Últimos temas
» — You are a beautiful monster
Ayer a las 23:42 por Mrs. Scotty

»  ❃ We Belong Together
Ayer a las 20:34 por Mrs. Scotty

» 56. Fly high
Ayer a las 20:31 por Nightingale

» 33. The good ones
Ayer a las 20:20 por Nightingale

» Death is equal
Ayer a las 19:47 por Arson

» ¿Quién quiere rolear X? [Ideas]
Ayer a las 19:33 por Hellcat

» ♠ Because you're mine.
Ayer a las 19:33 por Storm Queen

» 3. Reformando... nos
Ayer a las 10:50 por Ghawazee

» - No I in Threesome -
Ayer a las 7:54 por TheDiver

» > A place we can call home
Ayer a las 3:31 por Vhiek

» Pretty in Punk
Ayer a las 1:15 por Nyadeh

» > While there's still something left to save
Jue 21 Jun - 23:51 por Sheena

» 55. Individuals and numbers
Jue 21 Jun - 19:49 por Sonder

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Jue 21 Jun - 18:50 por SapphireDragon

» 2. Only miss the sun when it starts to snow.
Jue 21 Jun - 17:13 por Hellcat

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Pirate's song

Página 7 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Jue 20 Jul - 14:20

Recuerdo del primer mensaje :

Pirate's song
Crackship | 1x1 | Disney

Segunda estrella a la derecha, y todo recto hasta el amanecer. Nunca Jamás parece el escenario perfecto para un cuento de hadas; sin embargo, no debe juzgarse un libro por su portada.

Tras la llegada de tres extraños, los hermanos Darling, las cosas se tuercen. Campanilla, celosa por la relación que comienza a forjarse entre Wendy y Peter Pan, no parará hasta encontrar una manera de deshacerse de ella; por otro lado, el capitán Garfio comienza a desesperar al no hallar manera de poner fin a la vida de su archienemigo.

CAMPANILLA
HADA | AMBER HEARD | GHAWAZEE
Campanilla es un hada que siempre ha habitado Nunca Jamás.

Peter Pan y ella conforman, posiblemente, el dúo más característico de este mundo.

Sabe muy bien cuál es su sitio, y no permitirá que nadie la desplace.
CAPITÁN GARFIO
HUMANO | COLIN O'DONOGHUE | ONISWED
A bordo del Jolly Roger, Garfio y su tripulación surcan los mares en busca de riquezas.

Tras perder la mano por culpa de Peter Pan, se obsesiona con vengarse, razón por la cual ha permanecido tanto tiempo en Nunca Jamás.
Cronología

01. Enemigos al cuadrado | Cerrado
02. Midiendo al rival | Cerrado
03. Malabares con la suerte | Cerrado
04. Paso y traspié | Cerrado
05. Jugada maestra | Cerrado
06. Situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas | Cerrado
07. Tormenta en alta mar | Cerrado
08. A toda vela | Abierto
09. Capítulo

©️ by Farah.


Última edición por Oniswed el Lun 14 Mayo - 15:14, editado 7 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Lun 26 Mar - 20:35

tormenta en altamar
CAPÍTULO 07 | anocheciendo | jolly roger

Y ya la había liado.

Me llegó la lucidez un poco tarde, cuando ya había soltado lo que llevaba queriendo gritarle desde que había comenzado la conversación. Me mordí la lengua tarde, maldiciendo mi poco control. No es que me arrepintiera de una sola de las palabras que había dejado salir, sino que acababa de boicotear mi propio plan. Chasqueé la lengua cuando respondió, apartando la mirada con el puño crispado sobre la tabla. Era consciente de que, para más inri, había tocado un punto delicado. Es que se lo merecía, a aquella insolente no le habían callado la boca ni una vez en su vida, y ya iba necesitando una dosis de realidad. No todo era ella y su cara bonita. Había veces que tenía que aprender su posición y salir de esa burbuja en lo que todos son actos heroicos sin sentido.

Me senté de golpe, notando que el silencio no se instalaba en mi camarote ni después de su partida. El eco del portazo se quedó en mi cabeza. Apoyé la frente en la madera, que estaba fría, buscando un poco de calma. Una siesta, no pedía mucho. Mierda, encima la cabeza loca se iba a ir cuando a saber si se le habían secado las alas, y seguro que no se le ocurría pasarse por la enfermería para comprobar que no se había lesionado...

- ¿Capitán? - preguntó una voz temblorosa al otro lado de la puerta que, otra vez, volvía a esta medio abierta. Me erguí, preguntándome en mi fuero interno qué había hecho yo para merecer semejante día. De hecho, la lista de posibles respuestas era tan larga que me arrepentí de simplemente dudarlo.

- Y yo me pregunto - comencé, mirando sin ver apenas, al señor que se acercaba con nerviosismo, retorciendo sus manos -. ¿Qué hay que hacer para que en este barco te den diez minutos de tranquilidad? ¿Morir? - ironicé, sin demasiadas ganas. La voz de la conciencia no, no podía cuando Smee adoptaba ese papel. ¿Por qué? Porque siempre daba en el clavo. Suspiré, sabiendo que no tenía opción.

- Capitán, siento haber escuchado su conversación con la señorita Campanilla... Claro, que con los gritos que daban era imposible no hacerlo, pero, señor... - se empezó a aturrullar, hablando atropelladamente. Me masajeé las sienes, esperando impaciente que terminara su discurso -. ¿No debería retirar lo dicho? Ya sabe, ella es nueva, sólo intentaba salvar a un compañero... Y, bueno, luego está el tema del plan... No sé, capitán, está usted muy tenso, y ambos sabemos que no puede tomar decisiones en ese estado. ¿Se acuerda cuando casi me hace caminar por la tabla? - se rió, de esa forma suya casi histérica, acercándome un vaso relleno de vino que acababa de servir de una botella que había empezado hace unas noches -. No tiene que ir a hablar con ella, puedo hacerlo yo mismo.

Acepté el trago, sin quitarle la vista de encima a un taburete que había cerca de la cama. Hinché mis pulmones, encontrando que me costaba hasta asentir. Iba a acceder a su plan, ya que era lo más sensato. Aunque eso de llamarme impulsivo... En fin, también era verdad, sería fútil mentirme en eso - Haga lo que crea conveniente, Smee, pero déjeme dormir - lo despaché con un movimiento de la mano -. ¿Cómo está Stevenson?

- Muy bien, capitán, se ha dado un pequeño golpe en la cabeza, pero nada grave - se quedó un rato sin hablar, esperando mi contestación. Asentí, al cabo de un minuto, dándome cuenta de ese detalle, de que, para que fuera un diálogo, yo también tenía que mostrar interacción -. De acuerdo, voy a hablar con ella antes de que eche a volar.

- Sí, sí. Váyase - lo despaché con un movimiento de la mano, levantándome para arrastrar los pies hasta el catre.
©️ by Farah.


Última edición por Oniswed el Lun 11 Jun - 4:45, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Lun 26 Mar - 21:13

Tormenta en alta mar
CAPÍTULO 07 | DE MADRUGADA | JOLLY ROGER

Me había alejado de un niñato para acabar a la merced de otro. Idiota. Él y yo. Desagradecido. Insensato. Estúpido - Engreído. Rufián... - iba rumiando en voz baja para mí misma mientras parecía dar cada paso rumbo hacia la bodega con la intención de dejar mi huella a lo largo y ancho de toda la cubierta. Cuando salí del camarote sentí las miradas dirigirse hacia mi persona, sin embargo, no hice caso alguno por estar sumamente ensimismada en lo que acababa de acontecer. Había sido mi último día en el Jolly Roger y no había más que hablar. Hasta pasé de largo del pobre Smee que tuvo que hacerse a un lado para no ser arrollado. Echaba humo y no había que ser muy espabilado para notarlo.

Lo que vino después no tiene mucho misterio. Bajé a la bódega a perder más el tiempo que otra cosa, porque por suerte o por desgracia, nada de lo que tenía era imprescindible. ¿Lo malo de todo aquello? Que en cuanto saqué las alas para comprobar su estado de cara a una larga travesía, pude ver como no solo seguían húmedas y ligeramente pesadas, sino que una de ellas había sufrido un ligero traspiés habiéndose rasgado de forma notoria. No me impediría volar, pero quizás sí soportar una nueva tempestad - Lo que me faltaba - refunfuñé mientras las volvía a esconder y escuchaba una puerta abrirse tras de mí. Giré el rostro con cara de pocos amigos y vislumbré la redonda silueta del pirata más reconocible de todos.

- Señorita Campanilla, ¿me permite hablar un momento con usted? - dije con su típico tono agudo de voz. Aparté la mirada de la suya y la centré de nuevo en el vestido verde que había desempaquetado y ahora yacía estirado sobre mi colchón - No estoy de humor, Smee - pero creo que le entró por un oído y le salió ipso facto por el otro - Señorita, lamento haber escuchado la conversación que ha mantenido con el capitán pero... Digamos que no había que poner mucho empeño para enterarse de lo que hablaban - alcé una ceja todavía sin mirarle. Por el rabillo del ojo, percibí cómo se acercaba hasta ponerse a un lado - Disculpe al capitán, a veces no controla sus palabras y habla sin pensar - esta vez sí volví a girar el rostro hacia él - Estoy seguro de que no quiso decir lo que dijo; usted es necesaria aquí, como todos nosotros, y errores hemos cometido todos a lo largo de nuestra estancia en este barco - relamí los labios y decidí callar hasta nuevo aviso - No se vaya. Ya se ha hecho un hueco en el Jolly Roger.

Esta vez tragué saliva, notando un incipiente nudo en mi garganta que no me gustaba ni un pelo. Carraspeé, a ver si se quitaba - Smee - comencé al notar un silencio por su parte, terminando de girarme hacia él con actitud afable dentro de mis posibilidades - He recibido una orden... -

- ¡No, mujer! Eso solo ha sido un pronto.

