Últimos temas
» 02. They call the Rising Sun
Hoy a las 2:22 pm por Nightingale

» 04. Bad moon rising
Hoy a las 2:15 pm por Nightingale

» Cuando el pasado y el presente chocan entre sí.
Hoy a las 4:18 am por Hani

»  ❃ We Belong Together
Hoy a las 12:47 am por Hellcat

» Hunt season
Hoy a las 12:02 am por Dice Master

» To the ends of the earth
Ayer a las 10:08 pm por Nyadeh

» ♫ This isn't my idea of fun
Ayer a las 8:10 pm por Storm Queen

» ~ You could be loved again
Ayer a las 7:33 pm por Carrie_B

» 02. Pretty Little Liar
Ayer a las 4:40 pm por Incaendium

» ♫ The most human of us all
Ayer a las 2:24 pm por Hellcat

» Pirate's song
Ayer a las 3:45 am por Ghawazee

» 03. Defiance.
Ayer a las 2:56 am por Incaendium

» 1. Say something.
Ayer a las 12:32 am por Mrs. Scotty

» Wild Jurassic
Ayer a las 12:15 am por Momo

» 01. This is the place, brother
Dom Dic 10, 2017 11:09 pm por Python Labubie

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Dusk till dawn

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dusk till dawn

Mensaje por Sheena el Sáb Sep 02, 2017 1:26 am


Dusk till dawn
CS | Akatsuki no Yona | 1x1

Son tiempos convulsos en el reino de Kouka. Tras muchos años de paz y estabilidad bajo el reinado del rey Il, éste ha sido asesinado. Su única hija, Yona, está desaparecida. Corren rumores de que ha sido secuestrada por Hak, su guardaespaldas, quien no acepta la subida al trono de Soo-Won, el primo de la princesa y legítimo heredero en su ausencia. Algunas voces incluso aseguran que ella ha muerto. Por su parte el nuevo rey, Soo-Won, señala a Hak como el asesino de su tío.

Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que el propio Soo-Won es el asesino. Hak y Yona han huido para evitar que ella corra el mismo destino que su padre. En su huida aprenden sobre la profecía de los cuatro dragones, la leyenda de la fundación del reino, que tiene mucho más de verdad que de mito. En su periplo a lo largo y ancho de Kouka se van encontrando con los dragones, criaturas con asombrosos poderes sobrenaturales que se unen a ellos en su viaje. Además de esto, Yona aprende muchas cosas que desconocía sobre su propio reino y sus habitantes, encerrada como estaba entre las cuatro paredes de su palacio, preocupándose solo por sí misma. Junto a ella, Hak hará todo lo posible por protegerla, renunciando a su nombre e incluso a la vida que tenía hasta entonces, encontrando cada vez más difícil esconder sus sentimientos por ella.

Pero su viaje está muy lejos de acabar con la reunión de los cuatro dragones. Yona ha decidido conocer hasta el último rincón de su país y su gente antes de regresar ante Soo-Won para exponer su crimen y recuperar lo que es suyo. Ante esto, Hak se ve obligado a posponer la venganza contra su amigo de la infancia, pues los deseos de Yona priman sobre los de su propio corazón. En el cual la princesa dispone de un lugar privilegiado, algo de lo que se irá dando cuenta debido a la cercanía y al tiempo que pasarán juntos.

Hak
18
Guardaespaldas
Sheena
Yona
16
Princesa
SapphireDragon

Cronología



Última edición por Sheena el Lun Nov 27, 2017 11:32 pm, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
629

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dusk till dawn

Mensaje por SapphireDragon el Lun Nov 27, 2017 11:27 pm


1. Lost little Princess
Con Hak
En el bosque
Por la noche

Humedad. Huele a humedad… Va a llover, pensó para sí misma unos segundos antes de que la primera gota encontrase su destino en el frío suelo. A esa le siguió otra, y otra más, hasta que el característico sonido que cada una de forma individual tenía se entrelazó formando la sinfonía propia de la lluvia. Dejó escapar un pequeño suspiro mientras miraba el techo de la cabaña. Parecía mentira… hacía un año no habría sido capaz de predecir con completa seguridad un fenómeno meteorológico.

