Últimos temas
» 02. They call the Rising Sun
Hoy a las 2:22 pm por Nightingale

» 04. Bad moon rising
Hoy a las 2:15 pm por Nightingale

» Cuando el pasado y el presente chocan entre sí.
Hoy a las 4:18 am por Hani

»  ❃ We Belong Together
Hoy a las 12:47 am por Hellcat

» Hunt season
Hoy a las 12:02 am por Dice Master

» To the ends of the earth
Ayer a las 10:08 pm por Nyadeh

» ♫ This isn't my idea of fun
Ayer a las 8:10 pm por Storm Queen

» ~ You could be loved again
Ayer a las 7:33 pm por Carrie_B

» 02. Pretty Little Liar
Ayer a las 4:40 pm por Incaendium

» ♫ The most human of us all
Ayer a las 2:24 pm por Hellcat

» Pirate's song
Ayer a las 3:45 am por Ghawazee

» 03. Defiance.
Ayer a las 2:56 am por Incaendium

» 1. Say something.
Ayer a las 12:32 am por Mrs. Scotty

» Wild Jurassic
Ayer a las 12:15 am por Momo

» 01. This is the place, brother
Dom Dic 10, 2017 11:09 pm por Python Labubie

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Pirate's song

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Jue Jul 20, 2017 2:20 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Pirate's song
Crackship | 1x1 | Disney

Segunda estrella a la derecha, y todo recto hasta ela amanecer. Nunca Jamás parece el escenario perfecto para un cuento de hadas; sin embargo, no debe juzgarse un libro por su portada.

Tras la llegada de tres extraños, los hermanos Darling, las cosas se tuercen. Campanilla, celosa por la relación que comienza a forjarse entre Wendy y Peter Pan, no parará hasta encontrar una manera de deshacerse de ella; por otro lado, el capitán Garfio comienza a desesperar al no hallar manera de poner fin a la vida de su archienemigo.

CAMPANILLA
HADA | AMBER HEARD | GHAWAZEE
Campanilla es un hada que siempre ha habitado Nunca Jamás.

Peter Pan y ella conforman, posiblemente, el dúo más característico de este mundo.

Sabe muy bien cuál es su sitio, y no permitirá que nadie la desplace.
CAPITÁN GARFIO
HUMANO | COLIN O'DONOGHUE | ONISWED
A bordo del Jolly Roger, Garfio y su tripulación surcan los mares en busca de riquezas.

Tras perder la mano por culpa de Peter Pan, se obsesiona con vengarse, razón por la cual ha permanecido tanto tiempo en Nunca Jamás.
Cronología

01. Enemigos al cuadrado | Cerrado
02. Midiendo al rival | Cerrado
03. Malabares con la suerte | Cerrado
04. Paso y traspié | Activo
05. Capítulo
06. Capítulo

©️ by Farah.


Última edición por Oniswed el Miér Dic 06, 2017 11:12 pm, editado 5 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Vie Nov 03, 2017 1:07 pm

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

Rodé los ojos internamente ante su insistencia acerca de la simpleza de su ser y decidí no continuar por aquel sendero, a fin de cuentas, a mí debía ser la última persona a la que aquello le tuviera que importar. Como mencionaba, apenas nos quedaban unas horas para llegar al fin de nuestro trato y después... cada uno por su lado, aunque el destino nos pusiese (quizás) sobre el mismo barco. Porque esa era otra... ¿Qué haría yo en un barco atestado de piratas? ¿Ver mundo? Conociéndome, me perdería de forma consciente en el primer puerto y seguiría mis andanzas sola. Puede que hasta aquello sonase a buena idea... Pero vayamos por partes.

Escuché su pregunta y alcé una ceja, aunque claro, luego me di cuenta de que los pensamientos se quedan en el interior de cada uno y de que Garfio no tenía pinta de adivino precisamente - La voy a cumplir - le dije sin pretensiones de irme por las ramas - Un trato es un trato y he entrado en un estado mental de autoengaño que me sirve para no ponerme en tu contra también. Llámalo supervivencia o estupidez, ambas me sirven - porque admitir que me creía sus palabras acerca de no hacerle sufrir, lo veía una debilidad - Ya me ocuparé de mi conciencia después... - concluí desviando la mirada y posándola en una interesante ramita cuya sombra comenzaba a oscilar de forma hipnótica.

Tras ello me quedé en silencio, ignorante de cuanto tiempo pasaría hasta que la voz del capitán volviese a acariciar mis oídos, pero no me importó. No le estaba dando vueltas a nada, como por arte de magia, mi mente había entrado en un estado de "blanco" absoluto y lo agradecí como hacía mucho que no agradecía una desconexión fugaz de tal calibre. Por primera vez en aquellos días de locos, percibí tranquilidad. De acuerdo, duró muy poco, pero menos daba una piedra.

- Si subiera a tu barco, ¿sería tu prisionera? - solté de repente cortando mi unión magnética con aquella sombra para posarme de nuevo en aquellos ojos de la experiencia - Y no me mientas.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Dom Dic 03, 2017 1:04 am

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

Cuando el silencio embargó a Campanilla, al tiempo que a mí la sorpresa, me quedé con los ojos fijos en ella. Traté de disimular el desconcierto, escondiéndolo tras una máscara que ni siquiera trató de ser de suficiencia, sino simplemente inexpresiva. Esa hada se había metido en un jardín del que nadie podía sacarla, y me estaba esforzando en no compadecerme de ella; por un lado, porque no era mi estilo ablandarme por desconocidos, y, por otro, porque lo que menos necesitaba era mi pena. Inspiré hondo, negando con la cabeza.

- La conciencia - sonreí de medio lado -. Esa gran hija de puta - levanté el puño para darle un golpe amistoso en el hombro. No obstante, cuando apenas se había alzado un palmo por encima de mi rodilla, contraje los músculos, pensándomelo dos veces. ¿Qué estaba haciendo? Sinceramente, si al menos hubiera sido un movimiento premeditado, fingiendo complicidad y apoyo, todo estaría bien. Estaría dentro de mi papel. Pero no era el caso; la verdad era otra: había salido solo, sin pararme a pensarlo. Lentamente, dejé la mano contra mis muslo, conteniendo la respiración. Entrecerré los ojos, intentando espabilar. De acuerdo, Jones, momento de volver a la realidad.

Joder, ni siquiera recordaba la última vez que me había dirigido a mí mismo por mi propio nombre.

Con una exhalación, me puse en pie, notando crujir las rodillas. Estaba para el arrastre, quedaban el claro y el hada como testigos.Me giré hacia ella, tendiéndole una mano... No. La mano, como apoyo para que se pusiera en pie - Va a oscurecer dentro de poco, así que no creo que corramos riesgo por dar un paseo - sabía que el lugar no era la fuente del agobio repentino, del malestar provocado por el súbito enfado, sino que estos habitaban en mí mismo. Y mi cabeza era del único lugar del que no podía escapar, así que la llevaba bastante clara.

Comencé a andar, aguzando los sentidos para detectar alguna presencia no deseada. Una ráfaga entre las hojas que avecinara la presencia de alguien volando, el crujir de las ramas apenas audible que provocaban los indios, los susurros de los Niños Perdidos... Cualquier cosa que pusiera en peligro el plan que estaba a punto de finiquitarse - Ah - comencé, volviéndome hacia ella -. Respondiendo a tu anterior pregunta: no es mi estilo hacer prisioneros. A no ser que un hada me líe, claro está - sonreí con sorna, intentando guardar en un cajón bajo llave la nube negra que parecía haberse posado sobre mi cabeza -. Así que, no, en el Jolly Roger no hay prisioneros. A veces algún rehén, más de una un cadáver. Pero poco tiempo. Cualquier peso de más, molesta.

©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Miér Dic 06, 2017 7:59 pm

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

Acepté de buen grado su mano para ponerme en pie y debo decir que seguía sin acostumbrarme a un contacto tan nimio con aquel capitán. Seguía siendo quien era, así que los contactos sin puñaladas de por medio todavía continuaban siendo raritos. No obstante, me puse en pie y nada más hacerlo, cesó.

Comenzamos a caminar a un ritmo bastante lento y, al parecer, sin rumbo alguno, tan solo con la intención de no ser vistos por ojos indeseables y, por ende, decidiendo sin darnos cuenta el adentrarnos entre los árboles de aquel escenario testigo de una escena tan inhóspita como la que estábamos protagonizando. Le miré cuando habló y no contesté al momento, pues es bastante cierto que me costaba creer que no hubiera prisioneros a bordo de aquel navío - No dejas de sorprenderme, Garfio - fue la respuesta que di poco después esbozando una pequeña sonrisa al desviar de nuevo la mirada al frente - Pero mentiría si dijese que me fio al cien por cien de esas palabras... No dejamos de ser quien somos, ya sabes, enemigos naturales - que estaban dando un paseo tan ricamente por el país de Nunca Jamás, tranquilos, decididos y por mi parte al menos, bastante a gusto.

Tomé una honda bocanada de aire, dándole una pequeña patadita a un guijarro y escuchándolo caer con un suave golpeteo menos de medio metro más allá. Crucé los brazos por no saber bien qué hacer con ellos y así de paso me medio acurruqué en mi misma - ¿Qué pensaste cuando me viste hace tres noches en aquella cueva? - tuve la curiosidad de saber - Estoy segura de que era a quien menos esperabas, ¿me equivoco? - añadí con un pequeño tono de suficiencia fingida.

