Últimos temas
» A diamond in the streets.
Hoy a las 2:58 por Hellcat

» ♠ Symbol of hope.
Hoy a las 2:35 por Hellcat

» ─How You Remind Me
Hoy a las 2:32 por Seishiro

» ♫ The most human of us all
Hoy a las 2:06 por Hellcat

» ❆ Frozen Heart
Ayer a las 23:16 por Nyadeh

» 01. Living like this
Ayer a las 21:38 por Nyadeh

»  01—. Where the waters meet
Ayer a las 21:28 por Snicket

» ~ You could be loved again
Ayer a las 19:56 por Carrie_B

» 04. A pinch of sugar
Ayer a las 16:04 por Sonder

» Confieso que...
Ayer a las 15:10 por Winter Wiccan

» 4. The town where it happens
Ayer a las 14:23 por Dornish sun

» 3.If we don't end war, war will end us
Ayer a las 13:49 por Dornish sun

» ♫ Frozen heart
Ayer a las 13:26 por Dornish sun

» 01. Genius
Ayer a las 13:11 por Sonder

» ♠ Kneel before me.
Ayer a las 13:11 por Hellcat

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Farm away

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Farm away

Mensaje por Momo el Sáb 11 Abr - 16:35

Farm away
Plot | 1X1 | Realista
El programa de protección de testigos de Nueva York acoge y da refugio cada año a miles de personas que ven su seguridad o la de sus familiares cercanos amenazada por un incidente en el que ninguno quiso nunca tener nada que ver.

Como no lo quiso Trevor Pond la noche en la que salía tarde de la facultad sin otra intención que la de cruzar el campus para dirigirse hacia su residencia, justo en el momento en el que comenzó a escuchar una fuerte discusión lejos de la tenue luz de las farolas. Un ex-alumno, expulsado por antecedentes y problemas, apuñalaba con saña a quien había sido el profesor detonante de su expulsión. Trevor, agachado tras una estatua pudo presenciar la escena, por mala suerte para él, el muchacho navaja en mano también fue consciente de su presencia. Milagrosamente aquella noche terminó con un corte poco profundo en el cuello y un grupo de alumnos socorriéndolo, ahuyentando así al asesino quien sabía, se había quedado con su rostro.

El muchacho fue inmediatamente puesto bajo vigilancia, están buscando al prófugo y mientras no lo atrapen para poder enjuiciarlo no pueden asegurar la protección del chico de otra forma que no fuese darle una nueva identidad y un lugar seguro donde vivir. Así es como viaja a un pueblo dejado de la mano de Dios en Texas, donde le tocará convivir con el sobrino del sheriff del condado, un hombre tranquilo y sin interés en que su pacífica vida sea alterada por un mocoso malcriado, aislado de todo método de comunicación -y al parecer, civilización moderna- mientras no pueda volver a su ciudad natal.
Trevor M. Pond
Estudiante | Dylan O'Brien | Mr. Madness
Oliver Tanner
Granjero | Tyler Hoechlin| Merida


~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

1: You have to be kidding me

Mensaje por Momo el Dom 12 Abr - 2:14


You have to be kidding me

El sol le dio en plena cara en el momento en el que las puertas de aquel avión diminuto e incómodo en el que había estado durante casi tres horas y media dieron paso a la pista de aterrizaje. Trevor suspiró viendo la deprimente imagen que podía alzarse ante él —Ahora entiendo como puede hacerse llamar sheriff, si esto es lo que usted considera un aeropuerto.— Sonrió con su típico humor que nunca era bien captado por demasiadas personas. El viejo hombre con mostacho y sombrero de Cowboy le miró como quien escucha a uno de esos perros diminutos ladrar y comenzó a caminar, no sin antes escupir aquel asqueroso tabaco de mascar que tantas arcadas le había dado al estudiante desde que lo había conocido. —¿Seguro que no prefiere un caramelo de menta? Le deja mejor sabor de boca y no parece que esté escupiendo su pulmón previamente masticado.— Haciendo un obvio y exagerado gesto para evitar aquello antes de que se le pegase a sus converse y les derritiese la suela por completo, Trevor le siguió con una mano en la frente, pues aquel sol infernal apenas le dejaba ver por donde pasaba. El Sheriff llevaba su maleta, no entendía aquel afán por la hospitalidad cuando estaba claro que no le caía bien. "Cosas de Texas", le dijo el inspector que lo despidió antes de pasárselo a él como un testigo en una carrera... menuda comparativa tan irónica.

El viaje en aquella destartalada camioneta, tan vieja como el hombre transcurrió en una agónica sucesión de música country que si bien el sheriff parecía disfrutar, a Trevor no le daban ganas de otra cosa que de saltar del vehículo en marcha. —¿Cuanto falta? Ya casi estamos en la salida del pueblo...— Murmuró el chico viendo como los pocos edificios de no demasiada altura quedaban cada vez más atrás.
"—¿Qué? Oh no... muchacho, no te vas a quedar en este pueblo, era el aeropuerto más cercano, nos dirigimos a un sitio más pequeño.—"
Los ojos del futuro diseñador casi se salen de detrás de sus gafas en cuanto escuchó aquello. ¿Más pequeño? ¿Más aun? ¿Iba a obligarlo a vivir en un establo acaso? La respuesta no se hizo esperar más de cuarenta y cinco minutos -eternos minutos de country para él- —Tienes que estar de broma...— Ante él, se alzaba una granja, una única granja sin nada más alrededor. Se suponía que un pueblo tenía más de una casa, ¿cual era el punto de que la más cercana a esa estuviese a cinco minutos en coche?

Para cuando quiso reaccionar, el hombre ya había bajado y con él, su maleta. Al abrir la puerta, el golpe a mierda de vaca que entró por sus fosas nasales hizo que su cerebro no asimilase que vino antes, si la arcada o el portazo que dio para encerrarse de nuevo en aquella lata. Se negaba a bajarse de ahí, ese aire no tenía que ser ni siquiera respirable. Los ojos se le pusieron llorosos y tuvo que hacer grandes esfuerzos para no retirar la mano, que había impactado de lleno contra su boca para dejar salir hasta la primera papilla.
Trevor Pond - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Dom 12 Abr - 19:39


You have to be kidding me

No, no y no. Aquella había sido la respuesta ante la petición que su tío le había hecho semanas atrás. Se negaba en rotundo a que su paz se viera interrumpida por un extraño. Ni si quiera sabía cómo era que a su tío se le había pasado por la cabeza proponérselo, sabía que la palabra “Hospitalidad” no estaba en su vocabulario. Le gustaban los animales, los amaba, sin embargo no tenía ese sentimiento por las personas, quizá un poco con su familia. Pero eso, en parte era, gracias a que a sus hermanas solo lo visitaban dos veces al año y aun así no soportaba demasiado el escándalo que, los que se hacían llamar sobrinos, montaban.

El sheriff terminó sacando el armamento pesado, intentando convencerlo con chantaje emocional- sobra decir que aquello no tuvo ningún efecto- sobornándolo y finalmente saco a relucir todas aquellas veces que le había hecho un favor, no eran muchas, pero Oliver odiaba deberle nada a nadie, así que a regañadientes acepto quedarse “un tiempo corto” con aquel testigo, protegido o lo que fuera.

Y esa era la razón por la que se encontraba en el porche de su humilde casa, sentado en los escalones de madera, con una pierna estirada y la otra flexionada esperando a su “invitado”. Cuando la camioneta del Sheriff apareció a lo lejos, él se levantó de manera ágil y giró la cabeza escupiendo a un lado, una costumbre bastante fea, pero le daba igual.

Camino con paso firme al encuentro de los recién llegados y se paró a la vez que la ranchera, viendo como su tío se bajaba cargando una maleta-Tío- saludo bastante seco, aunque eso no era una sorpresa, y extendió el brazo esperando recibir un apretón de manos.

Como siempre se equivocó, pues su tío a la vez que soltaba un “¿Cómo estas muchacho?” le cogió la mano, pero no se contentó con apretarla, sino que tiro de ella hacia sí mismo y le abrazo de manera bastante ruda, dando fuertes palmadas en su espalda. Oliver odiaba eso, con toda su alma, pero se limitó a fruncir el ceño y no responder a la muestra de afecto.

Cuando pudo librarse de la “emboscada” su mirada se dirigió a la camioneta, justo a la par que se escuchaba un fuerte portazo y veía a un niño-porque aquel chico con gafas no parecía tener más de 16 años, a sus ojos- dentro del vehículo con una mano en la boca. Su ceño paso de estar fruncido a relajarse para terminar alzando las cejas en un gesto de pura sorpresa-¿Qué clase de bicho me has traído?-murmuro malhumorado con los ojos esta vez clavados en el traidor de su tío, porque si, era un traidor y algún día se las cobraría, quizás jugando a una partida de billar dejándolo en evidencia ante todo el pueblo.

“-Compórtate Oliver, recuerda que es un testigo…Ayúdame a bajarlo“

Las palabras de su tío casi le arrancan una sonrisa, este pareció captar que él no pensaba acercarse, puesto que se dirigió solo al coche para bajar a aquel chaval. Se notaba a leguas que no le caía demasiado bien, y a él ya lo estaba irritando y aún no habían mediado palabra. Cruzado de brazos y con el gesto serio vio cómo su tío abría la puerta y decía algo “Como muchacho, aquí estarás como en casa” y ante la aparente negativa del chico a bajar, su tío lo cogió del brazo y tiro para sacarlo, en lo que parecía ser un gesto amistoso, aunque supo que era más uno irritado y cansado, como si hubiera tenido que estar luchando con él durante horas.

No sabía que el sheriff podía alcanzar esa velocidad, pero una vez aquel adolescente estuvo fuera del vehículo, no pasaron ni dos segundos y ya había arrancado el motor y comenzado a dar marcha atrás, puso los ojos en blanco y miró la maleta de aquel individuo con el cual le tocaría compartir su vivienda y alzo la mirada-Sígueme-ordenó antes de girarse y comenzar a andar hacia la casa.
Oliver Tanner - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Dom 12 Abr - 20:49


You have to be kidding me

La puerta volvió a abrirse totalmente en contra de su voluntad y el esfuerzo por no respirar comenzó a ser un problema serio pues, cuando preferías la asfixia, es que algo malo estaba pasando. No tan grave (o al menos no en el momento) fue lo del olor como las palabras del hombre que llegaron hasta él.

