Últimos temas
» — A dance you won't forget ↫
Hoy a las 3:09 por Alétheia

» • Accidentally in Love
Hoy a las 3:03 por Chirymo

» ♠ Kneel before me.
Hoy a las 2:59 por Storm Queen

» ♠ Your mouth is poison, your mouth is wine
Hoy a las 2:53 por Hellcat

» ♠ This hell you put me in.
Hoy a las 0:51 por Hellcat

» 53. Gray birds
Ayer a las 23:34 por Sonder

» ♦ More than us
Ayer a las 22:59 por Neliam

» 01. Please, take everything but not my Gucci's bag
Ayer a las 21:53 por Neliam

» — We are all mad here ↫
Ayer a las 20:23 por Infamous

» 52. Fellows
Ayer a las 19:51 por Sonder

» Petición de acciones Admin
Ayer a las 19:29 por Sonder

» Just don't give up.
Ayer a las 18:45 por Winter Wiccan

» Fuck family politics
Ayer a las 18:36 por Dornish sun

» Wilted and faded.
Ayer a las 18:25 por Winter Wiccan

» Almost the end
Ayer a las 18:07 por Sagittarius

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Starry night

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Starry night

Mensaje por Oniswed el Vie 19 Ene - 12:09

Starry Night
Plot | 1x1 | Zodiaco

Zödijak, un mundo dividido en doce reinos que conviven con una paz frágil pero estable.

Cada reino posee un Guardián, encargado de la seguridad del lugar y de velar por la estabilidad entre los territorios. No responden directamente ante los soberanos de cada nación, sino ante la Orden. Esta designa a cada nuevo Guardián, quienes dejan de lado su identidad previa para dedicarse enteramente a su misión.

Sin embargo, recientemente la Orden experimenta un declive progresivo. Ya han sido expulsados tres y, cuando Géminis y Capricornio corren la misma suerte, deciden enredarse en un juego en el que no hay ganadores.

GÉMINIS
GUARDIÁN | LUCKY BLUE SMITH | PIKASSA

Géminis, anteriormente conocido como Dímyni, es el prototipo de persona prepotente y chulesca (al menos, de cara a la galería).

Junto a su hermana, Inis, ambos optaron a la posición de Guardián, accediendo él finalmente.
CAPRICORNIO
GUARDIÁN | PRIYANKA CHOPRA | ONISWED

Sarcástica y cínica. Capriconio, antes conocida como Maka, ingresó a la Orden sin que nadie supiera muy bien cómo.

Tiene una peculiar necesidad de llevar siempre las riendas de cualquier asunto en el que se vea envuelta.
Cronología

Prólogo. Overture
01. Capítulo
02. Capítulo
03. Capítulo
04. Capítulo
05. Capítulo
06. Capítulo

©️ by Farah.


Última edición por Oniswed el Miér 24 Ene - 15:38, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Starry night

Mensaje por Oniswed el Miér 24 Ene - 13:17

Overture
PRÓLOGO

Una nunca espera que los sueños se cumplan. Los trabaja, pero al final cuenta con que las cosas salgan mal, porque es el pan de cada día. Quizá por eso, cuando cae la breva, nos bloqueamos.

Esa era mi situación. Con una bolsa de tela en la espalda, iba montada en el primer carro que había pasado hacia la capital, la tierra de nadie, donde se encontraba la sede de la Orden. Dejar atrás el reino del que nunca había salido era... Era una fantasía. Me había estado mordiendo el labio con fuerza para evitar que la sonrisa se expandiese por mi rostro mientras despedía a mi familia con efusivos abrazos y promesas de que no me pasaría nada. Ni siquiera vivía cerca de la capital de Capricornio, sino en un pueblucho perdido de la mano de dios, si es que existe alguno.

Desde que era pequeña, había deseado salir de allí, ver el mundo y hacer, resumen, cualquier cosa que no harían mis padres. ¿Quedarme en aquel lugar, al mando de la tienda? No, me daba a mí que no. Me había planteado la opción de redireccionar el negocio para enfocarlo a un mercado ambulante: ir por Zödijack, recolectar objetos, venderlos en otros lados. Sin embargo, eso había quedado descartado; ¿de dónde narices iba a sacar yo el dinero? Así que había encontrado un sustituto.