Mantuve el contacto con sus ojos a la espera de una respuesta y recordé aquel momento, un momento del que hacía relativamente poco en el tiempo pero que había supuesto, sin yo saberlo, un punto de inflexión brutal en lo que había sido la tónica de mi vida hasta el momento. Too iba a cambiar y no iba a ser precisamente con un giro de timón suavecito. Para nada. Más me valía agarrarme bien para las curvas que estuviesen por venir, y es que si no lo hacía, el golpetazo sería recordado por generaciones y generaciones futuras.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Miér Dic 06, 2017 8:42 pm

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

¿Enemigos naturales? De acuerdo, vale que Campanilla era la mascota personal de Pan, y que, por ende, lo había acompañado en todas sus escaramuzas. Sin embargo, no la consideraba al mismo nivel que a ese niñato con mallas. Para ella se reservaba una ración de ira y rencor que, aun siendo amplia, no podía compararse. Ella había sido cómplice, no artífice. No salía de ella el cortarme una mano y dársela a un cocodrilo. Y no iba a gastar mi energía en alguien que no fuera merecedor de ella.

- Rubia, si sabes hacer nudos, o pelar patatas, o sujetar un catalejo... - alcé las palmas, en señal de paz. No obstante, me giré hacia ella una vez mis brazos volvieron a caer a los lados, ralentizando el paso para mantenerme a su altura mientras hablaba -. Ya te lo dije una vez: no pongo en ti la culpa, ni voy a pagarla contigo. No castigaría a un hombre por las órdenes de su capitán - sabía que iba a rechistar, que me iba a corregir. Que iba a volver a decirme que Peter y ella eran un equipo, que eran iguales. Desde dentro podía verse así, realmente. Suspiré, negando con la cabeza.

El silencio se extendió un breve lapso de tiempo, durante el cual simplemente caminamos entre la maleza. Allí, en la espesura, el mar no era visible, lo cual siempre me agobiaba. Todo lo que no era mar abierto, me resultaba una cárcel. Había aprendido a oler la libertad en la sal, a escucharla en el rugir. Que las gotas fueran un recordatorio de todo lo que dejaba atrás, de aquel mundo al que no quería volver. Sabía que para mi tripulación significaba lo mismo, y, aun así, los mantenía aquí, presos, por una venganza personal. Iba a tener que compensarlos con creces una vez solucionara mis asuntos pendientes si quería seguir a la cabeza del Jolly Roger.

Parpadeé, arrancado del hilo de mis pensamientos, cuando volví a escuchar su voz. Su pregunta se desdibujó y contorneó un par de veces en mi cabeza antes de que pudiera extraer la información que requería - ¿A qué viene eso? - inquirí, frunciendo el cejo. Relajé el gesto cuando eché la vista a la primera noche en que nos habíamos encontrado. Recordaba la nota, recordaba la conversación con Smee. Recordaba verla y sentir la tensión apoderarse de mis músculos -. Pensé que era una trampa, que Pan había decidido volver a hacer de las suyas. Cuando recibí tu nota sin firmar, no sabía qué conjeturar. Era obvio que debía olerme mal, por eso me llevé un par de hombres. Fui, igualmente, porque habías logrado sorprenderme. Me picaba la curiosidad - la miraba con semblante divertido, recordando aquel día por escenas -. En el momento en que apareciste, primero pensé que se había confirmado mi teoría. Reconozco que estaba listo para separarte la cabeza de los hombros; menos mal que no. Y cuando me contaste lo que tenías pensado... - me callé, sonriendo de medio lado. Aparté la vista de su rostro, volviendo a fijarla al frente -. En fin, no podía negarme. Era lo más parecido a mi modo de vida que se me había presentado en quién sabe cuánto tiempo.

Aparté las ramas bajas, con movimientos llevados por la inercia. A veces habíamos reído en la cubierta imaginando una isla como esta como lugar idílico para retirarnos, una vez no hubiera más barcos que asaltar, más oro que robar. O, en su defecto, cuando tuviéramos suficiente como para decidir que era momento de jubilarnos. ¿Ahora? Dioses, ni de broma. ¿Qué narices iba a hacer aquí el resto de mi vida? - También pensé que Pan debía ser más despreciable de lo que yo pensaba - añadí, sin ser del todo consciente de que seguía hablando -. Si hasta sus compañeros tomaban medidas contra él, ¿qué clase de persona sería? - me encogí de hombros. En fin. Es lo que tenía confiar en la gente, que te acabas dando cuenta de que no había sido una buena jugada.

Me reí para mí mismo antes de preguntar aquello que me pasaba por la cabeza, sin tener muy claro por qué quería saberlo. Simplemente era curiosidad sana, suponía. Era lo de siempre: cuando algo iba a acabar, te daba por terminar de colocar a la carrera las últimas piezas del puzle para ver la imagen completa - Bueno, mi turno. ¿Se puede saber por qué os dio por elegirme como diana de vuestras tonterías? Ya sabes, venía en un barco grande, con cañones, sables que pinchan...
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Miér Dic 06, 2017 9:14 pm

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

Hice un gesto de sorpresa ante sus primeras palabras, y es que seguía resultándome chocante que existiese un sentimiento de justicia tan coherente en el interior de un hombre al que siempre había considerado bastante corto de miras por decisión propia. Que supiese diferenciar de forma tan nítida la responsabilidad de quien acometía según qué actos, era admirable.

Tras ello, silencio de nuevo, solo que después de tantos lapsos de tal estilo que habíamos terminado por compartir, había dejado de molestarme o incomodarme lo más mínimo. Nuestras pisadas se escuchaban si prestabas mucha atención, evidentemente, sabiendo que el Capitán Garfio y Campanilla compartían un improvisado paseo por los alrededores del cenote de la isla. ¿Si no? Ni te habrías enterado. El crujir de algunas ramas a nuestro paso, o el simple susurro del viento al apartar las hojas para darse paso, era la banda sonora que nos acompañaba y que dotaba a aquel momento de una calma rara vez encontrada.

Cuando volvió a alzar la voz, parpadeé varias veces y le miré, escuchando su respuesta a mi pregunta y entendiendo que era del todo lógica, que nada en ella me había sorprendido a la hora de saciar la curiosidad existente - Normal... - dije entremedias de su discurso tras él reconocer que había ido preparado a sacar su sable si era necesario. Esbocé una pequeña risa de ironía al respecto y continué a la escucha, justo en el momento en que la palabra "despreciable" se unía al nombre de Peter - No es un ser despreciable... Es solo un niño - dije, no a modo de excusa, sino de explicación real. Por fortuna o por desgracia, eso era todo.

Llegó su pregunta y fue en ese momento cuando pudea hilar con lo que le acababa de comentar - Inmadurez, Garfio - le dije sin tener que pensármelo dos veces - Pura y dura. Peter es un niño, siempre lo ha sido y jamás permitirá que eso cambie - lo cual, en aquellos momentos, comenzaba a parecerme una soberana estupidez - Lleva años aquí, lleva muchísimo tiempo y hasta que tú llegaste, esta isla prácticamente se rendía a sus pies. A todo el mundo le caía en gracia, todo el mundo le adulaba y terminó por convertirse en el líder de los Niños Perdidos, en el chico preferido de las sirenas y en un gran aliado de los indios. Las hadas le adorábamos, los animales se divertían con él y hasta el mar se calmaba cuando lo veía volar sobre él - dije a modo de metáfora aquello último.

Encogí los hombros a la vez que acompañé todo aquel discurso de una expresión algo compungida - Nadie de aquí había conocido algo distinto, algo que otorgase de tanta vitalidad el día a día... Hasta que un día, de repente, un barco de piratas apareció y todo se detuvo - le miré, buscando saber si me estaba comprendiendo - Llegaste con tu tripulación y te convertiste en el juego perfecto para un niño que lo tiene todo y se ha aburrido de tanto. Además de que poseías muchas de las características que tan solo él tenía hasta el momento; liderazgo, don de gentes, labia... Hasta eres atractivo; a las sirenas eso les gustó, a Peter no - finalicé con una risa algo tonta al recordar el día que había escuchado aquella conversación. Que lejos quedaba - Te convertiste en la diana de los juegos y, al final, en el villano del cuento por tus métodos - concluí, segura de que aquello él ya lo sabía.

- Suena a soberana estupidez y ahora soy consciente... Porque te he conocido - dije en un arranque de sinceridad que no había visto venir, parándome un momento en aquel caminar y mirándole - Hasta ahora solo conocía la diversión sin medida de Peter Pan y pensaba que eso era todo, que era lo mejor que podía encontrar... Pero no.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Miér Dic 06, 2017 9:47 pm

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

Sólo un niño. Oye, una excusa perfecta. Bufé, exhasperado - ¿Sabes? Tigrilla también es una mocosa - si lo pensaba, aún me dolía la patada que me había llevado en la mandíbula cuando había intentado secuestrarla. Altanera como pocas, ogullosa y con la barbilla siempre alta -. El día que su padre estire la pata... si es que eso puede ocurrir, claro. Ese día, los indios me van a dar verdadero miedo - fingí un escalofrío. Continué caminando, dándole vueltas al tema. A veces se me olvidaba que Pan era un niño, debido a su actitud. No por lo que podía inducir esa frase en un contexto normal, sino porque era cruel a la manera de los adultos -. Y Wendy. Wendy también es enana, pero su forma de defender a sus hermanos es casi animal. Como una madre con sus cachorros - cuando quería, tenía coraje. No sabía si al modo de Campanilla, ni tampoco al de Tigrilla. Pero no era poca cosa. Venían de Londres, si no me equivocaba; por lo tanto, eso quería decir que se había criado en un ambiente donde sólo tenía que agachar la cabeza, no en un hábitat salvaje como aquel. Cada cual era valiente a su manera.