Espere espere...— Dice al ver que comienza a avanzar hacia aquel óxido con patas —¿Es que no me voy a quedar con usted?.— Pregunta confuso, sin reparar aun en la persona a la que ahora le daba la espalda. "—No chico, tengo asuntos que atender y no puedo llevarte conmigo a la comisaría todo el rato.—" En alguna parte de su fuero interno, Trevor supo que estaba disfrutando al explicarle aquello "—Necesitas vigilancia casi todo el día... pero mi muchacho, Oliver, él dará buena cuenta de ti.—" Y, sin darle tiempo a decir nada más cerró con un portazo tanto o más ansioso de lo que él mismo lo había dado antes al intentar que no se le derritiese el cerebro.

A pocos metros de arrancar detuvo la camioneta, lo que hizo que Trevor mirase hacia el interior de esta esperanzado de que hubiese cambiado de opinión. "—Ah... muchacho. Nada de llamadas, su familia puede tener el teléfono pinchado".— Y, con una indicación que obviamente no iba hacia él, pues era lo que le habían dicho cuando le habían requisado su móvil, volvió a acelerar dejando tras de si una humareda de polvo que hizo retroceder a Trevor en pos de que la banda blanca de sus converse no se manchasen aun más. Suspirando derrotado, y dispuesto a poner una mirada que pudiese matar incluso a el posible asesino que lo estaba buscando, Trevor se giró con toda la intención de no dejarse intimidar por aquel granjero de poca monta aunque... bien intimidar no fue la palabra que usaría en ese preciso momento.

El polvo texano, el calor, o la simple imagen de un actor porno disfrazado de Cowboy en alguno de sus vídeos hicieron que la boca se abriese y cerrase varias veces al notar como le faltaba humedad a su boca. Se recolocó las gafas, pues se habían resbalado por el sudor sobre el puente de su nariz para poder observarlo mejor... ¿En serio aquel tío era granjero? Abandonando toda intención de hacerle su vida un infierno desde el minuto uno, pues su mente estaba demasiado inmersa en imaginárselo solo con el sombrero y unas botas con espuelas, tomó la maleta sin rechistar y comenzó a caminar detrás de él sin mediar palabra. ¿Cómo era posible que alguien que podía ser la viva -y perfectísima, ¿ya he dicho que es perfecta?- imagen de Calvin Klein, podía estar dejado de la mano de Dios en un pueblo en el que nadie podía admirarlo? Definitivamente, Dios le daba pan a quien no tenía dientes. —Mi... mi nombre es Trevor.— Dice carraspeando un poco, volviéndose a colocar las gafas. De repente el olor a vaca no le resulta tan molesto.
Trevor Pond - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Dom 12 Abr - 21:45


You have to be kidding me

Ya casi había llegado al porche, sabía que el chico lo estaba siguiendo, pues las piedrecillas que había en el camino de tierra no parecían llevarse nada bien con las ruedas de aquella maleta y daba como resultado un sonido estruendoso que le hizo apretar el ceño un momento. “Será poco tiempo” se dijo a sí mismo, aún no estaba seguro de como llevaría la convivencia con otra persona, ni si quiera sabía que era lo siguiente que tenía que decirle ¿Enseñarle el lugar? ¿Darle conversación? Lo veía complicado.

La presentación del chico lo hizo detenerse justo cuando tenía un pie en el primer escalón del porche y se giró para observarlo con descaro de arriba abajo, una vez fuera del coche ya no parecía el enclenque de 16 años que había pensado en un principio, se adaptaba un poco más a la edad que le habían dicho que el chico tenía. Se detuvo finalmente en sus ojos, cubiertos por los cristales de las gafas, aquellas que parecían demasiado grandes para su cara-Nunca entendería esa manía de comprar unas gafas mas grandes de lo necesario- y que reposaban sobre una nariz que a su parecer era graciosa. Ante su último pensamiento negó con la cabeza.

Recordaba vagamente que su tío le había dicho el nombre del chico, pero siendo sincero lo había olvidado-Tanner-dijo como presentación, suponía que alguien le había dicho su nombre, pero prefería no recordárselo por si acaso. Volvió a girarse para llegar hasta la entrada, donde la puerta ya se encontraba abierta, entró esperando que lo siguiera.

Cocina, salón y baño-anunció una vez que hubo comprobado que el chico también estaba en la misma estancia que él. Cada palabra la iba acompañando de un movimiento de cabeza para que supiera donde se encontraba cada cosa, lo cierto era que la planta de abajo no tenía mucho más y todo estaba muy junto, tenía un pequeño despacho al fondo, donde guardaba papeles de las veterinarias, facturas y algún que otro libro, pero no creía necesario que el chico supiera de ese lugar.

-Arriba están las habitaciones y otro baño-agrego mientras señalaba las escaleras que había junto al marco que daba al salón. Le estaba costando mucho aquello, intentar ser amable y explicar las cosas, el no solía hablar en su día a día, aún no se había vuelto loco como para hacerlo.

-Puedes subir a dejar… la maleta-dijo mientras miraba aquel monstruo con ruedas, si alguna vez había tenido que hacer un viaje, siempre era con una bolsa negra mucho más sencilla-Sabrás la que es, porque es la única que está abierta-agrego sin demasiado interés, dándole a entender que él lo esperaba abajo.

No pensaba agregar nada más, pero entonces recordó las palabras de su tío-Acomoda las cosas después, te ensañaré el resto y veremos donde puedes…ayudar-ahora si había dado por concluida su charla, se apoyó en el marco de la puerta principal y espero para que subiera la maleta y volviera a bajar. Lo cierto es que un poco de ayuda con los animales no le vendría mal, ese era uno de los argumentos utilizados por el Sheriff, aunque viendo las pintas del chico no estaba muy seguro de que aquello fuera a funcionar, ni si quiera pensó en la posible negativa de este. Con el rostro serio se mantuvo a la espera.

Oliver Tanner - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Dom 12 Abr - 23:18


You have to be kidding me

Oliver Tanner, así se llamaba su dios griego particular perdido en medio de la nada. Le siguió como pudo, dejando la maleta quieta al lado del marco de la puerta  de entrada -la cual se aseguró de cerrar con saña para que el olor no siguiese perforándole las fosas nasales-. La verdad es que la casa, lejos de ser una casa, era más pequeña que su piso en Nueva York, cosa que no creía imposible dada la definición de ambas —Es...— Enano, mediocre, un zulo que para colmo estaba hecho un asco —Hogareño...— Sonrió de forma forzada, tanto, que tuvo que carraspear para no atragantarse con su propio aire... aire que también le daba asco.

Vives... solo, al parecer.— Al parecer y al esperar, pues no creía que una persona humana pudiese vivir entre tanta mugre. Lo poco que pudo ver a medida que lo seguía en una distancia prudencial -y es que si el exterior no olía bien, él tampoco mucho mejor- fue la gota que colmó el vaso. Y es que en comparación al horrible estado de limpieza de aquella casa, el carisma de su dueño parecía ser el menor de sus problemas ahora mismo —¿Nunca te han dicho que podrías ser guía turístico? tienes encanto personal.— De nuevo, su inoportuno humor hizo acto de presencia al no estar tan asombrado por la belleza del chico con tantos lastres higiénicos atados a su alrededor.

Tomó la maleta, yendo hasta el linde de las escaleras antes de girarse a verlo una vez más. Si bien la hospitalidad texana era propia en su tío, parecía que no había heredado tales genes —No... no te preocupes.— Dice con voz de esfuerzo mientras comienza a subir la maleta —Puedo... yo... solo...— ¿A quien demonios se le había ocurrido meter tantas pertenencias dentro? Oh... espera —Muchas gracias, de verdad.— Y es que si bien era un huracán en su campo, ese no era el físico. Le costó algo más de un minuto subir la maleta, con algunas paradas y golpes a los escalones a mitad de camino.

Una vez en su "cuarto", Trevor dejó la maleta y con ella su actitud burlona y de niño repelente antes de sentarse en el borde de aquel incómodo colchón. Realmente no le daba igual como podía aparentar y como bien le había dicho el policía que lo interrogó aquella noche cuando soltó una de sus bromas impertinentes. A nadie le daba igual estar a punto de morir, era solo su forma de afrontar las cosas. Soltó un suspiro más parecido a un sollozo sin lágrima alguna y subió las dos piernas a la cama, abrazándoselas y escondiendo la cara entre sus rodillas unos minutos. Aquello era lo que necesitaba para fingir que todo iba bien y no estaba preocupado, unos minutos de soledad que no le habían permitido desde hacía horas.

Bajó con los pómulos levemente más enrojecidos pero sin mayor muestra. No quería bajar, por él se metería en aquel cartón con sábanas y dormiría hasta que lo viniesen a buscar, pero "Oliver el encantador" había decidido que quería enseñarle más. ¿Es que acaso hay más que enseñar en un sitio enano y cutre y del cual ya lo había visto todo?
Trevor Pond - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Lun 13 Abr - 0:25


You have to be kidding me

No contesto ni al comentario del chico sobre la casa, ni a su apunte sobre que vivía solo, ante esto último sí que alzo las cejas como diciendo “No es obvio”. Aunque lo que lo dejo totalmente descolocado fue su comentario sobre la posible profesión que podría estar haciendo “¿Enserio? De donde habían sacado a ese crio” No supo si reírse o llorar, lo notaba algo… incómodo y podía sentir como miraba su casa de manera extraña y aun así, ahí estaba, bromeando con él, se recostó mejor sobre el marco de la puerta y abrió la boca para seguidamente cerrarla, lo cierto era que no sabía que responder, hacía tiempo que no se encontraba en una situación ni si quiera parecida.

