Últimos temas
» 3. Say you won't let go
Hoy a las 12:09 por Storm Queen

» That 20s show
Hoy a las 11:06 por Mint

» VI. In light of the seven
Hoy a las 7:09 por Elric

» Shot through the heart
Hoy a las 5:04 por Nébula

» 2. New toy, new game.
Hoy a las 2:31 por Storm Queen

» 4. I'd lose somebody like you.
Hoy a las 2:11 por Hellcat

» 1. Who is in control?
Hoy a las 2:11 por Storm Queen

» 5. Set fire in my head.
Hoy a las 0:01 por Storm Queen

» ♠ Tear me to pieces.
Hoy a las 0:01 por Magik

» Death is equal
Ayer a las 23:34 por Arson

» — Personajes.
Ayer a las 23:02 por Snicket

» A Thousand Years
Ayer a las 22:58 por Shadows Takes All

» ♠ You're always here to me.
Ayer a las 22:54 por Hellcat

» 01. We're controlled by an evil insanity
Ayer a las 18:29 por Python Labubie

» 01. Just a beer with a bear
Ayer a las 16:39 por Python Labubie

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Why don't we find out?

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Dom 15 Oct - 4:58


WHY DON'T WE FIND OUT?

Jesse

Wes Bentley
27 años
agente blackwatch
Party Poison

Genji

Sen Mitsuji
25 años
agente blackwatch
Nébula
Corre el año 2067.

Jesse McCree, ex-miembro de la pandilla criminal Deadlock, ha sido miembro de Blackwatch por casi diez años. Aunque inicialmente se unió para evitar caer en prisión, los ideales de Gabriel Reyes, héroe de la crisis ómnica y su actual jefe, han hecho mella en su personalidad. Hoy día es uno de los agentes más valiosos de la organización de operaciones negras que se oculta del escrutinio de las Naciones Unidas detrás de la legal Overwatch, no sólo por sus habilidades en el campo de batalla y las salas interrogatorias, sino también por su fidelidad. McCree es un justiciero, un hombre de códigos fuertes y un sentido moral inamovible.

Genji Shimada solía ser el segundo heredero del clan Shimada hasta que su hermano Hanzo, luego de una discusión sobre su falta de dedicación a la familia, lo atacó y desfiguró, dejándolo al borde de la muerte. Fue Overwatch quién lo rescató y reconstruyó su cuerpo con las últimas tecnologías que la ingeniería médica puede ofrecer, otorgándole un cuerpo de fibras artificiales que lo coloca al límite entre humano y máquina. Lo poco que queda de quién era antes está cubierto de cicatrices, quemaduras y cortes. Su mente, aún más fragmentada.

McCree es un hombre empático y de buen corazón que ha superado sus circunstancias de vida para alzarse sobre ellas con más fuerza. Cuando conoce a Genji, no puede evitar querer lo mismo para él, pero el menor de los Shimada no está muy animado al respecto...
1x1  • CS • Drama






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Mar 17 Oct - 6:56

Si vuelvo a encontrarte intentando prender un cigarro aquí te ataré a la cama, Jesse McCree —amenazó Ángela, con el dedo en alto y el disgusto pintado en todas sus facciones, antes de cerrar la puerta tras de sí.

La enfermería de Blackwatch era muy diferente a la de Overwatch. Tenía muchas menos camas, para empezar, y no las dividían esas cortinas celestes que suelen encontrarse en hospitales y salas de operación. Había muy poco lugar, por lo que la privacidad no era una de las prioridades de la organización, no cuando la mayoría de los agentes que siquiera llegaban hasta ahí lo hacían en estado crítico y con pocas chances de sobrevivir. McCree tenía suerte, supuso. Siempre lo había pensado, que en cierto punto había vendido su alma al diablo sin saberlo y por eso siempre terminaba, de milagro, salvado de todos los peligros. La razón por la que estaba allí era casi siempre la misma; la habilidad que reservaba para ocasiones especiales, esa que le había dado el apodo que hacía temblar a quienes lo escuchaban, Deadeye, seguía sin perfeccionar. Aunque cada vez pasaba menos tiempo con esos atroces dolores de cabeza aquejándolo, y ahora la temporal pérdida de visión era mínima, Ángela insistía en mantenerlo en observación. Tal vez tenía que ver con cómo la esclera, usualmente blanca, se le teñía de rojo cada vez que recurría a ella lo que preocupaba a la brillante médica. La rubia había insistido más de una vez en que dejara de usarla, explicándole que podía llegar a quedarse ciego, pero lo que no entendía era que él sólo lo hacía cuando no quedaba otra opción, cuando era eso o morir, y no la culpaba. ¿Cómo hacerlo si jamás se había visto a sí misma en una situación de vida o muerte, ni había asesinado a nadie? No sabía que así era la vida en la cara ilegal de la organización para mantener la paz. Vaya farsa era ese discursito

Claro que sí, darlin’. Lo que tú digas —murmuró al aire, como si estuviese respondiéndole aunque se hubiera marchado. Dejó salir en un suspiro una risa corta y ahogada antes de volver la mirada a la tableta que tenía entre las manos. Había estado haciendo el reporte para Reyes cuando le habían dado unas irrefrenables ganas de prenderse un cigarro, pero parecía que la doctora Ziegler miraba por las cámaras más seguido de lo que pensaba. Ahora estaba confinado allí, con la puerta trabada desde afuera, con su cajetilla confiscada y las ansiedades por las nubes. Jamás había sido bueno quedándose quieto, mucho menos callado, y haber pasado veinticinco horas encerrado en ese lugar comenzaba a volverlo loco.

Mientras continuaba escribiendo el archivo que tenía que presentar antes del siguiente fin de semana, cuando se cumplía una semana de su regreso a los cuarteles, se puso a silbar por lo bajo una canción casi sin darse cuenta. No era un silbido molesto sino suave, una melodía de guitarra de una canción cuyo nombre no recordaba, pero que solía quedarse pegada en su cabeza bastante seguido. Estaba tan absorto en sus tareas que ni siquiera vio el movimiento en la cama de al lado, o tal vez era el ala de su sombrero que estaba bloquéandole el campo de visión.
So it begins.




Última edición por Party Poison el Miér 18 Oct - 8:50, editado 1 vez




LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Miér 18 Oct - 8:44

¿Cuantos días llevaba en ese lugar? ¿Cuanto tiempo había pasado desde la última vez que sus ojos se encontraron con la luz del sol? No lo sabía, y no estaba seguro de que le importase ¿Quería acaso volver al mundo real? ¿Volver a visualizar aquel infame mundo que permitió que todo aquello sucediera, salvación incluida? Y es que por más que su atormentado corazón latiese en base a venganza, su mente tenía más que claro que aquella dimensión ya no era la suya. El inframundo, ese era el lugar en donde debería estar, no esa asfixiante enfermería.

Sin lugar a dudas, la peor parte eran los sueños, esos momentos que su psique era dominada por el inconsciente. Sueños oscuros mezclados con infames trampas y técnicas de tortura tan horrendas que ni siquiera el peor criminal podría idearlas. Templos tradicionales japoneses mezclados con escarlata, escarlata intenso e incuestionable, doloroso como la traición, manchando la inmaculada delicadeza de las aletas de un koi azul; las inocentes risas de niños jugando, el aleteo de una pequeña ave, un ave que posee la mirada impropia de un ser humano, la mirada dolorosa y llena de rencor del humano al que más amó y admiró; la mirada de su hermano, la mirada de Hanzo. Cuanto dolía, cuanto escocía el pecho al recordarlo, al recordar quien lo había enviado hasta ese lugar. Las lágrimas escapaban sin su consentimiento, escapaban a raudales cada mañana, empapando su almohada, empapando su alma. Pero extrañamente, aquel día las cosas habían sido diferentes; nada de dolor, mucho menos llanto. Voces lejanas, en un idioma aún más lejano. Normalmente sus sueños eran  increíblemente comprensibles-gran desventaja-puesto que se hallaban descodificados en su lengua natal, la cual, obviamente, manejaba mucho mejor que el inglés.

Frunció el entrecejo sin la capacidad de abrir los ojos aún. Luchando con la presión onírica del cansancio, y al mismo tiempo con la resistencia inconsciente de regresar a la realidad. Las voces se percibían cada vez más cercanas, un hombre, una mujer... una puerta cerrándose, y luego un molesto silbido, uno suave pero tan persistente que se sostenía en el velo que dividía su descanso de esa funesta estancia. Finalmente, sus orbes cedieron, entregándole a sus mecánicas córneas la visión de ese luminoso lugar. El silbido seguía flotando en el viciado aire de la estancia ¿de donde venía? Menejando con todo el cuidado que la inexperiencia le puede brindar, Genji manejó sus cables, permitiéndose girar hacia su izquierda; movimiento que le entregó una directa imagen de su nuevo compañero de cuarto.—� ¿Te costaría mucho callarte? —� Espetó sin intención alguna de ocultar su acritud. No sabía quién era ese extraño sujeto, tampoco tenía interés en enterarse. —� Anda a hacer música a otro lado. Molestas.—� Zanjó, dejando lo más en claro posible su desagrado, incluso cuando quizás esté enojo no proviniese precisamente de ese pobre y extraño muchacho a su lado.
So it begins.




