Últimos temas
» 9. Let me in.
Hoy a las 14:37 por Storm Queen

» ❃ Let's Misbehave
Hoy a las 14:24 por Hellcat

» ♠ Kneel before me.
Hoy a las 13:57 por Hellcat

» Kingdom of hell
Hoy a las 13:57 por Hellcat

» 4-Don't be a woman that needs a man...
Hoy a las 12:56 por Storm Queen

» 2. Bullshit.
Hoy a las 12:34 por Storm Queen

» 3-She's in control
Hoy a las 11:59 por Storm Queen

» — Time to start over again.
Hoy a las 11:46 por AuraBelmont

» Gods among men
Hoy a las 11:40 por Storm Queen

» ♠ Find my way back.
Hoy a las 3:24 por Natzabel

» Almost the end
Hoy a las 2:57 por Sagittarius

» 01. All the world have demons
Hoy a las 0:01 por FireFly

» 49. Perseverance
Ayer a las 23:28 por Sonder

» Cambios de botón, url, etc
Ayer a las 22:40 por Invitado

» Petición de acciones Admin
Ayer a las 19:11 por Storm Queen

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

> The crimson stray dog & the white moon princess

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

> The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Dom 20 Ago - 12:30

Renji Abarai
Shinigami - Sexta División - MissJarlaxle

“Convirtámonos en shinigamis.”

Lo que había empezado como un mero deseo para tener una vida mejor tras la muerte de todos sus amigos, su familia, era por fin algo real. Rukia y Renji habían logrado entrar en la academia e iban camino de alcanzar lo que tanto merecían. Lo que no esperaban era que aquello, en lugar de unirlos más como sería de esperar, los separase.

Al principio casi no lo habían notado. Iban a clases distintas pero estaban juntos siempre que podían. Con el paso del tiempo los encuentros se fueron reduciendo y la brecha entre ellos se fue agrandando hasta que se dieron cuenta que estaban pasando de ser familia a convertirse en dos extraños. Y antes de que pudieran poner remedio a esta situación, el fino hilo que todavía los conectaba se rompió.

Rukia se marchó con los Kuchiki, la familia noble que se había ofrecido a adoptarla, aún no sabía por qué razón. Renji no la retuvo, incluso la instó a que no desperdiciase la gran oportunidad que se le presentaba. Los dos sabían lo que eso significaba: estaban a niveles diferentes. Nada volvería a ser como antes. Y ambos tendrían que aprender a vivir con ello, olvidando todo lo que habían sido, por doloroso que fuera.

Rukia Kuchiki
Shinigami - Decimotercera División - Sheena
Crackship || Bleach || 1x1


Última edición por Sheena el Mar 2 Ene - 16:24, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Lun 21 Ago - 23:47


COLD DAY IN THE SUN

Cuando Rukia abrió los ojos esa mañana, lo primero que recordó fue que no era un día cualquiera. Por eso se había despertado en su cuarto de la mansión Kuchiki y no en la habitación que le tenían asignada en los cuarteles de la decimotercera división. Su hermano adoptivo había solicitado su presencia el día anterior como miembro de la familia que era para que estuviera presente en la ceremonia que tendría lugar esa misma tarde.

Rukia se incorporó en el futón, restregándose los ojos para eliminar de ellos los rastros de sueño y preguntándose por qué tanta algarabía. Tan solo se graduaba la siguiente promoción de shinigamis. Era algo que ocurría de tanto en tanto. Claro que esa generación… era a la que pertenecía ella, con la que debía haberse graduado de no haber abandonado la academia tan solo un año después de comenzarla. Muchos la despreciaban y criticaban por saltarse todos los cursos gracias a la influencia de los Kuchiki; lo que no sabían era que el entrenamiento particular con ellos era el doble de duro. Sí, también había entrado en un escuadrón por recomendación directa, pero esto solo hacía que sus obligaciones fueran el doble. Por recorrer un camino distinto al de sus compañeros había pagado un precio, y eso era algo de lo que nadie parecía darse cuenta.

Por otro lado, no podía dejar de pensar en Renji. Él estaría allí esa tarde, solo, porque ella le había dejado. Y no había un solo día que no se arrepintiera. Seguro que le guardaba rencor, no era para menos. ¿Por qué no la había detenido, por qué no le pidió que se quedara con él? Lo habría hecho sin importar lo buena que fuera la oferta de los Kuchiki, pero él simplemente le dijo que se marchara. Nunca supo el motivo y nunca se atrevió a preguntárselo. No habían vuelto a hablar, ni a verse, desde entonces. Sería la primera vez en varios años. Años que a Rukia se le habían hecho larguísimos.

Al contrario que ese día, que pasó con toda rapidez, quizá precisamente porque temía la llegada de la ceremonia de la tarde. Rukia, vestida impecablemente con su uniforme de shinigami, colocada al lado de Byakuya, observaba a su amigo, que gracias a su melena pelirroja destacaba claramente entre la multitud. Era la primera vez que lo veía con esas ropas; le sentaban bien. Quería decirle tantas cosas y al mismo tiempo no se atrevía a cruzar palabra con él…

Por eso, su intención era la de reunirse con Kaien-dono y el resto de conocidos de su escuadrón una vez acabada la ceremonia. Pero la suerte, el destino o quizá su propio deseo oculto, hicieron que en lugar de eso acabara mucho más cerca del pelirrojo, que justo terminaba de hablar con alguien de la sexta división, a la cual pertenecía su hermano. No tenía manera alguna de evitar una conversación. Su primera conversación en años. Quién le hubiera dicho, cuando corrían juntos por los callejones del Rukongai, que algo así llegaría a pasar.

- Renji… enhorabuena por tu graduación. Lo conseguiste: ya eres un shinigami.

Sintió que estas palabras le pesaban en la garganta. Ella debería estar allí con él, debería haberle dicho “lo conseguimos”. Pero ya no había forma de cambiar las decisiones tomadas en el pasado.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Última edición por Sheena el Mar 27 Feb - 0:14, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Jue 24 Ago - 19:22


COLD DAY IN THE SUN

Renji, que solía dormir profundamente todas las noches, apenas pegó ojo aquel día. Les había asegurado a Kira y Hinamori que él no estaba nervioso por la graduación pero quizás, aunque no quisiera admitirlo ni ante sí mismo, aquello no fuera del todo cierto. De todos modos estaba seguro de que nadie notaría que había tenido problemas para dormir, no cuando casi todos estarían muy pendientes de que todo saliera bien y de no meter la pata. Aquello preocupaba un poco al pelirrojo también, pero normalmente no tanto como al resto.

A pesar de todo ponerse por fin su uniforme oficial de Shinigami le emocionó un poco. Se había esforzado como nunca durante los años de la academia para conseguirlo y una pequeña parte de él aun no terminaba de creerse que lo hubiera hecho. Por un momento no pudo evitar pensar en su infancia en el Rukongai y como por aquel entonces la idea de convertirse en lo que ahora era parecía tan lejana. Por supuesto sabía que el trabajo duro empezaba ahora, pero Renji nunca había tenido problemas con trabajar, justo lo contrario. Y muchos darían cualquier cosa por estar en su lugar. Lo sabía muy bien.