En los espacios que me dejaba el cubrir mis turnos en la tienda, me había matado a estudiar para alcanzar el nivel de formación teórica que pedían en la Orden. A los doce años, ya tenía un conocimiento base bastante amplio sobre el sistema legislativo de Zödijack. A los dieciséis, era capaz de recitar y reproducir las estrategias militares más importantes desde los primeros tiempos hasta la actualidad. A los veinte, podía negociar una paz mientras te sesgaba la médula.

El entrenamiento físico había sido otro cantar. El ganar resistencia y fuerza había sido cosa mía. El aprender el manejo de armas, resultado de convencer a un antiguo militar que se había asentado allí para pasar en la tranquilidad que ofrece la mediocridad sus años de retiro. El resultado final había sido una yo que durante ocho años había estado más tiempo magullada que sin un rasguño.

Todo había dado sus frutos, finalmente. Cuando vinieron a la aldea de al lado, el centro del área donde vivía, a hacer las levas, me escabullí como buenamente pude. Tres meses después, me había llegado una carta: estaba admitida en la Orden. Si me presentaba en la sede en dos ciclos, pasaría a dejar atrás a Maka. Ahora sería Capricornio.

Me sacó de mi ensoñación el señor con el que había pasado las últimas siete horas. Desde que salí de casa, había hecho noche en dos pueblos distintos, montado en tres carros distintos y hecho tramos a pie. Por suerte, había encontrado un último transporte. Giré el cuerpo, haciendo visera con la mano para reducir el impacto de las luces del atardecer sobre mis ojos. Tras un par de parpadeos, encontré la razón de su llamada de atención: habíamos llegado.

Me giré completamente, sentándome de rodillas entre los sacos de hortalizas, para poder verla mejor. Se alzaba ante nosotros la puerta de la ciudad, imponente, flanqueada por murallas gruesas que se extendían hasta donde alcanzaba la vista. Habíamos llegado.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Starry night

Mensaje por pikassa el Mar 30 Ene - 22:45

Overture
PRÓLOGO

'Es solo un simple sueño de niño pequeño' probablemente es la frase que mas he escuchado en mi vida. Desde que era muy pequeño tenía claro que yo había nacido para ser el guardián y cuando tengo un sueño entre ceja y ceja no hay nada que me pare hasta que lo consiga, ni siquiera una hermana.

Si en algo nos parecemos Inis y yo es en lo muy cabezotas que podemos llegar a ser. Y no sé si será por ser gemelos pero los dos acabamos teniendo el mismo sueño: representar a Géminis en la Orden. Los problemas en casa aumentaron cuando se acercaban las pruebas para elegir al nuevo guardián y se creó una tensión entre nosotros que nunca había habido.

Hoy, me levanto de la cama para encontrarme con los demás guardianes. Llevo dos semanas en la Orden y nadie es consciente de lo orgulloso que estoy y de como disfruto de ir callando a aquella gente que me decía que era un simple sueño de un pequeño Dimyni rubio y pálido. En cuanto a Inis, si tengo que ser sincero: no, no sentí nada de pena por haberla ganado. Era un objetivo que yo me había marcado desde bien pequeño y fue ella quien quiso arrebatármelo. Ahora el ambiente es más ameno teniendo en cuenta que me he tenido que mudar y que ya no la veo tanto.

Me he mudado a Vön, la capital de Zödijack. Aquí soy Géminis, el viejo Dimyni ha quedado atrás, esto es una nueva vida llena de conocimientos. El haber estado siempre centrado en estudiar y entrenar no me había permitido conocer mundo y era una de las razones por las que me llamaba tanto la atención este oficio, tenía muy vista a la gente de mi pueblo y la mayoría no merecía la pena. Me hacía mucha ilusión aprender cosas de otros reinos y, no nos vamos a engañar, también las chicas.