Última edición por Nébula el Miér 18 Oct - 9:00, editado 1 vez




You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Miér 18 Oct - 8:54

Estaba tan concentrado en su informe que la voz del muchacho en la cama contigua hasta llegó a sobresaltarlo, y Jesse McCree no era un tipo al que fuera fácil tomar por sorpresa. Todo lo contrario, su entrenamiento en sigilo y la preparación psicológica para lidiar con situaciones de estrés lo hacían casi imposible. Claro, en un lugar seguro y familiar era fácil bajar esas defensas por muy arraigadas que estuvieran en su psiquis, así que no lo asaltaban preocupaciones sobre si estaba perdiendo su toque o si le faltaba o no práctica. Esas paranoias infundadas se las dejaba a Reyes, que solía repetirle seguido que no podía confiarse de sus habilidades, que tenía que abocarse a una rutina de práctica constante. No era tonto, sabía que estaba lejos de alcanzar los límites de su cuerpo y que tenía que seguir mejorando, pero no tenía nada de malo confiarse un poco de las propias habilidades ni de la suerte a la que solía atribuir sus logros.

Le escapó de los labios una risa nerviosa, algo avergonzada, al tiempo que se le teñían apenas las mejillas de un rosado intenso que anticipaba sus disculpas. Sabía que el muchacho a su lado necesitaba descansar, y Jesse, como un estúpido, lo había despertado. Sí, no había ninguna necesidad de que le hablara así cuando podía pedirlo amablemente y obtener mejores resultados, pero después de todo lo que había pasado en los últimos días, el cowboy podía perdonarlo. —Oh, sweetheart. Siento mucho haberte despertado. El encierro y el silencio vuelven loco a cualquier hombre, pero ya sabes lo que dicen: la música los salva —por lo menos a él, que no soportaba el silencio, sí.

Hasta entonces había estado sentado, con la espalda apoyada sobre la parte de atrás de la cama y las piernas cruzadas, estiradas, pero al ver a Genji voltearse hacia su lado levantó una de ellas y apoyó el codo sobre la rodilla y la cabeza sobre su mano para verlo bien de costado. —Jesse McCree, a tu servicio para lo que sea que necesites —como era costumbre, acompañó la presentación inclinando apenas el sombrero hacia adelante a modo de saludo.
So it begins.






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Jue 19 Oct - 5:40

Alzó una de sus cejas con molestia al escuchar el apelativo utilizado por el contrario ¿En serio lo había llamado sweetheart? ¿Y en serio lo estaba saludando con un gesto de ese ridiculo sombrero?—� ¿Quien dice esa idiotez de la música?—� Cuestionó con injustificada agresividad, considerando lo amable que estaba siendo el sujeto. Jesse según sus mismas palabras lo habían aclarado. Hace un par de meses, la facha del tipo le hubiese causado gracia, incluso interés. Después de todo, parecía extraído de una caricatura, acento incluido. Y eso sin mencionar lo agradable que resultaba su rostro a la vista—¿ Te trajeron para divertirme? —� Pero las cosas habían cambiado, ahora las caricaturas no causaban gracia, nada lo causaba realmente. Y aunque quisiera golpear al cuatrero-o lo que fuera- entre las cejas, la tristeza y frustración de la amargura infranqueable, golpeaban directo a sus doloridas costillas, recordándole que quizás nunca más podría volver a experimentar algún sentimiento de apatía.

Apretó sus puños y chasqueó sus labios, labios curiosos y ajenos, al igual que su inhumana voz.—� ¿De que estás disfrazado? — Cuestionó entornando la mirada.—� Te ves ridiculo, vete y dile a La doctora que no necesito payasos... —� Zanjó sin un ápice de amabilidad antes de lanzar al suelo los cables que salían de su espalda, volviendo a quedar boca arriba en el catre de la enfermería. No sabía si Jesse McCree era, efectivamente, un doctor de la risa o algo por el estilo. Pero fuese lo que fuese, no lo necesitaba. No había nada en que él, ni nadie pudiese servirle. Solo quería marcharse, cortar esos cables, acabar con esa estupidez.

Arrugo el entrecejo una vez, percibiendo como algunos circuitos resonaban al interior de su pecho. Un pestañeo antinaturalmente lento lo ayudó a redirigir sus orbes hacia el americano, quien permanecía implacable a pesar de todos sus ataques.— Y no te atrevas a volver a llamarme sweetheart... es repugnante.
So it begins.






You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Jue 19 Oct - 6:50

McCree solía ser amable, pero si había una cosa que le resultaba imposible de tolerar, era cuando las personas faltaban el respeto sin justificación, tanto a él como a otros. Volvió a repetirse que Genji no estaba en el mejor de los momentos en su vida, y aunque él no era psicólogo ni responsable de su bienestar, ahora eran compañeros, y como tales, debían apoyarse. —Es… Algo popular, la gente lo dice —respondió primero, con toda la paciencia que pudo, como si estuviera hablándole a un niño. Luego lo dejó continuar, observándolo con la mirada semi-oculta debajo del ala del sombrero, con su sonrisa a medio desvanecer.


¿Acaso ninguna palabra de este niño mimado iba a ser mínimamente cortés? Palabra tras palabra que soltaba estaban entrelazadas con odio, molestia, disgusto, y sin embargo McCree era lo suficientemente despierto como para darse cuenta de que, aunque fueran pronunciadas a otro, muchas de ellas apuntaban a él mismo.  —De acuerdo, darlin’ —vamos, que darlin’ no era sweetheart, contaba, ¿cierto? Bien, tal vez estaba molestándolo a propósito, pero de alguna forma tenía que entender que por mucho que lanzara órdenes, el mundo igual no estaría a sus pies porque sí.

Tras unos segundos de silencio en los que se aseguró de ver a Genji a los ojos con una pícara y desafiante media sonrisa, para que supiera a ciencia cierta que estaba metiéndose con él a propósito, comenzó a responder a todo lo demás. —A ver… Primero: no eres tan importante como para que manden a alguien a divertirte. Estoy aquí por lo mismo que tú —se dio unos golpecitos debajo del ojo derecho, que estaba cubierto por un parche de gasa, como para demostrar —. Segundo: espero que no te lo tomes a mal, pero sugiero que guardes las órdenes para alguien de menor rango, aunque te costará encontrar agentes de Blackwatch que tengan menos rango que tú. Soy tu superior, y como tal, y considerando que te mostré respeto, espero lo mismo —su tono de voz había bajado con eso último, ya no era amigable y relajado sino cortante, aunque su acento hacía maravillas a la hora de aplacar el enojo que sin querer había permitido que se filtrase. Inspiró por la nariz con lentitud y volvió a ofrecer una sonrisa. —Y tercero —otra vez sonaba entretenido, aunque buena parte fuera una actuación —: te haré saber que esto no es ningún disfraz, es mi ropa y la elegí con mucho cuidado. ¿Verdad que se me ve bien? —y aunque esperaba la negativa, estaba probándolo con la pregunta.
So it begins.






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Jue 19 Oct - 23:35

Percibió con claridad cómo los músculos de su rostro se tensaban al notar al vuelo como el mayor le agarraba el pelo deliberadamente. Y aunque su cara se hallase casi completamente cubierta, estaba seguro de que la mueca de asco resultaría evidente para cualquiera que se atreviese a mirarlo ¿Que significaba aquello, que significaba ese sentimiento? No tenía recuerdos que sirviesen para respaldar o justificar esos negativos sentimientos. Recordaba los buenos tiempos, tiempos aquellos en que los sobrenombres cariñosos lanzados como certeras balas por hombres mayores, causaban resultados positivos en su interior, no tardando más que un par de minutos en usarlo a su favor, haciéndolos caer a sus pies. Adoraba esa pequeña sensación de poder; más que mal, el control continuaba siendo una característica intrínseca de los miembros de su dinastía. Misma razón porque los siguientes comentarios de ese parafernalico cowboy lograron golpear con fuerza casi física su maltrecho ego ¿Como podrían establecerse como similares? ¿En que mundo ese miserable parche se encontraba al nivel de la pérdida casi total de su cuerpo?

Los engranajes y ventiladores que conformaban casi la totalidad de su nuevo organismo estallaron en un molesto traqueteo, un rumor grave y mecánico. No tenía idea de cómo funcionaba, pero estaba seguro de que algo relacionado al control de presión y temperatura estaba luchando a toda potencia por regular la ira que comenzaba a gestarse en aquel lugar que dejaba en claro cuán humano continuaba siendo. No le importaba ser el miembro de más bajo rango de su dichoso Blackwatch, no le interesaba siquiera pertenecer a esa mendiga organización; nunca había pertenecido a nada-siquiera a los Shimada por completo- podía seguir viviendo-o no- sin ese honor. No obstante, si había algo que resultaba imposible de soportar era esa clase de comparación. Jesse McCree no tenía idea de lo que significaba morir y seguir vivo a la fuerza, no tenía idea de lo que era ser atacado por la persona a quien más amas en el mundo. No tenía idea de nada. Quería lanzarse, abandonar esa cama y cortarle el cuello, golpearlo, lo que fuera; pero algo totalmente físico se lo impidió casi por completo. Un doloroso tirón de cables provocó dos punzadas en su espina dorsal, las cuales exteriorizó con un sutil gritito, un gemido grave, y el jadeo que tan intenso dolor podía ocasionar.— kuso...—maldijo en japonés con los puños apretados, cerrando los ojos en una desesperada búsqueda de paz.

Apoyó su costado en la almohada, cuidando no volver a ejercer presión en la zona dolorida, lo que desgraciadamente, implicaba tener un panorama directo e ineludible de su superior— Si, señor, perdone mi imprudencia... — Rectificó con intensa ironía en su, ahora, temblorosa voz.—es que los conserjes no usamos tan lindos sombreros...— Sabia que estaba jugando con fuego, pero digamos que luego de lo vivido en el último tiempo. El fuego se hallaba muy lejos de asustarle.
So it begins.