Y entonces llegó el momento más surrealista del mes: El chico subiendo las escaleras. Se había tenido que imaginar que aquella maleta pesaba más que su propio dueño y las exclamaciones que él hacia mientras subía, debía admitir-aunque nunca en voz alta-que le hacían gracia, no lo expreso con una carcajada, pero si que expulso aire por la nariz, aquello era lo más parecido a una risa que había soltado en tiempo-Deberías dejar de hablar, guarda tus energías-señaló serio, siendo obvio que las necesitaba todas para subir aquella maleta. Realmente había sido un impulso infantil el que le había llevado a decir aquello, intentado devolverle la anterior broma, pero eso no era demasiado común en él. Cuando el chico desapareció al fin en el primer piso, soltó todo el aire que no sabía que había estado conteniendo.

Espero de forma paciente a que aquella silueta volviera a aparecer por las escaleras y lo hizo. Y juraría que notaba algo raro en su cara, como un rubor apreciable debido a lo poco bronceada que estaba la piel del chico. Una vez más no supo que decir, así que guardo silencio, eso se le daba mejor.

Cuando lo tuvo a su lado, se irguió mirándolo-Sígueme, no vivo solo-anunció de repente, acordándose de la primera frase del chico y comenzó a andar abriendo la puerta y esperando que este, una vez más, lo siguiera. Comenzó a rodear la casa y no había que buscar mucho pues enseguida llegaron a una gran construcción de madera oculta-Este es el establo, hay caballos, vacas, ovejas… aunque ahora mismo no están dentro-anunció mientras con la cabeza señalaba la lejanía.

Sus terrenos eran amplios, eso le permitía tener un gran vallado, una especie de corral gigante, donde los animales podían estar libremente en el día y de paso él podía observar si tenían algún problema o necesitaban algo. No tuvo que separarse mucho del establo para llegar a una nueva zona vallada, pero está mucho más pequeña-El gallinero-determinó cuando estuvieron frente a la pequeña construcción donde las gallinas estaban picoteando distraídas-Aunque habrá sido obvio para ti-agrego girándose para mirarlo, realmente no iba con ninguna mala intención, solo... le apetecía molestar.

Siguió avanzando-Aquí…-Se calló de golpe, pensaba enseñarle la pocilga de los cerdos, uno de los lugares más alejados- por obvias razones- pero lo que vio lo dejo helado. La pequeña puerta que permitía el acceso a los humanos estaba abierta y dentro apenas quedaban dos cochinillos y porque eran crías-Joder-dijo enfadado consigo mismo, justo en ese momento uno de los cerdos que se había dado a la fuga paso a unos metros de distancia y se lanzó tras el para cogerlo.

Cuando consiguió alcanzarlo, con un esfuerzo lo alzó-Ayúdame-pidió cuando llego hasta el chico-Sujétalo, intenta meterlo dentro, si lo consigues cierra la puerta-Prácticamente obligo al chaval de gafas a que sujetara al cerdo una vez este estuvo en el suelo, intuía que no podría mantenerlo en peso y sin esperar a ver si le hacía caso o no salió corriendo en busca de los otros, aquello era muy grande y temía que hubieran llegado a la carretera, esperaba que no hiciera mucho que había pasado aquello.


Oliver Tanner - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Miér 15 Abr - 0:45


You have to be kidding me

Sus cejas se alzaron sin molestarse ni siquiera en ocultar que le sorprendía que alguien pudiese vivir en un ambiente como él. Cruzó los dedos, tras su espalda, rezando por que al menos la compensación higiénico-visual fuese igual que con el primer sujeto —¿En serio?.— Él no había sido delicado con él por lo que él -tras poder recoger su mandíbula del suelo ante aquellos brazos en los que le gustaría perderse- podía volver a su plan de ser lo más insoportable posible.

Anda... como en The Walking Dead.— Dice al ver como delante de ellos se levantaba un establo. En ese mismo momento se preguntó qué olería peor: si un establo con zombies o uno convencional —¿Qué? ¿Los dejas salir con tal de que vuelvan a su hora?.— Intenta bromear, obviamente no demasiado interesado en el tema mientras miraba con cara de asco hacia el interior de dicho lugar, rezando por no entrar ahí... en su vida entraría ahí. —¿Qué insinúas?.— Su ceño se frunció al momento aunque, pensándolo mejor, mejor era no saberlo. Quería comenzar con las mínimas discusiones posibles.

Cuando estaba a punto de soltar otra de sus maravillosas puyas, la voz del granjero lo cortó antes de que pudiese empezar. Casi le pareció graciosa la forma en la que casi placa al cerdo por lo que soltó una ligera carcajada, gozo que se acabó pronto al ver como avanzaba hacia él con el cochino en brazos —No... no no yo... yo no.— El ácido de su estómago enseguida subió hasta su boca, literalmente, cuando notó el olor de aquella cosa entre sus manos.

Solo de pensar su camiseta siendo manchada con el barro y de sus propios excrementos en los que se retozaba, Trevor palideció —¡Pero... ¿y yo que...?.— No le dio tiempo a terminar la frase cuando el granjero salió corriendo y el cerdo, al oler un olor totalmente ajeno al campo comenzó a chillar y a removerse entre sus brazos, haciendo que Trevor chillase como reacción notando los arañazos de las pezuñas en su abdomen. No pasaron ni cinco segundos cuando los chillidos de ambos seres -de los cuales no se distinguía cual era el más agudo- se separaron al soltar Trevor al cerdito, quien cayó con un ruido seco y salió corriendo lejos de él mientras el muchacho gritaba asqueado, sacudiéndose la camiseta y notando como si de un momento a otro fuese a vomitar, o a desmayarse, o a ahogarse en su propio vómito mientras estaba inconsciente.
Trevor Pond - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Jue 16 Abr - 0:15


You have to be kidding me

Corrió como si la vida le fuera en ello, mientras sus ojos iban velozmente en todas direcciones, manteniendo un ritmo constante en la carrera, no podía ser que hubiera tenido un descuido como aquel, seguro que había sido culpa de la cerradura oxidada, había dejado mucho tiempo antes de repárala y aquello había derivado en eso.

Seguía maldiciéndose internamente cuando observo al primer marrano en la distancia, acelero el paso hasta llegar a él- que se encontraba parado tranquilamente, todo sea dicho- y una vez a su lado, pudo ver en la lejanía a otro, decidió llevarlo a la pocilga y volver. Cuando estaba metiendo al primero entre las verjas de madera, pudo ver a su nuevo inquilino peleándose con el cerdo y sinceramente no sabía quién estaba berreando más, si el cerdo o aquel chico, sabía que debía acercarse y salvarlo del animal-o salvar al animal del humano, según como quisieras verlo- pero al menos ese estaba localizado, mientras que los otros dos seguían perdidos.

En dos veloces y cansadas carreras consiguió encerrar a los otros que se habían escapado y que por suerte no se habían alejado demasiado, tenía unos cochinillos demasiado vagos. Acababa de meter al último que había encontrado dentro cuando otro fue corriendo directamente hacia él y terminó cogiéndolo, agachándose, quedando de cuclillas sujetando al gorrino. Alzo la mirada y se encontró con un panorama que le arranco una carcajada profunda y grave, propia de una persona que no utiliza esa combinación de cuerdas vocales en mucho tiempo.

Con agilidad metió al cerdo en su pocilga y cerro con la, efectivamente, averiada cerradura, se apuntó mentalmente arreglarla en un periodo menor de veinticuatro horas,

Camino hacia donde se encontraba el chico-Menos mal que los que se han escapado han sido los cerdos y no las vacas-no pudo evitar que esas palabras salieran de sus labios, con un tono que trataba de ocultar cierto humor, pero que no terminaba de conseguirlo. Se paró delante de él, cruzando los brazos y con las piernas ligeramente separadas, observando lo desastroso que había quedado el muchacho.

-Espero que no fuera muy importante esa camiseta-apuntó con un movimiento de cabeza, ya con el rostro más serio, la camiseta no solo estaba manchada, sino que juraría que llevaba algún que otro roto, como consecuencia de las pezuñas de su cerdito. También esperaba que no toda la ropa que hubiera traído fuera como esa, o toda acabaría igual, aunque eso último decidió no decirlo en voz alta.

Miró su cara, casi podía jurar que estaba a punto de vomitar-Mejor terminamos la visita otro día-anunció mientras se descruzaba de brazos y comenzaba el camino hacia la casa, no sabía bien que reacción esperar. Se paró de nuevo girándose para poder mirarlo, puesto que con sus pasos lo había adelantado-Puedes ducharte cuando llegues-agrego, y aunque su gesto se mantenía impasible, para aquellos-que eran pocos, por no decir ninguno- que conocieran sus ojos, sabrían que todo eso le estaba haciendo gracia. No se estaba riendo del chico, sino de la situación y fue en ese momento, cuando una pequeña parte de su interior decidió, que quizá, la convivencia con aquel individuo no fuera tan mala.



Oliver Tanner - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Lun 27 Abr - 0:27


You have to be kidding me

El olor lo mareaba... ¿o quizás era la pérdida de sangre? Vale, estaba exagerando, no había pérdida de sangre pero sus tripas amenazaban literalmente por salir de su boca si no se alejaba a quinientos kilómetros de aquel lugar inmediatamente. Por un momento se olvidó de donde estaba, al ver como el hombre tomaba al cerdo en brazos y lo llevaba hacia esa caseta, Trevor salió casi corriendo en dirección contraria un par de metros más allá, mientras tosía y hacía amagos forzando su garganta para ayudar a salir aquello; por suerte o por desgracia, no había comido nada en las últimas horas para que lograse su propósito. Se quedó allí postrado, tosiendo y escuchando la carcajada del otro antes de que su comentario lo hiciesen erguirse, fulminándolo con la mirada como nunca antes había hecho —Ja, ja..— Fue lo único que pudo decir antes de que un escalofrío le recorriese entero al encarar el olor nuevamente.