- ¿Y tú no deberías ser una niña también? - inquirí, frunciendo el ceño -. No voy a preguntarte por qué hay gente adulta y gente que no pasa de los diez años, he decidido que no necesito un dolor de cabeza más. La cosa es que tú... ¿Tú cuántos años decías que tenías? - ¿Influía realmente eso? Quiero decir: Campanilla podía aparentar unos veintitantos, pero a lo mejor llevaba existiendo menos que Peter, ya que él, al no envejecer, podía llevar vivo el ciento y la madre.

No reprimí una sonrisa de suficiencia ante la mención sobre mi físico, al que, como ella bien apuntaba, las sirenas habían reaccionado de manera bastante positiva. Una pena que no fueran gran entretenimiento, salvo para no perder mi costumbre de flirtear. Se le sumaba el detalle de que desprendían un leve olor a algas que me cerraba bastante el estómago, por cierto.

Me abstuve de comentarios jocosos acerca de ello, al ver que ella seguía explicándose. Mi mirada se tornó más oscura al escuchar sus últimas palabras. Tomé aire, tratando de fingir normalidad, pese a que esta se había visto sustituida por un leve nerviosismo que no sabía de dónde venía. Apreté los párpados unos segundos, desviando la mirada. Conocerme, ¿eh? No. No me conocía, ni por asomo. Tal vez hubiera dejado de ver el personaje que ellos habían creado, pero, sin duda, no sabía quién era Killian Jones. No sabía que estaba frente a quien iba a convertirla en uno de los suyos sólo para hacer rabiar a Peter y, cuando me aburriese, utilizarla como moneda de cambio: ella vivía, a cambio de que la calavera de su compañero me sirviera de pisapapeles.

¿Se merecía eso?

Apreté los dientes. Si empezaba a preguntarme eso, estaba claro que no iba a avanzar. Además, como le había dicho, no iba a castigar a un hombre por las órdenes de su capitán. Iba a enseñarle el mundo lejos de aquella isla, y lo iba a poder descubrir libremente. Más o menos. Lo que no supiera, no le haría daño. Y no sería de mí de quien escuchase la verdad.

Me paré en seco, mirándola. Dejé que una sonrisa se formara en mi rostro - Creo que podría enseñarte otro tipo de diversión - comencé, alzando una ceja para ver cómo reaccionaba a la interpretación más obvia. No era la que tenía en mente, sin embargo. Que, ojo, no iba a hacerle ascos. Un rato a solas en el camarote con ella y... Eh. Eh, Garfio, quieto -.Todavía queda un poco de luz, así que va a ser un pelín arriesgado salir de la espesura... con ese tamaño. Y resulta que mi barco está en la playa.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Miér Dic 06, 2017 10:14 pm

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

La mención del nombre de Wendy hizo que mi estómago se retorciese ligeramente para llevarme de lleno al momento en que nos encontrábamos, al motivo real por el que estaba dando un paseo con el pirata más temido de Nunca jamás, al momento que yo misma había propiciado días atrás... Al día en que, horas más tarde, la vería desaparecer. Fruncí un poco el ceño llevando mi rostro al lado contrario al que se encontraba el de Garfio y siguió transcurriendo la conversación. Sin ningún comentario más al repecto.

- Cuanto entienda tu concepto sobre el tiempo, podré responder a esa pregunta - le respondí entonces al respecto de mi edad, pues lo cierto era que no sabría dotarme de  un número exacto si me regía por el paso del tiempo en la isla o la Hondonada. ¿Lo medía por lunas? ¿Por soles? ¿Por momentos de luz, de oscuridad? ¿Por festividades? Había cientos de maneras distintas para hacerlo, estaba claro - Pero me parece que lo que ves no se corresponde con el tiempo vivido - dije a modo de respuesta final sin darle mayor importancia. Lo cierto era que la edad nunca había sido algo que me produjese dolor de cabeza.

Tras ello y unas cuantas frases compartidas más, vino lo que a mi parecer fue uno de los momentos más confusos que recordaba haber presenciado hasta el momento con aquel hombre. ¿Se estaba insinuando? Porque lo parecía, pero me parecía surrealista dadas las circunstancias. Es decir, estaba a punto de matar a alguien... A quien fuese... ¿Tocaba? - ¿Pretendes meterme en tu barco por mi propio pie horas antes de llevar a cabo aquello que te sacará para siempre de esta isla? - fue mi pregunta, pícara a la vez que real, puesto que necesitaba algo de claridad al respecto - Te creía un hombre más centrado, capitán - añadí sin ningún tipo de mala fe o réplica, porque para qué mentirnos, aquella situación bastante nueva para mí me resultaba agradable a la par que divertida.

De hecho, reí, reí mientras negaba con la cabeza y miraba a nuestro alrededor dando un par de pasos hacia él - Terminemos aquello que nos ha unido... Y luego hablamos - concluí en un susurro y con la mirada fijada sobre aquellos ojos sumamente claros que estaba segura que habían visto más mundo de todo aquel con el que yo habría podido soñar jamás.
©️ by Farah.


Última edición por Ghawazee el Miér Dic 06, 2017 11:07 pm, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Miér Dic 06, 2017 10:37 pm

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

Por supuesto, había malinterpretado mi oferta. Sonreí con picardía, disfrutando de su respuesta. Así que me daba calabazas... ¿O largas? ¿Se suponía que era un sí a largo plazo? Bueno, no estaba del todo mal saberlo. Según parecía, no se me habían oxidado los encantos, lo cual siempre era un punto a favor.

Por desgracia, sabía muy bien que jugar entre sábanas con ella, en este momento, no era un movimiento especialmente inteligente. Tener a mis hombres vigilando el cenote, intentando despistar a Pan, mientras yo andaba enredado en otros asuntos sería de lo más criticable en cuanto a moral y principios. Aun así, no perdería la oportunidad de reírme un poco de ella. La diversión no ocupaba lugar, ¿no? Cambié mi mirada, cargándola con una lascivia que no era fingida. Cuando ella se aproximó, correspondí, acortando yo también la distancia hasta quedar separados por unos centímetros. Me incliné hacia ella, aprovechando la diferencia de altura, mientras con la mano retiraba unos mechones hasta colocarlos detrás de su oreja. No pude evitar pensar en que olía como cualquiera diría que olerían: a flores, a bosque. A aromas que no conocía. Con la parsimonia de quien juega, deslicé mis dedos poco a poco desde su mejilla hasta su cintura, arrastrando las yemas sin prisa, sin rozar ninguna zona que la ética de la civilización tacharía como poco apropiada.

Llevé mis labios hasta su oído, sintiendo el tirón de las comisuras hacia arriba cuando mi piel rozó la suya - En realidad - dije, en un susurro calculado - sólo quería enseñarte cómo se maneja un barco, rubia - y aclarada la cosa, me eché hacia atrás, riéndome a carcajada viva. Crucé los brazos, retrocediendo unos pasos, sin querer controlar la risa que salía de mi garganta.

Comencé a caminar rubo a la playa, echando la vista atrás para saber si me seguía - ¿Vienes o qué? - si también se negaba a esta oferta, no iba a presionarla. Simplemente, seguiría con mi camino para cambiarme de ropa y escribir la nota a Pan. Mis hombres podían ser de lo más ruidosos, así que supongo que el muchacho no tardaría demasiado en interceptarlos, y así se solucionaría esa parte del problema.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Miér Dic 06, 2017 11:07 pm

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

Casi me da algo cuando se acercó hasta el punto de sentir su piel contra la mía en un roce de lo más voluntario, en mi oído, susurrando de manera que pude notar hasta su aliento recorriéndome la espina dorsal. Creí que me empezarían a temblar las piernas pero el shock del momento lo evitó. Y menos mal. Eso sí, la cara de lela y lo absolutamente roja que me puse en cuestión de segundos, no lo pudo evitar ni el shock, ni el inminente atardecer, ni nada del estilo. Lo mataba... Es que lo mataba. Y lo peor de todo es que, por un instante, me había hasta planteado el tirarlo todo por la borda y rendirme a aquello.

Inflé los carrillos mientras me notaba arder, abriendo mucho los ojos y viviendo una tesitura nada agradable en la cual yo adoptaba el papel de víctima atontada perdida. De hecho, al poco después y antes de que se alejara un mínimo, se me escapó un pequeño manotazo que iba dirigido a su brazo pero que se quedó tan solo rozando el aire. Mira, lo que me faltaba para dejarme más en evidencia. Que horrible todo... ¡Que horrible os digo!

- Pues... Pues... - si es que no sabía ni qué decir para arreglar aquel momento. Di una pequeña patada en el suelo donde estaba y pasé de mirarlo con vergüenza a hacerlo con rabia recién florecida - ¡Arg! Eres lo peor... - dije a modo de pataleta mientras llegaba a su altura ya convertida a mi tamaño original y le sacaba la lengua, todavía enmarcada en un rostro más que ruborizado, echando a volar hacia el Jolly Roger.

Mejor, volar en esos momentos me iba a venir hasta bien, a ver si con el aire de frente se quedaba el rubor impregnado en algunas cuantas hojas del camino... Que además, ¿por qué me tenía que ruborizar? Si ni me atraía, ni nada. Apenas. Nada de nada.

- No, que va - que encima empezaba ya hasta hablar sola y a recriminarme en voz alta. Di un par e manotazos al aire de nuevo de pura frustración y por un momento en aquellos días, me olvidé de la tensión vivida debido al plan que estaba a apunto de ejecutarse.