[/i]




You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Vie 20 Oct - 2:27

Jesse oía los sonidos que aquél cuerpo cibernético emitía, aquellos que exteriorizaban los sentimientos más inmediatos que el muchacho a su lado experimentaba. No pudo evitar sentir algo de tristeza poniéndose en su lugar, no sólo porque esa clase de emociones estaban hechas para sentirse hacia adentro, sino también porque debía ser horrible que un par de engranajes estratégicamente colocados delataran todo lo que pasaba por su cabeza. Por eso no podía estar enojado: era una situación de mierda, hacérsela peor no haría más que alimentar ese odio y desprecio, fuera donde fuese que estuviera dirigido. Ni siquiera pudo molestarse por ese brusco movimiento que parecía haber querido desembocar en un ataque, no cuando Genji había vociferado tan claro su dolor.


Se puso de pie de un salto, apoyando su tableta sobre la cama con muy poco cuidado. —Mierda, darlin' —el espacio entre su cama y la otra no era más que un paso corto para su considerable altura, y muy poco le importaba que el otro no lo quisiera ahí a su lado —. Déjame checkear —murmuró, y sin esperar el permiso le apoyó una pesada mano sobre el hombro con suficiente suavidad para no alarmarlo ni hacerle daño, pero la firmeza necesaria para mantenerlo en el lugar. Lo hizo apenas para adelante, como para ver las conexiones, pero éstas no parecían dañadas. Debía ser un tema de circuitos a medio establecer, recordaba haber oído a Angela contarle a Reyes que podía llevar días o meses, no lo sabían a ciencia cierta, que el cuerpo funcionara correctamente.

Una vez pudo ver que no estaba herido le quitó la mano de encima, pero permaneció junto a su cama. —Aquí tienes, ahora puedes usarlo —se quitó el sombrero y se lo puso en la cabeza al otro; no se le había escapado la ironía de su voz, pero tenía la esperanza de poder aplacar su molestia siendo más ameno —. Mira… No tienes que llamarme señor ni otros títulos del estilo, somos compañeros. Jesse está bien. Y si no quieres que te ponga apodos, aunque debo admitir que es una costumbre difícil de olvidar… —se llevó una mano a la nuca para rascarse con la yema de los dedos la base de la espalda, en un gesto que era consciente mostraba cierta vulnerabilidad —Pues tendrás que decirme, ¿será Genji? ¿Gen?
So it begins.






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Sáb 21 Oct - 6:36

Necesitaba librarse de todo eso, necesitaba hacerlo y pronto. El dolor que recorría su espina era incomparable a cualquier cosa, incluso morir había sido menos terrible. Morir era anestesia pura, como un centellar antinatural de luz negra. Algo indescriptible pero rápido e indoloro. Y es que el dolor más fuerte provocado por aquella situación fue la fija y severa mirada de Hanzo. Esta vez estaba solo, dolorido y anhelando la muerte más que nunca. Un temblor afectaba sus manos, dejando en evidencia aquel pesar. Tal era su magnitud, que ni siquiera fue capaz de reaccionar ante la brusca reacción de su compañero de cuarto. Es más, no percibió su accionar sino hasta recibir la calidez de aquella enorme mano posándose en su hombro. Cerró los ojos con fuerza, concentrándose en el calor emanado por esa tibia extremidad, por esos toscos pero cuidadosos dedos. Siempre había sido bueno para el contacto físico, incluso cuando en su cultura no fuese una cuestión demasiado común. Su madre lo consentía más de la cuenta, razón suficiente para aprender el valor de un estrecho abrazo, una apasionada caricia o hasta el de un violento golpe. Era increíble como incluso anhelando la muerte, ese efímero contacto, devolvía un poco de fuerza vital a su cuerpo, como el idiota al que llevaba varios minutos insultando, con un insignificante accionar, le había recordado cuán bella podía llegar a ser la vida.

Instintivamente se inclinó hacia atrás ante la ausencia de ese insignificante toque. Un reflejo involuntario, una búsqueda inconsciente de aquella sensación tan surreal. Suspiró con suavidad, intentando pasar desapercibido, aunque el sombrero cayendo sobre su cabeza, había hecho un buen trabajo. Juraría que su corazón se detuvo al menos dos veces en los últimos treinta segundos ¿Que le pasaba a ese dichoso vaquero? Lo había tratado como la peor escoria del universo, y aún así continuaba siendo amable...Frunció el ceño ligeramente, levantando su brazo humano-el otro aún no lograba controlarlo del todo. Espasmos involuntarios, no, gracias- Se quitó el sombrero con lentitud, intentando guardar por la mayor cantidad de tiempo posible la sensación que ese de ridiculo accesorio le proveía. Jamás lo admitiría, pero traer algo encima, resultaba reconfortante, más aún si despedía ese aroma tan peculiar, tan hogareño... Un hogar muy lejano al propio, pero hogar de todos modos.

Devolvió el sombrero a su dueño, sin siquiera dedicarle una mirada. Aquello parecía uno de sus sueños; dolorosos, cálidos e ineludibles. Apretó sus labios luchando con su voluntad, deseando que ese dichoso cuerpo robótico fuese capaz de hacerlo invisible, o exigiendo menos incluso. Que su mecánico tórax cesase aquellos incomodos sonidos que dejaban en claro sus ridiculos sentimientos ¿Cuánta vulnerabilidad puede caber en un ser tan lleno de odio? —No me hables así...— Su tono se había suavizado un poco, pero no lo suficiente para creer que el japonés deseaba entablar amistad.— No necesito tu lastima...— Esta vez el veneno no iba dirigido al vaquero, sino a sí mismo. Jesse McCree era un tipo bueno y agradable, quedaba más que claro luego de esos cortos minutos de hostil interacción.— Genji...— Ojalá tuviese la capacidad de volver a tener un amigo. Después de todo, siempre quiso escuchar una canción de Johny Cash.


So it begins.






You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Sáb 21 Oct - 7:45

Recibió el sombrero sin decir ni una palabra de más. La situación lo movilizaba. Por un lado lo entristecía ver a aquel muchacho tan mal aunque no lo conociera, porque la fuerte empatía que poseía se apoderaba de él; por el otro lo esperanzaba, sobre todo cuando jamás se había esperado que reaccionara tan dócil. Había sabido que era probable que lo mandara a la mierda, incluso que lo agrediera físicamente por acercarse, tomarse tantas libertades. Sin embargo ahí estaba Jesse, intacto. Y no sólo eso, sino que acababa de tener una interacción que casi podía calificar como normal con su compañero postrado en la cama. Tan normal como podían ser dos personas que terminaban trabajando para una organización como Blackwatch, de más estaba aclarar.

No te tengo lástima —casi lo interrumpió, porque tenía la idea equivocada, y sabía lo horrible que se sentía el percibir que alguien le profesaba un sentimiento tan despreciable como la lástima. McCree mismo había pensado lo mismo de Reyes que ahora Genji pensaba de él. En muchas formas, salvando la gran distancia de que Jesse, afortunado como era, aún tenía su cuerpo entero, se parecían. —Tú y yo, sweet-Genji —pudo hacer la corrección a tiempo —, creo que tenemos mucho en común. Espero que no me odies lo suficiente como para no acercarte cuando lo veas.

Mientras hablaba aprovechó el tiempo, no para verlo a los ojos, que ya tanto contacto visual adrede tal vez comenzaba a intimidar al menor, sino para volver hasta su cama, alzar su tableta de ella, y atravesar los pocos metros que lo separaban de la puerta de salida. La golpeó varias veces, despacio, llamando. —Me gustaría que seamos amigos —y que volteara a lanzarle una última mirada breve podía ser indicador de la honestidad en sus palabras. Ni bien terminó de pronunciar la última, se abrió la puerta tras él. La cabeza de Angela Ziegler se asomó por ella con una expresión de agotamiento -o tal vez era exasperación- y sin ocultar esos sentimientos en lo más mínimo preguntó: —¿Sí, Jesse?

Ángel, has sido una enviada del cielo para mis dolores, sabes que siempre lo eres. Pero tu paciente aquí —señaló hacia atrás, a la única cama que quedaba ocupada en la enfermería —necesita descansar y ya sabes… Nadie descansa alrededor del buen McCree.

Le plantó un beso a la doctora en la sien y alzó la mano, de espaldas a ambos, para agitarla en una última despedida. Tras un —Nos vemos, pretties — comenzó a caminar fuera de allí a pesar de las protestas de la rubia sobre permanecer en observación.
So it begins.






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Sáb 21 Oct - 19:14

Luego de ver cómo el americano abandonaba la enfermería con tanto descaro, Genji no pudo evitar sentirse aún más miserable de lo que ya se sentía. En un comienzo pensó que librarse de esa molesta compañía era lo mejor que le podía suceder, pero nada más bastaron cinco minutos de soledad para recordar cuanto la odiaba, cuanto detestaba esa maldita sensación de desamparo, sumada al agudo chillido del silencio-eso y el rumor de sus motores-. De pequeño siempre estaba rodeado de amigos, e incluso en los escasos momentos que no, Hanzo estaba ahí. No era muy bueno hablando, pero sabía escuchar; ya de grande, su hermano solía estar demasiado ocupado para escuchar sus bromas, pero en su defecto, la cantidad de amistades no decrecía, y no exageraba al mencionar como buenos compañeros, incluso, a sus leales guardaespaldas. Ahora no tenía nada, nada más que un odioso rumor y sus nauseabundos pensamientos. Quizás no sería tan mala idea aceptar la amistad del vaquero. No de inmediato, claro. Aún no creía ser poseedor de esa capacidad. Pero si tenía que permanecer vivo a la fuerza, ese teatral sujeto parecía buena opción para comenzar. Además... alzó su mano intentando palpar aquel sector que el tal Jesse tocó. La calidez había desaparecido, pero el simple recuerdo de esos ásperos dedos sobre su piel, eran un recuerdo infame y adictivo de su humanidad.  

