Últimos temas
» Pedido de afiliaciones Élite y Hermana
Hoy a las 9:39 por Invitado

» First Love
Hoy a las 8:44 por Ilima

» Melomaniac
Hoy a las 5:59 por Lichtgestalt

» Lip smoke
Hoy a las 4:24 por Zoldyck

» 3. Tear down the last gods
Hoy a las 1:38 por Magik

» — Colors of the wind.
Hoy a las 1:05 por Zoldyck

» V. How do you want me?
Hoy a las 0:06 por Heartrender

» A match made in hell
Ayer a las 23:43 por Sassdonyx

» — Demons on earth.
Ayer a las 23:30 por Zoldyck

» IV. «In somnis veritas».
Ayer a las 23:22 por Heartrender

» 26. Mom, are you serious?
Ayer a las 21:58 por Momo

» ¿Eres tú el hombre del que habla la canción?
Ayer a las 21:54 por LadyOctopus

» The Travel
Ayer a las 21:18 por Neliam

» ¿Quién quiere rolear X? [Ideas]
Ayer a las 21:18 por Sheena

» —The mighty fall.
Ayer a las 20:45 por Neliam

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

— Colors of the wind.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— Colors of the wind.

Mensaje por Zoldyck el Lun 17 Jul - 19:27

— Colors of the wind.
Plot realista • Drama, Romance • 1x1
Tras una herida de guerra que le alejó de su trabajo en la Marina, el señor Shaw empezó a tener una vida mucho más tranquila en la gran ciudad junto a su única hija, Lydia, quien ha sido criada con mucho mimo. Es una buena chica, sin rebeldía ninguna. Su padre guia toda su vida; lo que debe estudiar, lo que debe hacer, con quien debe salir e, incluso, casarse. Por que sí, incluso la ha comprometido con un joven militar que dice que es el mejor partido y el que le dará una vida feliz y plena. Sin embargo, Lydia apenas lo conoce, ni le gusta ni le atrae. Y jamás se ha impuesto ante las decisiones del hombre. Incluso ahora, parece aceptarlo aunque no esté para nada de acuerdo y la sola idea le agobie.

En otro lugar, en esa misma ciudad pero en una zona totalmente opuesta, donde la vida del trabajador es más dura, y donde la falta de recursos es mucho más costosa, se encuentra André, un joven que fue criado en la ciudad. Extranjero, sus padres buscaban en América esos sueños que cumplir, esas nuevas oportunidades; sin embargo, se equivocaron. Desde entonces, han tenido que lidiar con muchas dificultades pero siempre han sabido salir adelante. Por muy difícil que se pusiera la cosa, siempre había una opción, una salida, una luz.

Por azares del destino, tanto André como Lydia, se han conocido. Y, a pesar de que Lydia sabe que la compañía de él puede no hacerle gracia a su padre, él la transporta a un mundo totalmente diferente al que conoce, le proporciona unas sensaciones y una libertad que nunca antes había sentido.

¿Qué pasaría si el viejo Shaw descubriera lo que su hija hace a sus espaldas? Lo que está claro es que las cosas podrían ponerse muy negras para los dos. Pues, ese viejo, está dispuesto a todo con tal de tener el control absoluto de su hija.
Lydia Shaw | 22 años | Broke Perry | Zoldyck
Lydia siempre ha sido una buena chica, amable, divertida e inteligente. Su padre siempre ha dominado su vida, y ella sabe que es protector con ella porque es lo único que le queda desde que su madre murió. Por eso intenta hacerlo feliz y cuidarlo, haciendo todo lo que él quiere. Le ha impuesto sus estudios de medicina, sus horas de salida, sus amistades, e incluso un prometido que apenas conoce y que ni siquiera le atrae. Lydia tiene una buena vida, pero se siente enjaulada, presionada y agobiada. Sólo necesita un cambio en su vida que la incite a cortar esas cadenas.
André Dos Santos | 24 años | Jordan Matheson | Neliam

Hijo de brasileños que emigraron a Estados Unidos para encontrar un futuro mejor. Su vida no ha sido de rosas, sus padres han ido trabajando de una cosa u otra y los únicos ingresos seguros eran los trabajos de modista de su madre de las personas del barrio. André no pudo terminar la educación obligatoria porque tuvo que buscar trabajo para ayudar en los gastos de la casa. Tiene dos hermanos mayores y un hermano y una hermana más pequeños que él. Es un chico bueno, calmado y tranquilo, que le gusta divertirse pero sin necesidad de meterse, ni beber nada. Nunca ha sido alguien problemático, solo piensa en trabajar para darles un futuro para sus dos hermanos pequeños. Actualmente, tiene un trabajo temporal de mozo de almacén y chico de los recados en un par de locales, al que le llaman de vez en cuando para que vaya a ayudarles.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2223

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Neliam el Mar 18 Jul - 18:02