Por suerte la ceremonia fue de lo más normal sin ningún evento reseñable. O al menos así era para todo el mundo, igual que lo había sido para él hasta que vio una cara conocida que en absoluto se esperaba encontrarse aquel día. Había pensado en ella todos los días desde que había sido adoptada por la familia Kuchiki y había dejado la academia para pasar a formar parte de las 13 divisiones. No estaba seguro de cuánto tiempo había pasado, demasiado le parecía una buena forma de describirlo, pero al verla se dio cuenta de que a pesar de todo seguía siendo importante para él. Seguía estando encantado de verlo. Y esperaba que aquello fuera mutuo.

Había perdido de vista a Kira y Hinamori cuando vio que la morena se acercaba a él sin que ninguno de los dos tuviera ninguna vía de escape, aunque ¿realmente quería evitar Renji evitar aquella conversación? No, seguramente no.

Rukia. —Fue lo primero que dijo encontrándose ligeramente perdido—. Los dos lo somos. Aunque como siempre tú te me has adelantado. —Aquello no pretendía ser un reproche, sino una forma de decirle que a pesar de las circunstancias en las que ella se había marchado de la academia él creía que su posición de Shinigami era absolutamente merecida.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Vie 25 Ago - 13:11


COLD DAY IN THE SUN

- Sí… - dijo ella, con un deje de culpabilidad en la voz – Aunque no tenía que haber sido así, tú eras el que estaba en la clase avanzada – si bien ella siempre fue mejor en el control del poder espiritual. De hecho, era para Rukia un misterio cómo Renji había logrado aprobar los exámenes de kidō. Esforzándose mucho, eso estaba claro. Nunca le faltó tenacidad. Al contrario que ella, que optó por el camino más fácil.

No sabía qué más decir. Parecía que él tampoco, razón por la cual se formó un incómodo silencio entre los dos. ¿Debería preguntarle por su experiencia en la Academia? ¿O era mejor no hacer referencia a los años que habían pasado separados? ¿Tendría él algo que contarle o, por el contrario, le reprocharía que si tanto quería saberlo, debió estar allí para verlo?

Tampoco creía que quisiera escuchar cómo era su vida con los Kuchiki, a efectos prácticos pertenecía ahora a la nobleza mientras que él seguía siendo de clase baja. Si bien su estatus había mejorado al convertirse oficialmente en shinigami, también dentro de éstos había rangos y casas familiares más importantes que otros. “Al final, siempre habrá personas de una categoría o de otra, no importa que sean pobres o ricos” reflexionó Rukia al respecto. Y no es que ella viviera una vida rodeada de lujos, precisamente, pero el llevar el apellido Kuchiki ya denotaba una superioridad que, aunque invisible para ella, todo el mundo a su alrededor parecía percibir.

Todo el mundo menos Kaien, que era el único que la trataba con sencillez, cosa que ella agradecía infinitamente. De no ser por él, se hubiera hundido al verse por primera vez completamente sola. Sin Renji a su lado, la única familia que conocía, perdida en un mundo que aún le quedaba grande y formando parte de un clan cuyos miembros la trataban con la máxima frialdad. No pasaba un día sin que se preguntara por qué la habían adoptado, por qué a ella, por qué habían aparecido para separarla de Renji y, sobre todo, por qué él no había querido que dijera que no. Todo para acabar así: sin saber siquiera cómo mantener una conversación casual. ¿En qué momento habían llegado a eso? ¿En qué momento dejaron de ser familia?

- ¿Te han asignado ya a alguna División? – preguntó, en un esfuerzo por continuar aquella charla con normalidad - ¿Podéis elegir?
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Última edición por Sheena el Mar 27 Feb - 0:15, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Lun 28 Ago - 14:39


COLD DAY IN THE SUN

El recién nombrado shinigami estaba buscando desesperadamente algo que decirle a Rukia. Casi no podía creerse que, después de todo lo que habían pasado juntos en el Rukongai, en ese instante pareciera haber una brecha tan grande entre ellos dos. Quizá los años que habían pasado separados no les habían sentado bien a la relación tan estrecha que tenían. Quizá ambos habían cambiado demasiado estando lejos del otro. Tanto que ya no parecía haber nada que los uniera. Pero Renji se negaba a creer eso. Rukia había significado todo para él, y de hecho seguía siendo una de las personas que más importante consideraba en su vida, no pensaba dejar que todo eso desapareciera sin más. Aunque no tuviera ni idea de cómo empezar a arreglar lo que fuera que parecía haberse roto entre ellos.

Sin embargo al final fue ella quien rompió aquel silencio incómodo que se había formado entre ellos, un silencio que recordaba al que tenían dos personas que no sabían nada el uno del otro. Tras un instante contestó tratando de usar el tono que siempre había usado con ella, intentando que eso pudiera acercarles un poquito más—. Nos asignas las divisiones, o al menos a mí me la han asignado. Estoy en la undécima división. —A pesar de lo que se decía de esta, que era la más violenta de todas y que el capitán solo se preocupaba por pelear el pelirrojo creía que aquel sitio era prácticamente perfecto para él. Y seguramente quienes habían decidido enviarle a esa división pensaban exactamente igual que él—. He oído que tú estás en la decimotercera ¿no? ¿Qué tal por allí?

Por supuesto tenía muchísimas más preguntas pero la mayoría eran de ámbito mucho más personal, ¿se tomaría a mal como le iba con su nueva familia? Sabiendo que era una familia noble estaba seguro de que a la morena no le faltaba de nada, algo por lo que se alegraba, salir de la pobreza que habían tenido siempre había sido uno de sus principales objetivos después de todo.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Mar 29 Ago - 12:21


COLD DAY IN THE SUN

- ¿La undécima? Dicen que allí están los mejores luchadores, te felicito – aunque lo que se oía de aquella División eran más bien cosas negativas, Rukia se esforzó por encontrar la parte positiva – También dicen que su capitán da mucho miedo… ¡pero no creo que eso pueda contigo!

Seguro que hasta Renji había notado que el cumplido era forzado. No porque no creyera lo que decía, sino porque sus palabras tenían el tono de alguien que lo dice por compromiso. ¿Pero qué estaba pasando? Rukia notaba la boca seca y una incómoda sensación de angustia. Quería esfumarse de allí, deseaba estar en cualquier otro sitio menos en ese. Y se sentía mal por ello. Renji y ella habían pasado demasiado. ¿Es que acaso lo había olvidado al acostumbrarse a su cómoda vida de shinigami? ¿Le ocurriría a él lo mismo? Estaba confundida, estaba hecha un lío y no entendía sus propios sentimientos. Solo quería salir corriendo de allí. Pero en lugar de eso, se forzó a responder a la pregunta del pelirrojo.