Luego de un par de horas-suponía, ya que no había relojes en ese deprimente cuarto-de maquinar sin descanso, de trazar planes de escape, buscar razones de porqué Hanzo lo había atacado, enfurecerse con él, con su padre, con la doctora, el jefe mexicano, y el dichoso Jesse McCree; Su maltrecho organismo se rindió ante los brazos de Morfeo.  Últimamente dormía más del ochenta por ciento del tiempo. A veces voluntariamente, a veces no. Según la doctora, Angela, creía que se llamaba. Dormir era la mejor manera de recuperarse. Y aunque Genji no estaba seguro de querer hacerlo. Ese cuarto no servía para nada más.

Extrañamente, esa noche-o la siguiente, la subsiguiente. No estaba seguro. No le extrañaría haber dormido tres días o más-, su sueño resultaba un tanto menos tumultuoso de lo habitual. Hanamura, bella, suave, gentil... rodeada de cerezos, arrullada por la gentil armonía de un shamisen. Hanzo paseaba con las manos escondidas en las mangas de su traje; tan sereno, tan venerable como siempre. Él, por su parte, se hallaba trepado en uno de los floridos árboles, acechando, deseando capturar todos y cada uno de los movimientos de su hermano. Lo amaba y lo admiraba tan profundamente; pero algo picaba, clavaba y ardía a la altura de su columna. Algo más doloroso de lo que debía ser. Traición.

Saltó del árbol sin mucha ceremonia, abalanzándose directamente sobre el cuerpo ajeno. Quería venganza, la necesitaba. Pero Hanzo no estaba dispuesto a ceder. Se desató una silenciosa afrenta entre ambos, silenciosa porque su padre no podía enterarse. No obstante, un sigiloso rechinar  logró resquebrajar la realidad de aquel doloroso sueño.  Luego un crujir, unas bisagras. El de cabello largo aprovechó su distracción para darle un certero golpe en la boca del estómago. Golpe que lo devolvería de golpe a la realidad. Aún con la realidad onírica patente, su cuerpo se enderezó bruscamente sobre la cama, lanzando un grito hacia el imaginario desgraciando. Su respiración agitada, sus motores funcionando a muy alta potencia. Si tan solo pudiese beber algo de agua... Cerró los ojos con fuerza, percibiendo apenas que el crujido y las bisagras no eran cuestión exclusiva de su sueño.— ... ¿¡Quien anda ahi?! — exclamó en una dirección incierta. No sabía a qué temer, pero eran demasiadas emociones para tan corto periodo de tiempo.

“Please, set me free” - cried the bird






You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Sáb 21 Oct - 23:57

No eran extrañas las noches en las que Jesse no podía pegar un ojo. Hacía ya diez años que había abandonado Deadlock, pero la culpa no lo había dejado en todo ese tiempo, que tuvo para hacerse consciente de sus malos actos. Amari siempre tenía las palabras justas para esos momentos, pero ni él era tan descarado como para despertar a la capitana de Overwatch a las tres de la mañana, así que recurría a ese otro que jamás le había negado un momento de tranquilidad: el bourbon. Agradecía a su suerte por plantarlo en un lugar así, donde tenía el privilegio de cobrar un salario decente (que Reyes le entregaba en la mano sin ningún recibo, casi en secreto) para poder comprarse alcohol, puros y condones. El resto del dinero iba a parar entre sus ahorros, para un posible futuro que aún desconocía. Aunque estaba casi convencido de que iba a morir en Blackwatch, joven, lo mismo había creído de Deadlock diez años atrás.


Esa noche no eran pensamientos sobre su propio malestar los que mantenían sus ojos abiertos, así que el whisky, si bien era una solución familiar a sus problemas, no lo ayudó a conciliar el sueño. No podía dejar de pensar en Shimada, ahí encerrado en esa enfermería del demonio, en medio de la noche, quejándose entre pesadillas como lo había oído unos días atrás. Ese lugar era el infierno más allá del ángel que lo merodeaba; cerrado, con el aire viciado, vacío casi todo el día… No, no podía permitir que el nuevo se llevara esa impresión, y no podía entender como a nadie se le había ocurrido antes que estar ahí no favorecía a su recuperación. No había otra solución, tenía que ir a sacarlo aunque fuera un rato.


Levantarse de la cama le subió todo el alcohol de golpe a la cabeza, por lo que tuvo que apoyarse unos segundos contra la pared para recuperar el balance. Estaba bien, no había sido más que un momento; no era la primera vez que bebía tanto y para ser honesto se había moderado bastante esa noche. Se puso unos jeans, un par de botas y su hoodie casual de Blackwatch sobre la camiseta de dormir. Tras pensárselo unos segundos, agarró otra igual para llevarle a Genji. Si iban a ir afuera tendría frío, al menos en aquél brazo obviamente humano que le quedaba expuesto fuera del traje.


El camino a la enfermería, como a cualquier otro lugar de la base subterránea excepto el área de entrenamientos, que estaba un piso más abajo, era corto. Blackwatch tenía pocos miembros, sobre todo en comparación con su hermana legal, así que no había necesidad de ampliarla para acomodar a grandes cantidades de personas. Genji era el primer nuevo en meses. Antes de abrir la puerta para encontrárselo, alzó la mirada a las cámaras de seguridad y se llevó un dedo a los labios. Con suerte Pallas, el IA hermano de Athena, entendería el mensaje que de debía guardar el secreto. Jesse lo consideraba un amigo después de todo.


Lo recibió la exclamación de Shimada. Como venía con la idea de ser sigiloso en la mente no se alarmó por el grito repentino, pero sí se preocupó de que pudieran escucharlo, o peor, que el cambio en su ritmo cardíaco (¿tenía corazón?) fuese suficiente para traer a Angela hasta la enfermería. —Shh, shhh, sh. Soy yo, Jesse —encendió la linterna en su celular para iluminarse un poco el rostro y un poco el resto de la habitación. Cruzó de un par de pasos el corto camino y se acercó a su compañero. —He venido a buscarte, tú y yo vamos a dar un paseo por el bosque —podía sonar sospechoso, pero lo decía de manera literal. Detrás de aquella base había un bosque, pequeño pero hermoso, ideal para tumbarse en el piso y mirar al cielo, relajarse. —No quiero que te conviertas en un puto loco en este lugar de mierda —a través de los insultos se filtraba, contrario a lo que podía pensarse, un cierto cariño en su voz. Tal vez la sonrisa que portaba terminaba de evidenciar sus intenciones. Que estaba ebrio era obvio, aunque seguía siendo tan cuidadoso como siempre.
“Please, set me free” - cried the bird






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Dom 22 Oct - 5:03

Bastaron treinta segundos luego de percibir aquel folclórico acento, sumado al característico aroma del alcohol, para identificar de quien se trataba. No estaba seguro, no sabía con certeza en que parte finalizaba el robot y en que parte comenzaba el humano, pero  algo le decía que sus fosas nasales habían sido reconstruidas a base de pura tecnología, puesto  que esa mezcolanza de aromas hubiese sido suficiente para reconocer al intruso, la aclaración verbal no era necesaria, y menos aún el molesto fulgor de la linterna. Sus ojos eran mayoritariamente mecánicos- ¿cómo no?- podían percibir movimiento sin la necesidad de una voluta de luz. Resopló con pesadez al verificar cuan ebrio estaba el cowboy, y  masajeó con torpeza sus sienes ¿Qué día era? ¿Cuánto tiempo llevaba durmiendo? Sus engranajes continuaban corriendo a una insana velocidad, aunque gracias a la idiotez del recién llegado, su tortura mental se había detenido. —Oh, ahora que sé que eres tú, puedo estar tranquilo…— Respondió con ironía frotando sus ojos.  Aunque no lo diría en voz alta, tener compañía otra vez volvía a ser ligeramente grato, aunque se tratase de ese molesto hombre.

Frunció el ceño al escuchar la aclaración ajena ¿Estaba hablando en serio o… era la voz del alcohol haciendo eco? Salir de esa enfermería sería el regalo más grande que alguien le podría hacer al joven Shimada, incluso si moría apenas le quitasen los cables de la espalda. En especial si muriese en cuanto le quitasen los cables de la espalda. Le dirigió una filosa mirada al mayor, detectando su boba sonrisa. Hablaba en serio, al parecer. — No te atrevas a joderme con eso, vaquero…—Espetó sin un mínimo interés de ser agradable, ni sutil con el apodo, ya que recordar el nombre sería darle demasiada importancia. — Voy a cumplir cuarenta amarrado a esta maldita cama…—Continuó enderezándose un poco, buscando ayuda sin pedirla. No quería arrancarse la columna como casi lo hizo la última vez, no sin antes volver a respirar aire fresco.

Tu novia, la doctora…— Comentó logrando finalmente, bajar sus piernas del catre, aunque temía por la estabilidad de esos trozos de metal — Te matará si se entera…— Anunció con malicia alzando las cejas, mordiendo su labio artificial— Pero al parecer, aprecias mucho tu puesto del… loco de Bunnywatch— Erró el nombre a propósito. — Como para arriesgar su relación…— Suponía, por la manera en que el americano trataba a la rubia, que había algo entre ellos. Aunque pensándolo bien… A él lo había llamado Sweetheart.

Pisó con cautela, desconociendo de inmediato la naturaleza de sus nuevas piernas, las cuales se sentían como una asquerosa mezcla entre gelatina, extremidades acalambradas y fierro agripado. Las uniones de sus rodillas cedieron, y en un desesperado intento por no caer-y volver a jalar sus cables- estiró ambos brazos, sujetándose del fornido pecho ajeno ¿Acaso la vida podía ser más mierda? Lo que era mucho decir, considerando la cálida superficie que sus manos estaban palpando.

