Últimos temas
» — A dance you won't forget ↫
Hoy a las 3:09 por Alétheia

» • Accidentally in Love
Hoy a las 3:03 por Chirymo

» ♠ Kneel before me.
Hoy a las 2:59 por Storm Queen

» ♠ Your mouth is poison, your mouth is wine
Hoy a las 2:53 por Hellcat

» ♠ This hell you put me in.
Hoy a las 0:51 por Hellcat

» 53. Gray birds
Ayer a las 23:34 por Sonder

» ♦ More than us
Ayer a las 22:59 por Neliam

» 01. Please, take everything but not my Gucci's bag
Ayer a las 21:53 por Neliam

» — We are all mad here ↫
Ayer a las 20:23 por Infamous

» 52. Fellows
Ayer a las 19:51 por Sonder

» Petición de acciones Admin
Ayer a las 19:29 por Sonder

» Just don't give up.
Ayer a las 18:45 por Winter Wiccan

» Fuck family politics
Ayer a las 18:36 por Dornish sun

» Wilted and faded.
Ayer a las 18:25 por Winter Wiccan

» Almost the end
Ayer a las 18:07 por Sagittarius

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

I wasn't looking for nobody when you looked my way

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I wasn't looking for nobody when you looked my way

Mensaje por Neliam el Dom 18 Mar - 1:08

I wasn't looking for nobody when you looked my way
plot • 1×1 • realista
Durante los diferentes cursos de la carrera, Mark ha tenido una serie de compañeros de lo más variopinto y por extrañas circunstancias todos acababan cambiándose de habitación. ¿Era su culpa? Para Mark, no, ¿cómo iba a serlo si era un magnífico compañero de habitación? Eran los demás que eran muy tiquismiquis y no soportaban una convivencia algo caótica. Aunque todo cambió cuando en vez de un compañero, le adjudicaron una compañera. Mark y Rebecca no comenzarían de buen grado, pero poco a poco se iría consolidando una amistad...¿o algo más?



Rebecca Gallavan • Holland Roden • 21 • Zoldyck

Mark Walsh • Jeremy Allen White • 23 • Neliam









AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
155

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wasn't looking for nobody when you looked my way

Mensaje por Zoldyck el Lun 19 Mar - 23:17





What's going on with you?.
Rebecca, con Mark
Rebecca no llevaba un buen día. Llevaba más de medio año en aquella ciudad, la verdad es que en algún punto dejó de contar los meses porque se había llenado de exámenes y no sabía ni en que día vivía. Pero llevaba mucho tiempo. Y en ese tiempo no se había enfermado, pero daba gracias de hacerlo cuando los exámenes habían terminado. Quizás su cuerpo le había dado una tregua y ya había llegado el vencimiento. La pelirroja había acudido a las clases y su estado había ido empeorando según avanzaba el día. Notaba su cuerpo débil y sentía algunos mareos a lo largo del día, sin embargo quiso aguantarlo. Quizás había comido algo en mal estado o tenía demasiado estrés acumulado. Pero en medio de su estudio de la tarde tuvo que recoger sus cosas y marcharse. Las letras de sus apuntes se estaban volviendo cada vez más borrosas y sentía un sudor frío recorrerla, agobiándola, quitándole respiración. ¿Habría enfermado de verdad?

De todas maneras no quiso presionarse más, así que recogió y se puso en marcha hacia su habitación. Su compañero de piso era algo peculiar. Le habían comentado que había tenido muchos compañeros de habitación, pero que todos tarde o temprano habían pedido el cambio a otra porque no podían estar con él. Con el tiempo supo por qué, pero Rebecca podía soportar aquello. Mark era un mujeriego. Le encantaba llevarse a tias a la habitación, o no la limpiaba o lo llenaba todo de tabaco u otras sustancias. Ella se había dicho desde un principio que él no le interesaba. Porque no le interesaba juntarse con un tio que sólo ve a las mujeres como objetos. No saldría nada bueno de allí. Pero poco a poco una extraña atracción y química comenzaron a surgir entre ellos, dando como consecuencia unos constantes tonteos que se hacían presentes en cualquier conversación normal. Solían tratarse como buenos amigos, incluso como un hermano mayor y su hermana pequeña, pero dios, daba gracias de no tener esa relación con sus hermanos. No tenía ganas de comerle la boca a su hermano, por ejemplo.

