Últimos temas
» 3. Say you won't let go
Hoy a las 12:09 por Storm Queen

» That 20s show
Hoy a las 11:06 por Mint

» VI. In light of the seven
Hoy a las 7:09 por Elric

» Shot through the heart
Hoy a las 5:04 por Nébula

» 2. New toy, new game.
Hoy a las 2:31 por Storm Queen

» 4. I'd lose somebody like you.
Hoy a las 2:11 por Hellcat

» 1. Who is in control?
Hoy a las 2:11 por Storm Queen

» 5. Set fire in my head.
Hoy a las 0:01 por Storm Queen

» ♠ Tear me to pieces.
Hoy a las 0:01 por Magik

» Death is equal
Ayer a las 23:34 por Arson

» — Personajes.
Ayer a las 23:02 por Snicket

» A Thousand Years
Ayer a las 22:58 por Shadows Takes All

» ♠ You're always here to me.
Ayer a las 22:54 por Hellcat

» 01. We're controlled by an evil insanity
Ayer a las 18:29 por Python Labubie

» 01. Just a beer with a bear
Ayer a las 16:39 por Python Labubie

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

❝ to destroy and be destroyed ❞

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

❝ to destroy and be destroyed ❞

Mensaje por Mrs. Sarcasm el Sáb 14 Oct - 13:55

to destroy and be destroyed.


Durante demasiado tiempo ha visto todo tipo de cosas desagradables. Cuando aceptó el trabajo de inspector en la unidad de víctimas especiales y víctimas de agresión sexual en la comisaría local todavía era joven y ambicioso, con unos sueños por delante que pronto se vieron truncados al ver el primer cadáver mutilado. Ahí supo que las cosas debía tomárselas más en serio pues la vida era efímera.

Años más tarde le asignarían un caso que cambiaría completamente el rumbo de su vida y la de muchos otros, puede que de la historia de Nueva York también. Todo parecía relativamente sencillo: una niña pequeña que había sido agredida sexualmente y que posteriormente había desaparecido de la faz de la tierra. ¿Su misión? Encontrarla, viva a ser posible, y conseguir llevar a la justicia a los delincuentes mientras tiene que lidiar con un aparatoso periodista que busca información jugosa del caso para conseguir hacerse un nombre dentro del mundo del periodismo.

Pero a medida que va tirando del hilo, cosas más espeluznantes salen a la luz y no sabe hasta qué punto tanto él, como su compañero, serán capaces de averiguar.
Michael O'Conner.


37 años. Inspector. Mrs. Sarcasm.
Bernardo Figueroa.


39 años. Periodista. Epoch.
1x1 — realista/políciaco — activo.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝ to destroy and be destroyed ❞

Mensaje por Epoch el Lun 16 Oct - 19:43

wicked games.
Los mantendremos informados. Con ustedes, Bernando Figueroa —habló delante de la cámara, trazando una extensa sonrisa carismática en su semblante, para detectar que la luz roja de la cámara había dejado de brillar avisando que ya no estaba al aire, sino, los que estaban dentro del edificio central de aquel canal noticiero.

Bernando giró ligeramente para observar las puertas cerradas de la estación de policía de Washington. Los oficiales no le permitieron acceder a los adentros del edificio, por tanto, desconocía lo que sucedería. Todo Estados Unidos estaba al pendiente de lo que había ocurrido: la hija del senador Collingwood desapareció. Todo el mundo se hacía ideas pesimistas, cargadas de desánimo y saturadas de negativismo. Bernando podía asegurarse que la mitad de los espectadores habían declarado que aquella pobre chica había sido abusada sexualmente, ¡inclusive podría estar muerta en este mismo instante! El hombre de origen de mexicano le hizo señas al camarógrafo para que caminase entre la multitud de las personas y se aproximase a la cadena humana de los policías que se asemejaban a estatuas por su abstención de hablar.

El periodista novato logró escapar de la multitud de cuerpos hasta hallarse frente a unos de los polizontes que, de buenas a primeras, lo apartaba sin fuerza para que no subiese las escaleras que separaban la calle de la estación policial. —¡Soy un periodista, tengo todo el derecho de estar aquí para informar a las personas de lo que sucede! —bramó al policía que permanecía callado. Algunas voces de la masa de individuos apoyaban al mexicano a la distancia, exigiendo explicaciones y algún indicio que sus propios hijos también estaría seguros de secuestros, pero los patrulleros no hablaban. Sólo miraban a las personas desde sus posiciones, sin separarse de entre ellos para no quebrar la cadena humana que formaban para impedir el paso. Incluso había otros oficiales en los escalones preparados con sus mazos por si se armaba una revuelta en contra de los que aseguraban al pueblo. El hispanohablante, detectando a uno de ellos, llamó su atención con silbidos. Él, a diferencia de los demás, no estaba uniformado: asumió que se trataba de un detective contratado por el jefe de policía o un inspector asignado al caso del paradero de la hija del señor Collingwood.

¡Oiga! —vociferó reiterativamente—. Soy Bernando Figueroa del canal ocho de noticias de Washington. El pueblo quiere saber qué ha pasado con la hija del senador y no hemos recibido respuestas —habló en nombre de los presentes que seguían gritando y protestando—, ¿qué seguridad nos proporciona usted de que los hijos de ellos no serán secuestrados por ese criminal que ustedes no conocen? —quizá estaba siendo prejuicioso al catalogarlos como «policías ineptos», pero su silencio sólo decía lo obvio: no estaban haciendo bien su trabajo. El moreno extendió su mano con el micrófono hacia él, aguardando por la respuesta.
en la estación de policía.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
45

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝ to destroy and be destroyed ❞

Mensaje por Mrs. Sarcasm el Dom 22 Oct - 10:45

wicked games.
La situación era un auténtico caos. Se había desatado la histeria entre los transeúntes y no era para menos. La hija del senador Collingwood había sido secuestrada, con todo lo que ello implicada. El plazo era primordial para saber si la niña seguía con vida o no. Su capitán le había asignado éste caso con la esperanza de que la niña pudiera ser rescatada; porque él, Michael, a palabras textuales de su capitán, era uno de sus mejores hombres y uno de los más capaces para conseguirlo. Dada la presión tanto mediática como por parte de sus superiores era evidente el agobio y la poca eficacia con la que las cosas iban saliendo también. Demasiado exigente consigo y con los demás, suponía él.

Maldita sea. —su voz resonó dentro del departamento, firme y áspera, casi como su carácter—. ¿No se van a callar nunca? —emitió un gruñido involuntario. Acababa de apagar la televisión después de que su capitán hubiera puesto el canal ocho. Ese maldito periodista sensacionalista estaba tirando por los suelos el trabajo que la policía estaba haciendo. Con la poca información que habían recopilado poco podían hacer. No era su culpa que esa gente que ahora mismo estaban protestando no quisiera hablar.

Salió disparado de su lugar de trabajo. Demasiado pequeño para tal y cómo se sentía ahora. ¿Querían respuestas? Muy bien, él iba a dárselas entonces. Empujó la puerta, se encendió un cigarrillo y esperó a que Bernando Figueroa se aproximara a él: coser y cantar fue. Esbozó una socarrona sonrisa antes de ladear la cabeza, mirarle y hablar—. La misma seguridad que puedo decirle a usted de que si sigue así, manchando la imagen del departamento de policía, perderá su trabajo. —le dio una calada al cigarrillo y lanzó el humo directo a su rostro.
en la estación de policía.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝ to destroy and be destroyed ❞

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.