Últimos temas
» Why don't we find out?
Hoy a las 7:45 por Party Poison

» Cambios de botón, url, etc
Hoy a las 2:30 por Invitado

» ➹ This is no longer an era of swords and spears
Hoy a las 1:43 por Sheena

» Death is equal
Hoy a las 1:17 por Arson

» Akō jiken
Hoy a las 1:03 por Sheena

» Concurso de relatos Halloween.
Ayer a las 21:58 por Hellcat

» Confieso que...
Ayer a las 21:15 por Epoch

» 38. Fire from the tongues of liars
Ayer a las 20:38 por Sonder

» Sugerencia para Halloween.
Ayer a las 20:35 por Mrs. Sarcasm

» Son of the Sea
Ayer a las 20:32 por Mrs. Sarcasm

» 37. Suspect
Ayer a las 20:04 por Nightingale

» Pedido de afiliaciones Normales
Ayer a las 19:16 por Invitado

» I AM ELIZA
Ayer a las 19:08 por Hermosodehuerta

» La Sexta Era
Ayer a las 19:01 por Ladie

» 36. Invasion
Ayer a las 17:58 por Nightingale

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

It had to be you

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

It had to be you

Mensaje por Snow el Vie 11 Ago - 14:11

It had to be you
La librería de Magde y su hija siempre ha sido un referente para el barrio en lo que a los negocios se refiere, una tienda pequeña siempre saliendo adelante gracias a los esfuerzos de Magde. Con el paso del tiempo, Matt, su hija, se tiene que hacer cargo del negocio tras el fallecimiento de su madre "todo irá bien mientras la gente lea" era lo que siempre decía su madre y siempre tenía razón.

Hasta que los nuevos almacenes situados en pleno centro del barrio abre, haciendo que el pequeño comercio, incluido la tienda de Matt empiece a flojear ¿Y qué ofrece estos almacenes? Fácil: todas las compras que te puedas imaginar en un solo establecimiento, donde una de sus plantas esta dedicada solo a libros ¡incluso puedes disfrutar de un café gratis! ¿De quién ha sido esta maravillosa idea? Nada menos que del hijo recién reconocido fuera del matrimonio del magnate Metzger, reconocido lector compulsivo.

Todos esperan maravillas de él, ya que siendo el único hijo - pero ilegítimo - del empresario, puede que herede el negocio familiar, incluyendo esa maravilla de centro comercial, pero ¿Podrá Michael con el pequeño y familiar negocio situado nada más y nada menos que al final de la calle que regenta Matt? Ella por supuesto, no se rendirá tan fácil, puesto que no solo le quitará su negocio, si no el único recuerdo que posee sobre su madre. Sin duda, la guerra esta servida.

Drama|Real
Michael F. Metzger  | 30 | Kit Harington | Hiroine
Matt Byers| 30 | Rose Leslie| Snow
Thx, K.




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2265

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Hiroine el Vie 11 Ago - 22:28

I dont want this.
No. No era correcto estar haciendo lo que su padre pretendía. Todo en su interior le gritaba que dijera algo, que se detuviera, que se opusiera a la siempre implacable voz de su padre. El cual por haberlo reconocido como propio se creía que le había dado el mas virtuoso de los obsequios. Pero para Michael lo que le había dado su padre no había sido mas que una condenada maldición. Mas allá de todos los talentos que él siempre había demostrado para tanto los estudios como los deportes, siempre había sido un muchacho de naturaleza tranquila. No tenía la naturaleza despiadada que su padre pregonaba como tan necesaria en el mundo de los negocios. Su deseo era el de ayudar a aquellos que lo rodeaban mas que el hecho de buscar el beneficio propio. El beneficio del negocio que ahora aparentemente tendría que heredar algún día. No le había nunca dado motivos ni razones por la legitimación de su propia naturaleza de hijo ilegítimo. El hecho de reconocerlo públicamente había sido catalogado como un riesgo potencial por todos los consejeros de su padre. Y sin embargo los ignoró a todos en pos de una idea que no tenía sentido para nadie. Sí, él era un excelente abogado y no había perdido nunca un caso, pero su perfil bajo siempre era un factor fundamental.

