Últimos temas
» Art means freedom
Hoy a las 16:24 por Storm Queen

» ♠ Kneel before me.
Hoy a las 15:42 por Storm Queen

» Set fire to the rain
Hoy a las 15:39 por Kalel

» Kingdom of hell
Hoy a las 15:23 por Storm Queen

» 9. Let me in.
Hoy a las 14:37 por Storm Queen

» ❃ Let's Misbehave
Hoy a las 14:24 por Hellcat

» 4-Don't be a woman that needs a man...
Hoy a las 12:56 por Storm Queen

» 2. Bullshit.
Hoy a las 12:34 por Storm Queen

» 3-She's in control
Hoy a las 11:59 por Storm Queen

» — Time to start over again.
Hoy a las 11:46 por AuraBelmont

» Gods among men
Hoy a las 11:40 por Storm Queen

» ♠ Find my way back.
Hoy a las 3:24 por Natzabel

» Almost the end
Hoy a las 2:57 por Sagittarius

» 01. All the world have demons
Hoy a las 0:01 por FireFly

» 49. Perseverance
Ayer a las 23:28 por Sonder

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

♦ More than us

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

♦ More than us

Mensaje por Plpp56 el Mar 3 Abr - 17:00


君をただ抱きしめてた

Mitsuki Miu

Gong Li
21 años
Neliam

Hitoshi Ogata

Lee Ki Woo
34 años
Plpp56
Japón, 1929. Existían mujeres hermosas llamadas Geishas andando, casi como si flotaran, entre las calles de los distritos más famosos del país. Maquilladas y peinadas de manera que se volvían la envidia de las mujeres; educadas en las artes más exquisitas para el entretenimiento en fiestas, reuniones o banquetes. Criadas desde muy jóvenes en casas llamadas okiyas donde anhelaban ser de las más reconocidas y solicitadas en los sitios donde importantes hombres de negocios se reunían para pasar un agradable rato.

En tiempos entre guerras los hombres necesitaban distracciones, y las geishas representaban el escape perfecto para olvidar sus preocupaciones. Dichas artistas buscaban ser acogidas por uno de estos hombres, que se encargaba de procurarla hasta el último día de sus vidas. Si algo que se les tenía prohibido era enamorarse y tener encuentros fuera de entretener con bailes, música o canto. Sentimientos como el amor no cabían en sus perfectas vidas.
1×1 • CS • Memoirs of a Geisha






Sterek ♡:

Love is Love:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
89

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♦ More than us

Mensaje por Neliam el Jue 5 Abr - 13:29

More than us
First time
con Hitoshi Ogata, en casa de té, una tarde de Marzo.
Como siempre acostumbraba al estar tan solicitada, esa tarde tenía varias citas concertadas en casas de té. Por ello, decidí pasarme un ratito por cada una lo justo para que los clientes no se sintiesen ofendidos o creyesen que no me importaban. Para nosotras, las geishas, nuestros clientes eran lo primero y cuántos más consiguiésemos que solicitasen nuestros servicios implicaba una mayor popularidad. En la primera casa de té donde me detuve para prestar mis servicios, me pidieron que cantase y bailase un poco. En la segunda, recité varios poemas y algún haiku. En la siguiente casa de té no solicitaron ningún entretenimiento, simplemente mi conversación. Aproveché para contar algunas anécdotas graciosas para amenizar el tiempo que estuve, aunque realmente mis ojos se deslizaban hacia el final de la mesa en un hombre en concreto. Me llamó la atención desde que entré y era la primera vez que lo veía. Solo sabía que era un trabajador o compañero del señor Kobayashi, un empresario que solía llamar a mi okita para pedir mi entretenimiento cuando acudía a las casas de té, usualmente para cerrar tratos de negocios. Llevábamos trabajando varios años juntos y era una de sus geishas favoritas. Se nos pedía a las geishas ser competitivas, como si esto fuese una lucha por ser la más solicitada, la más llamada y la más querida. A mí no me importaba lo más mínimo mientras consiguiese el suficiente dinero para mantener mi okita, que tuviésemos las cuentas bien previstas y poder abastecernos de algún que otro kimono de los caros.