Así pues y tras un breve espacio de tiempo, llegué hasta el barco asegurándome de no haber sido vista por nadie. Que por cierto, ¿el barco estaría desprotegido? me extrañaba, porque una cosa era tener vigilado el cenote, pero otra dejar el barco así como así a merced de cualquiera... No era tan tonto. Por si acaso, tampoco me pondría a averiguarlo si era cierto que él mismo se personaría allí en breves. Revoloteé a ras de suelo y di con el que sabía de sobra que era su camarote, sentándome sobre el marco de su ventana esperando verle aparecer.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Miér Dic 06, 2017 11:37 pm

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

Podría morirme de risa con la pataleta que acababa de montar el hada. De verdad que podría. Sin embargo, dejé escapar unas cuantas risotadas más y la vi marchar, hecha un haz de polvo dorado y tez rojiza debido al rubor. Continué a mi ritmo, tratando de hacer el menor ruido posible, moviéndome con una agilidad que hacía unos meses vería imposible. Cuando habíamos llegado, parecía que todas las raíces salían del suelo única y exclusivamente para hacerme caer. Ahora, conseguía deslizarme sobre las hojas caídas y la hierba siempre húmeda sin problema alguno.

Ahora que Campanilla no estaba allí, que me encontraba solo, solté el aire de mis pulmones, dejando caer un poco los hombros. Mi cabeza no parecía tener reposo estos días. Incluso cuando dormía, sentía que no descansaba para nada. Me despertaba con los pensamientos que me habían acunado la noche anterior, y la misma tensión. Echaba de menos la vida distendida en la mar. La necesitaba.

Antes de lo que creía, conseguí llegar a la zona donde comenzaba la arena. Anduve hasta donde habíamos amarrado el barco. Allí se encontraban algunos de mis hombres, pasándose una botella. Una de las pocas que nos quedaban, suponía. El comercio de ron por aquí, como es obvio, escaseaba. Palmeé la espalda de uno, sonriéndoles de medio lado - Señores, me alegra ver que disfrutan de la noche. Si me permiten - tomé la botella, dando un largo trago. Cerré los ojos un segundo, debido al escozor que me recorrió la garganta -. Como meado de burra con guindilla. Excelente. Tal como debe ser - ambos rieron, a lo que me uní. Les devolví el poco consuelo que nos quedaba a estas alturas, retomando mi rumbo -. Voy a dar una vuelta con el barco, que ya va tocando comprobar esas velas. Así que, si me hacen los honores... - con un gesto del brazo, les invité a que echaran una mano. Realmente necesitábamos probar si seguía todo en orden. Los cabos estaban impolutos, y no quedaba ni un molusco en el casco. El resto habría que verlo -. Ah, y les aviso que tenemos invitada. Compórtense como los caballeros que son - les guiñé un ojo, liderando la marcha.

Subí a cubierta, mirando a derecha e izquierda. Fruncí el ceño, dirigiéndome a las escaleras del alcázar, junto a la que estaba mi camarote. Un vez entré, divisé un fulgor que contrastaba con el color oscuro por el que se iba tiñendo el oriente. Abrí la hoja, apoyándome en el alféizar - Bonita noche. Si se te ha pasado el berrinche, te espero en cubierta. Si no, puedo solucionarlo entre estas cuatro paredes, rubia - me despegué del cristal, quitándome la casaca.

Me pasé la mano por el pelo, regresando al exterior. Subí hasta el timón. Me apoyé sobre él mientras escuchaba los gritos de aquellos que se lanzaban órdenes como si no supieran exactamente lo que debían hacer. Levar el ancla. Asegurar los cabos. Desplegar las velas. El Jolly Roger en funcionamiento era poesía para mí. Me giré, en busca de Campanilla, sonriendo al verla aparecer - ¿Preparada?
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Jue Dic 07, 2017 12:02 am

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

No tuve que esperar mucho ya que al poco rato de estar admirando la belleza del inmenso mar, escuché un pequeño click que me indicó quién estaba al otro lado de aquella ventana. No me inmuté y quizás lo hubiera tenido que hacer, pero me parecía tan absurda la idea de que alguien que no fuera Garfio entrase en su camarote, que terminé por relajarme. Rodé los ojos ante sus palabras, sin opción a poder decirle nada, y me puse en pie mientras lo veía marchar y salir de los que eran sus más íntimos aposentos. Su casa, al fin y al cabo, en donde ahora me encontraba yo cual especie de invitada. Increíble, me lo seguía pareciendo.

Antes de aventurarme a aquel plan improvisado que me había verbalizado poco antes, decidí colarme sin tapujos en su camarote en busca de una especie de disfraz que me permitiese salir lo más airosa posible a la hora de estar en cubierta. Lo cierto es que no me llamaba nada la atención el hecho de poder ser vista por alguno de sus hombres, pero menos lo hacía el hecho de serlo por Peter si alguien le avisaba que el barco había zarpado, o de cualquier hada, ave o ser en general que estuviese ayudándole en su búsqueda. Era un paso muy arriesgado que podía echarlo todo a perder, pero si el pirata se atrevía a arriesgarse... Por qué yo no. A fin de cuentas, él parecía más deseoso de que todo aquello saliera bien, que yo misma.

Así pues me hice con una especie de camisa muy pero que muy holgada, blanca y con unas mangas donde podrían caber ocho brazos míos. Me caía tanto que opté por no buscar un pantalón, sino enfundarme unas botas que encontré por ahí tiradas y que en ese momento descubrí que me iban enormes, y finalmente en la cabeza terminé por colocar una especie de pañuelo con motivos claramente ¿piratescos? que coloqué alrededor del pelo recién recogido. Me miré en el espejo y... vaya pintas. Vaya pintas. Aunque de eso se trataba, ¿no? De no parecer yo (aunque admito que me hacía gracia y no me disgustaba del todo). En fin, era hora de salir a escena.

Andando de aquellas maneras, traspasé el umbral de su puerta y lo encontré relativamente cerca de esta. No llevaba dados ni diez pasos y ya estaba planteándome el quitarme aquellas botas enormes que me hacían ser extremadamente torpe - La vida pirata es muy complicada... - farfullé mientras me acercaba a él y veía cómo más allá había varios marineros que se percataron de mi presencia. La preocupación surcó mi rostro y no me esforcé en enmascararla - ¿Estas seguro de que esto es una buena idea? - le pregunté a Garfio notando como una especie de inestabilidad a mis pies. Miré hacia la isla y... ¡oh, sorpresa! ¡el barco se movía! - ¿Estamos... navegando ya? - pregunté alucinada.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Jue Dic 07, 2017 12:19 am

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

¿Ver a Campanilla vestida con mi ropa? El último deseo que creía que se me iba a cumplir en esta vida, más que nada porque ni siquiera consciente de que me apetecía tanto deleitarme con esa visión. Intenté dejar de lado el hecho de que debía estar a punto de caerse debido a la diferencia de tallas en las botas, centrándome en la camisa que improvisaba un vestido que, si bien quedaba que ni pintado puesto, lejos de su cuerpo debía ser toda una obra de arte. Decidí tomar aire y encomendarme a unos dioses en los que no creía especialmente.

Me reí entre dientes por su segunda pregunta, consciente de que el balanceo del barco podía ser perturbador para alguien que no estuviera acostumbrado. Me incorporé, colocando las manos en los asideros del timón de rueda, preparándome para cuando el navío estuviera a punto para salir - De momento están soltando las amarras. ¿Ves? - señalé hacia la linde del bosque, donde había unas enormes cuerdas, del grosor suficiente para que pudiera soportar el peso -. Ahora, cuando suban, nos alejaremos de la costa un poco, hasta que el timón - señalé a nuestra espalda - pueda moverse sin chocar contra nada. Después, todo será cosa del juego de las velas y el viento. Ponte aquí - le ofrecí mi sitio, quedándome detrás.

- ¡Smee! Somos unos pocos menos, así que revisa que han asegurado bien la sobremesana - grité, acercándome a la balaustrada. Íbamos con la gente justa, así que cuando faltaban marineros, se volvía todo un poco caótico. Fruncí el ceño, repasando los movimientos de mis hombres. Cuando mi orden resonó por el Jolly Roger, volví a mi posición a espaldas del hada. Una vez me llegó la confirmación de que estaba todo en orden, puse la mano sobre la muñeca derecha de Campanilla -. Vale. Vas a notar un pequeño tirón, así que intenta mantenerlo firme hasta que te diga - indiqué. Recodaba cómo me habían enseñado a mí a manejarme, y se me hacía surrealista ser yo el maestro en este momento.

- ¡Mantened rumbo a la Isla de la Calavera! - era un camino fácil, sin mucho impedimento submarino. Sonreí cuando el barco comenzó a ganar velocidad, lentamente, alejándose de la arena levantando olas artificiales que se distinguían fácilmente. No hacía un viento fuerte, sino una brisa que hinchaba las velas lentamente, como un cuerpo que toma aire y lo suelta con total naturalidad -. ¿Qué tal la experiencia? - pregunté, con mi mano sobre la suya para poder ir guiando el movimiento del timón.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Jue Dic 07, 2017 12:37 am

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

Lo primero que pensé al aparecer de aquella guisa era que Garfio iba a poner el grito en el cielo por haberme atrevido a sustraerle aquellas prendas, sin permiso, sin nada... Solo porque me había apetecido. Pero no fue así, ya que para la sorpresa de todos, se limitó a mirarme y a darme las indicaciones necesarias para poder manejar en parte aquel enorme monstruo marino que me estaba imponiendo más de lo que habría imaginado en un principio.