Y ahí estaba, en un taxi leyendo un mensaje de texto de su padre el cual le recordaba la importancia de que tuviera éxito en su mas reciente encargo. " La librería de Magde". Ese era el nombre de una librería la cual por lo visto Michael era el encargado de remover del medio sea cual sea la forma de hacerlo. Su idea para la atracción de clientes fue un factor esencial en el proyecto comercial de expansión de su padre en aquél sector comercial de la ciudad. El precio de remover a los comerciantes siempre era menor al de compra dado que las tiendas constantemente crecientes del imperio de su padre siempre ofrecían mejores ofertas, mejores precios. Por lo que los arrinconaban lo suficiente como para que cualquier oferta sonara tentadora. Aquello último sin embargo no había sido idea de Michael, sino de su padre, el cual lo utilizaba para encargarse de las medidas legales y del trato directo. No, la idea de Michael había sido emplear a los dueños de los negocios luego de haberles comprado la tienda para que pudieran mantener su estilo de vida. Pero su padre lo había catalogado como una estupidez.

- Disculpe, ¿Es esta la librería de Magde? - Al abrir la puerta una campanilla anunció su llegada. Michael ingresó pero como siempre se manejó con sumo cuidado. Si bien sus intenciones eran mal intencionadas a un nível que no tenían nada que ver con él, siempre mantenía su modo de actuar respetuoso. - Mi nombre es Michael Metzger, me gustaría hablar con Matt Byers, ¿Está aquí?



Librería | 14:35pm
Thx, K.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Snow el Mar 15 Ago - 20:00

I DONT WANT THIS.
capítulo I
LIBRERÍA | 14:35PM
La rutina de la pelirroja era fácil de adivinar: levantarse a las seis de la mañana, dejarle el cuenco de la comida y de la bebida llenos a Mister Cuack - su gato blanco con una mancha amarillenta en el lomo - Y bajar corriendo al portal, donde los vecinos le dejaban guardar su bicicleta color verde esmeralda cada vez que llovía. Con fuerza, pedaleó cuesta abajo hasta la calle principal del barrio, donde su pequeña tienda le esperaba para abrir sus puertas en el turno de tarde.

Con un frenazo, casi quemando la suela de sus tenis, llegó a la fachada de su librería, un local pequeño con una enorme cristalera, en el andamio tenía toda clase de flores que desprendían un agradable olor cada vez que te acercabas a la entrada, esas eran siempre estrategias de su madre: olor a flores desde fuera y un agradable y dulzor de vainilla en el interior. Lo bueno de ser la jefa, era que tus empleados ya estaban allí, dispuestos a abrir el local y atender a las pocas personas que entraban en el. Desde que habían abierto ese dichoso almacén justo al terminar el negocio la clientela prefería entrar en un lugar enorme lleno de libros de última moda y donde poder tomarse un café tranquilamente. Matt suspiró, si no hacía algo pronto tendría que cerrar su negocio y era algo con lo que no contaba.

Venga chicos, abrid ya, hoy tendremos un buen día — Sonrió palmeando el hombro de una de sus empleadas antes de pasar al interior de una pequeña trastienda, donde todos podían dejar sus pertenencias mientras trabajaban. Aprovecho para revisar algunas facturas, de las cuales no podía pagar y para ponerse al día, hasta que alguien preguntaba por ella en el exterior.

Cuando escuchó su nombre, sus uñas se clavaron en las palmas de sus manos, ya estaban ahí otra vez. Todas las semanas, el viejo Metzger mandaba a alguien para hacer un trato, todas las semanas, Matt lo rechazaba. Calmada, se acercó al chico con el rostro serio — La tiene delante, diga lo que tenga que decir y márchese. Estamos intentando trabajar — Tragó saliva, el local estaba vació, ningún cliente estaba con ellos, por lo tanto no había trabajo pero ¿Cómo entonces se libraba de aquél desconocido?






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2265

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Hiroine el Mar 15 Ago - 21:52

I DONT WANT THIS.
capítulo I
LIBRERÍA | 14:35PM
Michael observó con detenimiento sus alrededores. El lugar era tal y como se lo habían descrito. Un lugar calmo, de entorno familiar y sumamente agradable. Ni siquiera había vociferado sus intenciones pero ya se odiaba a sí mismo por tener que cargar con ese tipo de peso sobre los hombros. No quería ser como su padre, sí habían mas opciones en el medio. Y siempre hay muchas opciones. Pero lo despiadado de los hombres de negocios en muchas ocasiones se le hacía mucho mas desagradable que la impunidad de un asesino en serie. Pero por lo menos algunos de ellos no podían evitar ser de ese modo. Los hombres de negocios disfrutaban con cierto sadismo del constante destierro al cual forzaban a los que estaban en su contra. Observó a los empleados, un grupo de chicos de apariencia en extremo amable. Si había un motivo por el cual esa librería seguía en pie, era por la lealtad de muchos de sus clientes. Pero la intuición del abogado le decía que el actuar de su padre ya estaba teniendo una mella palpable en la economía del lugar.