“Please, set me free” - cried the bird


[/b]




You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Mar 24 Oct - 6:03

El alcohol podía ser un buen compañero para las ansiedades, pero no hacía mucho más en Jesse, que estaba tan acostumbrado a beber casi todos los días. Además, un hombre de su tamaño y su entrenamiento podía tolerar mucho más, eso había ido quedando claro a medida que pasaba el tiempo en Blackwatch. Cada vez le llevaba más esfuerzo ponerse ebrio, tanto que en esos días bebía más por el estado psicológico que asociaba al alcohol que por el efecto que hacía en él a nivel corporal. —Por lo menos estás más tranquilo que si fuese alguien que viene a atacarte —retrucó a su ironía, conservando a pesar de ella la tranquilidad que le era tan propia. —A juzgar por tu tono, eso pensabas, ¿eh? —No le había escapado el temor que había afectado a esa ciberténica voz cuando lo escuchó entrar, y aunque iba a dejarlo pasar, Genji simplemente le dejaba el comentario servido.


No se estiró a alcanzarlo ni bien se sentó en la cama. Si ese muchacho era algo como él, y sospechaba que sí, se sentiría ofendido de que otros creyeran que era un inválido que necesitaba la ayuda de los demás para moverse. Optó por quedarse a una distancia prudente mientras respondía. —No te miento, te llevaré a dar un paseo. ¿Ves? No está bien pensar que uno se pasará la vida en esta enfermería deprimente —gesticuló alrededor con las manos al reducido espacio. Sí que era hora de hacer reformas ahí; se lo diría a Reyes.


Rió en un volumen que poco tenía de discreto, echando la cabeza hacia atrás e inflando el pecho con una carcajada cuando Genji hizo su suposición sobre la relación con Angela, y su risa se prolongó, aunque más por lo bajo, con el apodo que le puso a la organización para la que trabajaban. —Ah, darlin’, creo que si nadie sabía que estaba aquí, no tardarán en enterarse —comentó primero, mientras se componía —. Angie y yo no somos novios. ¿Crees que podría fijarse en alguien como yo, si siempre intenta corregir todos mis hábitos? No, no. Somos incompatibles —decía la verdad tal y como era, porque no iba a negar -y mentir- que era una joven atractiva, aunque omitió que no le gustaba que intentara controlar lo que hacía o dejaba de hacer —. Además, aquí entre nosotros, creo que le gusta una mujer. Así que si estabas tanteando el terreno… —no le resultaría extraño, tampoco sería el primero en hacerlo —Pues déjame decirte que te faltan partes. O sobran, en realidad —ni siquiera pensó en que podía tocar un nervio sensible, considerando que Genji había perdido todo su cuerpo excepto la parte expuesta. Hacia el final de la última frase estaba por soltar otra carcajada, pero de repente tenía las manos del oriental, junto con todo su peso, empujándolo hacia atrás desde el pecho y cortándole la respiración . Debió adivinar que le costaría ponerse de pie, hacía ya un mes que estaba acostado ahí.


La reacción de McCree fue rápida. Estiró un pie hacia atrás para apoyar el peso de ambos y no caer, mientras con las dos manos sostenía a Genji para que no terminara de desplomarse sobre él. Había riesgo de que se cortaran los cables que lo monitoreaban, y eso podría causarle dolor como la última vez que se los había arrancado. Empujó hacia adelante para devolverlo a la cama, tomando la bocanada de aire que el impacto le había arrebatado. —Tendrás que ser más paciente que eso, pretty boy —ahí habían ido sus intenciones de usar el primer nombre para llamarlo —, tenemos que desconectarte como manda la ciencia —luego de dejarlo sobre el colchón de nuevo, dio la vuelta a la cama para llegar hasta la máquina.
“Please, set me free” - cried the bird






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Mar 24 Oct - 18:50

Sus ojos perseguían con cautela todos y cada uno de los actos ajenos, el lento ir y venir de sus orbes-afectado seguramente por el alcohol-, su manera tan estereotipada de actuar, parecía sacado de una película del oeste. Pero sin dudas, lo que más llamaba su atención era el modo en que ese muchacho acaparaba la habitación con su simple presencia. Todo en él era grande, su rostro, sus manos, sus piernas, su actitud; ese sombrero, incluso su risa parecía una exageración. Su pecho abierto y proyectado, orquestado por esa carcajada limpia, directa desde el estómago. En serio ¿De donde habían sacado a ese sujeto? ... Lo admitía, su actitud resuelta le recordaba un poco a sí mismo, aunque claro, no en la actualidad. Tan tranquilo, tan jovial, colmado de tanto ímpetu que el mundo se te queda pequeño. Ese era Jesse McCree, y ese era Genji Shimada antes de perder todo excepto el cerebro ¿Que podía sentir al respecto? ¿Ira, frustración, envidia? ... Emociones que sin dudas, se propagaban en su interior como la plaga. No obstante, admitiría silenciosamente la sutil admiración y gratitud que el vaquero le inspiraba. Después de todo, era el primero en esa asquerosa base que se mostraba interesado en hablarle de cosas inclasificables como tecnicismos; y eso sin poder ignorar el nulo deber que tenía con su salud mental, y aún así había decidido contribuir positivamente ¿Como odiar del todo a una persona así?

Entornó la mirada al escuchar las palabras ajenas. Tanta había sido su emoción con respecto a regresar al exterior que se le pasó por alto la posible existencia de malas intenciones por parte del mayor. Aunque, vamos ¿Que más podía perder? — ¿La doctora juega para el otro bando? —� Cuestionó con más curiosidad que nada. No era como si él tuviese prejuicios o moral para juzgarla. Y mucho menos estaba tanteando el terreno, como insinuó el castaño—� ¿Tu también? Te advierto que no eres mi tipo... —� Mintió, aunque si buscaba prevenir cualquier acto incauto por parte contraria. En un pasado, posiblemente él mismo hubiese sido el primero en saltar, agarrándose a esos fuertes brazos, acariciando incluso el indiscreto vello que asomaba del cuello de su chaqueta. McCree era indiscutiblemente sexy, pero Genji no se creía capaz de volver a darle rienda suelta a sus bajos instintos, ni ahora, ni... nunca más.

Sus ojos se cerraron con frustración al ser regresado a la cama, le dolía el alma ¿Para que estar vivo si ni siquiera podía mantenerse en pie? Nuevamente la imagen de Hanzo se plasmaba intensa en su cabeza ¿Donde estaría su hermano? ¿Estaría vivo? De ser así, esperaba que en mejores condiciones que él ¿realmente lo esperaba?...

Mantuvo los ojos cerrados hasta que sintió los cables desconectarse de su cuerpo, y sus propios motores comenzaban a correr a toda máquina. No se sentía mal, podía respirar; su cuerpo estaba ahí, aunque posiblemente era una simple trampa psicológica. La doctora se lo había advertido, también que, poseyendo un cuerpo artificial, era probable que la sensación jamás desaparecería.—� ¿Cómo piensas llevarme al maldito bosque si... ni siquiera puedo caminar? —� Cuestionó preparándose para el desecho de sus planes, aunque sus piernas prosteticas yacían colgando del otro lado de la cama. Quería salir de ese lugar a cómo diese lugar. Si tenía que arrastrarse solo fuera de esa cueva, lo haría.

“Please Set me Free” - Cried the bird






You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Miér 25 Oct - 0:34

Jesse podía parecer tonto, a veces, cuando se dejaba llevar por las bromas y la actitud relajada; quién jamás lo había visto en una misión, tranquilamente podría pensar que no tenía lugar en una organización como Blackwatch. La realidad era que más allá de aquella fachada era, no sólo muy inteligente, sino muy atento al detalle, observador. Tanto que de sólo ver a Angela operar los complicados aparatos que proveían estabilidad a Genji, había aprendido cómo desconectarlos sin causar problemas. Un botón aquí, una palanca allá y en poco tiempo los cables se habían retraído hacia la máquina, emitiendo tras ellos un silbido agudo que indicaba que estaban liberando el aire que contenían. También habían dejado atrás un leve olor que McCree no podía reconocer.


Recién después de haber hecho eso pudo poner atención a las cosas que Genji había estado diciéndole. Comenzó con un —Soy el tipo de todos —seguido de una pequeña sonrisa que, aunque denotaba que lo decía en broma, dejaba también en evidencia la confianza en sí mismo que tenía como para ponerse a afirmar eso. —Pero no te preocupes, mi interés en ti es sólo amistoso, lo juro —aseguró, llevándose una mano al corazón. Volvió a rodear la cama y le arrojó su campera extra, que hasta entonces había tenido colgada del hombro, encima del regazo. —Te ayudaré a caminar o te cargaré, por supuesto —respondió a su última pregunta como si lo que pensaba hacer fuera lo más normal del mundo. Luego señaló la prenda que acababa de arrojarle y advirtió: —Hace un frío de puta madre afuera, ponte eso.