Si que lo era, gracias por hacer que tu bestia me la estropease entera.— Farfulló de mala gana, siguiéndolo en dirección a su casa a medida que resoplaba mirando en todas direcciones. ¿Es que acaso quedaba un lugar de aquel infierno por visitar? Para él le parecía absolutamente todo igual: campo y mierda. La idea de ser asesinado a la vuelta definitivamente no era tan mala si llevaba aquí una hora y ya había sido atacado por un cerdo y su olor y ya estaba más que harto de aquel insoportable ambiente texano. Mientras caminaba con las manos a una distancia prudencial de su cuerpo, por si acaso se habían contagiado con la sarna al coger a aquel demonio chillón, lo vio voltearse hacia él y hubo algo en la expresión de sus ojos que hizo que el muchacho entrecerrase los suyos al notar oleadas de odio por suponer que se estaba metiendo con él y no averiguar exactamente como. —Oh, por supuesto que voy a ducharme cuando llegue.— Dice casi como si fuese un disparate pensar lo contrario. ¡Que asco!

Esto... ¿No crees que me debes algo?.— Pregunta alzando las cejas, como si no fuese obvio que acabase de "destrozarle la vida" —Por ejemplo... una disculpa.— eleva (más) ambas manos a sus lados —Es decir... ¿tengo pinta de sujetar cerdos?.— Pregunta de forma retórica, chistando obviamente molesto. Se detiene al tiempo que él, por lo que la distancia sigue siendo exactamente la misma. No importaba cuantas veces fuese a mojar la cama por las noches gracias a esa imagen de dios griego, era insoportable y su hábitat también.
Trevor Pond - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Lun 27 Abr - 23:29


You have to be kidding me

-A él también le parecías tú una bestia-dijo cuándo hizo referencia al pobre cerdo como bestia, intentando hacerle ver, que con los gritos que había pegado, el animal había corrido el riesgo de quedarse sordo, pero aquello lo comprobaría con la visita de la veterinaria aquella semana y cargaría en su cuenta la operación, en caso de que sus sospechas fueran ciertas.

Pensaba seguir de nuevo el camino hacia la casa tras escuchar que era obvio que se ducharía, pero unas nuevas palabras salieron de la boca de aquel-exagerado-chico. Una de sus cejas se elevó con confusión ante su primera pregunta, pues realmente no la había entendido, Él no le debía nada, su mente trato de ir a algún punto de alguna conversación de su tío, donde este le dijera que debía darle algo al chico, pero no encontró nada, por lo que la ceja siguió alzada, esperando una explicación que no tardó en llegar.

Puede que con las palabras no fuera muy bueno, pero tenía un amplio abanico de gestos faciales y en aquel momento su cara tenía una mueca propia de una persona muy irritada ¿Una disculpa? Debía estar de broma. Sin embargo, cuando vio que le chico no hacia ningún gesto de reírse, sino que separaba aún más los brazos de su cuerpo y hablaba totalmente enserio, tuvo que cruzar los brazos bajo su pecho.

-No podría llegar a calificar la pinta que tienes-dijo sincero- había que admitir que la retórica no era lo suyo- sin ningún trasfondo, era cierto, no podía clasificarlo de ninguna manera, porque no tenía pinta de sujetar cerdos, pero tampoco de ninguna otra cosa que él conociera, ni si quiera estaba seguro de que si lo llevaba a un bar pudiera aguantar más de dos cervezas-Estaba intentando ver de qué la tenías-agrego y en aquel momento dudo que fuera a encontrar su “profesión ideal”.

-No pensarás quedarte todo el día sentado viendo la pared ¿no?-preguntó bastante serio, podría hacerlo, pero teniendo en cuenta que él no tenía televisión, ni radio- ni ningún aparato electrónico más allá de un viejo teléfono fijo- aquello sería bastante aburrido.

Tras analizar el gesto del chico se llevó el dedo índice y pulgar al puente de la nariz, apretando-Maldito traidor-mascullo con desgana para sí mismo, acordándose de todos los ancestros del Sheriff, que estaba claro que no le había dicho nada al chico sobre un posible trabajo a cambio de su estancia allí, daba igual, si prefería quedarse dentro de la casa todo el día que lo hiciera, “igual si hay movimiento dentro de esta, los ratones dejaban de aparecer” pensó y se le escapo una especie de sonrisa camuflada en una mueca, desde luego tampoco tenía pinta de ser muy amigo de unos inofensivos ratones de campo.

Alzó su vista y miro el cielo que se encontraba despejado, aunque ligeramente más anaranjado, indicando el final de la tarde-No hay agua caliente-anunció como si fuera lo más normal del mundo-Será mejor que nos demos prisa, cuando se va el sol no es tan agradable como el resto del día-anunció, aunque en sus pasos tampoco denotaba prisa, realmente lo había dicho más por el muchacho que por él mismo, que amaba dicha agua, lo despejaba totalmente.



Oliver Tanner - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Miér 15 Jul - 23:15


You have to be kidding me

Su boca se abrió ante aquella respuesta que, lejos de ser una disculpa, fue bastante grosera. Resopló cruzándose de brazos... y descruzándose al notar que algo cálido acababa de aplastarse contra su costado al hacerlo. "Por Dios... mátame ya" Le dieron ganas de chillar, de pegar un berrido de pleno berrinche. Pues el asco y la rabia lo estaba consumiendo por dentro, pero no. No iba a darle esa satisfacción a aquel granjero.

De camino a la casa, recordó que el policía había quedado notablemente irritado tras su charla con él ¿Lo habría hecho a posta? Porque de ser así el próximo que iba a necesitar un programa de protección de testigos iba a ser él. —Tienes que estar de broma...— Aquella era, definitivamente, la frase que más iba a repetir en su estancia en el estercolero de América. —¿Y... y también tenemos que iluminarnos con candiles de aceite? ¿O la electricidad ya ha llegado a texas?.— Alza las cejas notablemente irritado ¿llevarlo bien? ¿medir sus palabras? ¿Ahorrar discusiones? ¿Qué era eso? Se iba a enterar —¿Bajas a lavar la ropa al río? ¿O simplemente la quemas y dejas que los pájaros te hagan otra?.— Por suerte, el porche de la casa quedó lo suficientemente cerca como para que no tuviese que enfrentarse a sus respuestas. Esta vez quien tomó la delantera fue él, subiendo a toda prisa aquellos tres escalones antes de entrar en casa —Que asco...— Repitió en un gruñido mientras se quitaba la camiseta de camino a su habitación, limpiándose las manos en esta. De todas formas solo iba a tener un destino posible tras el ataque del cerdo y sus animales domésticos: La hoguera.

Un grito le cortó la respiración en el momento en el que, ya en la ducha, el agua helada cayó impactando directamente contra su pecho. ¿Querían matarlo de una pulmonía? Solía presumir de ser uno de los que más tardaban en ducharse (¿motivos para presumir? ninguno) pero aquella vez creyó haber batido el record de la limpieza intensiva en menos minutos de la historia. Temblando por el frío -en Texas, quien se lo iba a decir- y con la toalla a su cintura, salió por aquel pasillo en dirección a la habitación para comenzar a vestirse. En su ofuscado intento de quitarse toda aquella porquería de encima se le había olvidado hasta coger la ropa.


Una vez con la maleta abierta dejó caer la toalla a sus pies. Gafas en la mesilla y buscando su pijama, comenzó a escuchar ruidos extraños en el techo. Trevor entrecerró los ojos, intentando agudizar su mala vista para ver las vigas de madera del techo ¿tendría gote...? —¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!.— Al principio no reconoció la silueta que había parado en su cara. No le preocupó pararse a averiguar qué era lo que le había atacado, tampoco le importó el que estuviese desnudo. Se removió la lagartija de la cara a manotazos mientras chillaba como si le fuese la vida en ello y, lanzando manotazos al aire en un ataque de histeria salió nuevamente hacia el pasillo aun gritando y dando saltos. Acaba de saltarle una lagartija en la cara, una puta lagartija. Aquello tenía que ser un mal sueño, un muy mal sueño.
Trevor Pond - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Mar 21 Jul - 2:53


You have to be kidding me

Caminaba hacia la casa escuchando de fondo lo que aquel chico decía, sobre electricidad y lavar ropa en ríos, llego un punto que no supo si aquellas preguntas se las estaba haciendo de verdad, decidió guardarse algunas respuestas por temor a que aquel muchacho terminara de colapsar y al menos quería devolverlo vivo, vendría demasiada gente a hacer demasiadas preguntas en caso contrario. La última pregunta lo sorprendió y le hizo gracia a partes iguales-No tengo pájaros tan listos-informo girando la cabeza para mirarlo- Saben hacer otras cosas, pero no ropa, si quieres puedes intentar enseñarlos tú-propuso totalmente en serio, y por un momento se imaginó la escena, y sopló por la nariz, en su momento de diversión privada y personal.

La imagen de aquel chico subiendo enfadado las escaleras de su casa le hizo negar con la cabeza, realmente no entendía que estaba pasando, había hecho un esfuerzo sobrehumano en hablar y enseñarle las cosas, probablemente él había escuchado más palabras de su boca que nadie de su familia, no veía donde estaba el problema.

Se fue hacia la desordenada cocina para ver cuáles eran las opciones de cena, mientras el chico se iba a la ducha. Un grito que provenía del piso superior le informo que ya había comprobado lo agradable que era el agua helada-para él realmente era el mejor momento del día-. Había decidido que cenar unos sándwiches de paté estaría bien-odiaba eso de pensar por dos, de hecho le diría al chico que se hiciera lo que él quisiera-cuando escucho un nuevo grito, este con un matiz diferente al anterior, como pánico, y salió corriendo de la estancia.

Cuando se quiso dar cuenta ya había subido más de la mitad de las escaleras y tenía ante él una imagen de lo más irreal: El chico corriendo en una especie de danza y gritando como si un asesino en serie estuviera persiguiéndolo. Se le escapo una risa baja, que esperaba que nadie hubiera apreciado, pero ante aquella escena le había sido imposible contenerse-¿Qué pasa? Deja de gritar-pregunto y pidió a la vez-Los ratones se van a quedar sordos-agrego haciendo una mueca y entonces reparo en la desnudez total de él, que sin las gafas ocupando la mayor parte de su cara parecía otro.

Y si alguna vez se lo decían, Tanner lo negaría en rotundo, pero lo cierto era que se detuvo a apreciar la anatomía del chico, no era un portento físico, sin embargo estaba más definido de lo que él había pensado a primera vista, con una infinidad de lunares salpicándole el cuerpo totalmente níveo, lo que encontró al final de la línea alba también lo sorprendió, en ningún momento se esperaba… eso, casi pudo sentir como sus cejas se alzaban solas sorprendidas y sin pudor.