When we met...
Lydia | En un callejón | Noviembre

Salió de la farmacia con paso apresurado, guardándose en uno de los bolsillos la medicina para su hermana pequeña. Desde que nació Luciana siempre había tenido problemas de salud, era una niña débil y siempre caía enferma, sobre todo en aquella época del año. Gracias a Dios, que justo esa semana habían llamado a André para sustituir a un compañero suyo del almacén, porque sin ese dinero extra no hubiesen podido conseguir la medicina para la pequeña. Ella y Antonio, sus dos hermanos más pequeños, eran todo para él. El resto de su familia velaba por los intereses de los dos y pretendían que tuviesen el futuro que ellos no habían tenido. Pero las cosas no habían cambiado desde que emigraran los padres de André, incluso habían empeorado. Lo único a lo que podía aspirar el joven eran a trabajos de mercancías en almacenes o de repartir propaganda cuando le llamaban de vez en cuando. No recordaba haber tenido un trabajo indefinido desde que dejase los estudios para trabajar.

Seguía ensimismado en sus pensamientos cuando escuchó unos gritos. Procedían de un callejón cerca de él y aunque tenía prisa por llegar a casa, sus principios le impedían desentenderse de aquel asunto. Metió la mano en el bolsillo para asegurarse que el medicamente estaba a bien recaudo dentro y se dirigió corriendo hacía allí. Dos chavales, algo más pequeños que él, intentaban intimidar a una joven seguramente para atracarla. Profirió un grito y los chavales al verle salieron despavoridos de allí por medio a represalias, ya que André les sacaba un par de cabezas y era más corpulento que ellos por la cantidad de cajas que debía transportar durante el día. Se acercó a la joven, recogiendo su bolso del suelo y entregándoselo, y le regaló una media sonrisa para calmarla.- ¿Te encuentras bien? ¿Te han hecho daño?

CHAPTER I





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Zoldyck el Mar 18 Jul - 22:10

When we met...
André | En un callejón | Noviembre

Lydia debía reconocer que se sentía inmensamente estúpida en esos momentos. No era fácil admitir que pudiera perderse en una ciudad donde siempre había vivido, con sus buenos veintitantos años. Pero ciertamente los lugares por los que la joven se movía eran realmente estrechos. Iba de la facultad a casa y de casa a la facultad. De vez en cuando acompañaba a su padre a algún evento de antiguos militares, donde se reunían familias muy influyentes de la sociedad, donde tenía a sus amigas. Aunque se consideraba bastante diferente a ellas, la verdad es que constituían su único medio para salir por las noches y estar un poco más liberada. Pero aún así, no era mucho lo que conocía de la ciudad.

Lydia siempre había sido una chica curiosa y que le gustaba aprender de todo, por eso cuando vio que ofertaban un curso de fotografía, decidió apuntarse. Y agradeció que su padre lo permitiera; sólo con la condición de que pudiera compaginarlo con sus estudios de medicina. Estaba en su último año de carrera, aunque después le quedaban muchos más de prácticas para poder trabajar en un hospital. Y allí se encontraba, perdida en las calles que no conocía sólo porque había querido salir a hacer fotos de la ciudad, para practicar las distintas técnicas que le habían enseñado.

Comenzaba a tener miedo de ir por ahí sola con una cámara cara, y en efecto, en algún momento, dos chicos la asaltaron e intentaron ligar con ella, sin embargo, por mucho que ella los rechazase e intentara marcharse, ellos la acorralaron y tiraron su bolso y el estuche de la cámara al suelo. La rubia nunca se había visto en algo así y sentía los ojos arderle. A pesar de que parecían incluso menores que ella, nunca sabía qué podía ocultar la gente y lo que eran capaces de hacer. Se veía terriblemente débil y no podía hacer nada. Sin embargo, una voz más grave de lo normal la sobresaltó, aunque parece que no fue la única. Los chicos se dieron la vuelta y al ver al joven que se acercaba, salieron corriendo. ¿Al final resultaba que no eran más que unos prepotentes?

Lydia sintió como su pecho subía y bajaba de forma rápida, algo alterada y sentía sus dedos temblar ligeramente. Siempre había estado en su jaula de cristal y ahora se sentía totalmente desprotegida. El chico parecía más amable que los otros, le devolvió el bolso y la cámara e incluso le sonrió, preocupándose por ella. Lydia centró sus ojos miedosos en los contrarios, intentando saber si podía ser igual o más peligroso que los anteriores. Pero lo único que pudo pensar en esos momentos es que era su salvador.