Se había vuelto a colocar cerca de Genji, pero esta vez mirando hacia el mismo lado que él y apenas agachado, listo para pasarse su brazo por sobre los hombros y sostenerlo de la espalda para ir afuera. No pudo evitar seguir soltando su casi monólogo. —Me enoja como la mierda, ¿sabes? No sé quién está a cargo de tu caso, pero parece que le ponen más atención al cuerpo que a lo que hay en tu mente —era la primera vez que mostraba un enojo tan visceral delante del japonés, pero no podía evitar que las injusticias, y la consideraba una, le pusieran los pelos de punta. —Ya tendrías que estar en rehabilitación. ¿Te hablaron de psicoterapia? —hizo una pausa. Quizás Genji quería distraerse, no enfocarse en su actual problema por muy obvio que fuera —. Eh, como sea. Me haré cargo yo.
“Please, set me free” - cried the bird






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Jue 26 Oct - 1:16


Recibió la chaqueta que el mayor le lanzaba, percibiendo la suavidad del algodón bajo sus dedos, y el leve peso de esta presionando sus piernas. Algo de sensibilidad debían poseer esas malditas piezas de metal; eso quería decir que pronto podría caminar y existir con un mínimo de normalidad... Frunció el ceño ligeramente, ante aquellos pensamientos pseudo-optimistas. No era un lujo que tuviese permitido. Sin demasiada dificultad se puso la prenda. No creía ser capaz de sentir frío, incluso ahora que había descubierto que su brazo humano poseía un umbral de sensibilidad exageradamente alto, pero ya que más daba. Hubiese reclamado acerca de la preocupación ajena, pero por alguna razón, su energía se había esfumado. Los comentarios acerca de su sobra de partes no paraba de dar vueltas al interior de su cabeza ¿Que quería decir? ¿Era un simple comentario referido a la sexualidad de Angela, o...?

No pudo reprimir una mueca de molestia al escuchar la aclaración ajena; era obvio que McCree no sería capaz de sentirse atraído por él ¿Quien podría sentir atracción por una máquina?... Claro, los habían con fetiches omnicos, pero tampoco era como que fuese de lo más normal. Jamás pensó que algo así podría afectarle de ese modo, pero bueno... Después de todo, su ego solía ser alimentado por aquellos que sus intenciones sobrepasaban las intenciones amistosas, aquellos que ya no existirían más. — El mío no eres...Tu acento de Texas es escalofriante.— Mentira.

Alzó su ceja derecha al percibir el cuerpo ajeno tan cerca, pero no protestaría demasiado. Lo iba a sacar de ahí aunque tuviese que cargarlo ¿Quien hacia eso? Deslizó su brazo izquierdo por el hombro ajeno, percibiendo en el camino todo el calor y vitalidad de ese enorme cuerpo, grabando en su mente cada músculo. Podía ser útil en un futuro cercano, uno en el que tuviese que pelear para recuperar su libertad. Si, fines tácticos, eso era todo.

En cuanto sus pies tocaron el piso, y fue capaz mantenerse erguido más de dos segundos, pudo percibir como la alegría subía a su pecho, alegría que por supuesto, no exteriorizaría.— ¿La palabrería también salva a los hombres? — Cuestionó haciendo referencia a lo conversado horas-¿o días?-atrás. Sabía que Jesse solo quería ayudar, y lo valoraba, pero simplemente no se sentía capaz de ser amigable. Además, estaba seguro de que el interés en su salud era nulo o bajo. Más que mal, ese sujeto, Reyes, dejó totalmente en claro cuál sería su objetivo al pertenecer a aquella organización. Para matar, no necesitaba una mente sana.— La psicoterapia no me ayudará...— Se dejó guiar fuera de la enfermería, luego a través de los pasillos de ese subterráneo que resultaba totalmente nuevo para él.— Oye, Vaquero, las cámaras... — Señaló un aparato zizeante en la oscura esquina del pasillo.


“Please Set me Free” - Cried the bird






You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Jue 26 Oct - 4:10

Tuvo que aclarar, porque era el instinto cada vez que alguien que no era americano le decía algo así —Soy de Nuevo México, no de Texas —antes de cargarse el peso de Genji a los hombros y pasarle el brazo por la espalda, poniéndole la mano debajo del brazo izquierdo para alzarlo en el aire. Pesaba bastante más que una persona normal, incluso más que Reyes, que era una masa sólida y gigante de músculos. McCree no se sorprendía de que le fuera difícil caminar, si debía pesar al menos el doble que cuando tenía un cuerpo… ¿Normal? ¿Humano? No sabía cómo decirle, ni para sus adentros, para no ser ofensivo, pero tampoco era el momento de preguntarlo.


No lo sé… Depende de si estás a punto de matarme o no —respondió a aquella pregunta, que hacía referencia a la primer conversación que habían tenido, con una risa. Tenía que tomarse a broma los comentarios de Genji que denotaban molestia, así haría todo más ameno para ambos. Si bien no apreciaba la poca gratitud de su compañero, sabía que se ganaría su confianza al debido tiempo, así tuviera que ser por cansancio. —No te preocupes por las cámaras, darlin' —miró hacia arriba, a la esquina, y guiñó el ojo en dirección al aparato —, mi buen amigo Pal nos tiene cubiertos. —Pasó por varios pasillos y habitaciones antes de llegar al ascensor, pero cada vez que atravesaba una puerta tenía que valerse de la tarjeta en su bolsillo para verificar su identidad ante la máquina como medida de seguridad.


El bosque detrás de la base no era un bosque de por sí, o bueno, no era lo que Jesse se imaginaba cuando alguien hablaba de uno. No eran hectáreas y hectáreas de árboles con poca luz filtrándose entre ellos, ni tenía el suelo cubierto de ramas y tierra ni señal de ser un lugar salvaje e inexplorado. Era un bosque hecho por el hombre, se lo habían contado, un intento de la humanidad de reforestar luego de la primera crisis, que había dejado en llamas buena parte de los espacios verdes de Europa. Parecía más un gran jardín, tenía apenas un kilómetro de extensión y el piso sembrado de pasto cuidadosamente cortado, sin embargo los árboles parecían llevar mucho tiempo en pie. No era que él supiera el tiempo que tardaban en crecer las plantas.


Luego de caminar un poco y adentrarse lo suficiente allí, llegaron a un pequeño claro que desembocaba en un río, si bien poco ancho, con una corriente remarcable. Sin preguntar si ese lugar le parecía bien a Genji lo apoyó en el suelo, ayudándolo a sentarse y luego tomando lugar a su lado. Por unos minutos permaneció callado, mirando el cielo, pero no podía mantener la boca cerrada. Sacó de su campera una caja de metal que contenía algunos puros, la abrió y levantó uno entre el pulgar y el índice. Con la otra mano alzó de su lugar en la tapa el cortador y, de un movimiento preciso y rápido, removió la perilla. —La gente que dice que la terapia no funciona suele ser la que no ha ido a terapia —observó mientras, con su zippo encendido, calentaba el extremo del cigarro sin llevárselo a la boca. Era todo un ritual, y aunque Jesse solía no adherir a ninguna costumbre que se hiciera rutina, esa era especial.


Se preguntó si era hipócrita afirmar eso cuando él mismo había negado la ayuda psicológica que le habían ofrecido unos meses después de entrar en Blackwatch, pero su situación no era como la de Genji, no era tan delicada. Simplemente puedes no mencionarlo, pensó, y se llevó el habano a los labios para terminar de prenderlo.
“Please, set me free” - cried the bird




Última edición por Party Poison el Jue 26 Oct - 5:39, editado 1 vez




LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Jue 26 Oct - 4:57


El aire frío y fresco golpeó su rostro, dejando más en claro cuanta sensibilidad poseía ahora su piel humana; un escalofrío recorrió su espina, incluso hasta aquellos sectores que no le pertenecían por nacimiento. Y aunque jamás lo admitiría en voz alta, sus labios se curvaron en una sincera sonrisa, sujetándose con inconsciente fuerza a la tela del polerón que cubría el amplio tórax ajeno. Ver el mundo real una vez más resultaba tan misterioso como esclarecedor. Un vendaval de explosiones al interior de sus mecanismos, el incremento inevitable de pulsaciones cardiacas; las cuales-claro- sus circuitos captaron y se apresuraron a estabilizar ¿Jamás podría volver a sentir fuera de los límites establecidos por esa pérfida máquina? Suspiró pesadamente antes de continuar imitando los pasos ajenos, aunque los propios resultaban mucho más errantes y toscos. Sabía que cargar con su cuerpo le estaba costando bastante esfuerzo al mayor, pero ¿qué podía hacerle? Quería estar ahí fuese cual fuese el coste. — Apostaría mi nariz a que no has ido a terapia ni un segundo de tu puta vida. — Lanzó a ganador el menor.

Se dejó sentar en el suelo, apreciando con más agrado del que debería ser sano, aquel hermoso lugar, percibiendo la suavidad del césped bajo sus manos, y el aire fresco ingresando a sus mecánicos pulmones. El crepitar del río jugueteaba entre sus nuevos y mejorados canales auditivos. Era casi como renacer, renacer en un mundo que todo ha sido amplificado, incluyendo a la raza humana. Observó por el rabillo de su ojo izquierdo al hombre que yacía a su lado; tan sereno, tan entusiasta, sin importar nada, sin alterarse siquiera por sus imprudentes palabras ¿Cómo podría agradecerle? Entornó ligeramente la mirada, regresando al brillo plateado de la luna sobre las aguas del arroyo, notando como esa simple visión le otorgaba una increíblemente humana sensación de congoja. Como sus labios temblaban ligeramente al tiempo que su garganta se cerraba. No, no, no… No ahora, por favor . No podía darse el lujo de llorar frente a ese sujeto. Ni en sueños, ni en realidad. Y aunque deseó evitarlo, y aunque se obligó a callar, y aunque le prohibió a sus labios continuar temblando, un par de lágrimas cayeron a través de sus mejillas: conmovido, atareado, destrozado. Tan lleno de vida, que su inerte corazón no lo pudo contener.