- ¿Un pronto?

- Sí. Solo eso. El capitán está cansado, exhausto de apenas haber dormido en veinticuatro horas. Se pone muy nervioso con estas cosas y al final... Pues no hace la mejor elección de palabras - concluyó encogiéndose de hombros. Aquel gesto me pareció muy tierno, y es que no entendía cómo aquel afable hombrecito era capaz de ver, pasase lo que pasase, lo bueno de cada  uno. Era fiel a Jones de una manera que estaba segura que ni siquiera el capitán sabía apreciar. Me hizo medio sonreír y terminé por agacharme, pues Smee era considerablemente más bajito que cualquiera - Te agradezco esto. De verdad, no sabes la falta que hacía... Pero sabes tan bien como yo que no puedo optar por quedarme habiendo sido Garfio tan claro.

Smee se quedó pensativo y terminó por negar enérgicamente con la cabeza - ¡Pamplinas! Espere unas horas. Deje que descanse y después vaya a hablar con él. Estoy seguro de que mañana seguirá por aquí - y concluyó aquella conversación dándome unos golpecitos en la mejilla. Con esas, se fue, y yo me quedé pasmada en la misma posición sin inmutarme. ¿Y ahora qué?

Decidí finalmente visitar la enfermería, entre otras cosas porque entre que dejaba secar mis alas y reflexionaba acerca de la conversación con Smee, quería mantenerme ocupada. En la enfermería corroboraron un par de hematomas sin importancia, nada roto y nada lesionado. El tema del ala tocada... Se escapaba a la comprensión del pirata con conocimientos sanitarios. Pobre. Así pasaron como tres, quizás cuatro horas. De vez en cuando salía a cubierta y comprobaba desde lejos si la luz del camarote volvía a encenderse en señal de que su morador hubiese despertado, pero al quinto intento, desistí terminando por esperar que la madrugada nos cogiese de lleno y todos se fueran a dormir. Cuando así fue, salí a cubierta directa al castillo. No podía dormir.

Una vez en él, me asomé por uno de sus lados y sentí la brisa acariciar de forma poco sutil mi rostro. Había empezado a acostumbrarme a aquella sensación, solo que pocas veces me había sabido tan amarga. Las gotas saladas volvían a impregnar mis pómulos y varios mechones rebeldes, los mismos de siempre, se entrelazaban entre ellos dando rienda suelta a su imaginación. El silencio reinaba en el Jolly Roger y por primera vez, lo agradecí. Tan solo fue roto, poco tiempo después, por una especie de crujir que supe bien de dónde llegaba sin necesidad de volverme. Garfio había despertado.

Giré el rostro para cerciorarme de que así era y vi su puerta entreabierta con una tenue luz saliendo de su interior. Terminé de virar mi cuerpo y quedé frente a su posición en la lejanía. No sabía si me había visto, pero era lo de menos. Cogiendo una amplia bocanada de aire, decidí dirigirme hacia las escaleras que me devolverían a cubierta.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Lun 26 Mar - 21:41

tormenta en altamar
CAPÍTULO 07 | anocheciendo | jolly roger

En cuanto mi cuerpo cayó sobre el colchón, perdí la consciencia. No sabría decir cuánto tiempo pasé durmiendo, pero me supo a poco. Cuando abrí los ojos, el día había dado paso a la noche, aún cubierta por nubes. Me quedé en la cama, mirando por la ventana, pasando revista del día anterior. No recordaba la última vez que habían salido las cosas tan mal. Entre el susto de Stevenson y Campanilla, la pelea... Joder. La pelea. Cerré los ojos, tumbándome boca arriba y cubriendo la mitad de mi rostro con la mano. Tenía que afeitarme ya la barba. No sabía si cuando saliera, encontraría su ausencia o si Smee había logrado calmar a ambas partes. Realmente, ambas partes me sonaban coherentes.

Me incorporé sobre los codos, sintiendo aún el punzante dolor en la parte trasera de la cabeza. Malditas olas, maldita hada y maldita tormenta. Tenía que salir a comprobar el estado de la tripulación, si alguien había salido herido y cómo se encontraban los ánimos. No estaba seguro de cuántos turnos habían cambiado, y me parecía de lo más deshonroso no haber estado para ayudar y relevar a mi segundo al mando.

Terminé de sentarme, sacando los pies de la cama. Busqué a tiendas el garfio, que sabía que había dejado por ahí antes de que me engullera el sueño. Volví a colocármelo, decidiéndome a volver a la vida. Encendí un farol, lavándome la cara para despejarme y bebiendo agua como quien no ha saboreado una gota en meses. Aún me raspaba la garganta. Carraspeé un poco, acercándome al ventanuco que daba a la cubierta. Suspiré al ver la silueta que se recortaba contra la luna. El enfado me invadió, amortiguado por el frío que dan las horas, pese a que no las hubiera pasado consciente.

Pensándomelo dos veces, me puse la casaca, notando que me tiraban casi todos los músculos, dispuesto a salir a que me diera el aire. Abrí la puerta, recordando la metedura de pata que había sido mandarla a paseo. Se lo merecía, sí, pero seguía siendo un bache para mí mismo. Salí finalmente, sintiendo el viento, tranquilo, en la cara. El olor a salitre era reconfortante, así como el frío que me raspaba la cara. Dejé la puerta entreabierta, esperando que se aireara un poco el camarote. Después, con las manos entrelazadas a la espalda, me dirigí a la rubia rebelde.

- Los cañones están que da pena verlos - señalé, encontrándome sus ojos de frente. Los cañones necesitaban de un mimo especial, pues la humedad podía jugar malas pasadas. La pólvora era una vieja amiga poco fiable -. Y los cabos de la mesana han quedado para el arrastre. ¿No eras una manitas? - enarqué una ceja, colocándome junto a ella. Observaba el mar, el cual, en calma, conseguía reconfortarme. Verlo tan manso tras lo ocurrido horas atrás me producía paz.

Si necesitaba confirmación de que el Jolly Roger seguía siendo su casa, esa era toda la que iba a ofrecerle. No pensaba retractarme, no iba a retirar lo dicho de manera directa. Seguía pareciéndome una desagradecida, una impertinente y una niña pequeña que necesitaba que alguien la pusiera en su sitio. La miré de reojo, sin molestarme en cambiar el semblante indiferente -. ¿Has pasado por la enfermería? - esperaba que sí, porque si no, la cogía de la oreja y la llevaba a rastras si hacía falta.
©️ by Farah.


Última edición por Oniswed el Lun 11 Jun - 4:45, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Lun 26 Mar - 21:59

Tormenta en alta mar
CAPÍTULO 07 | DE MADRUGADA | JOLLY ROGER

En lo que que duró la pequeña travesía de ambos hasta llegar a encontrarnos, se me pasó de todo por la cabeza. Volví a revivir el enfado anterior,d e hecho, todavía quedabas claros resquicios de él en mi interior. La decepción. La rabia. Un cúmulo de sentimientos negativos que nada bueno eran capaces de aportar si la cordura no se hacía presente. Por eso, y tras el esfuerzo mental hecho mientras él dormía, traté de acudir a ella y de ser la voz de la consciencia ante alguien que, por supuesto, al abrir la boca la volvió a espichar. Habría rodado los ojos, pero tranquilos, que ya lo haría después. Porque estaba claro, qué mejor manera de retractarse que mandándote tareas de rango inferior, por si no quedaba clara su posición.

No respondí, negándome a volver a generar una disputa pero también a mentir. Cuando se puso a mi lado y dirigió su mirada al mar, observé su rostro desde atrás, percatándome de lo erizada que tenía la piel del cuello al contacto con la brisa de la madrugada. Agaché la cabeza un momento y posteriormente dirigí la mirada también al mar, buscando perderla en él - ¿Y tú? - respondí en un tono para nada similar a cualquiera que hubiese tenido lugar horas antes en su camarote. Tomé aire y volví a hablar poniéndome a su altura a uno de los lados - Sí, he pasado.

Ambos, de frente al mar negándonos a mirarnos, éramos la viva estampa del orgullo y la acritud.

Tras un silencio, volví a hablar aunque realmente estuviese en blanco respecto a qué decir - Volveré a anteponer la vida de un compañero a la mía. Quiero que lo sepas. - porque si tenía que echarme, era el momento.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Lun 26 Mar - 22:15

tormenta en altamar
CAPÍTULO 07 | anocheciendo | jolly roger

Teniendo en cuenta que me esperaba un bufido, un exabrupto o una respuesta consternada a mis observaciones sobre el panorama general, su silencio me sorprendió. Se ve que ambos nos habíamos dejado las ganas de discutir en otro lado. Cuadré los hombros, notando que se me hundían, pese a que el cansancio había soltado lastre y ya no se hacía tanto de notar.

- Iré en un rato - respondí. Asentí, conforme, ante su afirmativa. Mejor, así podía dar por hecho que había salido sana y salva. No pretendía esconder de mí mismo la preocupación y el miedo que había pasado. Nunca es grato asistir a una escena con desenlace desafortunado. Esos hombres estaban a mi cargo, bajo mi protección. No iba a permitir que ninguno se dejara la vida entre olas.

Chasqueé la lengua, fastidiado, ante su última aseveración. Siempre en sus trece. Qué cabezona - Volverás a llevarte una reprimenda - aseguré. Me había salido noble y, además, temeraria. No había peor combinación -. Y volveré a saltar si hace falta - esta vez sí la miré, buscando por inercia moratones o cualquier tipo de herida.

Lo cierto era que me moría de hambre. No sabía si habría sobrado algo de la cena, ya que tampoco era consciente de cuánto hacía que esta había pasado - Y, Tink, sé que un recordatorio no va a conseguir que asimiles algo que llevas rechazando desde el primer día, pero voy a repetírtelo - hablaba en un tono calmado, casi monótono, que resaltaba el hecho de que no pretendía entrar en disputa -. Hay momentos en los que no puedes creer que estás al mismo nivel que Smee o yo. Necesitamos mantener el orden, y tú tienes que aprender cuál es tu lugar - no me otorgaba ningún placer gritar a nadie, apenas recordaba la última vez que había hablado a la tripulación en el mismo tono que a ella.
©️ by Farah.