Había terminado por ponerse a la altura del chico, o al menos eso había intentado, carraspeando antes de realizar su pregunta-¿Has quemado algo?-desconocía si aquel chico fumaba, aunque probablemente el ligero olor a chamuscado que estaba recibiendo provenía de la cocina, donde había dejado su única sartén en los fuegos en un intento de tostar los sándwiches que ahora debían ser ceniza-Mierda la cena-mascullo poniendo los ojos en blanco, sin atreverse a moverse de allí por si realmente pasaba algo malo.




Oliver Tanner - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!


[/color]


Mérida
I want to see you be brave

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Lun 3 Ago - 15:33


You have to be kidding me

Tenía ganas de arrancarse la cara, de pasarse un estropajo hasta que su piel se arrancase de allí. Y es que aun notaba aquellas malditas patas en donde habían caído. Temblando entero, casi agradeció escuchar la voz de aquel hombre por primera vez en la noche. De no haber estado tan aterrado incluso hubiese reparado en la carcajada que creía haber escuchado, pero no, aquello era demasiado importante como para pensar en otra cosa —¡Me ha atacado! ¡Que asco! ¡Dioos!.— Nunca había pensado en qué tanto asco le tenía a los animales hasta que no se había visto con uno en la cara y otro intentando arrancarle las tripas mientras lo sujetaba.

Por el rabillo del ojo y sin reparar en las palabras del hombre, pudo ver una sombra rápida moviéndose cerca de la misma puerta por la que había salido por lo que -y sin intentar callarse el chillido que se le escapó- se pegó completamente a su nuevo compañero de... choza, por llamarlo de alguna manera —¡Mátalo!.— Le ordenó refugiándose detrás de su hombro, lo que le impidió casi por completo la visión dada la diferencia de anatomía y solo entonces reparó que partes de su cuerpo que debían estar tapadas habían rozado su brazo, o quizás incluso su mano. De hecho, no había reparado en que en su huida cargada de pavor, había dejado la toalla atrás.

Se apartó de un salto, perdiendo el equilibrio al llegar al borde de las escaleras y por un momento pensó en que su muerte sería desnucado y desnudo delante de un troglodita y sus lagartijas y ratones. Con el cuerpo aun temblando por el miedo, o el asco, o el increíble frío que parecía hacer de repente, se tapó con ambas manos notando como sus pómulos y orejas ardían a medida que se iban poniendo tan rojas como las converse que se había quitado apenas una hora atrás. "Tierra, trágame".

Intentando disimular en vano la gran vergüenza que estaba experimentando en ese momento, intentó recuperar los trozos de dignidad que aun le restaban y al parecer, estaban esparcidos por el suelo —Mata... mata a esa cosa, y bájame la toalla.— Intenta ordenarlo de nuevo con tono solemne pero su voz es temblorosa, insegura y juraría que tres tonos más aguda. De espaldas y haciendo una gran peripecia al no caer rodando, consigue bajar las escaleras hasta quedar fuera de su alcance visual y solo entonces sale corriendo hacia la cocina, sacando la sartén donde el pan casi había prendido fuego ¿era eso posible? y cerrando los fogones para luego dirigirse aun más rápido hacia el sofá, donde postró su desnudo culo y ser tapó con un cojín —Dios... mátame.— Se lamentó hundiendo su rostro entre sus manos sin poder creer la escena que acababa de dar.
Trevor Pond - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Lun 10 Ago - 20:11


You have to be kidding me

Sintió cada uno de sus músculos tensarse, no estaba acostumbrado al contacto físico, nunca había sido cariñoso, ni si quiera con la gente de su familia y si lo reconocían como a un ser ermitaño, bien merecido se lo tenía. Sin embargo aquello era diferente, porque no era solo contacto físico, era contacto físico con la intimidad de otra persona, una intimidad lo suficientemente grande como para haber sido notada en todos y cada uno de los roces que tuvo con su propia piel. Su mandíbula también debía estar apretada, y apenas escucho sus palabras. Vio a una lagartija salir por el marco de la puerta, moviéndose con rapidez y gracia, totalmente ajena a lo que había causado.

Sus hombros siguieron cuadrados y rígidos, a pesar de que el contacto había terminado, para cuando reacciono, girándose, se encontró con la espalda del chico terminada en un trasero respingón, que fue lo último que vio cuando este desapareció de su vista. Sacudió la cabeza, como si se tratara de uno de sus animales y se llevó los dedos índice y pulgar a los ojos, apretando durante unos segundos, hasta que los puntitos blancos comenzaron a llenar la oscuridad, no estaba seguro de si quería olvidar aquella escena o recordarla toda la vida.

-Oliver, estás idiota-se reprendió a sí mismo en un gruñido y antes de que aquella lagartija desapareciera y causara algún estrago más, se acercó a ella, cogiéndola y fue hasta su habitación, dejándola en la repisa de la ventana para que volviese a su habitad natural.

Tenía intención de bajar de nuevo y tuvo en cuenta que el muchacho se había ido desnudo, por lo que cogió uno de sus desgastados pantalones de deporte para dejárselo-sobra decir que no había entendido una palabra de lo que el chico le había pedido, por el momentáneo colapso de sus neuronas-. Estaba a punto de poner un pie en el primer escalón, cuando vio lo que ahora era el dormitorio de su invitado, la ventana no tenía mosquitera y debería tapar un par de agujeros más si no quería que aquella escena se volviera a repetir, pero la verdadera pregunta era ¿Quería?. Ni si quiera llevaba un día con aquel mocoso, termino achacando sus pensamientos oscuros a la gran cantidad de meses que llevaba sin satisfacer sus necesidades masculinas.

Se asomó a la cocina viendo que al menos el fuego estaba apagado, aunque seguía oliendo como si un incendio se hubiera propagado por ella. Al llegar al salón lo vio sentado sobre su sofá, tapando sus partes íntimas con un cojín, hizo una mueca mientras le lanzaba sus pantalones de deporte (la intención era que los cogiese al vuelo, pero no estaba seguro de si lo conseguiría o acabarían chocando con su cabeza).

-¿Eres consciente de que ahí apoya la cabeza la gente para dormir la siesta?-Y “la gente” se reducía a él, pero eso no tenía por qué importarle-Siempre que las chinches lo permiten claro-agrego, aquello no era cierto, pero eso tampoco tenía porque saberlo. Se recostó en una de las paredes mirándolo, no es como si fuera a ver algo que no hubiera visto… o tocado-Creo que no tenemos cena-dijo finalmente tras unos segundos de reflexión, había quemado los sándwiches y por el olor, la sartén estaría totalmente destrozada. Barajo las opciones, clavando su mirada en el arcaico reloj de pared que tenía, a la hora que era no llegarían a tiempo para comprar en un supermercado-Vístete, nos vamos a Billy’s-anunció, dándose la vuelta para ir a darse una ducha rápida y muy fría, aquello era justo lo que necesitaba.

Oliver Tanner - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!


[/color]


Mérida
I want to see you be brave

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Lun 10 Ago - 22:22


You have to be kidding me

¿En serio todo aquello acababa de pasar? Sabía dios a qué clase de burlas se había expuesto a partir de ese punto sin retorno. Se abrazó su cuerpo desnudo, queriendo subir los pies al sofá pero siendo consciente de que entonces, el cojín no serviría de nada. Odió no poder refugiarse en esa postura que siempre adoptaba, odiaba haber hecho el ridículo y sobretodo odiaba estar en ese estúpido sitio. Se sorprendió a si mismo con los ojos llorosos cuando su visión -ya bastante mala al no tener encima las gafas- comenzó a ponerse demasiado borrosa. ¿Hacía cuanto tiempo no había querido llorar por hacer el ridículo de aquella manera?

Unos pantalones cayeron sobre su cabeza haciendo que el cuerpo del chico diese un bote en la silla. Para ser un mastodonte ni siquiera lo había notado llegar. —Lo... lo siento, lo lavaré.— Dice casi como acto reflejo a pesar de que su cuerpo estuviese recién limpio y de que si alguien corría un riesgo higiénico en aquel sofá no era precisamente el cojín. Sobretodo al escuchar su comentario siguiente, Trevor notó un escalofrío calarle en lo más hondo, haciendo que lanzase el cojín al otro lado del sofá y se levantase inmediatamente, poniendo el pantalón delante de él, esmerándose en tapar algo que ya se había tomado la molestia que notase a fondo.

Poco antes de que saliese, el patoso Trevor ya se las había ingeniado para ponerse aquel enorme pantalón de deporte que, obviamente, caía sobre sus caderas hasta dejar entrever algo más de lo que se esperaba para un pantalón. Sus líneas uve se perdían casi hasta el límite y el chico procuró no moverse demasiado teniendo la certeza de que aquel pedazo de tela se deslizaría por su propia extensión -la cual a falta de ropa interior era más que notable- hasta llegar nuevamente a sus tobillos.

Solo respiró tranquilo en cuanto lo vio desaparecer. Una vez los pantalones estuvieron asegurados a sus piernas con una de sus manos y su corazón en la otra por si se volvía a encontrar con la lagartija, subió las escaleras esperando cualquier ataque hasta que finalmente pudo llegar a su habitación, la cual cerró y revisó centímetro a centímetro hasta que estuvo seguro de que no corría más peligro. Solo entonces dejó caer los pantalones por su propio peso tras un par de pasos y procedió a enfundarse en esos pantalones pitillo y una camiseta sin mangas a juego con sus bambas.