Pero Rebecca siempre era la gota de responsabilidad que paraba esos tonteos, para que nunca fueran a más. No podían ir a más, porque la única herida sería ella. Mark siempre solía estar fuera por la tarde y noche la mayoría de días, así que no pensó en encontrárselo allí. Aunque de hecho pasó. Parecía que se estaba preparando para salir cuando la pelirroja entró en la habitación. Becca iba agarrándose a las paredes, sin poder separarse de ellas.

¿Mark?— Preguntó, porque sólo veía su silueta, y apenas pudo decir nada más. Su estado no era el mejor, se la veía pálida y débil, y después de pronunciar su nombre dejó que su espalda se deslizara por la pared hasta quedar sentada en el suelo, con la respiración entrecortada. Sentía muchísimo frío aunque probablemente estuviera ardiendo de fiebre.




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2308

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wasn't looking for nobody when you looked my way

Mensaje por Neliam el Sáb 24 Mar - 22:37





What's going on with you?.
Rebecca, con Mark
Había jurado mil veces que dejaría aquella red social, la cual la mayoría de las personas utilizaban para alimentar su lujuria pasando de una imagen de una chica a otra en pocos segundos, dándole al corazón a aquellas chicas que le entrasen por los ojos. Aunque pudiese parecer increíble tenía un listón alto y no elegía a cualquiera que apareciese en la pantalla. Mark había instalado y desinstalado esa app millones de veces, pero cuando necesitaba desfogarse era su solución más rápida, porque era mejor eso que enfrentarse a sus propios problemas. Que eran demasiados. Quizás una de las consecuencias de esta app, que era llevarse casi cada noche una chica a la habitación, había sido el principal motivo por el que ningún compañero le duraba más de dos meses. Además de las cervezas y el tabaco (y lo que no era tabaco) que solía infiltrar en la habitación de la residencia y acabar apestándola. Y sin olvidarnos del desorden. Si algún día Mark arreglaba la parte de su cuarto es porque los planetas se habían alineado en una línea recta perfecta. Podría haber despachado fácilmente a más de cien compañeros de piso pero con lo que no contó nunca es que le iban a meter una chica para compartir cuarto, seguramente esperando los responsables de residencia que conseguiría calmarle y que le metiese en vereda. Y en cierta parte, acertaron. O por lo menos, de momento la joven estaba aguantando lo que no estaba escrito, consiguiendo que Mark mantuviese su ropa en orden. Supongo que de mantenerla esparcida por toda la habitación a formarse una montaña encima de su silla se puede considerar un éxito.