Cuando la dueña se presentó, se sintió ligeramente sorprendido. Si bien había oído rumores de que era una joven bella, ciertamente no se esperaba lo que sus ojos acababan de ver. Su actitud, sus reacciones ante la simple mención de su apellido. Sí, era ella. Cinco antes que Michael habían cruzado esa puerta y se habían marchado con una negativa. Sin importar la cifra, Matt decía que no. No era ninguna mal educada como su padre le quiso hacer creer. Era una simple muchacha tratando de defender el recuerdo de su madre. Por dentro, Michael sentía la urgencia de simplemente irse, de renunciar y defender un deseo tan puro. Pero por otro lado sus intereses conflictuados lo hicieron continuar con su fachada de representante legal. Ignoró lo mejor que pudo la petición de que se marchase, y en lugar de obedecer se acercó lentamente a la muchacha y tendió su mano en forma de saludo cordial.

- No es mi intención interrumpira señorita Byers, pero tal y como los otros cinco que vinieron antes que yo, me veo obligado a pedirle simplemente cinco minutos de su tiempo. - Se mantuvo a una distancia prudente, quería evitar hostilidades, quería que no pensara que era como todos los demás. Por que precisamente no lo era. ¿Como probarlo? No había forma de saberlo honestamente. Por lo cual continuó, optando por dar un pequeño paseo por la hermosa librería. - Me imagino que la respuesta siempre seguirá siendo no, tal y como ocurrió antes. Pero, me gustaría optar por una forma distinta de hacer las cosas. - Se detuvo una vez que encontró un libro que llamó su atención. Lo tomó y se giró a mirar a la pelirroja. - ¿Aceptaría tomar una taza de té conmigo, señorita Byers?

Le dijo mientras observaba ese hermoso libro, la editorial que recordaba de su niñez. El silencio de los corderos. Miró a la mujer a los ojos y trató de transmitir que no era ningún abogado chupa sangre. Sus intenciones eran honestas. Lo eran de verdad.




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Snow el Lun 21 Ago - 23:31

I DONT WANT THIS.
capítulo I
LIBRERÍA | 14:35PM
Su mirada bajó hasta la mano extendida del hombre, estuvo a punto de rechazar el saludo, pero su madre siempre le había inculcado la educación, incluso con sus enemigos. Muy a su pesar, estiró su mano y tardó pocos en retirarla, cruzándose de brazos de nuevo.

Respiró hondo: el señor Metzger mandaba cada mes a uno de sus representantes el cual le ofrecía una cantidad de dinero, por mucho que subiera la cifra, Matt la rechazaba, ya que no la echaría de su hogar tan fácil, no le sorprendió ver ahí a su hijo y pensó en que la suma de dinero que este le ofrecería sería cuantiosa. De reojo, miró a Ruby, su empleada más antigua y una de sus mejores amigas y esta se encogió de hombros — Ha tardado más de lo normal en mandarnos a alguien ¿le ha costado elegir otra vez a alguien? Tengo entendido que los otros han sido ya despedidos — Habló fría. Conocía la estrategia del empresario: si no cumplían su trabajo, le echaban. Matt se sentía un poco culpable por ello, pero estaba segura que un representante joven y recién licenciado, no le costaría encontrar trabajo en la gran ciudad. Dudaba que despidiera a su propio hijo.

Ladeó su sonrisa  y se encogió de hombros, al menos era listo. Claro que la respuesta sería una negativa, no cambiaría nada que llevara el apellido Metzger. Le observó pasear por la tienda, al menos estaba ojeando los libros, hecho de que ninguno de los hombres trajeados había hecho con anterioridad, dato que le resulto bastante curioso — Curioso — Mencionó mirando el libro que sostenía, ya que era poco elegido entre su clientela. Suspiro y asintió con su cabeza — Venga conmigo — Caminó por un pequeño y estrecho pasillo hasta el final del local, donde usaban una sala para almorzar y tomar un descanso en horas bajas de la tienda.

