Últimos temas
» The North Remembers
Hoy a las 12:46 por Red

» Dark arrow
Hoy a las 8:10 por Bastet

» Confieso que...
Hoy a las 5:23 por Bastet

» Why don't we find out?
Hoy a las 3:29 por Party Poison

» I knew you. I know you
Hoy a las 2:27 por SapphireDragon

» ─I feel it coming
Hoy a las 2:19 por Momo

» ~ Silver was a rarer metal than gold
Hoy a las 2:14 por SapphireDragon

» Save me from the Dark (+18)
Hoy a las 1:51 por SapphireDragon

» ➤ A drop in the ocean
Hoy a las 1:42 por SapphireDragon

» Seeing yu smile, make me feel so happily, too.
Hoy a las 1:14 por SapphireDragon

» The Courage To Say I Love You
Hoy a las 1:00 por SapphireDragon

» ¡No apagues la llama!
Hoy a las 0:38 por SapphireDragon

» Pigs must be killed
Hoy a las 0:26 por Songbird

» ~ We could be heroes
Hoy a las 0:10 por SapphireDragon

» Plastic Love
Ayer a las 21:19 por Seishiro

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Forbidden

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Forbidden

Mensaje por Quisso el Vie 14 Jul - 20:41

1x1 | Drama historico | 1911 | Inglaterra
Ambientación

Inicios del s. XX. En la campiña inglesa, en el centro del país, se encuentra Haddon Hall, la country house de los McGregor, Condes de Derbyshire. Son una familia aristocrática inglesa emparentados con la casa real por parte de un primo lejano, de la rama escocesa. La verdad es que ya nadie recuerda porque vía llega el parentesco, pero siguen siendo invitados a todas las fiestas de la realeza.

La familia está formada por Lord John Jacob McGregor y Lady Margarette McGregor, y sus hijos, tres varones y dos muchachas. El mayor, en quien nos centraremos para esta historia, es Jonathan McGregor, futuro heredero del título de Conde de Derbyshire. Por ello, para poder mantener el título nobiliario y sus posesiones, la familia se vio obligada a organizar un matrimonio concertado con el chico cuando apenas tenía 15 años. La elegida era una joven perteneciente a una familia americana con una gran fortuna, pero sin títulos nobiliarios, que se habían hecho ricos con la construcción del ferrocarril. Con la decaída de las country houses por la baja en la comercialización agrícola la familia ha tenido que recorrer a tratos como este para poder mantener la casa y sus tierras, y así poder seguir ostentando el título de Lord dentro de la familia.

Pero ya se sabe que los matrimonios concertados no siempre dan buen resultado, y menos a principios de s. XX donde los jóvenes ya no sienten tanta responsabilidad con su familia y los títulos. Aunque en este caso la cosa se complica más cuando descubrimos que Jonathan McGregor no tienen ningún interés en su esposa… y en ninguna mujer. Su interés es para con los hombres, fuera, pero, sobre todo, dentro de la cama. O quizás no sean todos, quizás solo sea uno.

Aun así, tiene que guardar las apariencias, y si tiene relaciones sexuales con su mujer ocasionalmente: para la celebración del aniversario de bodas y para procrear, pues si hay algo que le preocupa, y es tener un heredero para su familia. Y ya van dos varones.
Hijo heredero de los McGregor, futuro Conde de Derbyshire. A pesar de ello tuvo una infancia como cualquier otro niño, sin preocupaciones ni obligaciones, pues su madre no permitió que le agobiasen ya de joven con tanto protocolo, a pesar de eso no pudo evitar que con 15 años fuese prometido a Hannah Clark Durant, un año menor. Contrajeron matrimonio cuando la chica cumplió los 18 años, momento en que se vino a vivir a Inglaterra junto a su madre. A los pocos meses de la boda ella ya estaba embarazada de su primer hijo. Dos años después llegó el segundo. Desde entonces Jonathan solo tiene relaciones carnales con ella lo justo y necesario por guardar las apariencias y tenerla contenta.
Lord Jonathan McGregor | Gerrad Bohl | 30 años | Faceless.
Hijo de Jacob Adler, mayordomo, y Anna Adler, cocinera. Ambos trabajadores de los McGregor, al igual que Jake, quien es actualmente el lacayo de Jonathan McGregor. Los Adler llevan años trabajando con los McGregor y la relación entre ambas familias es más cordial de lo habitual entre aristócratas y su servicio, por eso los dos chicos, Jake y Johnny, jugaban juntos ya de pequeños. Johnny siempre cuidaba del pequeño Jake cuando otros niños del servicio se metían con él, amenazándolos porque con que era su “jefe”. Jake recompensaba eso con un suministro “ilegal” de dulces y pastas que hacia su madre al joven lord. Y su amor incondicional, aunque eso obviamente es algo que lleva dentro de él en secreto y que dura hasta hoy día.
Jacob “Jake” Adler | Dane Johnson | 30 años | Quisso



