Últimos temas
» ~ You're my first so many things
Hoy a las 12:42 am por MissJarlaxle

» Pedido de afiliaciones Élite y Hermana
Hoy a las 12:36 am por Invitado

» 1. Watch your back.
Hoy a las 12:09 am por Dice Master

» Never surrender
Ayer a las 11:57 pm por Magik

» Justice, Vengeance, Fury, Fire and Blood.
Ayer a las 11:38 pm por Little Ball of Psycho

» ♠ You left me in the dark
Ayer a las 11:33 pm por Sonder

» I AM ELIZA
Ayer a las 10:36 pm por Sassdonyx

» ~We do it for her~
Ayer a las 9:45 pm por Sassdonyx

» The moment when all the smiles died.
Ayer a las 9:01 pm por Carrie_B

» — Caged.
Ayer a las 7:07 pm por Schadenfreude

» Girls like girls like boys do
Ayer a las 6:35 pm por Schadenfreude

» ♠ War of hearts.
Ayer a las 1:34 pm por Hellcat

» Volantis: the first colony of Valyria
Ayer a las 12:45 pm por Carrie_B

» Trust your heart
Ayer a las 11:34 am por Aversiteespabilas

» ♠ Water will quench fire.
Ayer a las 9:23 am por Storm Queen

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

— Guilty Love

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— Guilty Love

Mensaje por Amantha el Vie Abr 24, 2015 6:13 pm

Los ángeles son comandados por Michael, quien les envía a luchar contra las fuerzas de Lucifer y que vayan a proteger a los humanos. Esta historia trata de dos ángeles en particular. Akaito, quien es uno de los ángeles que nacieron cerca del origen del mundo y Lizzie (Elizabeth) quien es una ángel que está recién graduada de la Academia de ángeles.

Akaito y Lizzie se conocieron gracias a Akashi Saiko, la maestra de Lizzie, y desde entonces se llevan realmente bien. Pese a que hay ciertas confusiones sobre sentimientos que han despertado por el tiempo que han estado compartiendo entre los dos.

No sería tanto problema si Akaito no fuese casado, probablemente, pero lo es y el conflicto que se les presenta no es otro que la decisión. Después de todo, decidir es una de las pocas libertades que tienen...

Y por ende, algo muy difícil de hacer.

personajes



Akaito Zadckiel | Kiyama Hiroto (Inazuma Eleven) | MirrorSound
Información:
Es un ángel que nació cerca del origen del mundo, aunque eso no lo convierte en uno de los más fuertes ni los más conocidos. Es perezoso, nada le interesa y detesta entrenar como nada en el mundo, aun cuando ha tenido que hacerlo para cumplir con su misión, que es proteger a los seres humanos de las fuerzas de Lucifer. Detesta tener que conversar con otros ángeles, especialmente porque piensa que todos los ángeles fuertes, han sido corrompidos por el poder, a excepción de su único amigo a quien raras veces ve, Adelgrieff. Akaito está especializado en el manejo del hacha de combate, por lo cual su estilo de pelea también es sumamente lento, acorde a su personalidad. Está casado con una ángel muy famosa, rica, fuerte y popular que se llama Yina Eri, quien es una invocadora y hechicera de magia verde. A ella le debe todo lo que posee y se lleva bien con ella, aunque realmente no la ame y sólo la vea como a una amiga. Sin embargo, recientemente ha conocido a una chica recién graduada de la academia de ángeles, Lizzie, quien casualmente tiene el mismo oficio que su esposa, y se ha enamorado perdidamente de ella, entrando en un conflicto moral sobre a quien debe elegir.


Elizabeth "Lizzie" Jane | Kagiyama Hina (Touhou) | Amantha
Información:
Aunque su rostro sea sumamente dulce y parezca una persona que no sería capaz de dañar a nadie... jamás le creas a su rostro. Lizzie, como se hace llamar Elizabeth, es una joven que puede engañar fácilmente con su rosto. Es hermosa, es dulce e hipnotizante, razón por la cual escogió su empleo en base a eso. Sin embargo, tanto como es hermosa puede ser letal y lo ha demostrado cuando asesina todos los monstruos que se le cruzan. Es bastante orgullosa pero es sumamente leal y dulce... cuando tiene que serlo, que en realidad no es todo el tiempo. Tiene habilidad, no hay duda de eso, por lo cual aprende bastante más rápido de lo que es normal. Le gusta ser necesitada, y no dudará en recalcar que la necesitan si debe hacerlo, después de todo ella requiere su lugar y no dudará en exigirlo, para que lo respeten. No soporta que le lleven la contraria ni perder, aunque eso signifique usar trucos sucios y bajos para ganar. Se acaba de graduar de la academia de ángeles, y ha conocido a Akaito ya que su maestra Akashi Saiko se lo presentó, quizás sienta algo por él. Quizás. Odia que Akaito sea un vago, razón por la cual siempre está diciéndole que debe moverse y hacer algo con su vida... hasta el momento, no podemos decir que lo logre tan bien pero constancia no le falta.

1x1 | Fantasía
❄ thanks winter!




Última edición por Amantha el Miér Jul 27, 2016 3:10 am, editado 2 veces


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Vie Abr 24, 2015 6:41 pm



Guilty Love


Elizabeth despertó temprano aquella mañana, como todas las demás, y alimentó a sus mascotas a primera hora igual que a su lobo, estuvo un rato jugando con ellos y paseando hasta que al final terminó por decidir que era hora de ir a entrenar.

Entendiendo entrenar como matar monstruos, que era lo que más le gustaba porque Lizzie después de todo tenía instinto asesino que difícilmente podría negar. De hecho tampoco lo negaría porque le gustaba tenerlo, ¿para qué negarlo?

Sin embargo, debido a que era un entrenamiento tenía que llevarse a una de sus mascotas y su lobo, por lo que preparó en su mochila más comida para su Hao, quien era su mascota elegida mientras que a Ren lo dejaría en la casa con comida, agua y cosas para jugar, y para su lobo Horokeu.

Lizzie realmente gustaba de subirse encima de Horokeu, pues podía de esa forma evitarse el caminar, pese a que en realidad a veces también le gustaba usar su robot ya que se sentía superior al resto aunque con su personalidad y la imagen que le daba al mundo solo se lo había dicho a Akaito.

Pensando en qué podría ser un digno enemigo, Lizzie terminó dirigiéndose a Misterious Garden a vencer a los Thunder Rabbits, ya que los consideraba adversarios interesantes. Aunque quizás primero debería avisarle a Akaito... oh bueno, ya se dará por enterado. Ren se quedó encargado de entregarle una nota si es que llegase a verla a su casa.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | ¡Vamos a entrenar! | Es de mañana | Con Akaito


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Vie Abr 24, 2015 7:32 pm



Guilty Love


Para cuando Akaito despertó ese día, ya era al menos media mañana y Yina ya se había ido. ¿A dónde? Bah, seguramente a entrenar como siempre. Ella era demasiado obsesiva con eso de volverse fuerte y era algo en lo que no concordaban. Sin embargo, después de estirarse un poco en la cama, dejándose caer de nuevo hacia la almohada y clavando la vista en el techo, un nombre que surgió en su cabeza le hizo sonreír de lado y cerrar los ojos, contemplando la imagen que tenía sobre esa chica en la mente. Desde que la había conocido, no hacía otra cosa que pensar en ella, la amaba y ya no era capaz de negarlo... más bien, ¿por qué negarlo? ¿Acaso el amor no era una bendición que habían recibido de Dios?

Suspiró pesadamente y miró por un momento la habitación. Su ropa estaba por ahí, en alguna parte y le daba pereza levantarse a buscarla, pero no tenía más opción. Se levantó por fin y encontró su pantalón curiosamente junto a la cama. Se vistió primero y después buscó su hacha y la lanza que recientemente había conseguido para practicar, consejo de Yina.

Hecho eso, consiguió algo para desayunar en la ciudad y se puso a pensar dónde podría encontrar a Lizzie ese día. Conociéndola, debía estar matando cosas... posiblemente en la academia, así que fue con el ángel encargado de la ciudad para que éste le enviara a la academia. Era la manera más rápida para llegar. Pero cuando llegó, no había nadie ahí, salvo por algunos estudiantes de los cuales ninguno notó su presencia. Extrañado por esa ausencia, Akaito regresó a la ciudad del bosque y fue a buscar la casa de Lizzie, lo que, cuando llamó a la puerta, pensó que debía haber sido lo primero que tendría que haber hecho. Sin embargo, su propia cabeza refutó esa idea diciendo que era mucho más divertido tratar de adivinar a dónde había ido ella, así perdía tiempo y no tenía que reportarse con sus superiores.

