Últimos temas
» Akō jiken
Hoy a las 22:20 por Sheena

» 15. Rush
Hoy a las 22:04 por Sonder

» ~ You could be loved again
Hoy a las 21:53 por Carrie_B

» You were my lesson I had to learnt
Hoy a las 21:27 por Sheena

» Evento 1: Falling Star.
Hoy a las 21:18 por Mrs. Scotty

» We kinda like the drama
Hoy a las 21:12 por Fenrir

» 14. Blood red fury
Hoy a las 20:22 por Sonder

» 13. She's a silver lining
Hoy a las 19:55 por Sonder

» I Family Meeting [Grupal]
Hoy a las 19:49 por Faceless

» 3. Merciful Fate
Hoy a las 19:29 por Mrs. Scotty

» Friction.
Hoy a las 17:53 por Zero Gravity

» Petición de Grupos
Hoy a las 17:19 por Schadenfreude

» —Learning to walk again.
Hoy a las 17:10 por Schadenfreude

» ~ I still care for you more than I can bear
Hoy a las 15:53 por SapphireDragon

» ~ Accept who you are
Hoy a las 13:54 por SapphireDragon

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Southern Lioness

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Southern Lioness

Mensaje por Harley el Dom 3 Sep - 11:20

Southern Lioness
1x1 | GOT | Romance
Poniente se recupera de una guerra cruel. Pero Cersei Lannister no va a tener que sufrir por ello. Su destino está en el sur, en Dorne, hacia donde se dirige para casarse. Hace mucho que no ve a Oberyn Martell, aunque han mantenido algo de correspondencia durante años. El compromiso no sorprendió a ninguna de las partes, pues sus respectivas madres deseaban el enlace, si bien el compromiso no se acordó debido a la corta edad de la novia. Ahora, ninguno de los dos tiene madre. Pero el padre de Cersei y el hermano de Oberyn decidieron honrar sus deseos.

Cersei debería estar emocionada. Se supone que el príncipe dorniense es apuesto, galante, la clase de hombre por el que suspiran las damas. Pero ella ya tenía a ese hombre. Tenía dos, de hecho. El príncipe Rhaegar, que murió en batalla por ser tan estúpido de enamorarse de una norteña que seguramente tendría pulgas; y su mellizo, Jaime, que ahora la acompaña en calidad de protector, pero que seguramente deba volver a la Roca, o quizá instalarse en Desembarco del Rey para servir como guardia. Quién sabe qué hará ahora que su querida hermana debe permanecer en el sur, en brazos de otro hombre.

Oberyn, por su parte, no ha perdido el tiempo. Sus andanzas le han dejado con unas cuantas bastardas y un largo historial de amantes. Cersei no tiene que temer aburrirse. Su futuro esposo sabe bien cómo tratar a una dama. Ahora bien... se casa con una leona a la que tendrá que domar. Pero, aunque el matrimonio no le hace especial ilusión y la muerte de Elia aún le duele, no piensa pagarlo con la muchacha. Cersei no tiene culpa del compromiso ni de la guerra. Ni siquiera de que el asesino de Elia sea uno de los hombres de su padre. Los culpables son otros, y Oberyn les hará pagar en su debido momento. Por ahora, piensa hacer que su prometida se sienta bien acogida en su nuevo hogar.

Personajes
Cersei Lannister | Freya Mavor | 17 | Harley
Oberyn N. Martell | Luke Pascualino | 25 | Miss Redhead


AvatarCamposContacto
avatar
Pumpkin
Mensajes :
738

Localización :
In your best dreams and worst nightmares

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Southern Lioness

Mensaje por Miss Redhead el Dom 17 Sep - 16:04

We, the fighters
bleed even while loving
Dorne. Su refugio, tranquilo, apacible, libertino y desierto.
Al menos había sido así hasta aquel momento. Podía observar como los navíos se acercaban, podía sentir como la presión de aquella decisión empezaba a hacer mella en su usual jovialidad. Se había despertado aquella mañana entre los brazos de un hombre y dos mujeres, cualquier podría decir que un día que comienza así no puede tener nada de malo, pero siempre puede haber algo malo a la vuelta de la esquina, sobre todo si viene con el apellido Lannister de la mano.

Aquello que se había evitado de joven estaba a punto de producirse, finalmente los Martell y los Lannister unirían sus casas gracias a un compromiso. Él, libre por esencia, iba a comprometerse después de aquella semana de festividades, con Cersei Lannister. ¿Cómo se suponía que encajaban una leona y una víbora?. Al menos sería algo interesante llegar a averiguarlo.
El tiempo no acompañaba a su estado de ánimo, un alto y reluciente sol mantenía una dulce temperatura mientras las olas apenas se mecían contra la roca sobre la que se alzaba glorioso el Palacio Antiguo. Aunque Cersei Lannister apenas había sido enviada a surcar el mar para encontrarse con su futuro marido no demasiado tiempo atrás, los preparativos que conseguían que Oberyn se alejase lo máximo posible de aquel lugar llevaban meses produciéndose. En Dorne todo era suntuoso y altamente detallado, salvaje, natural y indómito. Seguro que aquella muchacha rubia de ojos verdes como tormentas marinas sería digna de la nueva zona.