- Bien, el capitán Ukitake es muy amable, aunque no le vemos mucho. Su salud es delicada – explicó – Por eso Kaien-dono se encarga de casi todo. Es nuestro teniente – informó, en caso de que no lo supiera – Hace un gran trabajo, no se lo reconocen lo suficiente. Parece muy serio al principio pero en realidad solo trata de parecer formal. Él fue quien me ayudó a integrarme en la División, sin su ayuda estaría perdida – confesó – Es… creo que es exactamente como un shinigami debería ser. Y es muy buena persona. Me alegra tanto que esté con nosotros.

No podía evitar hablar de él con admiración y respeto. Cuando llegó a la División, la mayoría de los miembros la miraban por encima del hombro. Cuchicheaban a sus espaldas, diciendo que había entrado allí sin esfuerzo alguno, solo porque el capitán Ukitake era cercano al capitán Kuchiki. La despreciaban por su origen humilde. Kaien fue el único que hizo oídos sordos a esos rumores y hasta se encargó de acabar con ellos mediante un efectivo método. La acogió bajo su protección, haciéndola trabajar duro. No solo para que aprendiese, sino para que los demás pudieran ver cuánto se esforzaba.

Funcionó. Con el tiempo la actitud de los demás respecto a ella se había suavizado al comprobar que era una persona sencilla y en nada diferente de ellos. Pero nunca le hubieran dado esa oportunidad y dejado de lado sus prejuicios de no ser por Kaien. Rukia sentía que le debía muchísimo y no sabía cómo agradecérselo, así que le seguía con fervor. Fue el primero en creer en ella, en creer que valía cuando se encontraba perdida y sola. No tenía palabras suficientes para expresar lo muchísimo que significaba eso para ella.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Última edición por Sheena el Mar 27 Feb - 0:15, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Miér 30 Ago - 22:58


COLD DAY IN THE SUN

Por supuesto el pelirrojo notó que aquello había sido un cumplido más por decir algo que otra cosa. Y no solo porque sabía que la mayoría de los rumores que corrían sobre la undécima eran absolutamente terribles. Se decía que enviaban ahí a los shinigamis más temibles y que era la división que más problemas daba. Que los mejores luchadores estuvieran en ella era quizá la única cosa buena que se decía sobre dicha división. Aunque Renji dudaba que le hubieran mandado a esa solo por sus habilidades físicas. Seguramente se le consideraba de los problemáticos.

Tampoco podía tenerle demasiado en cuenta esa actitud a Rukia. Al parecer le estaba pasando exactamente lo mismo que a él. No estaba segura de que decir. Después de tanto tiempo, de tantas cosas que habían pasado juntos, y apenas podían mirarse a la cara el uno al otro. Darse cuenta de aquello fue casi como una bofetada en la cara para Renji. Rukia era la persona más importante de su vida, se negaba a creer que eso había cambiado, y en aquel instante casi parecían dos desconocidos que apenas sabían saludarse. Si se lo hubieran dicho a su yo pasado no lo hubiera creído nunca.

Escuchó con atención como ella hablaba sobre la división en la que ahora se encontraba. Al principio escuchaba alegrándose de que a ella le estuviera yendo bien, sin embargo no tardó en notar una sensación completamente nueva para él. Algo que no estaba muy seguro de como describir pero era casi como cierto malestar en el estómago. Sabía que algo de lo que ella le decía le estaba disgustando pero no sabía el qué. O no quería darse cuenta de ello pues podía notar que la sensación había empezado cuando ella comenzó a hablar sobre el teniente de su división.

Pareces llevarte muy bien con ese Kaien. —Su tono sonó más amargo de lo que había pretendido y sus cejas se fruncieron levemente sin que él siquiera se diera cuenta. Estaba sintiendo celos, por supuesto. Pero era algo que nunca antes le había pasado y de modo que a esos celos se sumaba la frustración de no poder controlarlos. No tenía ni idea de todo lo que Kaien había hecho por Rukia. Además de que solo con esas palabras empezó a sentirse un tanto desplazado en la vida de la morena.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Miér 30 Ago - 23:18


COLD DAY IN THE SUN

- Yo… bueno, es un gran apoyo en la División – dijo Rukia, un poco confusa por el tono cortante que le parecía detectar en la voz de Renji – Me ha enseñado muchas cosas.

¿Es que acaso le parecía mal que tuviera buena relación con su teniente? ¿O iba a hacer como los demás, pensar que era una aprovechada que iba por la vida rodeándose de gente de mayor rango para sacar algún beneficio? Si bien la mayoría de rumores de ese tipo habían desaparecido precisamente gracias a la actitud de su teniente, algunos todavía pensaban así. Además, Kaien era la única persona a la que había logrado acercarse por sí misma, además de él. En la academia no tenía ningún amigo, mientras que Renji enseguida había encontrado compañeros con los que se llevaba bien: Kira, Hinamori, Hisagi-senpai… No era posible que le molestara que ella, por fin, hubiera conseguido lo mismo. No, seguro que eran imaginaciones suyas, provocadas por su inseguridad. Renji no era así.

- De no ser por él, lo hubiera pasado muy mal – continuó diciendo – Me hizo ver que la opinión de los que te juzgan sin conocerte no importa… aunque sea difícil poner eso en práctica. Seguro que te caería bien si le conocieras – aventuró, más por cortesía que otra cosa – Casi nunca enseña su faceta seria y le gusta ir enfrentándose a todo el mundo, en broma, claro está. Más o menos como tú.

Vio cómo su amigo fruncía más las cejas ante este nuevo comentario, momento en que reparó en los nuevos tatuajes que no estaban allí cuando se separaron. Había tantas cosas que se había perdido… cosas y tiempo que no recuperarían. Rukia cada vez tenía más claro que el camino que habían elegido para mejorar sus condiciones de vida se dividía en dos. Cuanto más hablaba con él, más desesperanzada se sentía. Quedaba patente que no volverían a ser lo que una vez fueron… ni siquiera algo cercano a eso.

Tal vez así tenía que ser, pensó. Tal vez esas cosas pasaban en la vida. Tal vez la gente, al igual que se unía, también se alejaba. Después de todo, esa fue su elección el día que se marchó con los Kuchiki. No podía esperar que todo siguiera igual después de dar semejante paso. Y quizá Renji había salido de su vida, por más que le doliera, pero otras personas podían entrar. Personas como Kaien. Era lo único positivo de la decisión que había tomado. Y, si lo pensaba en esos términos… se alegraba de ello, porque así había podido conocerle.

- Pero no te preocupes. Seguro que en tu escuadrón no tardarás en hacer buenas migas con la gente. Siempre se te dio bien – mejor que a ella, desde luego.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Última edición por Sheena el Mar 27 Feb - 0:15, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Sáb 2 Sep - 15:07


COLD DAY IN THE SUN

Renji se repetía a si mismo interiormente que ese tal Kaien seguramente solo era un amigo y que Rukia podía tener todos los amigos que ella quisiera exactamente igual que él tenía a Kira, Hinamori e incliso Hisagi. Que igual que él había conocido a gente en la academia ella podía haberlo hecho en su división. Sin embargo no podía evitar que le molestara, quizá no por el hecho en sí si no por la admiración por la que Rukia parecía hablar del teniendo de la decimotercera. En el fondo temía que ese hombre pudiera ser para ella mucho más que su superior. Temía que le hubiera reemplazado por él. Aunque realmente ¿reemplazarle en qué? Solo habían sido amigos, nada más. Y podían seguir siéndolo independiente de cuantos otros tuvieran. Tal vez Renji empezaba a darse cuenta de que hacía un tiempo ya que aspiraba a más que la amistad de Rukia.