Puso una tetera al fuego y un par de tazas en la mesa redonda que estaba en medio de la habitación — ¿Sabe que su padre venía a la tienda? Me acuerdo de verle cada viernes antes del cierre — Arrugó su nariz pensativa, le recordaba como un hombre amable, un cliente más sin ser un tiburón sin escrúpulos. Cuando la tetera silbó, con un paño de tela la dejo en la mesa, donde también acomodó una caja con diversos tipos de tés, eligió uno de menta con un toque de regaliz y hundió la bolsa en el agua caliente, que pronto adquirió un tono marrón oscuro — ¿Cuanto es esta vez? — Preguntó con curiosidad, siempre era divertido ver la cara que se les quedaba cuando rechazaba el dinero.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2265

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Hiroine el Mar 22 Ago - 20:43

I DONT WANT THIS.
capítulo I
LIBRERÍA | 14:35PM
Cada momento que pasaba en aquella libería no hacía mas que recordarle lo mal que estaba actuando su padre. Un sin fin de intentos fallidos y otra tanta cantidad de debates sin sentido lo habían dejado realmente exhausto. No podía convencer a su padre de actuar de otra manera, no podía intentar siquiera hacerlo entender que su proceder no era el mas adecuado. Su padre no admitía nunca un error, y aquél camino que había elegido no era la excepción. Arruinarle la vida a la gente es algo del día a día, le había dicho cientos de veces en sus interminables debates, que lo mejor era simplemente mirar hacia adelante, ignorar a todo lo que no sea su propia familia. Pero Michael intentaba recordarle como era que él mismo había iniciado su imperio. No lo que era hoy en día, sino lo que una vez había sido. Y ese lugar, con ese aroma a flores, esa sencillez tan encantadora, le recordaba demasiado a lo que su padre tenía cuando él era aún un niño. Ese mismo niño se encontraba de verdad aterrado de lo que su padre había hecho. De lo que se había hecho a sí mismo. Michael no era heredero de un imperio, era heredero de un centenar de enemigos, y de un lago entero de la sangre de los mismos. No quería eso. Pero no tenía alternativa. No por ahora.

Al escuchar la respuesta de la señorita Byers, Michael asintió y la siguió en silencio. Tal y como había esperado no era demasiado grande, ni siquiera el lugar destinado para que el personal se relajara, bebiera un café o simplemente comieran su merecido sustento. Cuando ingresó en la sala, esperó a que la pelirroja se pusiera a preparar el té para ingresar y analizar muy ligeramente el lugar. Momentos después tomó asiento, dejando el libro encima de la mesita de café que tenía delante de sí. Soltó un suspiro y también dejó a un lado su maletín de color café oscuro. Su padre le había dicho que lo cambie, era un maletín visiblemente viejo, pero Michael siempre se negaba. Alegaba siempre que tenía demasiada importancia sentimental. Y era verdad. El origen del mismo le recordaba constantemente de donde venía. Una forma de recordarse a sí mismo de que no quería terminar como un mercenario mas a las órdenes de su padre. El dato de que su padre visitó la librería en el pasado no era algo desconocido. Después de todo, le había dado algo de información de la misma. Llegando incluso a contarle lo amable que siempre había sido con él la madre de Matt. Un dato que se guardaría para sí mismo. Su última pregunta no lo tomó desprevenido. No esperaba otra cosa, de hecho.


- Así es, estoy al tanto de que mi padre solía venir a esta tienda. Antes de que me pidiera que venga, me comentó sobre los buenos recuerdos que le trae tan solo el nombre del lugar. - Dijo Michael bajando la mirada. Soltó una pesada bocanada de aire al momento que miraba de soslayo a Matt. Era agresiva, predecible sí, pero no por eso menos efectivo. Sabía el motivo por el cual Michael estaba ahí, pero no sabía como actuaba. Él no era un abogado común y corriente. Esperaba que esa reunión fuera lo suficiente como para que ella lo comprendiera. Encontró la mirada ajena con la propia, al momento que retomaba la palabra. - Y sí, lo sé. Mi padre es el peor hipocrita que camina sobre la tierra. - Dijo con franqueza al momento que se ponía de pie. Tomó su maletín y lo puso encima de otra mesa, la cual estaba considerablemente mas cerca de Matt. - ¿ Cuanto?

Preguntó sin siquiera levantar su mirada. No sonrió, no dijo nada mas, se quedó en repentino silencio al momento que introducía la clave en su maletín. Una vez que el mismo se abrió, Michael sacó una serie de documentos, los cuales dejó encima de la mesa. Eran copias de todos los pagos que Matt tendría que hacer desde el día presente hasta el final del año. Michael había incluso incluído una carpeta la cual estipulaba el dinero que debía de ganar para mantener todo a flote. Sí, cantidad de libros a rentar y vender incluídos. También había potenciales ideas para inversiones o simples movimientos financieros futuros. Una vez que terminó de sacarlos todos, cerró el maletín y volvió a mirar a Matt. Sonrió de medio lado y aclaró su garganta para así volver a hablar, dándole voz finalmente a su "oferta".