C R O N O L O G Í A
I. Capítulo 1. Rutina
II. [url=Titulo]Titulo[/url]


Última edición por Quisso el Vie 28 Jul - 20:19, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 1. Rutina.

Mensaje por Quisso el Vie 28 Jul - 20:18

RUTINA
come what may I will love you
Como cada mañana, a las cinco en punto, mi reloj interno me hace abrir los ojos despertando de mi letargo. No me hace falta ningún aparato mecánico ni animal, pues ya estoy tan acostumbrado que raro es el día que no pueda despertar de forma automática. Y para esos días, tengo un despertador puesto, por si acaso cinco minutos más tarde, que jamás ha llegado a sonar.

Un bostezo prologando, estiramiento perezoso de brazos y piernas, y cinco minutos después de despertar ya estoy en pie, arrastrándome casi hacia el baño para asearme y acabar de desvelarme completamente. Lo siguiente es vestirme, correctamente como siempre, con mi ropa tan bien planchada que parece recién sacada de la tienda o incluso mejor, y bajo hacia la cocina a tomar un desayuno fugaz antes de ponerme con mis tareas previas al despertar del Lord. Los desayunos para el servicio siempre son rápidos y silenciosos, es a la hora de la cena cuando hay más jolgorio, puesto que es entonces cuando estamos todos.

El siguiente paso es subir al dormitorio de mi señor a despertarle. Para mí, es uno de los mejores momentos, si no fuese porque tengo que ver a la querida señora de Lord Jonathan. No es secreto para nadie que no soy de su agrado, y yo, ni siquiera sé por qué. Nadie sabe de mi atracción por Jonathan. Si supiese eso quizás aún me odiaría más. En realidad, eso me hace sonreír... y despertarla. Pero antes siempre me quedo mirando un momento a mi señor, a mí también amigo. Suena a psicópata, pero nada más lejos de eso. Es simple admiración… enamoramiento. Y después a abrir las cortinas, empezando por la del lado derecho de la cama para que la luz entre directa al rostro de la bella esposa del señor, procurando hacer bastante ruido al correr las cortinas para fastidiarla. Como si fuese un niño, lo sé, pero me encanta. Y sé que a Jonathan alguna vez le ha hecho reír pues sus quejas le han despertado.

Finalmente abro la última cortina dejando que la luz ilumine completamente la estancia y me volteo hacia la cama mirando a los dos señores de la casa. Bueno, al hijo del señor y esposa, aunque en algún momento serán los nuevos señores.

- Buenos días, señor. Buenos días, señora -saludo cordial, con una sonrisa y una ligera reverencia parado frente a la última de las ventanas que acabo de descubrir. - ¿Les apetece que habrá ya las ventanas? Hace un bonito y caluroso día -a todo esto eran ya las 7 por lo que el sol veraniego ya estaba asomando por encima de los arboles colindantes que se veían desde ambos ventanales del dormitorio.
lugar × hora
quién eres con quién estás


Última edición por Quisso el Miér 16 Ago - 18:40, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden

Mensaje por Faceless el Vie 28 Jul - 23:10

RUTINA
come what may I will love you



Hacia ya dos noches que mis padres y mis hermanos nos habiamos reunido para hacer una cena, como era costumbre llegado el verano. Asi podriamos constar todo lo ocurrido durante el duro invierno para dar paso a las vacaciones, donde iriamos a pasarlas en nuestra estancia del norte en Escocia. O al menos asi era hasta que me case. Yo debia quedarme en la ciudad cuidando de las gestiones familiares y el hogar, mientras el resto podian relajarse a la costa norteña. Incluso mi hermano adulto, el cual a pesar de tener un empleo digno y ser el siguiente en sucederme, no habia tenido la oportunidad de conseguir una esposa, o al menos una mujer decente.