Hacía un año las cosas eran muy distintas, tanto que se le antojaba que su vida como princesa no era su pasado, sino algo de una persona completamente ajena y diferente a ella. Había cambiado, era consciente de ello. Y quería seguir haciéndolo. Quería hacerse más fuerte para proteger al Reino de Kouka y la que ahora era su familia: a Yoon, a los cuatro dragones y… a Hak. Era por el que siempre se andaba esforzando… deseaba devolverle todo lo que había hecho por ella, todas esas veces que la había salvado, cuidado y velado por ella, siempre arriesgando su vida, saliendo herido. Pero la Bestia del Trueno no parecía comprender que ella  sufría cada vez que eso sucedía.

Se mordió el labio pensando en ello, tumbada en la única estancia que tenía la cabaña, junto al resto de chicos. Todos parecían dormir plácidamente, o esa fue la impresión que le dio cuando giró sobre sí misma y echó una ojeada a su alrededor. Yoon dormía abrazando una improvisada almohada justo a su lado; Ki-Ja no se encontraba demasiado lejos, completamente envuelto en su manta, logrando que ni un solo centímetro de sus ropajes o su piel desnuda estuviese en contacto con el suelo, como cuando dormían en mitad de un bosque, queriendo evitar así que cualquier bicho pudiese asaltarle cruelmente. Por su parte, Jae-Ha y Hak se encontraban apoyados en paredes opuestas, con la cabeza gacha y los ojos cerrados, sus respiraciones pausadas y rítmicas, pero en posición adecuada en caso de que algún imprevisto les asaltase. Shin-Ah no se encontraba mucho más lejos. El muchacho con los preciosos ojos del dragón azul, dormía plácidamente a su otro lado, con la máscara de madera a un lado, apoyado sobre su cómodo y mullido accesorio, donde su peludo y pequeño amigo descansaba adorablemente con él. Por último, estaba Zeno, el dragón amarillo, la última incorporación del grupo que había aparecido milagrosamente junto a ellos, cuando se disponían a ir en su busca. El muchacho de rostro infantil y preciosos cabellos dorados se encontraba hecho una bola junto a Jae-Ha y de vez en cuando se movía, murmurando cosas incomprensibles y sonriendo. Puede que esté soñando con comida… se le ocurrió mientras esbozaba una pequeña sonrisa.

A penas se hubo asegurado por completo de que todos se encontraban sumidos en un profundo sueño, la joven cabellos pelirrojos se incorporó lentamente y, de puntillas se desplazó hasta donde podían encontrar todo su equipaje, incluida las armas. Estaba tomando ya el carcaj y su arco, con el fin de retomar sus entrenamientos diarios y nocturnos aunque estuviese lloviendo. Pero entonces la vio. Una espada. Una espada de tamaño perfecto para ella. Llevaba semanas rogándole a Hak que fuese su maestro de esgrima, pero él no hacía más que negarse. ¿Por qué no entendía que deseaba ser más fuerte para luchar a su lado y poder protegerle como él hacía con ella?

Para cuando salió de la cabaña y notó las templadas gotas empapar su pelo rojizo y su vestido, ya no portaba el arco, sino que aferraba con fuerza la empuñadura de la espada. Echó un último vistazo al interior, donde había dejado a todos, antes de adentrarse en el bosque donde se encontraba la pequeña casa, alejándose para que cualquier ruido que pudiese hacer no les despertase ni alarmase de forma alguna.