Tras no recibir respuesta, probó con abrir la puerta y la encontró abierta. Lizzie no estaba, pero el huevo con ojos que había visto capturar a la chica le dio la nota que ella había dejado para él. Suspiró de nuevo y salió de la casa, tras darle unas palmadas a la mascota de agua.

Silbó y su dragón descendió escandalosamente desde el cielo frente a él. Subió en él y se dirigió a toda velocidad al jardín, donde habían estado paseando y entrenando el día anterior. Entrenar no era una palabra que a él le agradara, cierto, pero con Lizzie era divertido. Le encantaba verla peleando y esforzándose, y no podía evitar vigilarla de cerca y asesinar a todos los monstruos que osaban acorralarla de una u otra manera. Le enfurecía que intentaran hacerle daño y amenazaran con matarla, aunque ya se había acostumbrado a esa sensación. Tendría que aprender en algún momento que ella podía defenderse sola, pero hasta entonces él seguiría cuidándola.

Tardó poco en llegar al jardín, principalmente porque ya se sabía el camino de memoria y su montura era bastante rápida. Sólo tuvo que darle un vistazo al lugar desde el aire para encontrarla, era fácil con tantos cadáveres de conejos en el camino. Sonriendo divertido, bajó junto a ella, apareciendo de la nada, según ella le había dicho una vez.

Hey~ Lizzie.

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | Paseando |
¿Es de mañana todavía? | Con Lizzie...


Última edición por MirrorSound el Sáb Mayo 09, 2015 7:27 am, editado 1 vez



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Vie Abr 24, 2015 8:12 pm



Guilty Love


Fue llegar al Jardín y verse rodeada de conejos que intentaban atacarla, probablemente para asesinarla, sabía que esos conejos por naturaleza eran agresivo razón por la cual no demoró nada en empezar a atacar.

La ventaja de ser una maga era el usar magia, pero también podía invocar una momia para que pelease en su lugar y su Hao también lo hacía, mientras ella iba lanzando hechizos. También había enamorado a uno de los conejos, para que matase a los demás.

A Lizzie realmente le gustaba eso de invocar cosas para que peleasen por ella, porque ella simplemente atacaba cuando algo se acercaba demasiado. A pesar de tener tan poco tiempo siendo ángel, porque era muy joven, sus instintos estaban muy bien desarrollados. Sobre todo el instinto de asesina, claro está.

Ya había matado a más de la mitad de los conejos que habían en el Jardín, aunque nunca se detenían ni dejaban de aparecer, cuando escuchó a alguien hablando detrás de ella.

Su primera reacción fue voltearse predispuesta a ordenar el ataque a todas sus invocaciones, pero le bastó un solo segundo para entender de quién era el que había hablado y alzó una ceja cuando por fin pudo verlo.

Siempre aparecía de la nada. ¡¿Cómo y por qué diablos siempre aparecía de la nada?! Eso era descortés, no podías simplemente llegar y... aparecerte, ¡así nada más!

Akaito... ¿cómo y en qué momento llegaste aquí? No, el cómo ya me lo supongo, ¿en qué momento llegaste?

Porque no advirtió su presencia hasta que apareció, y eso para Lizzie era imperdonable. Pero luego relajó un poco su postura, estirándose mientras sus invocaciones seguían peleando por ella como era lo normal en Lizzie.

¿Ren te dio la nota o llegaste por ti mismo? Le dejé una nota para que supieses que hoy iba a venir aquí. ¿Hoy iremos a algún evento?

Lizzie podía no reconocerlo fácilmente, pero le gustaba mucho ir a eventos con Akaito, aunque a veces fuesen con su maestra y ella estuviese más bien como su niñera. Después de todo, por alguna misteriosa razón Akaito tendía a no dejarla sola...

Sobre todo en los eventos en los que tenían que derrotar a monstruos bastante fuertes, aunque Lizzie podía entenderlo. En el último al que fueron, ella murió aproximadamente cuatro veces. Aunque el recuerdo no es agradable.

¿O viniste a entrenar conmigo?

Un cierto brillo se instaló en las pupilas verdes de la joven, quizás un poco de esperanza, en realidad siendo la persona que era Lizzie siempre quería que Akaito no se las diese de vago. De hecho varias veces podía incluso pelear con él para que se levantase e hiciese algo, aunque no tuviese tanta suerte.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | ¡Vamos a entrenar! | Es de mañana | Con Akaito


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Vie Abr 24, 2015 8:29 pm



Guilty Love


No reprimió en absoluto una risa que surgió de sus labios al ver la expresión de Lizzie y escucharle. ¿Por qué tendría que esconder su felicidad? Ella le hacía sentirse bien, feliz y divertido casi todo el tiempo. Lo único que cambiaba esa actitud era verla en peligro, y no podía evitar ser de esa forma. Iba a responderle, por supuesto, que acaba de llegar por lo que no tenía que preocuparse de que él hubiese visto algo más de lo que ella estaba dispuesta a mostrarle, pero continuó con esas preguntas, que le hicieron acomodarse sobre la silla de montar de su dragón, escuchándola con aparente interés, aunque en realidad lucía más aburrido, especialmente por la última pregunta.

Si quieres entrenar, te llevo con Yina. Ella sigue matando esas muñecas graciosas.

Que para él eran graciosas, pero para Lizzie eran aterradoras. Se lo había dicho varias veces cuando fueron con la esposa del pelirrojo.

Y nah, los eventos son durante la tarde. No sé cuál será el día de hoy, por cierto, pero sólo puedo llevarte a los que son seguros para ti... hay otros donde no podría estar contigo y sería molesto enterarme que estuvieron asesinándote en mi ausencia.

Porque él sabía perfectamente que eso llegaba a suceder en algunos eventos en especial. Los ángeles corruptos tendían a perseguir, cazar y asesinar a los novatos, mientras que él y Yina eran de los pocos ángeles antiguos del Edén que se dedicaban a cuidar de los más jóvenes. También estaba el hecho de que había tenido que pedirle a Akashi en varias ocasiones que les acompañase, porque el nivel que tenía la invocadora, si bien era alto, no era suficiente para liquidar a algunos enemigos y él había tenido que abandonar su propia cacería para ir a protegerla. No es que eso le molestase en realidad, simplemente le decepcionaba no poder conseguir suficientes regalos lindos para ella de los monstruos que dejó de asesinar.

Pero sí, fui a verte a tu casa y Ren me dio esa nota. Yo pensaba que estarías en la academia, pero ya veo que te divierte más este sitio. Bueno, a mí también me gusta... — Akaito levantó su hacha repentinamente y lanzó una pantera roja fantasmagórica, Panther Killing, contra algunos conejos que habían logrado superar la barrera de invocaciones y mascotas de Lizzie. — ...Salvo porque odio a esos conejos. — Suspiró un poco y volvió a mirarle con un poco más de amabilidad, notando ese sonrojo que era permanente en su rostro cada vez que estaba cerca de la chica — ¿Y estas aquí por quest? ¿Ya entregaste las cosas que debías hacer?

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | Paseando |
¿Es de mañana todavía? | Con Lizzie...



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Vie Abr 24, 2015 8:57 pm



Guilty Love


La mención de las muñecas hizo que Lizzie hiciese un puchero casi instantáneamente, sabía por la esposa del pelirrojo que esas cosas eran agresivas. ¡Mataban a su oso de peluche! ¡No era algo normal!

Iba a decírselo, cuando Akaito respondió y Lizzie sonrió mitad culpable y mitad divertida. Después de todo, Lizzie le había dicho a Akaito que la habían asesinado cuatro veces (aunque no contó, en realidad) y su comentario no podía dejar de parecerle gracioso.

Lizzie estaba bastante concentrada en las palabras de Akaito que incluso se sorprendió un poco cuando notó que estaba atacando a unos conejos que habían logrado superar su barrera. Claro, a esos eran los que Lizzie siempre tenía que atacar.