Y eso era algo que cada vez estaba más lejos de su alcance.

Su ceño se frunció apenas un poco más al ver que en cierto modo los estaba comparando. Y lo cierto es que por como lo describía ella en otras circunstancias seguramente le hubiera dado la razón en que se llevarían bien y le diría que estaría encantado de conocerle. Pero no podía, no ese momento y con aquella sensación que había decidido aparecer en su pecho.

Sí, claro. —Fue lo único que respondió a aquellas palabras sin querer que en estas se dejara entrever lo tenso que estaba de pronto. Y tratando de evitar que el abismo que parecía abrirse en ese instante entre los dos a pesar de estar el uno al lado del otro se hiciera más grande. Una tarea en la que claramente parecía estar fallando pues cada vez se veía más lejos de la que durante gran parte de su vida había sido su mejor amiga.

A pesar de lo que se contaba de la undécima Renji no había dudado de que encontraría compañeros en esta. Después de todo coincidía en que con su carácter era la división en la que mejor encajaba y eso significaba que seguramente encontraría a otros shinigamis afines a él. Y nunca le había constado hacer amigos, al menos no mientras estos no le pidieran que se comportara de una forma completamente distinta a lo que era su personalidad como le había pasado en la academia con gente que se creía mejor que él por venir de un sitio mejor.

Yo… Me alegro de que tú hayas encontrado a alguien. —Dijo casi en un murmullo pues casi le dolía tener que pronunciar aquellas palabras.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Sáb 9 Sep - 23:34


COLD DAY IN THE SUN

No entendía por qué las palabras de Renji eran tan secas, sus respuestas tan escuetas. No podía dejar de darle vueltas a la idea de que desaprobaba cuanto había hecho desde que se separaron y eso solo acrecentaba su sensación de culpabilidad. Seguro que se estaba conteniendo para no echarle en cara que le hubiera dejado solo en medio de toda esa gente que se creía mejor que él. Que le hubiera dado de lado para irse con el tipo de personas que siempre habían detestado. La clase de gente que, precisamente, hacía de su vida un infierno cuando estaban en el Rukongai.

Si pudiera volver atrás, lo haría sin dudarlo. Esta idea cada vez cobraba más fuerza en su cabeza conforme continuaba hablando con él. Pero no podía. Ya tuvo su momento de elegir, y eligió mal. Kaien era lo único bueno que había salido de eso y no pensaba renunciar a la única cosa que hacía que se arrepintiera un poco menos de su decisión. Kaien había entrado en su vida como un rayo de luz, radiante, mientras ella trataba de descubrir cuál era su lugar en el mundo ahora que Renji no estaba o de entender por qué la habían adoptado los Kuchiki y solo recibía frialdad de su parte.

- Tú hiciste amigos enseguida – balbuceó, sin saber muy bien cómo contestar a ese “me alegro de que hayas encontrado a alguien” – A mí nunca se me dio eso de conocer gente nueva, así que para mí es muy importante tener a Kaien-dono – explicó. No podía evitarlo: cada vez que hablaba de él lo hacía con adoración, sentía un cosquilleo en el pecho y hasta le daban ganas de sonreír un poco. Era consciente de que era fácil malinterpretar eso, pero ella no estaba preocupada: era solo admiración y respeto lo que la unía a su teniente. Buscaba pasar el máximo tiempo con él porque le aportaba tranquilidad y conocimientos. No había nada más. Además, Kaien estaba felizmente casado con Miyako. No había lugar para nada más.

Esto se lo había repetido Rukia una y mil veces a sí misma cuando, algunas noches, se sentía inquieta por la intensidad de las emociones que su teniente le despertaba. No obstante, se decía también que era algo nuevo para ella tener ese nivel de conexión con una persona, distinto al que había tenido con Renji, y que por eso se le hacía extraño. Solo era eso.

- Entonces, te deseo mucha suerte con tus nuevos compañeros – dijo, con intenciones de finalizar aquella incómoda conversación – Ya nos… ¡ah, mira! ¡Allí está! ¡Ese es Kaien-dono! Y aquella su esposa, Miyako-dono – le señaló al pelirrojo dos figuras que entreveía a la distancia entre el gentío, para que los pudiera identificar también.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Última edición por Sheena el Mar 27 Feb - 0:16, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Mar 19 Sep - 11:31


COLD DAY IN THE SUN

Estaba metiendo la pata hasta el fondo y lo sabía de sobra. Pero ya era demasiado tarde para dar marcha atrás. No hubiera sabido realmente como hacerlo. No podía echarle en cara a Rukia que hubiera seguido con su vida, una vida mejor que la que habían tenido juntos años atrás en el Rukongai. Sin embargo aquella maldita sensación no se iba de su pecho. Por un momento llegó a pensar que era envidia, pero lo descartó enseguida al darse cuenta de que realmente se alegraba de que ella ya no tuviera que vivir en la miseria que habían pasado durante su infancia. Además no podía imaginarse a sí mismo envidiando a la morena. Quería lo mejor para ella, aunque eso significara que no compartirían el mismo destino.

Amigos, claro… —Comentó en un murmullo tan bajo que dudó incluso de que ella pudiera haberle escuchado. En el fondo sabía que parte de todo aquello era la que le molestaba y que no quería admitirla ni ante sí mismo. De todos modos daba igual ¿no? Rukia y él ahora pertenecían a clases muy distintas. Ahora la morena formaba parte de la nobleza de la sociedad de almas y él iba a pasar a formar parte de la que seguramente era la división con peor fama de las trece. De una forma u otra cada vez estaban más lejos el uno del otro.

Fue entonces cuando Rukia señaló a Kaien. Pensaba comentar algo, como que entendía que ella se hubiera fijado en él o algo así, pero se quedó totalmente en blanco cuando ella mencionó que la mujer que estaba al lado del moreno era su esposa. Se sintió absolutamente estúpido de pronto. Lo había malinterpretado todo. Había imaginado que había algo más que una amistad surgida en el trabajo entre Rukia y él. Pero si él ya tenía pareja no podía ser así ¿verdad? Cuando volvió a hablar no pudo disimular un tinte sorprendido en su tono de voz—. ¿Su esposa? —No paraba de repetirse a sí mismo que solo él podía ser tan idiota. Rukia solo había hablado de amistad, nada más. Por supuesto seguía notando aquella barrera invisible que parecía haberse formado entre él y la morena. Pero parecía haberse hecho un poco más débil en aquel instante.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Mar 3 Oct - 12:31


COLD DAY IN THE SUN

- Sí, nuestra tercera oficial al mando – explicó – Hacen una pareja encantadora, pero no solo eso. Entre los dos llevan casi todo el peso de la División.