Última edición por Oniswed el Lun 11 Jun - 4:45, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Lun 26 Mar - 22:32

Tormenta en alta mar
CAPÍTULO 07 | DE MADRUGADA | JOLLY ROGER

Nuestros tonos ayudaban y no poco. A pesar del contenido de cada palabra, de cada frase, el que ninguno de los dos decidiese elevar sus decibelios por el mero hecho de ver si gritando conseguía una razón innecesaria, daba sus frutos. Asentí ante su afirmación a mis palabras, pero poco tiempo tuve para agradecer nada tras la siguiente lección que vino en forma de recordatorio.

A nadie le gustaba que le impusieran algo con lo que no estaba de acuerdo, y quien diga lo contrario, miente como un bellaco. Pero lo comprendía. El problema, empezaba a pensar, radicaba en la forma en que ambos entendíamos mi estancia entre aquellas velas. Él me veía como a un hombre más, yo no me consideraba uno y dudaba seriamente que alguna vez fuese a hacerlo - Ante los demás no creo que jamás te haya tratado como lo hago cuando estamos a solas - quise destacar no por orgullo o reproche, sino porque lo consideraba algo a tener en cuenta.

Dejé a un lado el mar y correspondí a sus ojos - Fuimos enemigos durante mucho tiempo y nos dimos cuenta del inmenso error que cometimos - continué, sacando una parte de mi intimidad al exterior que no estaba ensayada ni prevista - No pido tu amistad, ni siquiera la busco, pero no me pidas que te considere alguien a quien seguir con los ojos cerrados, Garfio - no quería volver a cometer el mismo error que cometí con Peter - Porque eso nunca va a suceder. Ni contigo, ni con nadie - no pude haberle sido más honesta.

Sabía mi lugar dentro de aquella jerarquía, lo sabía desde el minuto cero y sinceramente creía que jamás había hecho algo que no debiera. Incluso después de la pelea acontecida, tenía la certeza de que los pasos que debía seguir, los había llevado a cabo. Cuando la improvisación y la necesidad se meten de por medio, no es que se rompan las normas, es que no hay ninguna que se adecúe de manera específica a nada. Suspiré.

- Como parte de tu tripulación, haré lo que me corresponda. Como Campanilla, haré lo que considere - la diferencia, al menos para mí, estaba más que clara.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Lun 26 Mar - 22:56

tormenta en altamar
CAPÍTULO 07 | anocheciendo | jolly roger

Saqué una fuerza de voluntad que no sabía que tenía para no alzar la ceja ante sus palabras. Bueno, al menos su distancia con la segunda estrella a la derecha le había enseñado a no ser un perrito faldero, algo de lo que me alegraba. Estaba claro que la opinión de uno no iba a quedar por encima de la del otro, por lo que sólo quedaba esperar que el tiempo nos diera un punto medio.

A esas alturas, sólo me quedaba intentar inculcarle algo de sentido común para que no diera al traste con su propia vida antes de que pudiera utilizarla para mis fines. Después de aquella noche, me daba cuenta de que mantenerla viva iba a ser caótico - Duras palabras - sonreí de medio lado, en referencia a su opinión sobre la amistad. Por suerte o por desgracia, era un sentimiento mutuo. No estrecharía lazos con alguien al que había de traicionar; es más, con alguien a quien ya había traicionado.

Di un par de pasos hacia atrás, girándome para enfilar las escaleras hacia el alcázar. Me giré tres cuartos hacia ella, observándola - Voy a comprobar que todo está en orden - era, al mismo tiempo, un anuncio sin más y una invitación a acompañarme. Me había acostumbrado a charlar con ella mientras recorría el navío asegurándome de que todo estaba en su sitio. Comencé a caminar, observando las velas desde mi posición. Creía adivinar la silueta de alguien atrincherado en la cofa del trinquete, pues me parecía que una vela titilaba. Por suerte, había suficiente distancia para que no se quemara una vela o a cualquier otro suceso similar.

- Ah, rubia - volví a enunciar -. Aunque como capitán no estoy a favor, como camarada me alegra saber que tenemos a gente como tú a bordo - dicho esto, busqué a aquel que le tocara hacer turno al timón.
©️ by Farah.


Última edición por Oniswed el Lun 11 Jun - 4:45, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Lun 26 Mar - 23:19

Tormenta en alta mar
CAPÍTULO 07 | DE MADRUGADA | JOLLY ROGER

Debía admitir que llevar un tiempo luchando contra mi fuero interno por no estrechar más lazos de los estrictamente necesarios, por tratar de evitar que mi cabeza se fuera por peligrosos derroteros, por verle como lo que simplemente debía ser para mí y un sinfín de etcéteras, a veces me pasaba factura. Y como había ocurrido en aquella ocasión, lo había vuelto a hacer. No me creía mis palabras, no algunas al menos, y es que si bien era cierto que no buscaba su amistad, sí seguía esperando darle nombre a lo que fuera aquella especie de conexión que me había empecinado en creer que había existido en Nunca Jamás. Sin embargo, cada día se me hacía más complicado encontrar motivos para darle alas y sinceramente, mejor. Una cura de humildad a tiempo nunca venía mal, y aunque escociese, al final se convertía en lección.

Lo escuché conforme marchaba y le seguí de cerca unos pocos metros. Ignoraba si querría que aquella noche la ronda la hiciera con él o no, pero no sería así, tampoco tenía el cuerpo para ello. Aunque nadie lo notara, el ala también pasaba factura y dolía. Escuché sus palabras y en otro momento habría sonreído, pero lo cierto es que no me salió aquella vez - Jones... - era lo más cercano al Killian que siempre quería escaparse de mi boca y lograba controlar a tiempo. Apreté un poco el paso hasta ponerme a su altura y le cogí uno de los brazos para que me mirase - Siento haberte puesto en peligro - y gracias.

Hora de marcharse, aunque fuera a comer techo desde aquel mugriento catre. Aflojé mi agarre y con las mismas, me despedí dirigiendo mis pasos hacia una bódegon que lo cierto es que no me llamaba nada para pasar las horas restantes de oscuridad, pero por lo visto, las alturas ya estaban ocupadas así que... Otra vez sería.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Lun 26 Mar - 23:56

a toda vela
CAPÍTULO 08 | medio día | jolly roger

Ya había transcurrido casi una semana desde la fatídica tormenta, que había quedado olvidada. Ahora, otro acontecimiento ocupaba nuestros pensamientos. El hecho de que nos habíamos desviado considerablemente de nuestro destino era un mal relativamente menor; lo más probable es que al galeón que teníamos en el punto de mira le hubiera ocurrido tres cuartos de lo mismo.

Sin embargo, ya había transcurrido tiempo suficiente para que coincidiésemos en el camino. Nos encontrábamos a poca distancia del punto donde debíamos avistarlo, razón por la cual el Jolly Roger casi parecía vibrar. Todos estaban expectantes, y nadie parecía querer quejarse de su tarea. No recordaba la última vez que había visto los cañones tan limpios, ni a todo el mundo trabajando de manera tan coordinada. Desde la balaustrada del alcázar, observé la cubierta sonriendo. Observé la bandera londinense que ondeaba burlona, lista para ser cambiada en cuanto llegara el momento.

Pasé la mano por la empuñadura de la espada que llevaba atada al cinto, al lado del arma de fuego. No veía el momento de volver a usar ambas, echaba de menos la sensación de una escaramuza. Además, era la primera vez de un par de nombres que estaba harto de verbalizar constamente, y me picaba la curiosidad: ¿cómo serían en el campo de batalla?

- ¡El galeón! ¡Capitán, el galeón! - escuché que alguien gritaba. Todo pensamiento diferente a lo relacionado con esas palabras quedó disperso y aparcado. Miré a babor, entrecerrando los ojos para distinguir el barco en la lejanía. Llegó Read a mi lado , tendiéndome un catalejo. Se lo agradecí con un asentimiento, desplegándolo para encontrar, en la lejanía, un convoy: un galeón flanqueado por una fragata.

- Bueno, parece que ya tenemos planes para esta tarde - reí, localizando la bandera. Siracusanos, cómo no. Las trece ciudades estaban viviendo una época de bonanza sin igual -. ¡Seguid avanzando! - a ritmo constante, los alcanzaríamos en menos de una hora. Eso nos daba tiempo de prepararnos bien. Guardé el instrumento, bajando hasta la cubierta para que todos pudieran escucharme -. Camaradas - comencé, mirando a todos -. Izad la bandera - solté una carcajada, escuchando cómo se alzaban vítores.

Encontré cerca una melena rubia que siempre resaltaba entre el gentío. Le guiñé un ojo, con picardía, antes de volver a ponerme en marcha hasta el castillo.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Mar 27 Mar - 0:25

A toda vela
CAPÍTULO 08 | MEDIO DÍA | JOLLY ROGER

Asaltar un barco, así como quien no quiere la cosa. Para todo había una primera vez y, por lo visto, en una semana iba a enfrentarme a dos de los grandes méritos (en caso de salir victorioso) de la vida pirata. La tormenta se había superado, ahora solo quedaba el galeón. Un galeón del que llevaba no sé ni cuanto tiempo oyendo hablar. Desde que había puesto un pie en el Jolly Roger, uno de los mejores en cuanto al uso de armas afiladas, me había cogido por banda para entrenarme. Debo decir que alababa su paciencia, porque si bien ambos descubrimos que no se me daba nada mal, los primeros días fueron considerablemente fatídicos. Tras ello, varios compañeros más se habían sumado a la iniciativa y, al día que nos acontecía, podía decir con orgullo que estaba preparada para mi primer asalto. El problema de los dilemas éticos y morales... Lo dejamos para otra conversación.