Escuchó con calma las palabras del pelirrojo hasta su última pregunta y se mostró bastante orgullosa antes de contestar con un tono bastante solemne.

En realidad no estoy aquí por quest, ya entregué las que debía aunque me dieron más, pero iré más tarde a cumplirlas. Después de todo, estar haciendo quest todo el día tampoco es tan entretenido.

Lizzie sonríe alegre al comentar lo último, pese a que las quest son entrenamiento, a veces le aburren porque debe asesinar y no conseguir nada a cambio. En cambio, con los conejos no tiene nada que conseguir que no sea experiencia. Y esa la consigue sí o sí. Así que como se vea, para Lizzie es mejor esto, aunque luego vuelve a hacer un puchero.

Y estoy bien entrenando aquí, no quiero ir con esas muñecas asesinas de ositos de peluche...

O quizás iría, acompañada de Akaito. Al menos acompañada de Akaito esas muñecas no eran tan terroríficas, aunque intentaba no pensar demasiado en ello. Luego volvió a sonreír alegremente.

De cualquier forma, no es necesario que te preocupes tanto por mi. Durante los eventos revivo bastante rápido, no deberías pensar tanto en mi.

Porque esa era una de las ventajas de los eventos, que ella podía revivir bastante rápido y volver con Akaito mucho más rápido de lo que tendía a hacer en situaciones normales.

Aunque de todos modos si son en la tarde, hay que hacer algo mientras tanto. ¿Seguro que no quieres entrenar un poco conmigo? Es divertido, y sabes que debes hacer algo...

Y no quedarte como un vago, va a añadir, pero su simple sonrisa parece decirlo todo.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | ¡Vamos a entrenar! | Es de mañana | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Sáb Abr 25, 2015 2:37 am



Guilty Love


Akaito escuchó con atención las palabras de la chica, con la atención que difícilmente le daba a alguien más aparte de Yina y Adelgrieff, y notó que le hacía gracia lo que ella decía. Era bastante parecida a Yina, desde su punto de vista. A ella tampoco le gustaba tanto hacer misiones como a él, pero adoraba matar cosas y tener niveles altos.

Lo siguiente que dijo definitivamente le hizo gracia, sencillamente porque sí. Era gracioso que él considerara las muñecas lindas y adorables porque mataban a su osito y ella considerara que daban miedo por justamente eso. Se rascó un poco la cabeza recordando que realmente había revivido tan rápido que un par de veces no se había dado cuenta de que la habían matado, pero eso no hacía que dejara de preocuparse. De hecho no podía evitar sentir los nervios crispados cada vez que se acercaban monstruos, tal como ocurría en ese instante. Akaito liquidó un par de conejos más y luego bajó de la montura, escuchando con tranquilidad lo último que decía la chica.

No quiero entrenar, pero definitivamente hay algo que quiero hacer contigo~

Le dio una sonrisa coqueta a la chica, levantando una de sus manos para invitarla a bajar de la montura y acompañarle un rato. Tal vez podrían ir a la capilla que estaba cerca y conversar un rato... tal vez podrían hacer un poco más que eso. Aunque ella sólo pensaba en entrenar y eso le recordaba a Yina. Y también le recordaba el hecho de lo extraño que se sintió viéndolas conversar juntas como si nada, considerando que a ambas ya les había dicho su situación con cada una.

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | Paseando |
¿Es de mañana todavía? | Con Lizzie...



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Sáb Abr 25, 2015 2:56 am



Guilty Love


Elizabeth observó con calma a su acompañante, aunque con sus palabras puso una media sonrisa sin poderlo evitar. No podía evitar sentirse a medias incluso bien con las palabras que decía Akaito pese a que la situación no estaba para eso. Por supuesto que, teniendo la personalidad que tenía Lizzie, no era tan raro.

Pese a eso, solo soltó una risita por lo bajo para disimular su propia turbación a sus sentimientos egoístas. En realidad, eran egoístas pensando en la mujer de Akaito, no por ella misma. Ella era libre, como un ave, y no le rendía cuentas a nadie. Pero con Akaito las cosas cambiaban, él estaba casado. Pero él la había buscado, Lizzie no había hecho nada. Eso contaba, ¿no? pese a que podía sentirse mal porque Yina después de todo la había ayudado y ella... Bien, debía dejar de pensar en ello.

Observó la mano que el pelirrojo le extendía y la tomó, sin dudarlo por mucho tiempo más, mientras bajaba de su montura y sonreía tranquila en dirección a Akaito. No tenía por qué sentirse culpable, era lo que continuamente se decía a sí misma, y en realidad si no fuese porque Yina había sido amable con ella y le había incluso regalado a Hao no se sentiría culpable. Lizzie no era una persona que se destacase precisamente por sentirse culpable ante algo, de hecho era raro que lo hiciese, pero habían situaciones que lo ameritaban.

No sé que es lo que estás pensando, pero si es algo pervertido puedes ir olvidándolo. De hecho, olvida el "pero si es algo pervertido". Olvida lo que estés pensando, sé que es algo pervertido.

Lizzie llevó una de sus manos a su cintura, escudriñando con la mirada al pelirrojo y a continuación volvió a sonreír alegre.

Pero podemos ir a dar una vuelta, si llegamos a un lugar tranquilo puedo darle de comer algo de carne a Hao.

Era una de las cosas que había echado para él, después de todo, igual que para Horekeu. A su lobo especialmente le gustaba mucho la carne, lo que a Lizzie le hacía gracia. Tiró algunos hechizos a los conejos que se acercaban con toda calma y miró a Akaito.

¿Vamos?

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | ¡Vamos a entrenar! | Es de mañana | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Sáb Abr 25, 2015 4:47 am



Guilty Love


No podía decir que no le hubiese sorprendido que Lizzie aceptara su mano y bajar de la montura, pero sí que pudo sonreír mucho más de lo que podría haber pensado cuando lo hizo. Su mirada se iluminó al sentir que la chica estaba más cerca de él y no pudo esperar a que terminara de hablar para rodear con ambos brazos su cintura, deseando atraerla más hacia él, aunque sus palabras le hicieron echarse a reír por lo bajo.

Sonriendo todavía le devolvió la mirada a la chica antes de que aceptara ir a pasear con él. Ese era uno de sus pasatiempos favoritos, aunque ello exasperara a Yina cuando le contaba acerca de esas anécdotas. Simplemente pasear, sin tener que preocuparse de otra cosa que su mutua compañía, era de las cosas que más le agradaban al pelirrojo.

Se encogió de hombros antes de responder, y ella liquidó otros conejos cuando lo hizo. Sin embargo, con su pregunta final, se acercó por fin a la menor y colocó descaradamente sus manos a ambos lados de la cadera de ella, descendiendo para intentar besar su cuello, aunque se detuvo a pocos centímetros por razones que ni él comprendía y suspiró con suavidad.

No puedo dejar de pensar en ese tipo de cosas cuando te tengo frente a mí... Lizzie, eres tan hermosa~

Bajó un poco la cabeza, con un gesto de ligero arrepentimiento por estar pensando en algo tan... perverso... estando en un lugar tan público y peligroso como Misterious Garden. Pero ni así retiró sus manos de la cadera de ella y en cambio le dedicó una expresión divertida al volver a levantar la mirada.

Te amo... pero... ah... — Suspiró pesadamente — Maldición, me conoces demasiado bien...

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | Paseando |
¿Es de mañana todavía? | Con Lizzie...



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Sáb Abr 25, 2015 5:25 am



Guilty Love


Lizzie se sorprendía a veces por el rumbo que habían tomado las cosas, pero tampoco hacía nada por cambiarlo. Porque no quería cambiarlo, porque le gustaba de esa forma, y solo observó a Akaito cuando él puso sus manos en sus caderas e intentó besar su cuello.

En su mirada ni en su actuar se notaba arrepentimiento alguno por lo que estaba haciendo, estando tan cerca de un hombre casado, y escuchó con calma sus palabras que le hicieron sonreír con cierta superioridad. No podía evitarlo.

Lizzie requería ciertas satisfacciones muy básicas, y una de esas satisfacciones era sentirse admirada, no exactamente por egocentrismo aunque algo existía de eso. Pero que Akaito le dijese que era hermosa era algo que le gustaba, ¿para qué negarlo? Ella sentía algo por Akaito, aunque no quisiese ponerle nombre aún. Pero sabía que sentía algo por él, y sinceramente... le agradaba saber qué cosas podía ocasionar en el pelirrojo.

