Últimos temas
» ─Play With Fire
Hoy a las 7:17 por Seishiro

» Why don't we find out?
Hoy a las 3:50 por Nébula

» You were my lesson I had to learnt
Hoy a las 1:17 por SapphireDragon

» Oh somewhere deep inside of these bones...
Hoy a las 1:13 por Shadows Takes All

» Death is equal
Hoy a las 0:21 por Arson

» Reality just killed magic.
Ayer a las 23:28 por Winter Wiccan

» Set fire to the rain
Ayer a las 19:27 por Young Sheldon

» ~ Beauty, courage & nobility
Ayer a las 17:33 por FireFly

» El Inframundo.
Ayer a las 17:26 por Momo

» Seeing yu smile, make me feel so happily, too.
Ayer a las 17:17 por FireFly

» ~ You could be loved again
Ayer a las 17:04 por SapphireDragon

» The North Remembers
Ayer a las 12:46 por Red

» Dark arrow
Ayer a las 8:10 por Bastet

» Confieso que...
Ayer a las 5:23 por Bastet

» I knew you. I know you
Ayer a las 2:27 por SapphireDragon

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

You were my lesson I had to learnt

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Sáb 15 Jul - 21:10

You were my lesson
I had to learnt
Naruto — 1x1 — Crackship

Se vivían tiempos difíciles en la Aldea Oculta de Konoha y en el mundo ninja en general. Las cinco grandes naciones se preparaban nada menos que para una guerra… una que, por primera vez, no las enfrentaría entre sí sino contra un enemigo común. Por primera vez en la historia todas las Villas Ocultas se aliarían para vencer a un enemigo más grande, uno que perseguía la destrucción completa y el control de cada forma de vida.

Era obvio que no podían permitir algo así. Los países se pusieron enseguida a trabajar y Konoha no fue una excepción. Formó su ejército con todos los shinobi de los que podía disponer. Incluidos los más jóvenes, quienes nunca pensaron que tendrían que enfrentarse a algo de ese calibre. Claro que, como ninjas, estaban preparados para dar la vida por su Aldea, pero una cosa eran las misiones y otra muy distinta algo de semejantes dimensiones. Aunque no había tiempo para asustarse: era lo que les tocaba hacer, y lo harían.

Con esta resolución, los ninjas pertenecientes a los once de Konoha se presentan ante sus líderes, dispuestos a luchar hasta el final. Entre ellos Neji y Tenten, compañeros de equipo desde la infancia. Pese a tener claro que lo que viene por delante va a ser terrible y peligroso, no será hasta que comience realmente el conflicto cuando se den cuenta de la verdadera cara de la guerra. Algo para lo que, por mucho entrenamiento que lleven a sus espaldas, ninguno de los dos estaba preparado.

Personajes




Neji Hyūga | 18 | Shinobi | Sheena



Tenten | 18 | Kunoichi | SapphireDragon



Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Vie 21 Jul - 18:39

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

No hacía más que un par de horas que la Quinta Hokage había llamado a todos los integrantes que conformaban el cuerpo de ninjas de Konoha. Finalmente, la reunión y las órdenes habían sido dadas. Iban a la guerra, en alianza con las otras Naciones, con las otras Villas Ocultas: Sunagakure, Kumogakure, Iwagakure y Kirigakure. El objetivo era derrotar a Madara Uchiha, que quería hacerse con las bestias de las colas que aún no había obtenido… Y una vez las tuviera quién sabe lo que haría, probablemente los destruiría a todos.

Un pequeño suspiro brotó de sus labios. Su mirada estaba algo perdida en la lejanía, pensando en que no quedaban más que un par de días para que abandonasen la Aldea, que marchasen al frente sin tener idea alguna de qué les depararía el futuro ni que destino encontrarían en una guerra que prometía durar más de lo que pudieran imaginarse. Pero lucharían con todas sus fuerzas para proteger a Naruto, al revoltoso chico que siempre había tratado de llamar la atención con sus travesuras, ese que había demostrado ser todo un héroe, que había puesto su propia vida en peligro para poder salvar la Aldea y la gente que tantos años le había dado la espalda.

Sobre el regazo de Tenten reposaba su cinta con el símbolo de la Hoja. Sin embargo, esa no sería la que llevaría en el frente. Llevaría una que representaba la Alianza Shinobi… Aún quedaban cosas por hacer, pero después de todo el día trabajando para ayudar, le habían permitido tomarse un descanso. Y ahí estaba, apoyada en un árbol, junto a una explanada de flores a la que solía ir de pequeña… Dándole demasiadas vueltas a las cosas. Sabía ya de antemano que no estaría con su equipo, no estaría con Lee ni tampoco con Neji. Y eso le hacía estar insegura. ¿Y si sus habilidades le fallaban? ¿Y si aquello le costaba la vida a sus compañeros de combate? Sabía luchar codo con codo con su equipo, incluso con sus amigos de la infancia, con los que había crecido.

Un sonido de pisadas consiguió sacarla de sus más profundos pensamientos. Y cuando giró la cabeza en su dirección, encontró a un joven de largos cabellos oscuros.

Ne-Neji… ¿Qué haces aquí? –preguntó claramente sorprendida de que se encontrase allí, poniéndose en pie para quedar a la misma altura que su amigo.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Dom 23 Jul - 16:33

« I. War is coming »

Media tarde || Con Tenten || Konoha

En Konoha no se hablaba de otra cosa: la guerra ya era una realidad. Todos, especialmente los shinobis, habían ido viendo que en los últimos tiempos la gravedad de la situación empeoraba, que estaban a las puertas de algo muy serio. Y tras la reunión de los cinco Kages, al fin llegó el día en que la Hokage los convocó para recibir sus órdenes de marchar al campo de batalla.

Como todos los demás, Neji estaba inquieto, aunque lo disimulaba mejor. Esconder sus sentimientos era una de las primeras cosas que había aprendido desde niño. Si bien en las misiones a las que solían enfrentarse no podían prever fácilmente el resultado, aquello superaba todas las barreras de la mera incertidumbre. Sobre todo para ellos, que eran los más jóvenes y nunca habían vivido algo así.

Ya se habían decidido las formaciones y las áreas de acción de cada uno, dependiendo de sus habilidades. Se les habían entregado los uniformes y las nuevas bandas de la Alianza Shinobi. Solo quedaba esperar. Una espera que no era agradable para nadie. Neji no combatiría al lado de sus compañeros de siempre, Lee y Tenten. Aunque jamás lo admitiría en público, hacían un buen equipo y le preocupaba estar lejos de ellos. No obstante, sospechaba que de alguna manera ya lo sabían. Ciertamente, con los años Neji se había vuelto un poco más permisivo a la hora de dejar entrever sus emociones, pero solo con muy contadas personas y nunca de forma directa.

Aquella tarde, echaba en falta algo de compañía. Algo que rara vez le ocurría, pues normalmente le gustaba estar solo. Hinata y Hanabi estaban ocupadas con asuntos del clan, reunidas con su padre. Tampoco estaba de humor para el entusiasmo de Lee ni de Gai-sensei, así que solo le quedaba una persona disponible en su reducida lista de gente que podía considerar cercana y digna de confianza: Tenten.

La halló en un prado al que sabía que le gustaba ir desde niña, aunque nunca le mencionó que estaba al tanto del detalle. Era, como otros tantos, información de ella que había ido acumulando con el paso del tiempo y gracias a la cual había llegado a conocerla más que a otros, sin necesidad de conversaciones de por medio. Ella pareció sorprendida por su presencia, lo cual no era inesperado.

- No soportaba estar sin hacer nada – contestó con una media verdad. Seguidamente se fijó en la banda que había en el suelo, al lado de la chica, y fue su turno de preguntar - ¿Ocurre algo con eso? Tú… ¿estás bien?

Se sintió un poco estúpido por preguntar eso. ¿Cómo iba a estar bien, cuando al día siguiente se marchaban a la guerra? No obstante, aun siendo terriblemente torpe para preocuparse por los demás, no le gustaba verla tan intranquila.





Última edición por Sheena el Dom 20 Ago - 20:49, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Lun 31 Jul - 16:44

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Alejarse un poco de todos los preparativos, a las afueras de Konoha, había sido una forma de no preocupar a sus padres, que ya de por sí lo estaban con su marcha al frente. Llevaba pensativa varios días, pero sobre todo, desde que habían informado de cómo se organizarían todos los miembros del cuerpo Ninja en las distintas divisiones, según sus especialidades o donde sus habilidades fuesen requeridas. Siendo Lee, Neji y ella completamente distintos en lo que a técnicas se refería, se iba a sentir algo rara sin tenerles cerca.

Y, como si Neji hubiera leído su pensamiento, como si hubiese percibido la leve soledad que sentía en esos instantes solo de imaginarse separada de su equipo, ahí se encontraba… ¿Había sido una casualidad… o la había estado buscando? Aunque nunca le había dicho que ese era su lugar favorito a nadie. En cualquier caso, ya daba igual. La verdad era que hasta ese momento, no se había percatado de lo mucho que necesitaba algo de compañía.

Por esa misma razón, una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios, algo cansada y aún pensativa, ante las primeras palabras que el chico le dedicó. Lo cierto era que la esperaba hasta el día siguiente estaba siendo muy tortuosa. Daba la impresión de que el tiempo pasaba aún más despacio, de lo cual no podía quejarse, aún podía disfrutar de lo que conocía sin que hubiese cambiado nada aún. ¿Cómo estaría todo al final de la guerra? ¿Lograrían regresar todos a casa? Aunque la principal pregunta debía de ser: ¿Lograrían ganar la guerra? Sacudió ligeramente la cabeza, tratando de alejarla. Ni siquiera debía plantearse aquello. Lo conseguirían, fuera como fuese, pero lo harían.