Ya observando el mundo con claridad escondido tras aquel enorme y cuadrado par de lentes, comenzó a quitarle la funda al cojín jurándose a si mismo quemarlo como avistase alguna presencia extraña en él al moverlo. Una vez echada a lavar, se dirigió hacia la cocina, observando el desastre que antes había pasado desapercibido —Parece que no es fácil para ninguno de los dos.— Comentó a la nada con media sonrisa comenzando a disminuir la gravedad de aquella cocina hasta que el dueño se presentase. Quien sabe, quizás con suerte "Billy's" estuviese en el pueblo que había pasado antes de llegar a esa granja dejada de la mano de Dios.
Trevor Pond - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Sáb 15 Ago - 0:54


You have to be kidding me

El agua gélida destenso cada uno de sus músculos, trabajaba mucho y sin descanso, prácticamente solo. Fue por eso le hizo gracia que a pesar de ser el día que menos se había esforzado-más allá de la carrera que se tuvo que dar para evitar perder a sus cochinillos- él lo sentía como si hubiera sido uno de los más duros de todo el año. Se froto el pelo con ambas manos mientras el agua seguía cayendo sobre él sin pausa, su vista había captado perfectamente como sus pantalones de deporte… no se amoldaban en nada a aquel espécimen y como eso le había supuesto un nuevo desvió de sus pensamientos.

Cerró el grifo y salió, enroscándose una toalla a la cintura, mientras que se pasaba otra más pequeña por el pelo, para que no estuviera tan mojado. Se dirigió a su habitación y cogió unos vaqueros desgastados, acompañándolos de una camisa de cuadros verdes, y unas botas marrones-las únicas que tenía y que solo utilizaba en las raras ocasiones que abandonaba su casa-.

Se revolvió el pelo un par de veces, más para acabar con los molestos restos de agua que por intentar que quedara decente y bajo las escaleras. Se guio por los sonidos que capto y que lo dirigieron a la cocina, apoyo sus pulgares en el borde del vaquero, dejando perfectamente visible la enorme hebilla del pantalón y con esa posición lo observo extrañado, al parecer no se había percatado de su presencia-¿Qué haces?- preguntó, estaba… ¿Arreglando su desastre?- Déjalo, luego lo recojo yo-pidió y se apuntó mentalmente la necesidad de comprar una nueva sartén o iban a pasar mucha hambre.

No fue hasta ese momento cuando reparo en la ropa que se había puesto, que desde luego no encajaría demasiado bien en el sitio al que iban a ir, sin embargo él no era nadie para decirle a la gente que ponerse para cada cosa, pues era el primero que ignoraba todo tipo de reglas. Un “Vamos” fue lo único que salió de su boca antes de dirigirse a la puerta, esperando ser seguido.

No había que andar más de un par de metros desde el porche para encontrarse con su ranchera que era-junto con sus animales- lo que más quería. Tenía un color rojo fuerte, la chapa estaba oxidada por incontables sitios y algunas zonas se encontraban hundidas hacia dentro, indicando donde había sido golpeada por descuidos o causas diversas. Se subió y encendió el motor, que rugió de manera escandalosa y espero hasta que el chico estuvo dentro del vehículo para iniciar su marcha hasta Billy’s.

Billy’s no era otra cosa que un bar de carretera, con una higiene bastante dudosa y al que solo se tardaban unos quince minutos en llegar-Tiene las mejores hamburguesas de todo el estado-aseguró echándole un vistazo mientras conducía, se vio en la necesidad de decirle eso, pues aunque las ya nombradas hamburguesas estaban de vicio, el resto de la cocina era un desastre.

Oliver Tanner - Tarde calurosa en Texas
❄ thanks winter!


[/color]


Mérida
I want to see you be brave

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Vie 21 Ago - 17:27


You have to be kidding me

Quizás por la necesidad de reafirmar su "autoridad" en ese sitio -la cual era nula y estaba enterrada a metros en el subsuelo- o quizás porque aquello le pareció demasiado al remake de "Dallas" y solo faltaba una familia peleándose por una herencia y le hacía verdadera gracia, Trevor no pudo contener una carcajada burlona al ver aquellas botas y la camisa con la que Tanner apareció en escena tras su corta ducha —Yeepy Yeepy Hey, vaquero.— Saludó en mitad de la carcajada, sin poder contenerse —¿Dónde está el sombrero?.— Sabía que no estaba en posición como para vacilar, pero aquel gigantón bruto y enfundado en aquel traje de telenovela texana era una burla puesta en bandeja de plata.

Oh... wow...— Sus cejas se alzaron al ver aquella... cosa llena de óxido. Antes y al ver la ranchera del sheriff había dicho que no había visto un vehículo más deprimente en su vida, rectificaba —Lo siento... ¿tengo que ponerme la antitetánica para subirme a esa chatarra?.— Sus ojos se entrecerraron como parte de su teatro, creyéndose realmente lo que decía —Porque no tengo la cartilla al día.— Finalizó abriendo la puerta con miedo de sentir realmente algún hierro afilado rasgar su piel. Genial, definitivamente genial; si el tétanos, los ataques de las bestias, el aire contaminado y el calor infernal no lo mataban, no veía el motivo por el que un asesino pudiese hacerlo.

"Y cuando creías que la cosa no podía ponerse más asquerosa". El labio superior de Trevor se elevó en un notable gesto de asco a pesar de ser consciente de que nadie iba a mirarlo ¿En serio aquello era Billy's? Y lo más importante ¿Por qué seguía esperando rastros de civilización en Texas? —Adivino... también es la única hamburguesería del estado.— Respondió nada impresionado por el motivo de presumir de aquel cuchitril una vez aquella lata con cuatro cauchos mal colgados en las ruedas detuvo aquel bamboleante viaje que comenzaba a marearlo -aunque posiblemente el olor de la misma ayudaba bastante-. Se bajó de un salto, cerrando con un portazo nada cuidadoso para limpiarse luego al pantalón fingiendo meter sus manos en los bolsillos traseros de su pitillo.
Todo aquello, desde la puerta hasta los nada higiénicos a primera -segunda, y tercera- vista de los baños que aparecían al fondo hicieron que Trevor se maldijese a si mismo, pues tenía claro que a menos que no hubiese comido en veinticuatro horas como era el caso, no entraría a aquel lugar ni aunque le pagasen cien dólares el minuto. Notó varias miradas encima de él y algún que otro comentario despectivo sobre él por lo bajo —¿Tu te has visto? Si necesitas tres cinturones para sujetarte los michelines y un sujetador para las tetas de la espalda.— respondió en tono de reproche alzando las cejas, aunque obviamente demasiado bajo para que el aludido pudiese oírlo, no quería salir con las gafas rotas de aquel lugar.

Dios... dios dios dios, que asco.— Murmuró con cara de dolor al notar su mano ser engrasada por el respaldo de aquella silla de madera mientras la retiraba, haciendo una peor mueca aun cuando se sentó (de una forma eternamente lenta, como quien intenta entrar al mar helado). Literalmente estaba escuchando su ropa absorber toda aquella mierda. Sin importarle cuando pudiese estar avergonzando a Tanner en el proceso —Creo que he pillado sífilis.— Comenta tomando una servilleta de aquel cutre y metálico servilletero, comenzando a limpiar la superficie antes de apoyar los codos.

En cuanto la camarera llegó -la cual miró con tanto desagrado a Trevor como este la estaba mirando a él, llegando a parecer una prueba del espejo- sacó aquella libreta mientras preguntaba (entre repugnantes mascadas de chicle con la boca abierta y una cara de estúpida tremenda al mirar a su acompañante) qué querían. —Yo... tomaré lo mismo que él.— Dice a pesar de que el otro aun no ha pedido, pues no tiene ni intención de mirar la carta —Y una coca cola... ¿tenéis de eso en Texas?.— Obviamente, solo estaba comprobando que, tal y como él esperaba, estaba siendo ignorado por aquella rubia de bote —Chica, tienes más raíces que un roble anciano.— Una sonrisa pícara aparece ante su oportunidad de aprovechar su nuevo poder de invisibilidad ¿ser educado? ¿Por qué? Nadie lo conocía. Podía portarse como un niño de cinco años y lo mejor es que nadie podía decirle nada; algo bueno que le estaba sacando al local.
Trevor Pond - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Vie 28 Ago - 21:48


You have to be kidding me

Quería decirle que no entendía porque iba a necesitar la antitetánica, pero cuando aquel chico, que ni si quiera sabia como podía moverse con los apretados pantalones que llevaba, llamo chatarra a su posesión más preciada, su ceño se frunció de tal manera que sus cejas quedaron prácticamente fusionadas-No vuelvas a decir eso-advirtió muy serio mientras conducía y de manera inconsciente le dio unas palmaditas al volante, como disculpándose con su camioneta por tener que escuchar esa sarta de tonterías-Si vuelves a insultar a mi coche, él dormirá en la habitación de invitados y tú lo harás en los establos-advirtió mirándolo fugazmente, de una forma que solo podía significar que todas y cada una de sus palabras iban en serio.

Apenas advirtió las miradas de la gente cuando entraron en el local. Él no solía fijarse en esas cosas, si tuviera que hacerlo no saldría de su granja-aunque tampoco es como si saliera mucho- lo que si escucho fueron las palabras que salieron de la boca de su huésped que le obligaron a poner su mano en su espalada y empujarlo brevemente para que caminara más rápido hacia el sitio donde iban a sentarse, no quería pensar en que volviera a pronunciar algo así un poco más alto y tuviera que terminar partiendo sillas en las espaldas de más de uno para proteger al testigo de su tío.

Trato de evitar que sus ojos hicieran un gesto de desesperación al verlo quejarse y se sentó sin más-No creo que la sífilis se pille así-apuntó sin quitarle la vista de encima, a veces le costaba entender cuando aquel muchacho decía las cosas enserio y cuando no-De hecho si te hace ilusión puedes pillarla, pero tendrías que acostarte con Mindy-señalo con un gesto de cabeza muy serio a la camarera jefa, una señora de más de sesenta años cuya grasa corporal era mayor que cualquier otra que hubiera a su alrededor, y eso era todo un logro.

-Dos hamburguesas dobles completas, una cerveza y una coca cola-pidió, cuando fue libre de hacerlo por los dos y agregando la bebida del chico puesto que para la camarera el susodicho parecía ser invisible. Su gesto se mantuvo serio pero la chica no se movió de allí, sugiriendo si querían algo más y fue justo en ese momento cuando Trevor dejo de ser invisible para la camarera, la cual abrió la boca en el gesto más ofendido y teatral que había visto en su vida y alzo la bandeja que llevaba, con una clara intención de darle a su acompañante con la misma por la desfachatez.