Pues bien, la semana en cuestión, entre que Garfio daba con el galeón y no había transcurrido extraña. Nada parecía haber cambiado pero a mí me estaba costando volver a estar con el ánimo de hasta el momento previo a la tormenta. Si bien había comenzado a recuperarlo prácticamente en su totalidad, todavía tenía mis momentos, los cuales lograba amainar dedicándome en cuerpo y alma no solo a las tareas que Garfio me había mandado la madrugada en cuestión, sino en hacer múltiples mejoras por mi cuenta que posteriormente se ganaron el beneplácito de muchos.

Los cañones no solo estaban perfectos y por dentro, sino que además había logrado aumentar su precisión con unos cuantos ajustes altamente necesarios. La pólvora se había decidido almacenar de otro modo algo más eficaz, y es que en la tormenta se comprobó que había faltado realmente poco para perder la mitad del material. reajustos, a fin de cuentas, pequeños que terminaban por reportar grandes beneficios. Las velas, por su parte, todavía las tenía pendientes aunque ya estuvieran más que aseguradas para aguantar cualquier tipo de sorpresa.

Pues bien, en ello me encontraba, de aquí para allá con el sol incidiendo de lleno sobre nuestras frentes cuando se escuchó la frase más ansiada de los últimos días. Me dio un vuelco todo, corazón y estómago, y miré directa hacia donde Garfio enfocaba el catalejo. Vi una mota, así que debía ser eso. Las órdenes estaban claras y mi papel, también: primero asegurarme de que los cañones estaban a punto en caso de necesidad y, segundo, armarme. Bueno que ya iba armada, pero la procesión iba por dentro - ¡Aprovechemos el margen de distancia para asegurar que todos los cañones están a punto! - hablar a voz en grito se había convertido en costumbre - Voy a revisar el segundo cañón, cualquier cosa, ya sabes - le dije a Stevenson cuando pasé por su lado. No era por dármelas de nada, pero había conseguido igualarme en conocimientos acerca de aquellos armatostes, a los más expertos. Por eso habíamos acordado repartirnos los cañones en cuestión y a mí me habían tocado los tres primeros.

Conforme me acercaba al segundo que a fin de cuentas era el que más me preocupaba porque solo me había hecho caso la mitad de las veces, toqué la empuñadura de la que iba a ser mi fiel aliada en aquel enfrentamiento. Sentí un escalofrío y de manera inconsciente busqué a Garfio con la mirada. Estaba a lo suyo, concentrado en sus tareas. Desvié la mirada y me centré en las mías, ese cañón de la discordia no iba a dejarme mal.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Mar 27 Mar - 0:55

a toda vela
CAPÍTULO 08 | medio día | jolly roger

Digamos que aquí comenzaba mi verdadero trabajo. Por norma general, Smee se encargaba de las cuentas y yo de lo belicoso. Terminé de comprobar que los ganchos no nos darían un susto cuando los lanzásemos hasta el barco enemigo, porque no sería la primera vez que fallaba el agarre que nos permitía saltar a la cubierta enemiga. Se escuchaba el chirrido del metal afilándose, junto con las bolas de cañón siendo apiladas. Algo había que reconocerle a la tintineadora, y es que había hecho un buen trabajo con ellos. Con casi todo lo que tocaba, pero eso no hacía falta decirlo en voz alta.

La calavera estaba preparada para coronar el mástil cuando estuviésemos a una distancia prudente. ¿Se rendirían a la primera? Lo dudaba, aquella fragata iba a dar problemas. La de dinero que se gastaban los reinos para que no atracásemos sus barcos, y al final siempre resultaba en balde. Qué necios. ¿De verdad creían que iba a suponer gran diferencia? Bueno, sí, era un engorro, pero... En fin, éramos rápidos y nuestro sentido de la ética estaba por ver. Claro que, ¿de verdad íbamos en contra de la moral? Robábamos a los ricos (ellos) para dárselo a los pobres (nosotros).

Nos encontrábamos a pocas yardas. Momento de ultimar detalles. Me encaramé a una de las escaleras de cuerda del trinquete, haciéndome ver y, por consiguiente huir - A ver, hay una fragata que no parece especialmente protegida. Las Doce Ciudades son bastante confiadas, pero no sé si fiarme - a fin de cuentas, habíamos estado desaparecidos durante bastante tiempo -. Los que os encarguéis de entretenerla, tened cuidado de no encontraros con una emboscada, id en grupos reducidos y no abordéis hasta que el anterior no os haya hecho una señal - cada cuál sabía cuál era su rol. Los más escurridizos eran los que metían mano al cargamento; los que menos manejo tenían con la espada eran los que se quedaban defendiendo el barco, ya que estaba demostrado que los que se encargaban de los asaltos no solían permitir que nadie se colara en nuestra cubierta -. Los que vayáis al galeón: es pesado, traen a mucha gente pero la mayoría no están instruidos. Encargaos de los líderes y despejad el camino. Los que os quedéis aquí... Apuntad a las velas. Y por cada rasguño que sufra mi barco, una moneda menos - sonreí, dejando claro que era una broma. Nosotros atacábamos, pero ellos se defendían.

Bajé de nuevo, aterrizando con las rodillas flexionadas. Busqué a una persona en concreto, encontrándola junto a los cañones. Cogí a Campanilla del brazo, indicándole que se girara - ¿Cómo llevas el ala? - inquirí, a sabiendas de que durante la tormenta se le había resentido -. Prefiero que te quedes aquí a cargo de la artillería, pero - y maticé el pero - si ves que puedes volar y colarte rápido, encontrar dónde guardan el cargamento y quitar a unos cuantos de en medio gracias al factor sorpresa, no voy a detenerte. Sólo si ves que puedes volar. No quiero riesgos innecesarios - al parecer, hacer hincapié en detalles obvios era necesario.

Momento de ponerse serio. Me alejé, viendo que nos encontrábamos a un par de yardas - Bajad la velocidad - se escuchó el crujir de las velas a mi orden, frenando poco a poco -. Izad la bandera - los colores ingleses se vieron reemplazados por el símbolo que daba nombre a este barco: la jolly roger -. Esperad a mi señal - volví a extender el catalejo, apuntando directamente hacia el galeón.

En efecto, no hubo ninguna bandera blanca. Pero sí un sonoro cañonazo de advertencia. No iban a rendirse. Sonreí. ¿Dónde estaba la gracia si nos dejaban actuar sin oponer resistencia? - Avanzad. Y traed los garfios.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Mar 27 Mar - 1:23

A toda vela
CAPÍTULO 08 | MEDIO DÍA | JOLLY ROGER

Nuevas órdenes o, mejor dicho, el recordatorio de lo que todos ya sabíamos. Le presté atención como el resto de la tripulación pero no dejé de mover mis manos en ningún momento. Cuando terminó, volví a centrar mi mirada en lo que requería mi mayor concentración en esos momentos y casi doy un respingo cuando noté el agarre en mi brazo. Iba a soltar un "Que susto", pero estaba demasiado centrada como para hablar de nada más - Mejor - respondí a la pregunta acerca del estado de mi ala. Lo cierto es que ya habría estado perfecta de encontrarme en un contexto más propicio para la magia, pero iba tirando, y si bien no estaba al cien por cien, sí había alcanzado el setenta y cinco - Oído - concluí ante sus palabras. Se alejó tras ello, y yo volví a adoptar el rol que se me había asignado y que, por qué no decirlo, me gustaba.

Pues bien, primer cañonazo y todo apuntaba a que iba a haber fiesta. Rumié cosas ininteligibles en voz baja y uno de los piratas que más cerca tenía se echó a reír diciéndome algo así como que el primer asalto siempre es el mejor. Le devolví la sonrisa más por automatismo que por otra cosa y me asomé por la borda para descubrir un galeón que ya no era una simple mota en el horizonte, ahora era un barco grande no, lo siguiente, que imponía lo que no estaba escrito - Por todo el polvo de hada... - lo a gusto que estaba yo en Nunca Jamás.

Una orden. Y otra. Y otra más. De repente todo parecía haberse vuelto un caos dentro del orden. Todos iban a una pero, si no te sabías la estrategia, te daría la sensación de estar ante un revoltijo de piratas. Ignoraba si conocerían el navío, si se habrían enfrentado a esta tripulación alguna vez o si conocerían el renombre del Capitán Garfio, pero el miedo que me entró de repente, solo lo supe yo y nadie más. Eso sí, lo desplacé pronto y me puse manos a la obra.

Los ganchos hicieron su trabajo y todos comenzaron a mezclarse con todos. Los cañones parecían no hacer falta por el momento pero decidimos cargar la mitad para por si acaso. Sí, más adelante era más que probable que alguno se fuera a usar. Por el momento llevábamos ventaja, y es que no había nadie del galeón en nuestra cubierta... Hasta que claro, empezó a haberlos. Pocos, pero muy ruidosos.

Salí de la zona de artillería, sin alejarme demasiado, y blandí la espada por primera vez contra alguien que no tenía ni idea de por dónde iba a salir. Se me tenía que notar en la cara, y es que aunque en mi cabeza no estuviese la idea de hacerle el más mínimo daño, quién me decía a mí que en la suya el objetivo fuese el contrario. Así pues, cuando gracias al trabajo en equipo otros compañeros pudieron ocuparse de los polizones en cuestión, decidí que donde realmente sería útil dadas las circunstancias sería, precisamente, donde me había aconsejado Garfio. Además, qué narices, que era lo que me había llamado desde el principio.