Sin mentir, antes del incidente con Hanzo, su vida solía ser bastante frívola; llena de fiestas, dinero, sexo, drogas y despilfarro. Pero a pesar de disfrutar infinitamente de todo aquello, algo en su interior, la parte más sincera, sabía que la vida real estaba muy alejada de las pistas; y se hallaba mucho más cerca de los cerezos rosados de Hanamura. Le permitió a sus ojos hipnotizarse con la llama del zippo ajeno, deseando poder fumar también un cigarro. — Quiero fumar…— Espetó con aquel tono que solía ser una orden para todos los que le rodeaban; y para su sorpresa y agrado, sin una gota del dolor producido por el llanto. — ¿Nuevo México está en Texas? — Claro que sabía que no era así, pero quería distraer un poco la atención de su fallida orden, más ahora, que la pequeña luz de una idea comenzaba a encenderse al interior de su cabeza.


“Please Set me Free” - Cried the bird






You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Jue 26 Oct - 6:06

Una vez encendido su cigarro, inhaló el humo con la paciencia propia de quién ha hecho eso más de un millón de veces, de a cortas caladas apenas espaciadas entre sí. Genji tenía razón al afirmar que nunca había pisado el consultorio de un terapeuta, pero no se lo diría para que no se convenciera aún más de que a él no iba a servirle. Después de todo, cada caso era diferente, y Jesse había superado sus condiciones de una forma excepcional. Dejó que se extendiera el silencio a modo de respuesta, y que el japonés interpretara de él lo que le viniera en gana. Al fin y al cabo, si Reyes lo quería en terapia, si no tenía otra opción, lo haría suceder. El maldito siempre se salía con la suya.


Se obligó a mantener la boca cerrada, no sólo para darle un momento de tranquilidad a su compañía de la noche, sino para disfrutar del paisaje. Hacía tiempo que no pisaba aquel bosque, había pasado los últimos meses yendo y viniendo desde Londres, haciendo operaciones de reconocimiento en las calles para investigar a Null Sector, el grupo extremista ómnico que tenía en la ciudad inglesa su base de operaciones. Los minutos de paz habían sido escasos para él, mucho menos el tiempo que había tenido para invertir en fumarse un buen cigarro, conservando el humo en la boca durante buena parte de un minuto, llevándolo de aquí para allá dentro de ella, concentrándose en la combinación de sabores que hacían a su marca y mezcla favoritas. Incluso después de haber exhalado, llegaba a sentir por horas el dejo amargo y apenas dulce de ese tabaco en particular.


Debió haber permanecido sin decir palabra durante un buen rato, porque cuando volvió a recordar que tenía compañía a su lado fue porque ésta había hablado por voluntad propia. Volteó a verlo, sorprendido porque hasta entonces no había hecho mucho más que responder a lo que él decía, y mayor fue su asombro al ver, a la luz de la luna, las lágrimas que habían dejado su rastro en las mejillas del otro. ¿Debía decirle algo, o preguntar qué le pasaba? Podría habérselo debatido un buen rato si no hubiese sido porque Genji cortó sus pensamientos cuando continuó hablando. —No, Nuevo México no está en Texas. Está en el sur también, pero es otro Estado —casi podía oírse en su voz que rodó los ojos, pero soltó una carcajada porque, vamos, ¿quién no sabía eso?


Miró la ceniza en su cigarro, como ésta se entremezclaba con el tabaco aún sin consumir, la brasa en medio. Se lo extendió al muchacho a su lado diciendo —Aquí tienes —y acompañándolo de una amena sonrisa que lo invitaba a aceptarlo —. En realidad no sé si puedes inhalar el humo, pero supongo que sabes que el humo de los puros no debe tocar los pulmones. Inhalas varias veces, lo mantienes en la boca para disfrutar del sabor, y lo sueltas —si daba esa explicación en vano, pues más vale prevenir.
“Please, set me free” - cried the bird






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Jue 26 Oct - 7:03



Había fumado puros un par de veces, lo hizo más por capricho que por genuino interés. Y es que a pesar de ser un tipo duro en cuanto a vicios se refiere, los puros solían parecerle un lujo demasiado pretencioso, incluso para sus estándares. Recordaba la primera vez, inmiscuyéndose al estudio de su padre, dispuesto a robar innecesariamente, puesto que Sojiro sería capaz de darle un planeta de ser posible. Pero, para la perspectiva del adolescente Genji, experimentar la adrenalina era más importante. Buscó en internet como se encendía el dichoso cigarro, y aunque Hanzo se rehusó a acompañarlo, lo fumó casi por completo en el sector más lejano de los jardines. Mal, por cierto, ya que al acabar, le dolían los ojos y los pulmones.

Jamás esperó que el americano le compartiera de su vicio, lucia tan encantado, tan sumergido, que el recibir aquel grueso cilindro, logró que otra luz de alerta se encendiera al interior de su cabeza ¿Por qué ese sujeto era tan amable? ¿Por qué siempre su semblante lucía tan relajado, tan sereno? Genji no se creía merecedor de tanta buena voluntad, de tanta atención y calidez, menos al recordar cómo llevaba tratándolo durante este último tiempo. Apretó los labios y agradeció con una sutil inclinación de cabeza. Algo lo suficientemente sutil para no sentirse más vulnerable. Acercó el puro lentamente a sus labios. No lo negaría, le asustaba un poco. No creía que su cuerpo mecánico estuviese hecho para aguantar esa clase de agentes externos, pero siendo sinceros... Su cautela yacía enterrada en un lugar muy lejano de Japón. Aspiró el humo con tanta parsimonia, que le pareció que su ingreso fue infinito. El sabor del tabaco inundó su boca hasta los últimos rincones, llenándose de vida una vez más, olvidando por cinco segundos del zumbido que iniciaban sus ventiladores internos al percibir el calor emanado por el veneno que era ese cigarrillo.

Estaba vivo, definitivamente lo estaba, y por primera vez en mucho tiempo, se alegraba de que fuese así. Ese lugar, ese sabor... ese tipo a su lado. Casi podía olvidarse del frío metal que llevaba sobre los hombros. Se permitió aspirar dos veces, masticando el humo, reconociéndolo.— La doctora te va a matar por darme cigarro.— Comentó, con una traviesa sonrisa dibujada en el rostro. El más amigable gesto que le demostraba a McCree hasta ahora.— y yo le diré que tú me obligaste...— Advirtió devolviendo el susodicho a su dueño. Su humor había mejorado tanto, que casi asustaba.

Dime, vaquero, allá en Nuevo... Texas.— continuó sin borrar su sonrisa.— quiero barbacoa...— Tenía tanta hambre, un hambre psicológica más que nada, ya que a simple vista, su estómago siempre se sentía lleno.

“Please Set me Free” - Cried the bird






You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Jue 26 Oct - 15:05

No pudo evitar mirar fijo a Genji mientras inhalaba el humo del cigarro, no sólo porque quería estar atento a su estado de salud tanto físico −si después de todo era él quien acababa de darle algo que podría ser nocivo para su cuerpo− como mental, sino también porque era cautivante ver a otras personas participar de los mismos vicios que él, sobre todo si lo hacían en su compañía. Siempre le daba una sensación de camaradería, de intimidad, el compartir un buen cigarro o una copa; casi era un pacto de auto-destrucción, y aunque muchos hubiesen encontrado el pensamiento alarmante, para una persona como Jesse era reconfortante. Quién dijera que no tenía malos hábitos estaba mintiendo, él prefería admitirlos y elegir cuales lo llevarían a la tumba, aunque para eso faltara mucho tiempo.


La atmósfera entre ambos había cambiado tras ese pequeño momento, no podía creer cuánto. La sonrisa en el rostro de Genji era indicadora de ello, y también de su bienestar. Si no le había hecho daño fumar y si además estaba mínimamente contento, entonces parte de su trabajo estaba hecho. —Te traigo a ver las estrellas, comparto mis vicios contigo, ¿y así me planeas pagar? ¿Delatándome frente a Angela? —siguió lo que le parecía una broma de parte del japonés. Si la situación se daba en verdad, no se opondría a aceptar la culpa —. Me hieres, Genji.


Recibió de vuelta su cigarro y se lo llevó a la boca sin pensar, aunque de momento sólo lo sostenía entre sus labios con una mueca muy practicada que lo mantenía quieto allí. Se echó hacia atrás sobre el pasto, levantándose la capucha de su campera para no mojarse si es que estaba húmedo, y cruzó las manos detrás de su cabeza para que le sirvieran de almohada. Se estiró apenas, como quien busca relajarse, y sintió como los bordes de las prendas que le cubrían el torso se hacían hacia arriba, dejando expuestos unos cuantos centímetros de su abdomen: un rastro de vello grueso, casi tan oscuro como su piel, que descendía desde su ombligo hasta ocultarse donde comenzaba su pantalón y cubría toda la piel a su paso.


Seguía mirando fijo aquellos labios, la expresión en ellos, sin poder evitar pensar que le cambiaba mucho el rostro esa nueva actitud. Lo había visto en la foto de su archivo, cuando aún era completamente humano, y Genji Shimada era hermoso, con su expresión rebelde y juguetona y su cabello verde. Que se mostrara contento se lo había recordado.  —Mentiría para que sigas portando esa preciosa sonrisa, darlin’ —soltó el cumplido sin ningún reparo, tal y como lo hacía con todas las otras personas de las que se rodeaba —, pero la realidad es que no sé hacer una barbacoa. No tuve mucho tiempo en esta vida para aprender —no quiso ahondar en explicaciones sobre su pasado, el por qué podía quedar para otro día.
“Please, set me free” - cried the bird






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Vie 27 Oct - 2:06



No pensó que podría volver a reír, no en esta vida, pero la pequeña carcajada que resbaló por su garganta al escuchar el reproche ajeno, dejó en claro cuántas fulgurantes emociones aún habitaban en su interior. No sería la primera vez que delataba a alguien, por bien o por mal lo había hecho antes. En ocasiones de adrede, buscando intencionadamente que algún objeto de su antipatía tuviera su merecido, en otras, con un simple deseo bromista. Extrañaba esos viejos buenos tiempos, pero para su fortuna, Jesse McCree poseía un sabor tan cercano, que casi podía probarlo.— Nadie sabe para quien trabaja... — murmuró por lo bajo, al tiempo que arrancaba algunos brotecillos que crecían a sus costados. Un proverbio muy cierto, y muy acertado para tan amena ocasión. Aunque, claro, no sería capaz de delatar al mayor, no luego de las estrellas, y mucho menos luego del puro.