Asentí a lo que me dijo, quedándome quieta mientras agarraba unas cosas de madera qe no tenía muy claro para qué servían pero que no iba a soltar por si acaso. Garfio se acercó a una barandilla cercana y profirió una serie de gritos que sonaban a órdenes de cara a comenzar la travesía a algún lugar. Smee, ya conocido por todos, asintió muy rápido y empezó a ir de aquí para allá aparentemente de forma torpe pero, al final, bastante decidido. Aquel hombre que siempre me había parecido entrañable a la par que tosco, sabía lo que hacía.

Me relamí los labios al notar la sal en ellos y escuché muy atenta en cuando Garfio volvió a posicionarse a mis espaldas. Volví a inquietarme ante el nuevo contacto pero la concentración por lo que me tocaba hacer, eclipsó por unos instantes aquella sensación. Tal como había dicho, noté un tirón pero al estar preparada para él, logré mantenerme firme con las dos manos y la presión extra de la del pirata, percatándome poco después de cómo la vibración a mis pies significaba que habíamos zarpado.

Se me escapó una pequeña risa de júbilo e intenté disfrazarla, pero no pude, me salía sola. Le escuché preguntar... - Pues... - oh, venga, era evidente que me había encantado - Tengo que admitir que has jugado bien tus cartas - dije, consciente de que aquello bien podría tratarse de una manera más para intentar ganar mi "Sí" a la hora de subirme a aquel barco de forma indefinida - Nunca había sentido nada parecido - confesé - Y creo que puedo llegar a entender por qué estás enamorado del mar y de este barco - concluí con las manos firmes en el timón y mi rostro ligeramente girado hacia el suyo.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Jue Dic 07, 2017 1:08 am

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

Quedé satisfecho con su respuesta. Si había alguien que pudiera resistirse a la resistencia del agua, al ir y venir del agua que te mece mientras vas tomando velocidad... Debía ser una persona especialmente vacía. Me mantuve fijo en mi posición, viendo cómo surcábamos la mar en busca de un horizonte que quedaba demasiado lejano. Por el momento. Hinché el pecho, dejando que el aire saliera poco a poco. Había sido una excusa muy tonta para poder volver a sentir las gotas de agua salpicando mi cara mientras el viento acariciaba la madera y nuestros cuerpos.

- Avísame si tienes frío - no era raro que, a esa hora y con ayuda de la brisa marina, las temperaturas bajaran sin que te dieras cuenta. Con aquella pequeña inversión veía tan cercano el que Campanilla aceptase... Miré a la isla con victoria en los ojos, reprimiendo una sonrisa. De momento, intentaría dejar eso a un lado para centrarme en lo que tenía delante. Se me hacía raro no tener la mano directamente sobre la madera, ya que, hasta que no caía exhausto, no dejaba que nadie se pusiera en ese puesto.

- Bueno, esto es lo más parecido a volar que conozco - le dije, en respuesta a su valoración sobre la experiencia -. Aunque la dieta no es que sea muy variada cuando llevas unos meses en altamar - bromeé, aunque de mentira tenía poco aquello -. Pero queda compensado con las vistas - en ese momento no eran especialmente impactantes. Olas turquesas bajo un cielo que formaba un degradado de pastel a negro, donde comenzaban a titilar estrellas y a tiritar sus reflejos en la luna, emborronados con el paso del Jolly Roger -. ¡Señores, viramos a babor! ¡Vamos a dar un pequeño rodeo! Y cuidado con las zonas de roca, que nos conocemos - me pegué más a ella, por el simple hecho de que podía. Por la inercia tenerla tan cerca, fui a llevar mi mano a su cintura... Hasta que me acordé que no había mano que llevar. Apreté los dientes, bajando el brazo de nuevo.

- Atenta. Gira poco a poco - guié sus manos, alzando la voz lo suficiente para que retumbara sobre el bramido del agua, pero sin alcanzar ni de lejos el tono empleado con mi tripulación. Me separé de ella, dejándola a cargo de todo, para apoyarme en la balaustrada, cara a cara -. Esto es lo que te ofrezco - con un gesto del brazo, traté de abarcar el navío y el mar en su esplendor.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Jue Dic 07, 2017 1:32 am

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

Todavía no tenía frío pero creía que, de aventurarme finalmente a subir a bordo del Jolly Roger, tendría que cambiar de atuendo para evitarlo. Y lo veía el menor de los problemas, a decir verdad, pero era un pensamiento nimio que me surcó la mente al escuchar la frase de boca de Garfio - Estoy bien - respondí sin embargo con los ojos de nuevo fijados en lo que se abría frente a ambos. Veía la isla calavera a lo lejos y sabía que la travesía no sería muy larga, pero eso sí, la disfrutaría durase lo que durase - Bueno, digamos que esto es algo más lento que el ir volando, pero no está tan mal - quise añadir a modo de pequeña broma guiñándole un ojo mientras mantenía la sonrisa en las comisuras de los labios.

En ese momento, el capitán volvió a dar unas pequeñas órdenes y yo me quedé con la palabra "rocas" en mente. Iba a complicare la cosa, por lo visto, pero me tranquilizaba saber que su mano guiaba las mías para evitar posibles catástrofes - Poco a poco... Vale, creo que lo tengo - dije mientras me hacía cargo del timón y me quedaba con la sensación del ritmo a seguir. Eso sí, cuando lo ví distanciarse, entré por una milésima de segundo en pánico. ¡No quería romper el barco! Aunque parecía que todo iba bien... Bien... Tranquila, respira.

Me mordí el labio mientras seguía concentrada al máximo, pero entonces Garfio decidió ponerse de nuevo apoyado sobre la famosa barandilla y no pude evitar que mis ojos se desviasen hacia su figura. Menos aún cuando a esta le acompañó la frase que me temía desde que había puesto un pie allí mismo. No dije nada de primeras, no por falta de ganas, sino de inventiva. Aquello me gustaba y me gustaba mucho pero... Era complicado, no se trataba tan solo de preferencias y gustos.

La humedad y la brisa en el rostro me recordaba mucho a la sensación que sentía al volar, sin tal fuerza o magnitud, pero muy parecido en cuanto a libertad se refería. Sin embargo... - Peter - y no es que fuese mi respuesta o un recuerdo a modo de nostalgia. No. Es que me parecía haberlo visto surcar el cielo justo detrás de la figura de Garfio y me acababa de poner totalmente alerta. Había sido un visto y no visto, pero me había pegado mucho tiempo observándole volar como para no reconocerlo.

Me fijé en la expresión del pirata y no estuve segura de si me había entendido, así que quise asegurarme - Ven - le pedí sin soltar de una mano el timón pero estirándome con la otra para llegar hasta él y atraerlo hacia mi posición, tenía que sustituirme - Acabo de ver a Peter, Garfio - le informé mientras me aseguraba de que sus extremidades entrasen en contacto con el timón - Está aquí - añadí justo antes de ir directa hacia el camarote y cerrar la puerta a mi paso, sintiéndome presa de mí misma mientras me ponía a ras de la ventana, sentada en la cama y pegada a la pared. ¿Qué diantres estaba haciendo?
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Jue Dic 07, 2017 1:46 am

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

Esperé pacientemente su respuesta. Y, la verdad, cuando despegó los labios, no salió de ellos lo que yo creía. Parpadeé, confuso. ¿Peter? ¿Qué? Sin embargo, con un segundo de retraso, mi cerebro interpretó su queda advertencia. Alcé la vista, esperando ver a ese malnacido dando vueltas como un buitre sobre su almuerzo. No podía ser más inoportuno.

Inspiré hondo, clavando mis ojos en Campanilla. Cuando amplió la afirmación, me limité a asentir, tranquilamente. Al menos, de cara a la galería, porque por dentro tenía el corazón a mil. Hice a un lado a mi invitada, tomando el control del barco. Se empezaron a escuchar las voces de alarma, que alertaban de la presencia del intruso. No había sido una ilusión ni una confusión. Chasqueé la lengua con fastidio. Miré el atuendo del hada, sabiendo que cantaba bastante por su ausencia de pantalones. Silbé, llamando la atención de mis hombres - Finge normalidad. No te alteres - murmuré para que sólo me escuchara la rubia que tenía al lado.

- ¡Rogers! Estoy viendo cómo se te va la vela desde aquí. No me seas manazas, que tenemos que preparar a nuestra dama para la visita de Pan - sabía que cuando pasaba por encima, nunca se iba muy lejos. Siempre estaba por aquí cerca, pese a que no entrara en mi campo de visión -. Smee, ven aquí. Y tú - miré directamente a Campanilla -. Deja de dar tumbos por la cubierta - "vete a mi camarote" vocalicé con los labios, sin llegar a ponerle sonido.

La observé marcharse, a la espera de que nuestro invitado indeseado hiciera su aparición. Los tripulantes continuaron sin pena ni gloria, acostumbrados a esas incursiones. Apretaba el timón hasta que los nudillos de mi diestra se quedaron blancos. Al final, no pude evitarlo más - Sal de una vez, Pan. Deja de hacerte de rogar - se me había olvidado un pequeño detalle: puede que, al ver mi barco zarpar, creyera que Wendy iba dentro. Mierda. No debería haber mandado a Campanilla ahí.