Para no convertirme delante de ninguno de los enemigos y no darles así la baza de poder correr la voz en sus tierras cuando volviesen, me dirigí hacia uno de los cañones y me acuclillé entre dos hasta que consideré estar bien resguardada. Sin más preámbulos me convertí, y tal cual lo hice, me escabullí por la borda directa al galeón en cuestión. Era un auténtico lío, sobretodo el esquivar golpes, espadas y cuerpos. Había muchísimos. Cuando por fin lo logré y di con la bodega ajena, me colé por su cerradura y volé lo más rápida que el ala me permitía. Se resentía, pero aguantaba - Vale, busca, busca, busca... - me animaba a mí misma guiándome por la multitud de historietas contadas por los piratas acerca de asaltos similares. El estruendo del exterior era enorme, pero mientras nada retumbase avisando de la inmersión de los cañones en la batalla, todo iría bien. A la derecha: nada. ¿Izquierda?: Nada. ¿Y recto? Tampoco - Imposible - me recriminé a mí misma mientras me hacía a un lado tratando de esconderme al casi chocarme con dos tripulantes del galeón que corrían raudos a cubierta. Bueno, dos menos al parecer, eso estaba bien.

Volví a alzar el vuelo y finalmente, tras luchar un par de minutos contra un candado al que terminé por ganar, di con el botín. Di con él y, por todos los dioses, que satisfacción más grande. En ese momento, ni ética ni moral, ¡victoria absoluta! Bueno, victoria cuando avisase al resto, claro. Así que con las mismas, deshice el camino y comencé a posarme en el oído de los que habían sido asignados para la recolección del botín y que, por ende, más cerca estaban de la bodega. Eran escurridizos, y junto a los mamotretos que se encargaban de quitarse de encima a los contricantes de dos en dos, lograron seguirme y recoger el botín. Ahora tan solo quedaba salir... Tan solo.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Mar 27 Mar - 1:45

a toda vela
CAPÍTULO 08 | medio día | jolly roger

Enredé la cuerda en el brazo, asiendo el final de este, donde estaba conectada con el gancho, con la diestra. Los mástiles del galeón competían en alturas con los nuestros, y sus velas nos tapaban el sol. Se agradecía, también había que decirlo - A mi señal - indiqué. Nos acercábamos lentamente, y el silencio sólo era entorpecido por el rugir de las olas contra las diferentes embarcaciones.

Ya podía avistar los uniformes blancos, y casi escuchaba los sables ser desenvainados. Vigilé el flanco izquierdo y el derecho, siendo consciente de que situarnos en medio de ambos enemigos era un movimiento peligroso que podía agilizar mucho las cosas - ¡Cargad contra la fragata! - de repente se escucharon bramidos enloquecidos, gritos de júbilo, y alguna que otra palabra malsonante que tampoco es que viniese a cuento, pero siempre solían escaparse en momentos así. Sentí el primer empujón provocado por el choque entre los barcos cuando la distancia se redujo aún más en pos de poder hacer un trasbase óptimo.

De acuerdo, segundo grupo a bordo - ¡A por el galeón! - grité. Todos a una, nos acercamos a babor para lanzar con maña las cuerdas. En cuanto aseguramos el agarre, hicimos un nudo y nos lanzamos al ataque.

Salté, aterrizando en la baranda y saltando a la madera. Desenvainé mi espada, blandiéndola contra el primer alto mando que se me acercó. Pronto, comenzamos una danza sin parangón, en la cual cada uno intentaba adivinar los movimientos del otro y, a ser posible, adelantarse. Los pueblos de esa zona utilizaban unas fintas diferentes, por lo que acompasarme a su ritmo me llevó unas cuantas estocadas. Por fin, cuando comencé a entender cuál era su juego de pies y qué movimientos solía repetir. Entonces puede contraatacar. Buscaba sus puntos débiles, aquellas zonas que dejaba sin protección.

Escuché unas pisadas demasiado fuertes a mi espalda y, viéndomelo venir, abandoné momentáneamente el combate para echarme a un lado, retrocediendo de espaldas - ¿Dos contra uno? Villanos - me mofé. Lo cierto es que el sólo tener una mano con la que operar era diferente y, aun así, conseguía desenvolverme medianamente bien. Intenté esquivar y parar sus golpes, teniendo que reconocer que empezaba a hacérseme cargante -. ¡Bonny, líbrate de ese pelele y ven! - para hacer un símil un poco caótico, a Bonny le encantaba jugar con la comida. Se pasaba mareando al adversario hasta que por fin lo despachaba. A mi llamada, le arrebató la espada con un giro de muñeca y se deshizo de él con una patada.

Entre los dos pudimos mantener a raya a los contrincantes y, pronto, fuimos capaces de hacerlos retroceder. Echándole teatro, los acorralamos y decidimos tirarlos por la borda, siendo una manera de dejarlos vivos y que no dieran por saco posteriormente.

La artillería había comenzado a hacerse notar. De vez en cuando, nos veíamos zarandeados de un lado a otro por el efecto de un cañón - ¡Eh! ¡Mi barco! - grité, reprochándoselo al siguiente valiente que quiso probar suerte conmigo. Gruñí, esperando que no hubieran dañado demasiado la popa.

Me daba la sensación de que el tiempo se había congelado, y que todo lo que existía era mi cuerpo y el del enemigo. Sin embargo, cuando noté el cansancio en mi cuerpo me di cuenta de que debíamos llevar un tiempo prolongado. Miré hacia la bodega, esperando que la rubia y los demás salieran escopetados cargados hasta arriba. Al menos, podía verificar que aquella tripulación era de lo más sosa. Apenas mostraba una resistencia digna.

Hasta que, por supuesto, la mostró.
©️ by Farah.


Última edición por Oniswed el Mar 27 Mar - 14:32, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Mar 27 Mar - 14:28


A toda vela
CAPÍTULO 08 | MEDIO DÍA | JOLLY ROGER


Todo sucedió muy deprisa. Les abrí la puerta y entraron dos. Formamos una cadena y cuando todo el botín estuvo fuera de aquel lugar, comenzamos a deshacer el camino a marchas forzadas, delegando yo en ellos encuanto dejamos el laberinto atrás. Uno de los que ahora llevaba las manos ocupadas me señaló su sable en señal de que lo cogiese para abrirles camino. Lo capté a la primera así que no hubo más que decir. Dando bandazos aquí y allí, logramos entre todos el objetivo final, ¿problema? Que nuestros contrincantes también tenían el suyo y no iban a aceptar una derrota sin jugar todas sus cartas.

Ya casi habiendo alcanzado la borda apareció un uniformado directo hacia mí, he de decir, con cara de querer hacer pocas migas. Blandí el sable y comenzó el baile. El tipo asestaba fuerte, bastante, y de manera muy rotunda. Al ser yo una principiante en todo aquello, ignoraba si ellos notarían mi inexperiencia y por ello podrían considerarme un blanco fácil a batir, pero trataría por todos los medios de no darles el gusto. Choques por doquier, el sonido del metal llenando el aire, los bramidos y mas quejas acompañándolos... Un cuadro.

El tipo en cuestión, pelirrojo según el pelo que dejaba entrever aquel ridículo gorro, y dos veces más corpulento que yo, propinó un golpe que me hizo dar varios pasos hacia atrás por su intensidad. Sin dar tiempo a ningún tipo de receso, volvió a asestar otro que dobló mi muñeca hasta hacer caer mi sable y, el tercero, me clavó la borda al costado - ¡Serás malnacido! - me salió desde lo más profundo de mi ser mientras trataba de zafarme para evitar un golpe mayor. No obstante, vi una oportunidad única y es que, por lo que había observado en mis propios compañeros: cuanta más corpulencia, menos agilidad y creatividad, por lo que su siguiente paso podía deducirse.

Dicho y hecho. Le faltó tiempo para arremeter contra mí con todo su peso, como si la vida le fuera en ello. Quise cerrar los ojos teniendo la tentación de creer que eso dolería menos, pero finalmente no lo hice. Esperé al momento del impacto y, en el último segundo, me aferré a sus ropajes al mismo tiempo que me ayudaba de su inercia para ejercer yo ls mía, colocar mis pies en su estómago y tirarme hacia atrás con él. Si todo salía según mi cabeza, lograría girar en el aire con tiempo suficiente de no tocar el agua y salir volando sin que se percatara de cómo podría haber sido posible.

La sorpresa sobrevino al hombre e hizo que me soltara para, por lo visto, intentar separar las aguas. Porque esos movimientos de brazos en el aire no tenían ningún sentido. Virando como pude y notando ya la sal prácticamente en mi boca, lo solté y llevé a cabo mi plan esperando en mi fuero interno todos estuviesen lo suficientemente ocupados con sus cosas como para mirarme a mí. Esquivando las múltiples salpicaduras (aunque no lográndolo del todo), emprendí el vuelo y en cuestión de segundos, ponía mis diminutos pies sobre nuestro tocado navío. Iba a estar entretenida con él cuando pasase todo aquello.

Desde la altura que me proporcionaba la cofa, busqué a los hombres del Jolly Roger que quedaban en el galeón y vi que eran los menos. ¿Garfio? Hacía tiempo que había dejado de verlo, pero la incipiente angustia de caer en ese hecho se vio reducida al encontrar su silueta sana y salva. Respiré aliviada. No era ninguna experta, pero todo apuntaba a que se nos había dado bien.

Bajé a cubierta y adopté de nuevo el tamaño que empezaba a ser costumbre para mí, haciendo un reconocimiento rápido y observando que no quedaba nadie en nuestro barco que no tuviera que estar allí. Me acerqué a la borda y esperé a que nuestros últimos hombres regresasen para salir de allí pitando.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Mar 27 Mar - 14:50

a toda vela
CAPÍTULO 08 | medio día | jolly roger

Pronto, me vi acorralado de nuevo. El agua o el sable. No tenía muchas opciones tampoco, más allá de defenderme e intentar cansarlo. El problema radicaba en que yo, por mi parte, también estaba bastante cansado. El sólo poder ejercer fuerza con un brazo pasaba factura, y es que más de una vez hubiera necesitado contar con el empuje de ambos en algún contraataque. Inspiré hondo, decidiendo que no podía seguir midiendo mis pasos, sino que tenía que poner empeño y vísceras en apartarlo.