El lateral de sus ojos captó con avidez los movimientos ajenos, tan libres, tan ligeros que parecían impropios de su gran envergadura. Primero lo envidió por su relajo, por todo lo demás de lo que él no era capaz; sin embargo, su atención no tardó en desviarse en una dirección mucho más interesante. El movimiento de brazos logró remover sus ropajes, alzando inevitablemente toda la parte superior, dejando al descubierto una tentadora franja de oscura piel surcada por aquel característico camino de vellos. Oh por.... Sus oblicuos marcados a la perfección bajo esa turgente musculatura, y ni mencionar el tentador sendero que se perdía en ese infame trozo de tela que eran los pantalones. Tragó pesado antes de triturar su labio inferior en busca de algo de cordura. Genji nunca fue bueno a la hora de resistirse a las tentaciones, menos si estas se hallaban al alcance de sus traviesas manos. Sabía que no estaba permitido, por él, y en esta infame ocasión, por la naturaleza. El contacto humano estaba prohibido, McCree y su aceitunada piel se hallaban mucho más allá de los límites. Maldito sea el universo, maldita sea su nueva condición, pues de haber sido otra la situación, las distancias ya hubiesen desaparecido, regalándole a sus propias piernas su merecido lugar a los costados de las caderas de ese descarado vaquero.

Se encontraba tan preocupado en distraer su mente, y así evitar el delator zumbido de sus mecanismos luchando por controlar la temperatura, que por poco se le escapa el dulce cumplido emitido por los labios ajenos. Esta vez volteó su cabeza por completo, encontrándose de lleno justamente con la satisfecha expresión que esperaba hallar. Adoraba los halagos, vivía de ellos, incluso al tenerlos ya tan interiorizados.— Pff... Que vergüenza de vaquero.—Bufó con algo más de expresividad de la necesaria.— Es como si yo no supiera prender una arrocera...— Los estereotipos, aunque molestos, solían funcionar como buenas bromas.

Utilizando algo más de fuerza de la esperada, se dejó caer de espaldas junto al cuerpo de Jesse, buscando visualizar las estrellas, y alejar de su campo aquel pecaminoso trozo de piel que parecía llamarlo a los gritos.— Creí que habíamos acordado que no utilizarías más esos asquerosos apodos vaqueros...— Se refería al cercano darlin empleado por el americano.— ya me habías empezado a molestar menos...

“Please Set me Free” - Cried the bird






You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Party Poison el Vie 27 Oct - 4:03

Su mirada viajó desde la boca de Genji hacia arriba, a sus ojos, cuando éste volteó a verlo, y no tuvo más que seguir el camino que atravesaban para darse cuenta de hacia dónde se dirigían. No se molestaba ni le disgustaba que le hubiese puesto particular atención a su piel desnuda, les pasaba a todos; ante la inminente exposición de un cuerpo ajeno era fácil sentir curiosidad. Simple naturaleza humana. Sin embargo, de manera involuntaria, la sonrisa en su rostro que era más bien su expresión de calma mutó a una más ancha, y los ojos entrecerrados que la acompañaban parecían decir ‘te atrapé’ sin que tuviera que decir una palabra. Desenlazó sus manos de atrás de la cabeza para llevarse una al vientre expuesto, rascar apenas aquella mata de rulos cortos con las yemas de los dedos, y reír por lo bajo.


No había mala intención alguna en la manera en la que Jesse devolvía aquella mirada, todo lo contrario, al menos él sentía mucha calidez de la interacción. El otro estaba entretenido, lo suficiente como para soltar la lengua más que para escupir insulto tras insulto o expresar su molestia. Había dejado ver aquella personalidad que la foto de unos meses atrás sugería que tenía, y el cowboy sabía que en parte había sido porque él le había dado oportunidad de hacerlo, de olvidarse de sus circunstancias al menos por un rato. Si tenía que soportar que lo llamase 'vergüenza de vaquero', era un precio pequeño a pagar. —Continúas hiriéndome, ahora también me dirás que mentiste el otro día y el sombrero me queda mal —aunque entonces no lo portaba. —Me imagino que pasar el tiempo en una mansión le da a uno el tiempo de aprender esas cosas —murmuró sin ningún resentimiento. Era más bien una observación, como si estuviese meditando aquellas circunstancias que habían envuelto al otro a lo largo de su vida —. A veces no teníamos comida en casa, mucho menos carne para tirar sobre el grill. Cuando Deadlock me adoptó tenía trece y… Ahí la comida había que ganársela…  —parecía hablar más para sí mismo que para su compañía, tanto que ni siquiera siguió con su historia.


Siguió a Genji con los ojos cuando se dejó caer a su lado, peligrosamente cerca. No tenía más que dejar de jugar con su mano sobre el estómago, ponerla a un costado y estirarla apenas unos centímetros a la derecha para tocarlo. Desde ahí podía hasta oír el zumbido de sus motores, un rumor grave y uniforme que evocaba calma. Volteó en el lugar como quién voltea en la comodidad de su cama, para quedar de costado enfrentando al japonés. —Con ciertas personas es más difícil que con otras dejar los apodos —explicó, sin sonar arrepentido en lo absoluto —, y hace un rato te llamé pretty boy y no tuviste objeciones. ¿O es que acabas de ver algo que te gusta en el rídiculo cowboy y ahora te sientes vulnerable? —alzó y bajó las cejas, sugerente a propósito y sólo por molestar.
“Please, set me free” - cried the bird






LOOKS LIKE IT'S AMATEUR HOUR
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Nébula el Vie 27 Oct - 5:37


La mano ajena acariciando su propio abdomen, no sirvió para más que aumentar la intensidad de sus alertas, el calor ascendió a su rostro rápidamente, aunque el japonés rogaba silenciosamente porque la escasa sangre que poseía, no se deslizara hacia sus mejillas ¿Cómo interpretar el gesto del mayor? ¿Cómo un acto inconsciente, o como una vil provocación premeditada? De ser lo segundo, el sonrojo en sus mejillas era lo menos de lo que debía preocuparse. Aunque a ratos parecía positivo, Jesse no lucía incómodo o desagradado por su pecaminosa mirada ¿Acaso ese hombre tenía la capacidad de sentir desagrado por algo?  

A Jesse no le importaba su naturaleza, para él no era un ciborg ni un monstruo, ni mucho menos un lisiado, motivos por los cuales lograba sentirse a gusto a su lado, conversando como si se tratase de la situación más común del mundo, incluso cuando esa peligrosa visión estuviese tentándolo desde aquella ubicación tan al sur de su cuerpo. —Yo no te mentí…  El sombrero te queda fatal. Pareces payaso —Respondió recordando sus insultos acerca de la vestimenta ajena. Y no era como que su humor de ser grato hubiese desaparecido, pero no mentiría: La apariencia del americano continuaba pareciéndole hilarante. Sin embargo, lo siguiente lo tomó desprevenido; un pequeño monologo acerca de las dificultades de su vida, algo de melancolía tiñendo su grave voz, incluso pudo detectar una fluctuación en su rictus facial, y aunque todo aquello le parecía, por decir menos, ajeno, por un segundo se quedó sin palabras ¿Qué debía decir al respecto? Él no tenía idea lo que significaba pasar hambre, jamás lo había experimentado. Sojiro hubiese preferido morir antes de permitir que su familia sufriese carencias, y Genji siempre había sabido ostentar al respecto, a veces incluso sin darse el tiempo de agradecer. —No lloriquees, cowboy, aprenderás. Tus raíces texanas te ayudarán…— Respondió finalmente. Después de todo, el momento era ya. Nunca es demasiado tarde. —Tienes dos brazos… Tienes dinero, y ese ridículo sombrero. Me harás una barbacoa. — Zanjó utilizando el tono que mejor sabía utilizar: El para dar órdenes.

De pronto, notó como unos curiosos dedos rozaban su costado, razón suficiente para bajar la mirada, encontrándose con la gran mano ajena a una distancia imprudente de su brazo izquierdo. Sus motores zumbaban al compás de la paz de la noche, y aunque leve, ese roce parecía irreal. Pestañeó un par de veces, saboreando el tabaco que aun brincaba al interior de su boca; observó cómo Jesse se giraba para hablarle de frente, y aunque llevasen bastante rato conversando, esto superaba los límites. Estiró su brazo humano, plantando su palma en el rostro ajeno, sin una pizca de delicadeza. No quería golpearlo, solo cubrir esa socarrona expresión de picardía. La conocía, la reconocía incluso por la experiencia propia. Porque si alguien sabía ser pícaro, ese era Genji Shimada, o al menos solía saberlo. — Cállate… — Espetó sin quitarle la mano del rostro, aprovechando para palpar y reconocer sus rasgos, su barba… el ritmo de su respiración. — Eres horrendo, cowboy. — Intentó aclarar, aunque su voz dejaba entrever una inminente carcajada. — Aunque tus jeans son muy ajustados, dejan muy poco a la imaginación... Pero gracias al cielo, no eres mi tipo


“Please Set me Free” - Cried the bird






You're like Stars in The Sky
BECAUSE I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT SKY
AND I DON’T EVER WANT TO STOP LOOKING AT YOU. BUT I KNOW I CAN NEVER CALL YOU ONE WORD, MINE.

oveja
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
383

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why don't we find out?

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.