Sus dos siguientes palabras le hicieron parpadear, sorprendida. La sonrisa de Tenten se dulcificó ligeramente por la preocupación de un compañero que desde siempre había tratado ocultar sus sentimientos, que había dejado ver poco de sí mismo cuando empezaron como equipo ya hacía varios años atrás.

No… O sea, sí, estoy bien. Quería decir que no pasaba nada con la banda —dijo soltando un pequeño suspiro, tomando el objeto del suelo y acariciándola suavemente—. Simplemente… Se me va a hacer raro no llevar el símbolo de Konoha en los próximos tiempos. Es increíble como todo ha evolucionado. Como ahora nuestras bandas simbolizarán algo mucho más grande que nosotros o que la Villa. ¿No crees? —preguntó en lo que hacía un gesto, ofreciéndole sentarse con ella, sin saber cuál sería su contestación a ello.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Dom 20 Ago - 20:49

« I. War is coming »

Media tarde || Con Tenten || Konoha

Era evidente que ninguno de los dos estaban tan bien como afirmaba, o como aparentaba. Pero tal vez no querían preocupar al otro, ni mostrar debilidad. Neji se sentó al lado de la chica en el pasto, recogiéndose las rodillas con los brazos, con gesto calmado. Muchas cosas dependían de ellos, y muchas personas. Tenían que estar preparados para llevar la carga de todas esas vidas, tanto si querían como si no.

- Es algo sin precedentes – convino – Aunque no deja de representar lo que somos – al decir esto, pasó las yemas de los dedos con suavidad por el símbolo presente en su propia banda, que ya llevaba puesta; aquel que rezaba “shinobi” – Todos queremos lo mismo, aunque seamos de distintas aldeas, así que tiene sentido. Queda por ver si cuando esto termine siguen manteniendo sus promesas.

No pudo evitar el tono ácido en su última frase, provocado por su propia historia personal. No era de extrañar que fuera escéptico, aunque no fuera el mejor momento para ello. De no haber sido por los conflictos encubiertos entre aldeas, su vida podría haber sido muy diferente. Su padre podría seguir vivo. Ya no renegaba tanto del pasado, pero esa herida siempre estaría un poco abierta. Precisamente por eso, y en cuanto de él dependía, se encargaría de que las siguientes generaciones no tuvieran que sufrir nada parecido. Hinata y él se habían comprometido a terminar con las diferencias en su propio clan. Hinata… Ella también iba a participar en la guerra. Tendría que protegerla, como era su deber, ahora más que nunca.

- No vamos a vernos mucho de ahora en adelante – comentó, poniendo voz a lo que probablemente ambos pensaban pero ninguno quería decir – Ni a esos dos idiotas – dijo, en referencia a su sensei y a Lee – Seguro que ellos van juntos, cómo no. Yo estaré con los demás Hyuuga y con Hinata-sama. Y tú… bueno, ten cuidado – ni que hiciera falta que se lo dijese. Pero era la única manera que encontró de expresar su preocupación por ella. Era una de las pocas personas que le importaban lo suficiente para lamentar no poder estar cerca durante el conflicto, por más que fuera una magnífica kunoichi que no necesitaba su protección.





Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Lun 21 Ago - 23:52

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Durante unos instantes, Tenten continuó de pie, mirando la banda que a tantas misiones le había acompañado y recordando el mismo día que se la concedieron, reconociéndola finalmente como genin. Esbozó una pequeña sonrisa mientras la doblaba con cuidado y la guardaba a buen recaudo, sentándose seguidamente otra vez, junto a su compañero. Ella también flexionó sus piernas y las abrazó, terminando por apoyar la barbilla sobre sus rodillas.

Escuchó la respuesta a sus palabras. Tenía razón… Era algo que no tenía precedentes. Cierto era que ya había habido tres Guerras Mundiales Ninja hasta ese momento –de hecho, en esos instantes iban camino de la Cuarta–, pero todas se habían versado en la rivalidad entre los distintos Países, las distintas Aldeas. Ahora, tenían un enemigo temible, un enemigo común y un mundo común que defender. No podían alcanzar la victoria si no se unían… Aunque muchos ninjas sentían todavía cierta reticencia y odio hacia los de otras Aldeas, algo que seguramente llevaría a múltiples conflictos al principio. Tenten solo esperaba que finalmente, se lograsen solucionar todas las supuestas diferencias y poder combatir los unos con los otros, codo con codo.

La verdad es que eso es algo que no podemos saber, Neji… Habrá que tener la esperanza de que logrará mantenerse incluso después de todo… Si llegamos a alzarnos con la victoria –esa última frase la dijo casi en voz inaudible. En ella expresaba el miedo y la incertidumbre ante todo aquello… Así como la temible posibilidad de que todo fuese mal.

Enterró momentáneamente el rostro en sus rodillas. Se sentía mal pensándolo, avergonzada, pero sencillamente era incapaz de evitarlo. ¿Qué decía eso de ella? ¿Era una mala kunoichi por ello? Por un momento, pensó que así era.

La voz de Neji la sacó nuevamente de sus pensamientos. Elevó ligeramente el rostro, volviéndolo hacia él. Así que él también le había dado vueltas a eso… Hizo una pequeña mueca, con cierta tristeza, además de con inseguridad. Sencillamente, asintió y esbozó una diminuta pero no alegre sonrisa por cómo se refirió a Lee y a Gai-sensei. Eran dos idiotas. Sus dos idiotas, al fin y al cabo. Se mordió con fuerza el labio inferior justo después, al escuchar las agrupaciones… Sí, ella también había llegado a esa conclusión. La única que estaría sola de los cuatro, sería ella.

Volvió a erguirse cuando le dijo aquello último, mirándole con cierta sorpresa, para después regalarle una agradecida sonrisa por su preocupación… Sí, sabía que esa era la forma que él tenía de expresarla. Incluso se atrevió a acercarse un poco más a él y apoyar la cabeza en su hombro. Sabía que Neji no era de los que le gustaban ese tipo de gestos… O al menos que ella supiera, pero sinceramente, lo necesitaba. Bueno, podía ser que realmente necesitase un abrazo, pero eso sí que no iba a darse entre ellos.

Tú también, Neji... –contestó en un susurro, cerrando los ojos. Dudó en si expresar sus miedos, pero dudaba que encontrase a nadie mejor a quien confesárselos. A fin de cuentas, su sensei y su otro compañero no se tomaban las cosas en serio, no de la forma en la que Neji y ella lo hacían–. Estoy… preocupada por si meto la pata. Por si fallo en pleno combate, cuando más sea necesaria mi ayuda. No soy tan habilidosa como tú o tan buena en taijutsu como lo es Lee. Siento que tengo muchos puntos débiles.

Permaneció con los ojos cerrados, sintiéndose incapaz de mirar en esos primeros segundos a su amigo.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Miér 23 Ago - 0:34

« I. War is coming »

Media tarde || Con Tenten || Konoha

“Si llegamos a alzarnos con la victoria.”

Esas palabras no se le pasaron por alto. Después de todo, tenían que ser realistas: iban a la guerra, no podían simplemente tener fe en que ganarían. Podía darse cualquier posibilidad. Su trabajo era darlo todo para que esa posibilidad, la que ella planteaba, fuera la que ocurriese. Por su propio bien, y el de todos.

Pensó que Tenten debía estar muy preocupada cuando sintió el suave peso de su cuerpo contra el suyo, su mejilla apoyada sobre su hombro. Se tensó de inmediato, porque habitualmente no toleraba el contacto físico fuera de una pelea. Sin embargo, no se movió. Ella debía tener una buena razón para hacer eso y se enfrentaban a una situación sin precedentes. No le costaba nada hacer una excepción. Y si eso la hacía sentir mejor… bueno, era más fácil que una charla motivadora o unas palabras de ánimo. Al menos para él. Además, pasados los primeros segundos descubrió que no era tan incómodo como pensaba estar así de cerca. Su respiración se había acompasado con la de ella y el silencio que los rodeaba no era embarazoso, sino agradable. Como si ambos atesorasen en sintonía ese valioso momento de paz, el último antes de la guerra.

No obstante, los miedos de su compañera rompieron ese instante, como una pompa de jabón que estalla al rozarla con el dedo. Tan propenso como era a meditarlo todo y tan poco hábil con las palabras, se tomó su tiempo para pensar en la respuesta que le daría. Al igual que sabía cosas de ella como que ese prado era su lugar favorito, que odiaba los insectos o lo mal que le sentaba madrugar, también sabía, sin que nunca hubieran hablado de ello, que en ocasiones se sentía inferior al compararse con el resto de su equipo. Él, por otra parte, nunca había opinado así. De hecho, la veía como a una ninja muy competente porque aun sin contar con una poderosa técnica de sangre o un habilidad especial, era una rival temible y a tener en cuenta. Si no fuera así, no la respetaría como compañera. Y así trataría de explicárselo, tan bien como pudiera.

- No vas a fallar. No cuando te juegas la vida. Es decir, siempre lo hacemos, pero ahora más que nunca. No estarás sola, tendrás compañeros de apoyo – titubeó, no sabiendo cómo continuar – También eres chuunin ¿no? Eso significa que eres tan capaz como cualquiera, no importa de qué tipo sean tus técnicas. Además, eres la mejor invocadora de nuestra generación… no lo digo yo, los registros lo demuestran.

¿Sería suficiente con eso? Nunca había recibido palabras de aliento, así que no sabía cómo darlas. Durante toda su vida le habían llamado “genio” y alabado sus excepcionales habilidades, pero nadie se preocupó de decirle “lo estás haciendo bien.” Todos asumían que era, simplemente, su responsabilidad. Si bien era en parte cierto, hubiera agradecido que reconocieran su esfuerzo de forma más… personal.

- Estoy seguro de que no vas a tener ningún problema – afirmó – Además, si no lo creyera… no te escogería para entrenar ¿no crees?