Mientras que mi familia se habia ido el dia anterior, tanto mi esposa Sophie-Anne como mis hijos Johnathan Jr. y Alexander, partirian hoy mismo, ya que habia decidido disfrutar del fin de semana con mis pequeños, llevandolos al centro de Londres para que vieran las maravillas del futuro. Mis hijos eran inteligentes y poseian gran imaginación, quizás era lo único bueno que habia resultado de la unión con su madre. A ella no la echaria en falta, por supuesto, estaria encantado de perderla de vista. Siempre intentaba llamar mi atención con sus estúpideces e incluso llegaba a molestarse sin motivo, si no la atendia, haciendo que pareciera un cretino insensible. Tal vez a veces llegaba a ser muy frio con ella, pero no conseguia identificarme con ella, no podia... darle lo que me pedia.

El aroma a café y aceite me despertó antes de que la luz diera sobre mi cara. Entreabri uno de mis ojos dislumbrando la figura de Jacob haciendo su tarea habitual. Fingi estar todavia dormido mientras lo seguia con ambos ojos medio abiertos, llendo hacia la otra ventana para abrir las cortinas. Sonrei al verlo más claramente con una cara seria, como si fuera un general de batalla. Cuando eramos pequeños siempre sonreia abiertamente, incluso yo podia permitirme el lujo de ir a su habitación que compartia con otros, o él venir a la mia cuando lo invitaba. Eramos niños y no existian tantas normas como cuando comenzaron a enseñarme el protocolo y que el servicio nunca se mezclaba con el resto. Supongo que eso siempre me dio igual, porque terminaba llendo a ver a Jacob a las caballerizas, los campos, el rio, donde pasabamos horas riendo, jugando, charlando... enamorandonos.

Cuando senti que Sophie se empezó a mover, yo hice lo mismo, incorporandome para mirar a nuestro "mayordomo", quien nos saludo con respeto — Buenos dias Ja... — no pude terminar la frase, pues mi esposa me interrumpio poniendo mala cara al mirar el reloj de mesa que habia sobre la mesilla de noche junto a la cama — ¿Las siete de la mañana? Hoy es dia festivo. Además ¿porqué ibas a abrir las ventanas? Aún estamos en la cama — Sophie se cubrio mostrandose incomoda y molesta. Cerré los ojos un segundo y me puse en pie llendo hacia Jacob — No pasa nada, hiciste bien — lo tome del brazo llevandolo a la salida de la habitación y comenzando a susurrarle — Esta un poco nerviosa estos dias, pero hoy se ira con mis padres, asi que será un... pequeño descanso para ti — lo sonrei soltandolo y a punto de cerrar la puerta lo mire fijamente a los ojos. Habia tenido que resistir la tentación de abrazarlo pero me conforme con acariciar el volumen de su brazo con mi pulgar, con el mimo que merecia.

Una vez cerré la puerta volvi con Sophie — Ese mayordomo es incorregible. Hace todo mal y seguro que enseño a nuestros hijos esas historias absurdas — empezó a ir hacia la ventana abriendola de par en par — ¿No decias que aún estabamos sin vestir? — frunci el ceño mirandola serio, obteniendo como respuesta por parte de la otra un simple encogimiento de hombros. Suspire hondo y me dirigi al baño —[color:0a4b=blue-hotpink] Si nos desperto temprano es porque el coche tiene que salir temprano. No quiero que os quedeis en medio de la nada por la noche, a manos de a saber que maleantes — gruñi sin mirarla. Di un portazo al baño y dentro me mire al espejo despues de mojarme la cara con agua. Necesitaba volver al barbero para que me pusiera de punta en blanco. Odiaba estar hecho un adefesio.


Mansión × Verano
Jonathan con Jacob




Datos:




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden

Mensaje por Quisso el Lun 21 Ago - 20:34

RUTINA
come what may I will love you
Seguí haciendo mi trabajo ignorando las palabras de la mujer, de mi señora. Aunque no me guste, es mi señora pues está casada con el señor de la casa... O el futuro señor. Algún día será ella quien mande y me tocará aguantar, aunque quizás para entonces haya conseguido despedirme. Me sabría mal, por perder a John, y por los niños. Los hijos de John eran adorables, me encantaba estar horas con ellos cuidándolos y contándoles historias que les parecían fascinantes, sabía que ellos también me apreciaban a mí a diferencia de lo que sentía su madre.