Smee llegó a mi lado justo a tiempo. "Abre el cajón y dile que se meta dentro", le susurré. Con una calma sobreactuada, se dirigió a donde le indicaba. Unos minutos después, Pan se plantaba de brazos cruzados frente a mí, demasiado pedante para apoyarse sobre la madera.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Jue Dic 07, 2017 2:07 am

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

Me notaba el corazón ir a un ritmo bastante más acelerado de lo habitual, los nervios a flor de piel y mi sistema de alerta funcionando a todo lo que podía dar, pero aunque pudiera parecer lo contrario, no era debido a que Peter pudiera dar conmigo, pillarme en pleno acto o darse cuenta de que estaba con Garfio aquella tarde... No. Se debía a que ignoraba qué reprimenda podría tomar contra el capitán, por mucho que éste último supiera defenderse. Conocía a Peter y no eran pocos sus recursos - Pero qué estás diciendo - me recriminé a mí misma sacudiendo la cabeza y obligándome a sacar aquellas estupideces de ella. No tenía por qué percatarse de mi presencia y lo tenía muy sencillo gracias a la posibilidad de modificar mi tamaño corporal. De hecho, fue lo que justo estaba haciendo en el momento en que la puerta se abrió y casi me da un infarto. Menos mal que la figura bajita y regordeta que vi al trasluz fue la de Smee, el cual pareció saber perfectamente que me encontraba allí dentro porque no paró de balbucear un "Señorita Campanilla, no se asuste" hasta que me encontró revoloteando justo encima de la ropa de Garfio que ahora yacía en el suelo.

El hombre de aspecto bonachón se acercó hasta mí y me comentó que, según Garfio, me escondiese en uno de los cajones que él mismo abría a la par que continuaba hablando. No estaba para discutir y, de hecho, me parecía una gran idea que yo misma habría llevado a cabo de encontrar una cerradura por mi cuenta, así que nada más se hizo el hueco por el que colarme, me escondí. Smee cerró con una suavidad indescriptible, poco propia de alguien de su estilo, y al momento escuché sus pasos alejarse y la puerta cerrarse. Eso sí, antes de irse se aseguró de hacerme saber que mantuviese la calma, que su capitán no permitiría que ocurriese nada. Desde luego, lo tenía en muy alta estima.

Y ahí me encontraba, de repente, escondida como una rata callejera en un cajón del camarote del Capitán Garfio mientras mi mejor amigo, la persona con la que había compartido más momentos y por la que me había metido en aquel embrollo, se personaba fuera y se enfrentaba al que, sin esperarlo, había comenzado a importarme de forma claramente incauta y poco apropiada - Campanilla, la que has liado. - y encima apenas podía distinguir palabra alguna en condiciones.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Vie Dic 08, 2017 12:35 am

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

Tener ahí plantado a Pan no era una visión que me agradara lo más mínimo. No se merecía estar en mi barco, y eso era algo que tenía muy claro. Sin embargo, me enfundé mi mejor máscara sarcástica, con una sonrisa amplia y que ocultara toda la sed de venganza que titilaba en mis ojos. Mantuve mi posición fija en el timón, adoptando una postura calculadamente relajada. Esperaba que Campanilla hubiera tenido tiempo de ocultarse, porque, de lo contrario, la cosa se iba a poner fea. Lo fácil sería contarle la milonga de que la había secuestrado. Eso nos ahorraría un drama que daría al traste con mi plan.

- ¡Caballeros! Miren quién nos honra con su presencia... El único e inigualable: ¡Peter Pan! - me carcajeé, suscitando la risa de mis hombres, que se debatían entre el nerviosismo y la posibilidad de una escaramuza contra ese mocoso. Aunque todos supiéramos que no acabaría de manera muy diferente a las anteriores: mal -. Cuéntame, ¿a qué debemos este privilegio?

Una cosa estaba clara: se le veía alterado. De hecho, muy alterado. Entonces estaba más que claro que venía aquí en busca de la pelirroja. Dioses, si ya le había hecho un puñetero tour. Wendy llevaba días cautiva, era obvio que se iba a presentar aquí como primera opción.

- Deja de hacerte el tonto, Bacalao - intenté que mi expresión no variase ante el apodo de las narices, fracasando a medias. Noté cómo se congelaba mi gesto y, mientras que mis facciones decían "calma", mis ojos gritaban "asesinato". Solté el aire, apoyando los codos en la rueda de madera.

- ¿Necesitas otro tour, Pan? Puedes levantar cada madera de este navío, que no vas a encontrar a la mocosa - le advertí, lo cual era del todo cierto. Si levantaba un par de piedras en la isla... entonces, ahí sí que podía encontrarla. Pero, claro, eso no sería yo quien se lo dijera -. Estoy seguro de que Smee no tendrá problema en enseñarte lo que quieras. Yo ya me he aburrido de tus pataletas - esbocé una expresión sorprendida, como si una idea acabara de cruzar mi cabeza -. Oh, vaya, quizá Wendy también. Verás que estás removiendo cielo y tierra, y va a resultar que la muchacha se ha cansado de tener que actuar como tu madre.

Reconozco que se movió tan rápido que no vi venir su reacción. Antes de darme cuenta, me estaba clavando la madera en el estómago, al haberme visto arrastrado por él hacia delante. Miré con asco su cara, ahora bastante más cerca debido a la acción de su mano en el cuello de mi camisa. Llevé la mía hasta su puño alzado, doblando su muñeca hasta que se vio obligado a bajarlo - Muy mal, Pan, ¿no te han enseñado que no se le levanta la mano a tus mayores? - el humor estaba desapareciendo a pasos agigantados de mi voz.

Que hubiera aparecido me venía bastante mal, por el tema de que tenía que hacer el paripé cuando, en pocas horas, lo citaría para devolverle el paquete extraviado. Menudos dolores de cabeza me daba ese cabeza hueca incluso sin saberlo - ¿Entonces, por qué has zarpado, eh? La tienes aquí - suspiré, rodando los ojos. Menudo engorro. Usé el garfio para deshacerme de su presa. O abría el puño o se lo rajaba, en cualquiera de los casos yo salía satisfecho.

- Pan, no te debo nada. Pero, si así te vas de una vez, te abro mi camarote e incluso te saco mi ropa interior para que la veas - sabía que tratarle con condescendencia no servía de nada. A los niños solía ponerles nerviosos porque no querían ser tratados como tal; no obstante, Peter estaba orgulloso de serlo. Era un incordio.

Dicho y hecho, nos dirigimos a mi camarote. Mi pulso comenzó a acelerarse ligeramente conforme mi puño se acercaba al pomo y lo hacía girar. Miré con disimulo por toda la habitación. No había rastro del polvo dorado de Campanilla, y su fulgor parecía estar bien oculto en el cajón.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Vie Dic 08, 2017 3:47 am

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

Escuchaba como una especie de balbuceos a través de las capas de madera que me separaban del exterior. Entre el cajón, el tablero de la mesa, la puerta... Era realmente complicado tratar de adivinar correctamente el transcurrir de la conversación. Y lo cierto es que aquello no ayudaba en absoluto a calmar mis repentinos nervios. Quería saber qué estaba ocurriendo, qué palabras se estaban cruzando. Quería saber cuando poder salir de allí, cuando volvería a hablar con Garfio sin nadie de por medio... El cuando de muchas cosas, sin embargo, poco tiempo más tuve para seguir pensando sobre aquello ya que escuché de nuevo el pomo de la puerta girar y mi corazón dar un vuelvo al mismo ritmo. Por suerte, tuve la suficiente inteligencia como para no correr a asomarme por el cajón todavía cerrado.

Escuché entonces dos voces, muy conocidas ambas y que indicaban que en absoluto la situación se encontraba fuera de peligro. De hecho, ¿era Peter el que había entrado al camarote? Maldita sea, ¡qué narices hacía allí dentro! Que lo mismo podría preguntarse él sobre mí, pero no era el caso - Sé que la tienes escondida en alguna parte - me pareció escucharle decir, supuse, a Garfio ya que la respuesta que le siguió provenía de su voz. ¿Se estaba refiriendo a mí? Era imposible... ¡Imposible!

Sentada como me encontraba entonces, me arrastré con las manos hacia atrás hasta topar con la parte más profunda del cajón pinchándome en una mano con algo que no tenía ni idea de qué podía ser hasta que giré el rostro en su dirección. Aquello parecía una pluma... Sí, cuando ví mi mano manchada de tinta, lo confirmé. Y no tuve más luces que frotarme contra una de mis piernas extendiendo la mancha así por ella. Bufé, que genial estaba saliendo todo. Aparté la pluma tratando de no hacer el más mínimo ruido y me arrinconé a la espera de que Peter se largase de allí y alguien se dignase en avisarme de que el peligro había pasado. Eso sí, llevaba ya un buen rato encomendándome a todo el polvo de hadas rogando que al chiquillo del gorro verde no le diese por abrir aquel escondite...
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Dom Dic 10, 2017 12:29 am

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

Peter Pan entró en la habitación como un suspiro. Le faltó tiempo al mocoso para empezar a abrir armarios y a manosear cada objeto que pillaba. Como si la niña fuera a estar envuelta en un mapa, por todos los dioses. Con la calma de quien no esconde nada, me dirigí a mi escritorio, sentándome en la silla. Apoyé los codos en la mesa, con una tranquilidad artificial. Traté de controlar los impulsos de llevar mis ojos al cajón, preocupado por si el brillo del hada podía delatarnos. Si uno se fijaba, podía ser perceptible. No obstante, Peter estaba con las narices entre esto y lo otro, ajeno a lo demás.

Smee se encontraba, nervioso como sólo él podía estar, apostado en la puerta, retorciéndose las manos. Enarqué una ceja al verle. Parecía que hubiera matado a alguien y el cadáver estuviera escondido entre estas cuatro paredes - Pan, no tengo todo el día - bostecé, siguiéndole con la mirada. Qué cansino que era, a ver si se decidía ya y se iba con la música a otra parte -. ¿Quieres mirar una quinta vez bajo la cama o te has convencido ya, mocoso? - me miró, iracundo. Rodé los ojos, cansado de ese juego. Me puse en pie, llegando hasta su posición. Volar le ofrecía la ventaja de la altura, que podría ser amedrentadora si no fuera porque ya le conocía: un niñato de tres al cuarto que lo que necesitaba era un buen escarmiento.