Rukia no tenía ni idea de relaciones románticas. Hasta entonces había estado demasiado ocupada tratando de sobrevivir para pensar en algo como eso. Ni sabía cómo funcionaban, ni creía que algún día fuera a tener una. Pero si llegaba a darse el caso, pensaba que Kaien y Miyako eran el ejemplo perfecto. Admiraba a Miyako casi tanto como a Kaien: era fuerte, valiente, inteligente y hermosa. Todos en el escuadrón la adoraban y se podía notar que su esposo estaba perdidamente enamorado de ella. Más de una vez, Rukia había deseado ser como ella en el futuro. Sabía que nunca podría alcanzar ese nivel de compenetración y confianza con su teniente como el que él tenía con su mujer, pero eso no significaba que no soñase con ello. En ocasiones se imaginaba que llegaba a ser una shinigami decidida, audaz y bella como Miyako. Y tal vez así Kaien la vería con otros ojos…

Pero ¡¿en qué estaba pensando?! No era el momento ni el lugar de ceder a tales ensoñaciones. Se obligó a hacer un esfuerzo para devolver su atención a Renji, el cual casi había olvidado que se encontraba allí.

- Según me explicó el capitán, es raro que se den matrimonios en el Seireitei. Ellos son una excepción – continuó, sin apartar los ojos de la pareja – Claro que es difícil no romper todas las normas tratándose de alguien como Kaien-dono. Yo haría lo mismo. Miyako-dono debe ser la mujer más afortunada de las trece divisiones.

Lo dijo sin pensar. Pero efectivamente, su subconsciente la había traicionado, dejado escapar en voz alta lo mucho que deseaba ocupar el lugar de la tercera oficial. Hasta entonces, Rukia no había experimentado envidia sino adoración hacia aquella mujer. Y de pronto, se había imaginado a sí misma cogida del brazo de Kaien, como su igual… y algo más. Eso la asustó, por lo que se giró rápidamente para quedar de espaldas a ellos. Encima, Renji estaba delante. Renji, que siempre había ocupado el lugar más importante en su vida y que (ahora se daba cuenta) había sido lentamente desplazado a favor de su teniente. Rukia estaba asustada, perdida en un mar de sentimientos que desconocía. Al encontrarse entre Renji y Kaien, se encontraba extraña. No sabía lo que estaba pasando. Seguramente, nada bueno.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Última edición por Sheena el Mar 27 Feb - 0:16, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Miér 25 Oct - 22:19


COLD DAY IN THE SUN

Por supuesto que Renji sabía que los matrimonios no eran algo común en el Seireitei, excepto entre las grandes familias nobles. Sin embargo él siempre había tenido la pequeña esperanza de poder ser una de esas raras excepciones con Rukia. Una esperanza de la que quizá ni él mismo se hubiera dado cuenta. Y viendo a los dos compañeros de división de la morena no pudo evitar imaginarse durante un momento como sería su vida si se casara con Rukia y acabó sintiendo cierta envidia de ellos. Pero casi todo pensamiento racional desapareció de la cabeza del pelirrojo al escuchar que Rukia haría exactamente lo mismo que Miyako casándose con Kaien.

Por supuesto aquello le molestó y su primer impulso fue simplemente darse media vuelta y largarse de allí como un perro herido. Pero no podía hacer eso cuando se trataba de Rukia por lo que apretó los puños con fuerza haciendo su mejor esfuerzo para tragarse su orgullo y rabia en aquel momento antes de respirar hondo. Sabía que las palabras que estaban a punto de salir de sus labios eran una mala idea, pero en aquel momento no tenía demasiados filtros, tampoco es que los tuviera normalmente, de modo que se le escuchó hablar sin vacilación—. ¿Acaso te gusta Kaien?

Fue una pregunta simple, pero notó como simplemente por formularla algo se rompía en su interior. No, no quería saber la respuesta, y mucho menos si esta era afirmativa. No estaba preparado para ello. Pero era demasiado tarde, ya no podía desdecirse de ninguna forma que no delatara lo nervioso que estaba. Por lo que solo le quedaba esperar la respuesta de la morena. De la chica de la que había estado enamorado durante años. De la que seguía estándolo. La chica que en un instante podía decirle que le gustaba otro y así hacer pedazos el corazón del pelirrojo sin siquiera saberlo.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Dom 29 Oct - 21:48


COLD DAY IN THE SUN

Rukia dejó de observar a Kaien y Miyako con adoración para girarse hacia Renji en lo que a ella le pareció a cámara lenta. Casi pudo notar cómo la expresión de su rostro cambiaba, cómo se alzaban sus cejas y su boca se abría por la sorpresa. Su cerebro también tardó un poco en procesar la pregunta a la que se enfrentaba, a pesar de que su lado racional encontraba que la respuesta era tremendamente obvia: no, claro que no. Eso era lo que quería decir. Entonces ¿por qué demonios no salían de su boca esas palabras? En su lugar, un inconexo balbuceo sustituía a las palabras que intentaba pronunciar, lo cual solo hacía que el ceño de Renji se frunciera más, remarcado por los tatuajes dibujados sobre sus cejas.

No, no, no. Todo estaba saliendo mal. Y lo último, lo último que necesitaba era que Renji se hiciera ideas equivocadas sobre ella. Como que, ahora que pertenecía a la nobleza, se pasaba el día perdida en ensoñaciones románticas porque podía permitírselo. O que ya no le importaba de dónde venía, todo lo que habían pasado juntos… o que se había olvidado de él. No, eso era imposible. Y por fin, con este pensamiento en mente, fue capaz de negar lo que Renji sugería.

- ¡Claro que no! Qué tontería – bufó, cruzando los brazos sobre el pecho en una leve muestra de indignación – Él es mi superior, lo admiro… muchísimo – reconoció – Y está casado con Miyako. Ella también es un modelo a seguir. Ambos lo son. No es más que eso – aseguró, sin saber si trataba de convencer al pelirrojo o a sí misma. Porque él había logrado plantar la semilla de la duda en ella y por un momento, por un minúsculo momento, se planteó la posibilidad de que la respuesta a su pregunta fuera afirmativa… y no había experimentado más que miedo. Un miedo terrible a que su recién enderezada vida, aún inestable, se viniera debajo de nuevo como un castillo de arena. Igual que cuando le había perdido a él. Porque no podía engañarse: por más que estuvieran hablando ahora, como si nada pasara, el día que ella tomó el apellido Kuchiki, también había expulsado a Renji de su vida sin posibilidad de volver atrás – Además… no es asunto tuyo.