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1068

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dusk till dawn

Mensaje por Sheena el Miér Nov 29, 2017 12:14 am


1. Lost little Princess
Con Yona
En el bosque
Por la noche

Hak hizo como que no se daba cuenta de que la princesa salía furtivamente de la cabaña en dirección al bosque. Como todas las otras veces, se hizo el dormido cuando pasó a su lado, se mantuvo en una fingida ignorancia al respecto de sus entrenamientos nocturnos. Desde luego, estaba despierto. Aunque no lo pareciera, montaba guardia hasta que se iba y solo volvía a dormir cuando regresaba. Así había sido testigo del espectacular avance de la princesa en su habilidad con el arco, si bien de cara a ella nunca mencionó que sabía lo que hacía todas las noches. De hecho, hasta se daba aires, orgulloso, diciendo que aquello era el resultado de sus lecciones, las que tenían lugar a plena luz del día. Encontraba muy positivo que Yona hiciera algo por sí misma, cuando hasta hacía poco más de un año se lo habían dado todo hecho. Que se impusiera esa tarea y se mantuviera constante en ella le parecía un buen cambio, cuanto más si la razón era que no quería depender continuamente de otros.

Claro que eso no significaba que él dejaría de protegerla. Por mucha destreza que desarrollase con el arco, por muy bien que aprendiera a pelear o a valerse por sí misma, él siempre estaría ahí para cuidarla. Pasara lo que pasase. Era a lo que se había comprometido, era su misión. Y mucho más ahora que ya no era el general de la Tribu del Viento. No tenía más objetivo que ese. Ese y matar a Soo-Won, el bastardo que había traicionado cruelmente la confianza de los dos. Aquel a quien un día pudo llamar mejor amigo y a quien en realidad nunca llegó a conocer. Hubiera puesto la mano en el fuego por él, jamás hubiera creído que fuera capaz de algo tan horrible como asesinar al rey Il, su propio tío. Pero el desgraciado había conseguido engañarle con esa faceta de amigo bondadoso y amable. Ojala hubiera podido ver bajo su máscara, antes de que pasara todo lo que había pasado y Yona tuviera que sufrir tanto.

Parecía mentira, pero ya había pasado un año. Y ahora la princesa practicaba sola bajo la lluvia cómo utilizar un arma, y él dejaba que así fuera. Nunca lo hubiera creído posible. No obstante, al ver que el aguacero no solo no amainaba sino que empeoraba, abandonó su actitud meditativa para ir en busca de la princesa. Enfermaría si continuaba a la intemperie mucho más tiempo, y bien sabía que no se retiraría solo a causa de la lluvia hasta que no completase su sesión diaria. El agua fría le recibió de un modo bastante desagradable, pero él siguió caminando a grandes pasos hasta donde se encontraba la chica. Cuál no fue su sorpresa al encontrarla y ver que no estaba disparando con su arco, como de costumbre, sino que había tomado un cuchillo e imitaba los movimientos que le había visto hacer a Shin-Ah durante sus peleas.

No pudo evitarlo; estaba algo enfadado porque hubiera desobedecido sus órdenes. Se acercó con sigilo, por detrás de su posición, previendo su siguiente movimiento. Así, cuando ella se giró sobre sí misma él ya la estaba esperando, con un cuchillo idéntico al suyo que utilizó para frenar la estocada que de repente iba dirigida a él. El asombro enseguida se hizo patente en los ojos violetas de la princesa. Y Hak tan solo mantuvo su gesto impasible mientras le preguntaba, como si no lo supiese:

- ¿Practicando con la espada?



Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
629

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dusk till dawn

Mensaje por SapphireDragon el Mar Dic 05, 2017 12:43 am


1. Lost little Princess
Con Hak
En el bosque
Por la noche

Avanzó por el espeso bosque en el que la cabaña del monje estaba camuflada, alejándose de ella y de todos los que en su interior dormían. La lluvia, en un principio ligera, no parecía tener intención alguna de remitir, sino todo lo contrario. A cada paso que daba, sentía la tierra más blanda y resbaladiza en aquellas zonas donde la hierba no crecía. Había riesgo de que se tropezase mientras practicaba o sencillamente que uno de sus pies se deslizase y le hiciera resbalar. Iba a correr el riesgo. A fin de cuentas, debía estar preparada para cualquier tipo de situación. No todos los enfrentamientos que fuesen a tener serían a plena luz del día o con un radiante sol brillando en el cielo despejado.

