su cama, tratando de no darse con ninguno de los salientes de las literas (algo que, por hacer eso mismo el año anterior, llegó a suceder numerosas veces dejándole un buen chichón o moratón). Habían apagado ya la luz y él se había acomodado en su cama, abrazando su almohada como un peluche, tras desearle buenas noches a Nitori cuando éste volvió a hablarle en un susurro.

Como siempre… Él siempre preocupándose por los demás antes que por sí mismo. Eso le hizo sonreír inevitablemente desde su cama, aunque él no pudiera verle.

Tranquilo, Ai-senpai. ¡Puedo con todo! No bajarán mis notas, me esforzaré más aún si es necesario, ¿vale? No tienes de qué preocuparte –le aseguró y prometió el chico de ojos dorados antes de dejarse llevar finalmente por un profundo sueño.
Academia Samezuka — Por la noche — Con Nitori
Storm Queen


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
939

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Sheena el Lun 11 Sep - 1:39

Picnic day




El calor del verano apretaba. Por fin habían llegado las ansiadas vacaciones. Eso significaba, principalmente, más tiempo libre para hacer todas esas cosas que no podían durante el curso. En su caso, Aiichiro había programado un campamento de entrenamiento con los miembros del equipo. Una semana entera de intensas prácticas bajo un sol abrasador. No solo nadaban: corrían, hacían sesiones de spinning en las bicicletas estáticas del gimnasio de la escuela, llevaban a cabo programas de flexiones, abdominales, sentadillas, dominadas… El propio Aiichiro un par de veces llegó a pensar que no sería capaz  de cumplir su propio entrenamiento, pero al final los resultados fueron satisfactorios. O eso quería creer. Lo comprobaría en la segunda parte de la temporada de competiciones. Al menos sabía que se había esforzado todo lo posible creando ese programa con la ayuda de Momotaro.

Tras esa agotadora semana, los chicos del club tenían por fin entera libertad antes de volver a las prácticas regulares. Algunos se marcharon a sus ciudades natales a ver a sus familias, otras viajaron con sus amigos. En cuanto a Aiichiro, decidió quedarse en Iwatobi  y empezar a trabajar en el próximo programa de entrenamiento.

Pero no todo eran obligaciones. Estaban de vacaciones y también había que disfrutar, como Momotaro no se cansaba de repetirle prácticamente cada día. Haciendo gala de su habitual insistencia, le proponía los planes más dispares. Aiichiro le acompañaba a veces, otras prefería quedarse tranquilo en la residencia y seguir haciendo planes para el equipo. El caso era que el pelirrojo pasaba casi todo el tiempo fuera, pues nunca se quedaba sin nada que hacer. A él le parecía bien que aprovechara el tiempo todo lo posible, aunque ya se había acostumbrado a su constante presencia y a veces le parecía que la habitación estaba demasiado silenciosa sin su compañero.

Por eso, cuando aún quedaba para regresar a las clases, el día que Momotaro le propuso ir de picnic a un lago cercano, aceptó. Le pareció una buena idea, algo que no hacía desde que era pequeño e iba con sus padres. Podía ser interesante. Le preguntó a su amigo si alguien más iría con ellos pero le contestó que no, que irían solos. Aiichiro no tenía problema alguno y sugirió encargarse de la comida, mientras que el otro se ocuparía de la bebida y los utensilios.

El día acordado, Momotaro se presentó en la puerta de Samezuka con una enorme mochila, que al verla Aiichiro enarcó una ceja mostrando su sencilla cesta de mimbre con los alimentos.

- Espera ¿nos vamos de picnic o de ruta por la montaña? – bromeó, en tono distendido. Iba a ser un día entretenido, sin duda.
En el campo — A mediodía — Con Momotaro
Storm Queen


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por SapphireDragon el Mar 12 Sep - 17:43

Picnic Day




¡Al fin el trimestre había terminado! Las vacaciones de verano habían dado comienzo y Momotarō no podía estar más ilusionado. Los exámenes finales de esa parte del curso habían ido de perlas, algunos de ellos gracias a la ayuda de Ai-sensei, que le había ayudado con alguna de las asignaturas que más le costaban. Además, si bien había invertido mucho más tiempo en la biblioteca y frente a la pantalla del ordenador, no había sido precisamente para estudiar. Como le había prometido a su amigo, le ayudó desde el día siguiente de su charla en la piscina con la programación de sus entrenamientos. Tomaron ejercicios que Sei y Rin habían usado con anterioridad e incorporaron algunos que habían encontrado de algunos entrenos profesionales y otros que ellos mismos habían pensado de cabeza. El resultado fue algo que pareció gustar a sus compañeros de equipo y que quedó reflejado en los tiempos de las competiciones.