-Y unas patatas fritas-agrego mientras sujetaba la muñeca de la camarera con una de sus manos, como pidiéndole atención y pareció surtir efecto, pues los ojos de la chica se clavaron en los suyos y una sonrisa se formó en sus labios, dándole un primer plano de su mal cuidada dentadura “Enseguida guapo” y con esa frase y una mirada letal hacia el castaño se fue a encargar el pedido.

Soltó aire por la nariz como si estuviera cansado-¿Por qué quieres que nos echen?-preguntó muy serio-Esto no es el Oeste-dijo despacio, por si no se había dado cuenta, una de sus opciones era que el chico fuera adicto a las películas de indios y vaqueros, y aprovechando el ambiente tan similar quisiera ver una discusión de ese estilo en primera persona, pero desde luego él no iba a participar-Deberías disculparte cuando vuelva, o no podré asegurarte que no escupa en tu comida-su voz sonaba más como un pensamiento que como una advertencia.

No paso mucho antes de que la rubia volviera para dejar las bebidas y un plato de patatas con diferentes salsas en el centro de la mesa, el trago refrescante que le dio a la cerveza le supo a gloria después de aquel día tan completo.

Oliver Tanner - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!


[/color]


Última edición por Mérida el Dom 15 Mayo - 21:20, editado 2 veces


Mérida
I want to see you be brave

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Miér 9 Sep - 23:23


You have to be kidding me

Por un momento vio las lentes salir de la montura para incrustarse en sus ojos como lentillas permanentes, vaya si lo vio.

De no ser porque la intervención con tacto de aquel gorila de Texas mojó aun más aquel conejo maloliente de la camarera, Trevor hubiese añadido "tambor de batería" a su currículum. El resoplido del hombre no lo hizo sentir mal, ni siquiera un poquito. Alzó las cejas como gesto contraatacante y fingiendo  indiferencia. Ciertamente estaba ofendido, ofendido con él -pues dentro de la mente del chico, donde las cosas eran demasiado complicadas para tener sentido al intentar explicarlas- ¿En serio acababa de defenderla? Bueno... técnicamente lo había defendido a él antes, pero ahora la estaba defendiendo a ella ¡a ella! Aunque él no iba a ser nadie para montar un numerito de celos, de hecho ni siquiera creía haber necesitado su ayuda —No quiero que nos echen.— Repuso siseando cual serpiente —Pero en la mesa hay dos personas, dos. ¿Sabes contar?.— Hace un gesto de obvio sarcasmo tras su pregunta retórica, señalándose a si mismo y luego a él de forma lenta, como esperando a que su retrógrada cerebro le diese tiempo a procesar la información —Lo sé... mucho peor, estoy en puto Texas.— Él tampoco es que estuviese tirando cohetes por haber sido trasladado al culo del mundo. No se tenían que llevar bien, y vaya que no lo iban a hacer.

No voy a hacerlo, ni de coña, ah ah.— Se apoyó en la mesa con el codo, haciendo este a la vez de soporte de una cabeza pesada y cansada a esas horas -cosa que era extraña, pues sobre esa hora aun le faltaría ver un par de series y actualizar tumblr mínimo dos veces- ¿Tenía que disculparse porque la tía era una maleducada? y una mierda. —Tengo derecho a quejarme si la atención al cliente apesta.— Aunque pensándolo mejor, estaba acorde con el sitio. Cuando la muchacha posó las patatas con diferentes salsas, Trevor ni siquiera la miró; se dedicó a tomar una servilleta con tono aburrido y a hacerla trizas hasta que estuvo lo suficientemente lejos como para tomar la primera patata y mojar la punta en una salsa roja, desterrándola enseguida a una esquina del plato al reconocer el aroma como una salsa picante.

Por segunda vez en el día, el muchacho con careta de prepotencia tuvo la necesidad de llamar a sus padres. No encajaba en ese sitio, todo el mundo le miraba mal, nadie lo entendía y él parecía ser la obvia molestia. Sin ser consciente de ello, Trevor se encogió sobre si mismo sintiendo un extraño frío adueñarse de su cuerpo. No es como si fuese un sentimental, pero le gustaría sentirse tan bien recibido a la hora de la cena como cuando estaba en Nueva York, cosa que no supo valorar hasta el momento.

Un suspiro se escapó de su nariz de la forma más disimulada que pudo, ¿y si estaban mal? ¿Y si el asesino los acosaba ahora a ellos? Dios, pagaría por un maldito teléfono, mataría por uno. —Entonces... ¿eres granjero? Sin más... ¿llevas haciendo eso toda tu vida?.— Lo malo de ser un inmaduro, es que los enfados le duraban lo mismo que a un niño de cinco años. De hecho solía olvidar el motivo, y eso le conducía a actuar como si aquello hubiese sido solo un escenario fortuito producido en su imaginación.
Trevor Pond - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Miér 16 Sep - 22:00


You have to be kidding me

Rodó los ojos y de nuevo suspiró, antes de dejarse caer en el respaldo poco mullido del asiento, con un gesto derrotado. Por lo visto, con aquel crio no había nada que hacer y él no era su padre para seguir indicándole lo que se suponía que era el camino correcto. “Tu vales por cien” pensó en su mente, pues no estaba seguro de como un chico delgaducho, con la mayor parte de la cara ocupada por unas gafas, era capaz de contestar a todos sin pudor alguno y más estando en un sitio desconocido.

-Dije que tenían las mejores hamburguesas, no el mejor servicio-se excusó, en parte no le agradaba la actitud que la camarera había tenido con su forzoso invitado, pero tampoco era como si pudiera justificar la retahíla de cosas que la boca del castaño había soltado después.

Cuando las patatas se posaron sobre la mesa, su estómago soltó una queja grave y sonora, hasta ese momento no se había dado cuenta de que a lo largo del día, apenas había probado bocado, aprovecho para hacerse con varias patatas y mojarlas en las salsas indistintamente, la explosión de sabores, junto con el posterior trago de cerveza, le arrancaron un gruñido placentero.

Cuando su extraño acompañante se dirigió a él de nuevo, tardo unos segundos en reaccionar y procesar la pregunta--respondió llevándose otra buena cantidad de patatas a la boca y prácticamente salivando al ver a la camarera aparecer con las dos hamburguesas. Después del anterior incidente, esta se retiró sin mediar palabra y dedicándole un simple guiño, al cual no le prestó atención. Se replanteó su respuesta, no estaba acostumbrado a socializar, no solía tener conversaciones muy largas y por descontado, jamás nadie que no fuera su tío o algún familiar lejano se había interesado por su vida privada, pero si el muchacho quería enterrar el hacha de guerra, él tendría que hacer un esfuerzo.

-Mis padres eran granjeros-agrego escuetamente-Los animales son mucho mejores que las personas, ¿Por qué debería hacer otra cosa?-era una pregunta al aire, no necesariamente necesitaba una respuesta a ella, él era muy feliz con su espacio y su silencio. Dándose por satisfecho con la explicación, se llevó la hamburguesa a la boca, dándole un buen bocado y masticando gustoso.

Iba por el tercer nivel de engullir, cuando su mirada se posó de nuevo en el chico-¿Y tú?-tragó el jugoso pedazo que hasta ese momento tenía en la boca, sin saber muy bien como continuar esa frase-Cuánto tiempo llevas en esta… ¿situación?-enarco ambas cejas, ahora su pregunta encerraba cierta curiosidad. Lo único que le había dicho su tío era que se trataba de un testigo protegido que necesitaba un lugar donde quedarse y que su granja era el mejor sitio, no sabía absolutamente nada más, mucho menos la cantidad de tiempo que llevaba así.

-Debe ser una mierda- no pretendía desanimarlo con sus palabras, tampoco era como si él tuviera mucho tacto en su vida diaria, pero por primera vez se planteó que estar lejos de todo lo que se conoce, no debía ser la mejor de las aventuras. Se acabó la hamburguesa apenas unos segundos después, aún pensativo y escuchando las risas de todos los borrachos del lugar de fondo.

Oliver Tanner - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!




Mérida
I want to see you be brave

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Mar 3 Nov - 0:58


You have to be kidding me

Su corazón dio un vuelco en su pecho al ver la atrocidad que el hombre estaba a punto de cometer —¡No!.— Exclamó elevando la mano en pos de evitar que aquello se produjese pero, al ver como aquel estúpido granjero alteraba el orden de las cosas -concretamente el sabor de las salsas al entremezclaras- dejaron al chico con la mano en el aire, una obvia cara de disgusto y un posterior movimiento titubeante de su mano, la cual terminó cerrando en un puño y poniéndoselo frente a sus labios, emitiendo un muy leve y bajo gruñido de molestia.

Muchos, incluso en NY, tachaban a Trevor de ser un obsesivo compulsivo del orden. Y ciertamente a él no le importaba que dijesen una verdad universal: todo debía tener un patrón perfecto. Rodó los ojos, aguantándose un suspiro y ateniéndose a la idea de tener que enfrentarse a aquel enorme plato de patatas solas el resto de la noche, pues no había un cuenco que no hubiese tocado el siguiente.

Hubo algo en la respuesta del granjero que hizo que los matices de sus facciones se suavizasen de un modo repentino. Había escuchado que alguna gente prefería a los animales hasta el punto de sobreponerlos por encima del contacto humano y, lejos de tacharlos de "raritos" como por aquel entonces, Tanner se le antojó menos capullo. Dio un mordisco a su hamburguesa, un primer mordisco que le hizo cerrar los ojos y disfrutar -de una forma más disimulada y no tan ruidosa como la de su amigo- de aquel placer grasiento que estalló en el interior de su boca. No quiso darle la razón al muchacho por mero orgullo, pero sus labios se curvaron en una diminuta sonrisa tras pegar un par de mordiscos más sin apenas respirar, queriendo llenar los carrillos con aquel sabor.