La miró de reojo, sin moverse, ya que no quería que abandonase su posición. No podía evaluar su reacción, pero parecía estar tranquila. Y eso, por algún motivo, le otorgaba paz de espíritu a él también.





Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Miér 23 Ago - 17:35

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Por un momento, la muchacha temió haberse tomado demasiadas confianzas. Llevaban siendo ya cuatro años compañeros de equipo pero precisamente por eso y por saber lo poco expresivo que era Neji de forma corporal y verbal, el haberse apoyado en su hombro sin permiso quizás no había sido la mejor de las ideas. Notó la tensión en el cuerpo ajeno, lo que le hizo morderse ligeramente el labio inferior. Estaba a punto de separarse y disculparse cuando poco a poco, notó como se relajaba junto a ella. No podía negar que aquello le sorprendió pero finalmente, una pequeña sonrisa se le dibujó en los labios, agradecida y disfrutando momentáneamente de ese silencio que compartían, antes de confesar todo aquello.

¿Pensaría que era débil por dudar siempre de sí misma? ¿O tonta por confesarle esa debilidad que hasta ese instante había mantenido oculta a él y al resto del equipo? Le hubiera gustado abrir los ojos y observar la expresión en el rostro de su amigo, pero la verdad era que temía lo que pudiera encontrar. Al último que deseaba decepcionar era a Neji… Sin embargo, se quedó quieta y callada, a la espera de una respuesta por su parte. Los segundos pasaban y el chico continuaba en silencio…

No vas a fallar, fue lo primero que le dijo. No vas a estar sola. Eso también lo sabía. Estaría rodeada de decenas de shinobis de todas las Naciones y Villas. Pero no con ellos, con los que trabajaba a la perfección. Entonces, el corazón le dio un brinco en el pecho y sus mejillas se encendieron ligeramente. Eres la mejor invocadora de nuestra generación. Esperaba que Neji no decidiese mirarla en ese momento, porque no sabría cómo explicarle que se hubiera convertido en un tomate. Aunque se desilusionó un poco cuando hizo referencia a los registros… Pero bueno… Algo era algo, ¿no?

Gracias, Neji… –musitó la joven con una nueva y minúscula sonrisa en los labios cuando terminó de hablar–. No te voy… a negar que más de una vez me he preguntado eso. ¿Por qué me escogías a mi en vez de a Lee o a Gai-sensei? Bueno, aunque creo que puedo entender porqué ellos no… –hizo una graciosa mueca antes de incorporarse, para atreverse a mirar al chico finalmente–. ¿De verdad te ayudaba a entrenar y mejorar? –preguntó algo nerviosa. Pedirle al Hyuuga que fuese completamente sincero con palabras igual le incomodaba también– Lo voy a echar de menos… Eso de escaparnos de los dos locos. Aunque su vitalidad y emoción también la extrañaré… De otra manera, por supuesto.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Dom 27 Ago - 1:21

« I. War is coming »

Media tarde || Con Tenten || Konoha

Dudaba mucho que él fuera a echar de menos a Lee y a su sensei como la chica decía, aunque sabía a lo que se refería. Si bien era cierto que en algún momento los equipos se acababan disolviendo, seguro que ella tenía la esperanza de que el suyo se mantuviera hasta el final. Era el único que quedaba íntegro junto al de Hinata. Los grupos de Naruto y Shikamaru se habían roto de la peor forma posible, con grandes tragedias de por medio. Ahora era su turno, por algo no menos grave. Pero tenían que seguir adelante para ver lo que les deparaba el futuro, bueno o malo.

Aunque lo de huir de ellos sí que lo extrañaría, un poquito. Era la única manera de tener un poco de tranquilidad, sobre todo en las misiones, cuando se veían obligados a pasar todo el tiempo juntos. Neji tenía paciencia, pero Lee contaba con la capacidad de agotársela toda. Él y sus absurdos y continuos retos que ni se molestaba en aceptar porque siempre ganaría. Tampoco ayudaba que Gai-sensei se pusiera siempre de su parte y le animase aún más… Tenten era la única que miraba por él, que mediaba entre los dos y le pedía a Lee que le dejara en paz al menos un rato. Nunca sabría cómo se lo agradecía… Y cuando hasta eso se tornaba imposible, se escapaban los dos solos con la excusa de entrenar. Todos sabían que el Hyuuga era muy suyo con eso y si algo era sagrado para Lee y su maestro era el entrenamiento, así que ahí al menos no le ponían pegas. Pero no solo por eso había elegido a la chica como compañera.

- Aparte de lo obvio… No me serviría de nada pegarme con Lee. No le digas que lo he dicho, pero es exageradamente bueno en taijutsu. Lo malo es que es algo fácil de contrarrestar con mis técnicas. En cambio, luchar contra tus invocaciones requiere más esfuerzo. Y es el mejor modo de poner a prueba el byakugan, ya que nunca sé de dónde va a venir el ataque. Es muy conveniente.

Eso no era todo, claro. Neji podría decirle también que apreciaba todo el empeño que ponía siempre en tratar de vencer a una técnica que era claramente muy superior, o que agradecía que nunca se negara a practicar con él a pesar de que no había logrado ganarle ni una sola vez en esos años, o que el rato de descanso en que se tumbaban los dos a solas era de los pocos en que realmente lograba relajarse y olvidar todas las preocupaciones de su vida diaria. En definitiva, que confiaba en ella como en ninguna otra persona (y no era precisamente fácil ganarse su confianza). Pero eso era algo que seguramente nunca lograría poner en palabras.

- Creo que emoción vamos a tener de sobra, y ojala no fuera así – suspiró, devolviendo la mirada a su compañera, en una extraña forma sintiendo muy vacío el espacio que había ocupado antes – Pero creo que será mejor que dejemos de pensar en lo que viene, seguro que al final no es como lo esperamos. En estas cosas, por más planes que se hagan, nunca se sabe cómo actuará el enemigo, así que es probable que se produzcan muchos imprevistos. Quién sabe, quizá hasta nos reunimos antes de lo que pensamos.





Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Lun 28 Ago - 13:54

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Se sintió algo idiota cuando Tenten se paró a pensar un poco en la pregunta que le acababa de formular. ¿Por qué ella y no Lee o Gai-sensei? Conocía perfectamente cuáles eran los estilos de lucha de los dos que defendían con tesón la fuerza de la juventud. Sabía cuáles eran sus capacidades y sus puntos débiles. Lee era un asombroso usuario en taijutsu, pero nada tenía que hacer contra las técnicas que Neji había heredado del Clan Hyuuga. Más de una vez había presenciado los entrenamientos cuando estaban los cuatro juntos y, por mucho que el chico del mono verde se esforzase, el resultado era siempre el mismo: él por el suelo y su compañero de largos cabellos azabache y rostro imperturbable como ganador.

En ello pensaba cuando el chico le dio justo esa contestación. Eso sí, le sorprendió gratamente escuchar el reconocimiento que le daba a Lee. Solo por eso, una sonrisa se curvó graciosamente en sus labios, justo antes de soltar una risita. Además, lo que dijo a continuación… era un cumplido también, ¿no? Al menos eso quería creer ella…

¡Por dios! No, se lo diré… Seguro que no nos dejaría tranquilos después de enterarse. Aunque la verdad… Lee siempre ha estado entrenando para ser digno de ser tu compañero, Neji, para estar a la altura. Creo que cuando éramos más pequeños, quería que le reconocieses –comentó Tenten algo pensativa. Eso también se podía aplicar a sí misma. Siempre había querido mejorar, crecer con ellos… Y siendo como era, algo insegura, seguía pensando que aún le quedaba muchísimo camino por recorrer–. Yo… Me alegro muchísimo de haberte sido de utilidad para entrenar tu byakugan, Neji…

Cierto era que, al igual que Lee, ella nunca había logrado vencerle en un combate de entrenamiento. Alguna vez se había frustrado por ello y también enfadado consigo misma, pero no le guardaba rencor al Hyuuga, ni mucho menos lo odiaba. Sin darse cuenta, dejó escapar un pequeño suspiro, antes de mirar el cielo salpicado por alguna nube. Volvió a pensar en las palabras que el chico le había dedicado para animarla… Esos pequeños cumplidos. Entonces se preguntó… ¿Cómo sería Neji si llegase a interesarle alguna chica? ¿Cómo trataría de hacerle ver el afecto más allá de la amistad que sentía? La verdad era que no le importaría lo más mínimo descubrirlo… ¡Espera! ¿Qué? ¡¿En qué diantres estaba pensando?! Sintió sus mejillas adquirir un gracioso tono rojizo mientras volvía a bajar la mirada a su regazo.

Tienes razón… No sabemos cómo se darán las cosas. Por mucho que queramos ir por delante del enemigo, seguro que habrá alguna sorpresa… –carraspeó antes de atreverse a contestar–. Creo que deberíamos hacer algo especial para disfrutar de lo que queda de día, ¿no crees? Quiero llevarme un buen recuerdo conmigo cuando nos separemos –se atrevió a admitir, girando el rostro hacia él y encontrándose sus miradas. ¿Fue su imaginación… o había algo distinta en ella después de haberse separado de él?





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Jue 31 Ago - 14:36

« I. War is coming »

Media tarde || Con Tenten || Konoha

Neji arqueó levemente una ceja ante el comentario de su compañera. ¿Lee aspiraba a su reconocimiento? Pensaba que solo estaba empeñado en vencerle como el cabezota que era. Bueno, si algo le reconocía era su capacidad para no rendirse nunca. Cuando era más joven, él lo había hecho sin siquiera intentarlo, encerrado en la idea de que no se podía abandonar la posición que le fue asignada en su nacimiento, preso como un pájaro en su jaula. Le costó aprender que era capaz de romper los barrotes si luchaba por ello, pero desde entonces tampoco se permitía a sí mismo darse por vencido. Y tuvo que ser ese atolondrado de Naruto el que se lo enseñara, cuando siempre había tenido delante a Lee como ejemplo. Claro que eso jamás se lo diría, no tenía por qué saberlo. Lo pensaba, que era lo importante, y con eso era suficiente.