Ahora que era verano, aunque ya no hubiera clase, la vida del deportista continuaba. La semana intensiva que el capitán había preparado, era sin duda, el culmen de sus entrenamientos. Como él, muchos pensaron al escuchar el planning, que iba a ser imposible llevar a cabo todo aquello. Hasta Momo se lo llegó a plantear, pero, si Ai-senpai lo había propuesto con convicción, él no dudaría en esforzarse al máximo y cumplirlo todos los días… Aunque luego al terminar las primeras sesiones se quejase de las agujetas que sentía (y que apenas le duraron un día y medio).

Ver a su familia, salir con los amigos de su antigua escuela, ir de compras o a dar un simple paseo era lo que el pelirrojo se dedicaba a hacer día tras día cuando fue libre de aquella semana de entreno. Sin embargo, quedaba todavía una cosa por hacer… y que se negaba a no hacerla antes de que terminasen las vacaciones. ¡Ir de picnic! Era como una costumbre para él y para su hermano hacerlo… Pero el excapitán aquel año solo había pasado unos días de descanso en Iwatobi y se había marchado nuevamente. Por lo que no dudó en proponerle aquel plan a la otra persona con la que desearía pasar un día entero en el campo. ¡Y aceptó! Estaba feliz por ello… Además, desde hacía ya un tiempo Momo sentía que deseaba pasar el máximo tiempo posible con su compañero de habitación; sonreía cuando él lo hacía, trataba de animarle con todas sus fuerzas cuando estaba mal, mientras internamente, él sufría por verle así… ¿Qué quería decir todo aquello? La verdad es que el pelirrojo tenía ya una ligera idea y, a cada día que pasaba, más seguro estaba de ella.

El día acordado, Momo se presentó en la puerta de la Academia. Estaba haciendo un repaso mental de todo lo que había metido, queriéndose asegurar que no se dejaba nada. Y cualquiera que lo viese pensaría que era imposible que eso hubiera sucedido… teniendo en cuenta el tamaño de la mochila que llevaba colgada a la espalda y que parecía que fuese a reventar en cualquier momento.

¡Hay que ser previsor! No sabemos lo que podría pasarnos a lo largo del día —dijo acercándose al muchacho, susurrándole aquello junto al oído, con complicidad y como si temiese que alguien les fuese a escuchar. Después bajó la mirada a la cestita de mimbre, lo que le hizo sonreír ampliamente—. ¡Voy a probar la comida de Ai-senpai! Seguro que cocinas de maravilla. No hay nada que se te dé mal —dijo a modo de cumplido antes de tomar su mano libre y tirar de ella para comenzar a caminar—.¡En marcha! ¡Que ganas tenía de ir de picnic contigo! —admitió en voz alta, completamente sincero, sin perder la sonrisa.

Fue un caminito el que se hicieron hasta una de las paradas de autobús. Uno les acercaría hasta su destino, aunque luego tuviesen que andar otro poco hasta el paraje junto al lago.
En el campo — A mediodía — Con Aiichiro
Storm Queen


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
939

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Sheena el Vie 15 Sep - 0:04

Picnic day




- Cualquiera diría que vamos a escalar el monte Fuji – opinó Aiichiro, tras lo cual dejó escapar un sonoro suspiro. Una cosa era estar preparado para posibles eventualidades (como incluir un chubasquero por si empezaba a llover, por ejemplo) y otra que pareciera que se iban de expedición. Pero ya tampoco se sorprendía: con Momotaro, la palabra exagerado perdía gran parte de su significado. Al igual que no tenía sentido tratar de mantener barreras alrededor de su espacio personal, cosa que cada vez hacía con menos frecuencia porque el pelirrojo se empeñaba en saltárselas todas. No que le molestase, de todos modos; no tratándose de él. Por lo que le dejaba hacer y ya no se inmutaba apenas cuando hacía cosas como susurrarle al oído de pronto.