La postura del chico pasó a tensarse de nuevo, olvidando la posible sonrisa que había comenzado a florecer en sus labios. Se limpió la comisura de la boca con la servilleta antes de dejar la hamburguesa de nuevo en su plato —Pues... desde principios de verano, más o menos.— No especificó exactamente cuanto, pero estaban a mediados de Agosto y la última vez que había visto a sus padres, las vacaciones ni siquiera había comenzado oficialmente. —Una semana aquí... otra allá, no está tan mal, haces turismo.— Se encogió de hombros sin querer, por algún motivo, que su mirada se cruzase con la de él. De hecho, la patata que había dejado desterrada al mojarla en salsa picante se convirtió repentinamente en un objeto de sumo interés. —Lo peor es... no saber nada de mis padres.— Un molesto nudo incómodo se formó en su garganta, notando cierto escozor bajo los ojos ¿iba a llorar? ni de coña, nunca delante de él. Pero decirlo por primera vez en voz alta, a alguien más que a él mismo, le hizo aceptar algo que en el fondo ya sabía.

Cuando había comenzado a hablar, no era para aburrirlo con sus problemas. De hecho y aunque no quiso mirarle, pudo imaginarse su cara de aburrimiento ¿habría esperado otra respuesta? ¿Un "Tres meses" y ya está? —Vaya... no puedo imaginarme quien come más rápido, si tu o tus cerdos.— Un cambio de tema, el descaro de nuevo permanente, algo para camuflar una imagen que él no debería haber visto de si mismo. Tomó su propia hamburguesa para darle un nuevo mordisco, aunque no tardó demasiado en darse cuenta de que ya no tenía hambre.
Trevor Pond - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Dom 13 Dic - 2:11


You have to be kidding me

Asintió quedamente al escucharlo, pero sin que sus palabras terminaran de convencerlo. Alejarse de todo lo que se conocía no era una buena situación, por mucho turismo que pudiera llegar a implicar. Le dio un nuevo mordisco a la jugosa hamburguesa-la cual tenía el tiempo contado- antes de su última frase. Durante los siguientes segundos se dedicó a guardar silencio, pues si era malo teniendo conversaciones, aún peor se le daba consolar, de hecho ni si quiera recordaba haber vivido una situación así alguna vez, más allá de cuando sus hermanas se caían en el terregoso camino.-Sabrán que estás bien-aquella fue la frase que eligió para terminar esa parte de conversación, aquel crío plagado de lunares le había provocado cierta empatía.

Una empatía que se esfumo por completo, cuando el último bocado de hamburguesa entró en contacto con sus papilas gustativas, puesto que fue ese justo instante, el elegido por el chico para hacer una referencia en la que, él mismo, era comparado con sus propios cerdos. Su gesto se frunció, hasta el punto en el que sus pobladas cejas prácticamente se unieron formado una única línea espesa. Tragó antes de tomar la jarra de cerveza y acabar con ella también, pensando como tomarse sus palabras, aún con el gesto arrugado.

-La última persona que intentó cronometrarnos acabo siendo la comida de mis cerdos-se acompañó de un breve alzamiento de cejas, como preguntando si quería experimentarlo en carne propia. Por el tono utilizado no quedaba muy claro si era una broma o hablaba completamente enserio y tampoco iba a desvelarle el misterio, al menos no por el momento.

-Hablas mucho para ser de ciudad-terminó por decir, la verdad llana, sin ninguna mala intención oculta. Aquel chico le había dicho demasiadas cosas sin apenas conocerlo, aunque claro, no es que estuvieran en una situación normal, ni si quiera estaba seguro-tampoco tenía con que compararlo- que las situaciones por las que habían pasado en las últimas 12 horas fueran medianamente comunes en relaciones humanas. Sin embargo su reflexión tenía un fundamento y es que a pesar de que él no era el más indicado para opinar sobre eso, tenía entendido que las ciudades, totalmente consumidas por las grandes tecnologías, basaban sus relaciones en pantallas luminosas y sinceramente pensaba que aquello había menguado el ingenio real del contacto humano. De hecho en un primer momento, había esperado que así fuera, que el chico que tenía que acoger en su casa no pronunciase más de dos palabras al día y así él podría seguir con su inalterada vida. Al parecer no iba a ser posible, aunque tampoco estaba seguro de si aceptaría un cambio, aquel ser le suscitaba cierta curiosidad.

Miro de manera perezosa el viejo y escandaloso reloj que formaba parte del bar, indicando la hora nocturna-Se ha hecho tarde-No es que se acercaran a la media noche, estaban bastante lejos de esa hora, pero para él, acostumbrado a levantarse con el sol, el tiempo ya estaba corriendo en su contra-Puedes pedir algo más si quieres-le informó, había notado que apenas había probado las patatas y desconocía por completo el motivo-Y cuando acabes nos vamos-finalizó. Le intentó demostrar que podía tomarse su tiempo, apoyando una vez más la espalda en el asiento y observándolo en silencio.

Oliver Tanner - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!




Mérida
I want to see you be brave

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Momo el Lun 8 Feb - 16:28


You have to be kidding me

Ciertamente si aquello había sido una broma o una amenaza, Trevor lo había ignorado por completo. Su vista seguía inmersa en la patata; preguntándose en su fuero interno si ellos al menos estarían bien, a salvo. Recordaba al hombre que lo había interrogado intentando tranquilizarle, prometiéndole una llamada a la semana -y eso como mínimo- pero, al parecer, aquella promesa duró sólo el primer mes.

Las palabras del hombre sonaban de fondo como una de esas canciones country que obligatorias del coche del sheriff. Al menos así fue un buen rato hasta que dio finalizado aquellos pensamientos con un suspiro ausente y pensativo. Sus ojos, ligeramente más humedecidos viajaron del reloj al muchacho y del muchacho a él de vuelta, esperando algún tipo de humor sureño —¿Tarde?.— Sus cejas se elevaron por encima del grueso marco de sus gafas, dando a conocer su propia existencia al quedar prácticamente ocultas por el mismo —Espera... ¿tu camioneta se va a convertir en una calabaza o algo?.— Sus labios se curvaron en una cruel sonrisa. Para él, esa hora aun era la de preparar la cena, no de estarla terminando. Y desde luego distaba demasiado de la hora a la que solía dormirse.

¿Todos aquí os acostáis cuando se va el sol?.— Pregunta divertido, apoyándose en la mesa antes de coger una nueva patata e intentar mojarla en una parte de Ketchup que no estuviese infectada por el resto —¿Ya tenéis luz eléctrica? Fue un invento revolucionario que permitió que el hombre pudiese vivir de noche.— A pesar de que aquella sarta de palabras salían por mero instinto, el viaje había sido largo y sentía su cuerpo realmente pesado. Pero Trevor sabía perfectamente que aquella noche no dormiría... o no hasta demasiado tarde, la verdad. Nunca podía dormir bien la primera noche, y menos sin su almohada.

Podemos irnos ya.— Se encoge de hombros cuando juzga que de su cerebro no saldrán demasiadas jugadas ingeniosas para sacar de quicio a aquel granjero. Tampoco era buena idea ver hasta donde se estiraba la poca paciencia que parecía tener, pues bien recordaba que hacía apenas un par de horas lo había visto bailar desnudo como si fuese uno de esos indios de las películas. Solo de pensarlo, hizo que su mirada volviese a entretenerse juzgando a la camarera; esta vez con un leve rubor en los pómulos.
Trevor Pond - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!




~
~
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1029

Localización :
Look behind you... Nop. I'm not there.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Mérida el Dom 15 Mayo - 22:06


You have to be kidding me

Su ceño se frunció al escuchar la referencia sobre su camioneta, sin entender una palabra. No había pasado demasiado tiempo con él, pero intuía que aquello se trataba de una nueva forma de burla, como si el chico tuviera margen infinito para ello. Lo dejo hablar, pero solo consiguió que esta vez sus pobladas cejas se alzaran, mientras cruzaba los brazos bajo el pecho, mirándolo-¿Para qué quieres estar despierto hasta tarde?-preguntó de forma seria, le suponía una curiosidad real: El tiempo se aprovechaba mejor durante el día, se debía aprovechar durante el día, la noche era para el descanso.

Se quedó mirándolo durante unos largos segundos, sin saber que decir, no había comido mucho, pero dudaba que no pudiera aguantar una noche y él tampoco lo conocía como para saber si se trataba de un comportamiento normal. Cuadró la mandíbula antes de asentir con la cabeza de forma imperceptible y se levantó del asiento-Vamos-dijo antes de andar hacia la barra, mientras sacaba una vieja y raída cartera de la parte de atrás de sus pantalones. Que la camarera llevara la cuenta de forma afable hasta su mesa había dejado de ser una opción tras la charla que ésta había mantenido con su acompañante. No se preocupó de que el chico lo estuviera siguiendo, presuponía que era así. Dejó el dinero sobre la barra y alzó con gesto serio la mano saludando a Mindy, la camarera jefa, antes de dirigirse a la salida bajo la mirada de los pocos presentes que quedaban en Billy's, la presencia de alguien que no era del lugar suscitaba desconfianza en un sitio tan cerrado como aquel y eso lo habían podido comprobar tanto a la entrada como a la salida.

Puede que no fuera muy tarde, pero el cielo en el exterior mostraba los primeros rasgos despejados de la noche, inspiró profundamente aquel aire fresco, antes de guiar sus pasos hacia la camioneta. Habían sido suficientes cambios por un día, demasiadas palabras para una persona acostumbrada a pasar temporadas enteras en largos silencios. Casi de forma paternal le dio un par de golpecitos al techo de la camioneta, sintiéndose entendido por el objeto inanimado  y soltando un suspiro. Se introdujo en su interior, haciendo ronronear el viejo motor cuando la llave entro en el contacto y encendiendo las luces, las cuales no iluminaban demasiado-tendría que arreglar ese pequeño problemilla-. Su mirada se dirigió al que ahora era su inquilino cuando éste estuvo en el mismo espacio que él, definitivamente aquel plan de su tío tenía muchas lagunas y corrían el riesgo de no recordar como se nadaba. Pisó el acelerador y dirigió su vista al frente, con la idea de llegar pronto a casa.

Oliver Tanner - Noche calurosa en Texas
❄ thanks winter!




Mérida
I want to see you be brave

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
227

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Farm away

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.