Notó su expresión, porque Lizzie había aprendido a ver todo gesto de él, pero no se sintió mal por el arrepentimiento que Akaito mostraba. De hecho, eso era lo correcto... pero sus palabras simplemente la hicieron sonreír sin que ella pudiese evitarlo. ¿Cómo podía arrepentirse si las cosas se daban así? ¿Cómo podía sentirse culpable de esa forma? No podía, simplemente no era posible.

Y yo te amo a ti, pero sabes muy bien que te conozco.

Lizzie conectó sus ojos con los del pelirrojo y sonrió de medio lado.

Me ofende que consideres siquiera que no te conozco lo suficiente para saber qué pasa por tu mente, pero deberías tomar un poco más en cuenta el lugar en el que estamos.

Como para recordárselo, Lizzie volteó un poco su rostro para observar a su momia y a Hao peleando con uno de los conejos. Lo que le recordó al mismo tiempo que tenía que tener cuidado con su mascota, pues no podía arriesgarse con él.

Este lugar está lleno de conejos asesinos y tú piensas en eso. Muy mal hecho, Zad.

Lizzie sonrió con picardía nada más decir el "Zad". Sabía muy bien que a Akaito no le gustaba nada que le dijesen así, como a ella no le gustaba que le dijesen Elizabeth o, ¡peor! Jane. Pero ella no podía evitarlo, y Akaito nunca le hacía nada. Contrario de ella, claro, que seguramente armaría un berrinche si le dijesen Elizabeth o Jane.

Bien, creo que de todos modos podemos comenzar a movernos, Zad. Tenemos que ir a un lugar más seguro si quiero darle de comer a Hao y dejarlo descansar, así que vamos, anda.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | ¡Vamos a entrenar! | Es de mañana | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Sáb Abr 25, 2015 8:54 am



Guilty Love


Akaito no apartó sus ojos de los de Lizzie en ningún momento, porque para empezar, no quería ni podía apartarlos. Ella era en una palabra hermosa. Demasiado para poder describirla, demasiado para poder evitar el sonrojo que cubría sus mejillas todo el tiempo y el latir acelerado de su corazón. Cuando estaba cerca de ella, su respiración se volvía agitada, sutilmente, pero él lo notaba. Claramente lo notaba, todo lo que esa chica despertaba en él. Y escucharle decir que también lo amaba no hacía otra cosa que incrementar la felicidad y el cariño que le tenía a esa niña... porque lo quisiera o no, ella era una niña en comparación con él.

Continuó escuchándole, principalmente porque cada segundo que pasaba, se embelesaba más y más de esa preciosa voz, y que dijera que ella le conocía tampoco ayudaba a distraer su atención de la más joven. Adoraba que le conociera, por las buenas y por las malas, adoraba todo de ella, incluso más de lo que adoraba a Dios, aunque eso pudiera ser catalogado como blasfemia.

Y luego escuchó que le llamaba por ese odioso apodo y sencillamente se echó a reír por lo bajo. A cualquier otro lo habría golpeado. O se habría largado dejando la conversación donde estuviera sin más. Pero que Lizzie le llamara Zad sonaba... divertido. Quizás era su propio egoísta y enfermizo enamoramiento, pero nada de lo que ella hiciera o dijera le molestaba.

Lizzie mencionó a los conejos asesinos de nuevo y una vez más le llamó por ese apodo. Akaito sencillamente le miró divertido y respondió por fin, con una gran sonrisa, dulce y al mismo tiempo embelesada plasmada en su rostro.

Nunca he dudado que me conozcas, Lizzie, sólo estaba lamentándome un poco por eso... Pero, no está tan mal. Después de todo, tú eres mi dueña...

Se aseguró de recalcar esas últimas dos palabras en un tono embelesado, incluso un poco coqueto. No era del todo cierto, puesto que ese anillo continuaba en su dedo, pero para él, todo su cuerpo, su alma, su mente, su corazón y cuanto poseía, le pertenecía a Lizzie. Porque la amaba, simplemente por eso.

Vamos a la capilla o a la mansión de esa señora. A menos que quieras regresar a la ciudad... — Miró un instante con cierto desdén a la mascota fantasma de Lizzie y a la momia cuyos gemidos le crispaban los nervios — Pero no es justo que sólo él coma, yo también quiero que me des de comer...

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | Paseando |
¿Es de mañana todavía? | Con Lizzie...



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Sáb Abr 25, 2015 4:09 pm



Guilty Love


Lizzie sonrió, sin poder evitarlo, al escuchar la respuesta de Akaito. Porque le gustaba esa respuesta, y no evitaba que eso le gustase. Sabía que, ciertamente, esa respuesta no era cierta pero incluso sabiéndolo le daba igual. Simplemente las cosas se daban así, Lizzie gustaba de saberse dueña de Akaito. Le gustaba, no podía mentir.

Pero luego, cuando Akaito mencionó que podían ir a la capilla Lizzie asintió alegremente aunque se echó a reír con la mirada que le dirigió a Hao y sus palabras, y es que le parecía algo tan infantil para un ángel de la edad que Akaito que no pudo evitarlo. Aunque igualmente sonrió alegremente y comentó con un tono divertido.

A la capilla está bien, ahí hay lugares donde comer. Y solo traigo alimento para mascotas... aunque quizás tenga algo que pueda darte para comer, pero si no podemos regresar a la ciudad y te preparo algo para comer en mi casa, ¿te convence eso?

Lizzie sonrió con dulzura, tranquilamente, mientras observaba a Akaito esperando su respuesta.

Y respecto a lo que dijiste antes, esas respuestas a mi me gustan... y debes acostumbrarte a que te conozca, aunque no haré nada malo con la información, con eso debes relajarte.

Lizzie sonrió picaramente al decir esas palabras, porque en realidad ni ella misma se creía eso de "no haré nada malo", después de todo... Lizzie es Lizzie.

Bueno, andando. Como nos quedemos más tiempo aquí, los conejos acosadores empezarán a atacarnos más y me cansan.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | ¡Vamos a entrenar! | Es de mañana | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Sáb Abr 25, 2015 5:02 pm



Guilty Love


La risa de Lizzie era el sonido más bello para él y no podía dejar de considerarlo así. Había oído entre los humanos (quienes ignoraban que ellos fuesen ángeles) que las voces de los ángeles eran lo más hermoso del mundo y él sólo lo había entendido hasta que había conocido a Lizzie... porque claro, no había manera en que la voz de Adelgrieff causara la más mínima impresión en él. Ni siquiera la de Yina era tan bella. Pero pensar en que consideraba superior a Lizzie sobre Yina algunas veces le causaba cierto remordimiento...

Akaito suspiró pesadamente, mitad por el comentario de Lizzie sobre que quizás tenía algo que podía darle y mitad por sus propios pensamientos. Pensando la mejor manera de responder, las siguientes palabras de la chica le hicieron sonreír de nuevo, un poco más coqueto, quizá hasta sensual, de lo que debería. Adoraba que ella le conociera, no había duda y eso hacía que ese sentimiento de culpabilidad saltara por la borda de inmediato. Por supuesto que no se creía en absoluto que Lizzie no fuese a hacer nada malo con todo lo que sabía de él, pero ni así temía, ni así dejaba de encantarle.

Después de escucharle esas últimas palabras, se inclinó por instinto para besarla en los labios, pero nuevamente se detuvo a pocos milímetros del contacto. No era que no quisiera hacerlo, moría de ganas por probar esos dulces y tentadores labios, conocer su sabor y el sabor de su boca. Pero había algo que siempre le obligaba a detenerse y pensaba que probablemente sería la culpa... o tal vez el propio Dios le impedía hacerlo por una u otra razón. Suspiró con suavidad sobre los labios de la chica y murmuró por fin su respuesta, con los ojos cerrados para permitirse disfrutar del aroma de su piel y su cabello y la cercanía que tenía con ella.

Sólo necesitas un acosador... Y no quiero comer lo de Horokeu. Vamos a tu casa.