- Sé que la tienes tú, Bacalao... - otra vez con el mote. Me mordí la lengua para no replicar nada -. No sé dónde, pero sé que la tienes. Y... - se quedó a media frase, haciéndome reír. Qué amenazador -. ¿Y qué, Pan? Si de verdad la tengo yo y me tocas un pelo, o bien no vuelves a verla, o bien mis hombres se la cargan en venganza. Piérdete - hice un gesto con la mano, invitándole a que se largara lo más lejos que le permitiese la isla.

Tras un pequeño rifi rafe, por fin se largó. Suspiré, pasándome la mano por la cara. Qué agonía de personaje. Miré a mi segundo al mano, que se limpiaba el sudor con su gorro - Smee, que está usted sudando más que un pecador en la iglesia. Cálmese - me acerqué a la ventana, sacando la cabeza con disimulo para ver si seguía por ahí dando vueltas, que no sería la primera vez. Para curarme en salud, corrí la cortina. Acto seguido, deshice mis pasos, volviendo hasta la mesa de madera. Abrí el cajón, sonriéndole desde mi posición al hada -. Podría haber sido peor, rubia. ¿Ves? La vida pirata es la vida mejor. No te puedes quejar de falta de emociones fuertes.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Dom Dic 10, 2017 12:57 am

Paso y traspié
CAPÍTULO 04 | ATARDECER | CENOTE

Una vez dentro de aquel camarote, la conversación entre ambos se hizo mucho más notable y sin lugar a dudas, audible. Nada digno de mención, lo típico: Peter intentando averiguar el paradero de Wendy y Garfio en su papel que a nadie convencía. Me preguntaba cuantas veces lo habría adoptado también estando yo en el bando de Peter Pan... Numerosas, supuse. Fuera como fuese, en mi posición no me quedaba otra que esperar, arrinconada como me encontraba, a que toda aquella tormenta repentina pasase.

Se me hizo eterno.

Por fin, Peter pareció abandonar el lugar y cuando noté el cajón deslizarse sobre sus rieles, me eché un poco hacia atrás por puro instinto. No sabía que encontrarme de lleno con la sonrisa del pirata me calmaría más que otra cosa. Me estaba volviendo loca, era oficial. Le miré entornando los ojos y todavía sin moverme - Fabulosa - respondí con cierto toque de sarcasmo a su comentario acerca de la vida pirata. Sonreí de lado y, finalmente, terminé por reir a modo de desahogo por tanto nerviosismo contenido. Me puse en pie y, sacudiendo un poco el traje, revoloteé hasta salir del cajón y adoptar su estatura. Eso sí, no me percaté de que no estábamos solos y ahora un boquiabierto Smee me miraba con ojos de carpa.

- Vaya... Ehm... Señor Smee, muchas gracias - le dije entonces girándome hacia él y acercándome hasta donde se encontraba para así cerrar la puerta, aunque él quedase dentro con nosotros - Ha sido de gran ayuda - concluí sin saber muy bien hasta qué punto aquel hombrecito era de confianza o cuanto sabía. Le sonreí de buen grado y volví a girarme hacia Garfio - Bueno, creo que las clases de navegación han concluido por hoy... - aunque me pesase.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Dom Dic 10, 2017 1:14 am

PASO Y TRASPIÉ
Capítulo 04 | Atardecer | Nunca Jamás

Me encogí por su comentario final, dejando claro que me sentía incluso un poco decepcionado. Habíamos logrado crear un ambiente que podría haberme resuelto muchos quebraderos de cabeza. Aun así, me parecía haber logrado un buen progreso en cuanto a la parte reservada para ella. Busqué con la mirada la tinta y la pluma, rescatando ambas de una estantería - Campanilla. Necesito que me hagas un favor antes de marcharte - le comenté, sentándome un segundo para poder escribir bien. No me acostumbraba a sujetar la superficie son el garfio, era de lo más incómodo.

Garabateé unas frases, concisas pero claras: una cita al atardecer en el cenote, sin trampa ni cartón. Sólo él y yo. Al menos, más me valía que así fuera. Dejé que secara un poco la tinta negra, cogiendo un poco de cordón para, tras enrollar la pequeña misiva, anudarla. Bueno. Yo no. Tomé aire, cerrando los ojos un segundo. No había forma de hacer un lazo sólo con una mano. Con un guñido, tomé ambos objetos y, acercándome a ella, se los tendí - Dos favores, en realidad - sonreí, más por mi papel que por mis ganas -. Lo primero, que hagas tú el nudo - alcé la mano inexistente, como toda explicación. Si te lo tomabas con humor, era menos bochornoso -. Lo segundo, que lo dejes caer por allí como quien no quiere la cosa. Cerca de donde estén haciendo el cafre los Niños Perdidos, por el tema de que no sé dónde vivís - aclaré. Miré a Smee, haciendo un movimiento con la cabeza para instarle a que se largara.

Cuando la puerta volvió a cerrarse, apoyé el hombro en ella, pasando los dedos por el garfio - Y, a ser posible, no vengas esta noche - le dije, con sinceridad en los ojos. ¿Sinceridad? No, esa no era la palabra. Era una especie de máscara vulnerable, construida con premeditación para que, junto con el tono bajo, hiciera mella en ella -. Es algo entre Pan y yo, y tú ya has estado fuera de vuestro nidito de amor durante más tiempo del necesario - suspiré, mirándola. Si se acercaba al lugar del encuentro y escuchaba lo que tenía que hablar con su amorcín, la había cagado.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Dom Dic 10, 2017 1:52 am

Jugada maestra
CAPÍTULO 05 | AMANECER | JOLLY ROGER

Entregar la nota manuscrita por Garfio no fue complicado, resistirse a no leerla, lo fue más, pero decidí que mi rol en todo aquello pasaba por mostrar un mínimo de confianza ante mi compañero de equipo. Y es que, aunque no me gustasen sus métodos, era yo quien le había llevado hasta el punto en el que nos encontrábamos y sería de hipócritas hacer alarde de incoherencia a tales alturas. Así pues, tras dejar el barco aquella noche esperé un tiempo para dejar la nota justo en la entrada de la casa árbol donde sabía que no tardaría, cuaquiera de los niños perdidos, en encontrarla y llevarla hasta las manos de Peter.

Como era de esperar, se armó el revuelo del siglo. Los niños sabían que algo ocurría, Peter echaba humo por las orejas y su mandíbula pocas veces la había visto tan tensa. Se negaba a hablar, incluso conmigo, ya que con todo el disimulo del que fui capaz, traté de sonsacarle que había escrito en aquel pequeño trozo papel. Tampoco lo soltó, claro, así que a día de hoy sigo sin saber qué narices escribió el pirata. No obstante, cuando el sol se escondió hasta el día siguiente, el niño que nunca se permitió crecer, echó a volar.

Le seguí en un inicio, le seguí dispuesta a esconderme a la hora de ver cómo se citaba con el pirata. Sin embargo, recordé los deseos de Garfio, sus métodos, sus ganas de acabar con Peter y... Simplemente no pude. Ni quise. Simplemente decidí hacer acopio de cobardía y darle la espalda a una situación que sabía que me dolería demasiado. Ignoraba si algún día sería capaz de perdonarme a mí misma por lo que estaba a punto de venirse encima de todos nosotros... Pero no lo averiguaría en ese momento.

Pasó el tiempo, o eso imagino, porque entré en un estado mental de indiferencia absoluta acurrucada en mi pequeño rincón de la casa árbol. Muchos de los niños habían decidido salir, inquietos como pocas veces, y otros se mantenían firmes en su interior. Hablando siempre, claro, porque aquella noche nadie dormiría hasta que Peter... Apareciese. ¿Cómo que apareciese? Justo. Peter volvió a aparecer. Sin rasguños, sin mancha alguna encima, sin nada ni nadi... Un momento. No podía ser Wendy, la que llevaba en brazos no podía ser Wendy.

Si hubiera abierto un poco más los ojos se me habrían salido de las órbitas. ¿¡Qué estaba ocuriendo!? ¿¡Por qué seguían vivos!? ¿¡Qué hacían a salvo en la casa árbol!? Me notaba encender por momentos y fui incapaz de salir de mi escondrijo para darles la calurosa y feliz bienvenida que todos los demás ya estaban celebrando. No entendía nada y comenzaba a dolerme la cabeza. Estaba a punto de estallar.

Me limité a observar desde mi posición, viendo cómo Wendy se quedaba prácticamente sin fuerzas en el cuerpo sobre un maltrecho sillón que teníamos por allí en medio y Peter se dedicaba a empaquetar cosas y reunir a los hermanos de la chica. No hablaba, solo actuaba. Parecía un ser totalmente movido por otra persona. Rápido, eficaz, mecánico... ¿Qué narices? Al cabo de un rato, comenzaron lo que parecían unas despedidas repentinas. Un par de lloros, de abrazos, de besos, de súplicas... Y se fueron. Los cuatro. Vi desde la copa del árbol cómo echaban a volar con todo el polvo de hadas de reserva que tenía Peter gracias a una servidora.

Aquella noche iba a morir un pirata. Os lo aseguro.