La verdad era que tenía a su kouhai bastante consentido y lo sabía pero, en el fondo, no podía evitarlo. Momo era un gran chaval, mejor amigo e imprescindible apoyo. Además, esas particularidades le hacían ser quien era, le hacían único y así era como le apreciaba. Por tanto, no se quejó más y se puso en marcha con él hacia la parada del autobús. Por el camino fueron charlando de lo que habían hecho cada uno en las vacaciones, aunque se habían visto varias veces. Pero siempre había nuevas anécdotas que contarse. Aiichiro lamentó enterarse de que el hermano mayor de Momo ya se hubiera ido de la ciudad sin darle tiempo a verle; querría haberle saludado y que le diera su aprobación como capitán suyo que había sido, aunque entendía que estaba muy ocupado con sus entrenamientos y tuviera que marcharse.

El autobús no tardó mucho en llegar y, cuando se subieron, Aiichiro se sentó al lado de Momotaro con la cesta de la comida sobre las piernas. Éste aprovechó para intentar espiar su contenido de forma nada disimulada, por lo que le dio un manotazo para que se apartara.

- ¡De eso nada! – sentenció, tajante – No hasta que sea hora de comer. Si tantas ganas tienes de probar mi comida, tendrás que esperar – anunció, bastante pagado de sí mismo, ya que no se le había pasado por alto su cumplido. Aiichiro consideraba que sus habilidades culinarias eran corrientes, nada del otro mundo, pero le importaba la opinión de su amigo al respecto – Y soy muy bueno, así que no querrás quedarte sin comer ¿verdad? – amenazó, consciente de que ambos sabían que sería incapaz de cumplir esa amenaza.

Tuvo que soportar los pucheros de Momo durante el resto del camino, que afortunadamente no se alargó demasiado. El pelirrojo le indicó en qué parada tenían que bajarse y pronto se vio ante un amplio espacio verde, con numerosos árboles y mesas donde hacer picnic. Pero ellos irían un poco más allá.

- Vaya, es genial. Nunca había estado aquí – admitió, contemplado el paisaje a su alrededor - ¿Venías a este lugar con tu familia de pequeño? – algo así recordaba haber oído, por eso lo preguntaba. Quería saber más cosas de él antes de conocerse.
En el campo — A mediodía — Con Momotaro
Storm Queen


Última edición por Sheena el Dom 24 Sep - 23:22, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por SapphireDragon el Jue 21 Sep - 13:22

Picnic Day




Ante una mención como aquella, Momo se quedó pensativo para después esbozar una sonrisa infantil en sus labios.

¡Oye! Pues cualquier día de estos podríamos hacer una excursión como esa también. Sería genial poder mirar todo desde esa altura, ¿no crees? —su tono era emocionado, como el de un niño al que le regalan un nuevo juguete que le encanta. Era algo soñador y altamente imposible que no llegasen a poner un pie en la ladera del Monte Fuji… Pero soñar es gratis, ¿no?

En el autobús de camino al lago, el pelirrojo miró y remiró la cestita que reposaba cuidadosamente sobre las rodillas de su senpai, con los ojos entrecerrados, como si así pudiese ver a través de ella y averiguar su contenido. Se moría de curiosidad por saber qué había preparado Aiichiro, por ello, con cierta inocencia trató de levantar una de las alas de la tapa. Ni siquiera había conseguido subirla medio centímetro, cuando recibió un manotazo. Le puso carita de cachorrito en un intento de hacerle cambiar de opinión mientras le aseguraba que no averiguaría qué había allí dentro hasta la hora de comer. Finalmente, puso un pucherito cuando le amenazó con no dejarle comer y negó con la cabeza en contestación. ¡Claro que no se quería quedar sin comer y más siendo algo casero de él! Aunque bien sabía que Ai no sería capaz de hacerle eso…

Se bajaron en la parada indicada y el menor de los Mikoshiba encabezó la marcha. Se perdieron entre numerosos árboles antes de llegar a una preciosa explanada de hierba. El sitio estaba habilitado para picnics, pero no se detuvo allí.