En realidad no esperó una respuesta. Pasó una mano por la espalda de Lizzie y la otra hacia sus rodillas para levantarla con delicadeza, como un príncipe llevando a su princesa, y la llevó de este modo hacia su dragón. Le ayudó a subir a él y montó justo detrás, para poder abrazarla mientras llevaba las riendas de su montura. Silbó para que el lobo de la chica les siguiera y regresó volando tranquilamente hacia la ciudad.

El camino fue tranquilo, el viento les daba en la cara, pero a él no le molestaba. Tenía ganas de abrazar con más fuerza a Lizzie, pero se resistió, porque eso podría hacerles perder el equilibrio, o cuando menos, el rumbo. Cuando llegaron a la ciudad, descendió con cuidado y le ayudó a bajar, esperando a que Horokeu les hubiese alcanzado antes de hacer una segunda invitación con un tono casi sensual.

¿Quieres que te lleve cargando hasta tu casa?

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | Paseando |
¿Es de mañana todavía? | Con Lizzie...



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Sáb Abr 25, 2015 6:23 pm



Guilty Love


Lizzie observó a Akaito cuando se inclinó hacia ella, por un segundo pensó que iba a besarla pero cuando no lo hizo la peliverde sonrió un poco. Después de todo, eso era lo correcto, pese a que era totalmente incorrecto que ambos dijesen que se amaban al menos algo correcto hacían.

Lizzie se preguntó, sin embargo, qué tan malo sería besarlo por una vez. Pero acalló a su propia voz interior, porque la respuesta era demasiado obvia. Lizzie sabía que era incorrecto permanecer de aquella manera con un hombre casado, pero después de todo la locura de la juventud le jugaba en contra. Ella era joven, aunque pudiese no parecerlo. Lo era, y muchísimo más que Akaito.

Aunque se rió un poco cuando le escuchó decir que necesitaba solo un acosador, de eso no había duda, aunque los monstruos que enamoraba también se convertían en sus acosadores porque la seguían, pero eso era lo que hacía el hechizo después de todo. Aunque iba a responderle algo a Akaito, él no la dejo.

Solo la tomó de aquella forma que hizo sonrojar a Lizzie, lo que nunca tendía a pasar y por eso era un hecho memorable, aunque al final en el camino que tomaron a la casa con Hao y Horokeu siguiéndoles hizo que el sonrojo desapareciese del rostro de Lizzie aunque la peliverde se culpaba por ser tan débil y sonrojarse.

Aunque desgraciadamente para ella, volvió a sonrojarse completamente cuando llegaron, Akaito la ayudó a bajar y dijo esas palabras. Lizzie desvió su mirada, avergonzada sin una verdadera razón, y es que debería estar acostumbrada a las cosas que dice Akaito pero simplemente... le ha tomado por sorpresa, sí, es eso. Ella nunca se sonroja sin razón. Es que le ha tomado por sorpresa, punto.

Lizzie volvió su mirada hacia Akaito y sonrió un poco, divertida intentando disimular su desliz.

No necesito que me cargues, Zad. Aunque no lo creas, soy una chica fuerte que puede caminar sola, andando.

Aunque en realidad no era su única razón para negarse. También estaba el hecho de que si estaba demasiado cerca de Akaito, tendría deseos que no debía tener. El deseo de besarlo volvería a hacerse presente, y Lizzie no quería. Ella seguiría pretendiendo que no ocurría nada, que no pasaba nada, porque era lo correcto.

No importaba que estuviesen frente a frente, no importaba que tan cerca estuviesen, ella siempre seguiría pretendiendo. Seguiría resistiéndolo, seguiría manteniéndose fuerte. Era lo correcto.

Mientras iba pensando en eso, caminó hasta su casa hasta abrir la puerta e inclinarse para hacer cariño a Ren que salió a recibirla no sin cierto entusiasmo.

Puedes sentarte ahí, yo haré la comida.

Dijo, señalando uno de los sofás y sonrió tranquila antes de dejar su mochila y sacar de ahí todo lo que llevó de alimento dejándolo en la mesa y sirviéndolo en los platos de sus mascotas y de Horokeu.

Por supuesto, Horokeu fue el primero en entrar corriendo para alimentarse como una bestia salvaje mientras ella empezaba a preparar algo para comer para ella y Akaito aunque antes de hacerlo se mordió el labio pensativa en tanto se ponía un delantal y volvía a la sala en donde había dejado a Akaito.

¿Qué es lo que quieres comer?

Quizás debió empezar preguntando eso.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | Estamos en mi casa~ | Es hora de comer algo | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Sáb Abr 25, 2015 9:42 pm



Guilty Love


Akaito notó el sonrojo y la manera en que le evitó la mirada después de su pregunta. Había cumplido con su propósito y con eso era suficiente para satisfacerle, al menos, por el momento. Sin embargo la respuesta que le dio después de recuperarse, le obligó a reír por lo bajo. Le había vuelto a llamar por ese estúpido sobrenombre, pero de ella no le molestaba. En cambio le parecía divertido que dijese que podía caminar por su cuenta. Por supuesto que sabía eso, pero también sabía cuánto le gustaba a ella ser consentida y cuánto le encantaba a él consentirla.

Riendo bajo por ese hecho, la siguió con total tranquilidad hasta su casa, entrando después de ella y haciéndole una señal a Ren para saludarlo, mitad agradecimiento por haberle dado aquella nota y mitad divertido por la manera en que recibía a su dueña. Echó un vistazo al sofá después de oír a Lizzie y obedeció de inmediato, quitándose las botas y dejando el hacha y la lanza apoyadas en la pared para acomodarse en el sofá.

Vio a la chica desaparecer en la cocina y sacó a su pequeña mascota para jugar un rato con él. Era un ser mitad dragón, mitad humano, con una enorme melena roja y un cráneo de dragón a modo de casco. Había sido regalo de su esposa y no le había cambiado el nombre que ella le había dado, sencillamente porque no se le ocurrió un nombre mejor. ChibiGod hacía unos ruidos graciosos cada vez que le acariciaba la melena, así que se dedicó a hacer eso, hasta que la chica volvió a la sala y preguntó aquello.

Estaba a punto de responderle que cualquier cosa estaba bien, porque realmente no le importaba qué fuese a cocinar. Pero al verla con el delantal se quedó completamente en blanco y su mente se bloqueó por completo. ChibiGod le gruñó ligeramente porque había dejado de acariciarle, pero no lo escuchó. Estaba completamente prendado de la chica peliverde, al grado de olvidarse del mundo a su alrededor. En su cabeza sólo existía ella, con esa hermosa inocencia que aparentaba y esa figura simplemente celestial, superior a la de cualquier otra ángel. Notó que se había sonrojado y que sus labios estaban todavía entreabiertos haciendo el amago de querer decir algo, aunque no podía pensar en absolutamente nada qué decir. Al menos hasta que su boca se movió por su cuenta y dijo algo que le hizo sonrojar aún más y reaccionar por fin.

Te ves hermosa con ese delantal... Me hace pensar que estamos recién casados...

En cuanto pronunció esas palabras, Akaito apartó su vista de la chica y permitió que se perdiera en la melena de su mascota, quien volvió a tener su atención. Balbuceó un poco, tratando de corregir lo que acababa de decir, aunque el sonrojo en su rostro entero no disminuía.

A-ajem... Quiero decir, cuando te cases, seguro que lucirás muy bien y serás una excelente esposa... S-sí, eso... El hombre que se case contigo será sumamente afortunado, qué envidia, jajaja...

ChibiGod gruñó de nuevo, porque Akaito no pudo evitar tensarse un poco con sus últimas palabras. Porque era obvio que él no quería entregarle a Lizzie a nadie, a pesar de que él mismo tampoco podía tenerla. Era sumamente egoísta, pero no podía dejar de pensar de esa manera. Finalmente, no pudiendo resistirlo más, suspiró pesadamente y trató de responder a la pregunta hecha por fin, aunque no levantó su mirada de su mascota en ningún otro momento.

E-ehm... sobre la comida... hamburguesas estaría bien... pero lo que tengas a mano será genial igualmente...

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | Paseando |
¿Es de mañana todavía? | Con Lizzie...



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Sáb Abr 25, 2015 11:26 pm



Guilty Love


Lizzie no se esperaba esa respuesta, por lo que se sorprendió un poco, claramente le gustó que le dijese que se veía hermosa pero la mención de "casamiento" simplemente la descolocó. Sobre todo lo que dijo Akaito luego, sobre que cuando ella se "casase".