Apagó el porro en el cenicero, aplastando los restos sobre él y dejó escapar la última bocanada de humo del cigarro. Rebuscó entre la montaña de ropa, la mayoría con olor sospechoso a una mezcla entre tabaco y sudor, hasta que encontró la camisa hawaiana que buscaba. Era de un verde azulado muy llamativo, lo suficientemente llamativa pero no lo suficientemente hortera. Según sus gustos, claro. De mierda. Él lo aceptaba, pero cuidado con que alguien le dijese ni mu. Su móvil vibró, avisándole de que le había llegado un mensaje. Trastabillándose con unos calzoncillos sucios del suelo y teniendo suerte de no romperse la cabeza con la cama, consiguió llegar sano y salvo a la mesilla de noche. Deslizó la  pantalla de bloqueo y un mensaje de Lola, una latina muy fogosa, me confirmaba nuestra cita. Aquella noche tenía pinta de ser apoteósica. O eso creía hasta que Becca abría la puerta de la habitación, pálida como si se hubiese transformado en un vampiro durante las horas que no se habían visto. Aunque pronunció su nombre en un susurro, Mark lanzó el móvil a la cama sin preocuparse en si caía en mal sitio y se apresuró hacia la puerta, donde había caído la joven en el suelo sentada. – Becca, ¿estás bien? – preguntó, dándole un par de manotazos suaves en la cara esperando que reaccionase. Mark advirtió que el cuarto no era el lugar más adecuado ni ventilado del mundo en ese mismo momento, así que corrió hacia las dos ventanas y las abrió en un intento de ventilarla y que entrase aire renovado y se fuese el apestado por sus cigarros. De paso agarró una manta que había encima de la cama pulcramente hecha de Becca y volvió a donde estaba, colocándola alrededor de sus hombros y ocultando el resto del cuerpo para que cogiese calor. – No me vuelvas a dar esos sustos, joder. Por lo menos avisa la próxima vez. Llegas un par de minutos después y no me pillas aquí. – mientras espera a que Becca se recomponga un poco, decide que lo mejor es cancelar la cita con la latina fogosa así que se acerca a su cama deshecha para buscar el móvil. Lo que está claro es que no iba a dejar a su compañera sola en ese estado. ¿A qué no era tan mal chico? Pues claro que no, era todo un partidazo.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
155

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wasn't looking for nobody when you looked my way

Mensaje por Zoldyck el Miér 28 Mar - 2:20





What's going on with you?.
Rebecca, con Mark
Becca realmente no esperaba encontrarlo allí. Muchas veces se iba fuera, otras era ella la que tenía que aguantar que trajera a alguna chica a la habitación, aunque últimamente se estaba moderando en ese aspecto. De hecho parecía haberlo pillado dispuesto a salir. Nada más entrar en la habitación la inundó un aire denso y el aroma a marihuana le golpeó en la nariz, haciendo que se mareara más todavía. No pudo evitar deslizarse por la pared y acabar sentada en el suelo; la carpeta y los libros que llevaba en los brazos se cayeron a un lado. Ni siquiera se sentía con fuerzas para sostenerlos. Su respiración estaba agitada y se sentía muy mareada; las leves bofetadas que Mark le daba en el rostro no ayudaron y abrió los ojos molesta, aunque al menos sirvió para que estuviera un poco más pendiente de lo que ocurría a su alrededor.

La pelirroja solo veía la forma del cuerpo de Mark moviéndose por la habitación y la luz al abrir las ventanas le golpeó en la cara, a pesar de que ya casi terminaba la tarde. Pero el aire que corrió por la habitación le sentó bien. Se sorprendió después del tacto de su manta preferida sobre sus hombros y alzó su mirada para intentar mirar —y enfocar — a su compañero. Ella frunció el ceño ante sus palabras, molesta. ¿Cómo iba a saber que se iba a poner así de mala? Intentó contestarle, pero comenzó a toser y su respiración se dificultó. Una vez parecía más recuperada, por fin pudo hablar.— He empezado a sentirme peor esta tarde, no pensé.. que fuera tan grave.— Comentó ella, tocándose la frente para intentar comprobar si tenía fiebre, pero no notaba diferencia de temperatura; seguramente ella no era la mejor persona para determinar si tenía la temperatura alta o no, así que desistió en su intento. Observó como Mark se movía por la habitación e intentó incorporarse un poco, sentarse un poco mejor en el suelo. Hubiera preferido levantarse y tenderse en la cama, pero temía no poder hacerlo sola y marearse más al levantarse. Caerse y besar el suelo no estaba en su lista de prioridades en esos momentos.

¿Ibas a salir, no? Vete, estaré bien si consigo meterme en la cama.— Le dijo ella. Rebecca no quería ser una carga para nadie. Sólo tenía que meterse en la cama y dormir. Seguramente para cuando él volviera ella seguiría en la cama. No ganaba nada quedándose con ella, además, ¿qué pasaría si se lo pegaba? Se olía muchas noches con sus reproches por haberlo hecho, a pesar de que era algo que no controlaba. — Solo.. ayúdame a levantarme y te dejaré libre.— Bromeó ella, con una media sonrisa que apenas pudo formar. Sus manos agarraron la esquina de la pared, intentando hacer fuerza para levantarse pero sus piernas estaban tan débiles que le temblaban y no pudo hacer mucho más.