- No tengo una oferta, señorita Byers. Lo que si tengo aquí son dos opciones. - Michael observó por un momento los documentos, denotando entonces que había dos pilas. - La primera es que acepte una de las tantas ofertas de mi padre, tome el dinero y arroje su herencia familiar por el drenaje, tal y como estipula esta pila de aquí. Ó puede seguir la segunda opción. - Michael hizo un gesto mas obvio esta vez, indicando que aquello era un honesto consejo. Sonrió de medio lado y rompió el silencio, deshaciendo lo críptico de lo que dijo previamente. - La cual está plagada de consejos, formas en las cuales puede administrar su negocio actual para de esa forma obtener el dinero que necesita para ignorar la oferta de mi padre y derrotarme como es debido. - No tendría sentido para ella lo que estaba diciendo. ¿Por que estaba aconsejando al último obstáculo de su padre en lo que sería la supremacía comercial absoluta? Por que él había distorsionado su ideal, por lo que aunque sea un poco, iría en contra de su padre, manteniendo su fidelidad para consigo mismo. - Mi padre distorsionó mi ideal de negocios. Esto es como una forma de mantenerme fiel a mi mismo.

Dijo y levantó la mirada, esperando las reacciones de Matt.



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Snow el Dom 10 Sep - 0:03

I DONT WANT THIS.
capítulo I
LIBRERÍA | 14:35PM
La pelirroja apoyó su barbilla en una de sus manos. Las charlas de negocios se le antojaban aburridas, una y otra vez llegaban al local y ella muy cortés rechazaba la suma de dinero que el viejo ofrecía a través de sus empleados, pero tenía que reconocer que aquél hombre era el primero en quedarse en la tienda, y peor aún, de estando tomando un té caliente en la trastienda — Y ahora quiere hundir mi negocio — comentó con voz seca. Era algo que no entendía. Él era el pez gordo, el que llegaba a fin de mes ¿qué más le daba una pequeña librería? Nunca podría igualar sus cifras en cuanto a ventas, eso lo tenía claro. Pero no el empeño de destruir el único recuerdo vivo que mantenía de su madre, si perdía aquello, sería como deshonrar a su memoria. Rió con amargura, parecía sincero en sus palabras y sorprendía que fuera el hijo quien las pronunciara — Bueno, normalmente él ofrece una cifra y yo la rechazo. Es nuestro modos operandi por decirlo de alguna manera — Ironizó con media sonrisa, echó su espalda hacia atrás dejándola descansar en la silla. Al menos su visita no la estaba poniendo de los nervios, o por lo menos hasta ese momento.

Observó como caminaba en silencio y abría su maletín. Resopló molesta esperando a que sacase algún cheque — ¿A que ha venido entonces? No puedo perder mi tiempo en tonterías — Se cruzó de brazos, nerviosa, vio como delante de ella depositaba unos documentos que le resultaban vagamente familiar — Nunca — Fue lo único que respondió, aquella siempre sería su respuesta, nunca tomaría nada de la familia Metzger, no se veía tan capaz de defraudar de tal manera a su madre. Tras las palabras del negociante, Matt empezó a notar como el calor de la ira subía por su cuello, sabía que en pocos segundos su rostro se tornaría rojizo y era algo que no le gustaría ver al joven Metzger. En un movimientos, arrastró su silla hacia atrás y se puso de pie, apoyando ambas manos en la mesa — Es una buena idea, Señor Metzger. Y créame la aceptaría si no llevase ni una gota de su padre recorriendo por sus vena, quiero que usted y su padre tengan en cuenta una cosa: No voy  a aceptar cualquier ayuda o dinero promovido por su familia, así que lamento que haya perdido su tiempo para venir hasta aquí.

Aunque realmente de lo que tenía ganas Matt era partir el rostro de aquél joven, se contuvo. A cambio apretó sus manos en puños, sintiendo como la impotencia recorría todo su cuerpo: sabían que no llegaban apenas a fin de mes, y que muchos de sus empleados no cobraban su sueldo y que estaban allí más por ella que por su propio trabajo.Muchas veces, Matt había repartido las ganancias entre ellos para que pudieran sosegar sus gastos, cuando ella misma estaba en número rojos y debía, al menos las facturas del agua caliente desde hacía dos meses — Mire... — Se pasó una de sus manos por su rostro cansado— Supongo que usted conoce mi trabajo. Pero no a mi, aún puedo salvar esto por mi propia cuenta  — Intentó creerse sus propias palabras, cuando era cierto que no sabía que más hacer. Aceptar su ayuda, sería como perder una batalla. Y no estaba dispuesta a ello.