Porque por la mente de Lizzie jamás había pasado la idea de casarse, imaginarse de blanco o con algo que no fuese su vestido rojo largo incluso la hacía reír. Pero pensar en casarse era algo que estaba fuera de sus pensamientos, porque ella no tenía material para casarse con nadie... o quizás con alguien que pudiese cumplir sus exigencias, que pudiese comprenderla y mimarla.

Sonrió un poco, escuchando a Akaito y asintió a sus palabras pese a notar que no está mirándole directamente.

La verdad, es que dudo que alguna vez quiera casarme. Después de todo, para casarme tendría que encontrar a alguien que pudiese conocerme, comprenderme, aguantar mis exigencias y mimarme. La verdad es que es difícil encontrar a alguien así, aunque si lo llego a encontrar sin duda alguna me casaré.

Aunque eso permanecía alejado de su mente, tuvo la necesidad de decirlo. Quizás, esa parte de sí misma oculta, quería aclarar algo. Después de todo, ellos dos no podían dejar de pretender. Lizzie tendría que hacer su vida, alejada de Akaito. Eso era lo más sano. Y quería que el lo tuviese claro, que en otro momento y cuando creciese más, cuando conociese a alguien más... se casaría. O simplemente se enamoraría.

Hamburguesas tengo, con queso.

Sonrió alegremente antes de volver a la cocina y sacar hamburguesas para ponerse a cocinar. Entre tanto hacía eso, tuvo que varias veces darle más comida a Horokeu que parecía tener un hambre siempre insaciable. Aunque al final, para cuando Lizzie terminó por fin de darle de comida, también terminó de preparar las hamburguesas y sirvió refrescos antes de volver con todo en una bandeja y dejarla en la mesa para comer.

Ya está, vamos a comer.

Sonriendo alegre, Lizzie observó a Akaito mientras se quitaba el delantal y lo dejó en la silla sentándose y esperando que Akaito hiciese lo mismo.

Espero que te gusten.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | Estamos en mi casa~ | Es hora de comer algo | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Dom Abr 26, 2015 3:33 am



Guilty Love


La primer afirmación de Lizzie hizo que su corazón comenzase a latir demasiado acelerado como para poder contenerlo. La idea de que Lizzie fuera libre por siempre, al menos, libre para que él pudiera permanecer a su lado sin mayor remordimiento que el que ya cargaba, le hacía sentirse bien, a salvo, seguro. Sus manos dejaron de tensarse sobre la cabeza de su mascota, que volvió a hacer ruiditos de cariño para dejarse acariciar más por el pelirrojo. Aunque el siguiente comentario de la menor hizo que se quedase algo pensativo, sin poder evitarlo.

Después de todo... él la amaba, la consentía, la mimaba, la admiraba y no se cansaba jamás de estar a su lado. Aún si ella intentaba molestarle o hacía cosas que a otros harían fácilmente perder la paciencia, él la amaba cada vez más, cada segundo más con su forma de ser, con sus virtudes y sus defectos, siendo capaz de decirle entre risas cuánto más la amaba por ser como era si llegaba a equivocarse. Pero... ¿realmente era tan difícil que alguien pensara como él? Después de todo, Lizzie era una ángel virtuosa y una mujer sumamente hermosa y capaz de lograr lo que se propusiera. Con esa personalidad suya, no dudaba que en cuanto se volviera más fuerte, los demás ángeles comenzarían a interesarse en ella, tal como sucedió con Yina.

Aquel pensamiento arrancó un suspiro apenas notorio de sus labios, que en realidad, ChibiGod notó mucho más porque el pelirrojo dejó de jugar con su melena. Finalmente, Akaito asintió al comentario sobre que tenía hamburguesas y le dejó marcharse, él mismo perdiéndose en sus propios pensamientos una vez más, hasta que la voz de la chica le sacó de su ensoñación. Levantó la vista lánguidamente hacia donde ella estaba, notando que ya se había quitado el delantal y suspiró pesadamente, antes de ordenar a su mascota que volviera a su huevo dorado, el cual guardaba en su bolsillo.

Tomó el respaldo de una de las sillas e hizo el amago de sentarse con una flojera que lucía descarada incluso en él. Pero en el último segundo, avanzó hasta la chica y una vez más hizo el intento de besarla, fallando estrepitosamente a milímetros de completar el acto como siempre, solo logrando percibir su aliento, su respiración y la sensación de calor que emanaban sus delicados labios, lo que únicamente incrementaba su frustración interna y la desesperación por ceder de una vez por todas a la dulce tentación. Aún así, conteniéndose como de costumbre y ahogando un suspiro, tomó su mano y le obligó a levantarse para sostenerla contra su pecho, murmurando suavemente y mirándole con un brillo travieso en sus ojos.

Lizzie, nena... El único que conoces que encaja con esa descripción soy yo... ¿Esa ha sido una declaración? Si es así, ¿cómo debería responder?

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | En casa de Lizzie | Hora del almuerzo | Con Lizzie..



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Dom Abr 26, 2015 3:58 am



Guilty Love


Lizzie estaba esperando que Akaito se sentase, aunque frunció el ceño al ver cómo estaba pretendiendo hacerlo porque después de todo Lizzie detestaba que Akaito fuese un vago. Aunque cuando intentó besarla una vez más, el deseo de que completase por una única vez esa intención se hizo presente aunque desapareció rápidamente.

Lizzie sabía, de verdad sabía, que estaba mal lo que estaban haciendo. Que estaba mal hablar sobre amor con un hombre casado, que estaba mal amar a un hombre casado, y que lo correcto era mantener su distancia. Pero no podía, simplemente era algo que la superaba. Era joven, simplemente no podía pensar con la claridad que los años pueden permitir.

Aunque cuando Akaito la levantó y la sostuvo mirándole de esa forma y diciendo esas palabras, Lizzie tuvo que usar todo su autocontrol (uno que de verdad a veces desaparecía) para no sonrojarse. ¡Porque ella no lo había dicho con esa intención! Aunque se daba cuenta también con esas palabras que en realidad es cierto. La única persona que conoce con las características que ha mencionado no es otro que Akaito.

No es una declaración, simplemente estaba describiendo a alguien que calzase con lo que yo pedía... y no te amaría si no calzases con lo que yo pido, Akaito.

Bien, eso sí ha sido algo parecido a una declaración, pero Lizzie no se detiene precisamente a pensar en eso.

Si me caso con alguien en un futuro, tendrá al menos que cumplir con esos requisitos básicos. Pero no creo que sea necesario pensar en el futuro, es mejor vivir en el ahora. Hoy. No necesito pensar más allá de eso.

Porque su futuro parece brumoso, Lizzie lo tiene más que claro. Su futuro no es algo que se le haya mencionado, ella tiene un camino que seguir y no quiere descubrir si se está desviando por sus sentimientos por Akaito. Porque saberse desviada de su camino solo podría ocasionar que la confusión se apodere de ella y no pueda disfrutar del momento. Ella de verdad quiere disfrutarlo. Porque aunque sea en ese momento, en ese lugar y a esa hora... ese día... ella está con Akaito. Y solo con Akaito.

Deberíamos comer, la hamburguesa que con tanto esfuerzo preparé se va a enfriar y fría seguramente perderá todo el buen gusto que espero tenga.

Lizzie miró a los ojos a Akaito y sonrió. Sí, de verdad ella solo quería disfrutar de ese momento. Uno en un millón. Aunque fuese uno solo, un momento que no volvería a repetirse, ella lo disfrutaría de inicio a fin.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | Estamos en mi casa~ | Es hora de comer algo | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Dom Abr 26, 2015 5:49 am



Guilty Love


Una sonrisa cruzó por los labios del pelirrojo sin que pudiera evitarlo. Le fascinaba lograr que Lizzie perdiera el balance, porque caía directamente en sus brazos y comenzaba a decirle esas deliciosas palabras que sólo deseaba oír de sus labios. Insinuar que le amaba, decirle que le amaba, que le amaba a él por ser todo lo que ella quería, exigía, necesitaba... Comenzaba a comprender el sentimiento que tenía ella cada vez que él le decía esas mismas palabras y ello le hizo casi echarse a reír.