Para cuando llegó a un pequeño claro entre los árboles donde podría moverse sin dificultad y sin riesgo de golpearse, todas sus prendas estaban caladas. Pequeñas gotas caían de su cabello corto rojo como el fuego, cuyos mechones se habían pegado a su cuello, mejillas y frente. Dejó escapar un suspiro cerrando los ojos y apretando el agarre sobre la empuñadura de la espada. No recordaba ninguna ocasión, antes de todo aquello cuando aún era conocida como Princesa Yona, en que hubiese abandonado su alcoba un día de lluvia como ese. Siempre había permanecido refugiada bajo el techo, mirando a través de la ventana disfrutando la melodía que las gotas de lluvia producían al chocar contra la superficie. Solo de imaginarse empaparse se ponía mala. Y aunque hubiera querido salir a disfrutar de ella, alguno de sus sirvientes o sus damas se lo habría impedido, incluso el propio Hak con su forma de hacerle rabiar. Él es el único que sigue a mi lado… pensó inevitablemente. Era lo único que le quedaba de su antigua vida. Su amigo. Su guardaspaldas. La persona en quien más confiaba y por el que se esforzaría en hacerse fuerte para que no tuviera que recibir heridas por ella. Aunque ahora tengo también a Yoon, a Kija, a Shin-Ah, a Jae-Ha y a Zeno… Esa era su nueva familia. Y también quería protegerlos.

Finalmente, sus grandes y redondos ojos se abrieron. No podía perder más tiempo. Debía ponerse manos a la obra de inmediato. Sin embargo, antes de hacer cualquier movimiento por sí misma, evocó algunas imágenes de Shin-Ah luchando y entrenando, a quien había observado de cerca por si algún día encontraba la oportunidad de entrenar y aplicar lo aprendido de forma visual. La forma en que cogía la espada, los movientes más sencillos, también cómo la alzaba, los arcos que dibujaba así como la velocidad y la fuerza que ponía a sus movimientos, algo más complicado de discernir y que creía que solo lograría practicando. Hecho ese breve repaso, Yona se colocó en posición, espada alzada y piernas algo separadas y flexionadas.

Durante la siguiente hora, de forma incansable, reprodujo como mejor podía cada movimiento que era capaz de recordar: el juego de pies sobre el suelo, la forma en que su cuerpo acompañaba la fuerza que le aplicaba al arma. Pero también tenía que aprender a coordinar todo ello con su respiración. Hasta el momento, el tiro con arco no requería de un gran esfuerzo físico, era una ofensiva a media-larga distancia sin necesidad de acercarse al enemigo.

Con la mirada afilada y completamente concentrada, realizó un movimiento de retroceso para poder tomar impulso y lanzarse hacia delante, alzando la pequeña espada con su brazo derecho, trazando así un arco descendente desde la parte superior izquierda hasta… ¡Clanck! El filo de su arma se topó con la hoja de otra exactamente igual. Sus ojos demostraron la sorpresa que experimentó al abrirse ligeramente más de lo normal. Ahí estaba Hak, aparecido de la nada, bloqueando uno de sus movimientos de principiante. Sus iris azules parecían haberse estrechado mientras los mantenía posados sobre ella, con gesto muy serio y claramente enfadado.

– ¿Practicando con la espada? –fue lo único que le dijo, sin variar su expresión.

Hak… –musitó como respuesta, desviando la mirada a su arma mientras la apartaba de la de él. Una expresión de culpabilidad cruzó su rostro. El chico acababa de descubrirla entrenando con algo a lo que se había negado a enseñarle…

Pensó que le reprocharía en ese preciso instante lo que estaba haciendo, que se burlaría de ella más por un gesto de enfado y molestia que por cualquier otra cosa. Sin embargo, lo único que recibió fue una clara preocupación por su salud, proponiendo buscar algún refugio cercano en una formación rocosa que se encontraba no muy lejos de allí.



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1068

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dusk till dawn

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.