Si es tan amable, le acompañaré a la salida. Aunque no lo parezca aquí siempre tenemos algo que hacer — Sin pensarlo dos veces, ella misma tomó aquellos documentos y se los devolvió al dueño, e hizo un gesto con su mano hacia la puerta de la habitación, la cual tomó en dirección a la tienda. No podía estar ni un minuto más encerrada con aquel hombre que simplemente quería ayudarla.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2265

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Hiroine el Jue 28 Sep - 3:47

I DONT WANT THIS.
capítulo I
LIBRERÍA | 14:35PM
Una respuesta negativa. No se esperaba algo mas. Después de todo, el simple hecho de ser hijo del hombre que estaba arruinando el negocio por el que su madre había trabajo tanto le quitaba todo mérito u honestidad a sus palabras. Si bien Michael no podía siquiera imaginar lo que aquél edificio, aquella librería mejor dicho, significaba para la pelirroja que estaba enfrente suyo, lo cierto era que él no era un promotor de la ideología de su padre. El cual para con él siempre fue un negligente insoportable. Si había alguien que había padecido al infeliz de su padre era él. Pero decirlo no cambiaría nada. Michael ahora tenía un manto de mierda encima. Un manto de mierda que llevaba el apellido de su padre encima. Nunca lo había querido, pero su propia naturaleza lo obligaba a obedecer. Se maldijo por dentro al notar como el enojo de la muchacha no hacía mas que ir en aumento. Su intento honesto había tenido un efecto mas que opuesto al que se había imaginado. Ahora la pregunta era otra...¿ Que acaso tendría que destruir esa librería? No.

Al escuchar las palabras de Matt, Michael se echó hacia atrás de forma instintiva. Siempre fue una persona respetuosa y no comenzaría a cambiar ahora. Pudo sentir la agresión en el mirar ajeno, sin embargo mantuvo sus ojos fijos en el mismo en todo momento. Obstinada. Ya se lo esperaba. Pero por algún tipo de motivo ahora la respetaba mucho mas. Su situación era muy mala, demasiado dirían algunos pero no dejaba sus principios de lado. Michael deseaba poder tener siquiera un fragmento de aquella fortaleza. Fue quizás por ese respeto que el abogado recibió los papeles mientras apreciaba por dentro que la mujer se hubiera contenido de partirle la tetera en la cabeza. El día estaba perdido. O no del todo. No se le ocurría como podría hacerla entrar en razón, si su padre se daba cuenta de que estaba intentando asistir al enemigo, le pondría un asistente parlanchín que le contara todas sus actividades. Tenía que ser mas inteligente que eso. Tenía que serlo. Una vez que tomó los papeles con su mano derecha, se quedó en total y absoluto silencio. Se sintió tentado de replicar. Pero la razón lo llevó a comprender que hablar esa tarde sería una causa perdida. Guardó las dos carpetas en el maletín y acató la indicación de la propietaria y se dirigió hacia el salón principal. Los empleados intentaron de forma muy pobre disimular que no los estaban escuchando, Michael les dedicó a todos una sonrisa.

- Espero que tengan muy buenas tardes. - Michael agachó la cabeza y miró de reojo a Matt para que esta abriera la puerta. Una vez que esta lo hubiera hecho salió a la calle. El coche de la empresa seguía allí. Al verlo, el conductor hizo un intento apresurado por salir del auto, pero Michael lo detuvo con un ademán. Se giró sobre su propio eje, esperando que Matt lo hubiera seguido hasta allí. Entonces le dijo. - No la conozco señorita Byers, eso es cierto. - Bajó la mirada unos instantes, para luego subirla de nuevo. Su tono adquirió entonces mas fuerza, mas seguridad. - Pero usted a mi tampoco. Yo soy un hijo ilegítimo. No se crea que por tener su sangre tengo alguna similitud. Y si alguien odia la sangre que llevo, soy yo. Aquí tiene. - Michael le tendió una tarjeta con toda su información personal. A propósito no figuraba en la misma el apellido de su padre. No era algo que le interesara difundir. - Si cambia de idea, llámeme, de lo contrario la veré en tres días. Que tenga buenos días.








AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Snow el Dom 1 Oct - 2:55

I DONT WANT THIS.
capítulo I
LIBRERÍA | 14:35PM
Suspiró aliviada cuando le vio salir de su tienda, normalmente intentaba aparentar ser una chica fuerte, que ni un golpe de mala suerte podía vencerla pero con esa visita, veía como cada vez el cierre de su tienda estaba más cerca, con dedos temblorosos apretó el puente de nariz intentando así calmar la ansiedad que sentía en esos momentos para que ninguno de sus dependientes observaran como había sido derrotada. Igual aquél abogado se sentía vencido pero era todo lo contrario: con aquellas palabras, a Matt le había caído un cubo de agua fría sobre sus hombros dejándola tiritando de terror. Pero su orgullo podía más y no aceptaría ni su ayuda, ni la nadie.

Se apartó los dedos cuando este volvió a hablar y poso la mano de una manera descuidada en su cintura, esperando que él no hubiera notado su anterior gesto. Tragó saliva cuando reconoció al hijo bastardo - como la prensa lo había calificado - del gran magnate ¡Ni si quiera se dio cuenta de ese detalle! Pero ¿Qué más daba? Era su padre al fin y al cabo y eso no cambiaría nada. Por amabilidad, aceptó su tarjeta y espero a que este montara en el coche — Traiga un disfraz, dentro de tres días es el día del niño. Igual se divierte — Le retó alzando una de sus cejas. Había mantenido esa fiesta iniciada por su madre: Los niños iban a la tienda y podían disfrutar de una merienda gratis, cuenta cuentos y un libro gratis que ellos mismos eligieran, a pesar de las malas, seguía manteniendo aquella tradición ya que reunía a gran parte del barrio, pero las cosas habían cambiado debido a los grandes almacenes y ahora solo iban los más allegados.  Igual con esa estrategia le dejaba en paz.

Entró en la tienda y rompió la tarjeta en mil pedazos para luego tirarla a la papelera — Si vuelve, decidle que me he ido de viaje, yo que sé, a la China y que tardaré en volver — Les dijo a sus empleados que volvieron al trabajo tras ver como su jefa volvía a su oficina. A pesar de ese escaso parón, tenía que volver a la realidad e ingeniárselas para pagar las facturas de ese mes y de las que Michael parecía conocer tan bien.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2265

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Hiroine el Lun 2 Oct - 1:50

LET ME HELP YOU
capítulo II
LIBRERÍA | 14:35PM
No podía evitar sentir compasión por aquella muchacha pelirroja. No podía evitar entenderla. Ella no lo sabía, de hecho nadie lo sabía, pero su mismo padre siempre fue el primero en recordarle que nunca iba a ser nada comparado con él. Que sus ideas no eran suficiente. Que él no era suficiente. Que todo lo que tenía de defectuoso lo había sacado de la mujer que lo había traído al mundo. Muerta o desaparecida, nunca le aclaró cual de las dos opciones había sido el destino de su madre. Pero por lo visto tampoco tenía la intención ni el corazón como para sentir algo siquiera por aquella mujer. No la había amado nunca. Y veía a Michael como una extensión de esa "inutilidad" que le había hecho quedar embarazada sin mas. Enfrente suyo estaba esta mujer, una mujer con principios que se encontraba arrinconada por un imperio construido en la misma ausencia de toda moral o respeto. Y Michael deseaba con todo lo que tenía dentro de sí mismo ser capaz de ayudarla de alguna forma. Por que en ese gesto de llevar ambos dedos hacia sus ojos para aliviar el estrés, fue que el abogado pudo vislumbrar lo que estaba en juego para ella. El recuerdo de su madre y la gente que dependía de ella. Gente que seguía a su lado, sólo por lealtad.

Michael realizó una nota mental de aquél desafío tan abierto. Lo aceptó en silencio. Supo que su tarjeta estaba condenada a la destrucción. Supo también que no había mas palabras que decir en ese día. Michael se subió al vehículo y le indicó al conductor su destino. No iría a la oficina de su padre como él lo había pedido. Su padre se esperaba una suerte de obediente reporte con una medición apropiada de la situación. Pero pronto le dejaría mas que en claro de que quería que se involucre lo menos posible en el asunto. Si lo hacía, dejaría el caso y representaría a la oposición pese a que incluso Matt no lo quisiera así. Su padre le había dado un penthouse en la avenida principal. Pero por decisiones y gustos personales él había optado por un bello departamento remodelado. Un barrio menos lujoso pero al fin y al cabo era lo que pagaba con su propio dinero sin aceptar nada de su padre. Una vez que el automóvil se detuvo, Michael bajó y le indicó al conductor que se fuera a su casa. No sería necesario en los próximos dos días por lo menos.