N-No, estoy bien.— Dijo ella, dubitativa. Fue entonces cuando reparó en la cámara y abrió el estuche para comprobar que no se había dañado, suspiró de alivio al ver que estaba en perfecto estado y entonces se permitió sonreír de forma sincera.— Menos mal, está bien.— Dijo, aliviada y volvió a mirar al chico.— Muchísimas gracias por salvarme.— La sonrisa de Lydia era clara y dulce, verdaderamente agradecida. No había tenido mucho contacto con hombres tampoco, sin contar a los compañeros de clase o a su prometido, al que apenas conocía.— ¿Suena demasiado raro si te digo que me he perdido?— Preguntó ella, ligeramente avergonzada, colocándose mejor el cabello detrás de la oreja.
CHAPTER I






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2223

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Neliam el Miér 19 Jul - 14:18

When we met...
Lydia | En un callejón | Noviembre
Suspiró de alivio al saber que la cámara de la chica estaba bien y no se había roto en la caída. André no tenía ninguna, pero podía hacerse una idea de lo cara que era. Vamos, por mucho que juntasen los ahorros de toda su familia junta no daban ni para una de las más baratas del mercado. Además, podía apreciar que la chica le tenía cariño a la cámara y aunque él no poseía muchas cosas materiales, si podía comprenderla. – No hay de qué, de verdad. Hubiese sido un gilipollas si no hubiese venido a ayudarte. – pues “salvarla” le parecía una palabra un poco medieval, quizás la chica hubiese podido solucionarlo sola, pero André tenía esa mala manía de ayudar a todo el mundo y sobre todo, si se encontraban en peligro. Además, gracias a él, seguramente no pasó nada peor de lo que ocurrió. La chica le sonrió y algo tocó en el interior de André, aunque lo achacó en que tenía una sonrisa preciosa y que nunca había visto una así y tan agradecida. Le devolvió la sonrisa, aunque sin esfuerzo pues hacía tiempo que no le salía una tan sincera. La joven le dijo que estaba perdida y en realidad, no supo de que podía mostrarse tan avergonzada. Habían personas que tenían mejor orientación que otras, él por ejemplo tenía bastante facilidad en encontrar siempre el lugar que buscaba. Y de todas formas, aquella zona de la ciudad se constituían de callejones que se cortaban unos a otros y era fácil perderse si no estabas acostumbrado. Y ella no parecía de esas. De hecho, él juraría que no era de esa parte de la ciudad. – No pasa nada, si quieres te acompaño hasta que lleguemos a alguna zona que conozcas. Tampoco quiero dejarte aquí sola, que te vuelva a pasar algo parecido y que pese bajo mi conciencia. – soltó una risa nerviosa, sabiendo que como siguiese hablando, la cagaría aún más, ya que ni intentaba culparla, pues había sido de los otros imbéciles, ni quería que ella se culpase de la situación.

La joven se acercó a su lado y con cierta distancia entre ambos empezaron a caminar hasta un sitio seguro. Llevarían unos cinco minutos andando en silencio cuando André decidió cortarlo. – Acabo de caer en que no me has dicho cómo te llamas…yo soy André.- dijo de forma calmada, tampoco es que pretendiese saber la vida privada de la chica al completo pero el silencio le estaba matando.

CHAPTER I





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Zoldyck el Miér 19 Jul - 14:48

When we met...
André | En un callejón | Noviembre

Lydia se colgó tanto el bolso como la cámara del hombro, bien afianzados, como si quisiera asegurarse de que no se la quitarían de nuevo sin tener que forcejear. —La mayoría de la gente ni se pararía.—Comentó ella, ante las palabras del joven que la había ayudado. Posiblemente mirarían de reojo y se marcharían lo suficientemente rápido como para que aquello no pesara en sus conciencias. Y después esas mismas personas eran las que se quejaban de las cosas que se veían en las noticias. Lydia no sabía si podría intervenir en algún caso como ese, si tendría el valor, pero desde luego, no quería ser como ellos.

La sonrisa del chico le resultaba deslumbrante y preciosa, ¿sería porque resaltaba de más con su piel algo más oscura? La piel de ella era muy blanca, nunca veía su sonrisa brillar tanto. Las palabras del joven hicieron que Lydia parpadeara ligeramente, sorprendida. — ¿De verdad? Te lo agradecería muchísimo.— Finalmente la joven sonrió, sin creer que tuviera esa suerte. Simplemente pensaba que tendría que seguir andando hasta ver si encontraba un autobús o algún sitio conocido. Aunque lo primero le parecía más factible. Ella simplemente había ido mirando el paisaje, andando por donde más le parecía, a saber donde podía encontrar un sitio conocido.

Ambos comenzaron a caminar el uno junto al otro, aunque un silencio se formó entre ellos que, aunque parezca extraño, a Lydia no le incomodó. Miraba el paisaje con una sonrisa, tranquila y sintiéndose completamente segura con él. Cuando volvió a escuchar la voz del chico que la acompañaba, giró su rostro hacia él para mirarlo y darse cuenta de que era verdad. Al fin le ponía nombre.