Mentiría si admitiese, ni aunque fuese a si mismo, que aquello no le aterraba. Él no creía en los compromisos, no al menos en aquellos arreglados por mucho que supusiesen un avance en cuanto a la situación en la que se encontraban. ¿Tenía curiosidad por la joven rubia? No iba a negarlo. La habría cubierto de flores, palabras y obsequios unos años atrás tan solo por saber qué se escondía tras aquellos esquivos ojos verdes; sin embargo ahora aquello implicaba que cuanto más cerca estaban los navíos del puerto más se alejaba su libertad y su tranquilidad.

Tomó aire de manera profunda antes de sentir que éste se viciaba con los olores de Poniente que seguro venían cargados en todo el ajuar de la misma. Su pequeño paraíso natural iba a ser corrompido por una leona, y nadie debía dejar a una leona suelta en mitad de la selva. Debía bajar.

"Nunca doblegado. Nunca roto" se recordó a si mismo antes de tomar el camino hacia lo que podía ser su perdición o una de las más gratas sorpresas. Si alguien podía igualar a las habladurías sobre el genio que presentaba la joven Lannister, ese era él. E iba a hacerlo con la mejor de sus sonrisas.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
63

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Southern Lioness

Mensaje por Harley el Miér 20 Sep - 18:51

We, the fighters
bleed even while loving
Dorne. Ni siquiera podía odiar ese lugar con propiedad, pues lo que sabía sobre él eran más rumores que hechos. No quería ir a Dorne. Quería quedarse en Roca Casterly, con Jaime. 

Pero era imposible. Siempre lo había sabido, aunque nunca había querido aceptarlo. Su destino era casarse con alguien a la altura de su apellido, para de ese modo forjar una alianza que habría de sellar en el lecho. Era la condena de ser mujer. 

Siempre había querido rebelarse contra ello. Pero ante Tywin Lannister una no se rebela. De modo que, a pesar de las protestas, los gritos y las amenazas de tirarse por la ventana, Cersei tuvo que hacer el equipaje y partir hacia su nuevo hogar. 

Intentaba consolarse pensando que aquello obedecía a los deseos de su difunta madre, a la que la joven tenía en un altar. Era ella quien había deseado unir su casa a los Martell. Era ella la que, cuando Cersei aún era niña, había señalado al príncipe Oberyn como su futuro esposo. Pero habían pasado años. Quizá Oberyn fuese un muchacho encantador en vida de Joanna, pero ahora... quién sabe en qué clase de hombre se había convertido. Un libertino, a juzgar por los rumores. Incluso restando la proporción de exageración habitual, el príncipe tenía cierta fama, avalada por la existencia de cuatro bastardas. Cuatro. No una, ni dos. Cuatro. Todas ellas reconocidas y, según se decía, a su cargo. Lo cual significaba que esa boda la convertiría en madre de cuatro niñas que nada tenían que ver con ella. 

Jaime había señalado que reconocer un bastardo y hacerse cargo de él era un gesto noble. Y quizá tuviese razón. Pero a Cersei le preocupaba. Sabía que en Dorne la gente era más liberal. Y por ello temía acabar convertida en la mayor cornuda de Poniente. No pensaba pasar por humillación semejante. Era algo que pensaba dejar claro a su prometido en cuanto se viesen. Le daba igual si no quería compartir su lecho, pero no permitiría humillación alguna.

Se pasó el viaje en su camarote. La mitad del tiempo apurando sus últimos momentos con Jaime, la otra mitad rugiendo como la leona encerrada que era. Se resistía al matrimonio, y Jaime tuvo que pasar largas horas escuchando una y otra vez las mismas quejas. Hasta que conseguía hacerla regresar al lecho.

Cersei no estaba preocupada por su falta de virginidad. Aunque estuviese mal vista en Poniente, su esposo era dorniense. Él tenía cuatro bastardas. No tenía derecho a decirle nada sobre su virginidad.... Por supuesto, jamás confesaría quién había sido su amante. Ni siquiera los dornienses serían tan liberales. Era una de las cosas que más le dolían de aquella boda. Ella debería quedarse en el Sur, y Jaime tendría que regresar a la Roca o a Desembarco del Rey. A pesar de sus promesas de visitarla todo lo posible, Cersei sabía que no sería lo mismo. Además, ella tendría que recibir a otro hombre en el lecho. No pensaba facilitarle placer alguno. Eso sería sólo para Jaime. Pero tenía que cumplir con su deber de esposa, quisiera o no, y ello implicaba abrir las piernas. Quizá colaborase un poco, pero sólo para hacer que su futuro esposo acabase rápido. Cuando menos tiempo pasase en su lecho, mejor. Con un poco de suerte, dejaría de frecuentarla después de hacerle un par de críos. 

El vigía anunció que el viaje se aproximaba a su fin, y a Cersei no le quedó más remedio que asearse y vestirse. Procuró estar radiante, con un vestido rojo al estilo occidental, de escote generoso. Pensaba dejar impresionados a todos aquellos malditos dornienses. Empezando por su prometido.





AvatarCamposContacto
avatar
Pumpkin
Mensajes :
738

Localización :
In your best dreams and worst nightmares

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Southern Lioness

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.