No pudo evitar añadir esas palabras. Nunca, jamás, había sido tan cortante con él. Pero ahora ¿qué más daba? Y todo porque había detectado un leve reproche en la pregunta, que la hacía sentirse ligeramente atacada. ¿Qué le importaba a Renji si le gustaba alguien o no? ¿Acaso creía que tenía algún derecho a inmiscuirse en su vida después de haberla dejado marchar, de no ser capaz de pedirle que se quedara a su lado? Para Rukia estaba claro que no, y esperaba que él no cometiera el error de pensar lo contrario. Lo hecho, hecho estaba. Para bien o para mal.
Academia Shinigami — Por la tarde — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Última edición por Sheena el Mar 27 Feb - 0:16, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Dom 14 Ene - 1:09


COLD DAY IN THE SUN

El alivio que sintió el pelirrojo ante la respuesta negativa de su amiga duró solo unos segundos. Unos segundos en los que fue plenamente consciente de cuáles eran sus sentimientos por la mujer que tenía delante. Segundos en los que casi esbozó una enorme sonrisa. Casi. Pues esta quedó totalmente congelada ante las últimas palabras de Rukia. Cortantes como nunca, ni siquiera cuando eran unos críos que se pasaban todo el día picados ella había usado aquel tono con él. Fue casi como un puñal atravesándole el pecho.

Trató de serenar la expresión de su rostro para que ella no notara nada. De nuevo notaba el abismo entre ellos dos a pesar de que durante un instante había parecido cerrarse. Pero ahora era diferente. Ahora parecía ser incluso más infranqueable que antes. Trató de contener su rabia apretando los puños hasta el punto en que sus nudillos se volvieron blancos. Pero con algo de suerte ella no se daría cuenta de eso. Al menos así lo esperaba Renji.

Tienes razón. —Musitó finalmente con la voz más neutra que pudo articular en ese momento a pesar de que en su interior estaba realmente dolido—. No es asunto mío.

Decir aquello casi dolía tanto como lo que había escuchado de los labios de Rukia pero por algún motivo lo veía completamente necesario. Sus palabras le habían dado a entender que ya no tenía un sitio en la vida de ella. Rukia ahora era una noble y él seguía siendo un simple perro callejero criado en el rukongai, que además iba a entrar en la división con peor fama de las trece. Entendía porque ella podía no quererle en su vida.

Voy a retirarme ya. —Era su propia graduación y estaban celebrando una ceremonia en su honor y el resto de sus compañeros pero Renji ya no se sentía con ganas de estar allí—. Ahora que ambos hemos terminado la academia supongo que nos veremos más veces. —Aquello era casi si forma de despedirse. Por supuesto pura formalidad. Realmente no contaba con ver demasiado a Rukia, si la veía en absoluto.

Academia Shinigami — Por la tarde — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Lun 22 Ene - 0:07


SCREAMING IN SILENCE

El aire fresco de la tierra le resultaba reconfortante. A Rukia le parecía que la atmósfera de ese mundo era mucho más ligera que la de la Sociedad de Almas. Quizá alguien como Urahara dijera que se debía a la alta concentración de partículas espirituales en su mundo de origen. Tal vez estuviera en lo cierto, pero fuera cual fuese el motivo a ella le parecía fresco y liberador.

En un principio, no esperaba encontrarse tan cómoda en un mundo extraño. Había muchas cosas que desconocía, sí, y además había llegado allí casi huyendo. ¿De qué? De sus propios demonios, de los que la acompañaban adonde quiera que fuese desde la muerte de Kaien. De la culpa por lo que había pasado y lo que no, entre ellos. Del vacío en su pecho que antes estaba ocupado por Renji y ahora no era nada más que eso, vacío.

Sin embargo, la calidez de Ichigo lo había cambiado todo. Lo que comenzó como una misión rutinaria y se convirtió en un desafortunado incidente había terminado en una singular amistad. ¿Un humano con poderes de shinigami? Seguro que nunca antes se había visto algo así. Pero las cosas habían resultado de ese modo, Ichigo de alguna manera estaba a la altura de las circunstancias y mientras Urahara le guardase el secreto no había nada que temer. Era solo cuestión de tiempo que todo volviera a la normalidad.

O eso pensaba. Porque desde hacía unos días, venía sintiendo un reiatsu poderoso a su alrededor. Uno que conocía muy bien. A veces no estaba segura, otras lo percibía con toda claridad. ¿Sería él de verdad? ¿La estaba espiando? Entonces ¿por qué no se dejaba de juegos y se mostraba ante ella? Si el objetivo era ponerla nerviosa, estaba cerca de conseguirlo.

Tenía que tomar una decisión. Si en la Sociedad de Almas se sabía lo que había hecho, era el fin. No solo para ella: Ichigo también estaba en peligro. Y eso no podía permitirlo. No podía dejar que alguien que le importaba sufriera por su culpa, no de nuevo. En ese caso, solo tenía una salida: tenía que marcharse. Por más que le doliese, tenía que abandonar a Ichigo.
Karakura — Por la noche — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Lun 22 Ene - 12:44


SCREAMING IN SILENCE

Había pasado  mucho tiempo desde la última vez que el pelirrojo había estado frente a frente con Rukia. Quizá demasiado por lo que estaba realmente nervioso con aquella misión. Habían pasado demasiadas cosas desde la última vez que habían hablado, cuando no habían quedado en muy buenos términos con el otro precisamente. En todo ese tiempo Renji recientemente había conseguido convertirse en una el teniente de las divisiones. Y no de cualquiera de ellas, de la sexta. La división cuyo capitán era el hermano adoptivo de Rukia. No había llegado a decírselo a la morena antes de que ella saliera en aquella misión, había querido esperar a que volviera. Quizá arreglar las cosas. Pero ella no había vuelto. Y ahora les habían ordenado a él y a su capitán llevarla de vuelta a la sociedad de almas.

No le gustaba demasiado la misión, tratar a Rukia como una enemiga era algo que no se hubiera esperado jamás, pero las órdenes eran indiscutibles, especialmente cuando tenía el capitán que tenía. Byakuya no parecía dispuesto a saltarse ninguna orden que le dieran sus superiores por mucho que estas le indicaran que debía apresar a su propia hermana. Renji no era capaz de entender cómo podía ser así. Él mismo tenía dudas al respeto y su capitán parecía ni siquiera pestañear al respecto. En el fondo aquella actitud le molestaba. Era su hermana. Una hermana que él mismo había elegido, alejándola de ese modo del lado de Renji, y no mostraba tener ni un ápice de cariño por ella.

Con la idea de quitarse aquellos pensamientos de la cabeza decidió separarse de su capitán y recorrer las calles de aquella ciudad humana. Puso la excusa de que separados recorrerían antes más terreno, pero realmente no estaba buscando a la morena, al menos no activamente. Sin embargo el destino pareció jugar en su contra. Le hubiera gustado fingir que no la veía pero a esas horas de la noche la mujer era la única persona además de él en esa calle de modo que sus pies dejaron de moverse mientras la mirada del pelirrojo se clavaba en la menuda figura de la que antes había sido su mejor amiga—. Rukia.
Karakura — Por la noche — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Lun 22 Ene - 14:03


SCREAMING IN SILENCE

Ya estaba decidido: sería esa misma noche. La presencia que sentía se había ido haciendo más fuerte en los últimos días, ya no podía esperar más. Si lo hacía, ponía en peligro a Ichigo. Ya tenía bastante con haberse mezclado en asuntos de shinigamis siendo un simple humano. Uno que podía ver a los espíritus, sí, pero humano al fin y al cabo. Procedían de mundos distintos. Había sido un error acercarse tanto.