Me preparo la bolsa para salir sin saber que me deparará el nuevo día, y los nuevos temas a tratar. Teniendo en cuenta la débil paz que había últimamente entre los reinos. Y es cuando cierro la puerta de casa cuando me acuerdo de que hoy conocería a la nueva guardiana de Capricornio.

©️️ by Farah.
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
6

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Starry night

Mensaje por Oniswed el Sáb 10 Mar - 0:19

Overture
PRÓLOGO

La Capital no era parecida a nada de lo que había visto en toda mi vida. Sabía que ni siquiera en la propia capital de mi región encontraría nada así. Allá donde miraras, veías algo diferente que, a priori, no casaba con aquello que lo flanqueaba. El mercado era un collage de naciones: veías telas de Géminis y especias de Escorpio, justo al lado de las frutas más exóticas que había visto jamás (al parecer, de Cáncer). Llevaba la bolsa vacía tras las paradas para descansar y las comidas que podía permitirme, por lo que tuve que hacer de tripas corazón y seguir adelante, deleitándome sólo de los olores e imágenes que llegaban a mí.

Pregunté un par de veces a algunos mercaderes, llevando a la práctica mi aprendizaje de la lengua común. Debo reconocer que mi orgullo se resintió cuando todos adivinaron mi procedencia. El maldito acento, ¡qué difícil era deshacerse de él! Por suerte, mi capacidad era suficiente para pedir indicaciones y entender las que me respondían. Tardé cuestión de media hora en encontrar la sede de la Orden, la cual uno comenzaba a ver con bastante antelación.

Se alzaba imponente, como vigía, sobre el resto de edificios. Las calles se volvían paulatinamente más ostentosas, con una arquitectura más estudiada, dejando atrás talleres y puestos de toldos ondeantes. En su lugar, ahora se apreciaban sobrias construcciones dedicadas a temas burocráticos y de orden. La guardia de la ciudad, ataviados en sus inconfundibles uniformes, iba de aquí para allá; gentes de toda índole y etnia, de ropas ricas y aspecto solemne, entraba y salía de los edificios. Ni siquiera me molesté en reconsiderar que mi atuendo estaba del todo fuera de lugar.

Me acerqué a las puertas, siendo parada por un guardia cuando me disponía a pisar el primer escalón que ascendía. Caía por su propio peso: no estaba abierto a visitas, y yo no mostraba evidencia alguna de que debía estar ahí. Alcé las manos, mostrando que no iba de malas. Rebusqué en mi petate la carta oficial del consejo donde se me citaba ese día para presentarme como nuevo miembro.

Tras ello, no hubo nuevo impedimento.

Con el corazón en la garganta y un nudo formándose en la barriga, subí los cinco escalones que me separaban de la puerta. Llamé con la determinación un poco floja, sintiendo unos pasos acercarse al otro lado. Tragué saliva cuando escuché una suerte de cerrojo (me esperaba algo más impresionante que eso) y me recibió una muchacha alta e imponente. En ese momento sentí que se me olvidaba toda la jerarquía memorizada, tardando más de lo que querría admitir en interpretar su ropa. De acuerdo, era simplemente la mujer de las llaves.

- ¿Y usted es? - preguntó, alzando una ceja en mi dirección.

- Ehh... - vacilé. Carraspeé, cuadrando los hombros. «Espabila, Maka», me dije a mí misma. Volví a tender la carta -. Soy Makaradhvanī - me presenté, confirmando aquello que ponía por escrito -. Nueva guardiana de Capricornio. En potencia - maticé. Aún podía ser que no les convenciera a última hora o qué sé yo.

- Oh, comprendo - casi se me escapó una sonrisa al reconocer su acento. ¡De Capricornio! No era tanto el que fuera de mi misma región como el saber que no era la única con el habla aún presente -. Sígueme, te estábamos esperando.