Oh, es verdad, yo soy Lydia. Un placer.—Le sonrió, divertida. Era algo tan característico en Lydia el sonreír que no contaba las veces que lo hacía. Creía que era una buena manera de tratar y alegrar a los demás. Después de aquello, siguieron caminando, aunque ella no tardó demasiado en hablar de nuevo. —¿Sabes? Me siento un poco mal de que tengas que acompañarme, ni siquiera me conoces, además no sé si te esté haciendo perder el tiempo.— Comentó, sintiéndose una molestia para él. ¿Y si iba a hacer algo importante y por su culpa estaba perdiendo el tiempo? Esperaba poder encontrar algo pronto para poder volver a casa y así no molestarlo más de lo necesario.
CHAPTER I






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2223

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Neliam el Jue 20 Jul - 18:24

When we met...
Lydia | En un callejón | Noviembre

Le devolvió la sonrisa al decirle su nombre. Con que Lydia, ¿eh? Era un nombre precioso. Bueno, ella lo era en general. Hizo una ligera mueca ante estos pensamientos porque le hacían sentir un estúpido. Ni que solo se fijase en esas cosas. Durante esos minutos, se habían mantenido en otro silencio hasta que ella lo rompió. Negó con un movimiento de cabeza y le sonrió para darle a entender que estaba todo bien. – No te preocupes, no tenía prisa. – contestó, y era verdad tampoco tenía que ir a casa corriendo y hasta la noche no tenía que tomarse la medicina su hermana. – No es una molestia. – lo cierto era que le apetecía acompañarla, su presencia le daba una paz y una calma que no había sentido con nadie antes. – Sí al usar la cámara y ves que haya algo raro o vaya mal, tengo un amigo que podría mirártelo. Si no hubiese llegado tarde no la hubiesen tirado en el suelo. – comentó, quizás como una excusa para volver a verla o por seguir la conversación, pero tampoco tenía ganas de analizarse así mismo en ese momento.

Llegaron a una avenida céntrica bastante conocida por los habitantes de la ciudad, por lo que André se detuvo en una de las paradas de autobús. - ¿Aquí puedes situarte bien? No me importa acompañarte más lejos o hasta tu casa. – le dijo, sin apartar la mirada del suelo, pues sentía que la estaba como invitando a una especie de cita o algo serio solo por acompañarla hasta su casa. No quería ser una molestia o un pesado y aquella chica tendría mejores cosas que hacer que estar dando tumbos de un lado a otro con un chaval como él y más pudiendo coger un autobús que la dejase en la puerta de su casa.

CHAPTER I





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Zoldyck el Jue 20 Jul - 19:38

When we met...
André | En un callejón | Noviembre

Lydia no puedo evitar sonreírle algo aliviada al saber que no era una molestia y que no estaba haciéndole perder el tiempo. Le preocupaba realmente que alguien se viera afectado por su mala orientación y su falta de conocimiento del mundo. El comentario que hizo sobre la cámara hizo que la joven se sorprendiera ante el ofrecimiento pero asintió con una suave sonrisa. — No tienes que culparte por eso. Y muchas gracias, lo tendré en cuenta si veo algo raro.— Le dijo, esperando por algún motivo, que su cámara estuviera dañada. No conocía a mucha gente que estuviera fuera del alcance de control de su padre, así que la idea de no poder verlo más de repente no le gustaba.

Aunque podía sonar algo pretencioso habiéndolo conocido sólo de, incluso, menos de una hora. No tardaron demasiado después en llegar a una gran avenida, con algunas paradas de autobús cerca, quizás alguna podría servirle. Lydia escuchó la invitación y estuvo a punto de decirle que sí; quizás podrían seguir hablando tranquilamente hasta su casa y así conocerlo más, encontrar algún motivo para poder volver a verlo. Sin embargo se frenó porque, aunque quería muchísimo a su padre, también le tenía cierto temor. Acostumbraba a analizar a cada persona que conocía, y no quería eso. Lydia prefirió mirar el recorrido de los autobuses y había uno de ellos que la dejaba en un parque cercano a la zona residencial donde vivía. Decidió que podía coger ese, pero no le apetecía en esos momentos. Con algo de nervios dentro de sí misma miró a André.

Hay uno que me deja cerca, pero.. me gustaría agradecerte.— Confesó ella, sin decir realmente que lo que quería era charlar con él un poco más, quizás conseguir un número de teléfono.— Podríamos tomar algo en una cafetería.. si quieres.— Terminó, algo dudosa. ¿Para que querría pasar más tiempo con ella? La rubia era algo insegura en esos temas, pero ya lo había dejado caer, así que no pudo evitarlo. Había varios comercios en aquella avenida, imaginaba que también podría haber una cafetería, además así estaría cerca del autobús y podría cogerlo cuando quisiera.
CHAPTER I






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2223

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Neliam el Jue 20 Jul - 23:00