Más o menos a la hora de siempre, Rukia se puso el pijama y anunció que se iba a dormir, cerrando la puerta del armario de la habitación del chico. Éste no dijo nada aparte de darle las buenas noches y se metió en su propia cama, quedándose dormido al poco rato. Era de esperar: habían tenido mucho ajetreo en los últimos días. Primero la aparición del quincy, Ishida; luego el aumento del número de hollows en el área… Utilizar su forma espiritual le pasaba factura a su cuerpo humano, por lo que necesitaba mucho descanso. Algo que, en esos momentos, jugaba a su favor. No quería una despedida, ni tener que darle explicaciones, ni mucho menos que intentase detenerla. Mejor que no supiera nada y que su vida volviera a la normalidad, como era antes de que ella apareciese. Por eso decidió dejarle una nota en clave, pidiéndole que no la buscara y aconsejándole que se mantuviera escondido durante una temporada. Si los que la buscaban eran quienes ella creía, toda precaución era poca.

En silencio, Rukia se cambió de ropa y tomó las escasas pertenencias que necesitaba llevar consigo en una pequeña mochila. Salió del armario sin hacer ni un ruido y abrió la ventana, por la cual saltó con facilidad hasta la calle. Se detuvo a mirar atrás una sola vez: no podía negar que echaría de menos a Ichigo. No habían pasado mucho tiempo juntos y todo había sido muy raro, pero él le había brindado amabilidad y habían conectado rápidamente, de un modo muy cercano. Quizá fuera por compartir los mismos poderes, pero Rukia sabía que había algo más. En cierto sentido, le recordaba mucho a Kaien. Tal vez ese fuera el motivo…

No podía perder tiempo pensando en eso, se reprochó a sí misma. Tenía que llegar cuanto antes a la tienda de Urahara. Sin embargo, apenas había recorrido un tercio del camino cuando supo que no estaba sola en la desierta calle. Había alguien más con ella. Alguien a quien no veía desde hacía años y con quien había esperado encontrarse de muchas maneras, excepto en esa situación. Su instinto no estaba equivocado: era él. Despacio, se dio la vuelta para encararle, sabiendo que no le gustaría lo que iba a encontrarse.

- Renji. ¿Por qué tú…? – murmuró, sin saber siquiera si estas últimas palabras llegarían a oídos del shinigami pelirrojo, que en esos momentos la miraba con una mezcla de enfado y desprecio.
Karakura — Por la noche — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Lun 22 Ene - 16:25


SCREAMING IN SILENCE

Le costó un poco reaccionar. Aparte del nombre femenino que prácticamente se escapó de sus labios no estaba seguro de que más hacer. ¿Debía avisar a su capitán de que la había encontrado? ¿Debía ocuparse del trabajo él mismo y llevarla ante Kuchiki aunque tuviera que usar la fuerza? Aquello último iba a ser terriblemente complicado pues no se veía capaz de usar la fuerza con la que durante mucho tiempo había considerado su mejor amiga. Y si lo hacía no estaba seguro de que pudiera perdonarse jamás por haberlo hecho. Con la mente hecha un lio dio un par de pasos hacia delante. Hacia ella. Demasiados años sin verla. Años que en esos momentos despertaban en el pelirrojo una nostalgia difícil de ignorar.

Tras un par de pasos más volvió a quedarse quieto, solo mirándola. Tratando de ignorar como su corazón parecía bombear sangre mucho más rápido de lo normal. ¿Cuántas veces había soñado con ese reencuentro entre los dos? Las bastantes como para haber perdido la cuenta. Se lo había imaginado de muchísimas maneras, pero no así. Nunca así. Ni en las peores de sus pesadillas se hubiera imaginado que ella estuviera huyendo y él fuera el encargado de ir tras ellas. Cazador y presa. No, aquello no podía estar pasando. No de verdad. Y sin embargo no paraba de escuchar una vocecita burlona en el fondo de su mente que repetía constantemente que sí, que aquello era real. Y todos los esfuerzos que el recién nombrado teniente hacía por acallarla eran en vano.

Una de sus manos viajó hasta su Zanpaku-tō, si desenvainarla, solo dejando que su mano reposara sobre la empuñadura de la misma. Adoptando la posición que sus superiores esperaban de él. Fingiendo que todo aquello no le estaba partiendo por dentro. De ese modo sería mucho más fácil. O al menos eso era lo que esperaba. Eso era lo que decía todo el mundo. Si finges que algo no te importa acaba por no importarte. Pero por supuesto nada era tan sencillo.

He venido a llevarte de vuelta a la sociedad de almas. —Si voz no flaqueó en ningún momento y sus ojos no mostraban nada que delatara lo que realmente le estaba costado—. Y será mejor que no te resistas y vengas conmigo por las buenas.
Karakura — Por la noche — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Lun 22 Ene - 21:19


SCREAMING IN SILENCE

He venido a llevarte de vuelta a la Sociedad de Almas.

Eso era evidente. ¿Por qué otro motivo estaría allí si no? Sin embargo, de todos los shinigamis a los que podrían haber enviado ¿tenía que ser justamente él? O tal vez sus actos le parecían tan inaceptables que se había ofrecido él mismo para arrestarla. Quería creer que no, pero no podía engañarse: había mucho de este Renji que no conocía, a causa de las décadas que habían pasado distanciados. No podía cometer el error de pensar que seguía siendo el mismo. Así como ella tampoco lo era.

Además, tenía otro problema del que no se había percatado. Que Renji estuviera allí significaba que estaba trabajando a las órdenes de su hermano. No podía ser de otra manera: la insignia de la Sexta División se apreciaba claramente en su antebrazo. No iba a tener las cosas nada fáciles a su vuelta. Si tan solo hubiera tenido un poco más de tiempo… se planteó si Renji colaboraría con ella. Un solo vistazo a sus ojos le dijo que no. Que realmente haría todo lo necesario para cumplir su misión, dejando de lado todo lazo que les hubiera unido en el pasado. Estaba en una situación verdaderamente complicada.

- Lo sé – dijo al fin, enfrentándose a esa mirada afilada que jamás había visto antes – No pretendo escapar de las consecuencias – estaba diciendo la verdad, en el fondo siempre supo lo que iba a ocurrir si se quedaba demasiado tiempo en la tierra – Pero hay algo que está pasando, Renji, y tengo… tengo que resolverlo. Solo necesito…

¿Cómo podría explicárselo sin parecer todavía más culpable? ¿Cómo decirle que sus poderes no habían vuelto pese a los dos meses transcurridos y que ni siquiera Urahara sabía lo que estaba pasando? ¿De qué manera le haría creer que su exilio estaba provocado, en parte, porque no tenía modo de entender lo que le estaba pasando a su cuerpo espiritual? Le diría que todo era culpa suya, por haber hecho el trato con el humano. El nombre de Ichigo saldría a relucir y le pondría en peligro. Tenía que evitar eso a toda costa.