Chasqueó la lengua, molesta, odiaba no poder hacer cosas. Odiaba sentirse inútil y él lo sabía. Cuando ella había estado enferma, muchas veces había sido su padre el que la cuidaba. Se quedaba horas y horas al lado de la cama, velando su sueño, hablando con ella o leyéndole algún cuento cuando despertaba. Pero él no estaba más. Nunca más lo estaría. Y ella se sentía terriblemente sola y frágil.




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2308

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wasn't looking for nobody when you looked my way

Mensaje por Neliam el Jue 5 Abr - 1:20





What's going on with you?.
Rebecca, con Mark
Mientras comenzaba a teclear un mensaje a la latina fogosa de arrepentimiento no fingido, pues de verdad detestaba tener que cancelar esa cita, desviaba su mirada y su atención a Becca esperando no encontrarla de un segundo a otro con la cabeza vuelta como la niña del exorcista. No tardó ni un minuto en enviar el mensaje por tinder a la chica, esperando poder tener esa oportunidad de nuevo en otra ocasión aunque eso sería como si le tocase la lotería. Tiró el móvil sobre la cama de nuevo y se acercó a la puerta dónde estaba Becca intentando levantarse sin resultado. – Sí, iba a salir con un bombón, me había tocado la puta lotería pero ya ves me toca quedarme aquí haciendo de enfermero. De enfermero sexy, claro, porque este cuerpo no lo ves en ningún hospital. – enarcó la ceja, intentando subir el sex appeal y conseguir que gracias a la enfermedad esa que tuviese Becca cayese bajo sus encantos. Aunque no había suficiente claridad en el cuarto, al estar anocheciendo y no tener las luces encendidas y por la diferencia de altura, porque uno estaba de pie y la otra sentada, Mark seguía viendo preciosa a la joven incluso estando enferma. No había día, ni noche que el joven no le tirase los tejos aunque recibiese calabazas unas detrás de otras. Pero no se rendía. Sin embargo, ese día decidió hacer un alto al fuego porque lanzar bromas sexuales a alguien que no está al cien por cien para contestarle y vacilarle no le hacía gracia.

Mark sonrió levemente, achinando sus ojos como siempre hacía al sonreír, y estiró una de sus manos hacia los de ella cuando le pidió su ayuda. – Déjame que te sujete, torpe. – contestó con tono jocoso, mientras cogía uno de sus brazos para pasárselo por su cuello para que pudiese echar el peso sobre él y ayudarla a llevarla a la cama. La manta se precipitó hacia el suelo quedándose ahí olvidada pero ya la recogerla luego. Arrastró el cuerpo de Becca, como si estuviese medio muerta, hasta la cama dejándola caer suavemente sobre ella para no lastimarla. - ¿Quieres que te haga algún café o té? – tenían un hornillo en la habitación para prepararse este tipo de bebidas calientes, sobre todo cuando estaban en periodo de exámenes. Mientras escuchaba la respuesta de Becca, volvió de nuevo a la puerta de la habitación para recoger la manta, que sabía que la joven tenía tanto aprecio y regresó a la cama, sentándose a su lado y colocándole la manta de nuevo sobre los hombros. – Así estarás más calentita. – comentó en voz baja, mirándola con cierta dulzura aunque desvió rápido la vista hacia su cama, en un intento de que Becca no se hubiese dado cuenta. Tampoco quería que su faceta de chico duro fuese descubierta y que descubriese que también un chico como él tenía su corazoncito y que éste se desmoronaba ante chicas tan dulces y vulnerables como ella lo estaba en ese momento.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
155

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wasn't looking for nobody when you looked my way

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.