When we met...
Lydia | En un callejón | Noviembre

Observó a la joven mientras miraba los carteles de las paradas de varios de los autobuses para ver cuál le dejaba más cerca. Su primera respuesta le dejó algo frío porque se había hecho ilusiones de acompañarla hasta su casa, aunque se encontrase en una dicotomía consigo mismo, ya que no conocía de nada a esta chica para querer estar con ella, pero le apetecía. Pero lo que dijo después le cambió totalmente la cara, mostrando la mayor sonrisa que jamás habría tenido con otras personas, siendo importantes para él, y asintió enérgicamente. – Claro, por supuesto, si tú quieres, claro… no quiero que te sientas presionada. – se sentía algo culpable, quizás lo había propuesto por haberle dicho él e insistirle de acompañarla a casa y no quería quedar mal con el joven. – Conozco un sitio aquí cerca y es barato. Pero sirven un café de mi tierra buenísimo. ¿Has probado alguna vez el café brasileño? – le preguntó entusiasmado. Le agarró ligeramente del brazo para indicarle donde era, pero se dio cuenta de lo que estaba haciendo y que podía hacerle sentir mal u ocupar su espacio personal y la soltó cuidadosamente, sin brusquedad. Tenía la piel suave, no como la suya que era áspera de los trabajos forzosos y de manipular cajas todos los días. Y cuando no, de productos de limpieza de algunos de los establecimientos a los que iba de madrugada para limpiar el local entero a la hora de cerrar. Fue un par de pasos por delante de ella, por los nervios, aunque de vez en cuando retrocedía para estar al mismo paso que ella. El espacio entre ellos se vio más reducido que la vez anterior y de vez en cuando sus brazos se rozaban. Eso ponía nervioso y dejaba cierto rubor en las mejillas de André, era un joven muy tímido aunque a simple vista no lo pareciese.

Llegaron a la cafetería, que estaba a cinco minutos de la parada, y abrió la puerta para que entrase ella primero pues la puerta era bastante pesada y él, que estaba acostumbrado de ir allí todas las mañanas a tomarse un café antes de trabajar, sabía cómo manipularla a la perfección ya que estaba algo estropeada. La joven pasó y cerró la puerta tras ellos. Se acercaron a la barra y la miró lo justo para preguntarle que quería.


CHAPTER I





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Zoldyck el Jue 20 Jul - 23:58

When we met...
André | En un callejón | Noviembre

Lydia no pudo evitar sonrojarse levemente al ver aquella sonrisa que André le mostró. Era tan sincera y tan natural.. ¿su invitación había provocado aquello? Pensó fugazmente que ojalá pudiera verlo sonreír más de esa forma. No pudo evitar reír un poco, divertida.— No estoy presionada, ¡te lo he pedido yo!— Afirmó, con una gran sonrisa. ¿Presionada? No creía que nunca pudiera haberlo estado. Más bien se sentía presionada por volver a casa cuando no quería. Pero ahora que él había aceptado estaba todo bien.

En seguida, André le contó de una cafetería cercana; ella había probado antes el café en época de exámenes para mantenerse despierta, y al final había acabado por convertirse en una amante del café. Pero le llamó más la atención cuando dijo que el café era de su tierra. Poco después le encontró el sentido. —La verdad es que no. ¿Eres brasileño?— Se interesó ella, de repente curiosa de aquel joven que la había ayudado. Notó como André la cogió del brazo para llevarla con él, y aunque no le molestó, le sorprendió más la rápida reacción de soltarla al darse cuenta, aunque no lo hizo tampoco de forma brusca. Le causó cierta curiosidad, pero prefirió no indagar en el tema. Lydia comenzaba a sentir como si su acompañante estuviera algo nervioso, pero ella sólo sonrió y caminó junto a él, notando como de vez en cuando, sus brazos se rozaban.

Al llegar al local, Lydia se dio cuenta de que no era precisamente lo que ella solía frecuentar. Era una cafetería de barrio, ni lujosa ni cuidada con su estética o clientes. Y eso la agradó en cierta manera, era algo diferente a lo que estaba acostumbrada, pero para nada le molestaba. Además, quizás André se sintiera incómodo por llevarla allí si lo supiera. Le agradeció con una sonrisa que le abriera la puerta, porque realmente parecía pesada y ella no podría con ella. Ambos se acercaron a la barra para pedir, y ante la mirada del joven, ella le sonrió.

Quiero el café que me has dicho antes, con leche si puede ser.— Le pidió, ya que parecía tener cierta confianza con el camarero. Le hizo un gesto a André para darle a entender que iba a coger una mesa para los dos de mientras y se alejó para tomar una vacía. Allí dejó su bolso y la cámara, descansando del peso de sus hombros. Tenía ganas de probar aquel café, de conocer a André un poco más. Se sentía rebelde haciendo aquello, se sentía libre. Aunque fuera una cosa mínima para el resto de personas, para ella era todo un acto de rebeldía.
CHAPTER I






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2223

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Neliam el Vie 21 Jul - 13:43