Veía a mis hombres saltar, haciendo tiempo para que los rezagados pudiésemos completar el trabajo. Un nuevo cañonazo nos desestabilizó, haciéndonos trastabillar. Por suerte, si el impacto había sido tal significaba que el daño se lo llevaba el galeón. Gruñí, blandiendo la espada al tiempo que él hacía lo propio - Me estás tocando las narices muchísimo - bufé. Nuestros movimientos se agilizaron, y conseguí ganarle algo de terreno. Confiado, me dejé llevar, sin pararme a pensar que todo aquello pudiera ser una treta. Más pronto que tarde, acabé arrepintiéndome de mi confianza, según parecía, infundada.

Vi la hoja traspasar la defensa de la mía, y apenas tuve tiempo de echarme hacia un lado, retrocediendo. Me tragué un grito cuando me cortó a la altura del hombro. Sentí el latigazo de dolor y, curiosamente, esto me dio todo el empuje que necesité. Comencé a moverme, de manera que pareciese que retrocedía mientras, simplemente, giraba. Cuando, finalmente, mi contrincante quedó de espaldas al mar, empecé una ofensiva a la desesperada: certera y agotadora. Por suerte, surtió efecto. En unos minutos, se encontraba escupiendo agua salada.

Guardé el sable, escuchando mi nombre a lo lejos. Me estaba retrasando. Recorrí la cubierta, en busca de una vía de llegar hasta el barco - ¿Están todos a bordo? - inquirí a Read, que se encontraba encaramado a la escalera de la mayor, instándome a que me moviera -. Vamos, salta, salta - le ordené en cuanto respondió de manera afirmativa. Al segundo siguiente, soltó un nudo para que el cabo cayese con suficiente longitud, utilizándolo para tomar impulso y columpiarse hasta nuestra cubierta.

En cuanto este volvió, hice lo propio, confiando en que el brazo derecho soportaría todo mi peso, pues el izquierdo se me había dormido debido al tajo. Aterricé de manera poco elegante, hincando la rodilla y levantándome con un pequeño impulso hacia delante - ¡Moveos! ¡Smee, sácanos de aquí ahora!

Ahora llegaba lo más sencillo, que era evitar que volvieran a contraatacar. Siguieron resonando sus cañones, y los nuestros en respuesta. Maldita sea, el viento era nulo. Chasqueé la lengua, moviéndome hasta el alcázar - A los remos, ¡rápido! - íbamos a necesitar una pequeña ayuda manual. En cuanto nos alejamos suficiente para que las palas de madera no chocaran contra los cascos contrarios, la fuerza del aire y la de los hombres logró el objetivo final: poner distancia suficiente.

Pasé revista, buscando en especial a la rubia. ¿Habría aguantado su ala? Me habían asegurado que estábamos todos, pero... ¡Ahí estaba! Suspiré, sintiendo que me quitaba un peso de encima. Me quité la casaca, inspeccionando la herida del hombro. La camisa blanca se había teñido de rojo, pero, por suerte, era un corte limpio y con una profundidad media. Nada peligroso.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Mar 27 Mar - 15:20

A toda vela
CAPÍTULO 08 | MEDIO DÍA | JOLLY ROGER

Alguien me llamó y supe el motivo: los cañones. Mientras el resto de la tripulación se las ingeniaba para regresar, yo les ayudaría poniendo todo mi empeño en disuadir los últimos contraatques a base de cañonazos. Evidentemente, siempre apuntaba a un lugar donde no hubiera bajas personales, pero aún así, no me hacía demasiada gracia crear tantísimos destrozos. Surtió efecto, aún así, y al escuchar las últimas órdenes de Garfio (con un alivio interno que no os podéis ni imaginar), el barco se fue alejando de un galeón ahora más que tocado. Casi destrozado. Les saldría caro recomponerlo... Aunque a nosotros también.

Entre los vítores de algunos y el empeño de la mayoría en seguir remando bajo los pies de quienes estábamos en cubierta, me alejé del cañón que me había apropiado y busqué a quienes pude con la mirada. Parecía no faltar nadie, parecía haber salido todo a pedir de boca. Bueno, más o menos, porque aquel tono vino de la camisa de Garfio dudaba que hubiera estado en su lista de logros. Torcí el gesto y decidí acercarme mientras todos seguían a sus cosas - ¿Estás bien? - fue lo primero que dije llegando a su altura y llevando mi mirada directa a aquella herida - Puedo ayudarte si lo necesitas - concluí con un ofrecimiento que apenas medité.

Al momento, un grito de júbilo de Smee nos hizo a todos girar nuestras cabezas hacia su posición y sonreír. Desprendía alegría por doquier y supuse que aquella era la sensación que invadía a un barco pirata cuando un asalto salía bien. Me uní a las sonrisas, llevándome una mano al costado por inercia y después a la espalda. Las alas ya estaban a buen recaudo, pero las secuelas seguían notándose - Enhorabuena, capitán: ha sido todo un éxito - dije volviéndome de nuevo hacia Jones.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Mar 27 Mar - 15:40

a toda vela
CAPÍTULO 08 | medio día | jolly roger

Hice poco más que presionar el surco para que dejara de aflorar sangre, demasiado distraído siguiendo el curso de los hechos para nada más. Ganábamos distancia a cada brazada, por lo que la calma iba invadiéndome poco a poco. Había sido un éxito, o al menos así lo llamaría hasta que pasase revista de los desperfectos. Esperaba que no fueran muchos, ya que no quería que nuestra primera fortuna se fuese íntegramente en reparaciones.

Todos los que pasaban por mi lado, los que no habían bajado como remeros, me dedicaban alguna palabra de júbilo. Hacía milenios que no los veía de esa guisa. La idea del motín cada vez quedaba más lejos, todo estaba volviendo a su curso. Me limpié el sudor de la frente, acrecentado por el sol que coronaba el cielo, con el puño de la camisa, soltando todo el aire que tenía en los pulmones.

La última en acercarse fue la rubia del día. Le sonreí, consciente de que había conseguido agilizar el proceso gracias a su rápida incursión. Me encogí de hombros (mala idea, en realidad) ante su pregunta - Podría haber sido peor - y tanto que sí. Ya había perdido una mano, el resto de cosas que vinieran no iban a impresionarme -. Voy a bajar a que me den un par de puntos, así que si te enseñaron a suturar en el reino de las florecillas, eres bienvenida - comencé a moverme, decidiendo no retrasarlo más. Tampoco quería esperar a que se me bajase del todo la adrenalina -. Y buen trabajo ahí dentro, rubia. ¿Tu ala? - inquirí. No tenía ni idea de cómo se curaban esas heridas, se escapaban, al parecer, al entendimiento de cualquiera de los humanos que componíamos la tripulación.

Abrí la escotilla, bajando los peldaños con soltura. Se escuchaban risas y bramidos, bromas y algún que otro insulto - ¡Y entonces, el muy...! ¡Eh! ¡Capitán! ¡No sabe la de cosas que había ahí dentro! - comentó uno de los hombres, alzando unas telas de vivos colores con un tejido que no sabría denominar. Me sacabas del algodón y no daba más de mí -. ¡Menudo susto nos pegaste, Tink! - se rieron todos a una -. De repente estaba allí, y nadie la había visto siquiera saltar - me retransmitió, haciendo que me uniera a sus risas.

- Empezad a poner orden, anda. Y tú, Jack, ¿vas cojo? Ve a que te lo mire Gordon, corre - hice una seña con la cabeza, a lo que él respondió hundiendo los hombros con fastidio -. Como niños - negué con la cabeza, risueño.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Mar 27 Mar - 16:06

A toda vela
CAPÍTULO 08 | MEDIO DÍA | JOLLY ROGER

- Nada de qué preocuparse - le respondí respecto a mi ala, siguiendo sus pasos junto a un par de piratas más rumbo a la bodega. Una vez en ella, nos volvimos a apartar y me dirigí hacia donde se encontraban Reed y unos pocos más. Rodé los ojos ante mi mención y dramaticé un gesto con la mano, como si no tuviera importancia - Estaba todo planeado - exageré, riendo con ellos y tomando algo de agua. Lo cierto era que el cansancio y los golpes, habían resecado el gaznate - Ahora vengo - les anuncié a un par de compañeros que más cerca tenía, pidiendo paso para salir de aquel lugar y dirigirme un momento a los camastros.

Me lavé la cara y aparté el pelo recogiéndolo de aquellas maneras en una especie de moño descuidado. Me enjuagué y, después, aproveché para cambiarme de ropa principalmente porque no me había percatado a tiempo de que llevaba puesta la chaqueta mal ajustada a mis alas. Por motivos obvios, toda vestimenta que me había adjudicado había tenido que ser customizada por una servidora para poder desplegarlas en cualquier momento. Me quité la parte de arriba y posteriormente la de abajo, me aseé de forma superficial y dejé atrás la zona de aseo dirigiéndome hacia el que era mi colchón y su contiguo espacio personal. Algunos lo llamarían cajón, otros mini armario... Yo ni siquiera me había molestado en buscarle un nombre. Cabía lo justo y necesario y, lo que no, me las ingeniaba de alguna forma.

Dejé la ropa usada hecha un barullo sobre el catre y comencé a vestirme con la limpia. Pocas cosas daban tanto gusto como eso. Antes de colocar la chaqueta decidí examinarme hasta donde la vista me llegase y, como era de esperar, todavía no se habían hecho visibles los moretones que al día siguiente me saludarían nada más abrir el ojo. Terminé de vestirme y deshice el moño de nuevo. Suspiré, notando el vaivén ahora tranquilo del mar, señal de que los remeros habían cesado su labor. Tras ello, el sonido de unos pasos hizo que me girase y me encontré con la silueta de Stevenson atravesando el mismo umbral de donde me encontraba - Hey, ¿cómo estás? - me interesé, recibiendo una alegre respuesta por su parte, eufórica como la de la mayoría. Reí al verle de aquella guisa y me permití la licencia de darle un sutil abrazo, era con el único que podía hacerlo. ¿Sabéis la de tiempo que llevaba sin recibir o poder dar una muestra de cariño en condiciones? Un par de toquecitos en el hombro y lo dejé atrás saliendo de nuevo rumbo a las voces.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Mar 27 Mar - 16:30

a toda vela
CAPÍTULO 08 | medio día | jolly roger

Fui hacia la zona habilitada como enfermería, que en ese momento se encontraba desierta. No era nada sorprendente, puesto que la mayoría estaban demasiado ocupados compartiendo historias y organizando el material como para darse cuenta de que podían tener algún recordatorio a medio plazo de la incursión. Llené un cubo de agua, cogiendo un trapo y poniendo ambos en la mesa donde se trabajaba. Acerqué un taburete, sentándome en él con un suspiro. Qué gusto.