Me faltó el tiempo para echar a volar como una ráfaga del viento más veloz que hayáis sentido en vuestra cara jamás. No importaban los árboles, las ramas que se interpusieran en mi camino ni la fría temperatura que a esas horas reinaba en Nunca Jamás. Me daba igual todo porque necesitaba respuestas, y como que me llamaba campanilla que las iba a obtener le gustase a Garfio o no. ¿Cuánto había tardado en llegar al cenote? ¿Un bufido? Pues como aquel que solté al comprobar que aquello estaba vacío. Volví a emprender el vuelo directa al barco y entonces me percaté de que todos habían regresado a su nido ya que la multitud de piratas apostados en la cueva se habían dejado ver... Igual que yo en esos momentos, por todos ellos, por quien quisiera.

Volé directa hacia la zona donde se encontraba el timón y adopté la estatura humana sin pararme siquiera un solo momento. Tal como mi pie tocó suelo, mi mano se aferró al pomo de su camarote y lo abrió - Qué has hecho.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Oniswed el Dom Dic 10, 2017 2:32 am

Jugada maestra
CAPÍTULO 05 | AMANECER | JOLLY ROGER

Dioses, estaba hecho. Realmente había terminado de pulir todo aquello y se había llevado a cabo. Estaba siendo la noche más larga de mi vida, o así lo sentía yo. Después de lo ocurrido en el cenote, mis hombres y yo habíamos limpiado el lugar de todo rastro que delatara nuestra presencia, tratando de devolver al cenote su virginal estado. En cuanto nos dimos por satisfechos, volvimos a casa: al Jolly Roger. Todos se merecían un descanso, tras días en vela montando guardia. Así pues, les di permiso para abrir el alcohol que aún quedaba en la reserva. Total, ya conseguiríamos más en breves.

Sus cantos y risas resonaban dentro de mi camarote, pese a la distancia y la barrera de la madera. En cualquiera otra ocasión me habría unido; no obstante, me encontraba exhausto. Las sombras negras bajos mis ojos eran imposibles de camuflar. Casi una semana durmiendo lo mínimo para que mi cuerpo funcionara, constantemente tratando de atar cabos para que no quedara ninguna falla en mi plan. Por fin se acababa todo. Ya sólo quedaba esperar, mientras el cielo clareaba por el este y las últimas estrellas, que tiritaban muertas de frío, morían con el amanecer.

A la medianoche, tal como acordaba la nota, apareció Pan. Entró en el cenote como una bala, gritando como un loco. Ni siquiera le vi venir cuando me agarró del cuello de la camisa y me alzó, arrastrándome unos metros hasta estamparme contra una de las paredes de la cueva. Dentro de mi cabeza retumbó su voz, amortiguada por las secuelas del golpe durante unos segundos. En ningún momento borré la sonrisa de mi cara. Y quizás eso fue lo que terminó por sacarle de quicio. Cómo estaba disfrutando.

Gritaba como loco, exigiendo ver a Wendy y saber si estaba herida. Creo que también mencionó un par de amenazas, pero me la traía al pairo. Con calma, le indiqué que me soltara si quería ver a su querida pelirroja. Wendy se encontraba hundida hasta los hombros en el agua, que a esas horas podía ser de lo más letal debido a su temperatura. De hecho, me había asegurado de que pasara suficiente tiempo allí dentro para que sus labios comenzaran a tomar un color poco saludable. No podría describir la sensación que me recorrió cuando, por el rostro de Pan, surcaron mil emociones que culminaron con sus hombros cayendo un poco.

- Pan, esto es fácil - comencé, caminando hacia la orilla. Tras Wendy, sujetándola, uno de mis hombres mantenía la hoja de un cuchillo preparada contra su cuello, pálido -. Tú quieres algo que yo tengo, y a mí me encantan los tratos - sonreí, girándome hacia él -. Como soy un hombre justo, te propongo un trueque, ¿qué me dices? Yo te dejo a Wendy a tus pies y tú a cambio... me entregas a Campanilla - sus ojos se abrieron como platos, con la confusión a flor de piel.

- ¿De qué hablas, Garfio? Estás loco si crees que voy a aceptar - exclamó, iracundo. Se acercó a mí, y como respuesta inmediata, un grito de Wendy sacudió la cueva. Me giré, al tiempo que él clavaba los ojos con horror en el hilo de sangre que comenzaba a bajar desde su cuello hasta la clavícula -. ¡No! ¡Suéltala! ¡Maldita sea! - parecía confuso, y no podía culparlo. Debía ser toda una novedad no llevar las riendas de la situación.

- ¿Loco? No, hombre. Todavía no - continué, paseándome por las cercanías del agua -. Pan, es fácil. Tú estás coladito por esta muchacha, ¿qué te cuesta traicionar al hada? Si total, ya la tienes olvidada. ¿Te crees que no la he visto aburrida de rama en rama, sin su compañero inseparable? Además, no sé si te has fijado, pero no tienes mucha opción a negarte - me encogí de hombros, restándole importancia.

- Peter, por favor - gimoteó Wendy desde el agua, con voz ronca y temblorosa. No sabía si por las lágrimas o por la posible hipotermia, todo había de decirse -. Va a hacer daño a mis hermano. Por favor, por favor... - la desesperación de su voz me provocó un escalofrío. Era una niña, joder.

- ¿Qué quieres de Campanilla? ¿Por qué ella? Vamos, Garfio, ven y pelea contra mí. ¡Cobarde! - rodé los ojos ante su incitación. Qué infantil. Qué poco sutil.

- ¿Luchar? No, la verdad es que ya me he aburrido de eso. ¿Para qué voy a matarte, si así se te acabaría rápido la fiesta, Peter? Quiero a Campanilla, sencillamente, porque es importante para ti - me reí, apoyando la cadera en una gran roca, sin perder ni un instante de vista su cara -. Tic, tac. El tiempo corre, las mareas suben, los cuchillos atraviesan la piel... ¿Te decides o necesitas otro ultimátum? - un nuevo grito recorrió el lugar. El corte en el cuello de ella se hizo un poco más grande.

- ¡De acuerdo! ¡Déjala marchar! - por primera vez, vi a Peter Pan tocar el suelo. No podía saber mejor ese momento -. Déjala marchar - esa última frase, dicha en un susurro quedo, se me quedó grabada a fuego en la memoria.


Me pasé la mano por la cara, haciendo una mueca cuando noté tirante la piel allá donde había tenido que hacerme una pequeña herida que diera consistencia a mi relato. Relato el cual, al parecer, no tardaría mucho en contar. Reconozco que di un respingo en mi silla cuando la puerta se abrió, parpadeando desconcertado. ¿Quién narices...?

Oh. Mi hada favorita.

Ni siquiera traté de recomponerme, dejando que todo el cansancio se hiciera bien visible. Su pregunta fue concisa, exacta, sin rodeos - Buenos días a ti también - respondí. Con los brazos, separé el asiendo de la mesa, poniéndome en pie -. No te esperaba tan temprano. Yo creyendo que me iba a poder echar una siestecita... - no es que su rostro rebosara humor, precisamente. Sonreí de medio lado.

- Mira, la cosa se ha puesto complicada. Pero, bueno, ahí lo tienes, ¿no? Has ganado por ambas partes - abrí los brazos, dibujando una sonrisa de amargura. Había esbozado tantas de manera natural que fingir una no se me hacía especialmente difícil -. La mocosa se larga y Pan vive. A costa de un regalito - señalé la mancha roja que había en mi clavícula. No me había cambiado la camisa en busca de este momento -. Y yo me largo con la próxima marea.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Ghawazee el Dom Dic 10, 2017 8:10 pm

Jugada maestra
CAPÍTULO 05 | AMANECER | JOLLY ROGER

Aquel capitán estaba para el arrastre o esa fue la sensación que llegué a atisbar aún con el cabreo en ciernes. Ojeroso, de movimientos lentos... Parecía haber envejecido lo que era imposible en aquel lugar. Se levantó sin demasiado pesar, acercándose a mí con su habitual naturalidad para responderme de una forma más bien sarcástica, como venía siendo habitual en él. Habría alzado una ceja en respuesta, pero ni siquiera me apeteció. Posé la mirada sobre lo que parecía una herida asestada con vete tú a saber qué y no me inmuté - Si esperas que me crea que les has dejado ir así porque sí, es que no me has conocido ni un ápice en estos cuatro días - una cosa es que fuese inocente en ciertos aspectos, ¿pero en aquello? Venga ya - Teníamos un trato y la única con un mínimo de conciencia al respecto era yo, así que prueba otra vez - le insté dando un paso firme hacia él mientras cerraba de un portazo a mis espaldas. He de decir que el portazo no había sido voluntario.

- No me creo que te hayan entrado los remordimientos, Garfio. No me creo que Peter te haya vencido. No me creo que Wendy te haya dado pena y, muchísimo menos me creo que hayas preferido dejarles escapar antes que consumar tu venganza - ya que el odio, la rabia y el asco que el pirata le profesaba a Peter Pan no es que fuesen de sobra conocidos, es que en los últimos días se había encargado de repetírmelo unas cuantas veces, por lo que la lección me la había aprendido bien.

Mis ojos se habían clavado sobre los suyos mientras echaban chispas a la vez que mostraban una evidente incomprensión. En mi cabeza nada de aquello tenía sentido. ¿Qué podía haber ocurrido para que el temeroso Capitán Garfio dejase en libertad a Peter Pan, a Wendy y a sus hermanos? ¿Por qué? Tenía en bandeja a su archienemigo y me había asegurado que no obtendría un final bonito precisamente. ¿Qué había cambiado? Recordaba el trato y mi parte; decirle el paradero de la casa árbol. ¿Pero para que, a esas alturas, si iba a estar prácticamente vacía? Estaba demasiado descolocada y enfadada como para dilucidar la realidad detrás de aquello...
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
80

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pirate's song

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.