- Gracias, milord -hago una leve reverencia con mi cabeza a Jonathan educadamente antes de retirarme sintiendo como me toma por el brazo haciéndome sentir un escalofrío que recorre todo mi cuerpo. Si él supiese lo que me hace sentir cada vez que me toca. Y escuchar su voz susurrarme de aquella manera…

Me gustaría que ella no existiese, pero eso tampoco solucionaría nada. MI relación con Jonathan no iba a ocurrir jamás. Dos hombres, diferentes clases… No hace falta añadir nada más para saber que lo nuestro era algo que no pasaría de mi fantasía. Siempre me ha tenido mucho cariño John, me ha cuidado de los demás niños que venían de fuera metiéndose conmigo por ser hijo del servicio, pero de ahí a poder sentir amor… Lo veía muy complicado.

Al salir de la habitación me quede de pie frente a la puerta disfrutando aún de su olor, de sus palabras y su aliento en mi oído, como adolescente enamorado. Pensando en que estaríamos solos unos días… Toda su familia se iba y con ella gran parte del servicio. Yo debía quedarme con él pues era mi trabajo, y seguramente la ayudante de cocina también, alguien tenía que cocinar y eso si que no lo podía hacer yo a pesar de que mi madre me había enseñado perfectamente.

lugar × hora
quién eres con quién estás
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden

Mensaje por Faceless el Mar 22 Ago - 20:17

RUTINA
come what may I will love you



Después de arreglarme para salir e ir a la ciudad, me despedi de mi esposa e hijos, los cuales debian partir al norte para reunirse con el resto. Lo cierto es que si iba a echarlos en falta, quizás más a mis hijos que a la propia Sophie, pero debia reconocer que incluso sus tonterias haciendo eco en mi cabeza iba a ser un sentimiento extraño al que sentir en falta y tambien un gran descanso. Por supuesto, a mi hijo mayor le ordene que cuidase de los menores, mientras que a la menor, mi princesa, le prometi que este año por su cumpleaños le compraria una de esas muñecas francesas que tanto deseaba. Cuando llegase el final del verano y con el la llegada de mi familia, seria dicho acontecimiento, por lo que tendria que gestionar la compra del articulo. Thomas por otra parte, seguia algo molesto conmigo por no acompañarlos, pero no podia abandonar mis tareas por el placer de unos dias libres junto a ellos. Ojala.

Trás su marcha, yo por mi parte junto al cochero me dirigi a la ciudad, donde hice todas mis tareas rutinarias y después me dirigi a mi empleo. Lo bueno de estar trabajando, era que las horas pasaban sin darme cuenta de ello, y el atardecer poco a poco iba acercandose. Cuando era la hora de salida, regrese nuevamente a casa, pensando que toda la casa estaria silenciosa sin los niños por medio. Toda la casa, salvo la zona de empleados. Eso me hizo replantearme algunas cosas, y es que no queria estar solo en el comedor o pasar la sobremesa en el salón delante de la chimenea como solia hacer mi padre. Recordaba que no hacia mucho tiempo atrás, me colaba a las cocinas y la cocinera solia darme algo para picar mientras esperabamos a la comida. Y no era el único en esa aventura, pues Jacob, su hijo, era mi acompañante o mejor dicho, mi compañero de juegos.

Al pasar la puerta principal y ser recibido por Claudio el mayordomo, me pregunto si deseaba que Jacob me avisará cuando la cena estuviera lista y asi pudiera bajar al comedor. Negué con la cabeza y mire hacia las cocinas — No gracias. Hoy cenaré en las cocinas con ustedes si no les importa — mire al hombre, que me miro con cara de susto. Al igual que mi padre, estaba estancado en el pasado y diferenciar las clases era algo natural. Pero esta vez era yo el que decidia donde cenar, no el servicio y eso significaba cerrar la boca — Digale a la Señora Carter que no tardaré mucho — el hombre hizo una reverencia y se marcho mientras yo subia a mi habitación para refrescarme y ponerme algo más comodo.