- Yo creía que solo quería ser como Gai-sensei de mayor – comentó en tono ligero, lo cual tampoco era del todo mentira – Bueno, me he enfrentado a él todas las veces que me han retado, y tú sabes que no han sido pocas. Al menos no le han faltado oportunidades – podía haberse negado, sabiendo que iba a vencer de todos modos, pero siempre había cumplido todas y cada una de sus peticiones de duelo – Y no creo que vaya a parar en un futuro cercano, no hasta que gane… cosa que tampoco va a pasar, me temo.

Si fuera otra persona, este comentario podría haber quedado pedante o demasiado pagado de sí mismo. Pero tratándose de él, que era una persona de lo más práctica y consecuente, no era más que una afirmación para expresar la realidad tal cual era. Si bien había aprendido que no había nada imposible (y menos cuando se trataba de ciertas personas) dudaba mucho que Lee fuera a vencerle alguna vez en una pelea. Y tampoco era malo tener seguridad en sí mismo ¿no?

Tenten, sin embargo, era otra historia. La diferencia de fuerzas entre ellos también era amplia, porque igual que con Lee ella no contaba con la ventaja de una técnica de sangre como él. Pero tenía muchas más posibilidades de pillarle desprevenido y más de una vez le había hecho sudar, esquivando sus ataques en el último segundo. De hecho, ella era de las poquísimas personas que sabían sobre el punto ciego de su byakugan. Esa era, también, una prueba de su entera confianza.

- Esos entrenamientos también te servían para desarrollar tus invocaciones, no es como si solo he sido yo el que se ha beneficiado – contestó en tono neutro – En cuanto acabe esto, seguro que pasas el examen de jounin sin problemas – opinó, pues de verdad lo creía. También era una forma de dejar caer que tenía esperanza en que las cosas volvieran a la normalidad – Y Lee volverá a ponerse pesado y Gai-sensei le animará y… - interrumpió lo que iba a decir al ver que su compañera ya no le miraba y tenía un gesto algo extraño en la cara, que además estaba algo encendida - ¿Te encuentras bien? – preguntó.

Ante su asentimiento, simplemente dejó pasar el tema. Y cuando ella dijo que quería hacer algo especial, se quedó un poco desorientado. ¿Algo con él? No era conocido precisamente por su amplio abanico social o sus ganas de divertirse. Seguro que se aburría. Pero bueno, si lo quería, tampoco iba a negárselo.

- ¿Algo especial? Por mí no hay problema pero… ¿algo como qué?

Menuda torpeza. Seguro que ahora ella se lo pensaba mejor y decidía irse sola, o con cualquier otra persona.





Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Dom 3 Sep - 18:16

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Una incontenible carcajada brotó de lo más profundo del pecho de la muchacha al escucharle. Más razón no podía tener el chico Hyuuga en ese aspecto. Lee parecía querer llegar a ser en un futuro como Gai-sensei… Pero eso no quitaba que, cuando comenzaron en aquel equipo, él solo deseaba mejor, mejorar en lo que pudieres para poder ganarse su confianza y respeto. Antes de los exámenes de Chuunin, Tenten pensó que eso sería imposible, que nunca lo lograría. Había aprendido cómo era Neji, su forma de comportarse… A veces temía lo cruel que podía llegar a ser poniendo sencillamente unos simples hechos sobre la mesa. Pero todo cambió gracias a Naruto… por sus palabras. Todos le debían muchas cosas al atolondrado chico que aseguraba que un día se convertiría en Hokage.

Tienes razón. Lee y Gai-sensei son tal para cual… Hay veces que me pregunto si de verdad no es su hijo perdido y no lo saben –comentó aun dejando escapar una suave risita–. Puede que no te vaya a llegar en un futuro próximo… Y posiblemente, tampoco en uno cercano. Pero igual que yo te ayudo a entrenar, tú le ayudas a él. Además, creo que piensa que es una forma de que os comuniquéis y paséis tiempo juntos… –añadió encogiéndose de hombros, alzando la mirada al cielo salpicado por unas pocas y dispersas nubes.

Sabía que su compañero eran de los que no alardeaban de sus habilidades. Sencillamente exponía los hechos. Era una faceta que le gustaba de él, era sincero y objetivo…. Aunque quizás a veces lo era demasiado y a veces le era difícil saber en qué pensaba o qué sentía. Sus pensamientos seguían esa línea cuando abrió los ojos un poco más de lo normal y parpardeó perpleja. ¿De verdad lo creía…? ¿De verdad pensaba que con el nivel que ahora tenía –bueno, y el que adquiriría en batalla si no llegaba a pasarle nada–, lograría pasar el examen? Finalmente, la expresión de su rostro se volvió cálida, regalándole una de sus sinceras sonrisas a modo de agradecimiento.

Gracias, Neji… Por confiar tanto en mi. Por creer en mi –dijo en un susurro, como si hubiera alguien más allí que pudiera escucharles. Le hizo gracia los comentarios de su otro compañero y su sensei, pero cuando le preguntó aquello. ¡No! ¿Se ha dado cuenta? ¿Y-Y ahora qué le digo…?, pensó algo apurada. Temiendo que su voz le traicionase al hablar, Tenten sencillamente asintió con la cabeza.

Sabía que su pregunta le tomaría completamente por sorpresa. Y de hecho, pudo ver una ligera confusión que lo acompañaba en las facciones de su rostro. De alguna manera se imaginó lo que estaría pensado… Que cómo era posible que quisiera pasar tiempo con él. Eran amigos, compañeros que no se iban a ver en mucho tiempo. Cuando pareció aceptar, la muchacha, llena de vitalidad y ganas, se puso en pie colocándose justo frente a él. Se inclinó de forma que su rostro quedó a la altura del de él, pero procuró mantener las distancias al menos un poco… No quería incomodarle.

Pues… Podríamos ir a comer a algún sitio. O… no sé. ¿No hay nada que te guste hacer en tu tiempo libre, Neji? Además de entrenar… –preguntó la joven ninja con curiosidad. Varios años juntos y solo le había visto entrenar en sus ratos libres incluso cuando no lo hacían juntos.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Dom 10 Sep - 23:56

« I. War is coming »

Media tarde || Con Tenten || Konoha

Era demasiado ridículo admitirlo en voz alta, pero más de una vez él mismo había pensado también que Lee y Gai-sensei podrían ser perfectamente padre e hijo. Estaba seguro de que no era el primero, ni el único. El comentario de la chica lo confirmaba. En cuanto a esa supuesta “comunicación” con su compañero… bueno, mientras fuera así y no mediante palabras, estaba satisfecho.

No entendió muy bien por qué Tenten bajaba la voz y parecía tener dificultades en aceptar su cumplido. Aunque ni siquiera lo había dicho como cumplido: era lo que pensaba, honestamente, sin más. Y ella debería hacer lo mismo, porque era consciente de que a veces se menospreciaba por no poseer ninguna técnica especial. Si algo había aprendido en esos años, era que no todo dependía del talento. El esfuerzo jugaba un papel muy importante y tanto él como sus dos compañeros lo sabían de sobra. Igual por eso la joven parecía apurada, como si no supiera muy bien dónde meterse. Quizá por eso cambió de tema, preguntándole qué le gustaba hacer en su tiempo libre. A pesar de la simpleza de la cuestión, no era fácil de responder para Neji. Básicamente porque no solía tener tiempo libre que ocupar. Cuando no tenía obligaciones estaba entrenando, pero no creía que ella considerara eso como una afición, precisamente.

- Pues… es verdad que paso casi todo mi tiempo libre entrenando. A veces tomo el té con Hinata-sama – ocasiones en las cuales siempre era la chica quien tenía la iniciativa – Otras veces leo, medito o voy a las aguas termales – la verdad era que ninguna de estas actividades era lo que se decía divertida, o al menos algo especial para compartir con otra persona, como había dicho Tenten. Seguro que le parecía alguien muy aburrido. Por eso, trató de disimular con otra pregunta antes de que ella tuviera ocasión de decir nada al respecto - ¿Y tú… qué sueles hacer?

Nunca se había parado a pensarlo, porque tampoco tenía mucho interés en las vidas de otras personas (exceptuando a Hinata, claro). Sabía por su prima que las dos chicas quedaban de cuando en cuando, o con el resto de las kunoichis de su generación, pero poco más. Pese a todo lo que conocía de su compañera, no sabía apenas cómo era en su vida privada. Y se descubrió pensando que quería saberlo… aunque ni siquiera era una persona curiosa. Pero ese era un día atípico, después de todo. El mejor momento para las excepciones de cualquier tipo.





Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Mar 12 Sep - 16:46

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Pudiera ser que haber formulado esa pregunta, que implicaba un cambio radical de tema en su conversación, fuese para desviar la atención. No quería tener que tratar de ocultar a Neji las razones de su sonrojo, implicaría mentir o fingir... Y la verdad es que eso se le daba falta cuando estaba cerca de personas que eran cercanas a ella. Además, no solo eso, sino que el joven de largos cabellos azabache era perfectamente capaz de apreciar una mentira... Y no quería que por pillarla en una, pensase que no confiaba en él... Pero es que sencillamente no podía decirle la verdad al respecto. Podría interpretarse como lo que, posiblemente era y ella misma ni podía ver aún. Por esa misma razón, agradeció enormemente que él no insistiera y le siguiese la conversación por ahí.