- Por favor, Renji. Solo un poco más.
Karakura — Por la noche — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Jue 25 Ene - 13:16


SCREAMING IN SILENCE

Dudó. Fue apenas un instante que no dejó que se apreciara exteriormente pero lo hizo. ¿Cómo negarle precisamente a ella lo que le pedía? Además aunque lo hiciera seguramente podría ocultarlo de su capitán, o eso esperaba. Era tentador darle lo que pedía, esperar que eso arreglara un poco las cosas entre los dos. Pero sabía que eso no funcionaría. De un modo u otro él iba a ser quien la llevara de vuelta a la Sociedad de Almas, con todo lo que eso implicaba. Que seguramente ella no querría volver a verlo. No era un gran cambio teniendo en cuenta las últimas décadas.

Eso fue lo que se dijo a sí mismo para convencerse de que estaba haciendo lo que debía cuando sacudió ligeramente la cabeza en una negativa. Tenía que pensar que la cosa entre los dos era irreparable para poder cumplir con su deber. Con sus órdenes. Con lo que se esperaba de él. Por mucho que todo su espíritu lo dijera que aquello estaba mal y que no lo hiciera.

No puedo. —Fue la escueta respuesta del pelirrojo mientras de nuevo comenzaba avanzar hacia ella, esta vez sin detenerse, sin apartar la mano de la empuñadura de Zabimaru. La mirada seria de Renji no se apartó del menudo cuerpo de la shinigami mientras recortaba la distancia entre los dos—. Sabes que no puedo. —Añadió. La morena sabía tan bien como ella como de estrictas eran las normas de los shinigami.  Normas que en su anterior división quizá podría haber pasado un poco por alto, sin embargo con Byakuya Kuchiki como capitán no. Y mucho menos siendo ahora él teniente—. Así que será mejor que vengas conmigo sin resistirse. —Por un parte deseaba que hiciera precisamente eso pues a pesar de todo no tenía ninguna gana de luchar contra ella, pero por otro esperaba que ella escapase. Y no poder localizarla de nuevo. Eso sería lo mejor para Rukia.
Karakura — Por la noche — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Sheena el Lun 29 Ene - 0:45


SCREAMING IN SILENCE

Rukia tenía que haber sabido que era de esperar. Que, aun cumpliéndose la remota posibilidad de que Renji quisiera colaborar con ella, no podía contradecir las órdenes de su hermano. Que quisiera o no, era irrelevante. Su voluntad no tenía nada que ver. Por un momento, hasta se sintió orgullosa del shinigami que tenía delante. Había llegado tan lejos, se había esforzado tanto… Y todo para ser enviado a arrestarla. Era amargo e irónico, cuando fue ella quien sugirió en primer lugar, tantos años atrás, que se convirtieran en shinigamis.

Pero ahora no tenía sentido pensar en nada de eso. Lo único que importaba era que estaba en un callejón sin salida y que, cuanto más tiempo permaneciera en la tierra, más ponía en peligro a Ichigo. Ya se estaba planteando la posibilidad de rendirse, puesto que sin su cuerpo espiritual en condiciones no tenía forma de oponerse a Renji, cuando sintió la presencia de alguien más en aquella calle desierta.

Se trataba, justamente, de la última persona a la que deseaba ver en esas circunstancias. Y es que ¿cómo podía enfrentar la dura mirada de Byakuya Kuchiki, que se clavaba en ella como si de su espada se tratase? Su hermano adoptivo, que le había dado un nuevo nombre y una nueva vida, a pesar de que nunca supo por qué ni mostró ningún tipo de emoción hacia ella. Y Rukia se lo agradecía de esa manera, desobedeciendo a sus superiores (no podía olvidar que ahora Renji estaba por encima de ella en cuanto a rango) y deshonrando el apellido Kuchiki. Seguro que jamás se lo perdonaría.

De hecho, tan solo mantuvo su mirada altiva mientras esperaba a que su subordinado se hiciera cargo de la tarea para poder regresar a la Sociedad de Almas. Rukia retrocedió unos cuantos pasos en lo que Renji se acercaba. La mano sobre la empuñadura de su espada le indicaba que verdaderamente estaba dispuesto a usarla. No tendría piedad con ella. Entonces… no le quedaba más opción que defenderse como pudiera.

- ¿De verdad vamos a pelear? ¿De verdad desenvainarás tu espada? – quiso saber, adoptando una postura defensiva, pues había modos mucho más fáciles de hacer aquello – Por favor, Renji. Yo también tengo algo que proteger – confesó, en un intento desesperado de apelar a su compasión. Sin embargo, ya sabía de antemano que no funcionaría. No cuando Byakuya estaba presente, aguardando el obvio desenlace que aquello habría de tener.
Karakura — Por la noche — Con Renji
✲ PSYCHONAUT


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
763

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por MissJarlaxle el Sáb 24 Mar - 17:52


SCREAMING IN SILENCE

A Renji no se le pasaba por alto la ironía de todo aquello. Sí, había sido ella quien habrá tenido la idea de que ambos se convirtieran en shinigamis. Para salir del Rukongai. Para tener una vida mejor. Y había sido precisamente eso lo que los había destruido. Quizás su anterior vida hubiera sido de pobreza y marginación, algo que hacía mucho que ninguno de los dos conocía pues aunque Renji no había vivido como un noble tampoco se había encontrado de nuevo en la calle, sin embargo en aquel tiempo se habían tenido el uno al otro. Habían tenido una amistad que parecía más fuerte que todos los obstáculos en el camino. Y sin embargo los caminos de ambos les habían llevado a eso. A estar enfrentados. Tal vez para siempre.

Y algo en la cabeza del pelirrojo no paraba de gritarle aquello. Que lo que estaba haciendo estaba mal. Que aquella era su amiga, la única que le quedaba de esa infancia miserable que habían vivido en uno de los peores rincones de la sociedad de almas. Pero después de tanto tiempo separados no podía  hacer caso a aquellos pensamientos. Acababa de ser ascendido a teniente por lo que debía acatar las órdenes y dar ejemplo. Además de hacer que su capitán se sintiera orgulloso de él.

Si le quedaban dudas estas se disiparon cuando notó la presencia de su capitán acercarse por su espalda. Ya ni siquiera podría fingir que no la había visto y dejarla marchar sin más. Todas las cartas estaban sobre la mesa y no parecían ser favorables para Rukia. Apenas saludó a su capitán con un prácticamente imperceptible movimiento de cabeza cuando su atención se volvió enteramente de nuevo hacia ella al volver a escuchar su voz.

Eso fue exactamente lo que hizo Renji. Desenvainó su espada y se acercó apenas un paso más hacia ella. En apariencia sin dudar durante un solo instante, pero lo cierto era que aquel gesto era una de las cosas que más habían costado a Renji en toda su vida.

Es la última vez que lo repito. —Alzó la voz con un tono serio que normalmente era bastante raro en él—. Entrégate.

Karakura — Por la noche — Con Rukia
✲ PSYCHONAUT


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1137

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > The crimson stray dog & the white moon princess

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.