Me deshice de la camisa, observando la tela rasgada para decidir si merecía la pena remendarla o podía darla por perdida. La mancha de sangre se había extendido desde el cuello hasta un poco más abajo del hombro, por lo que no parecía que fuera a ser fácil eliminarla. Bueno, ya deliberaría más tarde acerca del futuro de esa prenda. Ahora me importaba más la piel. Me lavé la cara lo primero, así como el cuello. Después ya me asearía como estaba mandado.

Empecé por los bordes, quitando la mancha oscura que se secaba rápidamente. Apreté los dientes, frunciendo el ceño por los pequeños latigazos que me iban durmiendo el brazo izquierdo. Repetí de manera mecánica el proceso hasta que la zona estuvo impoluta (o algo parecido). Ese maldito siracusano... Ni siquiera sabía cómo podía pelear bien con esos pelos. ¿Acaso era cómodo llevar el pelo tan largo?

Me levanté, buscando una aguja que bañé en alcohol e hilo de sutura. Comencé a silbar una cancioncilla del oficio mientras preparaba los menesteres, a la espera de la rubia. No se hizo de rogar, y al poco rato apareció por la puerta, con un atuendo limpio. Mujer inteligente - Ya tienes todo listo. No creo que tengas que dar muchos puntos, es algo menor de cinco centímetros - informé, volviendo a ocupar mi silla.

- ¿Qué tal la experiencia? - inquirí, realmente curioso -. La primera suele ser bastante chocante - recordaba que, en mi caso, había sido a los doce años, cuando no era más que un mozo de cocina. No había sido magistral, ni siquiera remarcable, pero no la olvidaría jamás.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Mar 27 Mar - 16:50

A toda vela
CAPÍTULO 08 | MEDIO DÍA | JOLLY ROGER

Al no ver la figura de Garfio con el resto de hombres me dirigí a la enfermería sin estar muy segura de si lo encontraría allí, a fin de cuentas, yo no me había ocupado nunca de aquellos menesteres y no tenía claro que fuese un movimiento inteligente por su parte el ponerse en mis manos. Sin embargo, a falta de un Gordon que se lo estaba pasando en grande con los demás, buena era un hada. Que dicho improvisado más cutre.

Pues bien, las sospechas se confirmaron en cuanto reconocí su espalda desnuda al cruzar la puerta del lugar. Sí, solo la había visto una vez, pero por lo visto, había sido más que suficiente - Espero dejarte una bonita cicatriz - bromeé echando un vistazo al material disponible y reconociendo cada uno de los elementos. No le diría mi poca experiencia con la aguja y el hilo en cuanto a curas se refería, porque para qué; me limitaría a hacer bien y listo - ¿Ya te has limpiado? - a simple vista parecía que sí, pero me aseguraría bien.

Cogiendo algo de agua y empapando un pequeño trapo limpio, me acerqué hasta él quedando a sus espaldas. Para evitar el contacto directo y provocarle, quizás, un escalofrío por la probable diferencia de temperatura, coloqué una de mis manos sobre su espalda con delicadeza y, paulatinamente, la otra con el trapo en cuestión. No fue complicado ni tedioso, así que enseguida estuvo lista para el siguiente paso - No sé si "chocante" sería la palabra - contesté acercándome a por la aguja y el hilo, enhebrando tras esterilizar y preparando la herida como Tigrilla me había enseñado hacía mucho, mucho tiempo - Ha sido emocionante, adrenalina en estado puro... Pero arriesgada - pues no olvidaba, a pesar de la victoria, lo que se podía haber perdido en el intento.

Volví a entrar en contacto con su piel y me incliné un poco para ver más de cerca la herida. Como había dicho, no era excesivamente grande ni profunda, así que sería un trabajo sencillo - No sé si me convence eso de vivir a expensas de las riquezas de otros - añadí antes de clavar la aguja con la mayor sutileza de la que fui capaz, esperando no haberle hecho mucho daño.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Mar 27 Mar - 17:07

a toda vela
CAPÍTULO 08 | medio día | jolly roger

Noté un escalofrío al sentir su mano, buscándola con la mirada sin aparente razón. Prefería centrarme, eso sí, en cómo el cabello le caía sobre un hombro cuando se agachaba antes que el escozor que notaba en el hombro. Apreté la mandíbula, sintiendo que el cansancio se apoderaba de mí ahora que la adrenalina había visto a bien disminuir y el calor del combate se había quedado atrás. La escuché hablar, al tiempo que mis ojos danzaban a lo largo de la línea de su cuello, pues era una panorámica clara desde mi posición.

- El riesgo es el factor que nos separa de los pescadores, ¿no? - le sonreí. Notaba la forma de sus dedos contra mi piel, reconociendo el tacto de la suya. Lo siguiente que sentí, fue el punzamiento de la aguja al atravesar piel y carne. Traté de reprimir un gruñido, pero este se escapó de todos modos a modo de bufido por la nariz. Erguí la espalda, fijando la mirada en el suelo hasta que el trago pasara.

Me pareció divertido su razonamiento acerca de la dudosa ética de nuestros actos, ya que a estas alturas era algo que no nos iba ni nos venía - Bienvenida a mi mundo - respondí, negando con la cabeza al tiempo que una sonrisa me alzaba las comisuras de los labios -. Aquí todo sigue ese mecanismo. Nosotros robamos a la corte, que a su vez roba a los que no les queda ni el tiempo para perder. La diferencia es que lo primero es piratería y lo segundo negocios. En fin.

Me callé unos instantes, perdido en vagos pensamientos que iban y venían. Nunca me había sentido culpable por destrozar un barco, ni por hacerme con la mercancía. Era consciente de que, al final, mis actos repercutían a gente que nada había tenido que ver, pero, a esas alturas, uno ya sabía que a las clases bajas era difícil no salpicarlas - Quiero creer que, aun así, somos mejores que esos reyes de tres al cuarto - reconocí, a modo de cavilación en voz alta.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Mar 27 Mar - 17:33

A toda vela
CAPÍTULO 08 | MEDIO DÍA | JOLLY ROGER

"El riesgo es el factor que nos separa de los pescadores, ¿no?", me hizo gracia y lo demostré, pues se me escapó una pequeña risa ante tal comparación. Tras ello, escuché atenta sus respuestas al mismo tiempo que concentrada en la tarea que tenía entre manos. No me pasó desapercibido su gruñido, pero poco podía hacer al respecto más allá de darle una alpargata para que mordiese - Robar a los ricos... Como si el mero hecho de su estatus nos diese derechos para hacerlo - pensé en voz alta sin ninguna pretensión. Lo cierto es que no llevaba idea de cambiar nada, ni sus formas, ni sus normas, ni su filosofía de vida. Pero podía mostrar mi opinión, ¿no? Por lo menos no se me enquistaba dentro - Pero bueno, cada cual con su forma de ganarse la vida. - concluí encogiendo un hombro tras atravesar su piel por segunda vez.

- Ya queda poco - dije a modo de ánimo en voz baja al encontrarme inclinada y, por lo tanto, cerca de su oído - Por cierto - recordé de pronto -, había pensado en que quizás estaría bien tratar de no convertirme delante del enemigo. Igual te parece una tontería, pero en medio del enfrentamiento, se me ha ocurrido que podría ser útil de cara a ser un factor con el que nadie cuente. No sé si es habitual tener hadas en una tripulación pero, si no lo es... Podría servirnos - expuse a modo de idea a recapacitar si lo consideraba como mandamás del navío. Tras ello, saqué ligeramente la lengua hacia un lado para concentrarme en el que sería el último punto y su broche final.

Dejando una de mis manos apoyadas sobre su piel y manteniendo erguida la aguja para no perder de vista el hilo, me estiré un poco hacia la mesa que quedaba frente al pirata tratando de alcanzar unas pequeñas tijeras que me ayudarían a realizar los nudos necesarios. tras conseguirla, recuperé de nuevo el equilibrio y me dispuse a tal labor, consciente de que no era nada agradable notar cómo seguían trasteándote aunque ya no te pincharan más - Un lacito por aquí... Y listo - anuncié sonriente mientras le hacía una inspección rápida y corroboraba que todo estaba en orden. Volví a acercarme a la mesa en cuestión esta vez sin equilibrios de por medio, y alcancé unos polvos de color marrón oscuro que había visto a Gordon utilizar alguna vez después de cerrar cualquier tipo de herida. Volví a acercarme al paciente en cuestión y comencé a esparcirlos de forma similar.

Mientras hacía esto, me fijé en un tatuaje que no me había pasado por alto la primera vez que se descamisó delante de mí pero que, por el contrario, nunca había tenido oportunidad de verlo con más detenimiento. No comenté nada al respecto, pero lo repasé de arriba a abajo porque me pareció precioso. Además... Me gustaba demasiado cómo le quedaba.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Mar 27 Mar - 23:55

a toda vela
CAPÍTULO 08 | medio día | jolly roger

Escuché su propuesta acerca de mantener oculto es que teníamos un hada como tripulante. Sentí que me tensaba cuando escuché su voz tan cerca de mi oído, lo cual era lógico teniendo en cuenta la postura. No obstante, el roce de su pelo contra mi hombro, el sentir algunos mechones acariciarme la mejilla... ¿Me desorientó momentáneamente? Sí, lo cierto es que sí.