Con las manos apoyadas sobre sus rodillas y aun inclinada hacia delante, mirando a su compañero, escuchó su respuesta. Hizo una pequeña mueca. Sí, aquello era muy propio del joven Hyuuga. ¿Su infancia también habría sido así? ¿Siempre entrenando? La respuesta estaba clara y más sabiendo cómo era la política de su Clan. Debían fortalecerse para poder proteger a la rama principal… Se mordió de forma inconsciente el labio inferior, pensando en que Neji nunca había podido disfrutar de una infancia lleno de juegos y risas, como Lee o como ella misma.

Las aguas termales estaría genial, pero teniendo en cuenta que no podemos bañarnos juntos… —al decir eso, se ruborizó hasta la coronilla, ahora sin posibilidad alguna de esconderlo—. N-No es que y-yo… yo quiera ba-bañarme contigo ni… ni nada semejante —se apresuró a aclarar incorporándose hasta volver a estar completamente erguida. Así desvió la mirada a otro lado, claramente apurada y avergonzada—. Ya… Ya sabes a que me refiero. Si vamos a pasar algo de tiempo juntos antes de todo lo que viene, mejor en un sitio donde podamos estar y hablar —musitó antes de que en su rostro, aún con las mejillas ligeramente encendidas , se dibujase una graciosa expresión pensativa. Se llevó un dedo a la barbilla.

¿Ella? ¿En su tiempo libre? Bueno, debía admitir que le gustaba mucho darse baños en casa para relajarse. También leer e investigar sobre nuevas armas y herramientas ninjas, para poder estar a la última. Ir de compras a veces no estaba nada mal y salir a comer tampoco. En momentos en los que necesitaba con urgencia tranquilidad… Aquel era su sitio, en el que en esos momentos se encontraban.

Estando sola… La verdad es que me quedo en casa para disfrutar de un baño o leyendo. También suelo salir por Konoha para dar un paseo y ver cosas en las tiendas. Bueno, también a hacer la compra semanal. Suelo quedar con las chicas a veces para ir a comer o sencillamente para ponernos al día. Pero bueno… muchas de esas cosas siempre se quedan a medias por culpa de Gai-sensei y Lee… —comentó haciendo una mueca graciosa—. También suelo venir aquí cuando necesito tranquilidad y estar sola… —al decir aquello, se percató de una cosa. Nunca había comentado su sitio especial con nadie…—. Neji… ¿Cómo sabías que estaba aquí? —preguntó curiosa en un tono suave.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Jue 14 Sep - 23:29

« I. War is coming »

Media tarde || Con Tenten || Konoha

La única reacción del muchacho ante aquel transitorio y nada frecuente tartamudeo de su compañera fue fruncir levemente el ceño. ¿Pero qué estaba diciendo…? Era obvio que chicos y chicas no se bañaban juntos, no necesitaba especificarlo. Ya era la segunda vez que se comportaba de manera extraña durante esa conversación y eso hizo que, inevitablemente, volviera a preguntarse si se encontraba bien. Parecía afectada por algo. Claro que él tampoco era una persona precisamente intuitiva y menos en lo referente a los sentimientos ajenos. Solo podía sospechar eso porque a ella la conocía muy bien. Sin embargo, había asegurado que estaba perfectamente, por lo que no se molestó en volver a preguntar.

En lugar de eso, escuchó con atención sus aficiones, que en fondo tampoco diferían mucho de las suyas salvo en lo referente a hacer vida social con sus amigos. Él prefería, por lo general, estar a solas, aunque muy ocasionalmente Kiba o Lee lograban arrastrarle a las reuniones con el resto del grupo. En ellas, Neji escuchaba mientras los demás charlaban sobre esto y aquello, de forma distendida. Nadie intentaba hacerle participar porque entendían que estaba más cómodo así… excepto cuando Naruto o Lee tenían un día particularmente molesto. Lo cual siempre solía acabar con amenazas por parte del Hyuuga ante sus insistentes y ridículas preguntas, la mayoría relacionadas con el tema sentimental. Casi le parecía oír en su cabeza la voz de su compañero de equipo manifestando a voz en grito su amor por Sakura Haruno o al rubio diciéndole que si se le ocurría tocarla sería por encima de su cadáver; todo ello mientras un más sutil Kiba le propinaba un leve codazo en las costillas y le preguntaba si le gustaba alguna chica, a lo que siempre respondía con una mirada fulminante. ¡Como si tuviera tiempo de pensar en algo así!

Se preguntó si las chicas harían lo mismo en las reuniones de las que hablaba Tenten cuando su pregunta le pilló algo desprevenido. ¿Qué cómo lo sabía? Pues no recordaba el momento en que anotó ese dato en su cabeza, al igual que no podría decir cómo averiguó que odiaba las ciruelas encurtidas o que su estación favorita era el otoño. Suponía que eran consecuencias de pasar tantos años a su lado.

- Muchas veces te vi venir en esta dirección después de entrenar – comentó con sencillez – Supuse que habría un sitio que te gustaría especialmente, dado que además sueles preferir estar en contacto con la naturaleza – esa era otra deducción a la que había llegado él solo y que no parecía desacertada – Así que me imaginé que para pasar tiempo a solas querrías estar más lejos de la ciudad y la gente – no eran pocas las veces que la había visto marchar hacia ese prado, a veces decaída tras un entrenamiento o misión especialmente duros. Así, sin quererlo, aprendió que ese era su lugar favorito – Y acerca de eso…

Se le acababa de ocurrir una idea. Una idea muy tonta, absurda y que probablemente haría que más de uno se riera de él por el matiz infantil de la misma. Pero se trataba de una cosa que siempre quiso hacer y le parecía el momento indicado para hacerla. Y seguramente Tenten no le juzgaría ni se burlaría por ello, así que se decidió a proponérselo:

- Hay una cosa que… - empezó, encontrando dificultades para seguir, puesto que nunca fue bueno hablando de sí mismo o de sus deseos – De pequeño, siempre quise ir con mi padre a volar cometas en primavera. Los demás niños lo hacían, incluso Hinata-sama, pero me decía que teníamos que quedarnos en casa. Sé que ya soy mayor para eso, pero quisiera hacerlo antes de irnos a la guerra





Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Mar 19 Sep - 19:52

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Agradeció internamente el respeto que mostró Neji frente a sus palabras. A fin de cuentas, le había dicho que nada sucedía y ahí estaba, actuando de una forma muy poco frecuente delante de él. ¿De verdad tenía que pasarle esas cosas ese día? No quería que se llevase un extraño recuerdo de ella a la guerra, no quería que la recordase comportándose de forma tan rara. Suspiró suavemente, aliviada, antes de esbozar una pequeña sonrisa.

Si ambos ninjas comparasen las reuniones de chicas y de chicos… La verdad era que no distarían demasiados en algunos momentos. Desde bien temprana edad, siempre se había escuchado a Sakura y a Ino pelearse por el amor de Sasuke. Sin embargo, después de su marcha, ambas continuaban manteniendo su rivalidad sin mencionarle una sola vez. Luego también estaba ese tema de quién le gustaba a cada una. Llegados ese punto, la que más comprometida y apurada se veía era la tímida Hinata, que se ponía colorada como un tomate mientras le mencionaban a Naruto de forma repetida. Ella, en algún momento, también fue víctima de las insistentes preguntas y alguna vez le llegaron a insinuar si Lee era el que estaba siempre en sus pensamientos. La reacción era siempre la misma: de absoluto horror y una negación rotunda. Sí, apreciaba mucho al pesado e hiperactivo de su amigo, pero solo como una simple amistad. Era entonces que la expresión de sus rostros se tornaba algo más pícara y le preguntaban por Neji. Ahí ya… se ponía colorada pero permanecía en completo silencio. ¿Qué más daba si le gustaba o no? Ella era completamente consciente de que el joven Hyuuga la consideraba una buena amiga y compañera… Pero dudaba que sus sentimientos fuesen mucho más allá de la amistad. ¿Por qué confesar un sentimiento no correspondido?

Vio un atisbo de sorpresa en su rostro cuando le interrogó acerca de esa cuestión. Bien sabía lo observador que era el chico… Pero con su respuesta, se quedó sorprendida de que no solo lo era en las misiones cuando sus vidas estaban en peligro, o mientras entrenaban. También lo era en lo referente a ella. Recuerda, no te hagas ilusiones, Tenten. Neji es así, se obligó a pensar, tratando de no emocionarse internamente.

No se te escapa nada, ¿eh? —dijo ladeando la cabeza y con una minúscula sonrisa—. Sí… Este es mi sitio. Donde puedo relajarme, dejar de pensar en todo, olvidarme cuando me encuentro decaída y no quiero que nadie me vea así… —se mordió el labio inferior antes de que sus ojos castaños se posasen en la pradera que se extendía frente a ellos—. Hay veces que la ciudad me agobia demasiado —admitió entonces esbozando una pequeña mueca.

Entonces escuchó sus últimas palabras. Se giró nuevamente hacia él. Parecía dudar. Parecía que le costaba continuar lo que estaba diciendo. Sin embargo, no le presionó. Le conocía lo suficientemente bien como para saber que terminaría de hablar cuando encontrase las palabras adecuadas para expresarse. Eso sí, cuando lo hizo, consiguió que el rostro de la joven chuunin mostrase una clara expresión de sorpresa. Volar cometas… Algo tan sencillo como eso era lo que deseaba hacer Neji en su último día juntos.

De haber sido otra persona la que se lo hubiera confesado, probablemente, se estaría desternillando de risa en el suelo. Pero Tenten… Tenten no pudo más que sonreír enternecida y con dulzura. ¿Quién se iba a imaginar aquello? Aún en el interior del maduro jōnin, había un niño pequeño que deseaba poder hacer todas esas cosas que le habían sido negado.