¿Nunca? Bueno, entonces supongo que será todo más especial —aseguró el muchacho tras haberse girado hacia su compañero unos segundos—. Sí, siempre veníamos mis padres, Sei y yo a pasar un día entero juntos desde que tengo uso de razón. Aunque los últimos años hemos venido solo mi hermano y yo solos, porque papá y mamá están cada día más ocupados con sus trabajos y ni siquiera un día pueden librarse —explicó sin que su tono alegre se viera afectado por lo que decía. Pensar en ello demasiado siempre lograba que se apenase… Pero no iba a permitir que se le estropease el día por eso, no. Iba a disfrutarlo como un canijo—. Creo que fue con estas excursiones que me empecé a interesar por los bichos. —añadió entonces con aire pensativo, antes de pararse finalmente.

Frente a ellos, un precioso y enorme lago de agua cristalina  se expandía. A un lado podía verse un pequeño bosquecillo mientras que por el otro una pradera llena de flores parecía no tener fin. Más allá del lago, se alzaba una colina.

¡Bien! ¡Ya hemos llegado! ¿Qué te parece, Ai-senpai? —preguntó volviéndose hacia él y mirándole con clara curiosidad, deseando saber su opinión—. Normalmente nos colocamos junto a la primera línea de esos árboles, donde podemos dejar las cosas a la sombra. ¿Te parece que vayamos hacia allí?

En el campo — A mediodía — Con Aiichiro
Storm Queen


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
939

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Sheena Ayer a las 23:45

Picnic day




La caminata fue corta. Dejando atrás la zona de mesas, donde algunas personas se habían acomodado ya, pues estaba próxima la hora de comer, se dirigieron hacia el lago y el bosquecillo cercano a él. Aiichiro disfrutó del paseo, a pesar del calor que hacía y que a esa hora se intensificaba, como atestiguaba el canto de las cigarras, cada vez más presente. Mientras, Momo le iba contando cómo solía acudir año tras año allí con su familia.

- Ya veo… Pues no, este sitio no lo conocía. En mi caso, lo que solíamos hacer era ir al zoo – explicó – Y de paso aprovechábamos para hacer picnic allí. Iba con mis padres todos los años, me encantaba ver a los animales – recordó, notando cómo le embargaba la nostalgia – Sobre todo los pájaros. Aunque ahora hace mucho tiempo que no voy – se dio cuenta repentinamente, pues desde que se hizo mayor aquellas excursiones se habían reducido en número hasta acabar desapareciendo. Por un momento le dio pena, aunque entendía que era ley de vida: él tenía que centrarse en sus estudios y estaba en la edad de hacer ese tipo de cosas con los amigos, más que con los padres, ya que no tenía hermanos. Por esa razón estaba allí con Momo.

Cuando finalmente llegaron al lugar que el pelirrojo pretendía enseñarle, no pudo sino asombrarse. Era un paisaje precioso, todo verde a pesar de que se encontraban en pleno verano. El bosquecillo de árboles de hoja perenne les recibía con su frescor, y al otro lado un campo de coloridas flores aportaba alegría a la bonita estampa. En el lago de aguas tranquilas, algunas barcas se desplazaban perezosamente surcando su transparente superficie. En otras palabras, el conjunto solo se podía describir como “idílico”.

- ¡Me encanta! – exclamó entusiasmado cuando su amigo quiso saber qué opinaba – ¡Es genial! Y pensar que había un sitio así tan cerca de nuestra ciudad – comentó, todavía sorprendido mientras se dirigían a la primera línea de árboles, bajo cuyo amparo depositaron sus bultos.

Aiichiro sacó un mantel que llevaba en la mochila y lo extendió sobre la hierba. Algunas personas habían tenido la misma idea, por lo que pudieron comprobar: había otros manteles como el suyo dispuestos aquí y allá. Aunque no era problema, espacio tenían de sobra. Ante la insistencia de Momotaro, por fin se dispuso a destapar la cesta de la comida; la verdad era que a él también se le había abierto el apetito.

- Bueno, bueno, llegó el momento… ¿estás preparado? – preguntó, en un tono exageradamente teatral, queriendo dotar al momento de suspense para ver si lograba sacar de sus casillas al impaciente pelirrojo.
En el campo — A mediodía — Con Momotaro
Storm Queen


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~ Blind Heart

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.