Cuando fui hacia las cocinas, mantuve el silencio a cada paso, pudiendo escuchar algunas voces. En la mansión tan solo eramos cinco, sin contar los caballos ni perros, claro. Escuche como el mayordomo discutia bajo con la ayudante de la señora Adler, sobre cambiar la mesa y platos, o que debian poner alguna vela más. Sonrei ampliamente abriendo la puerta y los mire a todos — Buenas noches — detuve mi mirada sobre Jacob — ¿Les importa? Huele de maravilla Señora Carter — cambie mi mirada hacia la mujer que me agradecio las palabras sin perder vista al fuego. Claudio me ofrecio asiento mientras que Laura, una joven criada no dejaba de mirar al suelo. Antes de sentarme, me acerque al mostrador para ver si podia ayudar en algo — Buenoooo... ¿y que tal el dia? — agarre una servilleta de tela para doblarla como solia encontrarla en la mesa, con esa forma caracteristica. Pero la mia termino pareciendo un churro.


Mansión × Verano
Jonathan con Jacob




Datos:




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden

Mensaje por Quisso el Dom 17 Sep - 21:02

Quisso escribió:
RUTINA
come what may I will love you
El día transcurrió de lo más normal para mí, haciendo mis labores de costumbre mientras Jonathan estaba en la ciudad. De haberse quedado en casa hubiese tenido que trabajar igual y además estar atento a sus necesidades, por lo que había sido un día muy tranquilo y agradable. Pero le echaba de menos. Si, en realidad me encantaba que requiriese cualquier cosa para poder verle y estar con él. Por eso estaba deseando que llegará la noche para poder estar con él, subirle la cena y acompañarle en esta… Ya que estaría solo. Pero al parecer Jonathan tenía otros planes.

Estaba en la cocina preparando las cosas cuando llegó Claudio y anuncio que el señor iba a bajar a cenar con nosotros. Parecía molesto, pues el mayordomo era de ideas algo anticuadas y le parecía del todo inapropiado que un señor como él se juntara a cenar con nosotros. A mí, al contrario, me parecía algo estupendo. No íbamos a estar a solas, pero me encantaba ver como Jonathan no tenía problemas con la diferencia de clases. De hecho, siempre había defendido a Jake de los demás niños que venía a la casa. Jacob empezó a recordar, esos tiempos, en como adoraba a Jonathan y se le escapo un suspiro de adoración que por suerte nadie identifico como tal.

- ¡Que bien! -exclamó animado por la noticia de la llegada de Jacob. - Entonces no necesitaré nada de esto… -empezó a desarmar la bandeja donde iba poniendo los enseres para la cena y empezó a preparar la mesa justo en el momento que escucho la puerta abrirse.

Casi se le para el corazón, y con cierta picardía, miró a Jonathan con disimulo feliz de tenerle ahí. Se dio cuenta de que Jonathan le miraba y se ruborizo, pero se volteó a sacar los platos de la alacena para disimularlo.

Al momento de cenar quiso sentarse al lado de Jonathan, pero tuvo que conformarse con estar en frente a él. Bueno, en parte mejor, así podría mirarle sin ser demasiado descarado. Y así fue, miradas traviesas y pensamientos que no debían ser contados y juegos traviesos que podrían ocurrir bajo esa mesa que jamás iban a ocurrir. Pero la cena terminó y yo tenía que seguir con mi trabajo antes de irme a dormir.

- ¿Va a necesitar algo, miseñor? -miré a Jonathan plantado a su lado con posé firme y elegante. - Debo ir al establo, pero antes de marchar a dormir puedo pasar por si necesita cualquier cosa. Si no, ya sabe dónde encontrarme.