Lo medité. Lo cierto es que habíamos desaparecido y no se habían tenido noticias de nosotros en casi un año. Nadie sabía a dónde habíamos ido, y el hecho de que hubiera una mujer a bordo era llamativo, pero no era la primera vez que ocurría - Hoy mismo ha quedado claro que es una baza muy a nuestro favor - alguien capaz de penetrar sus defensas por el simple hecho de que no repararían en ella, debido a su velocidad y tamaño. Sí, era algo que podíamos explotar.

- Además, tampoco creo que sea buena idea que se extienda la noticia de que eres más que humana. Por estos lares, los seres mágicos no son especialmente bien recibidos - recordaba haber escuchado acerca de un grupo de locos que se dedicaban a estudiarlos, de manera no especialmente cuidadosa. Según parecía, habían tenido movidas con licántropos, y ahí dejaba de tener noticias.

Sentí el tirón final, agradeciéndolo. Arreglando velas sería un primor, pero suturando heridas... Le faltaba práctica. Sin embargo, había un detalle que no se me pasó desapercibido: el frío que dejó su mano al alejarse. ¿Eh? Moví el hombro, sintiendo la piel tirante. Apoyé los codos en las rodillas antes de decidirme a levantarme, sin ser consciente yo mismo de las pocas ganas que tenía de, siquiera, moverme para llegar a mi camarote y poder quitarme el sudor del cuerpo - Oye, aunque sí que serías de lo más útil en las ofensivas, no estás obligada a participar - le recordé -. Sé que las cosas en tu tierra natal son diferentes - no me entraba en la cabeza cómo aguantaban en paz durante tanto tiempo, era algo que no me entraba en la cabeza.

Me decidí a moverme por fin, colocando el taburete donde estaba antes - Una pregunta. ¿Cómo os organizáis en...? - hice una pausa. No recordaba ahora mismo el sitio del que venía -. ¿La Hondonada? - aventuré. Había estado a punto de decir la Colina, porque me sonaba que era así, pero no terminaba de convencerme. La miraba mientras cogía los utensilios, dispuesto a limpiarlos para que Gordon no se encontrara más trabajo cuando volviera. Hablando de eso. Chasqueé la lengua con fastidio, estirando el cuello para ver el pasillo -. Deberían ir apareciendo en breves - murmuré para mí mismo.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Miér 28 Mar - 0:22

A toda vela
CAPÍTULO 08 | POR LA TARDE | JOLLY ROGER
Una vez finiquitado el trabajo, Garfio se levantó y ambos compartimos la tarea de dejar todo tal cual lo habíamos encontrado. Debo decir que me sorprendió gratamente su interés acerca de algo relacionado con mi vida, pero no sé si por la vida pirata o por qué, al segundo un haz de desconfianza surcó mi mente: no decir más de lo estrictamente necesario. A fin de cuentas, no debía olvidar con quién estaba hablando y su afán, en tiempos, de planear emboscadas - Todos tenemos una función, pero todo radica en el momento en que cada uno descubre a qué grupo pertenece - "grupo", entre comillas - Estamos los tintineadores, las hadas de la luz, del agua, de los animales, de jardín, los guardianes de polvo de hadas... - fui enumerando mientras generaba, por sí mismas, imágenes de rostros asociados a tales descripciones - Todos tenemos un objetivo común dentro de nuestro día a día que consideramos imprescindible, así que la armonía suele estar servida. Y digo suele, porque normalmente quien la terminaba por poner patas arriba era yo junto a Bobble y Clank, pero ahora que no estoy pues... Todo será más aburrido - terminé por bromear para tener una excusa con la que ampliar la sonrisa que aquellos recuerdos me habían regalado. En fin. Pasado...

Miré hacia la puerta al escuchar la siguiente frase y, como si de un reclamo se hubiese tratado, apareció por esta Gordon sorprendiéndose al ver a dos personas dentro de la enfermería; sin él. Tras él apareció Reed y, un poco más allá, Williams. Lo cierto es que podía entender sus caras y es que para nadie era un secreto el hecho de que, desde que había llegado y mi primera noche había sido pasarla con el capitán de aquel barco, los rumores y cuchicheos estaban a la orden del día. Cada vez más bajos, pero igualmente existentes. La de veces que había tenido que hacer oídos sordos para no intentar partir un labio... Pues bueno, ahora imaginar todo eso con el agravante de un Killian Jones sin camisa y a mi lado. El acabose - Hola, chicos - dije antes de recoger lo que llevaba entre manos y dirigirme hacia la puerta de salida. Estaba de buen humor y no me apetecía intoxicarlo con aquellas tonterías.

Pues bueno, así pasaron unas cuantas horas. Por mi parte, me dediqué a inspeccionar de forma superficial todos los destrozos y, después, algo más detalladamente. La verdad es que para lo que habíamos pasado, podría decirse que el Jolly Roger había aguantado como un campeón. Una semana de reparaciones (que siendo varios se lograría reducir un par de días) y como nuevo. Tras ello comí, ¿o lo hice antes? No, después, precisamente por el hecho de no escuchar comentarios estúpidos. Y así hasta que tuve que bajar de las alturas porque mi ala se había puesto en huelga.

Chasqueé la lengua y maldije para mis adentros intentando doblarla un poco para verla por mi misma. Mala idea, eso había hecho que doliese más. ¿Ir a la enfermería? Sabía lo que me iban a decir y, entre nosotros, a Gordon le tenía un aprecio increíble pero lo que es la sutileza... Bueno, digamos que de poder, le regalaría ocho kilos por Navidad. Como siempre, se me pasó un nombre por la cabeza y mis ojos fueron a parar a su dueño que se encontraba al mando del timón. De perdidos al río, primero estaban mis alas y después mi reputación - Garfio - llamé desde la altura más baja acercándome hacia él - ¿Podría hablar contigo un momento? - pregunté antes de dirigir mis pasos hacia su camarote cerrado.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
170

Localización :
España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Miér 28 Mar - 0:46

a toda vela
CAPÍTULO 08 | por la tarde | jolly roger

Escuché las palabras del hada, imaginando aquel lugar como un escenario de pura fantasía. Completamente inverosímil. Tanta gente diferente, ¿y no había envidias? ¿Ni nada que desembocase en conflictos? ¿Nadie deseaba lo que otros poseían? Se me hacía imposible de concebir, tras haber pasado mis años a caballo entre vivir a merced de los deseos de un rey y entrar en batalla a cañonazo limpio - Un cuento de hadas - bromeé.

En cuanto aparecieron un par de personas, me encargué de escabullirme, recogiendo mi camisa y casaca. Me puse esta última, prescindiendo de la prenda ligera al haber decidido que no me apetecía volver a mancharme de sangre seca. Charlé un poco con este y aquel, despidiéndome con un asentimiento de la enfermera de urgencia. Estaba deseando cambiarme de una vez. En cuanto conseguí cruzar la puerta de mi camarote y la madera me aisló de la mayor parte del ruido externo, procedí a deshacerme de las secuelas del combate. Con agua y jabón, conseguí dejar de sentir la piel pegajosa; y ponerme ropa limpia casi consiguió que me sintiese más ligero. El nuevo atuendo era similar al anterior, variando tan solo en el tono de la camisa. No es que mi fondo de armario quitara el hipo, todo había que decirlo.

Me eché un rato en la cama, sintiendo que me pesaba el cuerpo. Me dediqué a mirar por la ventana, tratando de no pensar en que debía bajar a hacer recuento con Smee. Hasta que no vendiésemos las telas no trabajaríamos sobre más que suposiciones; no obstante, siempre nos quedábamos cerca de la cantidad de ganancias que había supuesto el ataque. Gruñí, pasándome la mano por la cara.

Cuando decidí que había transcurrido tiempo suficiente para que mis músculos no se quejaran el resto del día, y tras comer sin saborear el plato del día (que resultaba ser el mismo desde hacía ya un par de semanas), salí hasta el alcázar, dispuesto a relevar a quien estuviera al timón. Pasar horas manteniendo el rumbo podía ser tedioso, y quien fuera que estuviera a cargo seguramente agradecería sentarse un rato.

Lo malo de la monotonía, es que te permitía pensar y divagar. Me había dedicado a repasar todos los pasos del día de hoy, sonriendo al acordarme de un par de detalles. Qué payasos eran algunos de mis hombres. Por otro lado, encontraba matices que no terminaban de hacerme gracia. ¿Era yo, o estaba desarrollando una obsesión por mantener vigilada a la rubia? Me decía a mí mismo que era porque la necesitaba viva, y aun así, no terminaba de convencerme. Fruncí el ceño cuando estas ideas vinieron a mi mente. No entendía realmente por qué, pero sería estúpido negarme a mí mismo que me salía solo el buscarla entre la multitud.

Por no hablar, de la enfermería. ¿Reaccionar por el simple contacto a su mano? Venga ya. Sin duda, llevaba demasiado sin visitar el interior de las faldas de cualquier muchacha. No se me ocurría otra explicación.

«Garfio», escuché que me llamaba una voz conocida. ¿En serio? ¿Ahora? La encontré, respondiendo a su llamada simplemente girando la cabeza en su dirección. ¿En mi camarote? Cerré los ojos un segundo, tomando aire. Qué cojones se le antojaría ahora - Jack, ponte al timón. Vuelvo en cuanto pueda - con una respuesta escueta, cumplió la orden, permitiéndome así dirigir mis pasos hacia mi habitación.

Abrí la puerta, girando el pomo y haciendo un movimiento con el brazo para que entrara ella primero - Dime - por más que me hubiera pillado en un momento... delicado, seguía siendo el capitán y ella seguía teniendo el mismo derecho de comunicarme lo que le pareciese pertinente.
©️ by Farah.


Última edición por Oniswed el Lun 9 Abr - 18:45, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
232

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.