Sin decir palabra, la muchacha echó mano a uno de sus rollos. Sacó un pincel y algo de tinta tras haberlo extendido sobre la hierba, para después comenzar a escribir con largos trazos lo necesarios para una invocación. Tras tenerlo todo preparado, realizó los sellos adecuados. Un pequeño y gracioso estallido se escuchó mientras una pequeña nubecilla aparecía. Cuando se disipó, dos preciosas cometas, coloridas y en buen estado estaban expuestas. Eran un tesoro de su infancia, cuando sus padres la llevaban a jugar al campo.

Nunca se es mayor para ciertas cosas. Y más si nunca has podido hacerlas —contestó Tenten con una enorme sonrisa, agachándose a coger las dos y acercándose a su compañero, para ofrecerle una de ellas.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Sáb 23 Sep - 23:34

« I. War is coming »

Media tarde || Con Tenten || Konoha

“Cuando me encuentro decaída.”

Esas palabras revolotearon como un eco por la mente de Neji. No eran pocas las veces que había visto a la joven escabullirse hacia su lugar favorito… esperaba que la mayor parte de ellas no fueran por ese motivo. No que él fuera una persona muy sensible a los sentimientos de los demás, precisamente, aparte de que pensaba que había ciertas cosas con las que uno debía lidiar a solas. Pero tampoco le hacía gracia pensar en su compañera estando triste. De acuerdo, todo el mundo se sentía así de vez en cuando, pero en su caso el pensamiento le provocaba una cierta sensación de incomodidad, como si no quisiera que ella tuviera que pasar por eso. Era algo que no le había pasado antes y para lo que no hallaba explicación.

Sin embargo, apartó esta idea de su mente al ser consciente de otra cosa: Tenten no se había reído. No sabía si por respeto o porque realmente alcanzaba a atisbar las razones detrás de su simple  e infantil deseo, pero lo agradecía de todas formas. De hecho, no solo no se burlaba sino que además le sonreía, de una forma muy dulce… y muy bonita. Se sorprendió pensando que pocas veces le había visto una sonrisa como esa, que además estaba enteramente dedicada a él, ya que se encontraban a solas, y le agradaba. Al parecer, ella no era la única que estaba actuando y pensando de manera distinta a lo habitual ese día.

- ¿Tú crees? – pese a todo, aún se sentía un poco tonto por confesar en voz alta algo tan vergonzoso, por haber pedido algo tan banal para su último día juntos. Ella había dicho que quería que fuera especial y aquello no tenía nada de particular – Has acertado. Hay… muchas cosas que nunca hice. La mayoría ya tengo asumido que soy demasiado mayor para ellas, pero… solo por hoy…

Se calló; estaba hablando demasiado y lo sabía. En realidad no le importaba que Tenten entreviera esa parte de él pero, incluso cuando era de las pocas que sabía bastantes detalles sobre su vida y su pasado, aún se sentía muy vulnerable mostrándose así. Si lo hacía era solo porque sabía que podía confiar en ella. Podía llegar a sentirse cómodo a su lado, aunque se trataba de un tema muy delicado para él.

Antes de que se diera cuenta, su compañera ya había sacado tinta y un rollo de pergamino para hacer lo que mejor sabía. En cuestión de segundos, dos hermosas cometas de vivos colores adornadas con cintas aparecieron de la nada ante ellos. Las observó con detenimiento: la suya tenía forma de carpa; la de Tenten era un dragón. Había hecho, como siempre, un espléndido trabajo.

Vio como ella tomaba el animal de papel y agarraba las cuerdas para hacerlo volar. Le daba mucho reparo preguntar en voz alta cómo hacerlo, y probablemente la muchacha era consciente de que no tenía ni idea, por lo cual se centró en imitarla intentando no cometer ninguna torpeza.





Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Dom 24 Sep - 20:22

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Todas las chicas pensaban que Neji era demasiado serio y objetivo, que solo se centraba en las misiones y en entrenar. Decían que en su vida no había nada más. Y puede que, en parte, fuese cierto y tuvieran. Pero, ¿cómo no iba a ser así después de la educación que había recibido por parte de su padre y, posteriormente de su tío? No era culpa suya que le hubieran privado de lo que un niño debía disfrutar a edades tempranas solo para aleccionarle y disciplinarle a fin de proteger única y exclusivamente a la rama principal del clan Hyuuga.

Sin embargo, en esos momentos a solas, donde nadie podía verles y escucharlos, donde podían creer un ambiente de intimidad y de confidencias, Neji se había abierto un poquito a ella. Y eso le hacía ser inmensamente feliz, sobretodo, sabiendo lo mucho que expresarse le costaba. Le había parecido demasiado adorable que sin duda la sonrisa que le brindó fue muy diferente a la que tantas otras le había regalado en los últimos años.

Sí, de verdad lo creo —le aseguró asintiendo con la cabeza. Él creía que aquello no era especial, pero realmente lo era. Si le hacía ilusión, para ella entonces era lo más especial de todo. Dejó pasar ese último comentario suyo, uno que sin duda, más tarde sacaría a relucir por una ocurrencia que se le acababa de cruzar por la mente.

El suave viento que soplaba aquel día en la pradera era perfecto para la volar las cometas recién invocadas. Tras entregarle a Neji la colorida carpa y enrollar nuevamente el pergamino para guardarlo en su sitio junto a la tinta y el pincel, Tenten se apresuró a ir corriendo como una niña pequeña al centro del lugar, soltando poco a poco la cuerda de su cometa, que había comenzado a alzarse. Para cuando llegó, ésta revoloteaba como si tuviera vida propia varios metros por encima de su cabeza.

Sin perder la sonrisa, volvió el rostro hacia su compañero, que parecía estar teniendo dificultades para hacer volar la suya. Con un pequeño gesto, le indicó que se acercase a ella.

Mira, sujeta el dragón, Neji –dijo mientras le ofrecía cuidadosamente las pequeñas piezas a las que se sujetaban los resistentes hilos de la cometa. En ese pequeño traspaso, sus manos se rozaron y Tenten trató de no ponerse nerviosa o sonrojarse tan violentamente como anteriormente—. Ahora, tirando más de un lado o de otro, puedes lograr que se mueva y también que haga alguna graciosa pirueta —le explicó atreviéndose a colocar suavemente sus manos sobre las muñecas del contrario, guiándole y reproduciendo lo que le acababa de decir.

Cuando se aseguró de que Neji le había cogido el tranquillo (no era algo muy complicado, además de que él siempre había sido rápido aprendiendo), volvió a repetir el proceso para hacer volar la carpa. Soltó una carcajada mientras corría y la iba dejando ascender. Se sentía como una niña pequeña… y corría el riesgo de que él la viese como una chica infantil, pero no le importaba. Disfrutar como una enana junto a su amigo era lo mejor.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Dom 24 Sep - 21:27

« I. War is coming »

Media tarde || Con Tenten || Konoha

Neji podía perfectamente haber utilizado su byakugan para ver a través de los movimientos de Tenten y de este modo aprender más rápido cómo manejar la cometa. Pero se negó a usar su técnica: quería hacer aquello como lo habría hecho siendo un niño pequeño, aprendiendo desde cero a volar los animales de papel y tela que parecían mecerse en el viento casi con vida propia.

Al menos, así sucedía con el dragón en las hábiles manos de su compañera. Las cintas de colores a su alrededor se enroscaban y bailaban con movimientos hipnotizadores; a Neji no le costó nada apreciar la belleza en su simplicidad. Si bien era una persona más realista que soñadora y más práctica que imaginativa, no significaba que no encontrase reconfortante la armonía en ciertas cosas, como era el caso. El jounin trataba de imitar a la chica, pero su carpa apenas si podía alzar el vuelo. Sin embargo, no iba a darse por vencido.

Por su parte, ella correteaba a sus anchas por el prado, moviendo los hilos que dotaban de vida a su dragón. Neji se desconcentró por unos momentos, olvidándose de poner toda su atención en hacer volar su cometa. Aquella era una estampa que no imaginaba que llegaría a ver: Tenten riendo, disfrutando como una niña pequeña sin vergüenza alguna, corriendo alegremente en el atardecer mientras el majestuoso animal surcaba los cielos sobre su cabeza a su voluntad. Pensó que debía ser maravilloso sentirse tan libre; esa libertad que él siempre había anhelado y que tanto se le había negado, hasta el punto de llegar a sentirse como un pájaro enjaulado. Sin embargo, viéndola a ella casi le parecía que ésta se encontraba al alcance de su mano, que le bastaba con dar un paso para dejar atrás su celda… y escapar, alzar el vuelo como la cometa en sus manos y dejarse llevar por su guía hacia un lugar mejor, más cálido y agradable.

Al parecer su compañera se debió dar cuenta de sus dificultades, porque cuando le vio parado con las cuerdas entre las manos, se acercó para ayudarle. Tras darle unas cuantas indicaciones, que le parecía ser capaz de seguir, puso en práctica los movimientos con él. Le prestó su dragón y le ayudó a manejarlo, con las manos posadas firmemente sobre las suyas, dirigiendo con suavidad sus movimientos, mostrándole la técnica adecuada. El joven, a quien normalmente no le gustaba compartir su espacio personal con otros, apenas se inmutó por su cercanía, absorto en sus explicaciones, en el tacto tenue de las yemas de sus dedos sobre sus muñecas, en la tranquilidad que toda ella le transmitía.

Cuando le pareció que podía dejarle continuar solo, la chica se apartó para tomar la segunda cometa y repetir el proceso. Gracias a sus consejos Neji fue capaz esta vez de mantener la suya en el aire y, en seguida, ambos animales iniciaron un armonioso baile en conjunto, con sus cintas de colores entrelazándose pero sin llegar a enredarse, acercándose y alejándose según soplara el viento y ellos les ordenasen moverse. Neji estaba realmente disfrutando aquello, sin importarle lo más mínimo si era demasiado mayor para ello. Y compartir el momento con Tenten, quien no le juzgaría por ello, solo hacía que la experiencia fuera aún mejor.





Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Lun 25 Sep - 16:12

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Tenten mentiría si dijese que, tras colocar sus dos manos sobre las muñecas de Neji, no había tenido miedo de sentir cómo el contrario se incomodaba por las confianzas tan grandes que se estaba tomando. De hecho, esperó unos segundos antes de comenzar a guiar las manos ajenas, una vez estuvo completamente segura, sin necesidad de palabras, tan solo leyendo el lenguaje corporal de su compañero, de que a él no le importaba lo que estaba haciendo. Con aquello no había buscado un encuentro forzado, ni mucho menos; de hecho, esa había sido la única forma que se le había ocurrido para poder explicarle bien a Neji cómo manejar la cometa. Podía hablar y darle indicaciones, sin embargo, no había nada como la sensación que dejaba un movimiento bien hecho.

La joven chuunin había permanecido, durante ese pequeño periodo de cercanía, con las mejillas algo sonrojadas, pero una de sus sinceras sonrisas curvada en los labios, actuando con completa naturalidad. Si se paraba a pensar… Esa era la primera vez que había tenido oportunidad de enseñar al chico Hyuuga a hacer algo completamente nuevo para él; por lo general, siempre era al revés: Neji el profesor y ella la alumna. Incluso con algo tan tonto y que realmente no fuese preciso para el día a día, aquello le hacía inmensamente feliz.

Una vez parecía que había pillado el truco a aquello y ella se había propuesto hacer volar a la colorida carpa, Tenten regresó a su lado. Ambos animales iban y venían en el cielo, dejando que sus cintas ondeasen gracias al viento que soplaba. Llevaban ya un rato disfrutando de aquella actividad, cuando se atrevió a volver el rostro hacia Neji. La imagen que apreció al hacerlo logró que su corazón diese un vuelco en su pecho y se estremeciese con cierta dulzura: ahí estaba el genio de su generación, controlando graciosamente una cometa con una sonrisa dibujada en sus labios, algo no demasiado común. Ojalá sonrieses más a menudo, Neji… Pensó para sí, mordiéndose el labio inferior, feliz.

Por desgracia, aquello de “el tiempo vuela cuando uno disfruta” se cumplió. El cielo azulado, poco a poco, fue adquiriendo tonalidades anaranjadas y rojizas conforme el astro rey se escondía tras el horizonte. Tenten había disfrutado es tarde como una enana, corriendo por toda la pradera y jugando con la cometa. Había incluso inventado una historia con el dragón y la carpa mientras los volaban. Durante el relato, Neji había permanecido callado, pero la sombra de esa sonrisa seguía en su rostro. Pero parecía que iba siendo hora de regresar a la ciudad para comprobar que estaba todo apunto, cenar e irse a descansar de forma cómoda sin saber hasta cuándo volverían a disfrutar de una mullida cama.

Cuando bajaron a los dos coloridos animales y ella los devolvió al pergamino, lo guardó y se sacudió las manos, volviéndose hacia el chico.

Neji… Dame tu meñique… —le pidió repentinamente, de forma misteriosa, mientras ella alzaba entre los dos su mano derecha con su propio meñique algo extendido. Vio la confusión y la sorpresa en el rostro del contrario, pero no tardó en hacerle caso. En ese momento, la joven enganchó suavemente sus meñiques—. Esto es una promesa… Después de que esta guerra acabe y regresemos a Konoha, haremos más de esas cosas que nunca hiciste. Nadie tiene porqué enterarse… Será algo solo nuestro, ¿vale? —dijo sin soltarle. Ladeó la cabeza y esbozó una pequeñ sonrisa, esperando su respuesta.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Mar 26 Sep - 23:55

« I. War is coming »

Atardeciendo || Con Tenten || Konoha

Neji no recordaba haber disfrutado tanto de algo en los últimos años como lo estaba haciendo de aquella tarde. De hecho, no recordaba cuándo fue la última vez que hizo algo por placer, porque realmente le apetecía hacerlo, sin pararse a pensar si era apropiado para alguien de su posición o no. Aunque las cosas hubieran mejorado en los últimos tiempos, gracias en buena parte a los esfuerzos de Hinata, la carga que suponía llevar el apellido Hyuuga aún estaba presente. Así como la costumbre, arraigada en él desde que tenía conciencia, de medir todas sus acciones para que fueran correctas y dignas de alguien como él.

En ese momento todo eso había quedado relegado al olvido y el joven se permitía, por una vez, disfrutar sin ataduras. Todo aquello gracias a su compañera, sin la cual esa tarde no hubiera sido lo mismo. Había escuchado atentamente el cuento que iba inventando sobre la marcha mientras ambos pretendían que sus cometas protagonizaban la historia. Era una sencilla fábula que cualquier madre podía contarle a su hijo pequeño antes de dormir, pero Neji la había disfrutado y hasta se había dejado llevar por ella, esforzándose por dirigir su cometa de la mejor forma posible conforme los sucesos de la historieta.

Antes de que se diera cuenta, los últimos rayos del sol comenzaron a declinar y se hizo demasiado oscuro para que pudieran ver bien las cometas. Neji hizo descender la suya con suavidad y se la devolvió a la muchacha, quien hizo desaparecer ambas de la misma forma que las invocara anteriormente. Luego, alzó la vista al cielo para contemplar cómo las estrellas más prematuras comenzaban a aparecer en el firmamento. El día tocaba a su fin… y eso significaba que la guerra estaba aún más próxima. Se sentó sobre la mullida hierba, sin querer todavía regresar mientras en su cabeza revoloteaba el pensamiento de qué les depararía el futuro o cuándo volvería a ver a sus compañeros, a Tenten.

Fue precisamente la chica quien interrumpió sus reflexiones pidiéndole algo de lo más extraño: que le mostrara su dedo meñique. ¿Pero qué…? Él obedeció más por inercia que por otra cosa, aunque con algo de curiosidad también. Y así acabó prometiendo que esa sería la primera pero no la última tarde que dedicarían a divertirse, a pasar tiempo juntos para hacer todas esas cosas que él nunca pudo hacer.

No sabía qué decir a eso. Por un lado, su conciencia racional le decía que aquello era una tontería, que con una vez, como excepción, bastaba. Pero la parte de él donde dormía ese niño al que se le había privado de una infancia normal, el que había disfrutado esa tarde como si acabara de recordar lo que era divertirse, se entusiasmaba ante la idea que Tenten le proponía. Y no solo eso, sino que además no le preocupaba lo poco propio de un adulto y jounin que pudiera ser aquello, porque sería un secreto entre los dos y en ella podía confiar ciegamente.

Y esa fue la parte que acabó ganando la partida, por lo que el ninja aceptó con un mudo asentimiento, manteniendo su meñique entrelazado con el de ella.

- Tenten – la llamó por su nombre suavemente, clavando sus ojos blanquecinos en ella – Gracias – era una forma muy simple de expresar su gratitud, pero era alguien de pocas palabras y, por otro lado, no había mucho más que pudiera decir. Volvió a alzar la vista al cielo, cada vez más salpicado de estrellas – Se ha acabado el día y al final no hemos hecho nada de lo que tú querías. Lo lamento – se disculpó, pues había terminado acaparando todo su tiempo en pos de su capricho.





Última edición por Sheena el Jue 28 Sep - 23:28, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon el Jue 28 Sep - 21:01

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Tenten deseó haber tenido una cámara de fotos y poder inmortalizar la sorpresa y la confusión en el rostro de Neji cuando le había pedido que extendiese su meñique frente a ella. Y también, aquella expresión, una que no podía llegar a interpretar con exactitud, cuando pronunció esa promesa. Quizás él lo viese como una tontería… Pero deseaba tener la oportunidad de disfrutar de una tarde similar a esa, una en la que ni eran ninjas, ni eran adolescentes que se enfrentaban en sus misiones al peligro e incluso a la muerte; una en la que, sencillamente, eran un par de críos divirtiéndose a pesar de su edad.

Además, la promesa implicaba algo muchísimo más importante. A fin de cuentas, para poder repetir aquello, ambos debían regresar sanos y salvos de la Guerra. Debían sobrevivir a ella. Habían prometido vivir. Estaba completamente segura que Neji no tendría problema alguno para cumplir su parte… Pero temía que ella, por un desliz o su falta de poder y habilidad, no pudiera hacerlo. Trató de no pensar en ello, mientras su sonrisa se convertía en una mucho más amplia y feliz, con un ligero rubor complacido, al recibir finalmente como respuesta el asentimiento por parte del joven.

A pesar de que la promesa ya estaba hecha, sus dedos continuaron entrelazados. La joven ninja no pudo evitar bajar la mirada a ellos. ¿Cómo algo tan simple, tan pequeño, podía resultarle tan importante e íntimo? Se humedeció los labios, sin poder evitar dejar un leve apretón en el dedo del chico y antes de escuchar cómo pronunciaba su nombre… Aquella forma, sentía que era completamente diferente a las otras veces, durante todos esos años, que la había llamado. Además, logró que su corazón se detuviese por un segundo en su pecho, para después latir con algo más de rapidez cuando, con una simple palabra, le agradeció todo.