Hice una leve reverencia y salí de la cocina camino de los establos donde tenía que revisar los caballos ya que el mozo se había ido con el resto de la familia.


lugar × hora
quién eres con quién estás
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden

Mensaje por Faceless el Lun 18 Sep - 12:02

RUTINA
come what may I will love you



Claudio se dio cuenta de mis intentos por doblar una simple servillleta y como si fuera un niño pequeño, volvio a intervenir para que tomase asiento y dejase a Jakob y Laura hacer lo suyo. Estar sentado me hacia sentir ciertamente inútil, pero desde mi sitio podia mirar con descaro a Jakob además de con cierta malicia, como si le dijera "estoy aqui" a punto de sonreir. Por supuesto tuve que hacer que Claudio se despistará con una conversación a la que atendia con eficacia, mientras que la señora Carter, comenzó a servir el guiso de carne. Aquel lugar podria ser mucho más pequeño y menos lujooso que el comedor donde iba a cenar esa misma noche, pero desde luego lo estaba pasando mejor que bien con la compañia de aquellas personas.

Junto a mi se sento Claudio, con quien seguia hablando de los diferentes problemas de la mansión, nada grave, pero ese verano debian de darse algunas manos de pintura y una limpieza general, como siempre que la familia no estaba. Eso significaba que debiamos contratar a alguien extra para ayudar a Jakob y Laura, pues ellos dos no podrian acabar hasta el invierno. Entre bocado y bocado miraba al frente, charlando tambien con Laura, la señora Carter y, con él. Jakob estaba disfrutando tanto como yo, aunque dudaba que por su parte fuera por el hecho de cenar en la cocina. Algún dia de esos saldria de caza y lo llevaria conmigo a pasar la noche fuera, en medio de la naturaleza y lejos de cualquier mirada indiscreta. Tan solo él y yo.

Esa cena ya iba terminando y puesto que no me dejaron ayudar a recoger, supongo que por miedo a que rompiera algo, me dirigi a las escaleras donde subir a mi habitación. Escuche la voz de Jake y me gire para mirarlo — Oh, esta bien. Gracias Jakob — mantuve un tono sereno mirandolo fijamente. Claudio pasaba detrás y habia que seguir cierto juego. Al ver que volvia a desaparecer sonrei y asenti — Lo tendré muy en cuenta — pase las yemas de mi mano por su mandibula, notando una incipiente barba que raspaba mis caricias como si fuera un suave cepillo. Dios sabe que le hubiera pedido que subiera conmigo a la habitación, como cuando eramos niños, pero no para compartir juguetes, sino para abrazarnos y amarnos toda la noche. Pero habia tantas cosas por las que eso no podia hacerlo que simplemente volvi a girarme y subi las escaleras.

En mi habitación, comencé a acomodarme quitandome la ropa, abriendo las ventanas y dejando que el aire de la noche refrescase el lugar. Ahora que Sophie no estaba, ni siquiera echaria las cortinas para dormir, no las necesitaba para ello. Cerrar los ojos era ya suficiente. Me asome a la ventana que habia abierto en último lugar y mire hacia los establos. Se veia luz y sombras moverse dentro. Me apoye en el borde con los codos esperando ver a Jakob salir de alli, quizás sin camisa por el calor y completamente sudado. Me mordi el labio inferior pensativo: él dijo que si necesitaba algo, fuera a los establos. No tarde en ponerme las botas, el pantalón y la camisa, de una forma más que vulgar. Las botas a medio atar, la camisa por fuera y los ultimos botones sin abrochar... al menos tuve la decencia de terminar con la cremayera y botón de mi pantalón para evitar problemas si encontraba a una de las mujeres por el camino.

En la mansión todo habia sido hacer un recorrido rápido, con temor de que alguien me viera, pero daba igual, pues iba en busca de mi criado para que me ayudase a buscar el pijama. Pero la excusa no hizo falta, ya que sali a los jardines y me dirigi al establo sin dificultad. Según iba llegando, podia ver más y mejor la forma de las sombras e incluso algún relincho de un caballo. Me asome por la puerta comprobando que la luz inundaba aquel sitio embarrado y lleno de paja, con cada cajón para uno de los animales. Pase al interior viendo como Jakob estaba frente a uno de los caballos y el animal lo miraba con tranquilidad — Haces que cualquier bestiia caiga rendida a tus pies — sonrei apoyado en la pared con los brazos cruzados y una pierna algo recogida — La cena de hoy ha sido... — me incorporé para acercarme a él mirando al caballo — ... divertida. Aunque Claudio no ha dejado de hablar — rei alzando la mano sobre el hocico del animal y con disimulo, me fui colocando junto a Jakob.


Mansión × Verano
Jonathan con Jacob




Datos:




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
97

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.