Se contuvo, por supuesto, y siguió escuchándole hasta el final, en primer lugar porque era completamente incapaz de interrumpirla. Aunque las palabras que le daba, se le antojaban como una dulce y tentadora invitación. Vivir en el presente, sin que nada más importase. Había miles de cosas por las cuales Akaito no podía permitirse eso y una de ellas era precisamente el anillo que tenía en su mano derecha y que por ningún motivo se podía quitar. La culpabilidad que sentía al tener una amante no se compararía con el peso que cargaría si abandonara a Yina por una aventura. Podía no amarla como a Lizzie, pero era su amiga y le debía bastante más de lo que podía contar.

Pero las palabras de Lizzie le trajeron de nuevo a la realidad. O a una realidad que verdaderamente no debería existir y que tendría que apartar de su mente en el preciso instante en que se presentó. Sin embargo fue demasiado tarde para cuando se dio cuenta de lo que hacía. Sólo sabía que Lizzie había hablado de vivir en el ahora, de que algo iba a enfriarse y de que si se enfriaba, perdería el gusto que esperaba que tuviese. Todo eso hizo una extraña conexión en la cabeza del pelirrojo que le obligó a sujetar a la menor por la cintura, atrayéndole hacia él, levantando su rostro con una de sus manos y completando por fin el contacto que por tanto tiempo había anhelado. Y fue entonces que cometió su primer error, que dio el primer paso que le llevaría a su propia destrucción. Descubrir el sabor de la boca de Lizzie sólo le hizo desear más, anhelar más y que su respiración se agitase sin que realmente hubiera una razón. La necesidad de saborear mucho más de ella, de sus labios, de su interior, se hizo presente con tanta fuerza que sólo pudo separarse los segundos necesarios para respirar y murmurar sensualmente sobre los labios de ella.

No te preocupes, dear... No dejaré que se enfríe...

Aunque él hablaba de algo completamente distinto. Sonrió con un cierto matiz lascivo que sería más propio de un demonio del infierno que de un ángel del Eden. Bajó hasta el cuello de ella y comenzó a besarle sutilmente, apenas rozando lo suficiente su piel para que pudiera sentirle, mientras que sus manos buscaban colarse entre los pliegues de la tela roja, lo que por supuesto, era imposible por el corte del vestido. Fue sólo en el momento en que su instinto empezó a gritar dentro de su cabeza que rompiese la maldita tela que recuperó algo de razón y sin detener del todo sus acciones, subió hasta el oído de su amada para murmurar suavemente, con un tono sumamente sensual.

¿Qué sucede? Hoy no estás huyendo de mí, Lizzie...

Porque habitualmente era lo que sucedía. Cada vez que conseguía acorralarla, como en los jardines de la iglesia, como en la academia, como en Misterious Garden, ella siempre huía de él. Disfrutaba perseguirla, porque era divertido simplemente hacerlo. Pero no podía dejar de anhelar mucho más si ella no huía. ¿Hasta donde iba a dejarle llegar?

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | En casa de Lizzie | Hora del almuerzo | Con Lizzie..



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Dom Abr 26, 2015 6:39 am



Guilty Love


El suceso pasó solo en un segundo en la mente de Lizzie, quien simplemente no puedo reaccionar hasta que sintió los labios del pelirrojo sobre los suyos. Un contacto que había estado anhelado en secreto, que esperaba, y que por eso no rehuyó. Simplemente lo disfrutó.

Escuchó sus palabras cuando habló, y se sorprendió con el tono que estaba ocupando aunque en realidad no debería sorprenderle para nada. Sus palabras se le hicieron extrañas, pero su sonrisa simplemente le pareció asombrosamente interesante aunque los roces en su cuello la hicieron cerrar apenas sus ojos disfrutando de esa cercanía.

Pero eso estaba mal, intentó convencerse de eso. Pero al mismo tiempo que lo pensaba, su propia mente le respondía que habían cosas mucho peores que podía hacer. Ella lo sabía, siempre podía ser peor, siempre podía llegar más lejos. Y es por esa simple razón que siempre huía de Akaito, porque aunque le amase no iba a dejarse hacer nada. O eso pensó hasta ese instante.

Aunque con las palabras que susurró Akaito en su oído, Lizzie consiguió despertar del letargo que Akaito le había sumido, probablemente si se hubiese dejado llevar un poco más las cosas habrían terminado realmente mal para ambos, pero recobró su propia conciencia y sonrió divertida, intentando disimular que la situación en la que estaban podría haberle hecho caer en una tentación a la que no debía caer.

No sucede nada, y sabes que yo siempre voy a huir de ti, Akaito...

Siempre va a huir de él para no dejarse arrastrar en un huracán, un huracán de pasión que al final se convertiría en culpa, pero de nuevo, ¿no hay cosas peores que podía hacer? Siempre habían cosas peores. Pero intentó convencerse de que aunque pudiese hacer algo peor, no debía hacer lo que fuese menos malo. Porque era la idea, que ella no hiciese nada malo.

Anda, come algo.

Lizzie se escapó de alguna manera de los brazos de Akaito y sonrió divertida habiéndose alejado de él, tomando su propia hamburguesa para darle un mordisco y tragar sin dejar de observar a Akaito. No podía volver a bajar la guardia.

Ya vengo, tengo que ir a buscar algo.

No esperó que Akaito pudiese responderle, porque desapareció rápidamente de la sala yendo al cuarto más alejado de su casa, el que era su habitación y cerró la puerta tras ella intentando controlar su propia respiración. No podía mentir y decir que Akaito no había causado nada en ella con su cercanía, pero al menos ella lo había disimulado bien o lo mejor que pudo.

Quizás tuve que pensarlo mejor...

Tuvo que pensarlo mejor en el preciso instante en el que empezó a despertar sentimientos por Akaito, tuvo que considerar los riesgos que estaba teniendo. Un hombre casado. Si solo Akaito no fuese casado, Lizzie sabía que no tendría que controlarse bajo ningún concepto. Pero ahí estaba. Usando su autocontrol para no salir y besar a Akaito de nuevo. Porque no podía, podía no ser lo peor que podía hacer, pero era algo que no debía hacer... por mucho que quisiese hacerlo.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | Estamos en mi casa~ | Es hora de comer algo | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Dom Abr 26, 2015 7:44 am



Guilty Love


Akaito levantó su rostro, apenas lo suficiente para cruzar una última mirada con Lizzie en el momento en que le respondió, antes de que consiguiera huir. Él no estaba seguro de si la había dejado huir porque eso era lo que debía hacer, o porque el juego que habían comenzado era mucho más interesante si se dedicaba a perseguirla un rato. Después de todo, eso hacían siempre. Aunque esta vez no había nada en la mente del pelirrojo que le hiciera querer detenerse de llegar a algo más una vez que la alcanzara.

La invitación a comer se le antojó sumamente divertida por ese hecho. Notó con cierto deseo la manera en que ella comía, por alguna razón interpretando ese sencillo y cotidiano acto como algo un poco más pervertido de lo que era, y estaba casi seguro de que ella debía haberse percatado de lo que estaba pasándole por la cabeza, porque no pasó ni un segundo antes de que huyera.

Aquello sencillamente le hizo gracia. Demasiada y se echó a reír por lo bajo. Se acercó a la mesa y le dio una mordida a su propia hamburguesa, luego tomando dos tragos del refresco que amablemente Lizzie había servido. La comida era deliciosa, no podía negarlo, pero sus labios continuaban deseando ese sabor salado de su piel y dulce en el interior de su boca. Dejó la hamburguesa mordida en su plato y el refresco en la mesa nuevamente y avanzó por donde había visto irse a Lizzie. No era la primera vez que estaba en esa casa, pero sí era la primera vez que se atrevía a meterse hasta tales rincones donde sabía por pura intuición que estaba la habitación de la menor. La habitación de su amada. Sólo la idea le hacía que un escalofrío le erizara la piel y le nublara los sentidos al imaginarse todo lo que podría o no ocurrir en esa habitación.

Sonrió cuando identificó la puerta, porque era la única que estaba cerrada y en el resto no había rastros de ella... y estaba seguro de que no había huido por la ventana de su propia casa, porque para eso, con la autoridad y control que él mismo le había dado sobre su persona, era mucho más fácil sencillamente echarlo a él.