Llevaba varios minutos, demasiados quizás pensando y dudando si acercarme al otro lado de la mesa y mantener alguna conversación con ese hombre que me había llamado la atención. Pero los nervios y la vergüenza de sentir una atracción por un cliente, porque se nos negaba tener estos sentimientos, me dejaba anclada sobre la parte del tatami dónde me encontraba hablando con el señor Tanaka acerca de cómo se había roto el brazo. Sinceramente, apenas atendía a lo que me estaba contando solo recogía datos sueltos, mientras mi vista oscilaba entre él y el hombre misterioso que no conocía. Tuvo que repetirme con paciencia como cinco veces el señor Tanaka que sí podía rellenarle la taza de té negro (él siempre pedía lo mismo, a nosotras las geishas no nos sorprendía) y volteé la cabeza hacia él levemente y asentí distraída. – Sí, perdone Señor Tanaka, ahora mismo. – el hombre de mediana edad bromeó con mis despistes de ese día, que ya llevaba varios. Cogí la tetera con delicadeza, pues sabía el alto precio que costaban fabricarlas, tras recogerme un poco la manga del kimono para no mancharla, doblando la muñeca tal y como me habían enseñado cuando fui una maiko para servir el té. – Ya sabe usted que su voz tan ronca me produce como hipnosis, señor Tanaka. ¿Le han dicho alguna vez que tiene voz para hacer radio? – reí brevemente para acompañar mis palabras pero una voz que procedía al otro lado de la mesa, donde se encontraba mi verdadera distracción, me pilló de sorpresa derramando un poco de té sobre la mesa. – Oh, perdone… - dije mientras levemente miraba hacia el hombre misterioso esperando que no se hubiese dado cuenta que su voz me había hecho perder un poco los papeles.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
152

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♦ More than us

Mensaje por Plpp56 el Mar 10 Abr - 3:01

More than us
First Time
CON MITSUKI MIU, EN CASA DE TÉ, UNA TARDE DE MARZO.
Guerra. Negocios. Problemas que se acumulaban a grados inimaginables. Familia. Algo por lo que no debería preocuparme es lo que no deja mis pensamientos, incluso cuando estoy por dormir. Con todo lo que priorizaba dejaba a un lado el hecho que una distracción podría ser lo que necesitaba, tenía tanto tiempo enfrascado en mis dilemas (que al final afectaban a terceros) que siquiera recordaba cuando había sido la última vez que salí con Tanaka-san, un viejo amigo al que siempre podía acudir cuando necesitaba un consejo. Pese a la diferencia en nuestras edades me había recibido poco interesándole ese detalle, incluso tuve que dejar de usar el sufijo propio de alguien con tanta distinción.

Ese día se terminaron mis excusas, además podía distraerme y pedir un consejo sobre el principal problema, el que evitaba que cerrara los ojos por más de dos horas seguidas. Aunque era uno de los principales consumidores de té, no tenía como costumbre visitar casas de té con regularidad, por lo que me pareció curioso el que se me conociera como un cliente habitual. Supuse que así era en lugares donde el estatus era lo que te identificaba. No me molestaba toda la atención, incluso las geishas que estuvieron un rato lograron hacerme reír y olvidar lo que me atormentaba. Cumplían bien con su función.

Para infortunio mío, al irse se llevaron el ambiente que crearon y, pese a que mis colegas continuaron riendo y bebiendo, volví a pensar en exceso. Me divertía, claro, hasta llegué a hacer un par de bromas aprovechando la ocasión. Fue hasta que una nueva geisha nos hizo compañía que sólo pude enfocarme en el magnífico kimono que vestía, relucía a tal grado que sólo pude mirarla hasta llegar a sus labios de un rojo tan intenso que no encontraba, por el momento, con qué compararlo. No supe si realmente fue su conversación o su voz la que me atrapó pero caí, caí sabiendo que es su labor. Quizá lo que tenía enredado era haberme dado cuenta que me miraba pero evitaba encontrarse conmigo más de cinco segundos. No desvié la mirada cuando fue reprendida en tono de broma por Tanaka-san, de hecho reí ante su torpeza que seguramente no era común en ella.

Abrí la boca para pedir un poco más de té, claro que mi intención era verla más de cerca. Admirar esa belleza que me parecía irreal. No podía ni quería ser egoísta y pedirla para mí lo que restaba de la noche, después de todo era la noche de Tanaka-san. Sólo logré decir una palabra cuando derramó té. Comprendí, entonces, que no habían sido ideas mías, sí que me había estado mirando, tal como yo la miraba, casi embelesado.

No tienes que disculparte tanto, — Comencé llevándome lo último de té a mis labios, lo bebí y lo dejé en la mesa esperando que aceptara mi invitación silenciosa — todos tenemos momentos así — No quería utilizar la palabra torpe o alguna similar. Tanaka-san se levantó al baño y me beneficié de ello para acercarme a ella. Me senté a su lado como si tal cosa y dejé más cerca mi taza de té — ¿Te parecería bien darme un poco de té antes que termine todo en la mesa? — Pregunté con tono indulgente sin apartar mis ojos de los suyos. Entonces supe que la palabra hermosa le quedaba corta, estaba más allá de la definición tan común que le dábamos con su uso diario.






Sterek ♡:

Love is Love:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
89

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♦ More than us

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.