No rechisté. Seguí sus pasos, cohibida. Alcé la vista, siguiendo los muros que ascendían de manera infinita hacia lo que a mí me parecía el cielo: una enorme claraboya en el centro. Me recordé a mí misma que los humanos necesitábamos oxígeno, por lo que no podía permitirme aguantar el aire tanto tiempo. De vez en cuando, alguien pasaba por nuestro lado y saludaba a mi guía con una sonrisa y a mí con un asentimiento.

- Todavía tienes una hora hasta la vista. Iré a recogerte, para que no te pierdas. Mientras, puedes ir conociendo tu nuevo cuarto. Está ya todo preparado.

Lo agradecí con un asentimiento, mordisqueándome el interior de la mejilla de pura ansiedad. Ahora mismo no me servía de nada la teoría militar ni el entrenamiento práctico. Tomé una bocanada de aire, parando a la mitad de esta cuando vi de lejos una figura que se acercaba en sentido opuesto al nuestro. Un chico, más o menos de mi edad, con el cabello blanco como si la luna lo hubiera teñido. Vestía con un traje oficial de manera desgarbada; elegante, pero desastre. Un Guardián. Cuadré la espalda, tratando de no mostrarme azorada. Cuando pasó por mi lado, alcé la barbilla, mirándole de reojo conforme nuestros pasos se unían y volvían a desunirse.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Starry night

Mensaje por pikassa el Lun 23 Abr - 12:51

Overture
PRÓLOGO

Voy de camino a la Sede dándome un paseo por las calles de la capital. Que bonita es esta ciudad y que poco la he disfrutado aún, me paso tanto tiempo en la Sede y pensando en mis cosas que la verdad es que todavía no he podido explorarla del todo. Conozco el camino de mi casa al ''trabajo'' y viceversa.

Las calles de esta ciudad están llenas de cultura, de gente que tiene mucho que contar y mucho por vivir. Es una ciudad donde puedes ver a muchos jóvenes que vienen en busca de una vida nueva, dónde si no vas a encontrar más oportunidades que aquí. Aunque la verdad es que en el tiempo que llevo aquí no he conocido a mucha gente.

-Buenos días cariño! - Llego a la Sede y me encuentro con la señora de llaves, no soy tan cariñoso pero si soy muy malo para acordarme de los nombres.

-Buenos días jovencito. - Me contesta ella, siempre tan alegre y cariñosa.

Es raro ver a guardianes tan jóvenes como yo. La mayoría entraron con mi edad pero siguen en el puesto año tras año, he tenido suerte de que el antiguo Géminis decidiera renunciar a su puesto. Desconozco el motivo, pero ya iré sacando información.

Voy directo a mi despacho con la intención de ponerme el traje de entreno, como últimamente noto mucha tensión en la energía de la Orden prefiero entrenarme por mi cuenta para estar preparado para cualquier cosa. Al ponerme las deportivas me doy cuenta de que mi arco no está donde siempre y empiezo a rezar para que el Didymi del pasado se lo dejara en la sala de entreno, pero empiezo a sospechar cuando tampoco encuentro el carcaj.

Salgo a toda prisa, si ya le tengo un cariño especial a mi arco nadie se imagina lo importante que es para mi el carcaj que me hizo mi padre. De camino a la sala me vuelvo a cruzar con la señora de las llaves a la cual le sigue una chica que no he visto nunca. Es morena de piel, con una mirada perdida como si nunca hubiera estado entre estas paredes. Aunque tenía una cara de ilusión, que daba a entender que este ha sido siempre el sitio al que estaba destinada.

Sin darme cuenta de que estoy caminando a paso muy rápido, llego a mi destino y es cuando me doy cuenta de que la chica con la que me acabo de cruzar es la nueva Capricornio. Y de que mi arco no está ahí y que seguramente el responsable sea Libra.
©️️ by Farah.
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
6

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Starry night

Mensaje por Oniswed el Lun 14 Mayo - 14:39

Overture
PRÓLOGO

En efecto, había llegado pronto. Bueno, pronto para la vista, porque yo iba a necesitar más de la hora y media de la que disponía para adaptarme. La ama de llaves me había llevado hasta la puerta de lo que era mi habitación, y una vez allí me encontraba sola ante el peligro. Entendiendo peligro como una sala demasiado grande y demasiado llena para lo que yo estaba acostumbrada. Había estanterías en las paredes, un escritorio enorme y una cama doble. Aparte, por supuesto, baúles y armarios. Yo, que como persona sólo había conocido una cama pequeña y una cajonera para mis efectos personales, estaba al borde del mareo. Miré mi petate, preguntándome cómo iba a hacer para ocupar más de una balda.