Su móvil sonó con fuerza. El nombre que vió en la pantalla fue por completo predecible. Su padre. Michael dejó que el aparato sonara hasta que subió las escaleras hasta llegar al primer piso del edificio. Ingresó al departamento y respondió a la llamada. - ¿ Que necesitas, padre? - El tono soberbio de aquél hombre le revolvió el estómago en demasía. Pero decidió acallar sus instintos de cortar la llamada para escuchar que era lo que quería. Como esperaba, preguntó precisamente por como encontró la situación y que planeaba hacer al respecto. Michael aclaró su garganta mientras dejaba su maletín en una mesa y se encaminaba hacia la cocina. - La muchacha reaccionó tal y como dijiste. Pero no procederé de la misma forma que los anteriores, no llegará a nada. Y me imagino que tú no quieres esperar hasta que vaya a la quiebra por sí sola, ¿no es así? Eso tomará por lo menos dos meses mas. - Escuchó la réplica de su padre. La ignoró por completo. Su tono se puso mas firme. - Actuaré solo en esto, padre. No quiero que intervengas. Sí, sé que es tu empresa, pero me diste el caso y me haré cargo como lo vea mas apropiado. En cuatro días te daré mas información.

Cortó la comunicación al notar que su padre se quedó callado. Si no decía nada era por que no se oponía a sus palabras. Michael entonces se dirigió a su escritorio, en el cual se encontraba su ordenador. Encendió el mismo y tomó asiento.


Tres días de extensiva investigación transcurrieron. Ahora se encontraba allí, en la puerta del establecimiento al que supuestamente tenía que cerrar y adquirir para su padre. Se había disfrazado como el zorro, con sombrero y todo. Siempre había disfrutado de la historias de aquél héroe. Sin embargo se detuvo en la puerta, a la espera de ver a Matt adentro. Si preguntaba por ella se imaginaba que seguramente...sus empleados lo sacarían de allí.




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
113

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Snow el Lun 16 Oct - 1:14

LET ME HELP YOU
capítulo II
LIBRERÍA | 14:35PM
Y ahí estaba Matt. Llevaba puesto su disfraz favorito, Dorothy del cuento de Mago de Oz. Incluso se peinó con dos coletas adornándolas con un pequeño lazo rojo, como el día iba a ser una fiesta del niño en el local, estuvo allí desde primera hora preparando un pequeño catering que duraría todo el evento: café para los adultos, batidos para los niños, bocadillos, algo de salado e incluso de dulce. No solo iban a ir clientes, si no familiares y amigos desde hacía tiempo atrás. Con la ayuda de sus empleado, colgó unas guirnaldas con las portadas de sus cuentos infantiles y preparó bolsas de telas con el logotipo de la tienda para que guardaran ahí sus compras.

Cuando fue la hora del empiece - en la hora de la merienda - Abrió las puertas del local, dejando que los primero clientes entrasen y devorasen los libros recién colocados con cuidado en las estanterías de roble, poco a poco el ambiente fue volviéndose más ameno: los niños miraban ensimismado a Ray, su empleado que ahora mismo hacia de cuenta cuentos y los adultos, charlaban mientras se servían café y degustaban algunos de los bocadillos. Con una sonrisa en sus labios, la pelirroja, cogió su caballete de pizarra y algunas tizas y salió al exterior, donde miró extrañada al zorro que estaba agazapado en la ventana, como espiando la tienda. Supo al instante quien era y resopló, intentando ignorarle, se inclinó hacía la pizarra y escribió las ofertas y descuentos del día.

- ¿Cómo es que ha venido? - Preguntó incorporándose, se sacudió las manos del polvillo de las tizas en el mismo delantal del disfraz - ¿Piensa quedarse ahí o prefiere espiarme desde dentro? Creo que ha su padre le gustaría un informe con todo detalle - Sonrió de lado, conocía el trabajo del magnate, por ella su pequeño bastardo podía largarse de ahí ya mismo. Pero paso ambas manos por su rostro cansado - Mire si quiere puede quedarse, pero mi respuesta sigue siendo no - Entró de nuevo en el local mirando hacia atrás para ver, sin importarle demasiado que hacía el muchacho. Si era listo, se iría de allí sin protestar y ella podría tener la fiesta en paz.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2265

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It had to be you

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.