When we met...
Lydia | En un callejón | Noviembre

La cafetería era un local pequeño, con seis mesas a lo sumo y algo destartalada. Pero como estaba de moda lo vintage, no parecía desagradable, hasta si no conocieses el local pensarías que era un sitio de los que estaban de moda. Solo que en ese barrio todo el mundo sabía que no era un Starbucks y como llama más la atención decir que has ido a ese sitio antes que a una cafetería de barrio, pues vivían del público fijo. Como él. Escuchó al camarero limpiar de posos el aparato de los granos de café mientras se acercaban al mostrador. Asintió ante su comanda y antes de pedir saludó al camarero. Éste se mostró efusivo, como siempre que veía al joven y le sonrió de oreja a oreja. – Hombre, André, ¿qué tal? – entonces vio a Lydia, que hasta ese entonces no se había dado cuenta de su existencia. - ¿y esta chica? ¿No me la presentas? – André se ruborizó un poco ante la pregunta tan indiscreta, como si diese a entender que estaban en algún tipo de cita. – Es Lydia. Una amiga. Mira, Antonio ponme dos cafés con leche. – le pidió, llevándose a la chica hacia una mesa para que el camarero no tuviese opción de replicar o seguir con la conversación. No quería quedar como un chico que se avergonzaba con todo.

Se sentaron en una de las mesas que quedaba pegada al cristal de la calle. Podías ver a la gente pasear, ya fuese tranquilamente o con prisas de llegar tarde a algún sitio. – Sí, soy brasileño. – le contestó, algo tardío con su respuesta.- Aquí venía con mi madre de pequeño algunas mañanas. Tampoco es que podamos venir todos los días. De todas formas, Antonio se porta mucho y a veces me invita a algún café o desayuno si a cambio limpio los vasos sucios. Quid pro quo, ¿no? – comento André, apoyando su rostro en una de sus manos, odiaba ser tan tímido y que le costase tanto mostrarse a los demás, aunque sorprendentemente con Lydia le costaba menos.
CHAPTER I





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Zoldyck el Vie 21 Jul - 20:36

When we met...
André | En un callejón | Noviembre

Lydia siempre tenía una sonrisa en su rostro, por eso recibió al camarero con ella. Al parecer, André conocía bastante a ese hombre, pero cuando éste la miró y dijo aquello, no pudo evitar sonrojarse un poco. Era como si ese hombre pensase que estaban en una especie de cita, y eso la avergonzaba un poco. No era como si tuviera que pensar que era algo así, ¿no? Sólo le estaba agradeciendo por haberla ayudado con un café y algo de conversación. Por suerte, se fueron pronto a la mesa, no sabría que responder si preguntaba algo más.

Lydia sentía sus hombros descansados después de cargar con todo y por fin pudo relajarse un poco. No le sorprendió que el chico no fuera originario de allí, sus facciones ciertamente no eran americanas, aunque siempre podría haber nacido allí teniendo padres inmigrantes.— ¿Y cuanto llevas aquí?— Se interesó ella, mientras el camarero les traía los café. Ella le agradeció con una sonrisa mientras se marchaba. Estaba caliente, así que prefirió esperar un poco antes de intentar probarlo. Atendió a la explicación de André y la imagen de un André pequeño yendo allí le pareció muy tierna. Aunque su vida parecía bastante difícil, él siempre se había mostrado ante ella con una sonrisa y eso le gustaba.

A Lydia no le hubiera molestado tener una vida más normal, ganarse su dinero con su trabajo, esforzarse sin ningún tipo de ayuda. Estaba segura de que cuando terminara de estudiar su padre la ayudaría a colocarse en algún hospital importante y eso le quitaba todo el mérito. Le agobiaba un poco.

Me gusta el trato familiar, parece buen tipo.— Comentó la rubia mirando por un momento al camarero en la barra. Su mirada decía que le gustaba aquello, era un lugar donde la gente trabajadora se relajaba. — Yo nunca suelo parar en cafeterías, y además siempre es un trato muy frío.— Comentó, encogiéndose ligeramente de hombros. Volvió su mirada a André y le sonrió.

¿Conoces algún sitio bonito por aquí para fotografíar?— Le preguntó ella, teniendo una idea para así poder volver a verlo sin sonar demasiado ansiosa o entrometida.— Es para un trabajo de clase, tengo que practicar varias técnicas, pero no encuentro un buen paisaje.— Le explicó. Con cuidado, agarró la taza cálida con sus manos y sopló varias veces antes de llevársela a los labios. El sabor no era tan amargo como al que estaba acostumbrada, por el contrario era algo más dulzón y eso le gustó. Al dejar la taza de nuevo en la mesa, sonrió levemente, sorprendido y agradada.— Está muy bueno.— Afirmó, feliz por haberlo probado.
CHAPTER I