No debes agradecerme nada, Neji… —musitó en respuesta mientras bajaba el brazo, dejándolo reposar sobre su rodilla, aunque sin atreverse a soltar ese agarre. Tenía la sensación de que, en cuanto lo hiciese, él se marcharía de inmediato de allí—. Lo he hecho encantada y ha sido muy divertido, ¿a que sí? —entonces, sus nuevas palabras dejaron entrever la preocupación que sentía por no haber hecho nada de lo que se había planteado. Él no parecía entender que eso había sido mejor que cualquiera de las otras cosas—. ¡Pues no acepto tus disculpas! —exclamó entonces de repente, hinchando los mofletes como una niña pequeña y devolviéndole la mirada en la que sin duda, se estaba perdiendo. A muchas personas, los ojos blanquecinos que poseían los Hyuuga, les imponía respeto; a otras tantas, les daba miedo… Y luego había a quienes les resultaban extraños y no les gustaban. Tenten no estaba en ninguna de esas categorías. A ella, sencillamente, le encantaban—. No las acepto, entre otras razones, porque no son necesarias. No cambiaría lo que hemos hecho por ninguna de las otras cosas que había propuesto, ¿vale? —terminó diciendo sin perder la sonrisa y guiñándole un ojo.

Tras decir aquello, y darse cuenta de que se había quedado mirando muy fijamente a Neji, Tenten alzó la mirada al cielo donde las tímidas estrellas parecían estar decidiéndose a salir. Ojalá pudiesen detener el tiempo en ese instante, poder estar ellos dos, así durante mucho tiempo…





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Sheena el Vie 29 Sep - 0:02

« I. War is coming »

Anocheciendo || Con Tenten || Konoha

La claridad del día se iba extinguiendo rápidamente para dejar paso a una noche fresca y clara. Una brisa suave mecía la hierba del prado y el cabello largo del joven Hyuuga, que parecía haberse quedado suspendido en ese momento. De alguna manera se sentía distinto, de una forma nueva e imposible de identificar. Como si no fuera él. ¿Era eso lo que se experimentaba cuando no reprimía sus emociones continuamente? ¿Así se sentía el resto de gente la mayor parte del tiempo?

Si bien con el paso de los años Neji había logrado avanzar en ese aspecto, todavía le costaba mucho acercarse a los demás, compartir su tiempo y espacio con ellos. Prefería no tener compañía… pero en aquel momento era justo lo contrario. Sus dedos enredados con los de Tenten, reposando sobre la rodilla de su compañera, lo probaban. Curiosamente, estaba cómodo con esa cercanía. No le causaba rechazo sino calidez. Era agradable. También novedoso y extraño, pero no de una manera negativa.

- Está bien, está bien – concedió, pues bien sabía que aunque se tratara de la cosa más simple, era mejor no llevarle la contraria a su compañera – Pero para la próxima vez necesitaré sugerencias. Puedes ir pensando en algo – sugirió, como si la cosa no fuera con él. Era un buen punto intermedio.

Sin que se dieran cuenta, había anochecido completamente. Tan solo quedaba una fina línea de luz en el horizonte y el cielo ya era totalmente añil. Entonces, un destello captó la atención de Neji, que apartó los ojos del encantador gesto de Tenten para posarlos en el firmamento. ¿Se habría equivocado…? Pero no, ahí estaba. Después de todo, nada escapaba a la mirada del byakugan. Cuando a la primera estrella fugaz le siguieron una segunda y una tercera se dio cuenta de que no era un hecho aislado: esa noche habría lluvia de estrellas. La expresión del jounin se iluminó de inmediato, sin poder contenerse. Era algo que le fascinaba desde pequeño. La chica debió darse cuenta porque mostraba un gesto interrogante. Y antes de darle ninguna explicación, se dejó caer de espaldas sobre la hierba para observar mejor el fenómeno, instándola a hacer lo mismo, sin soltar su mano en ningún momento.

- Cuando era niño, solía mirar las estrellas con mi padre – explicó, con la voz teñida por la nostalgia del recuerdo y de aquel padre al que tanto quería y tanto admiraba por su sacrificio – Una vez le pregunté por qué unas recorrían el cielo a toda velocidad mientras que otras permanecían inmóviles. Me dijo que, igual que las personas, algunas tienen su lugar asignado para siempre y otras estaban hechas para campar a su libre albedrío. Le contesté que eso no era justo y… - se paró un momento, cayendo en la cuenta de algo que hasta entonces no había considerado – Ahora que lo pienso, había tristeza en su mirada. Sabía que me estaba haciendo lo bastante mayor para entender la posición en la que me encontraría el resto de mi vida, supongo – dedujo, casi hablando más para sí mismo que para ella – Me dijo que era verdad, pero que las estrellas fugaces solo brillan durante unos segundos cuando aparecen, mientras que las otras resplandecen noche tras noche y su luz es más intensa.

Se quedó callado después de compartir este recuerdo, que le había venido a la memoria de forma espontánea. Casi nunca hablaba de su padre, de su vida o de su pasado. Como mucho alguna vez con Hinata y hasta eso ocurría raramente. Sin embargo, las palabras le habían salido solas en compañía de Tenten, casi olvidando que estaba escuchándole. Cuando fue consciente de ello se reprendió a sí mismo, pero ya no podía deshacer sus palabras. Solo intentar arreglarlo.

- Aunque... no sé por qué lo he dicho. No viene al caso esta noche. Olvídalo.





Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
607

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por SapphireDragon Hoy a las 1:17

« I. War is coming »

Media tarde || Con Neji || Konoha

Pero para la próxima vez necesitaré sugerencias. Puedes ir pensando en algo.

Aquellas palabras lograron llegar a Tenten más de lo que su compañero se podría  imaginar. Porque de esa forma, habían hecho una promesa más. Una razón más para que, una vez terminase la guerra que se avecinaba y nada bueno traía consigo, se reencontrasen en Konoha. Porque pensar que las tenía pendientes con Neji le daría más valor para enfrentarse a sus enemigos y salir victoriosa. Inconscientemente, mientras sonreía feliz y asentía estando de acuerdo con él, dio un suave apretón a sus dedos cálidos y entrelazados.

Los siguientes minutos pasaron en completo silencio, disfrutando de la naturaleza que les rodeaba, de la compañía mutua del cielo estrellado perfectamente visible. Era una noche bonita y perfecta. Parecía mentira que dentro de poco esa calma, no solo allí sino en el resto del Mundo Ninja, fuese a desaparecer. Volvía a sentir ese temor de que no lograsen reestablecerla nunca… Sin embargo, ese pensamiento se perdió casi de inmediato cuando, por el rabillo del ojo, creyó percibir un cambio en la expresión del muchacho Hyuuga. Y, efectivamente, no se había equivocado.

Neji observaba con un destello ilusionado e infantil la inmensidad que era el cielo nocturno. ¿Habría visto algo con su Byakugan? Su expresión delataba su curiosidad y confusión al respecto, antes de que entrecerrase los ojos intentando comprender lo que sucedía, siendo al principio completamente inútil. Pero segundos más tarde, un par de breves líneas plateadas surcaron el cielo a gran velocidad antes de desvanecerse completamente. ¡Estrellas fugaces! Pero no solo un par, sino muchas. Una lluvia de estrellas. No recordaba cuándo había sido la última vez que había tenido la suerte de presenciar una, la verdad… Quizás siendo una cría.

Entonces, pensando aún en ello, Neji se tumbó sobre la cómoda hierba del prado, sin desenlazar aún sus dedos para después comenzar a explicarle la razón que había iluminado con tanta emoción su rostro. Escuchó completamente atenta, pues escuchar al chico hablar de su propio padre… No era algo precisamente común. De hecho, casi podía confirmar que nunca lo había hecho. Una minúscula sonrisa se dibujó en sus labios cuando, encantada, comprendió que confiaba lo suficiente en ella como para contarla un recuerdo tan personal y que debía de haber atesorado durante tantísimo tiempo.

Mientras continuaba relatando ese recuerdo, pareció comprender algo. Fue una breve pausa antes de que continuase y explicase en lo que había caído.

— Me dijo que era verdad, pero que las estrellas fugaces solo brillan durante unos segundos cuando aparecen, mientras que las otras resplandecen noche tras noche y su luz es más intensa.

Tenten comprendió casi de inmediato el significado de esas palabras. Todos en la Aldea eran conocedores de las dos ramas en el clan Hyuuga, cuáles eran sus derechos y deberes por nacimiento y a lo que debían atenerse. Su destino estaba sellado incluso antes de su nacimiento. Hinata pertenecía a la rama principal y un día sería la cabeza de familia; mientras que Neji, habiendo nacido en la secundaria, se debía a la protección de su adorada prima, incluso si eso implicaba dar su vida para cumplir con su deber. No era justo. Nunca lo había creído ni comprendido… Ni lo comprendería nunca.

No le gustó ni un ápice que tratase de quitarle importancia a lo que acababa de decirle. ¿Qué no venía al caso? Una lluvia de estrellas que se asemejaba a las que había observado de pequeños con su padre era una razón más que válida para que le contase aquello.

Siguiendo sus impulsos como le estaba sucediendo esa tarde estando con él, Tenten se acercó a su amigo. Se tumbó a su vera cuidadosamente, acercando su rostro al de él, hasta que depositó un suave y breve beso en su mejilla. El rubor tardó una fracción de segundo en ascender a sus mejillas y encenderlas con intensidad. Apretó su mano a la par que colocaba la cabeza sobre su hombro, incapaz de mirarle y sin siquiera pedir permiso, algo muy poco propio de ella, sobre todo porque era consciente de lo poco que le gustaba a Neji el contacto.

No… —susurró en respuesta, posando nuevamente sus grandes ojos castaños en las estrellas que danzaban en ese fondo oscuro y les hacía resaltar mucho más—. No hay nada de malo en que hayas hablado de ello, Neji. Tu padre tenía razón… las estrellas fugaces solo demuestran su belleza y su valor de forma momentánea, incluso brillan menos que las que permanecen estáticas durante siglos en el mismo lugar. Tú puedes que tengas… ese destino marcado en tu familia pero… eso no te impide brillar por ti mismo, destacar, ser tú mismo… —añadió manteniendo suave el tono de su voz bajo y tranquilo, aunque su corazón latiese desbocado en su pecho—.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1026

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: You were my lesson I had to learnt

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.