La siguiente sorpresa fue que, en efecto, no me iba a tener que preocupar de llenar yo los armarios. Si bien las baldas estaban vacías, me encontré bien abastecida de ropa. Era bastante predecible que no iba a tener nada que ponerme en las reuniones de la Orden, por lo que se veía. Tampoco iba a hacer el feo de quejarme. Me puse a rebuscar entre los tejidos, encontrándome piezas que me recordaban a las ropas de los nobles de mi región. Sí que pensaban en todo. O les gustaba mantener la imagen de cosmopolitismo.

Antes de saturarme con la ropa, decidí pasar al paso dos, que era asearme tras todo el viaje. Me tomé unos minutos para averiguar que simplemente tenía que prender una llama que activaba el mecanismo de la caldera. Ya podrían trasladar la mitad de la tecnología capitolina al resto de Zodijak. Me metí en la bañera de madera, recogiéndome el pelo para no mojármelo, y empezando a replantearme mi existencia, como buena costumbre. Me sabía de arriba a abajo todo acerca de la historia (militar, civil y política) del lugar, mi forma física no debía envidiar nada a la del resto, y aun así se me había pasado un detallito: no sabía nada acerca de etiqueta. Ni cómo comportarme, ni cuándo hablar... Nada. En menudo berenjenal me había metido.

Un repiqueteo de nudillos me hizo dar un bote, sacándome de mis pensamientos - Eh... ¿sí? - inquirí, sin saber qué responder.

- Soy el ama de llaves. Como no respondías, he supuesto que estarías en el baño. Tienes que estar en la sala de reuniones dentro de media hora, ¿necesitas ayuda? - de acuerdo, ahora sí que me estaba poniendo de los nervios. ¿Media hora? Iba a vomitar.

- De hecho, sí - era un poco incómodo hablar de aquella forma, con la puerta impidiéndonos vernos la una a la otra. Claro, que también casi que lo agradecía -. ¿Puedes elegir algo para que me ponga? No tengo ni idea de qué llevar - le pedí. Probablemente, ella daría más en el clavo que una servidora.

Reacia a ello, me envolví en una de las telas para secarme, lo más rápido posible, abriendo tímidamente la puerta para observar mi habitación. La mujer había extendido un vestido bastante simplón sobre la cama, preguntando mi opinión con la mirada. Alcé el pulgar - Me has salvado la vida. Me visto y te aviso.

Ella rió, desalojando el cuarto. Una vez puesto, me di cuenta de que el encorsetado del pecho y el sistema de capas imitaba una armadura antigua, haciéndome reír. Qué imaginación tenían por estos lares. Salí, peleándome un poco con las tiras de las sandalias para acomodarlas a mis pies, encomendándome a todos los dioses en los que no creía para que me ayudaran a salir de esta sin un ataque de nervios.

- Vamos. Cuando llegues, tendrás que ponerte en la palestra. Es todo simbólico - bajó el tono para acabar la frase - y el único fin de esto es hacerte pasar vergüenza - me susurró, arrancándome una sonrisa -. Si has sido citada es que estás aceptada, pero tendrán que hacer una votación por si algún guardián rehúsa en el último momento. Después, podrás ocupar tu asiento.

Asentí, mordisqueándome el labio. Me iba a dar una taquicardia.

Llegamos a la puerta, por la que entraban los Guardianes rezagados. Entre ellos, el chico de pelo blanco que nos habíamos encontrado antes.
©️ by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Starry night

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.