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2223

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Neliam Ayer a las 13:27

When we met...
Lydia | En un callejón | Noviembre

Cuando Lydia le estaba preguntando cuánto tiempo llevaban allí, Antonio trajo los cafés recién hechos que le había pedido. Al principio quemaban un poco por lo que solo posó brevemente sus manos en la taza, para calentárselas un poco. Era una manía que tenía desde pequeñito. – Pues…¿desde que tenía seis años? – intentó recordar exactamente la edad, pero prácticamente ni había empezado la primaria cuando llegaron al país, mostró una sonrisa nerviosa y prosiguió.- Mis padres emigraron aquí con mis dos hermanos mayores y yo. Por lo que mis hermanos pequeños si nacieron aquí. Vamos, que soy el mediano de mi gran familia. – se rio, haciendo un gesto estirando los brazos, al decir las últimas palabras. – Pero aunque viviese aquí prácticamente toda mi vida, no hemos perdido nuestras costumbres. Hasta algunos sábados vamos a bailar samba, porque a mi madre le encantaba de joven. ¿Has bailado alguna vez? – le preguntó con curiosidad, también quería saber más sobre ella. - ¿Tú naciste aquí, verdad? Eres muy blanquita. – bromeó, mordiéndose la lengua como siempre hacia cuando soltaba un pequeño chiste.

-¿Eh? – giró la mirada hacia Antonio y sonrió.- Sí, es muy buena gente. Lleva veinte años con este negocio. – se encogió de hombros y empezó a juguetear con la taza mientras seguía conversando.- Depende también a que cafeterías vayas, ésta al ser de barrio es muy acogedora y con qué vengas un par de veces ya se queda con tu nombre.– contestó, volviendo a mirarla y devolviéndola la sonrisa.

Mientras le daba el primer sorbo al café, algo caliente pero no tanto como antes, le preguntó sobre algún sitio para fotografiar. Y la verdad es que conocía bastantes, claro que también dependía que quería fotografiar. Si era para un paisaje, el mirador era el mejor sitio con diferencia. - ¿Has estado en el mirador alguna vez? Podrías hacerle fotos al atardecer, es lo más bonito que verás en tu vida. – le contestó, sonriéndola y volviendo a beber de su taza.- Si no has ido, puedo acompañarte si quieres. ¿Tienes teléfono? – no supo cómo fue capaz de preguntárselo, pero lo hizo. Algo en su interior quería seguir viendo a esta chica y conocerla más, no parecía tener maldad. Al contrario, en realidad era como un ángel. – Sí, ya te dije que te gustaría. – levantó levemente la taza, señalándola y sonrió.
CHAPTER I




Última edición por Neliam el Sáb 22 Jul - 21:03, editado 1 vez



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Zoldyck Ayer a las 18:53

When we met...
André | En un callejón | Noviembre

Lydia prestó atención a las palabras del brasileño con real interés y su innata sonrisa en sus labios. Le resultaba interesante saber de otras personas, por supuesto André no era una excepción.— Oh, eras muy pequeño.— Comentó con una ligera sonrisa, imaginándose a un pequeño André jugando por las calles de la ciudad, siempre feliz como solo los niños podían ser. Él comenzó a decir cuantos hermanos tenía, pero aunque la rubia intentó contar en su mente, al final se perdió.

¿Cuántos hermanos tienes?— Preguntó sorprendida. Para ella que era hija única, tener tantos hermanos era algo que siempre había deseado. Pero su madre había muerto al traerla a ella al mundo, así que ni siquiera la había conocido y siempre había estado junto a su padre. —Que envidia, yo soy hija única.— Comentó, con cierta sonrisa algo triste. Siempre había estado sola antes de que su padre fuera retirado de la marina, sus amigos no habían sido nada divertidos. Lydia no conocía las costumbres brasileñas, aunque ese baile que André mencionó si que le sonaba. Siempre le había resultado fascinante como la gente bailaba de esa manera. Aunque nunca había probado, estaba casi segura de que sería demasiado divertido verla intentarlo. Y vergonzoso también.

No, nunca he probado. A lo mejor parezco un pato mareado bailando, quien sabe.— La rubia se encogió de hombros ligeramente, echándose a reír un poco. Ella asintió ante la pregunta de que si había nacido allí, pero después frunció levemente los labios y se quejó.— ¡Eh, no te metas conmigo!— Dijo, divertida, riendo un poco después. La verdad es que no le importaba que le dijera eso, era algo obvio, ni siquiera lo consideraba como una ofensa; esperaba que André lo entendiera. Cuando el brasileño le contó sobre aquel mirador, sobre el atardecer, a Lydia le dieron muchísimas ganas de ir allí con su cámara y hacer miles de fotografías.