Tocó con los nudillos un par de veces y luego se dio media vuelta, apoyando la espalda en la puerta y mencionando en un tono casual, lo bastante alto para que Lizzie pudiera escucharle al otro lado de la puerta que les separaba.

¿Quieres que te ayude a buscar, cariño? Ah, pensándolo mejor, déjame entrar, nena, te ayudaré con eso.

No quisiera que te perdieras como siempre, iba a agregar, pero se mordió la lengua y sonrió con picardía para sí mismo.

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | En casa de Lizzie | Hora del almuerzo | Con Lizzie..



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Dom Abr 26, 2015 9:03 pm



Guilty Love


Lizzie suponía que, de un momento a otro, escucharía la voz de Akaito porque era así comunmente. Ella estaba acostumbrada a huir y que Akaito tarde o temprano llegase junto a ella. Siempre ocurría así, siempre que ella escapaba Akaito la cazaba, y aunque Lizzie quisiera negarlo... a ella le gustaba.

Quizás le gustaba porque, si es que era Akaito el que la buscaba, ella no era totalmente culpable. Aunque ahora estuviese escapando porque habían cruzado una línea que Lizzie siempre había tratado de mantener, simplemente siempre había querido mantenerlo de esa forma y ahora resultaba que no podía hacerlo. Porque por fin habían cruzado la línea y Lizzie sabía, sabía muy bien, que de permitir que Akaito se acercase todo se derrumbaría.

Cuando escuchó la puerta, Lizzie desvió su mirada hasta ésta y escuchó claramente las palabras de Akaito, que la hicieron sonrojarse sin poderlo evitar. Aunque no quiso detenerse a pensar la razón del por qué se estaba sonrojando, simplemente su mente le jugó malas pasadas al escuchar a Akaito diciéndole que la ayudaría con "eso". Lizzie no era tan ignorante como el mundo podía tacharla, y por eso simplemente se había sonrojado totalmente.

Suspiró agotada por un segundo, intentando concentrarse lo suficiente como para poder pensar con calma la situación. Tenía dos opciones, o habría la puerta para dejar entrar a Akaito o la abría para salir ella. De cualquier forma, tendría que ver a Akaito frente a frente y sabía que no podría escapar de eso. Un cosquilleo se instaló en todo su cuerpo sin poderlo evitar, porque ella de verdad quería caer. A la tentación que Akaito representaba.

No necesito tu ayuda para buscar, Zad, puedes estar tranquilo.

Es una respuesta bastante vaga, mientras que Lizzie se debate en qué es lo correcto. Pero ya no está pensando en lo correcto para los demás, piensa únicamente en lo que es correcto para ella. No debería ser egoísta, lo sabe, enserio... pero simplemente, no puede seguirse negando a sus propios sentimientos. Tarde o temprano va a caer, y prefiere que sea un momento en el que ella misma ha dicho que quiere disfrutar el momento. Solo quiere estar con Akaito ese día, abrazarlo y besarlo, los días siguientes podrá arrepentirse todo lo que deba hacer.

Pero, puedes pasar, necesito alcanzar algo del armario.

Es mejor que Akaito entre a que ella salga. O al menos es el pensamiento de Lizzie en aquel momento.

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | Estamos en mi casa~ | Es hora de comer algo | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Lun Abr 27, 2015 12:39 am



Guilty Love


Akaito levantó instintivamente la mirada al escuchar la voz de Lizzie, aunque ella no estuviera frente a él y mucho menos podía verla porque estaba dentro de la habitación. Pero una media sonrisa se instaló de nuevo en sus labios al escucharle decir que no necesitaba su ayuda. La excusa que le había dado era por demás divertida, porque él sabía perfectamente que era eso. Sin embargo suspiró suavemente y estaba a punto de decirle que la esperaría afuera, cuando la voz de la chica invitándole a pasar le hizo detenerse en seco y mirar sorprendido la puerta cerrada que le separaba de la joven que amaba.

No pudo evitarlo. Soltó una ligera risita y giró el pomo de la puerta con su mano, asomándose para mirar con cuidado dónde pisaba y dónde se encontraba Lizzie, porque después de todo estaba entrando en la alcoba de una dama. Sonrió cuando la notó y pasó por fin al interior de la habitación, cerrando la puerta tras de sí con un movimiento suave.

Menos mal que sigues aquí. Temía que te hubieras perdido...

Sonrió divertido antes de continuar, echando una mirada hacia el armario como si pensara que se trataba de la puerta interdimensional a un mundo completamente diferente, mágico y lleno de horribles frutas parlantes. Luego volvió a mirar a la chica que tenía frente a él mismo y cerró sus ojos por un momento con una inocencia que posiblemente se había perdido en él hacía mucho.

¿Y bien? ¿Qué necesitas que te ayude a alcanzar?

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | En casa de Lizzie | Hora del almuerzo | Con Lizzie..

PD: Cero referencia a Narnia (?) y Sweet Ochard (?)



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Amantha el Lun Abr 27, 2015 1:02 am



Guilty Love


Lizzie esperaba con calma el momento en el que Akaito entrase, y cuando lo hizo estaba bastante tranquila aunque las palabras que le dedican hacen que Lizzie lo fulmine con la mirada. Porque sí, ella se pierde mucho y con bastante frecuencia, pero no va a perderse en su propia casa. Aunque quizás... no. Ella no se perdería en su propia casa.

Aun así, cambió su mirada y suspiró suavemente antes de observar a Akaito y sonreír nuevamente. Luego se vengaría por ese comentario de que ella se podía perder hasta en su propia casa.

Necesito que alcances dos cajas que están sobre el armario, son de armas y otra de ropa. La verdad es que las guardé ahí pensando que no las iba a necesitar en mucho tiempo y ahora los necesito así que...

Lizzie sonrió alegremente, divertida por un segundo antes de continuar.

¿Podrías alcanzármelas? Las necesitaré para cuando vaya a entrenar de nuevo. ¿Comiste tu hamburguesa, verdad?

Lizzie miró fijamente a Akaito, sopesando su respuesta pese a que ya sospechaba que no se había comido la hamburguesa porque era imposible que comiese tan rápido. Aunque al final terminó por no esperar respuesta y rió con alegría.

Bueno, da igual, si no comiste puedo preparar algo más. ¿Me alcanzas las cajas?

Elizabeth Jane, dime Lizzie~ | Estamos en mi casa~ | Es hora de comer algo | Con Zaaad (¿quién dijo eso?) Akaito~


I can't fill
in for you after all.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
3820

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por MirrorSound el Miér Abr 29, 2015 10:26 pm



Guilty Love


La mirada del pelirrojo viajó con una lentitud propia sólo de él hacia el armario una vez más. No era muy alto, de hecho con estirarse un poco, podía alcanzar fácilmente las cajas que su amada necesitaba, aunque por su cabeza cruzó que aquello no sería tan divertido. Le escuchó preguntarle sobre la hamburguesa y vagamente respondió con una voz sumamente suave, solamente buscando molestarla un poco.

Le di una mordida a la hamburguesa, pero con que la recalientes está bien... Uhm... ¿cuáles son las cajas que quieres? No las veo...

Levantó un poco más la mirada para darle tiempo a la chica de responder y enseguida esbozó una media sonrisa, porque, por supuesto, había identificado las cajas desde el primer momento. Aunque en aquél instante se preguntó internamente porqué Lizzie guardaba sus objetos personales en su casa y no en su guardarropa en el banco, donde estarían más seguros...

¿Ah? ¿Son esas? — Bostezó descaradamente, cubriéndose la boca con una mano y cerrando los ojos por segundos, como si no hubiese dormido en días, aunque eso no era así. — Mgh... Está muy alta, no la alcanzo...

Volvió a bostezar, porque eso le salía sumamente natural, aún cuando sólo estaba fingiendo para molestar a Lizzie. Tuvo que ocultar la media sonrisa que se dibujó en sus labios al ver la respuesta que ya esperaba de ella y cuando pasó frente a él, porque él se había colocado estratégicamente frente al armario, la abrazó por detrás, a la altura de la cintura y susurró en su oído casi con sensualidad.

Ten cuidado, cariño, puedes lastimarte...

Akaito Zadckiel, me llamas Zad y te asesino... | En casa de Lizzie | Hora del almuerzo | Con Lizzie..



If lost please return to Tsukki.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2245

Localización :
Buscando a Amy =3u

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Guilty Love

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.