No, la verdad es que no conozco esta zona para nada.— Se disculpó ella, con una ligera sonrisa. ¿Le daba eso demasiadas pistas de que era una niña demasiado protegida? Esperaba que no. André se ofreció a acompañarla y ella se sonrojó levemente ante el ofrecimiento, aunque lo había hecho con esa misma intención. Sólo pudo reír un poco cuando le dijo que si tenía teléfono. — Claro que tengo.— Le dijo, sonriendo con una sonrisa que decía claramente que no lo veía como algo estúpido. Le apuntó su número de teléfono en un papel que tenía en su bolso y lo dejó al lado del brasileño, con su nombre sobre el número.— Me encantaría quedar otro día.— Le confesó, algo avergonzada, pero tapándolo con una bonita sonrisa sincera.
CHAPTER I






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2223

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Neliam Ayer a las 21:03

When we met...
Lydia | En un callejón | Noviembre

- Cuatro hermanos, somos cinco contando conmigo.- contestó, sonriendo. Era normal que la gente se perdiese cuando hablaba de sus hermanos al ser familia numerosa. En los tiempos que corrían no era muy común. Lydia le contó que era hija única, no podía hacerse una idea de cómo era vivir sin hermanos. Aunque tampoco es que fuesen todo ventajas el ser tantos. – Vaya, pero seguro que también tiene sus ventajas ser hija única. No tienes que compartir la comida o las cosas, no te hacen gamberradas o las hacen y te culpan a ti. – le sonrió, intentando hacerle ver los beneficios de ser la única hija. Él creía que ambas situaciones tenían sus pros y sus contras. Al igual que esas serían los pros de ser hija única, la verdad es que era más divertido tener hermanos con los que jugar.  André se rio cuando la joven se comparó con un pato mareado al bailar y negó con la cabeza. – Seguro que no lo haces tan mal, yo tampoco es que sea un bailarín profesional pero te podría enseñar lo básico. – miró a Lydia y se fijo levemente en el cuerpo de la chica, que era perfecto y liviano para bailar samba. Seguro que lo haría bien.

- ¿Tienes tiempo antes de irte? No está muy lejos de aquí, a lo sumo unos veinte minutos. No me importaría acompañarte. – comentó, con suerte llegarían para el atardecer y Lydia podría hacerle unas cuantas fotos para practicar la técnica de fotografía que necesitaba. Le extrañó un poco que no conociese el sitio, pues aunque la ciudad fuese grande era uno de los sitios más remarcables para visitar. Pero tampoco le dio la mayor importancia, Lydia parecía una chica muy casera, de salir poco y lo achacó a eso. Seguramente tendría unos padres más protectores de lo normal o que a ella no le gustaría salir mucho. Recogió el papel con el nombre de la joven y su número y se lo guardó en la cartera, tenía miedo de dejarlo en el bolsillo y que se emborronase o se estropease al doblarlo. O peor aún que se le cayese al suelo y perderlo. Ojalá Lydia tuviese un par de minutos más para estar con él y poder llevarla al mirador, todavía tenía tiempo para volver a casa.

CHAPTER I





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Zoldyck Hoy a las 1:05

When we met...
André | En un callejón | Noviembre

Que familia más numerosa.— Comentó ella con una sonrisa. Tenía que ser divertido, al menos tenías mucha más gente en la que confiar y a la que contarle todo. Eso tenía que ser muy bonito. Ella no pudo evitar reír levemente ante lo que dijo de no tener que compartir o sufrir bromas por parte de los hermanos.— No me importaría compartir.— Agregó ella, asintiendo levemente, divertida. Notó como André miraba su cuerpo y no pudo evitar sonrojarse un poco, pero comprendió que medía su forma física para ese baile. Lydia alzó las manos con una sonrisa.

No me responsabilizo si te piso demasiado o te cansas de enseñarme.— Comentó, riendo después un poco. Imaginarse unos ensayos con aquel chico le gustaba, pero le avergonzaba hacer el ridículo ante él. Lydia aprendía rápido, pero nunca había intentado poner sus esfuerzos en un baile. André le ofreció ir en ese preciso momento a ese mirador que mencionaba. ¿Tenía tiempo realmente? Había pasado mucho tiempo caminando y después se había perdido. Se preguntaba si su padre encontraría raro que tardara tanto en llegar a casa. Pero pensó que podría esperar a que él le llamara o se quejara de su excesivo tiempo fuera de casa. Quizás se pasó mucho tiempo dubitativa, pero finalmente asintió levemente.

Me encantaría ir. Así podría hacerle fotos al atardecer.— Le dijo con una sonrisa. No sabía qué se vería desde aquel mirador, pero cualquier cosa estaba bien. Ahora que él tenía su número de teléfono esperaba que la contactase en algún otro momento, para poder volver a verse. Lydia tomó de nuevo el café entre sus manos y bebió tranquila, disfrutando del sabor. Quería más de ese café en su día a día, quizás pudiera comprarlo en alguna tienda especializada o de importación, pero quizás no sabría igual únicamente por el lugar que lo servía.

Quizás Lydia se estaba dejando llevar demasiado por aquel chico que acababa de conocer. Podría pasarle algo malo. Pero quiso descartar esa idea, dejar atrás las ideas que su padre le había intentado meter en la cabeza desde pequeña. Quería confiar en la persona que la había salvado. En aquel chico de sonrisa brillante y algo tímido.
CHAPTER I






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2223

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Colors of the wind.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.